Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Mujeres de luz en letras de fe

| 1 |

En la luz o en la sombra, en el grito liberador o en la fuerza estremecedora del silencio, en el camino inhóspito de la caída o en el salto de fe hacia un nuevo comienzo.

Hay rostros y voces de mujer dibujando senderos... Mujeres a las que habitan y recorren sueños. Mujeres que se niegan a ser medias naranjas de nadie porque se saben un todo íntegro con paso resuelto por la vida. Sabiendo que ir por la vida, así de resueltas, implica el costo de la coherencia. Mujeres de luz que no necesitan de artificios para reinventar lo bueno.

Como las defendió en sus letras esa mujer bandera que fue y será Simone de Beauvoir. Sintiendo el feminismo como la ineludible “forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”. Quizás por esa otra convicción irrenunciable suya de que “no se nace mujer, sino que llega una a serlo”.

Este 8 de marzo se hace letras y luz, se figura libro que deja inconclusas sus mejores páginas. Porque reserva para cada una de nosotras el poder de (re)escribirlas. Un libro que se niega a listar nombres de mujer porque las atesora a todas: las que son poemas en la adversidad; las que son faro en las noches; las que son verbos, inspiración y fuerza; las que son de todos antes que de ellas...

Empodera a una niña y tendrás mujeres proa; mujeres que harán, de los obstáculos, oportunidades… y cada caída será el pretexto para asirse a algo (si no, a sí mismas) y levantarse, para un nuevo inicio... Como si en incorporarse sobre sus propios pies, les fuera la vida (y la dignidad) a las mujeres todas.

Sin mitades absurdas, sin extremismos discriminatorios que excluyan tampoco a los hombr