Imprimir
Inicio » Noticias  »

Hace años no mueren en Cuba niños por diabetes

| +

La Habana, 4 may (AIN) Cada minuto muere en el mundo un niño a causa de la diabetes. En Cuba, a pesar del criminal bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, hace años que no fallece un menor por esa patología.

En el Orbe anualmente crece la diabetes en los menores y adolescentes, unos 200 casos por día, pero en la Isla, el Programa Nacional de Diabetes ha posibilitado que sólo haya unos mil niños y adolescentes con la enfermedad y evitado desenlaces fatales. El doctor Oscar Díaz, jefe del Programa Nacional de Diabetes, explicó a la AIN que lo alcanzado por el país en esas edades es posible porque desde antes de quedar embarazadas, las diabéticas se someten a un estricto control y sus hijos nacen con menos riesgo de contraer ese padecimiento o tener malformaciones congénitas.

La entrega gratuita de glucómetros y tiras reactivas, cuyo costo es de un CUC cada una y deben usar tres diarias, figura en el programa para embarazadas diabéticas, para que controlen su glucemia durante la gestación.

Asimismo, la atención primaria de salud dispone de especialistas preparados por el Instituto Nacional de Endocrinología, quienes ofrecen consultas en los policlínicos del país, y además de tratar a los pequeños enfermos, orientan a sus familiares y a los maestros.

También en las provincias existen los Centros de Atención al Diabético que cuentan con las especialidades asociadas a la diabetes, como son oftalmología, nefrología, angiología, y cardiología, entre otras.

A diferencia de los países subdesarrollados o en vías de desarrollo, y muchos capitalistas, a los menores les proporcionan dieta especial, y gratuitamente glucómetros y tiras reactivas para hacerse los análisis de glucemia.

La insulina, fármaco que por lo general usan los diabéticos de esas edades, vale 30 dólares el bulbo en Norteamérica y otras naciones, y el Estado cubano la subvenciona y el precio apenas sobrepasa un peso.

Esa atención ha posibilitado que desde hace años no mueran en Cuba niños y adolescentes por la diabetes y contar con sólo mil menores de 15 años con esa enfermedad, incurable, pero posible de controlar.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.