Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

De un holandés y su historia de solidaridad con Cuba

| 16

Foto: Germán Veloz/ Cubadebate.

Un jubilado holandés de 80 años de edad, cuya familia, desde las hijas hasta los nietos, lo ayudan en su causa, se ha convertido en gran amigo de nuestro país. Martin Hoffman es solidaridad en grado superlativo.

Junto a otros compatriotas forma parte del grupo solidario Cuba Care, del cual es coordinador. En tiempos en que la Mayor de las Antillas tiene que hacer frente a muchos enemigos, reconforta encontrar personas como Hoffman, cuyo único propósito es tender manos.

Él, que vive actualmente en la ciudad de Lemmer y nació en Ámsterdam, en 1938, se dedicó durante mucho tiempo a vender anillos de boda en una compañía, hasta que se acogió a la jubilación. Su niñez se vio impactada por las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, en una patria ocupada por los alemanes, la misma donde la adolescente Ana Frank redactó su Diario a escondidas, antes de morir en un campo de concentración.

Sobre esa etapa, de la cual los recuerdos permanecen, narró: “Mis padres eran farmacéuticos en Holanda. Con mi madre y mis hermanos fuimos a vivir a un orfanato, al igual que muchas familias, durante la Segunda Guerra Mundial y posterior a esta. Yo era un niño cuando sucedió esa contienda bélica, tenía siete años al final de esta. Escuchaba mucho de asesinatos y necesidades básicas, como la falta de comida. Recuerdo a los soldados nazis, que mataban a las personas, las trataban como animales, principalmente a los judíos”.

¿Cuándo conoció Cuba y Holguín?

“En 1998, viajé a Cuba como turista, junto a mi hija Martine, específicamente a Holguín. Observé mucha amistad y sinceridad, mucha alegría en el pueblo, a pesar de los problemas económicos de los noventa. Después de esa estancia, he estado entre 45 ó 46 veces aquí. Me gusta mucho la Ciudad de los Parques y su gente.

“Acá me he centrado en ayudar a Ópticas (trajo más de 100 mil espejuelos) y luego en apoyar a casas de niños sin amparo familiar, además de al hospital Lenin, el Pediátrico y el Banco de Sangre. Específicamente al “Lenin”, le doné riñones artificiales y sillas de ruedas, y al Pediátrico, ultrasonidos doppler. También logré entrar aparatos auditivos para una escuela de pequeños sordomudos”.

¿En qué más ha consistido su labor solidaria?

Me he mantenido vinculado a las organizaciones de solidaridad con Cuba, en Holanda. He mostrado mi apoyo y amistad al pueblo cubano, por más de dos décadas, en la lucha contra el Bloqueo y las campañas mediáticas. Siempre he sido recibido en la provincia, en la sede del ICAP, para intercambiar temas de solidaridad y actualizarnos sobre el accionar de Cuba Care”.

¿Cuánto de nuestra isla lo ha impresionado?

“Me llama la atención que los niños cubanos todos llevan uniformes, por lo que no hay distinciones, algo que sí he visto en otras partes del mundo, donde pueden hasta ser marginados. Me sorprende el respeto que les profesan los estudiantes a sus profesores. El sistema de Salud de acá, gratuito por cierto, es de los mejores del mundo, mas necesita mejor infraestructura y suministros, aspectos muy golpeados por el bloqueo de EE.UU.”.

Usted se ha concentrado en darles apoyo a los niños sin amparo familiar…

“Los niños que viven en hogares para infantes sin amparo familiar me abren el corazón. Y me asombra el amor con que los trabajadores de esos centros los atienden, con mucha paciencia y ternura. No tuve esa felicidad en el orfanato en el que viví en Holanda, donde el trato era diferente. El Gobierno de Cuba se nota que hace un esfuerzo muy grande para darles un tratamiento especial a estos chicos, en los cuales me veo reflejado.

“Desde mi primer encuentro con ellos, hasta la actualidad, han pasado muchos años, y ya son hombres y mujeres en algunos casos, son personas de bien. Traje a mis tres nietos a la casa de niños sin amparo y ellos también se sensibilizaron con los muchachos, lloraron incluso. Mis nietos quieren continuar la ayuda a través de Cuba Care, se han enamorado, igualmente, de Cuba”.

¿Ha encontrado su segunda patria?

“Veo puntos de contacto entre nuestro trabajo afanoso por ganarle tierra al mar en Holanda y la resistencia del pueblo cubano, ambos países han tenido que crecerse en determinados momentos. Ambos son pequeños y tienen pocos habitantes, pero son consistentes.

“Cuando el bloqueo culmine, Cuba podrá desatarse de las presiones económicas y comerciales. Habrá más prosperidad, eso es lo que deseo para mi segunda patria. Acá me siento parte de una gran familia. Los cubanos lo comparten todo. Es algo inherente a sus personalidades, únicas en el mundo”.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Chanchán dijo:

    ¡Gracias, Martin Hoffman!
    También a Nelson.

  • Omar de la Nuez dijo:

    Yo tambien me he sensibilizado mucho con las palabras de este gran señor Hoffman, y ojalá le pueda estrechar su mano en el proximo viaje 47 y compartir nuestras ideas muy humanas, Gracias por todo ello, también saludos al periodista.

  • TREM dijo:

    Muchas gracias a Martin y su familia!, lindo gesto que espero los cubanos (holguineros principalmente) sepan reciprocar comportándose según él lo expresa (respeto que les profesan los estudiantes a sus profesores, por ejemplo).
    Personas como Martin si son amigos realmente.

  • Maritere dijo:

    Increible, cuando las personas quieren dar amor no hay nada que se los impida.
    Gracias, muchas gracias

  • Rita dijo:

    Muy triste su comentario ojala que pueda venir otravez a Cuba

  • lis dijo:

    gracias a Nelson por hacer publica esta historia, muy conmovedora …..

  • Henry Espinoza Neuman dijo:

    Deberían otorgarle, excepcionalmente, la nacionalidad cubana!!

  • Martha dijo:

    Gracias Cubadebate por compartir este hermoso artículo, habla de un hombre de bien, de los muchos que hay por el mundo que apoyan causas justas, Bienvenido siempre a nuestra patria Martin Hoffman!!!

  • marlene GTMO dijo:

    ¡Gracias, Martin Hoffman! este señor tendrá sangre cubana por sensibles,humano que es,Gracias nuevamente por todo ello, también saludos al periodista. esta son las cosa que tiene que ver todos eso personajes BUENOS DEL MUNDO que envés de compartir bienestar reparten tristeza a los pueblos.GRACIAS señor, Gracias Nelson Rodríguez Roque

  • Hugo Andres Govin Diaz dijo:

    Soy de los afortunadísimos cubanos que conocemos a Martin y, como él, a cientos de personas decentes, consagradas a la SOLIDARIDAD verdadera en muchos países. Es imprescindible que la prensa se una en un esfuerzo extra y refleje el accionar de otros muchos que como este inmenso amigo, dejan la piel a diario defendiendo nuestra causa.
    Amigos que van envejeciendo y jamás han reclamado protagonismo mediático.
    Merecen que nuestro pueblo tambien los conozcan.

  • Roberto Chávez Chávez dijo:

    Gracias, muchas Gracias, Martin Hoffman usted es una muestra de la solidaridad que nos profesan muchas personas en el mundo, nosotros seguiremos siendo cubanos solidarios e internacionalista y compartiremos lo poco que tenemos con los necesitados de todo el mundo sin mirar ideología, así es Cuba, así somos los cubanos

  • Tavonu dijo:

    !!!Gracias!!! Martín

  • 26 dijo:

    Muchas gracias Amor con Amor se paga .

  • Enrique.B dijo:

    Soy de la opinión de que se debería crear un registro mundial sobre todas las personas que hayan existido y existen, para que incluso después de su muerte esas personas nunca desaparezcan y haya una prueba de que una vez existió.

  • Albert dijo:

    Gracias al Holandes Martin Hoffman y su familia por sus expresiones tan bonitas de mi querida tierra Holguinera y sus personas, también por la gran solidaridad que ha tenido con los Cubanos. Un abrazo de gratitud y hermandad desde Holguín para Martin. Saludos a Nelson Rodríguez Roque por esta historia que nos ha escrito.

  • idania rosa dijo:

    Gracias a Martin Hoffman y a toda su bella familia, personas como ellos hay miles en el mundo, llenos de amor para dar y recibir, asi de grandes son los que quieren mi bella cuba, hace poco lei de un matrimonio en francia, si la memoria no me traiciona, que tenian una bandera con la imagen del che y quisieron que la retiraran y no estuvieron de acuerdo, sumaron más personas a la causa y llevaban camisetas con la imagen del che, esos gestos tan bellos no se pueden ni deben olvidar jamás, ojalá pudiera saludarle y decirle, gracias por existir.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nelson Rodríguez Roque

Nelson Rodríguez Roque

Holguín, 1982. Graduado de Estudios Socioculturales (2006) en la Universidad de Holguín y periodista del semanario ¡ahora! En twitter: @Narr1982

Vea también