Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Crónicas desde Turín: Bromistas, pero muy serios en su trabajo

| 17 |

René (al medio en el centro sin capucha) con los primeros valientes en entrar a la zona roja

Juegan, se embroman, como dos muchachos. Pero que nadie dude de la seriedad con la que asumen su trabajo. Los dos epidemiólogos de la brigada han vivido experiencias similares. Adrián Ramón Benítez Proenza estuvo, durante el cumplimiento de su servicio militar, pero voluntario, en la guerra de Angola, y René Aveleira Cutiño pasó cinco años ofreciéndole sus conocimientos médicos a un pueblo en Revolución bolivariana, y aprendiendo de ella.

Ambos enfrentaron en África Occidental el más letal de los virus recientes, el ébola. René en Sierra Leona y Adrián en Liberia. Se entrenaron juntos en el IPK, pero marcharon a países vecinos. Después, regresaron a sus pueblos de origen en Cuba: Adrián a Báguanos, en Holguín; y René a Manatí, en Las Tunas.

Poco tiempo después, el destino, de la mano de la Unidad Central de Cooperación Médica, los uniría en una misión breve de dos personas, en unas islas tan distantes de la nuestra que el viaje, entre escalas y cambio de aviones, demora una semana: las islas Fiji, que habían sufrido el paso reciente de un ciclón.

Todavía Adrián tendría tiempo para ir a Perú cuando la ciudad costera de Piura se inundó en 2017, por 75 días, y a Ecuador en enero de 2019, pero la mano peluda del imperialismo movería la del presidente de aquel país, para cortar la ayuda solidaria de Cuba a su pueblo.

Adrián Ramón Benítez Proenza. Foto: Enrique Ubieta

Por eso coinciden ambos de nuevo en la cruzada contra el coronavirus en Italia, en el Viejo Mundo.

En el hospital de campaña de Turín son los encargados de velar por la bioseguridad de nuestros colaboradores y de todo aquel que entre y salga de la zona roja. Trabajan desde las 8 de la mañana, hasta las 8 de la mañana del día siguiente: un día uno, y al siguiente el otro.

América Latina, África, Oceanía, Europa: donde quiera que han sido necesarios o útiles, donde quiera que los pueblos y gobiernos lo han solicitado, sean estos de una u otra ideología, en lo más profundo de la isla querida, o en lo más distante, allí han estado estos guajiros científicos.

Sobre esta pandemia, me dijo René: “Los epidemiólogos y los sistemas nacionales de salud pública de todo el mundo, tenemos que hacer un alto y decir: hubo un antes del coronavirus y habrá un después del coronavirus. Las epidemias son características de países subdesarrollados, están muy asociadas a modos y estilos de vida no saludables o inadecuados, y también a las infraestructuras básicas de un país, pero esta dijo: no, me voy a presentar en países desarrollados. Primero en China, después se trasladó a Europa, y después a Estados Unidos; las economías más poderosas fueron afectadas por la pandemia. El mundo no estaba preparado para eso. Los sistemas de salud de los países capitalistas desarrollados están organizados para atender al paciente, no para ir a buscar la enfermedad a la comunidad, y esto influye mucho”.

En dos pueblos de Cuba los espera una familia: Leydi Cruz Paneque en Báguanos y Niurys Laidis Ortiz Pavón en Manatí, sienten el orgullo de compartir sus vidas con estos dos bromistas, que se toman la vida y la muerte en serio.

René Aveleira Cutiño (de amarillo) en el cuarto de cambio de ropa, junto al Ministro Consejero de la Embajada de Cuba

Adrián prepara a un doctor. Foto: Enrique Ubieta

René junto a compañeros de la Embajada en Roma y el Consulado en Milán. Foto: Enrique Ubieta

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • La lluvia dijo:

    Bravos mis medicos cubanos que aún en los momento dificiles saben sonreír y trabajar seriamente salvando vidas con mucho profesionalismo y solidaridad y amor al prójimo.en cualquier parte que se les necesite.
    Cuidense mucho.

  • basy dijo:

    La vida compensará la valentía, entrega y amor de nuestro personal d la salud y demás hombres y mujeres q luchan y aportan e esta gran batalla. Suerte amigos, cuidense q su pueblo los espera. Una abuela agradecida. Volverá e abrazo y ustedes serán protagonistas d ese hecho.

  • yeni dijo:

    Un merecido reconocimiento a nuestros medicos y a todos los medicos del mundo por el sacrificio para salvar vidas sin importar pais ni raza solo pensando que son personas con derecho a vivir

  • YRY dijo:

    Muy bueno el trabajo que realizan los profesionales cubanos de la salud en el mundo, es de mucho mérito, pero no soporto cada vez que escucho o leo sobre el servicio militar "voluntario" en nuestro pais y mucho menos en la guerra de Angola, no se si todavía quede algún cubano que se crea el cuento, porque a mi en nungún momento me preguntaron si quería pasarlo o no y estuve un año cuidando reclusos en una prisión, así que con ese cuento a otro lado.....

    • Ale.H.H dijo:

      Crei necesario explicarle a usted, alias YRY, que el servicio militar en Cuba es obligatorio como usted dice , pero los que fuimos a la guerra en Angola fuimos voluntarios, los que no querian ir, conosco casos, lo pasaban en Cuba. Participar en la guerra en Angola fue un honor como es para nuestros medicos estar combatiendo el COVID-19 en cualquier pais del mundo. Gracias...

    • Reynol Rodríguez Rodríguez dijo:

      Reynol dijo : Fuí jefe de varias unidades coheteriles antiaéreas en la República Popular de Angola y partí con la que dirigía en el año 1988; en aquel momento a todos los miembros de aquella unidad se les pidió voluntariedad y los que no la tenían no fueron a cumplir la misión; la mayoría de los miembros de esta unidad partieron y un poco más de dos decenas de soldados no fueron porque no querían cumplir la misión voluntariamente, algunos de los que quedaron terminaron su servicio posteriormente y hasta obtuvieron su carrera universitaria por las bondades de la orden 18 del Ministro de las FAR. Ningún oficial se quedó, todos aceptaron cumplir la misión internacionalista y también se les pidió voluntariedad, haciendo honor a la profesión elegida, a la educación recibida y a la hombría propia de los oficiales de las FAR. Algo parecido pasa con los médicos cubanos debido a la formación que reciben y a la tradición revolucionaria de la medicina cubana forjada en los duros años en que nos ha tocado vivir, les damos mérito a ellos y mérito merecen aquellos que en su momento y en otra época cumplieron las heróicas misiones internacionalistas combativas en otras tierras. Se ha forjado una nación cubana revolucionaria en la que la mayoría de sus hijos la defienden y le hacen honor y dan permanente ejemplo de como se debe vivir en este mundo, donde se está demostrando que la cooperación y la solidaridad es la única opción viable para unir la humanidad y lograr el progreso social. Lo que he expresado no es un cuento. Se debe tener mucho cuidado y respeto a la hora de exponer criterios, cuando del sacrificio y entrega de las personas se va a hablar, máxime cuando se derramó sangre cubana o cuando como ahora se está demostrando entrega, valor y profesionalidad.

    • uncubanito dijo:

      El servicio militar es OBLIGATORIO en ningun momento se dice que es voluntario el SMO, en el articulo dice que es voluntario refiriendose a su participacion en la guerra.

    • RYTV dijo:

      YRY:. Que tu y otros muchos el servicio militar haya sido obligatorio no quiere decir que otros no lo hayan hecho y aún lo hagan de forma voluntaria, el mejor ejemplo son los mil e s de mujeres que lo hicieron y lo hacen...pero al parecer tu no entiendes de voluntad, altruismo, solidaridad y heroísmo...no vez esos médicos que están en la primera línea de forma voluntaria o también eres de los que creen que están allí obligados?. Eso es heroísmo... y lo llevamos millones de cubanos en las venas....

    • 4 Jts dijo:

      El Servicio Militar Voluntario es para las mujeres, para los hombres es obligatorio, pero todo el que cumplió misión internacionalista militar en cualquier país lo hizo de forma voluntaria. Al igual que muchos cumplí mi servicio cuando eran tres años, no uno como fue su caso, después estuve en Angola siendo reservista pues después de la firma de los acuerdos de paz todos los que fuimos teníamos la condición de reservistas y fuimos voluntariamente. La juventud de aquel tiempo tiró palante cuando no recibía nada material a cambio de su misión y podía perder la vida en el cumplimiento de la misma, esto no es ningún "cuento" como dice usted.
      Sería bueno para usted informarse mejor con alguno de los tantos miles que al igual que yo cumplieron misiones internacionalistas, que de seguro en su barrio habrá mas de uno, antes de tratar de cuestionar una realidad que conoce el mundo entero. Nuestro ejército fue admirado incluso por potencias capitalístas, nadie podrá manchar las gloriosas páginas de heroísmo escrita por la juventud cubana de aquél tiempo, ah, y de paso le digo que también en esas misiones, en nuestras filas estuvieron cientos de mujeres de forma voluntaria. Lo que no debiera soportar un hombre es que no se cuente con él para defender su patria.

    • este armando dijo:

      Qué triste que no conozcas una de las más grandes epopeyas de este pueblo, ojalá no haya demasiados como tú.
      Y como bien dice 4 Jts: ¡Lo que no debiera soportar un hombre es que no se cuente con él para defender su patria!

  • LHM dijo:

    La heroica actitud de nuestros médicos, en Cuba o el extranjero, donde queiera que estén , me recuerdan aquellas palabras de Fidel, ¨nosotros entonces habriamos sido como ellos, ellos hoy habrían sido cono nosotros¨
    Ellos, digo yo, son cubanos de todos los tiempos,

  • Ernesto dijo:

    Ese es el espíritu internacionalista que ha inculcado nuestra Revolución al pueblo cubano y tiene en nuestro personal de la salud al mas insigne de los ejemplos. y no importa la mentira y difamación que emane por las visceras y poros enfermos del imperio, la verdad triunfa siempre y basta con leer los mensajes de agradecimiento a nuestros colaboradores médicos desde de cualquier rincón del mundo.

    De solidaridad y sentido humano debe nutrirse nuestro planeta Tierra, no de infamias y miserias humanas.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    ¡Vaya que son curtidos veteranos internacionalistas Adrián y René! Han estado en las verdes de verdad, en la zona roja. Tremenda seguridad para un colectivo cuando disponen de compañeros tan fogueados. Es como ir al combate al lado de Flor Crombet, Guillermón Moncada o José Maceo.

  • Mercedes dijo:

    Que orgullo siento de todos ustedes, mi saludo, mi abrazo y el aplauso solidario para todos ustedes, solo recarcar soy trabajadora de la salud, Lic en GIS y les pido encarecidamente que se cuiden mucho mucho , pues sus familiares y Cuba los quiere de regreso sanos y salvos, VENCEREMOS.

  • Tania Rodríguez García dijo:

    Valientes por siempre seran,orgullosa estoy de nuestros medicos que en donde se les necesite van,son heroes tambien,heroes de batas blancas,merecido amor para ustedes,cuidense mucho!!¡!!!

  • Lourdes Boloña dijo:

    Considero "Valientes" A TODOS NUESTROS MÉDICOS, no solo a los que cumplen con su deber fuera de Cuba, los que cumplen aquí cuidándonos aún más.
    Propongo NO hacer más diferencia entre "en el extranjero" "en Cuba" .Todos son médicos, todos son cubanos y sirven a nuestra Patria y cumplen con su juramento en cualquier lugar.
    Gracias.

  • Escandell dijo:

    Con mucho placer hemos leído esta crónica de nuestros doctores, cuanto orgullo siento por ellos al doctor Adrián Benítez lo conozco desde niño, amigo de la familia y muy querido en su pueblo. Toda la gratitud del mundo para él y sus compañeros. Cuidate mucho y te esperamos.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ubieta Gómez

Enrique Ubieta Gómez

Ensayista e investigador cubano. La Habana, 1958. Director desde 2016 de la cuarta época de la revista Cuba Socialista. Autor de varios libros.

Vea también