Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Eme Alfonso: Métele presión al ajiaco Havana World Music (+Video)

| 3 |

Escuchar cada tema de Eme puede convertirse en un ejercicio espiritual y lógico de entender nuestras más ricas raíces musicales. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Al principio creía más en casualidades, esas señales divinas. Ahora, con varios años en la música, canciones contadas desde el alma y ese deseo tatuado de emocionarse y emocionar a sus músicos y público cuando está sobre el escenario, lo ve todo distinto, más concreto, más real, más puro.

Eme Alfonso canta como si fuera la última vez, no puede hacerlo de otra manera; inspiración que fluye natural, cada sonido, cada palabra se escucha sincera.

“La vida se va formando de situaciones en las que una va tomando decisiones, va conformando su propio futuro, de cómo quiere hacer las cosas, si eres positivo, si eres negativo; creo que todo se va construyendo por el camino, no creo que nada esté escrito, y que nadie tenga un destino”, deja claro la artista.

La energía y esos espíritus constantes que abundan en su música se vuelven inevitables. Escuchar cada tema de Eme puede convertirse en un ejercicio espiritual y lógico de entender nuestras más ricas raíces musicales. El acento afrocubano, la inquietud del jazz, el roce del bolero, el feeling, la rumba, el sonido alternativo, los colores del pop, y hasta la música electrónica, han acompañado este trayecto, para construir una carrera diversa en estilos.

De cómo inició este sacrificado pero hermoso camino de la música, Eme ha hablado en otras entrevistas, lo que representó Síntesis, la impronta de sus padres, cómo emprendió su carrera en solitario y decidió componer canciones, contar sus historias, hacer discos, conciertos, locuras, recorrer el mundo y conocer lenguajes.

Esta vez, más allá de contarles y describirles cómo es esta intérprete sobre una tarima, enredada en sus misterios y ternuras, giramos la cámara, hablamos sobre ese reto enorme que representa organizar y dirigir cada año el Havana World Music, uno de los eventos musicales más importantes de la región, bajamos del escenario y nos acercamos, en el portal de su propia casa, a su lado artístico más íntimo.

Eme no se arregla tanto para la entrevista, no se cambia de ropa, no se peina, no se impone. Eme es natural, viva, libre como su voz. La hemos atrapado en la comodidad de su techo. No necesita tacones, maquillaje, posturas, lentejuelas, para irradiar luz y belleza.

Tiene swing, aché, y eso es más que suficiente. Eme es tímida, pero habla con seguridad, es precisa. Le pido al final que me cante. Cierra los ojos y nos regala un pedazo de Libre, tema del que hablaremos luego, por su éxito en los premios Lucas. Se desabrocha el corazón y con La Habana inquieta de fondo, el lente atento a su gesto y a su garganta, nos perdemos como átomos.

Desde la raíz… una huella

Si no tengo nada nuevo que decir, prefiero quedarme callada, dice la artista. Foto: Larisa López.

No podemos hablar de la carrera de Eme si no mencionemos a Síntesis y sus padres Carlos Alfonso y Ele Valdés. Lo tiene claro, Síntesis es un cosa y su familia es otra. “Cuando estoy trabajando en el grupo soy un músico más, soy un peón, una pieza más. Pero cuando estoy entre familia, entre mis padres, me critican desde el punto de vista profesional, desde su experiencia. Síntesis es mi base, mi escuela, me ha dado todas las heramientas posibles para poder llevar la carrera que llevo hoy”.

Pero les prometí que no nos detendríamos aquí. Hablemos de los obsesiones musicales de esta artista:  “Lucho mucho conmigo a lo hora de escribir, y es porque a veces tengo como una especie de lagunas, en las que llevo mucho tiempo sin proponer nada nuevo. Muchas veces si no tengo nada nuevo que decir, prefiero quedarme callada.

“No quiero escribir algo banal, que en unos años mire hacia atrás y piense que no sirvió para nada, que no me aportó como artista. Una de mis mayores obsesiones es escribir con peso y marcar una huella en mi propia carrera, cosas en las que yo misma me sienta orgullosa en un futuro”.

Confiesa que al inicio entrar al escenario le daba pánico. “Poco a poco te vas apoderando del escenario y te vas sintiendo cómoda, ganando seguridad. Si te sientes feliz con lo que estás haciendo, es más fácil transmitir, sentirse bien”.

Pero más allá de ese normal nerviosismo que sienten muchos cantantes antes de subir a escena ¿qué respira Eme?: “Una mezcla de cosas. Al final te das cuenta de que hay un proceso artístico siendo intérprete y otro como compositora. Ser intérprepe me ha costado más trabajo que componer.

“Soy una persona muy introvertida, bastante tímida, a pesar de que mi familia es muy impulsiva, tengo mis propias características, y este desarrollo me ha costado mucho más de lo que todo el mundo se imagina. Es importante que la música que uno interpreta uno mismo se la crea, para poder luego no mentirle al público, no mentirse uno mismo”.

Su ritual está asociado con las energías de sus músicos:  “Antes de tocar, mis músicos y yo tenemos como un pequeño encuentro. Si es un concierto muy importante nos aguantamos las manos, gritamos para soltar un poco la energía, para que fluya esa seguridad que nos damos como banda”.

Somos polvo del universo

Eme Alfonso. Foto: Larisa López.

Eme, en ese intento sin fronteras, siente en la música una conexión con el principio puro de nuestra existencia. “Toda la espiritualidad que tiene el ser humano, ya sea creyente o no, o tenga fe, en la energía, da igual, todas esas cosas que se remueven dentro de una, es parte de la música. Nos vemos como polvo del universo y todas esas partículas están regadas por el mundo, y yo creo en ese principio”.

Y seguimos intentando esta tarde, mirándonos a los ojos, entre lo verde de su jardín, y el calor impuesto de febrero. Le pregunto sobre qué canción desearía escribir y responde: “Ya que hablamos de intimidad, una intimidad que es tan suave y tan dulce, a mí se me da bastante fácil escribir canciones de ese tipo y quisiera hacer lo opuesto. Por ejemplo esa beta que tiene X de mover al público, hacerlos bailar, me encantaría hacerlo en algún momento, escribir música para divertirme y pasármela bien, hacer un disco que sea así”.

Para la cantante todo parte de la sinceridad: “La conexión entre lo que uno realmente quiere decir y el arte. Un artista tiene que ser sincero y consecuente con su carrera y, por supuesto, la conexión con los intérpretes, que son los músicos con los que llevo trabajando un tiempo (Jorge Aragón, piano; Oliver Valdés, batería; Julio César Gonzalez, bajo; César Ochoa, guitarra).

“Es todo una corriente fluida que una debe dejar que suceda de manera real, no inventarse personajes, no creer en historias ficticias. La sinceridad se ve”.

La música, como la vida, impone sacrificios, obstáculos, para Eme la gratificación mayor la ha encontrado en el propio público: “Crecer cada día más en su audencia, llegar a más personas. En mi caso llevar mi música a rincones del mundo en los que no he estado, aprender desde un punto de vista de espectador, para recibir y saber cuáles son tus errores y no cometerlos, es una gratificación mutua”.

“Hoy día la carrera de un músico se ha convertido en tantas cosas que prácticamente la música es un cincuenta por ciento de lo que uno hace. El sacrificio que tenemos todos los artistas es que hay que hacer de todo, de mánager, productores, generar contenidos, saber llevar las redes sociales, inventar, ser creativos y encima subir a cantar bien y hacer feliz a la gente, es bastante complicado.

“Antes era mucho más fácil. Una delegaba las cosas en productores y había gente que te llevaba la carrera, hoy no es así. Mis respetos a todos los artistas que lanzan su carrera sin ayuda y con sus propias manos”.

Hacer música desde Cuba

Portada de Voy, su más reciente producción discográfica.

El 2019 para esta artista fue muy intenso. Viajó y llevó Voy ( Egrem, 2018), su más reciente producción discográfica, a Texas, Corea, Portugal y otras regiones. Dice que el 2020 vendrá más suave, quiere dedicarse más a sus hijos, pero no parará de trabajar, estrenará el DVD de este fonograma y tendrá en verano una gira internacional, a lo que se suma su participación en los eventos que marcan la agenda cultural cubana.

Este CD le ha regalado mucha alegría. El premio Cubadisco en la categoría de Música Fusión y varios galardones en los Lucas con el video clip de Libre, una de sus canciones. Entonces me cuenta de cómo fue este proceso creativo audiovisual, que obtuvo entre otras categorías (Dirección, Dirección de Arte, mejor Making Of, Producción, Vestuario, Animación, Efectos Visuales y Mejor Video Fusión) el Video del Año:

“Es una canción que resume bastante el carácter del disco por la forma en que está concebida la música, es un poco world music, un poco mitológica en cuanto a la letra, y me pareció bastante completa para hacer un video clip y a los realizadores les encantó.

“Fue sumamente fácil trabajar con Raupa, Mola y Nelson Ponce. Ellos son talento puro, todo lo que hacen es por intuición, y porque realmente son buenos”.

Ya con una consolidada carrera artística, ¿cómo Eme valora el panorama musical cubano actual, sobre todo el desempeño de los jóvenes talentos?: En Cuba hay mucho potencial, como siempre lo ha habido en la historia de la música cubana. Hay gente haciendo cosas muy buenas y novedosas, pero ahí hago hincapié: no existe un mercado en el que se aprovechen esos talentos, están compitiendo la gente joven, con las mismas orquestas que estuvieron hace 20 años.

“Seguimos llamando joven a una generación que ya no lo es, al final están compitiendo, y juntándose demasiados conceptos a la vez. Creo que falta una industria musical interna en la que cual se potencie a las nuevas bandas, se les dé apoyo internacional, difusión en los medios nacionales, herramientas para que desarrollen  sus propuestas. Hay talento, pero falta apoyo”.

Y si te digo Cuba, esta Isla desesperada: “Como cubana no tapo el sol con un dedo. Sé todos los problemas que hay en el país, y además de eso, una decide estar aquí, y desde aquí hacer arte y música. Una de las mejores cosas que tiene esta Isla es el tiempo y ese tiempo es tuyo, te permite crear, estudiar, no sé si es el mar, el malecón, esa cosa de que no tenemos fronteras. Cuba con sus peculiaridades, te da un poco de dinamismo, matices y razones para escribir canciones buenas”.

Indago en sus sueños: “Como mujer, crear una verdadera Ley contra la violencia de género. Como madre, un país más seguro para mis hijos, un país que construya un futuro real, y como artista, que la música cubana siga siendo ese referente que es en el mundo, que no perdamos esa originalidad que nos caracteriza”.

De La Habana al mundo: ¡Que no pare la música!

El Festival no descansa durante todo el año, promueve fiestas y descargas para todo el público. Foto: @HavanaWorld.

Sé que están locos por saber cúales serán los artistas que participarán en esta 7ma edición del Festival Havana World Music (HWM), que sonará del 19 al 21 de marzo con estilos y sonoridades diversas, como ya estamos acostumbrados. Seguimos hablando con Eme Alfonso, directora artística de uno de los eventos músicales más trascendentes del Caribe.

—¿Cuánto ha crecido HWM en estos siete años?

Ha crecido orgánicamente, gracias a toda la gente que se siente ávida de recibir nueva música. Desde la primera edición en 2014, hasta la última, el público se ha triplicado. Ahora mismo el Festival tiene mucha gente interesada. En nuestra penúltima edición, a pesar del cambio de locación recibimos a unas 15 mil personas. Se puede decir que es uno de los mayores Festivales de la Isla al aire libre, que es otra característica en la que insisto.

—¿Tiene el Festival otros espacios más allá de los conciertos y descargas?

HWM le pide a sus artistas que hagan actividades colaterales, realmente no estamos enfocados en realizar talleres y otras actividades, precisamente porque el tiempo es muy corto, son muchísimos artistas, y nuestro equipo de producción se concentra muy bien en lo que es el tema del festival.

Siempre las actividades colaterales que nos acompañan son en nuestra sede (3ra A y 38, Playa ). Damos clases de hip hop, de afrobeat, de capoeira, la gente del proyecto Para Mestizar, ofrece prácticamente de sus clases, sus raíces.

—¿Sigue siendo este encuentro un rico ajiaco musical?

El tema del ajiaco musical, es un poco el corazón real, el núcleo de Havana World Music, siempre ha sido así, una gran caldosa, donde cabe toda la música que existe en el mundo, siempre y cuando tenga raíces e identidad.

Yo no cierro la programación a un género específico. Todo lo contrario, todos los géneros son fusionables, siempre y cuando tengan un lado auténtico de una parte del mundo y los artistas aporten de dónde vienen a través de su música, para mí es válido, haga rock and roll, con cumbia o lo que sea, polca con música electrónica.

—¿Qué novedades nos regalará esta séptima edición?

El concurso Primera Base ya empieza a tomar muchísima más importancia dentro del propio festival, pues los artistas ganadores tienen ahora como especie de peso. La gente sigue mucho el concurso, y creo que es interesante para todos prestarle atención a estos nuevos artistas y lo que está aconteciendo en la música cubana actual.

A través de este concurso, se pueden presentar todas aquellas bandas que tengan algo nuevo, bueno y de calidad y un jurado específico va a escoger la mejor. Atención a esos músicos que están por ahí y que no saben que hacer con su música, esta es una opción.

—¿Cuáles son las expectativas y los retos que tiene por delante HWM?

Siempre es un reto lograr cumplir nuestras metas, siempre trazamos un objetivo todos los años, ya sea a nivel técnico, a nivel de programción, a nivel de comunicación también.

Havana World Music siempre se ha caracterizado por un cartel novedoso, trabajar con diseñadores de muchísima calidad, y yo creo que ese es nuestro pequeño reto todos los años, cumplir nuestros objetivos, ser mejores, aprender nuestros errores y lograr satisfacer al público, que es para lo que trabajamos básicamente.

El Festival desarrolla un intenso trabajo en redes sociales. Foto: @HavanaWorld.

—¿Cómo ha sido el apoyo de las principales instituciones culturales?

Este año hemos contado con muchísimo apoyo sobre todo del Mincult. Hemos cambiado, ya no trabajamos con el Centro de la Música, sino con la Egrem, porque nos permite flexiblidad en muchas de las cuestiones que hemos planteado a raíz de varios de los problemas que tuvimos el año pasado.

Nos hemos enfocado en tener un Festival vivo, no una semana al año, lograr mantener eventos puntuales, fiestas para la gente, y marcarnos durante la otra época de silencio que tiene HWM. Las instituciones siempre nos han apoyado, es un festival que se ha podido hacer gracias a eso.

—¿Por qué no perderse las presentaciones musicales de HWM?

Siempre digo que vayan con los oídos, la mente y el corazón abierto, porque muchas veces depende del gusto de cada cual. Hay bandas de 8 países, de todos los géneros, hay una paleta de colores impresionante. Recalco nuestro cabeza de cartel que es Silvio Rodríguez, que para mí es un placer tenerlo, no creo que todo los festivales del mundo puedan decir que tienen a un Silvio abriendo esta edición.

A este renombrado trovador se suman Danay Suárez, Kelvis Ochoa, Descemer Bueno, Toques del Río, Brenda Navarrete y Nube Roja. Y desde el punto de vista internacional se presentarán Lin Cortés, conocido como el príncipe del novísimo flamenco; andaluz que mezcla en su estilo poesía, rock, jazz, elementos sinfónicos y ritmos urbanos; el productor de música urbana Waahli, para lanzar Black Soap, su última producción discográfica y Havana Meets Kingston, resultado de esa mezcla de sonido en vivo entre músicos cubanos y jamaiquinos.

Otros artistas que conforman el plantel 👇✌🎤

HWM diversa en estilos y ritmos. Foto: @HavanaWorld.

Hay representantes de 8 países. Foto: @HavanaWorld.

Desde Alemania, llega esta propuesta musical. Foto: @HavanaWorld.

Música para todo tipo de público. Foto: @HavanaWorld.

En video, Eme Alfonso ofrece detalles de HWM

 

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hugo Andrés Govin Diaz dijo:

    El gran "secreto" de ella está en la formación, educación y ejemplos que arrastra por dentro y por fuera de su FAMILIA.
    Cero banalidades, fanfarrias ni extravagancias. Artista integral, cuyo ejemplo sería muy bueno que copiaran unos cuantos en ese mundo.
    A nombre de mi familia les hago llegar nuestra admiración.

  • Esteban dijo:

    Uno de los auténticos festivales que se organizan en Cuba, que de no ser por ellos mismos, ya habría muerto. Gracias EME!!!!!!

  • Delvis Toledo desde Cienfuegos dijo:

    Allí estaremos todos, para participar de esa alegría compartida.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jorge Suñol Robles

Jorge Suñol Robles

Gestor de Redes Sociales en Cubadebate. Licenciado en Periodismo de la Universidad de Holguín en 2018. Contacto: jorge@cubadebate.cu En twitter: @jsrobles94

Irene Pérez

Irene Pérez

Fotorreportera de Cubadebate. Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana (2014). En Twitter: @irenepperezz

Vea también