Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Doctora, ¿yo puedo abrazarla?

| 36 |

La doctora Cira Delia detectó un tumor abdominal en una adolescente de 13 años y pudo salvarla. Foto: Delia Proenza/ Escambray

Cira Delia Valdivia Graña, especialista en Medicina General Integral en el Policlínico No. 1 de Cabaiguán, sufrió con el dolor de los pobres en Brasil y dejó allí amigos por cuya suerte hoy teme.

Su piel blanquísima y sus ojos de un azul como el cielo semejan los de muchos habitantes de Río Grande del Sur, el estado brasileño que la acogió. Dicha región, cuenta ella, fue fundada por emigrantes alemanes, de quienes quedaron en herencia la estatura y otros atributos físicos. Los más viejos hablan el alemán, pero la mayoría, ya en una raza de mestizaje, vive en una pobreza que desarmó a la doctora cubana desde su llegada misma allí, el 10 de diciembre del 2015.

“Yo creo que fue más impactante para mí que para ellos, que ya habían tenido a un médico cubano; me impresionó mucho el sistema, saber que existen tantas cosas modernas y que no están al alcance de los pobres. La gran mayoría vive en casas construidas por los gobiernos de Lula y de Dilma, pero en condiciones muy desfavorables. Son ayudados por la asistencia social y casi a diario iban a la consulta para conseguir algo a través de nosotros, aunque fuera solo medicinas.

La doctora Cira Delia Valdivia Graña, especialista en Medicina General Integral que labora en el Policlínico No. 1 de Cabaiguán, tiene las vivencias muy frescas. Retornó a la patria el pasado 15 de noviembre, en el primer vuelo de colaboradores cubanos que salió de Brasil luego del anuncio por el Ministerio de Salud Pública de Cuba de no continuar en el programa Más Médicos, en atención a las ofensivas declaraciones del presidente electo Jair Bolsonaro.

“Los primeros tiempos fueron para mí muy difíciles, porque cuando había algo grave no hallaba cómo resolver. Tuve un niño bajo peso, de 1 500 gramos, en su casa dado de alta, con dificultad respiratoria y con una ictericia y no tenía para dónde remitirlo, porque no había un pediatra por todo aquello. Después convencí a la secretaria de salud del municipio para que les dieran alguna solución a los casos graves”, rememora.

No consiguió ayudar a todos, pero logró, por ejemplo, salvar a Giovanna Machado, una adolescente aquejada de autismo y de retardo mental que había comenzado con un sangramiento digestivo y anemia. “Todos los días la mandaba para el hospital, le logré hacer una resonancia que la pagó el municipio y se le descubrió una tumoración abdominal. Los médicos la atendían desde hacía años, pero nunca le palparon el abdomen. La dejé ya con la colostomía incluso revertida, tiene 16 años y llegó a mí con 13”, relata, emocionada.

Atendía diariamente a más de 40 pacientes, todos en busca de ser recibidos por la cubana, “porque uno los toca, les toma la presión, les pone la mano en el hombro”, especifica. Luego, ilustra el asombro de aquellos seres casi macondianos del municipio de Cerro Largo, a más de 200 metros sobre el nivel del mar: “Me preguntaban, ‘Doctora, ¿yo puedo abrazarla?’, porque ellos no pueden llegar a un médico brasileño, ni decirle a ese médico: ‘Yo vengo con la presión alta y me duele la rodilla’, ya que deben ir para verse un solo padecimiento y nosotros les atendíamos diez a la vez”.

Desde donde radicaba se llegaba a Argentina tras 25 minutos de viaje; casi todo el año hacía mucho frío. No obstante, en el poblado de Cerro Largo guardan como reliquia el calor de la doctora solícita y cordial, ante cuya consulta hicieron fila, por centenares, la última semana. No iban a consultarse, sino a despedirla con el abrazo que les regaló a todos.

“La gente allí se sentía muy contenta con nosotros. Sin conocer esa decisión que se avecinaba ya ellos estaban tristes y llorando porque yo ya tenía que venir. Lamentaban que se iban a quedar sin la cubana y con la expectativa de quién iría en mi lugar, pues ya se sabía que el presidente nuevo no quería a los nuestros.

“Algunos se lamentaban: ‘Ay, yo voté por él, ¿y ahora?’. En realidad, ¿te digo lo que siento? Siento lástima de ellos, me da pena, porque yo sé que no es lo mismo, éramos tres médicos cubanos en el municipio y una brasileña, que atendía en la parte del centro a las personas con mejor situación económica. Ella consultaba en 30 minutos a 40 pacientes, la misma cantidad que nosotros veíamos en tres o más horas”.

Muchas personas se convirtieron casi en su familia. “No hablaban de política, pero nos invitaban a un churrasco y compartían con nosotros, sobre todo los domingos. En portugués aprendí a decir algunas cosas, el saludo, las preguntas elementales, pero entendía todo lo que ellos decían. Desde que llegué acá nos comunicamos por vía telefónica, pues una parte de esas personas poseen móviles. Hasta los choferes deben de estarnos extrañando, nos decían que era un honor para ellos tratar con nosotros, porque esa simplicidad de nuestro trato jamás la habían visto”.

Ya está de vuelta en Cabaiguán. Sus compañeros de labor no cesan de halagar sus méritos cuando la reportera intenta localizar a la colega. Y ella, toda humildad, mientras abre una ventana de su alma, deja entrever por el azul de sus ojos una tristeza honda, tan recóndita como aquellos parajes donde gente que hoy amanece sin un abrazo cálido piensa en lo perdido.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • zbd dijo:

    Estos son nuestros médicos, esos que no cambian dignidad, humanismo y nobleza por dinero.

  • MARIA dijo:

    ERROR DEL PRESIDENTE DE BRASIL, YA LE COSTARÁ. BENDICIONES PARA LOS MEDICOS DE CUBA.

    • Yim dijo:

      No , a ese no le cuesta nada porque no le importa ,a quienes les va a costar carisimo es a los pobres que se quedan a la buena de dios.

      • Cristobal Mesa Simpson dijo:

        Yim, creo que sí le pudiera costar si los millones de brasileños pobres y desposeidos que este señor deja sin atención médica, se disponen a pedirle cuenta. Lo pueblos deberían aprender que la defensa de sus derechos pasa por las elecciones: si usted se abstiene de votar le da un punto a favor al que no debe salir electo porque promueve medidas antipopulares; si usted no participa hace como el que calla, pero otorga. Dos grandes del subcontinente lo han demostrado. Primero Argentina, con Macri y ahora Brasil, con Bolsonaro. Este no solo dejará de ocuparse de los pobres que desgobernará, sino que los aplastará con sus ideas infernales.

  • Enmanuel (pichy) dijo:

    No todos los días se pueden abrazar la solidaridad y el amor convertidos en uno, gracias Dra. Cira por tan bella labor!!

  • Noralvis dijo:

    El pueblo Brasileño nunca olvidará a los médicos cubanos, su tarea no fue facil pero no duraron en llevar la salud y ofrecer un abrazo. Bem-vindo à pátria.

  • Tamara Dovale Moisés dijo:

    Una historia muy hermosa, que describe a nuestros médicos, que más que médicos son seres humanos de gran corazón. Otra vez me sacaron las lágrimas.
    Se que existe una gran campaña contra nuestra Revolución, pero nunca lograrán opacar nuestra obra.
    Espero que mas temprano que tarde aquellos que eligieron como presidente a ese monstruo , salgan a las calles a exigir su renuncia.

  • Enrique.B dijo:

    Cuba, el país más humano de todos.

  • Odalys Díaz López dijo:

    Felicidades para nuestros médicos, si no es ahí será en otro lugar el Presidente de Brasil se arrepentira.

  • trd dijo:

    Tu solidaridad y la de tus. colegas se multiplica en millones. Una realidad que no pueden esconder los grandes medios. Gracias por esa lección de amor y entrega a costo de nada

  • Cesar Emilio dijo:

    ESOS SON NUESTROS MEDICOS AQUELLOS QUE MANTIENEN LA FENTE EN ALTO Y NO CEDEN ANTE LOS CHANTAJES DE FASCISTAS COMO BOLSONARO QUE NO DESEAN EL BIEN PARA SU PUEBLO, SINO ENRIQUECER A LA CLASE DOMINANTE DE SU PAIS A COSTA DE LOS POBRES.
    UCM CARLOS J. FINLAY

  • Andy CIGB dijo:

    Bienvenida a la Patria, bienvenida a predios espirituanos, reciba de todos los cubanos … UN ABRAZO

  • Baphomet dijo:

    “Algunos se lamentaban: ‘Ay, yo voté por él, ¿y ahora?’.”

    Pues no serán los últimos en lamentarse, ténganlo por seguro. Igual a como pasa en Argentina con Macri: “Yo no estaba en contra de Kichner, pero ya tenía mucho tiempo en el poder y además Marcri lucía bien en las fotos… tenía cara de buena persona…”

    • Delia Rosa Proenza Barzaga dijo:

      Tristemente, lo que usted dice es cierto. Es la ignorancia unida al poder hegemónico de los grandes medios de comunicación masiva. Ojalá ningún otro pueblo caiga en esa trampa.

  • Escuela Latinoamericana de Medicina dijo:

    Los médicos cubanos y su obra humanista y solidaria en Brasil han demostrado al mundo un digno ejemplo de entrega fraterna, desprendimiento humano y profesionalismo de altura, de curtida experiencia médica y de amor puro por el prójimo.

  • yoanka dijo:

    Cada uno de los medicos trae sus nosalgias, sus recuerdos , sus impactos que nunca olvidaran porque siempre estaran en sus mentes, cada historia es un grito de dolor ante cada paciente que atendieron , que salvaron , y que se les quedaron por seguimiento. He leido ya varias historias y todas y cada una se me atraviezan como una espina en la garganta y me conmueven , las fotos tambien hablan por si solas . Mis respetos para todos los medicos de nuestro pais , desde lo mas profundo de mi corazon. Y pobres de los pacientes impacientes que han quedado detras por las aberraciones de ¨alguien que fue electo como presidente¨ por el cual votaron Dios sabe porque.

  • María Antonia dijo:

    Es maravilloso saber que realmente nuestros médicos en el exterior se esfuerzan y dan lo máximo a personas que realmente están necesitadas de atención médica en cualquier parte del mundo y en momentos como estos leer testimonios como los que salen en Cubadebate le sacan las lágrimas a cualquiera pero que triste es saber que ese trato es solo en el exterior y aquí nos maltratamos los unos a los otros, tienen conocimientos pero no ética, no educación, no humanismo, olvidando que un médico también se enferma y necesita ser atendido pudiendo sucederle lo mismo que a otro paciente que no lo es o mejor dicho tambien puede ser mal tratado por un colega en su misma patria. Esto es duro pero es la realidad cubana.

    • la niña dijo:

      Lo peor es generalizar, por uno que maltrata hay miles que ayudan y salvan.
      Para suerte nuestra la mayoría son excelentes personas y excelentes profesionales, eso está más que demostrado

  • Honoria Santana Hernandez dijo:

    Su dolor será multiplicado por tantos.que de seguro aliviaremos su pena.El agradecimiento será eterno y la satisfacción por el deber cumplido no dejará en el olvido la inmensa labor desarrollada al aliviar el dolor de tantos .

  • Julio dijo:

    Espero que nuestra TV elabore un contundente serial parecido al que Milton Díaz Cánter hizo sobre la Epopeya en Angola, que bien pudiera llamarse La Epopeya por Mais Vida, que relate mediante entrevistas, anectodas e imágenes lo hecho por nuestros médicos en Brasil, como un fuerte antídoto contra la información mediática y los desinformados.

  • María Isabel Cuesta Hernández dijo:

    Infinito abrazo a todos los médicos cubanos que como Cira Delia pusieron tan alto el nombre de los galenos cubanos. Felicidades por ser tan bellas personas y bienvenidos a la Patria.

  • Carmen maldonado alvarez dijo:

    La entendemos Dra . .. Todos los que cumplimos mision en esos lugares dejamos en ellos parte de nuestros corazones . Los que miramos de frente la pobreza extrema y vimos el hambre y el desamparo en los ojos de un niño sabemos que la ayuda que brindamos a esas personas no tiene ni tendra precio nunca…. Eso solo lo hacemos los medicos cubanos!!

    • Estrella dijo:

      Esos son nuestros médicos,los que no están mirando que posición social tienen para atender un paciente porque son profesionales.

      • xxx dijo:

        ESOS SON NUESTROS MEDICOS , CON EL CALOR DE LA CUBANIA NOS GANAMOS EL CARIÑO DE TODOS SIN PEDIR NADA A CAMBIO NI IMPORTAR NADA ESOS SON LOS VALORES QUE NOS ENSEÑO NUESTRO CONAMDANTE VIENVENIDOS A LA PATRIA COMPATRIOTAS ….

  • Dr. Angel. dijo:

    Conmovedora las historias de la Doctora Cira; como la de todos nuestros heroicos médicos que participaron en el Programa más médicos en el gigante sudamericano, que hoy por la voluntad de una persona insensible se quedan desamparados los más necesitados. Cumplí misión en Bolivia desde 2008 hasta 2010 y tuve el placer de compartir con la Doctora Cira y conozco la gran calidad humana y humildad de esa maravillosa mujer.

  • marlene dijo:

    Apoyo resueltamente la declaracion del Ministerio de Salud Publica del 14 de noviembre del 2018 es justa necesaria y correcta la decisión de sacar al contingente de mas medico de cuba en brasil ante las amenazas ,injurias,ofensas del recien electo de brasil , nosotros los cubanos no aceptamos ni amenazas ,ni chantajes ,ni cuestionamiento a la profesionalidad de los medicos cubanos q todos siempre bridaron su apoyo salvando vidasss mas de 113 millones ,en lugares y zonas que nunca habian tenido atenciones medicas ,vivan nuestros medicos cubanos patria o muerte venceremos

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también