Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Sociedad  »

¡Qué hermosas, y fuertes, y grandes las campesinas cubanas! (+ Video)

Por: Ismael Francisco, Yurina Piñeiro Jiménez, Marcos Cejas Becquer
| 22 |

Mujeres del Toa. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Ella posee un encanto natural. No precisa de atavíos ostentosos, maquillaje o artilugios para despertar admiración. Basta verla en su entorno habitual y sus virtudes brotan, sobre todo, su ternura, humildad, esfuerzo y consagración a la familia.

Cuando pienso en la mujer rural de Cuba, inevitablemente, -por mi origen cien porciento campesino, evoco imágenes, sonidos, olores y escenas que me confirman la valía de estas féminas, víctimas del atraso provocado por los gobiernos prerrevolucionarios que concentraron todo el desarrollo en las urbes y que la Revolución del cincuenta y nueve empoderó de forma gradual.

¡Qué hermosas, y fuertes, y grandes las campesinas cubanas! Recuerdo a mi abuela tras las gallinas durante horas buscando sus nidales para recoger los huevos que garantizarían el alimento de la familia ese día. Siento a mi madre años atrás avivando con sus labios la leña para calentar la comida. Escucho a mi tía responder a mi llamado desde el campo de café y salir empapada por el rocío matutino. Veo a mis primas cuidar de sus hijos con devoción y educarlos para que sean hombres y mujeres de bien.

Pero no son solo las de mi sangre. Tal pareciera que crecen como yerba buena en los campos cubanos. También observo a las vecinas de mi barrio natal que ayudan a sus esposos en la zafra del tabaco, en la recogida de frijoles, a escardar un sembrado o le alcanzan agua y un cafecito en el surco. Percibo una fragancia limpia de la ropa que la Niñita, -una señora de más de 70 años, lava entre sus puños, enjuaga y pone a secar al sol. Oigo la invitación de Dora al que pasa por el camino a esperar la coladita de café…

Si de guajiras valiosas se habla, tengo que mencionar a Águeda León, la mujer que sacrificó la suavidad y pulcritud de sus manos y se hizo carbonera para sostener a los suyos. Qué decir de Felipa Jiménez, aquella madre que siendo muy joven enviudó, pero no faltó lo necesario a sus hijos porque por paga recogió café, ensartó tabaco, hizo almidón de yuca y como si fueran pocos ellos, acogió a su hermana divorciada con sus tres pequeños. Y dónde dejo a la intrépida María Valido, que en una comunidad machista en extremo, no se conformó a ser solo una ama de casa y buscó independencia económica mediante la creación de una minindustria de conservas de frutas y condimentos.

Estas y otras mujeres rurales de Cuba me recuerdan las flores silvestres, tan hermosas, y sin embargo, a veces pisoteadas por personas incapaces de apreciar la belleza del alma. Mas hubo un Fidel que públicamente dignificó a las campesinas cubanas. Al referirse a ellas advirtió: “son capaces de exhibir una belleza superior a toda la que habíamos visto también en nuestro país, puesto que se trata de la belleza natural de nuestras mujeres humildes y sencillas, sin todos los afeites con que acostrumbraba adornarse aquella clase privilegiada”.

Ellas son felices y poseen un encanto natural. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Basta verlas en su entorno habitual y sus virtudes brotan. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Les gusta la organización y cuidar cada detalle de la casa. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Sus hijos crecen entre los sonidos y paisajes campestres. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Mujeres de arduo trabajo, mujeres de mucha valía. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fuertes y emprendedoras. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Aman el entorno natural. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Tiernas, humildes y consagradas al hogar. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Atardecer rural. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

En video, testimonio de mujeres rurales

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gustavo dijo:

    Muchas felicidades a todas las mujeres del campo cubano.

    • ... dijo:

      Gracias,yo soy una del campo y me encanta lo natural

  • zúñiga dijo:

    La mujer es como una rosa, desprenden aroma, amor, belleza, cuando digo la palabra mujer lo primero que me viene a la mente es el nombre de mi madre, el de mis abuelas, la mujer es fuente de amor, cariño, cuidemos cada mujer que esté a nuestro lado, recuerden que todos nacemos de una mujer, amemos a esa madre que por nueve meses nos trae dentro, nacemos y nos cuidan con tanto amor y cariño que es como dice la canción de Lenier Mesa “Como Te Pago”, tanto amor. Estamos viviendo tiempos difíciles de violencia, discriminación social, sean valientes y no se dejen dominar por nadie. Un abrazo a todas esas mujeres valientes que cada día luchan por lo que quieren.

  • SPARROWS dijo:

    Que lastima tantos años han pasado y no han humanizado su vida

    • PGS dijo:

      No es más feliz quien más tiene amigo mío, sino quien menos necesita. Conozco muchas personas de campo arraigadas a su terruño y no lo abandonan aunque han tenido oportunidades. Lógico, toda regla tiene sus excepciones.

    • Mambi XXI dijo:

      Sparrows, las campesinas cubanas no tienen nada que ver con los piratas del caribe, si se estudia la historia de Cuba bien que se comprueba facilmente las oportunidade y el humanismo que han recibido las campesinas cubanas. No creas que la automatizacion y la pompa yanqui son el origen de la felicidad. Observa a Jose Mujica cuan feliz es renunciando a lo que no necesita y sintiendose realizado en su terruño

      • SPARROWS dijo:

        Yo soy del campo, raíces traigo en mi, no es riqueza lo que necesita el ser humano para ser feliz, pero si se pudiera trabajar en el campo sin tanto sacrificio.

        Hoy en día el campesino tiene elecrricidad y se ve obligado a cocinar con leña.
        Existe la tecnología y tienen que usar bueyes para arar la tierra.
        Hay transporte y tienen que usar los coches de caballos para viajar.

        No se trata de lujos si lo de humanizar las vidas

  • luisa dijo:

    SALUDOS A TODOS.
    SI NO HUBIERA SIDO POR NUESTRA REVOLUCIÓN TRIUNFANTE QUE FUERA DE ESAS MUJERES CAMPESINAS HOY DIA. GRACIAS FIDEL Y VILMA POR DARLE A LA MUJER EL LUGAR QUE HOY TENEMOS TODAS. VIVA LA REVOLUCIÓN.

  • Mariana dijo:

    Hermosísimas imágenes, hermosísimas Mujeres

  • Guajiro dijo:

    Pienzo que sí, la revolución ha hecho de todo por nuestras mujeres y las del campo no han quedado detrás, nuestros campos están llenos de escuelas, consultorios, salas de videos policlinicos, hospitales, salas de computación, nuetras mujeres se han formado en disímiles especialidades en el campo de la ciencia, desde hace mucho en cualquier campo de cuba te topas un ingeniero, médico licenciados tecnicos, obreros calificados y hasta master y doctores en ciencias, y en eso están incluidas nuestra mujeres del campo, que además son más de la mitad de la fuerza laboral calificada en Cuba, tal vez y no lo dudo se pueda hacer más por ellas y nuestro Estado y Gobierno lo saben y no lo olvida, pero las limitaciones tampoco son pocas...Que vivan por siempre nuestras heróicas mujeres del campo, pilar invaluables de los logros de la revolución.

  • Leidy dijo:

    Es verdad, qué hermosas, y fuertes, y grandes las campesinas cubanas, las que junto a sus familias, en menos del 30% de las tierras agrícolas producen mas del 70% de los alimentos cubanos, y con la menor cantidad de recursos y en situaciones bastante difíciles para adquirir recursos productivos a tiempo, con calidad y a precios justos.
    Si se sigue presentando a la mujer campesina en condiciones de duro trabajo y medios de vida aun inapropiados, como en las fotos de este artículo y la realidad, no será incentivo, ni desde la parte romántica, para atraer a nuevas jóvenes enamoradas de esta vida familiar en el campo que tan especial y creativa pudiera ser de la mano de nuevas y coherentes políticas que propicien una trancisión agroecológica y familias campesinas empoderadas y felices en sus fincas.

  • aday dijo:

    Que reportaje ,tan bonito ,como me recuerda mi infancia ,mi familia ,vecinos y campo donde naci y me crie(Jicarita) San Diego del Valle ,Cifuentes Villa Clara ,donde estuve viviendo sin corriente hasta graduarme en la Universidad :Licenciada en Contabilidad y Finanzas ,GRACIAS a Fidel y a la Revolucion ,por cambiarnos ,la vida ,pero ........ Que felicidad la humildad y sencillez de las personas del campo

  • Fe Maria dijo:

    FELICIDADES A TODAS LAS MUJERES RURALES DE PARTE DE TODOS LOS TRABAJADORES DE LA DELEGACION MUNICIPAL DE LA AGRICULTURA EN SANCTI SPIRITUS EN SU DIA , QUE CON GRAN ESFUERZO TRABAJAN EL DIA A DIA LA TIERRA CUIDENSE QUE AL REVOLUCION LAS NECESITA FELICIDADESSSSSS.

  • Darío dijo:

    SPARROWS, a qué llamas humanizar, a automatizar a las vacas, que te suene una alarma cuando tengan hambre y ponerle un split a la nave de ordeño? Humanizar es el trato amable, amoroso, el reconocer su trabajo, el ayudarlas y compartir sus tareas, no sólo levantar los pies cuando están limpiando, considero que debías haber pasado por una escuela al campo, ir a un campismo, a la agricultura y dejar un poco las apk, que las cosas no se obtienen sin esfuerzos. La felicidad no está en tener lo que se quiere sino en querer lo que se tiene. La felicidad es patrimonio de los humildes, los ambiciosos no conocerán la felicidad, siempre quieren más de lo que tienen.

  • socorro dijo:

    Felicidades a Todas esas Hermosas MUJERES

  • OSROMO dijo:

    Hermosas y bellas nuestra mujer campesina. Es una lástima, que continúen viviendo con dos siglos de atraso, en lo social y económico. Que no puedan disfrutar de las bondades tecnológicas, que hacen la vida más placentera.

  • Halex dijo:

    Preciosas esas fotos de nuestras grandiosas mujeres de campo. Gracias por esta gran exposición.

  • Alejandro dijo:

    Vivan nuestras mujeres. Donde existen mujeres no hay tareas imposibles y sobre todo la mujer cubana dispuesta siempre a sobreponerse a las dificultades

  • Alejandro dijo:

    Gracias por este artículo muy bueno y buenas fotos. La q mas me gusto fue la de la señora del colador o payaso, me hizo recordar a mis abuelitas, también mujeres de campo. Que dios las tenga en la gloria. Gracias a mi Revolución. Es verdad nos faltan cosas por seguir haciendo, pero nunca se ha dejado a nadie desamparado, ese ejemplo es el que me lleva a seguir luchando por ella.

  • Alheli dijo:

    Todas las mujeres somos grandes, hermosas y fuertes. Quienes vivimos en la ciudad tenemos nuestros propios retos: El primero es vivir contra reloj; el segundo es la interaccion constante con las expectativas y necesidades externas, tanto en el trabajo como en la comunidad; lo cual hace ambos entornos más complejos. Nuestras hermanas campesinas y nosotras -junto a los hombres- tenemos por igual el merito de aplicarnos en nuestro entendimiento, capacidad y posibilidades para salir adelante y hacer del mundo un lugar mejor.

  • Maria Isabel Blanco Quintero dijo:

    Ejemplo a seguir. Que lindas y felices se ven

  • mary.hernánd. dijo:

    La felicidad en esas mujeres es tanta, que ni explicarlo pueden, sólo mírenlas, y obtienen la respuesta de cuan felices son, además de saludables muy importante, entonces ¡QUE VIVAN LAS MUJERES DEL CAMPO POR SIEMPRE!.

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Yurina Piñeiro Jiménez

Periodista de Cubadebate.

Marcos Cejas Becquer

Periodista de Sancti Spíritus y colaborador de Cubadebate.

Vea también