Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

VALIENTES: Conversando con Belinda

| 6

Ella es bioquímica, directora de Inmunobiología del Centro de Inmunología Molecular (CIM)

Sin saberlo, seguramente había coincidido con ella en una plaza en una reunión de padres en el IPVCE Vladimir Ilich Lenin; pero conocer a Belinda Sánchez Ramírez fue deslumbrante. Ella es bioquímica, directora de Inmunobiología del Centro de Inmunología Molecular (CIM), institución que junto a otras del Grupo Biocubafarma contribuye a combatir la pandemia aportando sus medicamentos, especialmente para disminuir la letalidad de la COVID-19, lo cual se va alcanzado con resultados notorios. Solo mostraremos ahora un fragmento de nuestra conversación con Belinda, pues fueron muchos los temas abordados y regresaremos con ellos en nuevas publicaciones:

“Nuestra generación está muy conectada con el resto del mundo y yo creo que estamos viviendo momentos muy tristes, porque uno fue viviendo, incluso antes de que llegara a Cuba, la cantidad de personas, muchas personas como tú y como yo, que se estaban muriendo, algunas sin poder ir a un hospital, médicos que estaban sufriendo por tener que escoger a qué pacientes trataban y a qué pacientes no, y eso sicológicamente nos ha afectado, ha sido un choque, ha sido muy fuerte, como te duele ver un niño que muere en África de hambre que mucha gente ni se acuerda.

Yo creo que siempre tuvimos la tranquilidad de que aquí algo así no debía ocurrir, no nos podía ocurrir, no porque seamos mejores que nadie, no creo que Cuba tenga que pensar que es el ombligo del universo, ni nada de eso, simplemente estamos en una sociedad diferente y estamos organizados de manera diferente, porque tú tienes desde un Médico de Familia, hasta un policlínico cercano, el país que más médicos percápita tiene en el mundo es Cuba. Nos tenemos que sentir más seguros, por tanto, siempre había una tranquilidad de que eso así de esa manera no nos podía pasar; pero también estaba el susto de que esos países tienen también algunos muy buenos médicos, es decir, a lo mejor no están organizados con un sistema de salud igual que el de nosotros; pero tenían muy buenos médicos y que la gente en terapia intensiva muriera era muy fuerte, porque es que te estás enfrentando a algo que es nuevo, que no se sabe cómo manejar, entonces yo creo que ese susto inicial –que además no es que haya dejado de existir, sigue la preocupación de que la gente no llegue a enfermarse porque si se enferman puede llegar a grave–crítico o pueden fallecer–, esa preocupación inicial que teníamos nos marcó a todos, creo que fue muy fuerte y ha sido muy triste.

La COVID ha sacado lo mejor y lo peor del ser humano; entonces, el que tiene para dar lo mejor, ha dado lo mejor y el que tiene para dar lo peor, ha dado mucho egoísmo, porque, por supuesto, los pueblos están sufriendo; pero los gobiernos han intentado que las mascarillas no se compartan o que las vacunas que está haciendo Alemania, Estados Unidos se las quiso quedar y, por tanto, lo peor de cada cual ha ido saliendo y en Cuba lo que salió fue la posibilidad de utilizar esta industria farmacéutica que habíamos desarrollado tiempo atrás para cubrir las necesidades nuestras y de otros pueblos.

Yo pienso que ha quedado muy evidente que el modelo cubano enfocado al ser humano ha sido fundamental y enfocarse al ser humano significa garantizarle la vida, y la vida pasa por la medicina, y si pasa por la medicina, pasa también por la ciencia.

Yo creo que ahí estuvo afortunadamente la luz larga de Fidel, desde los inicios de la Revolución, él veía que si algo podíamos hacer nosotros era formar personal para la salud, para salvar a la gente…y además detrás de eso tenía que estar la ciencia que permitiera que tuviéramos una industria que nos ayudara a tener esos medicamentos que a lo mejor no los podíamos adquirir de otra manera y que además podíamos compartir con otros pueblos, que tampoco lo podrían adquirir de otra manera. Y esa posibilidad que tuvimos nosotros de desarrollar esta industria en tiempo tan temprano, nos ha permitido llegar aquí en una situación diferente.

Yo vivo con mi esposo, con mis dos hijos y con mi mamá que tiene 79 años y es muy disciplinada, no para de trabajar en la casa…lo que ha pasado es que mi mamá ahora está más acompañada que nunca, porque en realidad, por ejemplo, yo tengo un hijo en la Lenin, el otro en la universidad y nosotros dos trabajando y ella siempre estaba solita hasta que llegábamos por la noche, por lo tanto ella está más acompañada que nunca, o sea la pandemia da tristeza, pero también da otros placeres familiares.

Mi hijo más pequeño está viendo las tele clases, no se las pierde y está siendo complicado organizar el estudio porque es la primera vez que los muchachos se enfrentan a esto, no tener un profesor delante que los guíe… yo creo que se ha hecho un tremendo esfuerzo con eso, porque son en vivo, y en vivo es muy difícil con la cámara delante tener que dar una clase en 25 minutos; pero bueno eso es un reto que se está haciendo y mi hijo mayor que está en la universidad está estudiando Cibernética, y junto a otros estudiantes está ayudando a los profesores a analizar información, el sí se ha mantenido un poco estudiando; aunque la carrera paró, ya continuará”.

(Tomado del perfil de Facebook de Naturaleza Secreta de Cuba)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Osneli Núñez Verdecia dijo:

    Es un sitio muy completo sobre la base de la veracidad.

  • Osneli Núñez Verdecia dijo:

    Además cubrir con honores al MINSAP y sus protagonistas nuestros aguerridos médicos. Gracias por todo en nombre de mi familia q es el pueblo de Cuba y del mío propio.

  • Jorge Bergado dijo:

    Elogios muy merecidos y opiniones muy acertadas; y gracias por todo Belinda. Un abrazo mio, de Margarita y de Gretchen.

  • Patricia dijo:

    El sentimiento humanista de nuestros científicos explican su consagración. Gracias Belinda por tanta entrega. Mi orgullo de cubana es también por ti.

  • Jean Luis dijo:

    Excelente profesional y gran cubana sobre todas las cosas.

  • Idalmis dijo:

    Gracias por tanta entrega, por tanto desvelo, por tanto amor, Mis Oraciones son para ustedes, para que Dios en su misericordia les de sabiduría para que sus ensayos tengan éxito, y buenos resultados, Cuidense y sepan que los tenemos presentes siempre. Son muy importantes para el país y para el pueblo de Cuba. Gracias Gigantes.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también