Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Un laboratorio social, apegado al palpitar del pueblo

| + |

Representantes de entidades del municipio y la provincia respondieron inquietudes de la población. Foto: Enrique Atiénzar Rivero.

No fue un domingo más. La experiencia vivida en la circunscripción 75 del consejo popular Camalote, en Camagüey, acerca del trabajo comunitario integrado “Somos continuidad”, nutre y fortalece la inteligencia colectiva entre el pueblo y sus dirigentes.

A la convocatoria del delegado Félix Carrasco Palomino para el encuentro, se sumaron los miembros del grupo de trabajo comunitario, electores de la demarcación y no pocas personas de otras áreas que, espontáneamente, quisieron transmitir sin ataduras -con razón o no- sus inquietudes con entera libertad de expresión.

Ojalá que todas las circunscripciones tengan la visión de recoger en un apretado informe, como se hizo en esta, avances y desafíos sin caer en una interpretación mecánica de los problemas.

La integración cabal de los factores de la comunidad -perfectible aún- fue importante para caracterizar el entorno y revelar una fotografía, en tiempo real, del palpitar de las 333 familias de la circunscripción, con predominio de las mujeres (448 por 415 los hombres).

Aquella señora que se detuvo ante el micrófono y habló con un lenguaje natural sabe, como los más viejos habitantes del antiguo barrio Álvaro Reynoso, que el desarrollo actual de Camalote en el ámbito económico y social es incomparable a la vida anterior al triunfo de la Revolución, con independencia de la objetiva necesidad de mejorar hoy la resolutividad de los servicios de salud del policlínico, asumir transformaciones del fondo habitacional y de la deteriorada red vial, y encauzar casos sociales.

A la sombra de unos árboles, salpicados por momentos por los rayos del sol, transcurrió la jornada matutina dominical, que sirvió para comprobar que cuando se quiere se puede, con la acción de los electores de la 75 y entidades del territorio.

Una electora de Camalote participa en el debate. Foto: Enrique Atiénzar Rivero.

Quienes transitan por este barrio advierten dónde están por la identificación creada, los esfuerzos que llevaron a la rehabilitación y mantenimiento de las puertas y ventanas de la escuela, la pintura y embellecimiento de las unidades de comercio y gastronomía, la limpieza de las zanjas con el apoyo de la comunidad, el mantenimiento de los viales con los escombros recuperados de las construcciones, las mejoras del alumbrado público y del local que ocupa el punto de venta de leche.

Todo no puede resolverse de una vez. Los servicios telefónicos crecen, aunque quedan pendientes para otro momento las necesidades de teléfonos fijos para la Curva de Peña. Sin embargo, quién iba a decirle a los pobladores de Camalote, y en particular de la circunscripción de Carrasco Palomino, que en su parque iba a funcionar una zona wifi.

El informe del delegado, sometido a debate, fue explícito: “Como un ejemplo del trabajo comunitario integrado, los vecinos han participado en tareas de importancia para el bien popular: en el rebacheo de las calles, eliminación de salideros de agua, de microvertederos, en sellar los huecos abiertos para la conexión de las redes albañales y en el embellecimiento de jardines y unidades de servicios”.

Los planteamientos pendientes de solución del XVI y XVII mandatos, que fueron seis, no quedaron sin respuesta por representantes de vialidad de tránsito, los encargados de la comercialización de combustible, de la posible ampliación de las redes hidráulicas de acueducto hasta el área de la pica, siempre que haya financiamiento para la inversión.

Ariel Santana Santiesteban, primer secretario del Partido en Camagüey, mantuvo un diálogo fluido con los pobladores. Foto: Enrique Atiénzar Rivero.

En la parte final del encuentro, Ariel Santana Santiesteban, primer secretario del Partido en la provincia de Camagüey, quien mantuvo un diálogo fluido con la población desde el inicio, al igual que la presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Isabel González Cárdenas, estableció con claridad los objetivos de estos encuentros.

“La intención es intercambiar con el pueblo, que estén los principales cuadros de la provincia y del municipio, que se escuche a la población, seamos sensibles con sus problemas y busquemos soluciones. Algunas serán más inmediatas, otras a mediano plazo y otras a largo plazo. Nunca va a ser con el engaño, y sí con transparencia”.

Él se fue de Camalote convencido de que “hay un grupo de dificultades a las que hay que dar tratamiento con inmediatez, asuntos comunes de todos ustedes y preocupación mayoritaria de toda la población. Vendremos nuevamente a darles respuestas a ustedes, respeto sentimos por ustedes”.

Dejamos a los pobladores de esta intrincada zona campesina envueltos en un halo de optimismo y con la certeza de que las palabras no se las puede llevar el viento.

(Tomado del periódico Adelante)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Atiénzar Rivero

Enrique Atiénzar Rivero

Es periodista del semanario Adelante, de Camagüey, provincia del centro de la Isla, y colaborador de Cubadebate.

Vea también