Imprimir
Inicio » Especiales, Medios  »

Premio del III Concurso de Microrrelatos de Cubadebate y Ocean Sur

Por: Redacción Cubadebate
| 24 |

Ilustración: Edilberto Carmona Tamayo/ Cubadebate.

Ganador del Premio: Yasel Toledo Garnache
Título: El barbero

Pregunté al hombre que picaba mi cabello si acaso no me temía por mi aspecto y ser nuevo en aquel lugar, por encontrarme en tan lejano paraje a pesar de no tener familiares ni amigos allí. Los demás se apartaban de mí y siempre comentaban algo en voz baja.

Él siguió como si nada. Yo sentía el sonido de la tijera. Le insistí.El miedo es lo primero que algunos perdemos, me respondió. Y continuó.

¿Acaso no sientes intriga por mis razones para venir hasta acá?, le pregunté. Cada quien tiene derecho a esconderse, dijo tajante y sacó una navaja para hacerme los últimos cortes. O el derecho a buscar a un escondido, pensé en voz alta. Entonces me pidió que me alejara tan rápido como pudiera, y permaneció en actitud amenazante con la navaja en una mano y la tijera en la otra.

Finalistas (algunos concursantes usaron pseudónimos y así lo referenciamos):

  1. Yeny Borrego, por Alarma.
  2. Maikel Díaz Rosales, por ChessFever.
  3. Alekhine, por Juego de tableros.
  4. Clau del km, por Desmemoria.
  5. Daylen Mas Martínez, (ST).
  6. Francisco Rodolfo, por Habilidad.
  7. Gabriel Cartaya, por La yerba mala.
  8. Gustavo, por Malas calles.
  9. Servio, por Caso cerrado.
  10. Sofía, por El Puente.

Jurado:

Rafael Grillo (La Habana, 1970). Periodista, editor, ensayista y escritor. Jefe de redacción de El Caimán Barbudo. Autor de las novelas Asesinos ilustrados (Premio Luis Rogelio Nogueras 2009) e Historias del Abecedario (Casa Editora Abril, 2011).

Diana Lio Busquet (La Habana). Periodista, editora y pedagoga. Directora de la Casa Editora Abril, mereció la Distinción Félix Elmusa en 2018. Fue directora de la revista Pionero. Metodóloga Nacional de Educación. Máster en Diseño Curricular.

Rodolfo Romero Reyes (La Habana, 1987). Periodista y escritor. Máster en Desarrollo Social. Profesor adjunto de la Facultad de Comunicación de la UH. Egresado del Centro Onelio Jorge Cardoso. Coordinador de la revista Contexto Latinoamericano.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dámaris dijo:

    Felicidades al ganador Yasel Toledo y a todos los finalistas.

  • Rodo dijo:

    Felicidades a todos los finalistas y en forma especial al ganador y a mi hijo Servio Rodríguez Blanco que resultó uno de los 10 finalistas.

  • Servio Rodríguez Blanco dijo:

    Pues muchas gracuas.
    La idea era mas "desarrolla

  • Servio Rodríguez Blanco dijo:

    Pues muchas gracias!
    La idea original era mas desarrollada! El reto mas grande fué resumirlo todo en 1000 caracteres!
    Me siento feliz como un avestruz :-)

  • Marga dijo:

    Felicidades a los finalistas (entre los cuales esta mi hijo) y al ganador. Cuantos se presentaron en total? Y por que no publican los cuentos finalistas, aunque sea en ediciones sucesivas?

  • MSM dijo:

    ¡Felicidades al ganador y los finalistas!

  • Lissette DVLH dijo:

    Felicidades al ganador.

  • Jose R Oro dijo:

    Muchas felicidades a todos los ganadores y finalistas!

  • Leandro dijo:

    Felicitaciones a todos los finalistas y en general a los concursantes.
    Felicitaciones a Cubadebate por la idea.

  • Olguita dijo:

    Muchísimas felicidades!!! a todos. en especial a Yasel Toledo. Otro motivo que hace crecer mi orgullo por tener su amistad.

  • NelsonSM dijo:

    Felicidades a los finalistas y sobre todo al ganador.

  • Ariel dijo:

    En mi opinión hubo muchos relatos que transmitían mucho más.

  • Sofía Miragaya dijo:

    Estoy entre los finalistas! Gracias al jurado y al que leyó mi mini cuento... si tan solo lo volvieran a publicar (modo soñador)

  • tony dijo:

    Apretó el jurado. Felicidades de todas formas al ganador .

  • Nestor del Prado Arza dijo:

    Sugiero que si no se contraviene nada se publiquen los restantes. Prestigioso jurado. Felicidades al "sobrino" Servio. Sus padres los siento como hermanos.

  • RARJ dijo:

    Felicidades Yasel
    Porque tú fuiste el campeón.
    Más, tengo una observación
    Humorística que hacer.
    Creo, y es mi parecer.
    Que este jurado bendito
    Se nos demoró un poquito
    En este Concurso mero
    Para decir que Un Barbero
    Peló a todos al moñito.

  • Mágico dijo:

    Magnífico pequeño cuento "El barbero". Felicidades al autor.

  • Ulises dijo:

    Muerte

    Salió a la carretera, poco después lo llevaban al hospital destrozado y sin vida, simplemente se suicidó bajo las ruedas de aquel camión imponente. Su vida estuvo llena de momentos felices y otros triste como los de cualquier mortal, solo algo lo singularizaba y era su deseo incontenible de beber alcohol desde que lo probó en su lejana adolescencia, solo fue un sorbo y eso bastó para atraparlo durante toda su existencia, mientras tuvo juventud su cuerpo pudo recuperarse de las contiendas alcohólicas, incluso se caso y tuvo un hijo al que siempre le enseñó a no tomar pero era difícil teniendo en cuenta que su vástago lo veía en sus intoxicaciones cada vez más frecuentes. Un día su hermosa mujer lo despidió y con su singularidad se marchó solitario en busca de un consuelo, al otro día amaneció en un hospital sin ropa, el médico condescendiente le dijo que debía dejar de beber, rió y pensó que todos los médicos le decían lo mismo y ninguno sabía que el estaba predestinado a libar hasta el fin de sus días ; aquella noche antes de lanzarse a la eternidad o quizás a otro Karma y viendo las ruedas acercarse peligrosamente pensó que si no se hubiera dado aquel primer trago todo fuera diferente, en ese momento odió a todos, a sus padres, a sus amigos, a su mujer que lo dejó, a todos los odió, en el momento de estallarle el cráneo pensó que no le vendría mal un buen trago, pero ya era tarde para seguir.

  • Cecilia Hernández Hernández dijo:

    Si tu andando, andando
    a las altas cimas llegas,
    yo rodando y luchando
    alcanzaré las estrellas.
    Mírame cual árbol
    que alguna rama le falte,
    pues siempre en primavera
    trina en ellas la vida nueva.
    No por falta de pies
    se acaba el camino
    pues con voluntad se alcanza el nuevo destino.
    Así pues, tus manos, las mias,
    tus poernas y mis ruedas,
    tus cimas y mis estrellas
    harán nacer nuevas ramas a la esperanza.

  • Raulink dijo:

    En un pequeño jardín a las afueras de un pueblo vivía un hermoso bonsai de roble, que a pesar de su belleza y las atenciones que su dueño le brindaba , el soñaba con crecer y parecerse a sus hermanos que se encontraban del otro lado del camino. Cansado de solo soñar decidió irse y aprovechando una fuerte lluvia saltó y el agua lo arrastró hasta el otro lado. Los años pasaron y su tamaño era tan grande como su orgullo, hasta que llegó el momento que podía ver su antigua casa y a su cuidador que no era ya un niño, también había crecido fuerte como el. Un día se dio cuenta que desde el jardín lo miraba su amigo y movió sus ramas para saludarlo, cuando notó que venía hacia el pero en sus manos no traía una vasija con agua sino una gran sierra, volvió a mirar al jardín y se dio cuenta que su tamaño provocaba tanta sombra que todas las plantas estaban muriendo . Crecer es un derecho pero que esto no sea la causa del sufrimiento de otros.

  • Enmanuel Iglesias dijo:

    Nuestras excusas

    Iba en la noche y por la calle nadie. Me acordé que es peligroso
    pero mi mente no indagó en las consecuencias, simplemente pensé:
    ¿qué de malo puede pasar en un lugar donde no me conocen?,
    seguí caminando y al ver pasar un gato por la esquina me respondí para
    consolarme: ¿acaso todos los gatos no son negros en la noche?,
    luego al intentar cruzar la luz de un auto me alumbró por completo
    y aunque ese no era mi barrio la luz deslumbrante no me dejaba verle la cara,
    pero a decir verdad eso no me importaba nada. Simplemente seguí.

    eiglesias7@nauta.cu

  • Antonio Reyes Caballero dijo:

    La muerte en el batey jaronu 1921
    La muerte siendo la misma no es igual, como el hombre siendo el mismo nunca es igual en espíritu. Cada época diferenciada por un límite, posee una imagen, un sentido, y una concreta emoción de la muerte que son siempre irrepetibles aún cuando se parezcan a otros equivalentes.
    Cierto es que cada época muestra una fisonomía, una estampa, un sello particular; como cada ciudad sus gentes, costumbres, cosmovisiones, ritos. Perfiles que conforman un rostro, por momentos ocultos, aunque convivan y dialoguen con la cotidianeidad a través de su presencia, conformados por las herencias culturales, máxime si se trata de los ritos que rodean a la muerte, proceso biológico al cual nos enfrentamos desde el mismo momento del nacimiento.
    Pero lo más interesante eran las ceremonias fúnebres en la iglesia del batey, los sarcófagos fúnebre eran trasladados en tren desde el batey hasta el cementerio, esta locomotora detalladamente adornada para la ocasión con muchas flores lazos y coronas, al decir de los pobladores rodaba por los rieles con un silencio casi celestial que se escuchaban los gemidos, lamentos y hasta las lagrimas de los familiares

  • Marbelis Salazar Torres dijo:

    Felicidades al ganador, un día participaré tambien

  • Torquides Miggliano dijo:

    No querer y despertar.

    No con poca dificultad movió su débil cuerpo sobre el lecho que lo acogía. Este consistía en un montón de paja seca y cálida donde reposaba y dormía a placer.Poco a poco comenzó a despertarse,aún con los ojos cerrados. Un rayo de luz,que se filtró por la parte superior de la cueva le dio de lleno en rostro y entonces comenzó a despegar sus soñolientos párpados.Lentamente,muy lentamente estiró sus extremidades con una satisfacción infantil.Pudo entonces percibir el penetrante olor a humedad y escuchar el monótono goteo del agua que se escurría entre la roca.Fue entonces que, todavía acostado, lo vio.De golpe se le detuvo el pulso.No podía creer lo que veía. El enorme,temible y horripilante rostro que dormía a su lado.Le invadió un pavor inmenso que lo dejó petrificado,dejando sus frágiles músculos tensos y sin movimientos. No entendía, no podía entender que hacía allí.¡Como había despertado junto a un dinosaurio! De inmediato las preguntas.¿Dónde estoy?¿Cómo llegué aquí?¿Que me ha pasado? Cerró nuevamente los ojos¿Estaría soñando?Si.Debe ser un sueño.Voy a esperar...un tiempo...y luego vuelvo a despertar.Quiso darse aliento,un poco de valor,de coraje.No entiendo.Si es un sueño porque es que siento tan vivamente lo que me rodea. Lo cálido de la paja que me abriga, la penetrante humedad que ahora me asfixia e incluso su fuerte respiración a mi lado.Se hizo una pregunta que lo lleno de miedo.¿Por que aún estoy vivo?¿Seré su almuerzo?Reunió fuerzas para reabrir los ojos y la bestia seguía ahí, en la misma posición respirando tan fuerte,que aún dormida provocaba pánico.Adaptando la vista a la oscuridad, pudo apreciar rastros de sangre ya seca alrededor de la boca de aquel animal.No lo pensó más. Tomó una decisión audaz. Saldría de allí fuera como fuere.Con mucho cuidado de no hacer ruidos se incorporó en su lecho, a pesar de los restos esparcidos alrededor. Huesos triturados,cascarones amarillentos destrozados ,ramas secas.Paso a paso y muy callado se fue acercando a la entrada de la cueva.Una vez más contempló con horror la imponente figura tendida.Que suerte que no lo escuchó,parecía cansada.Se percato entonces que era una hembra.Aquel dinosaurio era una hembra.El tan pequeño he insignificante.Ella enorme e imponente. De espaldas se fue retirando sin quitarle la vista.Ya casi salgo.Ya casi libre. Por desgracia no se percató del borde de la entrada y puso pie en el vacío. Sin tiempo para reaccionar rodó colina abajo no pudiendo asirse a nada que detuviera tan estrepitosa caída.Junto con él un montón de rocas que le maltrataron su pequeño y débil cuerpo.Al fin llegó abajo.Adolorido y magullado vino a detenerse en las faldas de la montaña justo a la orilla de una charca.Desesperado por temor que su accidente despertara a la fiera, se incorporó con mucho dolor y sangrando por las pequeñas heridas de la piel. No me he roto nada, se dijo, pero el instinto le hizo lavarse para no dejar pistas de un posible rastro. Rápido se acercó al remanso, se inclinó al espejo de agua clara y entonces un grito de espanto salió de su garganta. ¡No lo podía creer!¡No entendía!El tan pequeño y tan frágil, pero tan parecido a aquel dinosaurio de quien escapaba.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también