Inicio » Fotorreportajes, Cultura  »

Yusa y Ana Prada: chicas divertidas

11 enero 2013 | 6
Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Son dos chicas divertidas. Una cercana al helado de chocolate, creció frente al mar Caribe, en un barrio de La Habana del Este, es desde hace varios años uno de los genios musicales de la Isla. La otra, cercana al helado de crema, creció en Paysandú, Uruguay, frente a las márgenes de un gran río y hoy es una de las más grandes cantautoras de su país.

La cubana es Yusa y la uruguaya Ana Prada. Cada una por su lado es diferente en cuanto a propuesta musical pero, en esa diversidad, se admiran y juntas regalan una fiesta innombrable.

Todo comenzó como un juego. Las dos, como chiquilinas, jugaban en un pelotero infantil. Así nació la idea de unirse para regalar Crema y Chocolate, un ciclo de presentaciones que tendrá lugar todos los jueves de enero en Café Vinilo, en Buenos Aires (las acompaña en el piano Ariel Polenta).

El espectáculo lo han armado como un divertimento sin par, con temas de las dos cantautoras y arreglos especialmente realizados para la ocasión. Las improvisaciones en escena y la interacción con el público son notas imperdibles de estos conciertos. ¡Hasta reparten helado en la escena!

Al parecer todo apunta a que el ciclo se viajrá hasta Uruguay (y no perdamos las esperanzas que pueda llegar a Cuba).

Para que sientan lo que provoca esta pareja les dejo una crónica fotográfica del primer show. Y para que conozcan un poco más a las dos chicas reproduzco esta entrevista publicada en el semanario argentino Miradas al Sur.

CUBA Y URUGUAY EN UN CAFÉ DE BUENOS AIRES

Por Jimena Arnolfi

A LA CANCIÓN HAY QUE DARLE LIBERTAD

Yusa. Foto: Kaloian.

Yusa. Foto: Kaloian.

Es igual de virtuosa cuando agarra el bajo, la guitarra o el tres cubano; sólo por mencionar algunos instrumentos, porque toca mil más. Su voz pasa de la introspección a la explosión sideral. Intensidad, melancolía y garra. A Yusa hay que escucharla, lo dice el de boca en boca y asienta la crítica especializada. “¡Yo estoy afuera, con los árboles!”, insiste cuando se entrecorta la comunicación telefónica a la hora de la entrevista. Buenos Aires se convirtió en su segunda casa y su música (mixtura de rock, funk, rumba, bossanova y jazz, con raíz cubana y descendencia afro) es un feliz hallazgo de la cartelera local de los últimos años: “Siempre estoy yendo y viniendo de La Habana, es mi lugar en el mundo pero en esta última etapa abrí una oficina aquí en la Argentina, es verdad que paso más tiempo aquí que en otros lugares en el mundo”.

La primera vez que vino a Buenos Aires fue como parte del grupo de Santiago Feliú, cantor de la nueva trova cubana. “Luego di un concierto solista y me encontré con una sorpresa que me descolocó: ¡Mis canciones tenían público argentino aunque aquí no hubiera ningún disco! No me había pasado en ningún país del mundo. Será que los argentinos nos quieren mucho a los cubanos”, aventura Yusa. Tiene cinco placas: Yusa, de 2002; Breathe, 2004; Haiku, 2008; Vivo, 2010, y Libro de cabecera en tardes de café, 2012, donde homenajea a quienes considera los más importantes en su educación musical y sentimental. Charly García, Gilberto Gil, Noel Nicola, entre otros, además de versionarlos junto a grandes como Hugo Fattorusso o Liliana Herrero.

“Ana Prada es amiga mía, desde que nos conocimos coincidimos muchas veces. Me dan ganas de hacer cosas con ella, zapar por la noche en nuestras casas, cantar, reírnos”, dice Yusa sobre su compañera uruguaya con la cual estará dando un concierto íntimo durante todos los jueves de enero en el Café Vinilo de Buenos Aires. Agrega: “Crema y chocolate va a ser un recorrido por nuestras músicas, por nuestras culturas y sobre todo por el amor que le tenemos al arte. Y además van a ver a dos personas que se quieren”.

-La sensación que da es que el encuentro viene de antes, ¿cómo vive esta comunión artística?
-Somos artistas totalmente diferentes, nuestros recorridos e incluso nuestra tradición es diferente. Por eso nuestra unión resulta interesante, lo que se ve es que se nos entremezclan las raíces con total naturalidad. Compartimos la descendencia africana que tiene Uruguay como al mismo tiempo tiene Cuba. Se ve en esa cosa rítmica en las canciones, por ejemplo. Pero en realidad, lo que más compartimos es esa empatía, somos amigas y eso hace que nuestra música evolucione de otra manera. Y además de eso, la música de Ana me conmueve.

-¿De qué manera?
-Me encanta cómo escribe Ana, cómo hilvana musicalmente sus canciones, disfruto mucho su música. Es una artista que está haciendo un recorrido muy importante en la historia de la música uruguaya. Por otro lado, su música representa otra manera de ver nuestros tiempos, de afrontar temáticas muy importantes en la evolución de nuestras sociedades.

-¿Qué herramientas le dio Cuba para su desarrollo musical?
-Cuba es mestizaje, tiene esa diversidad que te atraviesa. Creo que lo que más me aportó fue el poder apropiarme de muchas herramientas para poder crear mi música. Es una cualidad esencialmente cubana, apropiarse de las cosas, así fueron los procesos culturales que ha vivido el país. El resultado es ese sonido cubano, que tiene mucho de latinoamericano, de rock, jazz, África, funk, ¡qué sé yo! A la canción hay que darle libertad.

-Es multiinstrumentista. ¿Con qué instrumento compone o se siente más a gusto?
-Mis compañeros de aula, cuando niña, tocaban de a cuatro instrumentos cada uno. Los instrumentos siempre estuvieron ahí, es algo natural en mí y en mi educación. A la guitarra siempre la llevo conmigo, el bajo es un instrumento que no puedo enchufar en cualquier lugar. Cada instrumento me aporta un don diferente. También tiene que ver con mi propia necesidad de expresarme y tomar distintos caminos para hacerlo, buscar distintos colores, explorarlos.

-Si bien es un huracán y cuando pisa escenario no hay nada que quede en pie, confiesa que es muy tímida.
-Sí, soy tímida, es una característica de mi persona. Me cuesta el momento previo, la espera antes de subir al escenario. Después la música me libera. Todas mis canciones me representan, todas tienen que ver con mis estímulos ante la vida. Son mi entorno, mi vida, mi manera de sentir, mis preocupaciones. Una vez que estoy arriba del escenario soy mis canciones y ya no importa ninguna timidez.

-¿Le interesa la política?
-Uno no puede estar al margen de los proyectos políticos de los países en los que vive. Uno es parte de esos procesos. Yo pongo pie firme en la canción, ahí pongo en juego mis ideas, mis opiniones, mis sentimientos. El ser apolítico no existe. Y en mi caso, la música ha sido la mejor de las políticas a usar, es el lugar desde donde me expreso y digo todo lo que siento.

“CREO QUE EL OTRO TE ABRE UN UNIVERSO”

Ana Prada. Foto: Kaloian.

Ana Prada. Foto: Kaloian.

Es el aire fresco de la canción rioplatense. Sus canciones emocionan. Es vanguardista y popular al mismo tiempo. Ana Prada es cantautora y escribe bien -también es psicóloga-. Su llegada coincide con el desembarco en Buenos Aires de una camada de músicos uruguayos que tiene una gran recepción por parte del público. Tiene dos discos (Soy sola, 2006, y Soy pecadora, 2010) y una larga lista de bellos duetos arriba del escenario (Teresa Parodi, Fernando Cabrera, Kevin Johansen, Hilda Lizarazu, su primo Jorge Drexler, por decir algunos).

Ana Prada es de las que se ponen contentas cuando descubren un nuevo artista, como si fuera un nuevo planeta, sea de donde sea y ocupe el lugar que ocupe. Durante el mes de enero, además de cantar con Yusa, entra a grabar un disco junto a Teresa Parodi (“Ella es una especie de leyenda de la música latinoamericana, estoy muy agradecida de ser su amiga y poder cantar juntas. Tiene un bagaje cultural y un compromiso social y político admirables. Una vida muy coherente, con lo que dice, con lo que escribe”).

Además, la uruguaya trabaja en su tercer trabajo solista aún sin saber si continuará con la trilogía del “Soy”. La poesía la pone en actividad: “Me acuerdo que mientras escribía las canciones de Soy sola estaba muy fanatizada con Idea Vilariño, una gran poeta uruguaya que tiene esa poética que me gusta a mí, simple y profunda hasta la médula. Ahora estoy leyendo El canto del viento, de Atahualpa. Una muchacha me lo acercó después de un concierto. Lo estoy leyendo y lloro a cada hoja”.

-¿Cómo fue el encuentro con Yusa?
-Nos conocemos hace unos cuantos años. La primera vez que la vi fue en el concierto de Lenine, gran compositor y cantor brasileño. Hay un dvd muy bello en que están tocando juntos en París. Yusa era parte de su power trío, cuando la vi me impresionó mucho su potencia arriba del escenario. Después nos empezamos a cruzar en las cenas musicales y nos empezamos a invitar a los conciertos de una y otra. La primera vez que cantamos juntas hicimos “Tentempié”, una canción mía que a Yusa le ha gustado siempre. Ella joroba que se emociona mucho con esa canción.

-¿Cuales son los desafíos y las cosas que se ponen en juego al hacer un concierto en conjunto con otro artista?
-A mí me gusta mucho trabajar con otras personas complementarias desde lo emocional y lo musical. Suelo hacer mucha coautoría incluso. Creo que el otro te abre un universo. Yo necesito sentirme segura, acompañada y querida por la otra persona. Personalmente necesito de esa confianza para poder mostrar la intimidad de los dolores, las alegrías. Hay que sentir una horizontalidad. Aprendo mucho de todos.

-¿Qué le gusta de Yusa?
-De repente toca el tres, el cajón, el bajo, la guitarra. ¡Y todo lo hace bien! Más que bien, impresionante. Yusa tiene algo muy interesante: por un lado una gran formación, que viene de las escuelas de Cuba que son muy disciplinadas y muy exigentes. Y por otro lado tiene swing, esa característica tan cubana, ese disfrute por la música. La música le pasa por el cuerpo entero y eso se contagia. Cuando está Yusa, mis canciones mutan, tienen “otro sabor, chica, ¡ya tú sabes!”.

-Desde su poética y a su modo, las dos hablan de las raíces.
-Las raíces de uno son imprescindibles. En este mundo tan globalizado, tan veloz, tan intercomunicado, cobra mucha importancia la tierra de uno, la esencia, los paisajes que una escuchó desde siempre.

-¿Cómo es el lugar donde creció?
-Mi infancia en Paysandú fue la libertad, la imagen que se me viene es poder correr entre todo ese verde. Las casas no tenía muro, no tenían reja, había mucho verde, animales. Ni siquiera había calles de asfalto. Me crié jugando con un montón de gurises de muchos lados, de todo tipo, de barrios obreros, de barrios más o menos. No había distinción de nada. Y después en la adolescencia empecé a notar la ambivalencia del pueblo chico, infierno grande. Por un lado tenés la posibilidad de salir con más libertad, pero al mismo tiempo empezás a sentir esa cosa de todos pendientes del otro, juzgando. En algún punto, por lo bueno o por lo malo, te nombra, existís. Y por otro lado cuando me mude a Montevideo, me alucinaba ese mar anónimo que era todo el mundo. A la vez empecé a sentir que al final un poco me gustaba conocer a todo el mundo.

-En el último tiempo manifestó compromiso y apoyo con los procesos políticos que se vienen dando tanto en Argentina como en Uruguay.
-En realidad pienso que cuando una está tratando de decir algo a través de una canción, está haciendo política de alguna manera, aunque no sea partidaria. Toda la vida fui de izquierda y toda la vida voté al Frente Amplio y estoy muy contenta con el Pepe. Me siento representada y estoy orgullosa de haberlo votado. En Uruguay estamos mejor, se pone el énfasis en los más necesitados. La política impositiva, por más que alguna gente se queje, se trata de hacer las cosas de manera más justa. Que los que ganen más, pongan un poco más. Me imagino que todos queremos países más evolucionados, más diversos, más igualitarios. ¡Tenemos que aprovechar para crecer!

-¿Hay alguna canción que haya escrito que la represente o quiera más que otras?
-Hay canciones mayores y las hay más cancioncillas, digamos… Cada canción te representa en un instante, en un momento de tu vida que necesitás sacar algo para afuera. Una canción que yo quiero mucho es “Tierra adentro”; la hice cuando me avisaron que mi abuela estaba mal en Paysandú. Sentí esa necesidad de ganarle al tiempo, me puse a pensar el tiempo que había perdido para preguntarle cosas sobre su vida, sentí que con cada muerte, muere un universo entero. Es una canción que tiene mucho dolor pero mucha esperanza también. No es “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, lo que trato de decir es que aunque dejes para mañana, lo que tiene que ser hoy va a ser hoy. Esa muerte o lo que sea.

-¿Y “Tentempié”?
-Es la única canción que trabajé previamente sobre un concepto: la ambivalencia. Quiero que vengas, no quiero que vengas, te quiero ver, pero ya me estoy yendo. Ambivalencia pero no antípodas, no como la de Caetano, Onde queres Leblon, sou Pernambuco, e onde queres eunuco, garanhão. (O quereres). Leblon que es el barrio cheto y Pernambuco que es la favela. Es la idea de la duda, cuando no podés salir de una situación… (se ríe) En la vida he estado mucho en esos estados de incertidumbre, de vaivén, de duda.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Foto: Kaloian.

Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Yusa y Ana Prada. Foto: Kaloian.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Guille dijo:

    Quise decir que el mar ubicado al norte de Cuba NO ES EL CARIBE.

  • Juan Manuel dijo:

    Qué dúo maravilloso!!!
    Anoche tuve la oportunidad de escucharlas en “La Fábrica cultural” en Còrdoba capital y fue increible, inolvidable!!!

  • SANDRA dijo:

    YUSA EN CHILE, PLEASE!!!!!!ME ENCANTA LA CONOZCO POR LENINE, Y ES MAJISTRAL, QUISIERA PODER TENER LA OPORTUNIDAD DE VERLA EN ESTE LARGO Y ANGOSTO TERRITORIO CHILENO….

  • pzbyzpcm dijo:

    I don’t know that it is not. When the tumour started to slow him down so he couldn work full time, he started cooking and baking from home, taking orders from friends and family and selling his delicious baked goods at the Moggill Markets on the weekends.. Windows 7 Home Basic activation key Du Bois – Wikipedia, the free encyclopedia. When he picks himself up off the floor that is..
    Office Professional Plus 2010 product key These are what in America are called French fries. Windows 7 Home Premium product key sale
    We want to be in touch with who we are while playing with fashion along the way.. The undergraduate degree course in textile design is of 4 years and there are many diploma courses also that are available to the students. Windows 7 Enterprise activation key
    It is a way of reusing old clothes through new and unique creations. It’s the perfect piece to shield your shirt and tie ensemble on the foulest of days..
    Office Professional Plus 2010 activation key I thought that I’d just temp, but that seems unlikely given the financial situation.

  • fmqjbxcq dijo:

    discount Windows 7 Professional SP1 product key The North Reserved Camping area is a nonrenewable area and is located to the left of the Main Campground. cheap Windows 7 Home Basic SP1 product key Hmgugkmvl Buy Windows 7 Enterprise key
    hqyqka 762604 Windows 7 Ultimate product key 229391 cheap Windows 7 Home Basic product key

  • kkmcwemc dijo:

    Separate studies unique to the age group in question. On going blogs can go anywhere people want to go in my book. mulberry sale 2013 Toy Drive Charity Spotlight: Portland Homeless Family SolutionsThe items collected during TODAY Show’s Toy Drive are often given to families who cannot afford to buy presents, so that the children can open a gift that’s given to them by a loved one, not a charity. Finally it was clear that Ted had overstayed his welcome, and in March 2006 his run came to an end.
    mulberry factory shop It will also play companionably together with children, but it won’t wear them out with excessive energy levels. thomas sabo online
    The company is the winner of the prestigious “DIVA” award, the “Oscars of Fashion,” and is also the official dress sponsor of Miss Georgia USA and Miss Georgia America. As a comforting yet healthy replacement for your Chinese takeaway, consider a noodle stir-fry with prawns. christian louboutin outlet online
    It’s too early to tell who the baby takes after, but he seems to favor my older brother in both his eating capabilities and impressive upper body strength.. Many lower price stores carry little princess dress up clothes, liven up trunks, and princess attire and accessories.
    pandora charms online Twelve women attended an off-campus party on Friday Night and overdosed on what police believe was alcohol spiked with the date rape drug.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también