Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Los niños de Chernóbil en Cuba: Una historia no contada (I)

| 70

Niños en el hospital pediátrico Juan Manuel Márquez, de La Habana. Foto: Juventud Rebelde/ Archivo.

Un día de 2011, la creadora visual peruana Sonia Cunliffe visitó el balneario de Tarará. Llamó su atención niños calvitos bañándose en la playa. Preguntó quiénes eran y le respondieron: los niños de Chernóbil. Ella quedó impactada, pero en aquel entonces no supo nada más.

Luego en 2015, el azar hizo que nos conociéramos y me preguntó si yo conocía sobre aquella historia. Le referí lo que guardaba en mi memoria. Ella insistió en querer hacer una exposición sobre el tema y me pidió colaborar con la investigación. Dudosa acepté. Hoy le agradezco infinitamente.

Mi hermano médico me dio el primer contacto: el Doctor Julio Medina y él me condujo a otros médicos, pacientes traductores, centros de investigación, Centro de Higiene de las Radiaciones de Cuba y hospitales; los archivos de los periódicos Granma y Juventud Rebelde me abrieron las cajas y los diarios; colegas me entregaron archivos fílmicos y así de puerta en puerta y durante un año completé la investigación que sirvió de base al proyecto de exposición que ha tenido éxito en más de un país; una de las experiencias profesionales más hermosas de mi vida.

Aquí comienza la historia…

El Dr. Carlos Dotres, director del hospital William Soler en 1990.

Algunos años después de la explosión del cuarto reactor de la Central electronuclear de Chernóbil, la entonces URSS solicitaba al mundo auxilio para atenuar la huella de la explosión nuclear en su población, fundamentalmente infantil. Cuba mostró su disposición inmediata. Sin embargo, no fue así en muchos países del mundo desarrollado, cuya ayuda fue generalmente exigua comparada con la demanda y urgencia de la catástrofe.

Un día de 1989, el entonces Secretario General del Komsomol o Juventud Comunista en Ucrania, Anatoli Matvienko, en una recepción oficial se dirigió al Cónsul cubano Sergio López y le mostró su preocupación por el estado de los niños ucranianos después del accidente nuclear de Chernóbil.

Contó Lilia Pilitay en La Habana al periodista Julio Morejón de Juventud Rebelde (hay que decir, que hasta donde sabemos, Lilia Pilitay sigue siendo una leal amiga de Cuba y partidaria de reabrir el programa humanitario) que luego de las consultas con la dirección del país, con Fidel específicamente por la delicada tarea, inmediatamente se desencadenó todo el proceso de lo que después sería el programa humanitario. De hecho, por la rápida gestión de Sergio, en el Komsomol ucraniano se hizo popular la frase “Trabajen como Sergio”.

Y según narra el Dr. Julio Medina, quien fuera director del programa en la mayoría de los 21 años de su duración, el Ministerio de Salud Pública de Cuba creó una comisión de especialistas en hematología, oncología, endocrinología, clínicos y otras especialidades, que envía a Ucrania. Una vez allí, en contacto con las autoridades de salud de ese país y con la ayuda del Komsomol, los médicos comienzan la exploración de la situación, organizan consultas y emprenden el trabajo en el terreno con los pacientes que necesitaban atención médica urgente. Se seleccionan los más enfermos, el primer grupo.

Así se organiza el primer vuelo a Cuba de 139 niños, muy enfermos, fundamentalmente de problemas oncohemtológicos. Llegan a La Habana el 29 de marzo de 1990 a las 8 y 46 de la noche en un vuelo de Aeroflot. El propio Fidel los recibió en la escalerilla del avión y ya estaban preparados los hospitales pediátricos Juan Manuel Márquez, William Soler y el Instituto de Hematología para recibirlos.

Esa misma noche da inicio la preparación de un programa que fuera capaz de atender al mismo tiempo a miles de niños y niñas de las regiones más afectadas en Rusia, Bielorusia y Ucrania.

En el aeropuerto, Fidel recibe a los niños el 29 de marzo de 1990. Foto: Granma/ Archivo.

¿Cómo se organizó el programa para la atención en Cuba de los niños de Chernóbil?

En 1990 el Doctor Carlos Dotres era el director del hospital pediátrico William Soler. Cuando la epidemia del dengue hemorrágico ocurrido en Cuba en 1981, que tuvo un elevado impacto en la población infantil, Dotres colaboró de manera decisiva a la organización de un programa de atención masiva a los niños y niñas víctimas de la epidemia.

En la ciudad de los Pioneros José Martí de Tarará se atendieron 75 mil niñas y niños cubanos con el propósito de suministrarles tratamientos inmulógicos con interferón. A partir de esta experiencia, se le pide al Dr. Dotres su contribución a la creación de un programa integral que fuera capaz de atender a 10 mil niños y niñas impactados por el accidente nuclear de Chernóbil, en el mismo Balneario de Tarará al este de La Habana.

Para la creación del programa se tuvo en cuenta no solo a las niñas y niños enfermos, sino su presencia en lugares contaminados con impactos notables en el agua, los alimentos y el medio ambiente en general. Tres repúblicas de la antigua URSS fueron las más afectadas por su cercanía a la zona de la catástrofe: Rusia, Bielorrusia y Ucrania; fundamentalmente esta última, con la característica de que había poco yodo en el agua que consumía su población.

De este modo, las tiroides – sobre todo en la población infantil- eran glándulas ávidas de consumo del yodo radioactivo liberado al ambiente por la explosión nuclear.  Así se prevé que enfermedades derivadas de las tiroides serían las de mayor incidencia a lo largo de los años. La atención posterior confirmó esta aseveración médica.

Desde este punto de partida, equipos interdisciplinares cubanos comenzaron a estudiar e investigar sobre un tema del que Cuba no tenía experiencia. Entre los elementos conclusivos para la atención a esos pacientes estuvo el hecho de que si le lograba sacar a la población de un medio contaminado a un medio limpio, el organismo tenía posibilidades de recuperarse de manera más rápida.

El Doctor Carlos Dotres, quien entre 1995 y 2002 fuera Ministro de Salud Pública de Cuba,  confirma que el programa se elabora con dos objetivos generales: tratar a los niños y niñas enfermas como consecuencia de la catástrofe y, a su vez, traer niños y niñas a un área limpia que pudieran ser observados y estudiados para ofrecer un diseño de atención que diera lugar a seguimiento médico en sus países de origen.

El programa se trazó, además, otros objetivos como caracterizar clínicamente a todos los niños y niñas; se clasificaban desde el sitio de donde provenían por médicos cubanos y de los países involucrados. Se dividieron en cuatro grupos: los muy enfermos que venían directamente a los hospitales e institutos médicos y de investigación. Un segundo grupo tenía en cuenta el impacto psicológico elevado que derivó en enfermedades llamadas psicosomáticas como soriasis, alopecia y otras. El tercer grupo no presentaba síntomas complejos y el cuarto grupo estaba clasificado como de niños y niñas relativamente sanos.

En un principio, en Tarará se crearon condiciones de camas hospitalarias para 350 niños y niñas. Se establecieron áreas especializadas de acuerdo con las enfermedades que presentaban y médicos y enfermeras permanecían con ellos de manera permanente.

Se diseñaron también servicios estomatológicos especializados a partir de hipótesis sobre la incidencia de las radiaciones en la proliferación de caries y otras enfermedades bucales; un alto índice de niños y niñas presentaba caries. A todos se les midieron las radiaciones con que llegaban en el Centro de Higiene de las Radiaciones de Cuba y luego de los resultados se determinaba si había que realizar estudios genéticos.

En Tarará se creó un sector para los niños y niñas que requerían de tratamiento de histoterapia placentaria para la caída del cabello y la soriasis, que dirigió directamente el Dr. Carlos Manuel Miyares Cao, creador de una veintena de productos para atender estas patologías y otras como el vitiligo a partir de la placenta humana. A los niños y niñas se les implementó, además, un programa de atención psicológica.

En cada grupo que llegaba venían médicos y maestros de sus países pues en Tarará se organizaron también las condiciones para que continuaran estudios. Por cada diez o quince niños venía un guía y a los más enfermos les acompañaba su madre o padre.

Cercano a los hospitales donde permanecían internados los más enfermos, se acondicionaron viviendas para que sus familiares permanecieran cerca; sobre todo aquellos que continuaron hospitalizados por largos periodos, incluso años. Este programa tuvo diferentes etapas y se concibió y realizó por 21 años de manera gratuita.

Comedor en Tarará, niños de Chernóbil. Foto Liborio Noval Foto: Granma/ Archivo.

Niños de Chernóbil en casa en Tarará. Foto: Livorio Noval. Foto: Granma/ Cubadebate.

Centro de atención de Histoterapia placentaria en Tarará. Foto: Granma/ Archivo.

Documentos extraviados: Niños de Chernóbil en Cuba

(Tomado de Cubaperiodistas)

Se han publicado 70 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Martica dijo:

    Genial idea la de continuar con el tema de Tarara y los niños de Chernobil , es un capítulo de la historia de la salud en Cuba de la que no todos conocen bien. Era impresionante ver como los niños y las niñas, caminaban en las calles de Tarara, libremente, atendidos por especialistas, como haciendo una vida relativamente normal. Hace unos días hice referencia que si un día se escribe la historia de Playas del Este un capítulo sería Tarara y en el no faltaría Chernobil.

    • Carlos dijo:

      Recomiendo ver la serie Chernobyl de HBO

      • felix b dijo:

        sabemos que eso se hizo para que cuba apareciera en la palestra, no de corazon

      • yadiz dijo:

        Muy humanitario verdad….yo estaba en Tarará por 15 días por la escuela cuando eso con 9 años y nos sacaron a los 9 días porque llegaron estos niños y como niña al fin estuve muy contrariada por eso ya que nunca nos dijeron por qué regresábamos a casa tan pronto, ya con el tiempo lo supe….pobrecitos!

  • Senen Casas dijo:

    Gigante la revolucion, en los hombros de Fibel.

  • Aracelys dijo:

    bdias, tenemos que valorar y cuidar nuestra revolución, es lo mas grande que tenemos!!!.

  • josé dijo:

    En la BBC, un medio occidental, salió recientemente un artículo reconociendo lo que hizo Cuba por esos niños.

    • Tata dijo:

      José es cierto que la BBC en su pagina de hace unos días expusieron un reportaje sobre los niños de Chernóbil en Tarar, pero lo hicieron después de la muchas criticas en todo en mundo luego que la serie de HBO tratará el accidente de Chernóbil y no comentaran nada sobre la atención de esos niños en Cuba, el reportaje empezó muy bien, pero al final como siempre hacen ellos desprestigiaron ese programa de ayuda, si lo interpretaste bien te fijaste que casi la mitad del trabajo critica la forma de selección que hizo Cuba de los niños que se trataron en Cuba, exponiendo que no todos fueron de bajos recursos y no los mas enfermos, dicedo también que causó malestra en la población necesitada de Chernovil, reocmientoa todos los internautas bscar el reportaje en la pagina de BC en español
      saludos
      Tata

  • ymarin dijo:

    Sin palabras me he quedado y ávida de seguir leyendo, que grandeza humana, que altruismo. Viva Cuba !!!!!!

  • Kevin Jaciel Gomez dijo:

    Excelente artículo

  • Eduardo González S. dijo:

    Maribel, qué buena respuesta a esa prensa libre que calló todo el tiempo una labor única en el mundo por su alcance y duración. Así la llaman ellos, prensa libre, pero bien que sabe callar cuando de dinero se trata. Y esa noticia del la islita puñetera y bloqueada, no vendía. Como tampoco lo hizo la de 1560 médicos con los zippers de sus backpacks estirados a más no poder que estuvieron listos a invadir a la Nueva Orleans inundada. Es que eran cubanos. Horror. Eso nunca lo supo el noble pueblo norteamericano. Ni supo que ese fue el parto de la Brigada Henry Reeve, saldándose una deuda de más de un siglo con aquel bragado mambí norteamericano- que no gringo- diseñador de un arnés especial para no caer de su cabalgadura cuando cargaba contra los cuadros españoles. Divulgar mentiras, callar verdades, qué triste oficio el de esa gente. De todo corazón te felicito, vieja.

  • Gustavo dijo:

    Fue esa idea del Comandante la página de altruismo y solidaridad que prestigia la medicina cubana, quería agregar que también se le brindó atención médica sin diferencia a los adultos acompañantes sean familiares o no, es emocinante recordar esos eventos, muy bien por su artículo, se necesitaba.

  • R PONS dijo:

    BD: SOLO UN PAIS COMO EL NUESTRO LLENO DE SOLIDARIDAD Y CON MILES DE LIMITACIONES, CON UN COMANDANTE EN JEFE LLENO DE HUMANISMO PODIA ASUMIR EN ESAS CONDICIONES DE PERIODO ESPECIAL EL CUIDADO Y LA CURA DE LOS NIÑOS Y NIÑAS Y SUS FAMILIARES AFECTADOS POR ESTA TRAJEDIA, NUNCA EL MUNDO PODRA OLVIDAR LA DECISION DE NUESTRO PAIS, QUE NO VACILO NI UN MINUTO PARA APOYAR EN LA CURA DE LOS ENFERMOS, ESTA DECISION SE HA MANTENIDO SIEMPRE A LO LARGO DE LA HISTORIA, EL SACRIFICIO DE NUESTROS MEDICOS EN LAS REGIONES MAS APARTADAS DEL MUNDO CONTINUARA, EN CONTRA DE LAS POLITICAS IMPERIALES, NUESTROS MEDICOS REGRESARAN CON LA FRENTE EN ALTO A BRASIL PARA AYUDAR ESE HERMANO PAIS, SE MANTENDRAN EN VENEZUELA Y DONDE QUIERA QUE HAGAN FALTA….. GRACIAS

  • Maidelis Karina dijo:

    Muestra del humanismo de Cuba,capaz de prestar ayuda a victimas de ese desastre en pleno periodo especial es por esos gestos que somos invencibles.
    Ucrania ha olvidado esto y ha votado contra cuba en la ONU sabiendo que Cuba atendió a 10 mil niños y niñas impactados por el accidente nuclear en ese pais.
    Pero aqui estamos listos para ayudar,haciendo el bien sin mirar a quien.

    • cuco dijo:

      Cuba ayudo al pueblo de Ucrania, nada tiene que ver eso con el gobierno bochornoso y sumiso que representaba Poroshenko. El pueblo de Ucrania lo agradece eternamente.

    • Matancero dijo:

      Cuán frustrados deben estar en Ucrania de la política de la antigua URSS, que han sido capaces de votar en contra de Cuba, un país con una política que ellos conocieron a vez, a pesar de Cuba haber hecho una obra humanitaria tan inmensa por ellos.
      Sólo para pensar…

  • Alexander Vargas Ricardo dijo:

    Magistral atencion del personal medico,enfermeras ,tecnicos y de servicio a los niños de Chernobil ,solo Cuba fue capaz de dar una respuesta acertada y contundente al pedido del pueblo ucraniano.La Historia recogera la proeza que realizo el estado cubano para mitigar los daños ocasionados por la radiacion a esos niños .Esa es muestra de como un pueblo bloqueado por mas de 60 años fue capaz de realizar tal hazaña.Esa Historia HBO y otras grandes cadenas no la cuentan.

  • ASA dijo:

    Una de las gestas mas heroicas y mas bellas que ha hecho Cuba sin duda alguna, una historia triste y bella a la vez, trabaje en Tarará y vi parte de esto muchos años despues. Lo que no entiendo es porque tienen que esperar a que salga una serie de TV (muy bien realizada por cierto) para contar esta historia, para hacer periodismo 30 años despues. Lo que no entiendo es porque no puede ser esta gesta humana y bella desde los heroes del silencio y hay que ahora decir lo que hicimos y lo que no hizo el mundo, A mi no me interesa saber lo que no hizo el mundo me interesa lo que hicimos nosotros sin vanagloriarse de ello, los verdaderos heroes estan en el silencio

  • Lázaro dijo:

    Hace ya bastante tiempo vi por televisión un reportaje con relación a Chernóbil, las entrevistas a niños que ya son adultos y los comentarios así como las filmaciones a pocas horas sobre ese terrible accidente donde perecieron todos los que acudieron a tratar de disminuir y salvar vidas.
    Después de la atención de niños y niñas en Cuba no recuerdo el numero o mejor dicho desconozco cuantos fueron atendidos durante los años que duró el programa y cuantos pudieron sobrevivir que pudieran estar haciendo que a sido de la mayoría que aun vive.
    Sería desde mi punto de vista muy importante hacernos llegar todo lo ocurrido con el tiempo, intercambiar entre los dos países, los pacientes y todas las personas involucradas en este proceso de ayuda.
    Quizás se establezca un día de recordación de mutuo acuerdo entre ambas naciones donde también se permita visitarse mutuamente durante una jornada, a todo el personal de Salud, comunicadores, educadores, traductores e interpretes, familiares acompañantes y funcionarios que lograron establecer este vinculo humanitario de ayuda desinteresada a los afectados por el desastre de Chernóbil.

  • ruskie dijo:

    lo he dicho otras veces que se a hablado del tema estuve alli en esa epoca en kiev, muy bueno el articulo, impresionante lo de mi bella CUBA y para que lo sepan eso fue en pleno periodo especial,viva cuba car…

  • Mercedes dijo:

    Me siento cada día aún más orgullosa de ser cubana, Viva mi Cuba, Viva la Revolución, seguiremos ayudando a quien lo necesite, mi isla pequeñita, pero INMENSA de corazón.

  • yamir dijo:

    La historia de esta Revolución es inmensa. Cuanto derroche de amor. Por qué nos bloquean?.

  • El combatiente dijo:

    Buen artículo donde se refleja un vez más la solidaridad y hermandad del pueblo cubano, preceptos que fueron inculcados por el Comandante en Jefe , que se han puesto de manifiesto a través de la colaboración médica que Cuba tiene en varios paises del mundo y en las acciones realizadas por la brigada Henry Reeve, hace falta que se hiciera un libro con anécdotas y experiencias de lo realizado en Tarará.

  • Yunier dijo:

    Es increible esta historia de nuestra colaboración internacionalista y humanista. Considero en lo personal que hay poco material sobre ello publicado, hay que rescatar la memoria histórica de esta etapa de nuestro pais para con el mundo.

  • Ernesto dijo:

    Estas son las cosas que hacen fuerte y hermoso a nuestro país y sin que quepa chovinismo ni arrogancia, ni falsa modestia no podemos menos que enorgullecernos de nuestros médicos, nuestra revolución y nuestro sistema socialista.

    Nuestro pueblo (incluso en estos tiempos difíciles en que hay pérdida de valores morales tan importantes a cualquier sociedad) realiza actos de solidaridad y hazañas, que en muchas ocasiones no las aquilatamos en su plena dimensión y la humildad no nos envilece. Es que la Revolución educó a muchas generaciones e inculcó sentimientos de solidaridad humana pocas veces visto.

    Y no importa que no recibamos agradecimientos como respuesta de los gobiernos respectivos de los pueblos a los que ayudamos, la ayuda se da con el alma y desinteserada y a estos principios debemos seguir aferrados no importa las críticas injustas que puedad hacerse desde cdentro o fuera de nuestra isla.

    Y vuelvo a lo que he planteado en otras ocasionas en este mismo espacio-es necesario
    (por supuesto que desconozco los costes, así que pido disculpas de antemano) que se visibilice mas estas cosas, que se elaboren documentales, series de ficción en base a hechos reales, no se, cuanto pueda informar a nuestro pueblo de las heroicidades y actos de bondad de las que somos capaces los cubanos agradecidos. Y pongo un ejemplo, ha causado revuelo un serial de la cadena HBO que describe la catástrofe y se esté o no de acuedo con los planteamientos ideológicos que plasma en contra de la ex URSS y el socialismo ha conmovido por la realidad del hecho en si de la explosión nuclear y la catastrofe humanitaria que trajo consigo, entonces, ¿porqué no realizar una serie, (por poner un ejemplo, puede ser otra cosa) que narre la inmensa obra de amor y solidaridad que desplegó nuestra Revolución para con los niños y adolescentes damnificados y tomando como base lo guardado en archivos de reportajes, documentales, revistas , periódicos, las investigaciones de la investigadora peruana que da pié a este sencible atículo?.

    Ya conviven con nosotros los mas viejos, generaciones de cubanos que conocen poco de este lamentable hecho y de la respuesta sin par que dió nuestro país, sus padres y abuelos y el inmenso esfuerzo que tuvo que hacer el pueblo todo ante la solicitud de ayuda de ese país y pueblos amigos que fue la URSS que tanto nos ayudó a nosotros cuando lo necesitamos. Pienso que esto haría mas fuertes moralmente y humanos a estas y futuras generaciones de cubanos.

    ¡VIVA CUBA y LA SOLIDARIDAD

  • humano dijo:

    Grande Fidel.

    Saludos.

  • Alfredo dijo:

    Muy oportuno este trabajo. Sería bueno llegar al fondo de un asunto tan delicado y exponer (a través de la prensa cubana) acciones de esta índole que son una prueba de que los lazos entre Cuba y la URSS no sólo eran económicos.

    • Matancero dijo:

      Por supuesto que no sólo eran lazos económicos; también, y sobre todo políticos.

  • Juan Carlos Molina Hamilton dijo:

    Cuando uno lee estas historias. Sin chovinismo de ninguna indole o eufemismos vanales siente orgullo de ser cubano, siente orgullo de haber tenido un padre como Fidel. Estas son las historias que el mundo debe conocer y no para agradecernos si no para que establezcan diferencias nosotros siempre hemos dado vida a cambio de nada, he incluso los que como yo fuimos soldados en otras tierras no fuimos a robar, ni saquear ni matar fuimos a ayudar y fuimos siempre lo digo cuando alguien quiere decir lo contrario de manera absolutamente voluntaria, a sabienda de que al regreso seguiríamos viviendo igual de humildes con la única satisfacción del deber cumplido.

  • YAITE dijo:

    Estoy muy orgullosa de mi pais al escuchar esta historia, la cual conocia muy poco, es una lastima que no exista algun documental al respecto y que se pueda acceder a el en la televisión cubana, porque en muchas ocasiones personas malas o ignorantes hablan horrores de Cuba sin ni siquiera conocer un poco de nuestra historia, porque este hecho es parte de nuestra historia y debe existir una asignatura que le muestre a nuestros niños todos los logros de la REVOLUCION no solo hacia los cubanos sino tambien hacia todo el mundo, que a pesar de ser un país subdesarrollado, compartimos lo poco que tenemos con todos los necesitados en el mundo, NUESTRA SOLIDARIDAD ES INFINITA.

    Solo las personas más viejas de nuestro país saben valorar enormemente a nuestra Revolución porque vivieron los peores males que existian, a veces incluso escucho a personas ignorantes criticar las condiciones que tenemos hoy en el país, es verdad que hay problemas pero si comparamos a la CUBA del 2019 con la de 10 años atras y 10 años más atras, podran ver todos los avances que hemos logrado gracias a la REVOLUCIÓN, por eso es importante recordar a los que olvidaron y mostrar a los que no lo vivieron.

    VIVA CUBA

  • @adrian_camaguey dijo:

    Un pequeño país del tercer mundo, agredido entonces y ahora por la mayor potencia militar de la humanidad, capaz de hacer un gesto que ni los grandes países desarrollados pudieron llevar a cabo.

  • juan castro dijo:

    Estas actividades humanitarias solo se pudieron haber hecho en CUBA por su reconocido espíritu de solidaridad en el mundo.

    VIVA CUBA ¡¡¡¡¡¡

    Profe Juan castro
    Mexicano

  • Habanera dijo:

    Despues de trasmitirse la serie Chernóbyl empezamos a hablar todos los días de la atención a las víctimas en Cuba. Curioso.
    ¿Por qué en mas de 30 años, no tenemos una serie propia con ese tema, una película, unas aventuras infantiles,varios documentales? En estos años y con la cantidad de pacientes atendidos debe existir material para contar buenas historias, hablar de nuestro país y su desarrollo en la medicina, de su solidaridad, su sacrificio, nuestros medicos y las personas que trabajaron en Tarará. Historias que cuenten la satisfaccion de esos niños y sus familiares, historias sobre lo que solo Cuba ha podido hacer. ¿Por qué no se han hecho? Acaso están esperando que la haga HBO.

    • MdF dijo:

      Concuerdo con Ud, pero aún estamos a tiempo, es un tema que debe ser desempolvado para bien de nuestros jóvenes, ya espero la segunda parte

    • Camue dijo:

      Porque a NETFLIX, HBO y otras distribuidoras de series televisivas a gran escala, no les interesa comercializar ese tipo de realidades, prefieren el sensacionalismo, la exaltación de las verdades a media o mentiras totales. Esas bellas y conmovedoras historias de amor y de solidaridad con el prójimo, sin pedir nada a cambio(los gobernantes de Ucrania no son amigos de Cuba) tenemos que graficarlas nosotros, no creo para nada que sea un acto de inmodestia o chovinismo.

  • Aleida Crego Rodríguez dijo:

    Importante labor realizada por los médicos, enfermeras y otros especialistas cubanos, quienes con una consagración tremenda le devolvieron la salud a los niños. Aleida

  • Silvio dijo:

    Tuve la suerte de trabajar con un grupo de estos niños y adolescentes en el antiguo campamento 26 de julio de Varadero por los 90. Fatalmente no recuerdo los nombres de todos los que alli estuvimos las 24 horas del día como traductores y nanas de estos muchachos. Para mi fue una gran experiencia y doy fe de la preocupación diaria de la dirección del país por cada uno de ellos. Así somos los cubanos. Solidarios

  • Estudiante de Medicina dijo:

    La salud pública cubana siempre brinda su apoyo a los países del mundo.

  • ROLANDO CABRERA dijo:

    OJALÁ, AL CABO DE TANTOS AÑOS EN EL OLVIDO, SE CUENTE ESTA IMPORTANTE ACCIÓN HUMANA QUE REALIZÓ NUESTRO PAÍS EN TODA SU AMPLITUD Y PROFUNDIDAD. QUE SALVÓ LA VIDA DE TANTOS NIÑOS Y MEJORÓ Y ALIVIÓ EL DOLOR DE MUCHOS OTROS Y QUE PARA MI, SIN EXPLICACIÓN ALGUNA, CASI SE DESCONOZCA POR EL PUEBLO DE CUBA, A PESAR DE HABER LABORADO EN ESTA ACCIÓN TANTOS PROFESIONALES CUBANOS Y MUCHOS NO PROFESIONALES, QUE ATENDIERON A ESOS NIÑOS CON EL ESPIRITUD DEL INTERNACIONALISMO PROLETARIO, COMPARTIENDO TODO LO QUE TENEMOS. CONSIDERO QUE EL PUEBLO DE CUBA MERECE QUE SE CUENTE MUY BIEN ESTO QUE YA ES PARTE DE NUESTRA HISTORIA. GRACIAS A CUBADEBATE POR OPINAR.

Se han publicado 70 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Maribel Acosta Damas

Maribel Acosta Damas

Periodista cubana, especializada en Televisión. Es profesora de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Habana y doctora en Ciencias de la Comunicación.

Vea también