Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

¿El turismo impulsa el desarrollo de otros sectores en Cuba? (+ Podcast)

| 106

Desde el estudio de radio de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, el podcast de Cubadebate. Foto: Ernesto Arturovich/ Cubadebate.

El podcast de Cubadebate se centra hoy en el turismo, uno de los seis sectores estratégicos identificados para afrontar la compleja situación que presenta actualmente el país. El propósito es que, mediante los encadenamientos, la industria del ocio impulse otros despegues.

Hemos invitado a dos expertos cubanos:

  • María del Pilar Macías Rutes, directora general de Operaciones y Calidad del Ministerio de Turismo.
  • Miguel Alejandro Figueras, Doctor en Ciencias Económicas y profesor del Centro de Estudios de la Economía Cubana.

—¿Por qué el turismo puede convertirse en la locomotora de la economía cubana? ¿Cuáles son sus potencialidades?

María del Pilar: Indudablemente, el turismo es un sector muy transversal, en el que participan muchas otras actividades. Es por esa característica que en otros países se ha convertido en la locomotora de la economía, porque el turismo impulsa en su propio desarrollo el de otros sectores. En nuestro país también sucede de esa manera, pues la industria del ocio requiere de las demás sectores para garantizar las ofertas de bienes y servicios. No obstante, hay sectores que no aprovechan esta realidad.

—En los últimos años, Cuba ha experimentado un incremento del número de turistas y de habitaciones hoteleras; sin embargo, el apoyo de los organismos en tributar productos y servicios con calidad al sector no ha avanzado con igual ritmo. ¿Por qué no se logran estos encadenamientos?, ¿qué factores atentan?  

María del Pilar: Uno de los factores que influye es el económico. Para desarrollar nuevas inversiones hay que disponer de recursos financieros, a los cuales no todos los sectores acceden, pues no se recuperan con la misma rapidez con que lo hace el turismo. Además, esta actividad genera en su propia operación los recursos financieros para pagar créditos. Esa realidad incide en que el resto de la economía no acompañe lo suficiente al desarrollo del turismo. A lo cual se suma el impacto del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

Miguel: Considero muy bueno el actual propósito de sustituir las importaciones que realiza el sector turístico cubano, calculadas en alrededor de dos mil millones de pesos anualmente, incluyendo el petróleo que se gasta en la electricidad. No obstante, se trata de un problema viejo. En los años noventa, cuando el Periodo Especial, una de las medidas impulsadas por el Comandante en Jefe consistió en que el turismo fuese uno de los ingresos más importantes para el país y que ayudase a levantar al resto de la economía (en aquel entonces deprimida).

A mediados de la década de los noventa, las empresas constructoras estaban produciendo solo al 40% del nivel alcanzado a finales de los ochenta. La producción de cemento había disminuido cuatro veces; la industria textil redujo su producción desde 220 millones de metros hasta 44 millones. En el año 1994, se produjo, y con baja calidad, solamente la tercera parte del nivel de cerveza alcanzado cinco años antes y la mitad del agua embotellada.

¿Qué se hizo? Para revertir esto se creó, mediante recursos asignados, la empresa Finatur, la cual se encargó de trabajar, detalle a detalle, con las entidades productoras, organismos y ministerio. A la par se introdujeron nuevas producciones y proyectos. En la industria ligera, por ejemplo, hubo cambios totales para lograr la especialización en surtidos necesarios en el turismo, como los uniformes. También hubo transformaciones en la industria alimenticia, la cual introdujo nuevos envases, así como en la agricultura que fomentó la producción de los cultivos protegidos.

De forma general, el turismo definió reglas del juego: era necesario producir con calidad internacional, entregar en tiempo y que los precios fuesen competitivos. Las empresas que incumplieran esas reglas debían salir del juego, porque el turismo ayuda, pero no subsidia, ni debe relacionarse con empresas que no sean serias.

También resulta vital asignar recursos integralmente: si vas a hacer un traje necesitas la tela, los botones, el forro y los hilos, si falla una de esas materias primas no resuelves nada. De ahí que el mecanismo de planificación se deba adaptar a esas exigencias.

—Miguel, en un artículo suyo publicado en la revista Temas, usted plantea que en los años noventa el turismo logró el objetivo de movilizar y despertar el resto de la economía. ¿Cómo se consiguió esto? ¿Qué medidas se pueden retomar en la actualidad?

Miguel: Cada etapa tiene sus características. Por ejemplo, no hay que copiar la empresa de Finatur, sino aprender de su experiencia. ¿Qué pasó con esta entidad? En 1990 la oferta nacional solamente satisfacía el 12% de la demanda requerida por el sector turístico y debido al impacto de esa institución ya en 2004 fue un 67%. Pero en aquella etapa se llevó a cabo una restructuración bancaria y empezaron a funcionar los nuevos bancos y a dar créditos. Hubo empresas y organismos que tomaron esos préstamos y no le pagaron a Finatur, lo cual provocó que esta quebrara.

Por otra parte, se tomó la mala decisión de crear una cuenta única mediante la cual era imposible el correcto funcionamiento de Finatur. Esta cuenta se cerró cuatro años después de constituida. De ahí que si todo el dinero iba al banco y luego la asignación de recursos financieros no tenía en cuenta las necesidades del turismo, su desarrollo se veía limitado.

La experiencia de Finatur no hay que copiarla exactamente, pero sí hay que tener el convencimiento de la necesidad de establecer reglas claras.

En la actualidad, ¿cuánto satisface la oferta nacional los pedidos del turismo? ¿Podría darnos datos del comportamiento de las compras a la industria nacional en los últimos años?

María del Pilar: Resultado de las medidas tomadas en los años noventa, hoy el turismo recoge frutos. Hay muchas empresas que nacieron en aquella época bajo los esquemas de financiamiento mencionados o como empresa mixta que abastecen al turismo con productos de buena calidad y en el momento en que se necesitan. Derivado de la experiencia de Finatur surgieron años después los esquemas cerrados de financiamiento.

El Ministerio de Turismo tiene un financiamiento en CL, que lo genera mediante sus propias ventas, montos que este le entrega a las empresas que abastecen al turismo. De esa manera acceden a las materias primas, aunque no incluye las inversiones. Entre ellas está Suchel, Suchel Proquimia y entidades de confecciones. Se trata de productos que ya no se importan. Ya no existe la modalidad de financiamiento mediante Finatur, sino a partir de los esquemas cerrados, que todavía presenta imperfecciones, pues no abarca las inversiones, tan necesarias en la industria nacional. Son asuntos que van quedando en un segundo plano y que a la larga perjudica el desarrollo de las entidades.

En la actualidad, este tipo de relación con la Industria Ligera ha permitido que el sector del turismo disponga de productos de calidad y competitivos, entre ellos los amenities, los artículos de higiene, los productos químicos de lavandería y la lencería, que solo se importa en el caso de las personalizadas. En ese sentido estamos trabajando con el grupo de la Industria Ligera para lograr que también se fabriquen aquí. Asimismo está pendiente el tema de los uniformes, para lo cual este año comenzará a funcionar una empresa mixta. Poco a poco se ha ido incorporando un grupo de producciones para evitar su importación.

Toma la palabra María del Pilar Macías Rutes, directora general de Operaciones y Calidad del Ministerio de Turismo de Cuba. Foto: Ernesto Arturovich/ Cubadebate.

—En ese sentido, ¿dónde persisten las debilidades?

María del Pilar: Como decía el profesor Figueras, hacen falta resortes económicos que posibiliten que la industria acceda a recursos monetarios, no solo para la compra de materias primas, sino también para desarrollar nuevas inversiones. Hoy tenemos que importar muchos productos, porque la industria presenta déficit de capacidad productiva, como en el caso de la cerveza.

El turismo debería importar solo para disponer de productos de marcas internacionales, pues los visitantes que llegan a Cuba son en su mayoría de países desarrollados, con una filosofía consumista. Es cierto que cuando llegan aquí queremos mostrarle lo nuestro, pero también tienen costumbres de consumir determinada comida, bebida o perfume. Esperemos lograr que, en algún momento, solo tengamos que comprar esos productos.

A veces tenemos que importar hasta la llamada línea económica, cuando puede ser ofertada por la industria nacional. Nos sucede con la cerveza, cuando importamos algunas que ni resultan ser famosas pero son económicas, al no disponer de una oferta nacional.

Hay que tener claro que el turismo para brindar sus servicios necesita recursos. El cliente que en su desayuno le falte algún alimento habitual y común, no se le puede dar al otro día doble. Por tal motivo, para que este sector sea competitivo también lo tienen que ser las empresas que lo abastecen.

Ciertamente, el turismo es prioridad para el país y para eso se creó desde hace algunos años una comisión gubernamental dedicada al estímulo y desarrollo de la actividad turística. En ella participan ocho ministerios, incluido el de la Agricultura. En este caso, uno de los problemas más recurrentes es el relacionado con el envase y embalaje, así como con la variedad de los surtidos.

Tenemos hermosas playas y los visitantes también reconocen la cultura, el patrimonio, nuestra idiosincrasia y seguridad. Pero faltan detalles para ofertar un producto completo. En nuestro país tenemos además el asunto de la dualidad monetaria y cambiaria que incide en la conformación de los precios.

Hay empresas que, ante un aumento de los precios de la materia prima, transfieren, a veces de manera lineal, ese incremento a sus costos de producción y, por ende, modifican su precio de venta. En el sector del turismo no se puede hacer eso, porque las contrataciones son con mucho tiempo de antelación, en dependencia de los mercados, pueden ser conciliadas hasta un año antes. Y por otro lado existe una fuerte competencia en el Caribe que está vendiendo un producto turístico proveniente de su industria nacional de calidad y con precios competitivos. Y el cliente también se decide según los precios.

Son temas que, indudablemente, lo está viendo la economía en su proceso de planificación. En la comisión gubernamental ya se van tomando acuerdos, uno de ellos tiene que ver con el estudio y revisión del funcionamiento de Finatur. El objetivo es que resurja sin los defectos de aquella época, para que la industria nacional pueda acceder a financiamientos y que también le permita desarrollar inversiones, para aumentar sus capacidades productivas e incorporar tecnologías más eficientes.

—Un comentario reiterado por los foristas de Cubadebate es que el sector, en vez de ampliar la planta hotelera con instalaciones de lujo, debe mejorar la existente, sobre todo, cuando el nivel de ocupación está alrededor del 50%. ¿Cuál es su opinión?  

Miguel: La Habana disponía de 12 mil habitaciones cuando nos sorprendió el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, en 2015, y con ello el aumento de las visitas de ciudadanos de ese país. Necesidades de alojamiento que cubrió en parte el sector privado, no solo en La Habana sino en el resto del país.

La capital requiere de más hoteles, aunque ahora su nivel de ocupación no sea el máximo. Esto es imprescindible para desarrollar el turismo y con ello la economía del país. Además, hay que reparar los existentes.

Tal y como lo ha planteado el presidente Miguel Díaz-Canel, hay que trabajar de conjunto para apoyar al turismo, encadenarlo con los demás sectores de la economía y sustituir importaciones.

Se trata de un propósito que no se logrará solo con decirlo, hay que revisar un grupo de cosas. Por ejemplo, leí una noticia que en el año 2017 se aprobó una empresa mixta entre Iberostar y AT Comercial para abastecer el turismo. Aunque estoy a favor de las empresas mixtas y de la inversión extranjera, me parece que por lógica no se debía haber constituido, cuando su objetivo es precisamente fomentar importaciones, lo contrario a lo que requiere el país.

—Cuando se habla de que la ocupación está al 50% es también síntoma de que persiste ineficiencia.     

 María del Pilar: Todo sector tiene que mirarse hacia adentro, y el nuestro lo hace bastante, aunque no siempre se logran los resultados esperados. Tenemos un compromiso con el Estado cubano de ser más eficiente, de ser más competitivos, de ocupar mejor las habitaciones hoteleras.

En la temporada alta se logra mejores niveles de ocupación. Sucedió en La Habana cuando el restablecimiento de las relaciones con EE.UU., que la demanda de habitaciones cinco estrellas estuvo por encima de la oferta, de ahí que se emprendiera la construcción de nuevos hoteles. Ya en la actualidad estamos ostentando productos de lujos, porque también queremos que vengan clientes dispuestos a pagar más caro.

Lejos de desacelerar el proceso inversionista, lo que tenemos que conseguir es ocupar los cuartos, ofrecer mejores productos, para generar mayores ingresos. Los nuevos hoteles que se construyen en La Habana poseen tecnologías de avanzada que son sostenibles y generan ahorro y eficiencia.

En el caso de los hoteles existentes, también tienen procesos inversionistas y un grupo de ellos aparecen en la cartera de negocios del MINTUR bajo la modalidad de contratos de administración con financiamiento, como el Neptuno Tritón y Plaza.

No obstante tenemos que seguir haciendo acciones comerciales que permitan ocupar mejor los hoteles. Además de romper la estacionalidad del turismo, característica muy marcada en nuestro país, pues de un día a otro de pronto comienzan a vaciarse los hoteles. Por eso debemos ser mucho más provisorios con las medidas de ahorro, para que las utilidades generadas en la temporada alta no se vayan después, para mantener niveles de operación que no generan eficiencia.

En cuanto a las alianzas con el sector no estatal, es válido resaltar que están muy presentes en nuestra rama, como en los mantenimientos y ampliaciones de centros recreativos, además de decoraciones y suministros de mobiliarios.

—¿Cuál es el gasto por cada dólar ingresado en el sector del turismo?

María del Pilar: Alrededor de 60 centavos, pues varía en dependencia de los grupos hoteleros y del tipo de actividad. Antiguamente se trabajaba con costos más elevados que poco a poco se han ido reduciendo. Sabemos que tenemos reservas, en ocasiones también hay sobreconsumos innecesarios, en el caso del agua y la electricidad. En ese sentido estamos trabajando con el objetivo de reducir los costos y gastos, pero sin afectar la calidad, como ha reiterado el ministro de Turismo.

—También los foristas llaman la atención sobre que si bien es necesario crecer en los arribos de turistas, también lo es incrementar los servicios extrahoteleros y así favorecer los ingresos del sector.

Miguel: Así es. Dice Leal que el turista no viene a ver el lobby, sino a caminar por la ciudad, a recrearse. Creo que hay que desarrollar más actividades extrahoteleras y promover más iniciativas, que permiten que el viajero desembolse su dinero, lo haga con gusto y se sienta satisfecho.

Considero que, durante los últimos 30 años, el turismo cubano ha logrado una epopeya, porque cuando hablamos de recibir cinco millones de viajeros hay que tomar en cuenta que se trata de un turista por cada cinco o seis que recibe el Caribe, y que la mitad de ellos son estadounidenses, quienes tienen prohibido vacacionar en la isla.

Escuche El podcast de Cubadebate

Conversamos con

María del Pilar Macías Rutes: Licenciada en Economía. Directora general de Operaciones y Calidad del Ministerio de Turismo de Cuba, antes laboró en la misma actividad en el Grupo de Turismo Gaviota. Miembro de la Asociación Nacional de Economistas de Cuba.

Miguel Alejandro Figueras: Economista cubano. Doctor en Ciencias Económicas. Profesor del Centro de Estudios de la Economía Cubana. Premio Nacional de Economía del año 2007. Cuenta con más de 50 años dedicados a la especialidad.

Se han publicado 106 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Berthi dijo:

    «Cubadebate se centra hoy en el turismo, uno de los seis sectores estratégicos identificados para afrontar la compleja situación que presenta actualmente el país». Cuáles son los otros cinco ?

    • alfredo dijo:

      Los otros sectores tengo entendido que son: Sistema Electroenergético, el Agroalimentario, Biotecnológico, Salud y Comunicaciones. Quizas alguien me pueda rectificar.

    • @ndrés_93 dijo:

      Una de ellas debe ser las remesas enviadas desde el exterior, las cuales las cifras siempre son expeculativas, nunca oficiales.

      • Hilario Nunez dijo:

        Asi mismo . No hay estadisticas claras de cuanto es el aporte de los Cubanos residentes en el exterior en cuanto a :

        Cobro de pasaportes ( y prorrogas ) . mas otros tramites consulares.
        Cobro de remesas.
        Cobro de tarifas de aterrizajes de los aviones que van con la mayoria de Cubanos, etc…

    • dalila dijo:

      El turismo tiene casi tres vertientes fundamentales, uno el crucero que solo entra y llega al puerto y solo su consumo es muy bajo y poco de ciudad y no deja casi recursos ya que su consumo y demás está en la embarcación, el segundo es el turismo de paquete que su consumo es en hoteles y el otro el poco y casi ineficazmente explotado en cuba, el turismo de ciudad, que en nuestro caso se mescla con el turismo de crucero y la Habana vieja, y según los reportes internacionales es el turismo que más contribuya al desarrollo local, en todos siempre se busca en cuba los Hostales, que por eso ese sector incide en parte del desarrollo y utilización de fuerza de trabajo, en la búsqueda de su alimentación y demás, el problema de Cuba es que el turismo debe impulsar el desarrollo de su industria nacional por satisfacer esas necesidades, y estamos muy lejos de alcanzar algo digno en este sentido, ya que se importa industria para fabricar para ese turismo, y como tecnología novedosa, cuando se rompe, a importar que es más fácil y la industria nacional está ajena a ese fabrica, porque el desarrollo de la fábrica no fue mediante una tecnología nacional, nada que por números le único que dice cómo andamos es el indicar en costo por peso y si estamos por los 0.05 centavos es mucho, en moneda dura, el turismo en cuba está muy lejos de provocar un desarrollo endógeno por muchos factores, pero el mas preocupante es que usted busca entregarle al turista lo mismo que consume en su tierra y no los encantos de Cuba y lo oriundo de Cuba, solo en la artesanía ellos ven la misma de que llegan a tierra cubana hasta que salen, ni la artesanía clásica de cada región hemos perdido, ni un casabe se les vende ni un hatuey, nada de nuestra cultura, solo ropa vieja, vaca frita y langosta, nuestra gastronomía no sobresale, nuestra artesanía tampoco, entonces que queremos vender lo mismo que tiene en su tierra, creo que no.

    • Marta dijo:

      EXCELENTE podcast de los periodistas de Cubadebate.

      Como lectora y como cubana me he visto reflejada en las preguntas. Las respuestas, bastante centradas, aunque no todo lo abarcadoras que hubiéramos deseado. 60 de gastos por cada peso de ingreso…¿la cuenta está sacada en divisa o en el famoso peso englobado que no diferencia valor real? ¿Cuánto de esas ganancias quedan realmente en el país?

      Creo que en efecto, el turismo es una locomotora y lo fue más en las primeras décadas; el cambio en el ambiente de principio de los 90 comenzó a verse casi simultáneamente en la medida en que fue prosperando la industria turística y se abrieron nuevas capacidades hoteleras. El boom real ocurrió en 2016 con las medidas adoptadas por la Administración de Obama y el incremento del turismo americano, que aún cuando no todo fue a cubrir las capacidades hoteleras, sí despertó el interés por el destino Cuba y ciertamente las capacidades quedaron por debajo de la demanda. No por gusto el nuevo inquilino de la Casa Blanca -y aquí me reservo todos los calificativos que en este instante vienen a mi mente no apropiados para este espacio- ha estado golpeando despiadadamente el turismo a Cuba. Eso es real.

      Mi gran preocupación que la respuesta de la entrevistada no me satisfizo, es que aún cuando la tendencia hacia una normalización de relaciones con el poderoso vecino del norte puede estar en fase de retroceso pero no necesariamente aniquilada en el tiempo, y pueda sustentar la idea de prepararse con tiempo para una nueva oleada en un momento mejor, la realidad que está viviendo internamente el país con la escasez de alimentos, transporte, medicamentos, está dando evidencias de la necesidad de un reacomodo en las «vías férreas» de la economía cubana. Considero desde el prisma de la mesa del cubano común, que URGE una replanificación en las prioridades a los «trenes» que sí van a resolver de verdad con bases más sólidas y duraderas las necesidades del país: AGRICULTURA Y TRANSPORTE.

      No estoy disminuyendo el papel del turismo, pero también es cierto que el que está llegando en este momento al país no es el que más ingresos está aportando, ni los precios competitivos con que se están ofertando las instalaciones en el extranjero son los que pueden asegurar los ingresos que el país reclama y necesita, ante el efecto dañino que está ocasionando la política hostil del imperio. Entonces percibo como inadecuada continuar apostando a ampliar capacidades para un turismo de lujo que justamente por serlo, requiere de importaciones de marcas y estándares que no pueden garantizar el llamado «encadenamiento productivo» interno de la economía real. Basta mirar los gráficos que aparecen en este mismo artículo donde la tendencia es a la baja y ni siquiera en el primer gráfico está reflejado el resultado de los primeros tres meses (período de alta) del presente año.

      Considero que hay que centrarse más por explotar lo que tenemos y destinar mayores recursos a los sectores que garanticen la producción de alimentos, que contribuyan a mejorar la alimentación del pueblo y la oferta de calidad al turismo, lo cual requiere a su vez de verdaderos encadenamientos productivos y formas más novedosas de producción que serán una base mucho más sólida de desarrollo del país que las fluctuaciones turísticas.

  • la lluvia dijo:

    MUY BIEN EL ENFOQUE Y LAS PERCTIVAS QUE TIENEN CON VISTA AL TURISMO
    EN NUESTRO PAIS, DESARROLLAR ESTA INDUSTRIA EN NUESTRO PAIS
    NO ES SOLO DECIRLO ES APLICARLO COMO REGLA NUMERO 1

    REGLA NUMERO 2 SE DEBE TENER ATENCION A LOS HOTELES DE LUJOS Y LOS DE NO DE TANTO DE LUJOS PORQUE TIENE QUE EXISTIR HOTELES PARA TODOS LOS BOLSILLOS.

    REGLA NUMERO 3 HAY QUE ESFORZARSE EN HACER EXTRUCTURAS DE CALIDAD EXTRAHOTELERAS POR LA CIUDAD CAFETERIAS DONDE EXISTA TAMBIEN POR CITAR UNA ESCLUSIVIDAD EL AGUA DE COCO PERO NO EN UN CARRITO CHINCHAL EN UNA ESQUINA, Y NO SOLO LA HABANA VIEJA EXISTE MIRAMAR EL VEDADO Y OTROS REPARTOS QUE AVECES CAMINA Y CAMINAS BAJO UN SOL Y NO HAY NADA DE NADA, HAY QUE ABRIR TAMBIEN DONDE SE VENDAN PERIODICOS NO SOLO DE CUBA POR LA CIUDAD A LOS EXTRANJEROS LES GUSTA ESTAR AGIORNADO LES DOY UNA IDEA DONDE HAY MUCHOS PARQUES SE PUEDEN HACER CAFETERIAS DONDE EXISTA LA EXTRUCTURA DEL PARQUE CON UNAS MESITAS AL FRESCO Y SENTARSE A DESCANSAR UNA PAUSA, SIN TENER QUE GASTAR UNA MILLONADA EN GRANDES CAFETERIAS QUE SE VENDA TAMBIEN COSAS DE NUESTRA ARTESANIA NO SOLO EN EL PUERTO SINO EN TODA LA CIUDAD DONDE NUESTROS ARTESANOS PUEDAN VENDER Y LOS TURISTAS COMPRAR.
    NO ES LO MISMO CAMINAR CON UN SOL FUERTE HASTA EL PUERTO QUE ANDANDO POR LA CIUDAD NO HAY QUE AGRUPAR TODA ESA VENTA DE LOS ARTESANOS JUNTOS TODOS AVECES EL TURISTA BUSCA UN SOUVENIR A TODA COSTA Y NO TIENE TIEMPO ES MEJOR NUESTRA ARTESANIA POR TODA LA CIUDAD DARA MAS RESULTADOS. NUESTRO EUSEBIO LEAL DICE UNA GRAN VERDAD EL TURISTAS VIENE A VER LA CIUDAD HAY QUE PONERLE TODO A LA MANO Y LLENARLES LOS OJOS. ESA REGLA NO FALLA.
    DEBEMOS SABER TURISMO EXTRAHOTELEROS

    • VICTOR KOZASKI dijo:

      TODAS EMPRESAS ESTAN BASADAS EN PROGRAMACION , SI NO EXISTE UN BUEN PROGRAMA DEL GOBIERNO Y TAMBIEN BASADA EN LO QUE PASA EN EL MUNDO NO NOS PODREMOS DESAROLLAR SI TAMBIEN BASADA EN NUESTEA CULTURA NO HAY QUE IMITIR A NADIE CADA PAIS TIENE SU CULTURA Y COSTUMBRES , PERO SI HAY QUE APRENDER DE OTROS PAISES COMO ES POSIBLE QUE ELLOS SI TUVIERON EXITO Y LOS TURISTAS SIGUEN REGRESANDO SIN PARAR , PRIMERO LAS ATENCIONES RESPETO , CUIDAR AL TURISTA QUE SE SIENTA COMODO CON NOSOTROS , ELLOS SERAN NUESTRA PROPAGANDA NATURAL EN TODO EL MUNDO ESO AYUDA A LA ECONOMIA , SEGUNDO OPERACIONES DE BANCOS , HAY QUE PRESTAR A TODOS LOS QUE QUIERAN LEVANTAR ALGUNAS EMPREZAS PROPIAS MAS A LAS MUJERES QUE TIENEN MAS INICIATIVAS DE CREAR QUE LOS HOMBRES Y ESE ES UN FACTOR NORMAL SON CREADORAS DE TODOS , EL BANCO SE TIENE QUE ARIESGAR A PERDER , PORQUE EL QUE SABE PERDER SABE COMO GANAR SI HABRAN DESFALCOS MALOS CALCULOS EN PRODUCION Y MATERIAL , PERO ESO SERA UN 5% DE LAS INVERCIONES , PIENSE EN EL 95% DE GANANCIAS ASI ES COMO EL BANCO GANA Y EL PUEBLO SE ENCAMINA PARA UNA MEJOR ECONOMIA , INVERCION SIN MIEDO TODA LA VIDA ES UN RIESGO , NO NOS QUEDA OTRO REMEDIO QUE TOMARLO Y SEGUIR ADELANTE . MUCHAS GRACIAS

  • Adelante dijo:

    Que trabajo cuesta implementar las orientaciones y medidas para el auge económico. Tal parece que la diréccion del país orienta y orienta y las fuerzas productivas del país van por otro rumbo o será que el modelo económico que se está aplicando tiene más trabas que impide tener un desarrollo sostenible. Lo que no hay dudas es que aún las plantillas del sector estatal están infladas. Por ejemplo, una obra en ejecución, una cooperativa etc, la visitan para chequear las, el partido provincial y nacional, el gobierno, la dirección nacional sindicatos, la dirección del país, más otras visitas individuales de dirigentes del estado. Cada cual da diferentes orientación. Y después se habla de eliminar el burocratismo. Usted se imagina a cuánto asciende el gasto en recorridos de todas estas visitas.

  • Gladis Miranda dijo:

    Muy buen reportaje , claro y preciso con Buenos graficos y testimonios.
    No se si el tema de los Cubanos emigrados se podria incluir en estos comentarios. Pero llama la atencion que la unica licencia de viaje que permanece sin cambios es la de las visitas familiares.
    Por que no aprovechar esta brecha? Por que no bajar el precio del pasaporte Cubano no solo en EUA sino en todo el mundo incluyendo dentro de Cuba? Cuantos Cubanos no viajarian si se esta sencilla medida entra en efecto? Cuanto repercutiria en le economia cubana?

    • Mágico dijo:

      El pasaporte cubano es un verdadero atraco. Creo que son como 800 dólares en seis años, entre renovarlo y hacerle las prórrogas. Por ejemplo, el pasaporte americano vale 110 dólares, no hay que hacerle prórrogas y dura 10 años. ¿Qué ideas le cruzarán por la cabeza a un cubano que se hace ciudadano americano y tiene por obligación que sacar el documento cubano para poder entrar a su país? Ese ciudadano, por necesidad, tiene que comparar los precios y le buscará explicaciones al suceso. Qué extraño le parecerá a nuestro visitante lo barato que cuesta el pasaporte imperialista y lo recaro que es el de su país natal. La realidad es que muchos cubanos optan por no venir a su tierra; y los que por algún motivo de fuerza mayor vienen de visita, se manifiestan completamente irritados; y protestan por la extorsión gubernamental de que son objeto. He oído decir que el documento de viaje de los cubanos es el más caro del mundo. Como se comprenderá, es un récord del que para nada debemos sentirnos orgullosos, sino más bien abochornados. Pero además, las críticas de los cubanos a esta situación tan anormal han sido numerosas y constantes, los foristas de Cubadebate son un ejemplo de ello. Y jamás se han tomado medidas para bajar los precios, ni siquiera se dan explicaciones del porqué se mantiene la situación. Esto da lugar a muchas especulaciones, y yo como cubano que carece de esclarecimientos sobre el tema, tengo también la posibilidad de especular. Todos sabemos que los ingresos por concepto de pasaportes son cuantiosos y es un dinero fácil, fresco y constante. Yo creo que se mantienen los precios del pasaporte, porque habrá dentro del gobierno funcionarios corruptos, que se están enriqueciendo con parte importante de ese dinero. Por eso el pasaporte sigue bien caro, en detrimento del principal grupo turístico del país. El gobierno continúa mudo y haciéndose el sueco, mientras que muchos cubanos
      nos quejamos indefensos; y ni siquiera tenemos derecho a que se nos oiga, como seguramente comprobaré muy pronto.

      • Frank G dijo:

        100 % con ambos.

        No esto parte del bloqueo interno que nuestro presidente tanto alude?

        Cual es la traba para also tan sencillo como re-estructurar las tarifas de los tramites consulares?

  • Martica dijo:

    Muy buen tema, para entender la necesidad del encadenamiento productivo y qué significa ese término. Conocer que turismo ha implicado esfuerzo de quienes laboran en el y necesita apoyo de todos para que Cuba sea un destino preferido. Desde los suministros, la higiene ambiental, la disciplina social, todo incide en los niveles de satisfacción de quienes eligen CUBA para vacaciones.

  • MAC dijo:

    Desde el 2014 hasta el 2018 la gráfica muestra un ascenso considerable de visitantes a la isla, será la misma proporción en cuánto a las ganacias, relación costo – beneficio e ingresos por visitantes, sería bueno exponer en cifras monetarias a cuánto asciende anualmente.

  • Eduardo dijo:

    Muy bueno el artículo, al parecer están claros de la realidad que vive el turismo en cuba, lo único que discrepo: como se siguen reduciendo los costos si afectar la calidad de los servicios, eso no pega, si no hay «costo» la comida no es buena y las bebidas tampoco, no hay líquidos para las piscinas, para no mencionar los problemas de cada departamento, y sustituir importaciones no puede afectar la calidad de los productos, muchas veces estamos acostumbrados a que «algo» sea común para nosotros y para otros puede ser catastrófico y no lo vemos porque no conocemos más nada y no podemos comparar. Saludos y buen día

    • Tony dijo:

      Vivo en Varadero como todos sabe el principal polo turistico de sol y playa y este ha sido el peor año del mismo los hoteles estan vacios y la comida para que y en las noticias dan cifra de arribo de visitantes creo que exageradas seguro ahi estan incluyendo a los cubanos que viven enotros paises que vienen de visita tienen que tomar medidas urgentes para el buen funcionamiento de esoa hoteles gracias al turismo nacional muchos no estan cerrados

    • Tony dijo:

      Vivo en Varadero como todos sabe el principal polo turistico de sol y playa y este ha sido el peor año del mismo los hoteles estan vacios y la comida para que y en las noticias dan cifra de arribo de visitantes creo que exageradas seguro ahi estan incluyendo a los cubanos que viven enotros paises que vienen de visita tienen que tomar medidas urgentes para el buen funcionamiento de esoa hoteles gracias al turismo nacional muchos no estan cerrados

  • Manuel dijo:

    Lo que sucede en la practica es que muchas de las empresas que son serviciadoras al turismo lucran demasiado con esta actividad, incrementando sus precios de formas desmedidas y sin relacion con el aumento de sus producciones o su calidad, de pronto te encuentras que Empresas como Alastor aumentaron sus precios, tambien Copextel, o CIMEX, para que hablar de la Empresa Inmobiliaria del Turismo que cobra arrendamientos fijos sin cumplir con los procesos inversionistas a pesar de haber sido aprobados casi unilateralmente por la misma. Pienso que el Miniosterio de Finanzas y Precios debe tomar partido y hacer una revision a las Empresas Serviciadoras al Turismo, en cuanto a los mecanismos formadores de sus precios, en los cuales te encuentran hasta que transfieren sus gastos de impuestos a los Hoteles. En la practica no pasa nada, y lo cierto es que los precios para el turista no aumentan, al contrario bajan. Tema a revisar.

    • Manuel Ernesto dijo:

      Ha mi modo de ver creo que el problema fundamental del turismo es la poca importancia que le dan al mismo en varios territorios, como municipios y provincias, que lo ven como algo inalcanzable. No se aprovecha los valores arquitectónicos de nuestros pueblos y ciudades, no veo que el ejemplo de Trinidad se haya generalizado como debiera en todo el país, salvo excepciones, solo nos proponemos desarrollar el turismo de sol y playa y no valoramos en su justa medida el potencial que tenemos en nuestros hospitales, universidades, nuestra naturaleza, nuestras ciudades del interior pequeñas pero con un valor patrimonial y arquitectónico grande.
      El turismo no podrá ser la locomotora cuando todo lo que ofertamos en nuestros hoteles sea importado, hasta una zanahoria y si no la damos en conserva, el ministerio de la agricultura no acaba de despegar y cumplir las expectativas, siempre que habrá que importar algo pero tenemos que inclinar la balanza hacia lo nacional, producirlo nosotros.
      También otra situación que afecta sobre manera, es que si no estás en los principales polos turísticos, dígase Varadero, Guardalavaca, La Habana y los cayos, no es la misma atención, entiendo que hay que tener un nivel de prioridad, pero que no llegue en muchas ocasiones al olvido.
      El reto el grande solo nos queda esforzarnos y dar cumplimiento a la política trazada por nuestro Partido y gobierno.

    • Fernando P dijo:

      Manuel, sabe usted que la Inmobiliaria del Turismo, pertenece al sector?. Sabe usted que no son tasas arbitrarias, si no tasas aprobadas por el propio Ministerio de Turismo; sabe usted que el arrendamiento es cobrado en Moneda nacional? y todo el proceso inversionista tiene dentro de sus componentes el mayor peso en Moneda Convertible. Creo que una buena discusión del tema dbe ser valorada en todo sus aspecto antes de emitir criterios como el suyo. Durante la ejecución de un proceso inversionista no sabe usted cuantas cosas tiene que pagar la inmobiliaria a otros sectores que usted mismo reconoce que tienen altos precios, y no hablo ya de las importaciones y demás.

  • Carlos55 dijo:

    ¿Impulsa el turismo el desarrollo de otros sectores en Cuba?

    • Alamo dijo:

      Yo pienso que sí, otra cosa es que no existe un encadenamiento productivo entre muchos sectores determinantes y la esfera del turismo, razón por la cual , por ejemplo, se importan producciones agrícolas para la elaboración de alimentos que se pudieran obtener aquí con solo realizar inversiones que pagarían su costo en un corto periodo de tiempo.
      Los precios que se les ofertan a los productores agrícolas juegan un papel negativo en muchas ocasiones, perdiendo estos el interés por cosecharlas a gran escala. El turismo compra pulpas de frutales que aquí se producirían sin ninguna dificultad, con una pequeña inversión que podría ser recuperada financieramente en muy poco tiempo.
      El facilismo de salir a adquirir afuera lo que aquí se produce con la misma o mejor calidad, está enquistado en la mente de muchos empresarios y trabajo va a costar hacerles comprender y palpar esa realidad. Lo que sucede es que no se han interiorizado con la nitidez suficiente los planteamientos de nuestro gobierno al respecto, la política está fijada, faltaría una mayor concientización de quienes tienen que comprender el momento histórico que vivimos.

    • josé dijo:

      …aba.

    • Andrés dijo:

      Siempre me he hecho la misma pregunta Carlos55. Creo que la industria turística, a pesar de sus costos y limitaciones, nos sirvió bien durante los 90 y después. Nuevas líneas de producción y algunos ingresos necesarios y relativamente rápidos surgieron de todo esto. No hay duda que nos seguirá sirviendo en el futuro, lo cual es deseable en si mismo. Sin embargo, en mi criterio, para nada deberíamos catalogar a este sector como locomotora de la economía.

      Según algunos especialistas, durante una buena parte del periodo especial, es decir cuando el turismo se estableció a toda voz como alternativa de ingresos, el ingreso por turista decreció, a pesar de haber aumentado el número de visitantes. Esto incluye el período 1995-2000, uno de los momentos de mayor auge de la industria, y también aplica a una buena parte del período 2001-2009.

      No solamente es explicable esto por los altos costos y por la falta de productividad, sino porque, como servicio al fin, el turismo, sin inyección de alta tecnología y conocimiento,, ofrece relativamente pocos chances de elevar la productividad media nacional, y con ello el ingreso medio. Hasta hace poco el turismo de salud y el histórico seguían representando una exigua minoría respecto al sol y playa, que es lo que más ofrecemos. Existen otros montones de variantes que ni siquiera se exploran, por sencillaa falta de visión y creatividad. La situación no ha variado sustancialmente.Y es que el sol y playa es dinero «facil». Pero ya a estas alturas sabemos bien los cubanos que el dinero fácil es pan pa´hoy y hambre pal otro día.

      Creo que, si bien es útil desarrollar esta industria, pues provee ingresos relatívamente rápidos (y muy necesarios) es un error tomarla como pivote económico. El turismo no debe ser locomotora de nada. Si se produce un shock como la apertura de Obama, entonces deberíamos contar con shocks como el de Trump. El punto es que no controlamos estas cosas, de las cuales depende el turismo. Tampoco controlamos a muchos turoperadores. Creo que los recursos que hoy aquí se invierten son excesivos. Tal parece un esfuerzo desmesurado por parte del estado por arrebatarles los clientes al sector privado, cuando en realidad debería estar cooperando con él e inviertiendo en otro lado. Llevamos casi tres décadas hablando del turismo como locomotora de la economía y esto no sucede. Deberíamos saber mejor a estas alturas.

  • Aracelys dijo:

    bdias, el turismo debe ser la locomotora de la economia de nuestro país, una cosa depende de la otra, pero pienso que hay que buscar alternativas mas eficientes para desarrollarnos más, gran numero de cubanos van a los hoteles, pero ¿ustedes no creen que si los precios bajaran para nosotros, los ingresos serian mucho mayores?, que necesidad hay que en la baja del turismo, los hoteles esten casi vacios, si aqui hay cubanos con tremendas ganas de disfrutar y de pagar hasta donde se pueda, entiendan que nuestro pueblo tambien quiere ir a vacacionar, conozco que hay indisciplinas, pero hay que ser rigurosos en cada instalacion, hasta que nos acostumbremos a visitar los hoteles, como eran en tiempos antiguos. Saludos

    • JS dijo:

      Aracelys, dicho sea de paso, las ofertas de los hoteles para los nacionales no solo son muy caras, sino que la calidad del servicio es mala (al menos en mi experiencia personal y la de otros que he conocido) y dista mucho del servicio en la temporada alta. Hace un año estuve en el hotel Covarrubias (paquetes todo incluido) en Las Tunas y me ocurrio lo siguiente: tuve que hacer colas de media hora cada vez en la mesa buffet para almorzar y para comer y luego los platos de carne se acababan rapido, hay dos canchas de tenis de campo pero no pude jugar porque no habia pelotas ni raquetas para los huespedes, hay dos mesas de tenis de mesa al lado de la piscina pero no pude jugar porque las dos estaban rotas y desarmadas en el piso, en la playa supuestamente habian esnorquers y caretas para sumergirse pero no tuve acceso porque no habia, en los bares la mejor bebida que habia era un wiski barato, un extranjero español le devolvio al barman una piña colada diciendole que eso no era tal bebida (la hacen muy mala).

  • hammer blanco dijo:

    Rento dos habitaciones en mi casa, segun he visto en mi experiencia y en la de los arrendadores de mi barrio es totalmente al contrario la tabla de llegada de visitantes, muy bien en los años 15-17 pero luego se ha venido abajo de forma abrupta y de contra nos subieron el impuesto, nada que no la lista con el billete. No se de donde sacan esas estadisticas. Saludos

  • Dianelys dijo:

    hay una duda que tengo hace bastante tiempo: el negocio del ocio y la recreación es muy fuerte y próspero, pero acá en el país solo se refuerzan las instalaciones hoteleras, por qué no se inscursiona tambien en otro tipo de centro recreativo, incluso no solo para el turismo, sino también para la comunidad nacional, que tiene bastante restringidas sus salidas, resumidas solamente a bares y al malecón?!

  • Dianelys dijo:

    otra duda: la doctora María del Pilar explica que, y cito: «Los nuevos hoteles que se construyen en La Habana poseen tecnologías de avanzada que son sostenibles y generan ahorro y eficiencia»… como cuáles?!, cuáles son esas tecnologías y esos hoteles?!

  • Bastion dijo:

    ASI DEBERIA DE SER, PERO NO ES EL CASO SE HA PERDIDO MUCHO TIEMPO DE MOMENTOS QUE HA EXISTIDO UNA FLEXIBILIDAD POR PARTE DE LOS MECANISMOS DE OBSTIGAMIENTO DE EEUU, AHORA CON LA HELMS BURTON SERÁ MAS DIFICIL BUSCAR TANTO LINEAS DE FINANANCIAMIENTO COMO LOS MISMOS TURISTAS…..

  • Eunice dijo:

    Excelente publicación Lisset, como siempre. La apertura del mercado a los EEUU fue un elemento meramente coyuntural y lamentablemente influyó incluso en la toma de decisiones erróneas como el incremento desmedido y especulativo de los precios en este sector a costa de bajos niveles de ineficiencia y calidad, así como la decisión de continuar incrementando la planta hotelera, inversiones mediante, aún con risibles 40 o 50% de ocupación, pudiendo redirigirse esos millones en otras inversiones quizás de más impacto directo en el pueblo, como la alimentación por ejemplo, de la cual ahora se adolece de punta a cabo en el país, a mi criterio por ineficientes y poco previsores y no tanto por el dichoso bloqueo el cual influye, pero también al cual de todo culpamos. Este sector debe trabajar aún más en su eficencia y dejar un tanto el palo periodístico con las cifras de visitantes que son las más bajas del área. Los niveles de corrupción, problemas de control interno, entidades inauditables, el desvío de recursos, los niveles de calidad, los hechos delictivos, problemas en los esquemas económicos financieros, salario de los trabajadores, medios de transporte corporativos y de la renta, las condiciones de trabajo, gastos e importaciones excesivas e innecesarias, la contratación, etc, son problemas a los cuales hay que prestarle mucha atención y de los que no se habla. Es un sector grandemente ineficiente y que lejos de ser el motor impulsor de la economía en estos momentos, sus millones solo se ven para cubrir sus gastos y para el pago de las deudas globales del país.

    • Alina dijo:

      De acuerdo con cada palabra suya, lo que se sabe y se ve ,no se pregunta como dice el refrán …………………..

  • Norge Garbey Chacon dijo:

    En nuestra opinion hay enormes reservas para las empresas nacionales que no estan aprovechando, debido a que el turismo debe importar gran cantidad de recursos desde alimentos y bebidas que bien pudieran producirse en cuba hasta materiales y utiles propios de la hoteleria.
    Es necesario invertir en las empresas que pueden sustituir importaciones para que se produzca en cuba lo que necesita el turismo y no tener que importar… LAS RESERVAS SON ENORMES…

    • sachiel dijo:

      Norge, pero fijate en este detalle: «Hoy tenemos que importar muchos productos, porque la industria presenta déficit de capacidad productiva…», ¿ y por qué entonces ese dinero invertido en compras en el exterior, no se les entrega a esas empresas de nuestra industria, para pagar sus grandes deudas a proveedores y comprar lo imprescindible para poder continuar produciendo, e inclusive, modernizando y ampliando sus producciones?

      ¿Quién explica eso, de frente y con toda la claridad? Ejemplos sobran..

    • El lento dijo:

      Yo creo q si hay reservas pero lo q no creo es que halla enormes reservas. No existe una industria nacional que produzca lo que el turismo necesita por lo que creo que es más una aspiracion que realidades. Nuestra industria hoy día no puede ni en calidad ni en cantidad suplir las necesidades de un sector tan exigente como el turismo. Repito tan exigente como el turismo. No se puede de la noche a la mañana cambiar esa matriz si no hay una industria nacional fuerte que cumpla con los estándares de calidad internacionales para esa actividad pues sencillamente el turista se va…. Reflexionen la idea no es mala en esencia pero todavía no estamos preparados para eso. Saludos…

  • Carlos dijo:

    Hagan un PodCast de economía cubana con Oscar Fernández Estrada, doctor en Ciencias Económicas y profesor de la Universidad de La Habana. No se arrepentirán. Saludos.

    • Orlandoo dijo:

      Quiero aclara que no conozco al doctor personalmemnte, pero soy asiduo lector de sus trabajos y publicaciones pero como dice la biblia por sus frutos los conocereis…., me gustaria que alguien me diera las coordenadas de como contactar con el

  • Kronos dijo:

    El indice de ocupacionalidad sigue siendo baja, entonces para que hacer mas y mas hoteles en vez de mejorar la calidad de lo que tenemos????

    • Niurys dijo:

      De acuerdo 100%

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      Interesante pregunta que todos nos hacemos, Kronos.

      Yo pienso que se debe a que la construcción del hotel, en sí misma, es ya una inversión que inyecta dinero fresco a la economía, aparte de ser una fuente de empleo (si no se traen obreros extranjeros, claro). Además de ser un compromiso de más inversión futura cuando se empiece a operar el nuevo hotel y de un medio básico que se quedará para siempre aquí si los operadores desisten debido a las insuficientes ganancias o pérdidas, por baja ocupación o por la razón que sea.

      Creo que por ahí andan los tiros.

    • Nestin dijo:

      Para cumplir un plan evidentemente amigo…los que están hechos se están cayendo..pa que mas

    • ReMacHe dijo:

      Estimado, si usted revisa los gráficos expuestos en este excelente publicación se percata que el turismo crece de un año a otro por lo cual la tendencia es al crecimiento y si los que llevan los estudios de mercado ven la posibilidad a largo plazo, lo correcto es crecer en habitaciones, pues es más costoso tener demanda y no poder responder, ya que los vuelos por ejemplo, que es la forma principal de llegada a Cuba, se venden a plena capacidad y ninguna compañía área va a venir con un avión medio vacío, es una de las causa por la cual se construyen más hoteles, la otra va sumada es esta, el dinero para construir hoteles puede llegar por una inversión 100% cubana o con una parte de un socio extranjero, la inversión en si forma parte del encadenamiento productivo, ejemplo: Los muebles de los hoteles, son producidos en Cuba, el cemento, la arena, etc, son producidos aquí por lo tanto se convierte en un motor impulsor de otras industria. El tema de los hoteles deteriorados o más viejos tiene mucha tela por donde cortar, pues para ello existe un plan de inversiones a nivel de instalación así como los planes de mantenimiento que son los que se deben cumplir y son responsabilidad de las direcciones de estas instalaciones. La calidad puede tener relación con las inversiones, pero en este sector es más del ser humano que de la tecnología, sin demeritar esta última por supuesto.

  • RGT dijo:

    El turismo presenta el desafío de reproducirle a los visitantes europeos y norteamericanos (vienen menos del tercer mundo) un ambiente de sociedad de consumo, similar al que ellos tienen en sus países, si eso no se consigue no vienen. En Cuba es muy poco lo que se produce, por eso la mayoría de las cosas que se consumen en ese sector hay que importarlas.
    Lo comparo con tener un invitado rico en la casa y querer que se sienta con tanta holgura como si estuviera en su propia casa, y todo esto sin querer comprar nada de lo que habitualmente cunsume mi pobre familia. Si pudiéramos producir una tercera parte de lo que derrochan en los hoteles no fuéramos pobres.

  • Domingo dijo:

    Aqui lo que hay que hacer es potenciar la agricultura, pues Cuba es un pais eminentemente agricola. Sin agricultura hay que importar muchos alimentos, sobre todo frutas frescas y vegetales, ademas de viandas y hortalizas para los Hoteles, ademas de lo que representa este sector para la alimentacion del pueblo.

    Los creditos que recibe Cuba son contra la producción de azúcar. No por el turismo.

  • NomeDigas dijo:

    El turismo es rentable pero es un consumidor de recursos sobre todo de alimentos. En estos tiempos de crisis pensar que el turismo le da de comer al pueblo es engañarse. Para el pueblo trabajador sostener y desarrollar el turismo es un sacrificio. Considero que nuestro gobierno debe mejorar primero otros sectores para que sea posible desarrollar el turismo sin afectar a la población, un sector en el que hay que invertir urgentemente es en el de la agricultura, cuando se logre garantizar la demanda de alimentos de la población cuando no quede un solo campo con marabú y sin sembrar, cuando exista más de un ganado mayor o menor por cápita, cuando no falte el agua en nuestros hogares, entonces pensemos en construir más hoteles y campos de golf que el pueblo de toda cuba también lo merece.

  • Rey dijo:

    Exelente articulo pero me parece que hacer tantos hoteles como se está observando y ver que los hoteles que no estan a plena capacidad…

  • Yordan dijo:

    Buenas el tema está muy bueno y hay explicaciones muy certeras, pero como se entiende que se fomente la creación de Hoteles de Lujo y estos no logran una gran ocupación solo de 35 o 40 por ciento, como se entiende que hayan hoteles de esos que a la hora del desayuno falte pan o yogurt de 1 solo sabor y no alcanza para todos los clientes, eso deja mucho que decir, los clientes que vienen a una instalación de ese nivel y que no tenga lo básico que imagen se llevan, que comentarios hacen, hay que revisar mucho para que la locomotora sea eficiente, desde cuando se está esperando por un hotel en las cercanías de muchos aeropuertos del país y nada de nada, hay que revisar muchas cosas

  • El Catalán dijo:

    El profesor Figueras fue también hace años asesor del Ministro del Turismo nuestro siempre estimado Osmani Cienfuegos. A mí criterio el mejor Ministro de Turismo que hemos tenido.
    En cuanto a los encadenamientos productivos los Ministerios de Industria y el de la Agricultura son los que tienen el mayor impacto negativo , quizás la industria ligera logré avanzar porque tiene la estructura productiva instalada y puede ser receptora de la inversión extranjera. En cuanto a la Agricultura su tarea es más difícil. Y para la próxima temporada aún ITH deberá importar grandes volúmenes de huevos deshidratados, carne de puerco, res, pavos, frutas, hasta cebollas y ajos , etc. Recuerdo una conferencia del Dr. Figueras que de decía que para que el turismo se convierta en la locomotora al menos el 30% de los insumos debían ser de factura nacional.
    Sobre la captación de un turismo de lujo. Este al menos debe tener un alto confort en las actividades de suele hacer como la pesca, el buceo y la caza deportiva. A propósito ésta última sigue esperando la aprobación del Ministro de la Agricultura. Hay incluso importantes turoperadores americanos que están esperando la apertura para venir con sus grupos de cazadores. No les interesa las medidas del actual mandatario USA y su carroña de asesores.

    • whitebat dijo:

      Suscribo lo que Ud dice. El dato más importante de este articulo es que de cada dólar que entra por el turismo hay que gastar 0,6, es un porcentaje muy alto. El turismo de la manera como está organizado en Cuba no es rentable para el país. Tan solo da para unos pocos puestos de trabajo y nada más. El turismo en todo el mundo está sometido a una competencia feroz, las empresas hoteleras cada vez más se ven sometidas a bajar precios y ofrecer servicios de mayor calidad, lo cual les obliga a renovar constantemente sus instalaciones y dotarlas de mejor tecnología. Cuba en la actualidad padece unas instalaciones con mal mantenimiento, con personal poco motivado, y no puede competir más que en bajos salarios, asunto que ocasiona quejas a los turistas, por lo cual no vuelven más y hacen mala publicidad.
      En lo referente a los hoteles de lujo, destinado a un posible turismo norteamericano, las cosas se han torcido por la política de Trump, pero realmente este tipo de turismo requiere importar productos que consumen muchas divisas, y al final compensa poco.
      La manera de que el turismo resulte rentable para el país, que proporcione divisas, sería potenciando los sectores de la industria ligera y sobretodo la agricultura, a fin de no tener que importarlo todo.

    • Jose R. Oro dijo:

      Muy de acuerdo con su comentario, estimado El Catalán. Osmany Cienfuegos uno de los mas grandes no sólo en el Turismo sino en muchos otros frentes, no se le menciona y elogia suficientemente, como el se merece.
      El Turismo requiere de un gran esfuerzo, necesita mas dedicación y un nivel de funcionamente que la EES no ha obtenido, el Turismo no funciona de manera apática y poco entusiasta. Si puede ser una gran locomotora, pero es necesario más participación de la gente, más economia mixta para bajar los costos por un lado y subir lo recaudado por otro.

  • Klibre50 dijo:

    ¿Qué proyecciones existen para el turismo nacional?, hablamos de costos, habitaciones, nuevas instalaciones. Pero nadie menciona (y los siguientes datos son reales), que una familia cubana de 2 adultos y 1 niño de 13 años y 1 de 8 paga por 4 días en un X hotel, X cantidad de CUC (aunque se nombre y cantidad de dinero). Para ese mismo hotel por la misma cantidad de dinero la una familia de la Argentina de aproximadamente la misma composición, en una oferta, hace el viaje y se hospeda 7 días. Por favor, como dice una canción: el cubano al mismo cubano le estorba.

    • susana60 dijo:

      Klibre, el problema ahí es la doble moneda y la cantidad de cuc circulante sin respaldo en divisa real que hay en el país. Por eso, cuando se reserva desde el exterior, se tiene certeza de que es realmente divisa lo que entró al país y que ésta puede ser utilizada para poder adquirir los medios necesarios para la reproducción, no así con quien reserva en cuc dentro de Cuba.

      Es lo mismo que sucede con las recargas de ETECSA. Las que entran desde el exterior son en divisa real, lo que se compra dentro del país, papel.

      O también con las llamadas TRD que hace mucho dejaron de ser «recaudadoras de divisas». Ni siquiera los precios exagerados en ellas, en realidad lo son porque no están equiparados con fondos reales en divisas, por eso no pueden garantizar los suministros para su autoabastecimiento.

      Estamos pagando muy caro los errores que se cometieron décadas atrás en la economía cubana. La política de «estimular» a los trabajadores con «divisas» que no entraran a formar parte de sus salarios y por ende de sus jubilaciones futuras, creó una falsa sensación de bonanza personal e hizo accionar «la maquinita» de fabricar dinero sin respaldo, lo cual provocó echarle más agua a la sopa y que ésta perdiera su sabor.

      La realidad es que nos movemos dentro de Cuba con un cuc depreciado y un peso por el piso con una llamada Caja Central que distribuye lo que entra, según prioridades «de país», restándole libertad a las empresas para poder invertir en sí mismas sus ingresos reales y crecer cuando necesita hacerlo, perdiendo su «emprendimiento», de lo cual ni siquiera el turismo con todo su título de «locomotora» está ajeno.

      Menudo rompecabezas, cuya única solución es acabar de descentralizar la economía como está anunciado se hará para el próximo año y unificar la moneda, lo cual acarreará bajas, porque habrá que cortar por lo sano y amputar los tejidos podridos si de verdad queremos salvar la vida.

  • Victor dijo:

    “Las empresas que incumplieran esas reglas debían salir del juego, porque el turismo ayuda, pero no subsidia, ni debe relacionarse con empresas que no sean serias.”
    -Se aplica realmente esto ?

    ¿cuánto satisface la oferta nacional los pedidos del turismo? ¿Podría darnos datos del comportamiento de las compras a la industria nacional en los últimos años?
    -Me quede esperando la respuesta

    -Tema cerveza muy mal, importan hasta las líneas económicas ( baratas )

    “En la comisión gubernamental ya se van tomando acuerdos, uno de ellos tiene que ver con el estudio y revisión del funcionamiento de Finatur. El objetivo es que resurja sin los defectos de aquella época, para que la industria nacional pueda acceder a financiamientos y que también le permita desarrollar inversiones, para aumentar sus capacidades productivas e incorporar tecnologías más eficientes.”

    ¿Y el anillo pa cuando ?

  • Rodney dijo:

    NO. No lo ha hecho en otras economías subdesarrolladas y tampoco lo va a hacer en Cuba. Del subdesarrollo se sale con industrialización, investigación, ciencia!

  • jorgemica.077 dijo:

    Yo pienso que el turismo puede impulsar otros sectores de la economía, por ejemplo, un turista que quizás nunca haya probado por ejemplo un trago de Havana Club, llega a Cuba lo prueba y si le gusta, es muy probable que luego lo vea a la venta en su país y lo adquiera. Este es un simple ejemplo de lo que pudiera pasar. Pero realmente mi comentario es como otros sectores pueden apoyar a nuestro turismo. De muchos es conocido como la realización de eventos científicos potencia nuestro turismo, en lo que algunos llaman turismo científico, pero pienso que hay otros sectores que pudieran apoyar más y no lo hacen, por ejemplo, el futbol, cuanto no pudiera aportar el futbol al turismo, ahora se viene un torneo como La Liga de las Naciones, o en las eliminatorias mundialistas, donde hay juegos en todos los paises participantes y mientras mas avances mas juegos habrían en Cuba, y el futbol es un deporte que atrae siempre a muchos seguidores de sus selecciones y pudieran apoyar nuestro turismo. Sin embargo, en mi humilde opinión no existe conciencia de esto, el INDER no parece darle la atención que debiera al futbol, continuando con políticas obsoletas y dejando de convocar a muchos jugadores de origen cubano insertados en ligas profesionales y sin duda, yo pienso que no solo atentan contra el desarrollo de un deporte sino incluso de la economía.

  • eddy dijo:

    Seguimos sin coger el toro por los cuernos,debemos revisar todo lo que hemos hecho y centrarnos en lo que debemos hacer para cambiar la situación actual porque si bien los Cruceros afectan más a la Habana que otros polos siempre hemos dependido del mercado europeo, latino y en menor medida del asiatico pero cometimos el error de subir los precios de los hoteles para todos los mercados que unido a la falta de autos,subidas de precios de TRANSTUR, problemas logísticos,dificultad con la calidad de los servicios.
    Hay que trabajar más cerca a las Agencias TTOO y receptivos que son al final los que traen el turista a Cuba.Hay que desarrollar las empresas que apoyan al turismo porque sino seguiremos importando y los costos y gastos se elevaran más y el turismo será ineficiente. Acercarnos más al trabajo por cuenta propia en todos los sentidos. Dejar el triunfalismo en tema visitantes porque no dice nada en concreto y concentranos en el turista que de verdad está a Cuba sus gustos, necesidades y expectativas con los valores culturales de nuestro país.Recuerdo que los que mas viaja es el ciudadano medio y no hacemos nada con hoteles de lujo y vacios porque no se amortizaran en poco tiempo y sigue la deuda.En fin hay tanto que trabajar incluso no despreciar el mercado interno que aún necesita más atención y precios asequibles para que sirva también de motivación.

  • Armando Enrique dijo:

    Sin duda alguna el turismo es una máquina de hacer dinero si se brinda un buen producto y un buen servicio. Creo, hay que aumentar las opciones extrahoteleras para que los turistas salgan de los hoteles o de los cruceros y gasten dinero. Hoy hay muchos gastos por la cantidad de comida y bebida que se suministra en los hoteles todo incluido. Por otra parte, considero que al turismo nacional hay que ofertarle un precio diferenciado cosa que hoy es a la inversa.

Se han publicado 106 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lissett Izquierdo Ferrer

Lissett Izquierdo Ferrer

Periodista de Cubadebate. Graduada en la Universidad de La Habana (2014). Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias del 2011 hasta septiembre de 2018.

Edilberto Carmona Tamayo

Edilberto Carmona Tamayo

Licenciado en Periodismo en 2016 por la Universidad de Holguín. Editor multimedia. En twitter: @ectamayo

Vea también