Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Proceso Inversionista: Controversia entre Decreto y Realidad

Por: Sayli Sosa Barceló
| 58 |

Aunque la coyuntura actual impone otras limitaciones de índole material, aquí de lo que siempre se ha tratado, cuando hablamos de proceso inversionista, es de la eficiencia. Foto: Invasor.

El viento del sur deposita sobre la costa un vaho caliente y salado que, a veces, asfixia, mientras las viejas patanas, procedentes de Cienfuegos, atracan y descargan cemento o fertilizante. Cabotaje, trasiego entre puertos de un mismo país, navegar sin alejarse demasiado de la orilla. Para eso ha quedado la prometedora Terminal de Azúcar a Granel de Palo Alto; aunque no sea poca cosa.

Por el embarcadero, en la costa sur de Ciego de Ávila, entraban y salían barcos de hasta 30 000 toneladas y 200 metros de eslora, cargados de azúcar, en días en que pitaban casi todos los centrales avileños y el oro dulce cubano alcanzaba para el consumo interno, y hasta se exportaba. En un tiempo fue así. Ya no.

Vista de Embarcadero Palo Alto. Foto: Google Earth.

***

Iban a ser las salas de un hospital pediátrico, ubicado al noreste de la ciudad, pero casi nunca se oye el llanto de un bebé ni se ve entra y sale de gente, como en cualquier hospital de este mundo, más que a la hora de ir o regresar del trabajo. Cuando el elevador se rompe, los siete pisos —escaleras arriba con bicicletas, jabas y todos los santos juntos— parecen multiplicarse.

Allí viven en la actualidad unas 100 familias, después que el edificio se erigiera parcialmente, se derrumbara una parte, se volviera a construir y quedara en el olvido, como un esqueleto gris y huérfano abandonado en el medio de la nada. Convertir en viviendas un inmueble desahuciado no era la idea original de los arquitectos y proyectistas; pero no es poca cosa.

***

Se quedaron apuntando al cielo con sus tantos metros de hormigón enhiesto y su vocación de columnas. Pilares para sostener el deporte, se suponía. Aguantarían sobre sus aceros la polivalencia de una cancha en la que remates, canastas, goles bajo techo y quién sabe cuántas disciplinas más habrían cabido de manera organizada, planificada. Una decisión de “arriba” mandó hacia Las Tunas la estructura del techo y aquí nos quedamos así, mirando al cielo entre pilastras.

Luego —garciamarquianamente hablando, muchos años después— se trajo arena blanca de los cayos y se transformó el matorral donde aquellas columnas, como palmas, se erguían a despecho de los niños y adolescentes, futuros deportistas, que caminaban por la acera y no podían responderse la simple pregunta de ¿y esto qué es? Un voly de playa en la periferia de la ciudad. No era lo previsto, pero tampoco es poca cosa.

***

Hay un cordón umbilical que conecta y alimenta estas historias… y otras. Enlaza las más insospechadas construcciones en tierras avileñas, desde un canal trasvase que, tres décadas después de la primera excavación, todavía no lleva el agua de Oeste a Este; un hospital interminable; una Circunvalación Sur detenida antes de empezar; una pista sintética para el hockey donde solo ruedan, por ahora, las justificaciones; un par de secaderos de granos que no secan nada (ni los argumentos); un velódromo que nunca fue; un parque de recreaciones que, de tan ambicioso, murió la muerte de lo imposible; hasta un estadio de béisbol donde nunca se terminó la sección de gradas de la banda derecha y, ahora que los Tigres agitan las pasiones, se nota tan pequeño e insuficiente. Tan poca cosa.

Hay un cordón umbilical que lo conecta todo y se necesita pulso firme y precisión de cirujano para cortarlo de una vez.

Camisa de 11 varas

Los alumnos de la profesora Iliana no tenían dudas. Ella explicaba los intríngulis del Proceso Inversionista (PI) en un powerpoint cargado de artículos y disposiciones, recogidas en el Decreto 327 de 2014 Reglamento del Proceso Inversionista, y los muchachos no tenían dudas. Por aquí empiezan los problemas, me dije.

Desde 1977, al menos tres normas regularon y ordenaron el PI en Cuba, conjunto de acciones que persiguen el crecimiento y desarrollo económico y social de un país, mediante la ampliación y modernización de las capacidades productivas, el fomento de las exportaciones y la sustitución de importaciones.

En 2014, el Consejo de Ministros, haciendo uso de sus facultades, decretó el reglamento ya mencionado, texto legal publicado en enero de 2015 y de estricto cumplimiento para “todas las inversiones que se realicen en el territorio nacional por las personas jurídicas estatales. También se aplica a las sociedades mercantiles de capital ciento por ciento cubano”, según se lee en el primer artículo.

Quedaron fuera de su alcance las personas naturales, mientras que, en el caso de las empresas mixtas, las partes de los contratos de asociación económica internacional y las empresas de capital totalmente extranjero, aplican dicho Decreto “en lo que corresponda y con las precisiones previstas en el mismo”, según dispone el Artículo 2.

“Conviene entender a las inversiones —explicaba la profesora— como el gasto de recursos financieros, humanos y materiales con la finalidad de obtener ulteriores beneficios económicos, sociales y medioambientales, a través de la explotación de nuevos activos fijos, tangibles e intangibles”.

Es así que, acciones de rehabilitación, remodelación, reposición, reparación capital, restauración, ampliación y modernización, caben todas dentro de la jurisdicción del proceso inversionista, no así los mantenimientos.

Básicamente, una inversión busca dar solución a uno o más problemas y, para lograr su cometido en el tiempo previsto y con los resultados esperados, debe seguir una serie de pasos lógicos, que comienzan con el diseño y la preparación, continúan con la ejecución y operación, y terminan con el control.

Dicho así, podría parecer sencillo, se trataría apenas de poner bloque sobre bloque, construir y ya. Pero la diapositiva número 13 en la presentación de la profesora Iliana es más que elocuente: los cuatro sujetos principales del PI (inversionista, proyectista, suministrador y constructor) tienen, en total, 107 responsabilidades, en tanto los sujetos no principales, dígase el explotador y el contratista, entre los dos, suman 16. Es lo que en el argot popular llamaríamos una camisa de 11 varas.

Cuando terminó la clase, la arquitecta Iliana de los Ángeles Sánchez Martínez, Máster en Ciencias en Dirección General de Proyectos y presidenta de la Unión de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción en Ciego de Ávila, confirmó la suposición inicial. El principal tropiezo del proceso inversionista en esta provincia es la escasa preparación del sujeto más importante: el inversionista. “A veces son personas que no tienen calificación y no saben en qué se meten. La figura del inversionista, según el decreto, tiene 40 responsabilidades”.

Infografía: Invasor.

ABC = Aprender Bien a Construir

El gracejo popular, siempre tan sabio, dice que lo único que se construye de arriba para abajo son los pozos. El resto tiene que empezar a levantarse desde el suelo y con bases sólidas, so pena de que, al menor contratiempo, caiga sobre sí mismo, como naipes.

Y podríamos creer que es una verdad de Perogrullo, demasiado obvia para que haya a quien se le ocurra hacer lo contrario, pero Leonel Rodríguez González, director de la Unidad de Investigaciones de la Construcción, filial Camagüey, subordinada a la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas (ENIA), asegura que más de un inversionista “olvida” solicitar los estudios ingenieros-geológicos del suelo al encarar el proceso. De hecho, también se “olvidan” otros aspectos técnicos, como la calidad del hormigón o de los áridos, unas veces por ignorancia y otras por ahorrar donde no se debería. Leonel no menciona nombres de organismos porque la ética y la confidencialidad de su servicio se lo impiden, mas, los ejemplos están. ¿En el pasado?, pregunto. En el pasado reciente, responde.

Si las cosas se hicieran como deben ser y en el orden cronológico que establece la norma, ni a la ENIA se le encargaran acciones de “control de daños” ni al Instituto de Planificación Física (IPF) se llegara sin el Anexo Cinco Modelo de Solicitud de Microlocalización, dispuesto por el Decreto 327 y sus resoluciones complementarias. Eso infiero de la conversación con Arley Noroña Rodríguez, director provincial de IPF, quien insiste en el factor tiempo. “Las inversiones se preparan de un año para otro. Los plazos de cada permiso están diseñados para que los organismos rectores no tengan que “correr” ni se atrasen las obras. Cuando se viola lo establecido, quieren que nos apuremos y no es posible.”

Lo cierto es que, a cinco años de la puesta en vigor del Reglamento, un número no despreciable de inversionistas todavía no conoce el abc de su encargo y deja para después lo que, por lógica y mandato, debiera priorizar. Llegan a la ventanilla única sin los documentos elementales que posibilitarían encauzar sus necesidades con la brevedad que estipulan los plazos.

“Muchos no saben que una microlocalización tiene vigencia por tres años, o que las Licencias de Obra, luego de la primera acción, no caducan. Eso les da margen a ir trabajando en el resto del proceso, sin apuros ni urgencias”, explica Niuris Hernández Canales, subdirectora general de IPF.

Y aunque ambos especialistas aseguran que no existen atrasos hoy en la permisología, las reuniones semanales de la Comisión Provincial de Compatibilización que preside el IPF son un botón de muestra de las tensiones hacia lo interno del mecanismo.

La Comisión —establecido así por el artículo 77.1, Capítulo IV, del 327— es un órgano de consulta permanente, integrado por representantes de los ministerios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, Energía y Minas, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Salud Pública, Interior, Industrias, INRH y la Defensa Civil. Se reúne con frecuencia semanal y de allí el cien por ciento de los proyectos sale y entra con requerimientos diversos, desde lo concerniente a la prevención de incendios hasta la mitigación de los impactos ambientales.

Debería existir una Comisión, también, en cada municipio, pero Noroña Rodríguez es enfático cuando dice que no están creadas las condiciones en los territorios para asumir esta tarea. “No hay personal capacitado ni estructuras”, recalca. En algún punto del futuro inmediato, esta limitación chocará con la autonomía municipal reconocida por la Constitución.

Como representante del CITMA, Daylon Fundora Caballero es la persona que dice “esto sí, esto no”, atendiendo a las regulaciones contenidas en la Ley 81 de Medio Ambiente. Si bien algunos organismos quieren “meter presión” y acelerar los trámites, enarbolando el mantra de “tiempo es dinero”, el joven Máster en Ciencias Biológicas y Especialista de Evaluación de Impacto Ambiental en la Unidad de Medio Ambiente en Ciego de Ávila es irreductible con su encomienda. En su opinión, el proceso es largo, mas, lo que podría entenderse como una debilidad, es, asimismo, una fortaleza, porque permite ordenar y controlar en todo momento.

La especialista de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado explica las características de una conductora en Morón. Foto: Invasor.

En una de las reuniones semanales de la Comisión, por ejemplo, el representante de la Delegación Provincial del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) puede “secarle” las aspiraciones a cualquier inversionista si, como sucedió el 27 de marzo pasado, el proyecto para la construcción de viviendas biplantas en Majagua no había contemplado una solución viable para las aguas residuales.

Antes, la proyectista de los edificios conocidos como CAP, localizados en el Consejo Popular Indalecio Montejo (Ortiz), de la capital avileña, alertaba que la emisión de licencias parciales, independientes para cada inmueble, podría ser un problema al final, pues está faltando la concepción general de la urbanización.

Más o menos, eso es lo que ocurrirá en Morón, cuando haya que romper un vial recién reparado (añejo planteamiento de la comunidad finalmente resuelto) para instalar 4,3 kilómetros de una conductora de agua potable que refuerce el abasto a la Ciudad del Gallo y garantice el suministro a las 5 000 viviendas que ALMEST ya empezó a construir en la zona cercana al Hospital General Docente Roberto Rodríguez.

O en Micro C, en la cabecera provincial, donde deberán construirse 10 viviendas y, justo en el área a edificar, hay un poste de electricidad. Allí todavía no se decide quién reunirá en un solo proyecto lo concerniente a las redes, el movimiento de tierra y el replanteo del espacio físico.

“Estamos haciendo picotillos en las urbanizaciones. ¿Dónde está el Proyectista Principal que estipula el Decreto 327?”, se escuchó en medio del debate.

Más organizado sí, pero más demorado también

¿Dónde estaba el responsable de velar porque se cumpliera lo dispuesto en la microlocalización y el proyecto del edificio CAP 8, mientras los constructores cimentaban? Foto: Invasor.

Cuando la inversión requiere la participación, a la vez, de varios proyectistas —manda el 327 en su artículo 31, Capítulo III—, el inversionista puede designar a uno de estos como proyectista principal. A juzgar por lo dicho en la citada reunión, este paso se ha obviado en Ciego de Ávila, aun cuando, luego, entren en contradicción, por ejemplo, los proyectistas de la obra con los de las redes (hidráulicas, eléctricas, comunicaciones) y no sea posible establecer jerarquías.

El arquitecto Roberto Regalado Franco cree que, en ocasiones, los problemas objetivos derivan en subjetivos. Como Director de Diseño Uno en la Empresa de Ingeniería y Diseño DIMARQ, ha liderado un sinnúmero de proyectos, entre los que se incluyen las urbanizaciones concebidas al calor de la recuperación post huracán Irma (Punta Alegre, Macizo Cañero, etc.). “En esos casos no existe un proyectista principal porque la máxima dirección del país decidió que las redes exteriores hidráulicas y sanitarias las acometiera la Delegación Provincial del INRH, a partir de recursos asignados centralmente a ese organismo. Pero no es la norma”.

Tampoco es la norma la ausencia de elementos de entrada, pero ocurre con mayor frecuencia de la que admitiría una excepción. “Estamos hablando de la Tarea Técnica, un informe de estudio patológico, un estudio de suelos, análisis estructurales de áreas. El decreto dice que todo esto debe estar en nuestras manos para poder proyectar. Sin embargo, en la práctica se incumple”.

En la práctica también sucede que los inversionistas menos experimentados, o los funcionarios impuestos de la “misión” —con más voluntarismo que capacidad—, acuden a DIMARQ apenas con una idea mal esbozada de lo que quieren o necesitan. “Casi debemos hacerles la Tarea Técnica”, confiesa Regalado. En esos casos, los proyectos transitan por un camino largo, de entradas y salidas al IPF y a la Comisión de Compatibilización, cargados de requerimientos.

— ¿Y eso no encarece el servicio que ustedes prestan?

— Sí y lo demora.

De proyectos pagados y engavetados en 13 años de trabajo en DIMARQ, el Master en Ciencias Regalado Franco puede dar una disertación. Según cuenta, solo del inmueble que hoy ocupa el Salón de Belleza en el bulevar se hicieron y pagaron ¡cinco! proyectos.

Antes y después. Fotos: Archivo/Sayli Sosa/Invasor.

También, en el Hospital Provincial General Docente Doctor Antonio Luaces Iraola se ha debido gastar bastante dinero por concepto de cambios en el proyecto, más motivado por la propia dinámica de la obra, que porque no se sepa lo que se quiere hacer, apunta Regalado, aun cuando las coyunturas empujen a ampliar un inmueble, a todas luces, sobresaturado. “Hoy diseñas un espacio para un equipo y dentro de cinco meses ya no es uno, sino dos, o uno más sofisticado, con otros requerimientos. El proyecto general ha variado mucho, todos los años se transforma. La proyectista principal es diplomada en Seguridad Biológica y, después de un curso de actualización en La Habana, por ejemplo, tuvo que cambiar algunas cosas en el área de laboratorios, para que estuvieran a tono con los nuevos requisitos.”

Junto a las demoras ocasionadas por el desconocimiento de los inversionistas, el otro punto flaco de la empresa de cara al PI es el Control de Autor a las obras en ejecución, obligación número 18, de 23 que contiene el artículo 33, Capítulo III del Decreto 327. La falta de personal incide negativamente en el cumplimiento del encargo estatal: hoy DIMARQ tiene apenas 21 plazas cubiertas de una plantilla de 54. En parte por movimientos internos (la unidad ubicada en Cayo Coco está completa, mas solo puede trabajar con las obras de la Asociación Económica Internacional, identificadas como prioritarias), aunque también ha existido éxodo externo.

Sin embargo, las dificultades con el Control de Autor no serían tan visibles y contraproducentes si, en el día a día, no fallaran, además, otras revisiones inherentes al Proceso Inversionista, digamos el Control Técnico. Evidencias concretas y muy recientes apuntan al restaurante CartaCuba, donde se violó el proyecto eléctrico y hubo que rehacerlo, con los consecuentes costos adicionales.

En la propia urbanización de Ortiz, por inobservancia de las especificaciones del proyecto y la microlocalización, dos edificios quedaron más unidos de lo permitido por las normas y fue necesario reajustar “en caliente” el cierre de las culatas, pues ya estaba hecha la cimentación. Ahora, el edificio CAP 8 tiene una ventana menos, que no es poca cosa.

Inventario de “arrastres”

“Sin preparación de obra no se puede firmar un contrato y, sin embargo, se hace. Cuando eso sucede, la inversión arrastra problemas en todo el proceso”. Foto: Sayli Sosa Barceló/Invasor.

La pregunta retórica: ¿Estamos tan holgados con los recursos materiales y financieros como para permitirnos este tipo de errores?, Reinaldo Barbón Brunet no se molesta, siquiera, en contestarla. El director de la Oficina Nacional de Inspección Estatal de la Construcción en Ciego de Ávila tiene muy claros los tres conceptos básicos que están en el espíritu y la letra del Decreto 327: eficiencia, racionalidad e integralidad.

Entre las inversiones nominales (aquellas planificadas, aprobadas, controladas y evaluadas por el Ministerio de Economía y Planificación (MEP), a propuesta de los OSDE, OACE, Consejos de la Administración Provincial) y no nominales (no aprobadas por el MEP), Barbón considera que las segundas presentan más problemas y lo ejemplifica con el proceso de contratación. “Sin preparación de obra no se puede firmar un contrato y, sin embargo, se hace. Cuando eso sucede, la inversión arrastra problemas en todo el proceso”.

Tal inventario de “arrastres” incluye, por ejemplo, la reprogramación de las obras, en el momento en que es evidente que no se cumplirán los plazos. Por ahí también se encarece el proceso inversionista, pues se genera una afectación económica que se carga al presupuesto inicial. Si le pido un ejemplo a René Martínez González, Especialista Inspector Estatal de la ONIEC, menciona sin titubear el secadero de arroz en Bolivia (que en marzo pasado estaba todavía en movimiento de tierra), aunque el caso más emblemático es, a no dudarlo, el Hospital General Docente Dr. Antonio Luaces Iraola. Otras obras retrasadas fueron los almacenes de ALMEST en Turiguanó, la conductora Cayo Coco-Cayo Guillermo y la base de Transmetro en Morón.

El secadero de arroz de Bolivia debe quedar como refleja la imagen de la izquierda. Pero en abril de 2019 todavía estaba en movimiento de tierra (derecha). Foto: Sayli Sosa Barceló/Invasor.

Barbón rememora la construcción de las escuelas en el campo, construidas en secuencia hace unas cuantas décadas, y las pone como ejemplo de buenas prácticas al insistir en que, ahora, “en no pocas ocasiones, se ‘abren’ muchas inversiones a la misma vez, y después vienen los problemas con la fuerza constructora”.

Si bien es cierto que los atrasos no siempre son responsabilidad del inversionista o el constructor, y podría tratarse de la llegada tardía de los recursos (una variable muy presente en la economía cubana), ambos inspectores insisten en la capacidad del inversionista (su conocimiento y exigencia), como la figura más importante del PI. De esa preparación y la valentía para decir “No, en ese plazo no”, cuando el voluntarismo por inaugurar una obra en saludo a una fecha atenta contra la calidad o la lógica, depende el éxito de todo.

Con una plantilla cubierta al 50 por ciento —cuatro “guerrilleros” de nueve posibles, dice con una sonrisa amarga René— la ONIEC en Ciego de Ávila debe inspeccionar, en sus diferentes fases, todo el proceso en lo concerniente a la construcción estatal, y ahora se le incorporan las obras estatales a cargo de cooperativas no agropecuarias y trabajadores por cuenta propia.

Si le pregunto a los inspectores por malas y buenas prácticas, son precisos cuando mencionan las obras del Consejo de la Administración Provincial y las inversiones de ALMEST, en ese orden. Apuntemos aquí, brevemente, que las construcciones de la subordinación local, por lo general, no se amortizan con sus rendimientos, pero tienen un impacto social extraordinario. Y si se están haciendo mal…

En 2018, la Oficina realizó 51 acciones de control, de las cuales nueve tuvieron resultados negativos, calificadas como Deficientes (2) y Mal (7). “Esto implicó 14 medidas administrativas, insuficientes para la gravedad de los problemas detectados”, recalca Barbón.

Después de mucho tiempo, este inmueble por fin está listo para su nuevo encargo estatal. Foto: Sayli Sosa Barceló/Invasor.

Dentro de las deficiencias identificadas (totalizadas en 220), a tenor de la Resolución 539 del 2000, hubo algunas evaluadas de graves, como el mal control del hormigón. Reincide el restaurante CartaCuba, terminado dos años después de su inicio y que nunca tuvo Licencia de Obra. “Cuando llegamos allí ya habían levantado muros sin saber la resistencia de los cimientos. Tuvimos que enviar a los compañeros de la ENIA a que investigaran el suelo”.

El CartaCuba ya reabrió sus puertas, más hermoso y funcional, ¿pero a qué costo?

A seguidas, Barbón Brunet lee en voz alta, como exorcizando demonios, algunas de las deficiencias descubiertas:

  • No se realizan las inspecciones de calidad por parte del organismo superior.
  • No están disponibles los medios de protección requeridos.
  • No se cumplen las medidas de mitigación y monitoreo especificadas en la Licencia Ambiental.
  • La entidad proyectista no realiza Control de Autor.
  • No se realiza Control Técnico por parte del inversionista.
  • Planes de calidad sin registros. No funcionales.
  • Mala elaboración y no utilización del Libro de Obra.
  • No existe control del hormigón.
  • Inadecuada utilización de la Carta Límite de materiales.
  • Contratos y suplementos mal elaborados y sin funcionamiento.
  • Viviendas dadas como terminadas sin terminación.

En fin… construir

Este edificio para médicos no se concluyó en la fecha prevista inicialmente. Hoy parece terminado, pero todavía no se entrega a sus propietarios. Como se ve, no solo cambió la fisonomía del inmueble. Foto: Sayli Sosa/Eric Yanes/Invasor.

En cada uno de los 10 municipios avileños, la Dirección de Vivienda tiene un departamento técnico, encargado del proceso inversionista y de la conservación del fondo habitacional. Sin embargo, la existencia de la estructura no garantiza la calidad del proceso, pues lo primero que debe ser dicho es que falta personal.

La escasez de técnicos en estos departamentos, y específicamente de inversionistas, no solo en Vivienda, sino en el resto de los organismos que hoy padecen tal anemia, se justificaría con la complejidad del encargo, sí, pero, también, con la baja remuneración y las condiciones en las que deben ejercer sus funciones.

Digamos que, en el Hospital Provincial, por ejemplo, el inversionista cobra menos que el Jefe de Mantenimiento, o que los especialistas del Departamento de Inversiones de la Dirección provincial de la Vivienda (DPV), devengan apenas 430.00 pesos, dando pedales (si es que los tienen) entre una obra y otra. Recordemos en este punto lo que acotaba la profesora Iliana Sánchez en el reportaje anterior: los inversionistas tienen más de 40 responsabilidades según el 327.

Ernesto Herrera Pérez, subdirector técnico de la DPV, reconoce, no obstante, que es imprescindible una mayor capacitación. “Hay que tener más control técnico de las obras, prepararlas con más tiempo”.

Para ilustrar los efectos negativos de la premura el directivo pone sobre la mesa el reto ingente que planteó el huracán Irma en septiembre de 2017, porque significó 31 000 viviendas afectadas de un plumazo. “En muchos lugares tuvimos que preparar la documentación a la par que se trabajaba. Este año eso no ha ocurrido. Hoy no se permite el inicio de una obra sin los permisos correspondientes.”

Si todo marcha como enuncia Herrera, al terminar 2019 Ciego de Ávila deberá haber terminado 1 117 casas. Mas, no perdamos de vista lo trascendido en torno a la construcción de viviendas en el país, durante el balance anual del Ministerio de la Construcción, en marzo pasado: “persisten deficiencias en lo referente a la preparación técnica de las obras, control de la calidad, cumplimiento de los cronogramas de terminación, ejecución del presupuesto y calidad de la información. Además, no se logra detener la fluctuación de la fuerza especializada hacia otros sectores”.

“Lo que se proyecta debe ser construible”, dice Ismael Escobar Perdomo como carta de presentación, cuando lo provoco comentándole que un conocedor de estos temas me aseguró una vez que el 80 por ciento del proceso inversionista se hace “al trozo”. El Director de Construcción y Montaje de la Empresa CONAVIL no es tan categórico, pero reconoce y coincide en que los aparatos inversionistas en la provincia no están todos en las mismas condiciones, desde el punto de vista del capital humano y material.

A estas alturas del año ya Ismael Escobar tiene completo su libro de contrataciones para el año 2020. A la derecha, un acta de conciliación. Foto: Sayli Sosa Barceló/Invasor.

“Si los inversionistas no cuentan con nosotros a la hora de proyectar y preparar las obras, si desconocen mi capacidad constructiva, el equipamiento tecnológico del que dispongo, ¿cómo pueden hacerlo? Luego son los problemas, tienen que salir a buscar fuera del territorio otras fuerzas y eso encarece los presupuestos.”

La lógica y el Decreto 327 están de su parte, sin embargo, en la “concreta”, si esperaran a que los inversionistas los consultaran en las distintas fases de preparación de la inversión y llegaran con la totalidad de la documentación y las conciliaciones de suministros, no contratarían ni la mitad. “Siempre damos un pequeño voto de confianza”, reconoce.

Prácticamente está obligado a hacerlo, porque para una empresa de 52,7 millones de pesos de capacidad constructiva no es sencillo planificar el 100 por ciento. De hecho, en 2019, el MEP solo aprobó 34 millones y han debido rebuscar en el territorio otras acciones hasta completar 49. La cuenta es sencilla: esta provincia se perderá unos cuatro millones de pesos… traducibles en tantas cosas.

Con todo y lo dicho, en Ciego de Ávila, el año pasado, se detuvieron obras de Recursos Hidráulicos relacionadas con el enfrentamiento a la sequía por falta de fuerza de trabajo. ¿Error de planificación?

Sin esperar milagros

El problema podría ser, como me dijo uno de los entrevistados, que el 327 es una regulación del Primer Mundo aplicada a un país del tercero. Todos los especialistas consultados coinciden en que la norma vino a organizar un proceso que, si bien no se hacía “al trozo” en su totalidad, sí dejaba demasiado espacio a la improvisación y el descontrol.

Georquis Arias Mola, subdelegado de Inversiones de Recursos Hidráulicos, cree que las inversiones ideales no existen, y en eso también estamos de acuerdo. “El decreto organizó el proceso, pero le quedan brechas. Ahora todo recae en los inversionistas y la cuestión no es solo que no estén suficientemente preparados para asumir sus encargos, sino que no cuentan con aparatos logísticos fuertes. El resto de los actores del proceso está esperando a que le pongan todo en las manos”.

El especialista también hace énfasis en los recursos. Habiendo participado desde el principio en una de las obras ingenieras más grandes de Recursos Hidráulicos y la provincia, el Canal Trasvase Zaza-Ciego, asegura que una parte no despreciable del retraso tiene un profundo componente material. Fue la falta de suministros, asimismo, lo que demoró en el tiempo la muy necesaria potabilizadora de Florencia (todavía no se concluye, por cierto, y el municipio de los bellos paisajes sigue siendo, además, el único en Cuba sin sistema de acueducto, pero ese es otro tema) y también algunas de las inversiones en la cayería, donde deben ejecutarse este año unos 18 millones de pesos, moneda total.

Desde su posición de Subdirector de Inversiones de la Dirección Provincial de Economía y Planificación, Yens Toledano Padrón tiene una “vista” privilegiada del proceso inversionista en Ciego de Ávila, aun cuando una buena parte de las acciones de este tipo realizadas aquí no pasan por su oficina; a la postre otra debilidad.

No obstante, el directivo le achaca el incumplimiento de los planes de inversión a las deficiencias que se “heredan” de infringir, también, lo estatuido por el Decreto 304 de 2012 sobre la Contratación Económica. “Ese decreto está bien diseñado, es para todas las organizaciones económicas en Cuba, sin embargo, no lo hacemos cumplir. Te pongo un ejemplo: contratamos con un suministrador la materia prima para noviembre de 2019, la entrega en enero de 2020 y no pasa nada por eso. Pienso que no somos suficientemente exigentes y rectos”.

Según Toledano, el componente de Construcción y Montaje ocupa más del 50 por ciento del plan de inversiones general, de ahí que a nivel de país se priorice lo relativo al balance de recursos constructivos, a su vez, conformado por otros siete balances, entre ellos el de carga, energía, agua, capacidad de producción industrial y capacidad constructiva. “Cuando esos siete balances estén en equilibrio, entonces se puede hablar de un balance constructivo en el país. Como ves, es muy complejo, y debe ser hecho entre febrero y mayo de cada año.”

Habla de plazos el joven graduado de Ingeniería Industrial porque, ya se ha dicho, si no se hacen a tiempo los cálculos, balances, conciliaciones y contrataciones, y por supuesto se informa a los niveles correspondientes, luego el proceso no “camina”. Y también en este ámbito la indisciplina campea.

“Pero se ha avanzado”, asegura el directivo. “Hace 11 años no se hablaba de capacidad constructiva, ni se sabía, por ejemplo, que el balance de capacidad de carga de la subordinación local (el qué puedo hacer y con qué cuento para hacerlo) tiene una demanda de 60 millones de pesos y una capacidad de 44 millones”.

Y aunque Ciego de Ávila se ha mantenido por encima de la media del país en el cumplimiento del plan de inversiones, durante los últimos seis años, hay consenso en que se continúa subestimando la importancia de la etapa de preinversión, supuestamente para favorecer la fase ejecutiva, pero también allí se notan los “descosidos” de una tarea que debiera tener costuras reforzadas.

Al cierre de abril, confirma Ileana Venegas, directora provincial de la DEP, el plan de inversiones territorial se ejecuta al 26,6 por ciento, lo que se traduce en ligeros atrasos, “si lo vemos de forma lineal”. En 2019 Ciego de Ávila se propuso ejecutar una de las mayores cifras de su historia: 595 millones de pesos.

Antes de la puesta en vigor del Decreto 327, el 60 por ciento de los ministerios y demás instituciones responsabilizadas con el proceso inversionista carecían de normas para regularlo eficazmente. No obstante, siempre se asumió que el Reglamento y sus 14 resoluciones complementarias no obrarían el milagro de un día para otro. De hecho, Toledano Padrón cree que, teniendo en cuenta los cambios a nivel mundial en el ámbito de la Construcción, la regulación se ha quedado retrasada.

Cinco años después, algunas de las 44 deficiencias identificadas en el diagnóstico pre-decreto siguen pendiendo sobre el PI, entre ellas la falta de integralidad en el proceso, poco rigor y calidad en los estudios de factibilidad y un inversionista que, a pesar de las enormes responsabilidades y prerrogativas conferidas, todavía se prefigura como el actor más débil, al faltarle liderazgo, motivación y estabilidad profesional. (Volvamos, por un segundo, a la escena de futuros ingenieros civiles sin dudas en el aula de la profesora Iliana y adivinemos cuántos, en el futuro cercano, serán inversionistas.)

Lo confirman las palabras de Alejandro Gil, Ministro de Economía y Planificación, durante una reciente intervención ante la Asamblea Nacional del Poder Popular: “Cuba enfrenta un ineficiente cumplimiento del proceso inversionista. Cuando nos referimos a esto no lo hacemos solo a que los niveles de inversión que hemos venido alcanzando en los últimos años están por debajo de lo planificado; en 2018 el componente que más deterioro tuvo fue el de Equipos, no exactamente el de Construcción y Montaje, pero lo que nos está pasando, más que eso, es que no siempre garantizamos que las inversiones se puedan amortizar con su propio rendimiento. Y eso es algo que la Economía tiene que resolver”.

Los datos del ministro apenas reflejan lo sucedido el año pasado. Aquí en Ciego de Ávila, para no ir más lejos, en junio próximo se cumplirán tres años de la puesta en marcha de una fábrica de queso a base de leche de cabra, ubicada en Gaspar, que solo ahora, según atestigua Agapito Cabrera Pérez, su actual director, comienza a cumplir su plan de 125 litros de leche diarios. Así no hay amortización que valga.

Visto lo visto, digamos que la Economía debe vestirse de cirujano, ¡pronto!, y, con precisión, cortar todos los cordones umbilicales que la mantienen conectada a la ineficiencia. No hay de otra.

En video, secadero de arroz en Bolivia, ¿para cuándo?

(Tomado de Invasor)

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • NestorJF dijo:

    Excelente trabajo investigativo y periodístico. Ojalá hubieran muchos artículos como éste. Y que llegue a las personas involucradas en las inversiones.

    • Eunice mir León dijo:

      Pienso igual , soy economista en CAUDAL sa … excelente trabajo de la economía nacional

    • OBSERVADOR dijo:

      Y tu crees que los responsables de tales desastres no saben que han vivido haciendo y deshaciendo sin resolver nada?

  • Laterrade dijo:

    Artículo extenso muy bien elaborado, con muchos elementos para los entendidos en la materia de las inversiones de como no seguir arando en el mar, de no repetir las mismas deficiencias y chapucerías, de como tener mas control de los recursos de las obras a pie de construcción y acabado. De siguir por ese mal camino lo único que nos esperará en el futuro inmediato será el descalabro de nuestra sociedad, nuestro sistema, y nuestras conquistas.

  • Dalila dijo:

    La mera existencia de una norma no garantiza su ejecución, sencillo todos hablan de crear en la inversión x el inversionista una DIP, sabe alguien donde las normas inversionista lo dicen y xq hay diferencia entre la ingeniería de detalle q pide IPF q es la q me obligan la norma y la q se conoce en ingeniería, nada seguiremos hechando la culpa al q debe ayudar la norma.

  • antonio miranda dijo:

    No hubiera sido mejor, en vez de publicar este articulo ir a las causas de estos problemas y entrevistar a los decisores, por que se hacen tantas leyes que hacen imposible el avance de la economia.

  • Igor Hernandez Bonne dijo:

    Del proceso inversionista en Cuba hay mucha tela por donde cortar…lo primero que es la seleccion de los principales actores que intervienen en la ejecucion de dicho proceso que son los proyectistas y constructores no se hace debidamente….esta establecido entre otros procedimientos de seleccion que se hagan licitaciones de obras publicas mediante una comision y con la participacion la figura legal de un notario publico para darle la mayor legalidad a este proceso…sin embargo en lanpractica no se hace…por eso no se seleccionan los mejores….y es donde se pierde la economia…porque hasta se deja de hacer con su sal y su pimienta como se dice…se hace la contratacion de los constructores en el caso de los prestadores de servicios de construccion no estatales de manera discreccional administrativamente…la mayoria de las veces estas personas que son directivos o inversionistas son los que buscan a los que mas les cuadre convenientemente a cambio del 10% de los contratos, ademas se sobrefactura y tambien se sobregiran los presupuestos…cometiendose cohechos, traficos de influencias y otros ilicitos penales a diestra y siniestra…es donde se cometen graves faltas de calidad y desvio de materiales…y tambien se afecta la credibilidad del sistema que estamos construyendo y entonces otros no estatales que no clasifican en esta elite seleccionada no pueden encontrar trabajo ni para sostenerse ellos ni el negocio y para colmo pagan justos por pecadores cuando se adoptan medidas de caracter general…es lo que sucede en la practica y afecta al pais economicamente…la licitacion de obras no pueden ser letra muerta…se deberianhasta profundizar mediante normas que perfeccionen su aplicacion y de paso regularia preventivamente la ocurrencia de los hechos de corrupcion antes mencionados…y lo mas inquietante es que en los gobiernos locales y OSDE se sabe que esto sucede y no emiten procedimientos para optar por licitaciones de obras…y para evitar estas situaciones entonces como medida se limitan a contratar TCP de la construccion afectandolos en su gestion y desarrollo y contradiciendo las palabras del presidente DIAZ CANEL quien dijera que los no estatales no son enemigos de la revolucion…

  • jorge Fernandez dijo:

    Excelentes trabajos los de esta periodista y del invasor cuando el ahora reflejará la realidad económica de Holguín solo en contadas ocasiones reportajes q dejan muchas sombras en las investigaciones sin llegar al meollo del asunto.

  • Roberto dijo:

    Al fin!!! Felicidades Saily!!

  • ernesto pablo dijo:

    Un tema magnífico y muy importante. Lamento no tener el tiempo para hacer algunas referencias sobre el mismo sobre el cuál tengo bastante experiencia desde todos los angulos. Pero no me puedo permitir dejar de felicitar a su autora y sugerirle siga en este ingrato batallar que el pueblo se lo agradecerá.
    ernesto pablo

  • Jeanluis dijo:

    Es un fenómeno común en todas las provincias del país, esa es una de las razones por la cual no avanzamos en el tema constructivo, como en otros temas.Porque el responsable de la obra, el inversionista, los constructores…no les duele que se pierda la inversión, al final cobrarán lo mismo trabajen o no, se termine la obra o no.
    Insisto que para que ese mal que lastramos desde hace mucho tiempo cambie hay que modificar el sistema salarial cubano, el cual está obsoleto, el hombre debe estar presionado y a la vez estimulado por terminar la obra y con calidad. Ademas no todos podemos ganar lo mismo o salarios similares por actividades completamente distintas y de diferencia de capacitación y experiencia.El gran problema es el hombre, que no se ve estimulado, ni controlado.
    Citó un ejemplo fuera de este contexto pero bien explícito: En el MINSAP todos los especialistas ganan lo mismo, seas MGI, Dermatólogo, Ontendivista o Cirujano Cardiovascular….un cirujano cardiovascular se puede pasar diariamente de 5 hasta 8 horas operando, cirugías complejas y de mucho stress, otros hacen su función sentados en media mañana.. al final ganan lo mismo. La diferencia entre trabajar en un Instituto y otro hospital son 100 VIP, las enfermeras, las intensivistas ganan por riesgo biológico y por antigüedad, sin embargo los médicos no ganan ni por riesgo de contraer una enfermedad ni por antigüedad…..el sistema salarial cubano necesita reformas si deseamos realmente cambiar las actitudes de los trabajadores.

  • Marvin dijo:

    Es el via crucis d todas las construcciones a nivel nacional en este país lo q usted relata en este artículo. Usted lo puso en su contexto provincial. Pero esto es a escala d todo el país, así q imagínese usted, el desastre en el q nos encontramos .
    Y ni hablar d urbanización, del sentido d q todo quede bien construido y ornamentado , y peor aún, ni hablar d la calidad. Es algo asi como un favor social, d sacarte d un bohio , y darte otro bohio, pero d bloque y tipo palomar , q a los 6 meses , filtre el techo , y las losas del piso se levanten o se partan .
    Le voy a poner un ejemplo d total ineficiencia y d construcción primitiva en el año 2019 en la capital .
    En el malecón habanero justo en la calle 1era y D en el vedado capitalinos, se erige imponente x día, una mole d concreto q es construida x una asociación con una empresa francesa. La eficiencia ahí es brutal . El entorno constructivo es tan espectacular , q puede quedar así sin terminar la obra , y hasta supone un ambiente agradable y no d abandono. Una estructura metálica sostiene varias foto a a escala monumental, d como quedará el proyecto q se erige en ese momento .
    Justo al lado , se encuentra el edificio GIRÓN , prácticamente abandonado en el tiempo y destruido x la alta salinidad d la zona, q se encuentra en reparación, x compulsión debido a estar justo al lado d ese hotel q se construye x los franceses, y había q darle un acabado a un edificio q tal parecía había sido bombardeado.
    Pero x si eso fuera poco , a sólo 200 metros del lugar , se transforma una rotonda donde se encontraba ubicada una imponente obra monumentaria d Calixto García, q se decidió trasladar d lugar x los embates del mar y en su lugar , hacer ahí, algo q pocos capitalinos conocemos q será, xq no existe un cartel q diga q es lo q hacen ahí, 7 constructores, con vestimenta cualquiera, sin recursos, con suministros d materiales a cuentas gotas , para se supone hacer un parque, q ya lleva más d 7 meses en ejecución, y aquello es lo d nunca acabar , xq no tiene forma ninguna , y a rezar xq no entre un huracán q ya estamos en temporada, y desaparezca lo poco q se ha hecho en esa cosa q se construye ahí, SIN calidad ninguna xq paso varias veces x ese lugar y se ve la poca profesionalidad d los q construyen y d un proyecto sin licitación , q sea como sea para llenar ese hueco q hay ahí.
    Ahí están los hoteles q construye esta empresa francesa en la capital con eficiencia , profesionalidad y prontitud . Y del otro lado , reina el reunionismo , la ineficiencia , el amateurismo , la desidia, y la mala calidad y terminación d obras.
    Y así esta sucediendo en todo el país. La chapuceria y el mal gusto se ha apoderado d todo lo q se construye en cuba x la empresa estatal socialista y estamos convirtiendo a este país en un desastre constructivo .

    • Subzero dijo:

      En días anteriores escribí algo y no lo publicaron..por.favor publiquen .

      Yo me pregunto.

      Sería un hecho irreductible que si Cuba cambie las estructuras económicas y desate sus fuerzas productivas no habría otro camino que sucumbir ante el enemigo del norte?

      Sería un hecho incambiable que si hacemos lo que hizo Vietnam y China no habrá otro camino que ser dominado por los yankis y que el gobierno pierda el control?

      Es así ? No hay de otras que tener una estructura hipercontrolada y centralizada y por tanto ineficiente totalmente para poder «ser libres y soberanos» ?

      Es una verdad que la única manera de que el enemigo no nos penetre tengamos que «salvaguardarnos» bajo el control total aunque para ello la economía no funcione como debería suceder en un país en busca de desarrollo???

      Ganar «un día» , o lo «urgente» casi siempre cuesta tanto….

  • Uno más... dijo:

    Buenos dias…Eso es lo que se puede ver por arribita en ciego de avila, si alguien le dedicara un tiempo al estudio de esto al país las cifras sería espantosas y lo mejor de todo ¿quién respondió por estos desastres? ¿quién cargó con todos los gastos y despilfarros? esta última pregunta si tiene respuesta, EL PUEBLO. Las cosas se hacen mal y no pasa nada, nadie responde por lo mal hecho. Cuando un cuadro encargado de tomar estas desiciones es sancionado lo envían a otro puesto a continuar dirigiendo y en ocasiones un puesto mejor. En otros países hemos visto en nuestro sistema informativo hacerle juicios a dirigentes por cosas parecidas….y aquí….

  • Ibrahim dijo:

    La inversión se decide en la etapa de pre inversión q termina en la factibilidad, el decreto regula todas las acciones y me atrevo a decir q esta norma es lo mejor q hemos tenido en esa materia. En mi opinión lo q no funciona es el sistema empresarial cubano . Si no lo cambiamos estructuralmente con toda la independencia y facultades necesarias seguiremos llegando al mismo punto o seguiremos retrocediendo

  • scorpion dijo:

    Un trabajo períodistico que pone a luz los desvaríos de un proceso inversionista plagado de problemas, malas prácticas, voluntarismos, ídeas locas y peregrinas de alguien que pensando quizas hasta de buena fe inunda nuestro país de infeciencia, esos ejemplos en Ciego de Avila está presente en todo el país, en la provincia de Sancti Spíritus por poner un ejemplo se creo un Contingente el Nestor Torres en el poblado de Guasimal con el objetivo construir vaquerías para producir más leche que Holanda y Suisa y más carne que Uruguay y Argentina, resultado hoy no hay una vaca, lógicamente ni leche ni carne, las estructuras de las vaquerias fueron barridas y las que sobrevivieron se encuentran dentro del marabú como un monumento a la desidia y la ineficiencia, ah el contingente tambien desapareció, Na ! por eso y por otras muchas cuestiones estamos como estamos

  • USC dijo:

    Y eso es sólo es en Ciego.
    Que dejan para La Habana. Miren a su alrededor y se ve todo ese desastre.
    Ya lo ha repetido el presidente Miguel Díaz Canel se están haciendo chapucerias.
    Lo malo de todo eso es el enorme despilfarro de recursos financieros, materiales y humanos.
    Ah!!! Me olvidaba. Se paga por nada y se pone dinero en circulación sin respaldo material y los que tienen que pegar el grito callan.
    Evaluación – Desaprobado.
    Un abrazo y muchas gracias

  • Lazaro Hernandez dijo:

    Se ha perdido tanto tiempo y dinero que ni en 100 años se recuperaria el dinero invertido

    Lo mismo pasa con los puertos de Isabela de Sagua y demas,,,,,,,,Cuba nunca permitio a los llamados ferrys entrar en sus puertos llenos de cubanos y productos que en estos momentos hacen falta e incluso aceleraria la llegada de paquetes e insumos a la poblacion, ahora vemos que serian esos ferrys los unicos que podrian hacer el viaje maritimo a Cuba puesto que quienes tengan familia en la Isla son los unicos autorizados a vijar desde USA.

    Es tanto lo que se debe cambiar que no cabe en este espacio.

    Saludos.

  • Adelante dijo:

    Por qué algunas inversiones del micons quedan, mal terminadas o paralizadas, sin embargo las cooperativas, terminan algo, algo mejor y en un tiempo más rápido. El estado no ha mostrado consistencia en las construcciones, y menos calidad, fíjense acuario nacional hay obras paralizadas hace más de 10 años. Además si existen presupuesto, por que tantas demoras y no aplican horarios de las 24 horas de trabajo. Se ganaría, calidad, rápida terminación, menos afectados, digo población, agotamiento presupuesto etc.

  • YM dijo:

    Excelente artículo Sayli,refleja la realidad de los avileños,donde en la capital avileña existe un solo hospital, cuya ampliación lleva más 5 años en proceso de construcción y parece no tener fin.

  • Aldo dijo:

    Muy buen articulo, que demuestra que la burocracia en Cuba es nuestro peor enemigo y es mas dañina que el bloqueo externo o cualquier otra cosa. Esta burocracia y sus burócratas debieran ser enjuiciados por el daño que le han hecho y le siguen haciendo al pais. Ellos son los responsables del derroche, el mal uso y la perdida de los recursos del pueblo, que es en definitiva quien sufre las consecuencias, porque al fina los burócratas no rinden cuenta de sus desmanes.

  • kmelot dijo:

    Muy buen artículo que enumera de forma clara todas las trabas burocraticas y de toda indole que inciden en el proceso inversionista. Una cosa es el discurso y la ley, otras es la realidad y la practica. Por eso cuando veo a nuestro Presidente interesado en la construcción de viviendas y repitiendo en cuanta reunion en sus visitas a la provincia la frase «Tenemos que lograr la construcción de una vivienda al dia por municipio» me pregunto: ¿Estará al tanto nuestro presidente de la falta de materiales, de todas las travas que hay para lograr eso? ¿Acaso leerá este artículo?

  • 26 dijo:

    Un reto hagan un trabajo así en cada provincia y verán la realidad ,y la práctica del desastre.

  • Carlos dijo:

    Excelelente articulo periodistico.ojala todos los temas se trataran con esta profundidad.

    • Elpidio Valdes dijo:

      Junio 10 2019
      Nuestro presidente se desgasta en reuniones y viajes por todo el pais, los ministros juegan a los escondidos en sus respectivas areas de responsabilidad, los burocratas se hacen ricos con sus desmanes y sus sucios manejos con la economia nacional, los ladrones se hacen cada dia mas ricos, los corruptos siguen subiendo como la espuma en la cerveza, los mercenarios siguen dando orientaciones de como paralizar todo lo que nos ayude en el desarrollo economico, las inteligencias extranjeras en Cuba siguen haciendo su trabajo destructivo instruyendo a sus agentes no solo a dar informacion sino a aplicar las medidas necesarias para incrementar el caos y el desorden en el pais, y lo mas importante el MININT sigue en su eterna vacacion y no aplica la experiencia de ultimos sesenta anos de lucha contra la contrarrevolucion y el enemigo numero uno de la humanidad,el gobierno de los Estados Unidos.

      Este articulo y su demoledora accion demuestra lo que he dicho arriba, hay que tomar las cosas con el espiritu de cambiar todo lo que haya que ser cambiado, empezando por los ministros y sus socios en la direccion de los mismo, digamos el MICONS y su falta de respeto para con el pueblo, y muy importante terminar en Cubadebate y demas sitios digitales con la CENSURA AMARILLA Y CRIMINAL CONTRA LOS QUE DECIMOS LAS COSAS POR LO CLARO Y SIN AMBAGES Y CUIDADOS DE TIPO ALGUNO, si las cosas siguen como van, este pais se va a bolina como se fue la revolucion del 30, es el pueblo el que tiene que exigir cambios profundos y directos de los que estan dirigiendo el pais, pues el presidente Diaz Canet se esta desgastando en su trabajo y muchos le estan serruchando el piso para que no tenga exito en su trabajo directo con la poblacion, es hora de llamar las cosas por su nombre y seguir en el periodismo investigativo de este tipo, con el fin de ponerle las cosas dificiles a los burocratas, contrarrevolucionarios y demas socio del negocio contra Cuba.

      Espero que la cordura y la conciencia revolucionaria prevalezca y todos tomen el camino del desarrollo del pais en beneficio del pueblo cubano de a pie.

      Gracias y que tengan todos un buen dia en ese hermoso y corajudo pais.

  • Elio Antonio dijo:

    Hola :-(

    Muy triste ha sido conocer con alguna certeza, algo que nos podíamos imaginar pasa en #Cuba todo el tiempo. Pero me satisface, que no me parece un artículo al estilo de los criticones de oficio —esos que, en blogs con el nombre de Cuba, se levantan todos los días «en noble y audaz representación» de los «cubanos de a pie» (como suelen decir)—, que aparentando ayudar a la corrección de errores, agreden constantemente la obra de la Revolución, que ellos no pueden alcanzar a comprender, pues les falta amor por los demás.

    Bravo por Sayli Sosa y el Invasor.

    Saludos #DesdeGuantánamo ;-)

  • Adelante dijo:

    Hay que terminar los hoteles empezados, y dedicarse a la reparación del entorno de los mismos, ejemplos sobran, alrededor de los de prado, parece un misterio de horror al lado de los nuevos hoteles, en esas zonas tan bellas su arquitectura, el turista mira y tira fotos de edificaciones al punen to de derrumbe. Hay que hacer algo urgente, mejor el entorno, no pensar solo en construcción hoteles y más hoteles.

  • Roberto dijo:

    Yo sabía qué sería un artículo muy comentado en Cubadebate, pq además es un denuncia clara a la ineficiencia, el voluntarismo y la falta de respeto al ciudadano honesto y trabajador. Pero qué podemos esperar si hoy en 18 % de la PEA en Cuba no tiene relación laboral? Cuando del 82 % qué lo hace, un 40 ó 50 % no es productivo y en muchos casos da pérdidas, por el robo, la malversación y la mala gestión? Cómo hacer productiva una sociedad dónde gana lo mismo el que produce y se esfuerza qué él que entra a trabajar a las 8 y se va al mediodía? Cómo lograr que los trabajadores se esfuerzen si los administradores solo piensan en sus carros y cómo mantener a sus familias y sus amantes? Éste es sólo un pequeño ejemplo…en Morón construyeron un boulevard innecesario de media cuadra., De esto ya hace como 8 – 10 años, . pero no es eso lo lamentable, sino que lo hicieron dos veces!! La primera versión no fué, al parecer, bien vista x los superiores y allá va, a derrumbar y comenzar otra vez!! Responsables??? Da risa..lo dejo a la imaginación de los que saben de qué hablo..

  • Palax dijo:

    Excelente artículo.

  • Ades dijo:

    Soy proyectista y parte del proceso inversionista y todo esto es parte de nuestra realidad, improvisación, falta de tiempo de preparación por necesidades objetivas del país o falta de planificación, premuras, fechas limites por momentos históricos, sueños sin considerar la situación del país, creo que el proceso inversionista es de los mas complejos y complicados en el pais, pero si no se logra el cumplimiento de la ley no se va a resolver esto, falta sancionar a muchos por violarla y se hace poco, así no se resuelve el problema y debe hacerse mas corto el proceso nuestra realidad cambia mas rápido que 1-2 años para preparar y comenzar una inversión o crear un plan B organizado, de la fuerza técnica ni hablar, mientras las empresas constructoras sigan cobrando y pagando por Precons y los particulares legalmente haciéndolos una competencia desleal de precios y salarios, olviden lo, no va a haber constructoras(no hablo de los polos turísticos), pero lo mismo, pan de 20cvtos y pan de 5 pesos, que pasa con el de 20?.

  • rolo dijo:

    LO QUE PASA EN CUBA ES QUE ESTAN DIRIGIENDO ESTO PERSONAS QUE NO SABEN NADA DE ENFOQUES DE PROCESOS, SON PERSONAL CALIFICADO,SI PERO EN OTRAS ESFERAS, LOS INGENIEROS INDUSTRIALES, QUE SON LOS QUE REALMENTE SABEN DE ESTA ACTIVIDAD, ESTAN SOLO ATENDIENDO RECURSOS HUMANOS, Y FRENTE A OTRAS AREAS,PERO TAMBIEN SABEN DE LOCALIZACION Y MOCROLOCALIZACION DE EMPRESAS, DISEÑO DE PUESTOS DE TRABAJO, FACTIBILIDAD, CALIDAD,ENFOQUE DE PROCESOS, LOGISTICA, ACUERDENSE QUE EL ING INDUSTRIAL HACE UN ENFOQUE DE PROCESOS TENIENDO EN CUENTA LOS RECURSOS MATERIALES, FINANCIEROS Y HUMANOS, Y RESPETANDO EL MEDIO AMBIENTE, COSAS COMO ESTAS PASAN PORQUE TODO EL MUNDO DICE QUE NOSOTROS LOS INGENIEROS INDUSTRIALES SABEMOS MUCHO DE TODO Y NO SABEMOS DE NADA, QUE TENEMNOS UN MAR DE CONOCIMEINTO CON UN CENTIMETRO DE PROFUNDIDAD, PERO SOMOS COMO LOS MEDICOS QUE DESPUES NOS ESPECIALIZAMOS EN UNA DE ESAS MATERIAS, YO CREO QUE TODOS LOS INGENIEROS DEBEN SER PRIMERO ING INDUSTRIALES Y DESPUES ESPECIALIZARSE

  • Jose luis amador dijo:

    Saludos a la avileña:

    Saylí, en este artículo notamos una constante en el país desde hace muchos años, y cito un párrafo del propio artículo en donde se dice:

    “Digamos que, en el Hospital Provincial, por ejemplo, el inversionista cobra menos que el Jefe de Mantenimiento, o que los especialistas del Departamento de Inversiones de la Dirección provincial de la Vivienda (DPV), devengan apenas 430.00 pesos, dando pedales (si es que los tienen) entre una obra y otra. Recordemos en este punto lo que acotaba la profesora Iliana Sánchez en el reportaje anterior: los inversionistas tienen más de 40 responsabilidades según el 327”.

    En nuestra opinión, trabajando hace 46 años en empresas de producción y servicios con maquinarias mecánico-eléctricas, funcionando en condiciones adversas (humedad, polvo, maltrato, etc.), pienso que ambas especialidades deben tener el mismo salario por la importancia de su trabajo, pero nunca más que el personal de Mantenimiento en general, que es el que se queda después de la inversión, esclavizado (a veces con dos o tres turnos de trabajo) con el aseguramiento de toda esa maquinaria para evitar que los procesos de servicio o de producción no se detengan.

    Ya desde la inversión los jefes de mantenimiento, ingenieros o no, deben ir buscando la manera de que los mecánicos y electricistas de mantenimiento vayan aprendiendo bien toda la maquinaria, coordinando que los profesionales y no otros, que vayan capacitando en la comprensión real de las máquinas, al personal que va a garantizar el mantenimiento y la resolución de roturas mecánico-eléctricas diarias, a nivel de tuercas y arandelas. Deben aprender también a proteger los motores eléctricos que es una de las actividades más desamparadas, actualmente y desde hace unos 50 años, en la mayoría de nuestros centros de producción y servicios. Para todo esto hacen falta conocimientos universitarios, capacitación de los electricistas. Por supuesto todo esto debe ser sustentado por el poder adquisitivo real que tenga todo ese personal también.

    Con respecto al transporte para resolver los problemas, yo no sé los inversionistas, pero el Jefe de Mantenimiento y los compañeros técnicos universitarios que deben llevar la jefatura del mantenimiento “al detalle”, necesitan de un transporte estatal o privado al servicio de la entidad para poder hacer las múltiples gestiones que hay que hacer, con el objetivo de poder llevar correctamente el Mantenimiento Preventivo Planificado, donde las personas en general, incluyendo nuestros buenos periodistas, en su natural ignorancia del asunto, no se imaginan el número de la cantidad de tareas que tiene esta actividad, que incluso puede conllevar (por poner un solito ejemplito) el traslado periódico de los técnicos del mantenimiento preventivo de las calderas de vapor (si es que todavía existen esas muy necesarias entidades y su personal calificado, como lo había aquí en Camagüey) y, sobre este mismo tema hago un alto, para recordar que hace poco en Sancti Spíritus hubo problema en una caldera de vapor y creo que hubo hasta un fallecimiento, de acuerdo a una noticia rápida que vi por el televisor. Creo que nacionalmente de esto no se habló más y creo que es muy importante, porque cuando una caldera explota puede haber más de 1 fallecimiento y deja muchas veces daña el proceso productivo del centro, sin contar los costos económicos que todo esto deja. Tampoco estos traslados de personal y herramientas para evitar esos serios problemas, como pueden ser estas explosiones de las calderas e instrumentos de medición, se pueden hacer en bicicleta.

    Concluyendo sobre todo esto, pienso que debe tenerse un criterio de apoyo global a todo el personal directivo y técnico que trabaja inicialmente y para toda la vida en una inversión de cualquier tipo.

    Si vamos a hablar de Decretos y Resoluciones, podemos hablar de los decretos sobre la implementación por ley del Mantenimiento Preventivo Planificado, de los cuales conozco solamente 3 de ellos que pienso que realmente no se aplican aunque fueron publicados ya por nuestra Gaceta Oficial, y que son: Decreto Ley 252 y Decreto 281, del 2014 y la Resolución 116- del año 2017 del Ministerio de Industria. Sus contenidos a implementar también están exigidos en 25 de nuestros Lineamientos.

    La constante de la que hablaba al principio, observada por mí desde que era un estudiante, es la sub-valorización por desconocimiento, acerca del Mantenimiento Preventivo que siempre ha existido en el país, y que aún existe en una buena parte de nuestros propios profesionales de cualquier tipo, incluyendo (lamentablemente) a mucho personal profesoral en las Facultades de Tecnología de nuestras propias Universidades. Esa mentalidad que no acaba de aterrizar por disímiles problemas subjetivos, ha hecho mucho daño económico (no son problemas objetivos como a veces se dice como pretexto, para ocultar la ignorancia sobre el asunto, la desidia y la mediocridad personal).

    Para cualquier otra aclaración, queda de usted, revolucionariamente:

    MsC., Ing. José Luis Amador Vilariño
    (Ingeniero eléctrico, graduado en la UCLV, 1972)
    Teléfono: 32-297339
    E-Mail: jlamador48@nauta.cu
    Dirección: San José # 741, Camagüey

  • Kronos dijo:

    Realmente leo esto y ya ni me caliento la cabeza, esta muy claro para mi, desde pequeño he visto estas cosas una y otra vez. Son muchos años de dejades, de chapuceria, de irresponsabilidad, falta de control, robo, etc.
    Es como si los que estubieran a cargo no les importara nada, andan en su burbuja, y uno que no tiene nada, ve como todo lo poco que tiene Cubita Bella se derrocha ahi a los ojos, como si pudiesemos votar dinero y dejar que el tiempo corra.
    Yo felicito a la prensa, este es el verdadero trabajo que un periodista revolucionario debe hacer, nunca es tarde para mejorar, se que ahora nos esta pasando la cuenta tantos y tantos años de obrar mal, pero siempre se puede hacer algo mejor.
    Por favor que todos los medios de prensa saquen ese espiritud de opinion critica y no dejemos que un puñado de irresponsables e ineficientes «personas» se salgan con la suya, es hora de quitar este bloqueo interno y de llamar a los problemas por su verdadero nombre, sigo diciendo que lo que hacemos mal nosotros es peor que el mismisimo Trump y todas sus medidas.
    Obremos con inteligencia y audacia, si no , nosotros mismos seremos los principales culpables de perder la revolucion si seguimos repitiendo los errores del pasado.

  • Eduardo Ortega dijo:

    Primero, felicitar a la autora Sayli Sosa Barceló por tratar asuntos tan complejos de una forma bastante clara y descarnada. Artículos como este hacen mucha falta para llevar a la opinión pública los problemas.
    Segundo, sugerir que haga artículos más cortos, concentrando ideas. Así más personas leerán el artículo completo, difícil con tan larga extensión, y tratar de encontrar solución a los problemas, que es lo que necesitamos.
    SALUDOS!

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Sayli Sosa Barceló

Periodista del periódico Invasor de Ciego de Ávila.

Vea también