Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

La frente muy alta, la lengua muy suelta

| 26 |

Vivimos en tiempos de reposicionar el feminismo. Imagen: Latfem.

Además de La Dama de las Camelias y La Traviata, Alejandro Dumas carga con la responsabilidad de haber nombrado al feminismo. Probablemente muy a su pesar y no por ser un apasionado del empoderamiento de las mujeres.

Cuentan que por allá por 1872, el periodista y escritor, en busca de ridiculizar y sofocar las aspiraciones sufragistas y en favor del divorcio de las francesas de su época, intentó burlarse de ellas nombrándolas con el llevado y traído vocablo. En un texto titulado El hombre-mujer, Dumas se disculpaba por “el neologismo” del término y aseveraba que las feministas, pretendían que “todo lo malo viene del hecho de que no se quiere reconocer que la mujer es igual al varón, que hay que darle la misma educación y los mismos derechos”. Con todo y el sarcasmo.

El hijo del autor de El Conde de Montecristo ni siquiera inventó la expresión. Ya se usaba por ese tiempo en medicina, para designar un trastorno del desarrollo en los varones que afectaba su “virilidad” y les hacía parecer femeninos. Como solemos decir de este lado del mundo, al novelista el tiro le salió por la culata.

Unos años despues, en la década de 1880, Hubertine Auclert, sufragista y compatriota de Dumas, se apropió de la palabra, pero esta vez para identificar a los movimientos que buscaban la justicia social y la igualdad de derechos para las mujeres. Ellas fueron inteligentes. Con esa vuelta de tuerca al estilo de la mejor jugada de ajedrez, lograron desmontar una narrativa que trataba de ridiculizarlas e insultarlas. Si pretenden minimizar nuestras demandas desde la burla, pues reinvidicamos la palabra. Feministas, sí, y a mucha honra.

Jugada al margen, la historia nos confirma que el feminismo nació asociado a la incomprensión y el desprecio. Y ha arrastrado ese “karma” hasta hoy. Basta leer los comentarios que suelen acompañar cada semana a estas columnas, para notar que muchas personas de las que navegan por estas redes creen que las feministas somos, cuando menos, brujas incomprendidas, mujeres poco femeninas, lesbianas, frustradas, intolerantes o tiranas con mal carácter. Eso, siendo conservadora.

Pero, sobre todo, los intercambios virtuales evidencian que se habla del feminismo desde el desconocimiento y la naturalización de muchos de los mitos que históricamente se le han asociado; no para bien. Por suerte, los argumentos suelen ser siempre los mismos y se desmontan con estudio e información.

Uno muy común es tratar de oponer el feminismo al machismo, asegurar que se trata de una guerra frontal contra los hombres. Si no fuera piedra angular de la desvalorización cotidiana, podría parecer broma. Ninguna feminista declara la guerra a nadie, no es necesario. Simplemente construimos otras maneras de vivir, que pasan por desmontar una estructura patriarcal que ha ubicado a los varones en lugares privilegiados y ha naturalizado una cultura de dominación y exclusión.

El machismo es la ideología que engloba actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias que niegan a la mujer como sujeto público, político. El feminismo, en tanto, defiende para una mitad de la población mundial, oportunidades y derechos que han estado históricamente reservados para los hombres. No busca supremacía; batalla por la igualdad.

Desde la crítica, se pretende dibujar a los movimientos feministas como espacios de restricción, donde todo está pautado y se comparten normas rígidas, aburridas.

Una alumna, una vez, me comentó que le sorprendía que yo siempre llevara las uñas pintadas. “Como usted es feminista…”, arremetió, y dejó la frase colgando.

Pelo corto o largo; vestido o pantalones; maquillaje a lo diva de cabaret o ninguno en absoluto; tacones o chancletas… En fin, que da absolutamente igual. Ser feminista no es una apariencia, es una actitud ante la vida. Y también una militancia. Y va de la libertad de elegir, de eliminar etiquetas y sumar opciones, de hacernos con el control de nuestras vidas. Es también corriente de pensamiento y movimiento social, filosofía y cultura. Una propuesta tan rica y abarcadora no puede reducirse a una simple “guerra de sexos”.

Para la activista por los derechos humanos Angela Davis, el feminismo “es la idea radical que sostiene que las mujeres somos personas”. Para la filósofa francesa Simone de Beauvoir, “una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”. Más recientemente, la antropóloga mexicana Marta Lamas agrega que “ser feminista es no aceptar que ladihttp://www.cubadebate.cu/especiales/2020/04/16/la-violencia-no-entra-en-cuarentena/ferencia sexual se traduzca en desigualdad social”.

Así, existen muchas maneras de ser feministas. El movimiento, en su interior, tiene lugar para reivindicaciones bien diversas. Entre las feministas contemporáneas se disputan contiendas que trascienden la emancipación de género y alcanzan la lucha anticapitalista y por la justicia social en general.

Por eso, otro de los mitos asociados al feminismo que urge desmontar es aquel que pretende tacharlo de propuesta trasnochada, superada, “pasada de moda”. El feminismo nos permite, día tras día, seguir develando las inequidades de género, las violencias intrafamiliares y las violencias sexuales. Nos permite trabajar desde los microespacios del poder, sobre las múltiples formas de producción y reproducción del patriarcado.

Cuba, ¿una palabra maldita?

Incorporadas plenamente a la vida social del país, mayoría entre el personal de alta calificación y con pleno reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos, a muchas cubanas no les gusta que las llamen feministas.

Para la socióloga Marta Núñez Sarmiento, este movimiento fue estigmatizado durante muchos años y aún hoy persisten los prejuicios. La propia Vilma Espín, batalladora por excelencia de los derechos de las mujeres, lo reconocía en 1997, en entrevista con la periodista noruega Trine Lynggard.

“En los primeros años de nuestro quehacer centrábamos todas las acciones en lograr que la mujer cambiara su desventajosa situación social y participara en la obra que se gestaba, en hacer la Revolución y defenderla (…) Tampoco usábamos el término feminismo, que se había malinterpretado y distorsionado mucho. A menudo nos preguntan si la Federación es feminista, y nosotras afirmamos que hemos asumido e interpretado la esencia de los más revolucionarios y avanzados postulados del feminismo socialista, porque en un proceso de cambios sociales y revolucionarios como el nuestro, por derecho propio, inalienable, las mujeres han tenido iguales oportunidades y posibilidades de participar, de desarrollar sus capacidades”.

Nacido en las primeras décadas del siglo XX, el feminismo cubano permitió la obtención de importantes reivindicaciones en fechas muy tempranas. A esas precursoras les debemos conquistas como la Ley de la Patria Potestad (1917), la Ley del Divorcio (1918) y la Ley del Sufragio Femenino (1934). Intelectuales reconocidas y cuyas obras se estudian en las escuelas como Vicentina Antuña, Mirta Aguirre y Camila Henríquez Ureña, fueron abiertamente feministas y aportaron análisis esenciales a su estudio.

Ahora, como dijimos en la primera entrega de estas letras, “vivimos en tiempos de reposicionar el feminismo”. Para Georgina Alfonso, directora del Instituto de Filosofía de Cuba, entre los múltiples desafíos para el feminismo en Cuba se incluye validar que “lo cotidiano es político, que se trata de batallas no solo de mujeres, sino también de hombres”; y que incluye “el respeto a la diversidad desde identidades múltiples”.

A eso se suman la falta de referencias actualizadas, de bibliografía compartida y discutida sobre feminismo y género. También, la necesidad de articulación entre las feministas cubanas y de un debate acerca de las posibilidades y reivindicaciones por las que apuestan hoy esas corrientes emancipadoras.

"Hay que trabajar en la comunidad, con los actores sociales que están transformando la sociedad y desmitificar lo que nos hace temerle al feminismo, porque es fruto de la ignorancia y los estereotipos con que hemos crecido", ha dicho, con toda razón, la socióloga Clotilde Proveyer, pionera de las investigaciones sobre violencia de género en Cuba.

Entender el feminismo es entonces –también- hacer justicia. Los derechos que tenemos hoy no fueron adquiridos pidiendo favores o por arte de magia. Cada pasito costó luchas, represiones y renuncias a muchas mujeres del mundo. Por ellas, nos toca seguir andando, construyendo esa contracultura feminista por la que abogaba Isabel Moya, “que no quiere decir poner a las mujeres sobre los hombres o negar la pluralidad, sino todo lo contrario: proponer la pluralidad y la diversidad centrándonos en los seres humanos, con miradas menos prejuiciadas y estereotipadas".

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mary dijo:

    Totalmente de acuerdo, el feminismo no es supremacia de la mujer sobre el hombre es soo igualdad de oportunidades y de derechos. Yo soy feminista, y creo q aun hay mucho por lo que luchar, cuestiones q están tan apegadas a nuestra cotidianiedad que no reparamos que son conductas machistas.

  • Miriam dijo:

    Muy interesante el artículo, la lucha por la igualdad, es parte de la historia de la humanidad; de donde nació el criterio sostenido con leyes y con la actuación de los hombres sobre la supuesta inferioridad de la mujer con respecto al hombre , no fue de la Comunidad Primititiva. Ha sido refutada en todas las épocas, con ejemplos concretos de la acción destacada de la mujer, en política, las ciencias y el patriotismo, unido a un gran altruismo. ¡bravo por el artículo!

  • Dámaris Blanco dijo:

    El feminismo no es un mito, es una realidad. Realidad que las mujeres hemos logrado vencer a través del tiempo como derecho, NO a ser mejores o estar por encima de los hombres, sino a hacernos valer por igual, ésta corriente nos dignifica con los mismos derechos y los mismos deberes, en una sociedad donde siempre ha imperado el machismo obligando a la mujer a ser sumisa. El feminismo cada día va ganando más su batalla en la medida de que hombres y mujeres entendamos que vivir y morir es por igual de todos, con todo lo que conlleva el trayecto del "vivir" en igualdad de privilegios y derechos y del "morir" con dignidad.

  • Luis dijo:

    Mucho respeto y muy bien redactado el artículo, pero cuando se investiga sobre un tema sea de la índole que sea sabe que se encuentra con literatura e información que contrarresta, la postura planteada en este artículo. Es muy cómodo plantear sus argumentos cuando el acceso a la divulgación por los medios los tiene a su favor. No recuerdo a ver leído un artículo por ningún medio de difusión que abiertamente exponga los argumentos que tiene igualmente bien fundados para refutar todo el movimiento "feminista" injustificable que está inundando todos los medios de difusión.

  • xenia domenech dijo:

    En nuestro país no existe la descriminacion ni los femicidios como en Uruguay y Argentina.

    • Sergio dijo:

      Sí, estimada Xenia, en nuestro país sí existen feminicidios, existe violencia intrafamiliar contra la mujer. Pero nuestro país está implementando una estrategia diferente a la de Argentina o Uruguay para afrontarlo: no hace público en los medios de comunicación los casos y cifras como instrumento de sensibilización y de generar un debate público. Aquí se hace de otra manera. Esperamos que tengan resultados ambas estrategias y se logren erradicar, pues son una lacra en nuestra sociedad que busca la igualdad, la inclusión y el desarrollo de todos.

    • M.I.A. dijo:

      Que en Cuba no hay feminicidios? Cómo puede decir algo así? Esa es una pandemia silenciosa que se cobra la vida de muchísimas mujeres en el mundo cada día, también en Cuba.

  • Alberto dijo:

    Bueno hagamos unos repasos de este nuevo escrito...donde como hay tantos feminismos..evidentemente se contradicen.

    Primero en el termino. Buscando por Internet...tal vez no tan profundamente pues el termino se usaba por Dumas para desvirtuar a los varones que apoyaran a las mujeres...pero no importa....aun en la explicacion de Edith...ya ella se apropio de la historia y dijo que se los dirigia a las mujeres que batallaban por sus derechos..una vez mas se invisiviliza al hombre el la lucha por el derecho de las mujeres...y apenas empieza...

    Iremos por parte..ya que dice que tenemos los contrarios a este feminismo no tenemos argumentos.

    "Jugada al margen, la historia nos confirma que el feminismo nació asociado a la incomprensión y el desprecio. Y ha arrastrado ese “karma” hasta hoy. Basta leer los comentarios que suelen acompañar cada semana a estas columnas, para notar que muchas personas de las que navegan por estas redes creen que las feministas somos, cuando menos, brujas incomprendidas, mujeres poco femeninas, lesbianas, frustradas, intolerantes o tiranas con mal carácter. Eso, siendo conservadora"

    Teniendo en cuenta que tenemos feministas que queman iglesias....que queman libros....que no permiten a un hombre manifestarse contra ellas por violentar sus "espacios seguros". Que recriminan al patriarcado esos estandares de belleza que ellas mismas siguen...donde consideran al hombre el violador...si por el violador eres tu. Que critican que la novela sea de la maternidad, cuando eso no define a una mujer..es verdad pero que yo sepa en la novela eso no se ha hecho...pero se sigue con su erre con erre. Pues si....las feministas en su mayoria son asi...muy conservadoras a opiniones diferentes...y sin neuronas para un debate interesante.

    "Si no fuera piedra angular de la desvalorización cotidiana, podría parecer broma. Ninguna feminista declara la guerra a nadie, no es necesario. Simplemente construimos otras maneras de vivir, que pasan por desmontar una estructura patriarcal que ha ubicado a los varones en lugares privilegiados y ha naturalizado una cultura de dominación y exclusión."

    Bueno segun el Ministerio de igualdad....que rige la feminista esposa de pablo iglesias...por poner un ejemplo....desmontar una estructura patriarcal radica en ser desigual...o sea....ese ministerio da subvenciones a aquellas empresas donde el 65% sean mujeres...sip..he ahi la igualdad. De hecho sacaron a los hombres que trabajaban ahi para ser solo mujeres...menos mal que son mujeres si eso lo hacen los hombres...la que se arma en Dios. Aun asi...si me preguntas...odio el sistema de cuotas que hasta aqui se ha implementado incluso en la Asamblea y el Consejo de Ministro...donde parece demasiado importante el hecho de remarcar mas el sexo o la raza de los mismbros que sus aptitudes para el cargo.

    "El machismo es la ideología que engloba actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias que niegan a la mujer como sujeto público, político. El feminismo, en tanto, defiende para una mitad de la población mundial, oportunidades y derechos que han estado históricamente reservados para los hombres. No busca supremacía; batalla por la igualdad."

    Bueno..y como se llama ese movimiento que pide la igualdad que ya esta instaurada en la constitucios...que pide incentivos para que las mujeres tengas un credito extra a la hora de por ejemplo crer una trabajo por cuenta propia...o aquellas mujeres que dicen "yo te creo hermana" y piden el linchamiento sin juicio...cuando la mujer puede estar mintiendo...acaso violar la presuncion de inocencia del varon solo porque una mujer lo dice...es igualdad????

    "Desde la crítica, se pretende dibujar a los movimientos feministas como espacios de restricción, donde todo está pautado y se comparten normas rígidas, aburridas."

    Bueno hay sus feministas que creen que si una mujer elige dejar su carrera para cuidar a sus hijos pues esta siendo obligada. Eso no es restrictivo para la mujer que elige hacerlo. Critican que una mujer se opere el busto para lucir mejor...acaso otra restriccion???

    "Por eso, otro de los mitos asociados al feminismo que urge desmontar es aquel que pretende tacharlo de propuesta trasnochada, superada, “pasada de moda”. El feminismo nos permite, día tras día, seguir develando las inequidades de género, las violencias intrafamiliares y las violencias sexuales. Nos permite trabajar desde los microespacios del poder, sobre las múltiples formas de producción y reproducción del patriarcado."

    Yo no diria pasada de moda...yo diria que es moda. Porque al menos en otro paises si no eres feministas y buenista de turno...te dejan en un lado los grupos.

    Bueno....aqui mas o menos las ideas que llamaron la atencion...esperando respuesta Saludo a la autora.

    • r dijo:

      Muy buen comentario, el feminismo como se entiende y pretende aplicar en la ectualidad es pura discriminacion y "satanisacion" del hombre. Cuando se entienda que NO somos iguales, que la diversidad existe y es bueno que asi sea, entonces se podra avansar en la igualdad de oportunidades, derechos y deberes (la gente tiende a olvidar los deberes) que es lo que realmente importa. Somos diversos de muchas formas, solo observe a su alrrededor ...

      • CR dijo:

        ¿Cuáles son los deberes de una mujer señor?

    • Sara dijo:

      He escuchado a una Eurodiputada, decir a toda voz, que cuando el hombre tiene sexo con la mujer la esta violando, que barbaridad.

  • Poullain dijo:

    Discrepo totalmente, el feminismo es un movimiento que actualmente esta muy desorganizado, creo que el feminismo moderno específicamente el feminismo hegemonico o radical, mas de la tercera ola busca el odio hacia el hombre, ven al patriarcado como el mal y meten a todos los hombres en el saco de malos, por cualquier cosa se ofenden, el colmo fue el otro día un video en donde una mujer planteaba que el aire acondicionado era sexista y patriarcal, estuvo el caso de una funcionaria española que planteo que su mundo perfecto radicaba en la castración de los niños varones pues el órgano reproductor masculino oprimía, hay muchos mas ejemplos que ejemplifican que hoy hay mucho odio, personalmente pienso que el feminismo debería de dejar de ver al hombre como el opresor, preocuparse por temas mas serios que el de usar la letra o, creo que hay problemáticas mas importantes.

  • Sergio dijo:

    Toda revolución, por su esencia de transformación hacia la justicia social, y especialmente la revolución socialista, que busca la equidad a través de valores comunitarios y colectivos, debe ser feminista. El derecho de gozar de las mismas oportunidades de desarrollo indistintamente del género es una obligación moral de todo proceso revolucionario y de toda sociedad socialista. Como está de arraigado el machismo y la estructura patriarcal en nuestra cultura que incluso el proceso revolucionario después de tantos años todavía no lo ha logrado, a pesar de los evidentes logros alcanzados en la materia.

  • DAZ dijo:

    Excelente artículo. Tenemos todos, mujeres y hombres, que lograr superar las terribles estructuras patriarcales de poder.
    Gracias

  • Poullain dijo:

    Sin embargo concuerdo con el pensamiento de Isabel Moya, así es como se debe ver el feminismo, el mundo debería aprender de nuestras feministas.

  • PP dijo:

    Joaquín Sabina:
    Siempre tuvo la frente muy alta
    La lengua muy larga
    Y la falda muy corta

  • Armando Enrique dijo:

    Soy feminista. Me gusta darle el lugar que la mujer se merece. A mí esposa le gusta cocinar y yo arreglo el motor del agua. A mí esposa le gusta limpiar y yo arreglo el motor del agua A mí esposa le gusta planchar y lavar, y yo arreglo el motor del agua. A mí me gusta ver los partidos de fútbol y mí esposa arregla el motor del agua.
    Somos una pareja ideal.

  • Miguel M dijo:

    No se puede discutir el derecho de las mujeres a la igualdad.Desde el derecho a igual salario por igual trabajo, hasta el reparto equitativo de las obligaciones en la casa y la familia y hasta el respeto en la sociedad en todos sus sectores.Hay gente de todo tipo, pero creo que la mayoría de hombres y mujeres estamos de acuerdo en ese derecho.

    Se trata de la lucha por la igualdad, que es muy difícil de negar. Una de las dificultades está, creo yo, en el mismo nombre, sería mejor un nombre como igualdad de sexos o algo así, feminismo da idea de otra cosa, de superioridad del sexo femenino, de atención solamente al sexo femenino. Seriamente les propondría ir usando más lo de igualdad de sexos, que en verdad de lo que se trata. Lo mejor es sencillamente igualdad.

    Y aunque tal vez todavía no haya llegado a Cuba si hay un grupo de feministas que van mucho más lejos que lo que plantea la autora del artículo. Lea lo que plantea Beatriz Gimeno, que dice que la forma natural de la sexualidad de la mujer es el lesbianismo y que escribe que la mujer debe penetrar al hombre. Cualquiera diría que es una loca, pero está al frente del instituto de la Mujer en España. Incluso casi ataca la maternidad. Debemos tener cuidado o todo este asunto de la igualdad de género nos va llevar a un mundo muy desagradable donde las mujeres prefieren verse feas y orinan de pie o los hombres estarían obligados a orinar sentados.Es la verdadera homofobia: odio al hombre.

    Gracias

  • Miguel Ángel Mapa dijo:

    Ojalá Cubadebate y en Cuba en general se publicara regular y seguidamente sobre el tema y se hiciera así, de una manera atractiva, valiente e inteligente.
    Recalco atractiva, para lograr llegar a la gente no puede ser un "teque" académico y aburrido. Y tampoco creo que se deba esperar más, la lucha por la justicia debe ser ya y de todas las maneras posibles.
    Creo que se deberían incluso revisar los libros de historia y otras asignaturas en la escuela para educar y concientizar desde etapas tempranas la historia y la actualidad de injusticia, abusos, discriminación, violenciay tantas otras cosas que han sufrido y sufren las mujeres.
    Yo soy de los que cree que incluso el sexismo lingüístico o (machismo en el lenguaje como me gusta llamarlo) hay que cambiarlo pero desde ya, cada vez que lo usamos estamos reforzando la discriminación y el patriarcado. Llamar hombres a todos los seres humanos es machista y fue impuesto en un tiempo donde los hombres eran ciudadanos y las mujeres casi un objeto.

  • RC dijo:

    GRACIAS...Mi pregunta es...
    Como pudieramos llamar a esas mujeres que tienen toma de decisiones en sus puestos de trabajo en el area de recuersos humanos, sobre otras mujeres que tienen contratadas por largos meses bajo un contrato determinado, luego si determinan pasarla a una plaza fija le hacen otro contrato por 6 meses, dentro de ese periodo si sale embarazada le cierran el contrato de una manera muy sutil....en fin trochan sus sueños... de mi parte el mayor afecto a las mujeres cubanas

  • Uno ahi dijo:

    Yo, hombre, estoy en contra del machismo y por lo tanto tambien del feminismo. Sencillamente creo que todos tenemos los mismos derechos y deberes. Al usar y actuar como feminista usted esta defendiendo solamente los intereses de una parte de la poblacion, lo que hace que su forma de actuar sea incompatible con la mia. Por lo menos en Cuba, las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres, cuando estos se violen es deber de la afectada reclamar que se cumplan, pero de l aafectada, no de usted, usted es periodista no abogada. Al asumir una actitud feminista lo unico que se logra es el efecto contrario al que se busca y a la larga, como en todas las luchas, se termina en los extremos y pasan de feministas a feminazis.

    • r dijo:

      Muy oportuno su comentario, si seguimos por donde vamos va a ser un delito nacer hombre.

    • María dijo:

      Evidentemente ud el artículo ni lo leyó, y si lo hizo, está en cero en interpretación de texto, por favor, dése otra oportunidad

  • Miguel Ángel Mapa dijo:

    Precisamente por gente como la que ha comentado aquí (hijos de hitler parecen pero con pocas luces) es que se necesita luchar a favor de los derechos de la mujer.

    Todos lo extremos son malos. Creo que la mayoría estamos en desacuerdo con esas feministas extremas. Pero pretender tildar a todo el movimiento a favor de los derechos de la mujer de malo, antihombre, agresivo, terrorista o extremista es misógino.

    Ahora, hay algo que estos Hitlers modernos parece que no ven o no quieren ver o reconocer.

    Es como el racismo. Todo el racismo es malo y reprochable. Es malo el que hace un blanco sobre un negro o un negro sobre un blanco. Pero no podemos "cortarlo con la misma tijera" hay que entender de dónde vienen y quienes han sido por siglos los más afectados.
    Y quienes tienen más causas para ello.

    Es similar a lo que ha ocurrido y ocurre con las mujeres feministas extremas. Es una respuesta (extrema) a lo que han sufrido o sufren las mujeres en este mundo.
    Por ejemplo: ¿Hay que mencionar que la mayoría de las personas ESCLAVAS (sexuales o no) que, en este mismo día de hoy, hay en el mundo son mujeres?
    ¿Que en este mismo minuto y día de hoy les cortan el clitoris a las niñas pequeñas en varios países?

    ¿Que un hombre puede casarse con muchas mujeres pero una de esas esposas ni siquiera puede mirar a un hombre porq la pueden lapidar (matar a pedradas)?

    Cuando estuve de misión aquí en Latinoamérica atendi una muchacha cuya madre quería matarla y botarla de la casa porque se enteró que ya no era virgen, sin embargo la verdad era que la misma muchacha se había provocado eso para que ningún hombre pudiera "quitarle su virginidad" por todo lo terrible que ella veía que hacen los hombres a las mujeres allí.

    Una amiga tica me contó que allá en Costa Rica (La Suiza de América) es tristemente frecuente que cuando pierde su equipo de futbol muchos hombres llegan borrachos furiosos y molestos a la casa y machetean a la mujer descargando toda su rabia en ella.

    Aquí en Cuba sobran los casos que no son ni publicables por esta vía.

    Sería infinito seguir con ejemplos, pero ojalá que no se minimice el tema ni se generalicen los malos ejemplos y se contribuya con la lucha por la justicia y noten que digo justicia no igualdad, creo que no somos iguales, aunque entiendo que en algunos temas como el del salario si es adecuado hablar de igualdad.

  • Miguel Ángel Mapa dijo:

    Muchas felicidades y gracias a ti Dixie, el articulo es valiente e inteligente. Imposible tocar a profundidad todo el tema, ni un libro alcanzaría para ello, pero tu nos llamas a una reflexión sabia y a desmitificar el feminismo.

    Yo quisiera saber si las personas (en especial los hombres) que creen que el sexismo lingüista es blablabla les parecería bien si -digamos- el feminismo extremistas toma el poder y a partir de ahora fuera todo al contrario, ejemplo: estamos un grupo grande de personas (mujeres y hombres) y una mujer toma la palabra y dice para referirse a todos los presentes: todas
    nosotras las mujeres aquí reunidas...
    El hecho de que haya sido siempre así, no significa que sea correcto y no deja de significar que es un símbolo de exclusión de la mujer. Y eso contribuye a la injusticia. Estoy de acuerdo que no es prioridad frente a otros desafíos pero si considero que es parte de la integridad que requiere el asunto.

  • olga sánchez guevara dijo:

    ME PREGUNTO HASTA CUÁNDO INSISTIRÁN ALGUNOS EN EQUIPARAR LOS CONCEPTOS DE FEMINISMO Y MACHISMO. NO SE TRATA DE UNA "TOMA DE PARTIDO" POR LOS HOMBRES O POR LAS MUJERES, EL FEMINISMO ES UN MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO QUE BUSCA LA IGUALDAD PARA LAS MUJERES EN LA SOCIEDAD; EL MACHISMO NO ES REVOLUCIONARIO SINO REACCIONARIO, Y NO ES UN MOVIMIENTO SINO UN AFERRARSE A SIGLOS DE OPRESIÓN PATRIARCAL. YA ESO DEBERÍA ESTAR MUY CLARO DESDE HACE MUCHO TIEMPO...

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Dixie Edith

Dixie Edith

Periodista cubana y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.
En Twitter @Dixiedith

Vea también