Imprimir
Inicio » Especiales, Entretenimiento  »

Pensando con lógica y creatividad entre malvados e incautos

Publicado en: Para Pensar...
En este artículo: Entretenimiento, Matemática
| 30

Para seguir en la cuerda del pensamiento matemático apegado más a su campo social que al exacto, les propongo un acertijo atípico, pero de gran valor e impacto. Se basa en la teoría de la estupidez humana del ya fallecido pensador italiano Carlo María Cipolla. Estuve tentado en combinarlo con un problemita matemático, pero confío en que ustedes no me defraudarán.

Según Cipolla existen cuatro categorías de la conducta de los seres humanos, en dependencia del beneficio o daño que causan a sí mismo y a los demás. También enunció cinco leyes.

Les propongo pensar en tres focos lógico-creativos que seguramente nos hará crecer en la batalla inacabable de ser mejores personas.

Antecedentes necesarios:

Las cuatro categorías son:

  1. Inteligentes: benefician a los demás y a sí mismos.
  2. Desgraciados o incautos: benefician a los demás y se perjudican a sí mismos.
  3. Bandidos o malvados: perjudican a los demás y se benefician a sí mismos.
  4. Estúpidos: perjudican a los demás y a sí mismos.

Además Cipolla en su libro titulado “Allegro ma non troppo”, enuncia cinco leyes sobre la estupidez humana y  plantea que la humanidad se encuentra en un estado deplorable; ya sea como individuos o como miembros de la sociedad organizada.

De las cinco leyes, he seleccionado estas dos:

  •  Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo.
  • La persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que existe.
    • El corolario de la ley dice así: El estúpido es más peligroso que el malvado.

Ahora vienen los tres focos lógico-creativos.

I

Escriba un buen ejemplo (solo uno) de cada una de las cuatro categorías

II

Haga un analices PICE (pensamiento, inteligente, creativo y ético) de una de las leyes cuyo texto aquí apareció  con  su corolario.

III

Escriba dos sugerencias para combatir el incremento de personas estúpidas en el mundo.

Alerto que:

Nadie debe interpretar la calificación de estúpido asociada a personas ineptas o con incapacidad mental; ni debe usarse como insulto a su dignidad.

¡Manos y mente a la obra!

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • metamayo dijo:

    I- creo que en alguna etapa de nuestras vidas experimentamos cada una de las 4 categorias propuestas para la conducta, lo que definitivamente nos identificamos con solo una, de ahi que pudiera ser que una misma persona se pueda tomar como ejemplo en mas de una categoria, de todas formas no me atrevo a citar ejemplos aunque de que los hay los hay…

    saludos

  • Inye dijo:

    I-Ejemplos
    1-Inteligente: Yo (jejejjeje)
    2-Incauto: El que da lo que tiene y a pedir se queda.
    3-Malvados: Políticos.
    4-Estúpidos: Terroristas.

    II-La persona estúpida es la más peligrosa que existe porque es la que mayor daño ocasiona, entiéndase n+1, donde n es el resto y 1 su propia persona, nada le gana a eso, negativamente hablando claro.

    III-Propuestas:
    1-Convertirlos en Malvados, logrando que solo perjudiquen al resto y no se incluyan.
    2-Convertirlos en Incautos, logrando que solo se perjudiquen ellos y no al resto.
    Ya que nunca será posible convertirlos en inteligentes. jejeje.

  • Dave dijo:

    I-
    1- Inteligente: Un ingeniero civil, que en su labor profesional beneficia tanto a la sociedad con su trabajo, como a si mismo por la gratificacion y la remuneracion que su trabajo le aporta.
    2- Desgraciado: Un donante de sangre, que aunque se perjudica ligeramente al extraerse una parte de su sangre, hace un bien a algún enfermo que lo pueda necesitar, esto es un claro ejemplo de altruismo desinteresado.
    3- Bandido o malvado, y estúpido: como su nombre lo indica, puede ser alguien que trabaje en una bodega y desvíe cierta cantidad de comida para su enriquecimiento personal, es importante recalcar que un bandido se puede convertir en estúpido si sobre él consigue caer el peso de la justicia.

  • KIMOXXX dijo:

    Profe estoy de pasada rapidito, me he pasado la mañana entera esperando pero hasta ahora no me salio la columna el día de hoy. Quizá esta semana no prodré participar, pero he podido leer las 4 categoría, y pienso: Donde ubicamos a Robin Hood, que perjudica a otros y beneficia a otros,

    Saludos.

    • metamayo dijo:

      me ha pasado que al salir el articulo del profesor Nestor del Prado no se indexa en la columna Para Pensar, lo que hago es buscar los lunes temprano en articulos a nombre del profesor y por lo general aparece antes que en la columna…

      lo de Robin Hood te quedo bueno pero yo lo ubicaria en Estupido, ya que hace daño y se busca tremendo rollo con los dañados amen de que otro grupo significativo lo siga y se beneficie

      saludos

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      KIMOXXX, lee mi respuestas y otros comentarios, luego piensa y trata de responder el rompecabezas sobre el comportamiento de Robin.

  • Dave dijo:

    Hola a todos, soy nuevo acá y me complace mucho descubrir este rincón en Cubadebate, he quedado gratamente sorprendido por el tipo de contenido que aquí se publica y por la participación y el debate que genera. Me gusta el aprendizaje, la discusión activa de los temas y la abstracción del pensamiento, así que intentaré dar mi humilde respuesta para cada inciso:
    I-
    1- Inteligente: Un ingeniero civil, que en su labor profesional beneficia tanto a la sociedad con su trabajo, como a sí mismo por la gratificación y la remuneración que su trabajo le aporta.
    2- Desgraciado: Un donante de sangre, que aunque se perjudica ligeramente al extraerse una parte de su sangre, hace un bien a algún enfermo que lo pueda necesitar, esto es un claro ejemplo de altruismo desinteresado.
    3- Bandido o malvado, y estúpido: como su nombre lo indica, puede ser alguien que trabaje en una bodega y desvíe cierta cantidad de comida para su enriquecimiento personal, es importante recalcar que un bandido se puede convertir en estúpido si sobre él consigue caer el peso de la justicia, incurriendo en un castigo penal, lo que acabaría por perjudicarlo.

    II- Partiendo del hecho de que, cada persona malvada, puede, circunstancialmente convertirse en estúpida, y que el estúpido es la persona más peligrosa que existe por su capacidad para perjudicarse a sí mismo y al resto de las personas, entonces tenemos que el hecho de pertenecer a uno de los cuatro grupos está influído en gran medida por las circunstancias, por nuestra capacidad de tener (o no) un buen juicio, y por las acciones que desarrollemos en consecuencia.

    III-
    1- Aislar a todas aquellas personas que esté demostrado que tienen un comportamiento marcadamente estúpido (no puntualmente porque todos hemos sido estúpidos en alguna ocasión), ya sea destructivo y/o autodestructivo, así sus malas acciones no influirían sobre otras personas, estas últimas no correrían el riesgo de sentirse inclinadas a tomar represalias por las acciones perjudicantes sobre ellas y por consiguiente convertirse en malvados o estúpidos también.
    2- Hacer una buena acción por un determinado número de personas (convirtiéndonos inevitablemente en inteligentes o incautos) con la condición de que cada una de esas personas haga una buena acción sobre el mismo número de personas, y así sucesivamente. O sea, para un número constante de personas, si se aumenta el número de inteligentes e incautos, el número de estúpidos se verá reducido o mantenido pero al menos no aumentado.

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      La más cordial bienvenida para Dave que ha presentado credenciales

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    “Allegro ma non troppo”. Algo así como: “Alegre, pero no demasiado” ¿No?

    Lamento no compartir la sombría visión de la humanidad que parece proclamar el señor Cipolla. Haré, no obstante y como siempre, mi mejor esfuerzo aquí.

    Sólo quisiera una aclaración: ¿En el inciso 1 se requiere el nombre del ejemplificado o basta con el cargo o rol y la actitud dentro de ese rol que lo hace merecedor de un puesto en el listado del italiano? Porque se puede, incluso, ser un buen verdugo.

    Del inciso dos, no puedo resistir la tentación de hacer un comentario sobre el corolario de la segunda ley, aunque me concentraré en la primera, que gusta más.

    Admitiendo como buena la clasificación de Cipolla, creo que no cada uno de nosotros subestima la cantidad de estúpidos que hay en el mundo. Eso depende del lugar que tengamos la mayor parte del tiempo en dicha clasificación. Pienso que los malvados y estúpidos sobreestiman esa cantidad porque, debido a su propia condición, cada uno de ellos se cree más listo que el resto de la humanidad.

    En cambio, los incautos e inteligentes sí posiblemente la subestimen, los primeros por ingenuidad y los segundos por considerar que la estupidez es una desgracia y que se debe y se puede ayudar a los estúpidos a salir de ella.

    Al segundo corolario: “El estúpido es más peligroso que el malvado”, le agregaré una salvedad: El estúpido es más peligroso que el malvado, sólo si tiene poder para hacernos daño con su estupidez.

    En cuanto al inciso tres, creo que no existe una fórmula sencilla para combatir el incremento de personas estúpidas en el mundo, aunque puede ayudar el saber cuáles son las principales causas de la estupidez que, a mi parecer, son la ignorancia y la falta de empatía. Y cuando digo ignorancia, no me refiero sólo a la falta estudios, sino a la ignorancia e incomprensión general de las cosas de la vida.

    Todos hemos sido estúpidos alguna vez, por ignorancia o por ligereza. La diferencia está en que algunos llegamos a reconocerlo y lamentarlo, y otros no. Y hay que tener en cuenta la posibilidad de combinación y tránsito por algunas o por todas las cuatro categorías, en unos u otros momentos de la vida, porque no son compartimientos estancos.

    La antítesis de la estupidez es la sabiduría, la cual se compone de virtudes como la inteligencia, la experiencia, la compasión, la humildad y la paciencia, que no se adquieren de un día para otro. Hay a quienes no les alcanza la vida para llegar a tener un poco de sabiduría.

    Pienso que lo mejor que nos puede ayudar frente a la estupidez es la sabiduría. Tratar por todos los medios de incrementar esa sabiduría es mi primera sugerencia.

    La segunda sugerencia sería no darle poder o quitárselo a quienes demuestren estupidez para que no puedan perjudicar a los demás, pero eso sólo los neutraliza, no impide su incremento y tendría que pasar por el escrutinio y aprobación pública de cada persona para cada cargo con poder, lo cual ya es otro tema que no va aquí.

    Saludos

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Gracias por haberlo tomado en serio. Muy buenos razonamientos

  • Legrá dijo:

    1- inteligente: madres.
    2- desgraciados: candil de la calle, oscuridad de la casa.
    3- malvados: los revendedores
    4- estupidos: casi todos pasamos por aqui: pura adoslescencia. No saben lo que quieren en realidad y lo quieren probar todo.

    II- La persona estúpida es la persona más peligrosa que existe pues se crea en su subconciente un valor y u coraje irreales pero si suficiente para cometer un acto de locura o de desesperación.

    III. No usar tanto las redes sociales pues cada día vuelven a las personas más estúpidas.

  • Arnaldo G. Lorenzo dijo:

    – Inteligente: En cierto municipio, que llamaré X, comenzaron a proliferar los basureros en algunas esquinas. Aunque se recogía la basura con alguna periodicidad se convirtió en una costumbre la acumulación de basura en dichas esquinas y, a pesar de los continuos llamados a eliminarlos, persistían y se incrementaban dichos basureros. Se eliminaban y recogía la basura y al cabo de unos días estaban de nuevo los basureros. No bastaron los inspectores ni los policías ni las multas y muchos jefes se declararon incapaces de resolver aquello. Un día llegó un jefe, que llamaré Y, que con igual nivel de decisión que sus antecesores resolvió el problema de la manera más simple. Como siempre se hacía, mandó a recoger la basura acumulada en dichas esquinas pero, a diferencia de sus antecesores, mandó a instalar el alumbrado público en cada una de esas esquinas. Esa manera de apelar a la vergüenza de la gente, unido a la divulgación y todo lo que ya existía al respecto dio la solución a un viejo problema. Una persona inteligente supo ver que en dichas esquinas no había alumbrado y supo solucionar un problema en beneficio de todos y de sí mismo. (Esta historia está basada en hechos reales).

    – Incauto: El incauto llega a un kiosko de TRD y hace una compra pero no se detiene a comprobar el vuelto y, cuando ya no hay remedio, se da cuenta que le faltan 50 centavos en el vuelto. Su descuido benefició a un vendedor tramposo y se perjudicó a sí mismo.

    – Malvado: El mismo dependiente del kiosko en que compró el incauto. Que acostumbra a “multar” a sus clientes cuando hay abundante menudo en el vuelto y que además, suele “confundir” los billetes y donde debe devolver 5 devuelve 1, si se dan cuenta rectifica y pide disculpas y si no pues va ganando 4. Perjudica a otros y se beneficia a sí mismo.

    – Estúpido: Un personaje administraba una fábrica de helados. Como la leche estaba un poco cara por esos días tomó la decisión de construir una vaquería y comprar las vacas que le proporcionaran la leche necesaria para el helado. Pero eso requirió comprar tierras para ganado y contratar ganaderos, también hacían falta equipos para procesar la leche y veterinarios y medicamentos para las vacas, además la leche debía estar certificada y necesitaba una licencia para operar como productor de leche y todo eso tenía un costo. Pero él no sabía nada de administración ganadera, recordemos que era heladero. Al final la leche le salía más cara que el helado y él ya no era ni heladero ni ganadero, la leche no tenía la suficiente calidad y sus helados tampoco. Fracasó y fue a la quiebra y sus trabajadores se quedaron sin trabajo. Se hizo daño a sí mismo y a todos los que estaban a su alrededor. Un estúpido clásico.

    • Arnaldo G. Lorenzo dijo:

      II

      “No hay nada más dañino que un estúpido con entusiasmo”. Esa frase no es mía, creo que fue el maestro Frank Fernández quien la dijo en una entrevista. Si no me equivoco, me parece que fue a raíz de un caso que se dio en una empresa donde gastaron una cantidad enorme del presupuesto para construir un Mural, nadie niega la utilidad del mural pero no hay que exagerar.

      Y es que, en dependencia de donde esté el estúpido y de su nivel de influencia, sus estupideces pueden tener un mayor o menor alcance. El estúpido siempre va a salir perjudicado, pero lo triste es que puede dañar a muchas personas a su alrededor y también a toda una institución. A diferencia del malvado, es más difícil de identificar. Sus propósitos pueden parecer muy positivos a simple vista, pero después de un análisis detallado se nota que en el fondo hay errores, sobre todo en sus métodos. Por eso es tan importante que en aquellos puestos que requieren la toma de decisiones no estén personas con ese tipo de comportamiento.

      Los que se desempeñan en funciones de dirección o de gobierno deben ser personas inteligentes y creativas. Deben ser personas con capacidad de análisis y valorar los problemas en su magnitud e importancia desde distintos ángulos. Por eso son tan importantes el estudio, el entrenamiento y la idoneidad cuando se trata de puestos de dirección y gobierno. Los mosquitos pueden eliminarse fácilmente con armas nucleares, pero también con fumigación e higiene. ¿Qué decidiría un estúpido? Mejor ni pensarlo.

      III

      Sugerencias para evitar que surjan personas estúpidas.

      – Estimular el pensamiento lógico y el pensamiento lateral desde las edades tempranas, incluirlo como parte de la educación primaria.

      – Incentivar la creatividad, la efectividad creativa y el pensamiento eficiente ante una amplia gama de opciones. Si existe una única opción es muy fácil decidir, si hay dos es un poco más complicado y si hay 10 hay que sentarse a pensar.

      Profesor, creo que se le debiera dedicar un análisis a otra categoría que abunda mucho por ahí.

      “El Mediocre”

      Incluso hay hasta un libro famoso que se llama “El Hombre Mediocre” dedicado a este tipo de personalidad. Me recuerdo de un discurso de toma de posesión de Rafael Correa, que al referirse a la mediocridad y los mediocres dijo una frase que siempre recuerdo: “Huyan de la mediocridad como de la peste”.

      Saludos…

      • Nestor del Prado Arza dijo:

        Es cierto que la mediocridad es un flagelo. Gracias por tus aportes

  • Jose R. Oro dijo:

    Soy un inveterado admirador de Para Pensar y de su brillante columnista el gran pensador Prof. Néstor del Prado Arza. Creo que esta entrega es no solo característicamente buena, sino excepcional en su misma concepción. Y naturalmente estoy en espera de la genialidad de RARJ.
    1. Inteligentes: Bill Gates se ha enriquecido pero ha beneficiado a cientos de millones. ¡Que dios bendiga su riqueza!
    2. Desgraciados o incautos: He ido dos veces al Foxwood Casino, y he visto a personas enajenadas perdiendo “hasta la camisa”, aun cuando saben (hay un letrero lumínico que lo dice) que las expectativas de ganar son estimadas en un 18%. Y por supuesto beneficiando a otros en detrimento de sí mismos y sus familias.
    3. Bandidos o malvados: Para mí siempre será el mejor ejemplo de maldad Fulgencio Batista Zaldívar.
    4. Estúpidos: perjudican a los demás y a sí mismos. Un amigo ya fallecido (Atilio Porfido, italoamericano de New York, Doctor en Filosofía de la Universidad de la Calle), decía que la estupidez tiene al menos dos niveles. El primero es la estupidez simple, que se puede tratar de ayudar y tener un grado de consideración, mientras no dañe a los demás. El segundo nivel es cuando alguna gente está “orgullosa, empecinada en y complacida” de su estupidez, dañe a quien dañe. En este nivel Atilio pensaba que la aplicación de la eutanasia no debiera ser excluida en casos extremos.
    Una persona estúpida creo es más peligrosa que un malvado, ya que si causa daño a otras personas o grupo de personas de manera indiscriminada, sin obtener esa persona ganancia personal alguna, o, incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso. Esas acciones pueden ser consecuencia de extrema obcecación, fanatismo y/o fundamentalismo religioso o político y muchas otras formas de acción negativa. Sugiero analizar si hay personas que comparten parcialmente dos de esas categorías, por ejemplo Malvados y Estúpidos (propongo llamarlos “Malvúpidos”). Por ejemplo cuando Saddam Hussein invadió a Kuwait cometió un acto tan malvado como estúpido. Ni con la carta que el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz le envió con el Dr. Rodrigo Álvarez Cambras, pudo entrar en razón. Pienso que es un ejemplo típico de “Malvúpido”
    Un malvado puro en cambio muchas veces se abstiene de hacer el mal, si no obtiene un beneficio o si no lo puede hacer impunemente. Por supuesto, siempre evita hacer el bien, porque la maldad y el odio son partes intrínsecas de su pensamiento
    La mejor (si no la única) forma de combatir el incremento de personas estúpidas en el mundo es mediante la educación. Se debe perfeccionar la educación, para que se un mecanismo de pensamiento crítico, del desarrollo de la individualidad y participación social al mismo tiempo. De respeto a los demás, aunque sean diferentes.

    • metamayo dijo:

      valoro mucho su pensamiento sobre el tema y ya quisiera yo lograr un nivel de analisis de la magnitud que Ud. refleja, pero este humilde cibercolega si me permite la palabra cree que no solo con educacion se evitarian personas de conductas estupidas, si creo que perfeccionar la educacion, el metodo y otras muchas cosas relacionadas a ella pudieran mejorar el comportamiento de muchos, pero recordemos que existen personas que aun siendo bien educadas han llegado a hacer mucho daño, por ejemplo Einstein no creo la bomba atomica pero sentó las bases (si exagero me disculpa), creo que deberiamos educarnos en hacer el bien por sobre todas las cosas, eso si.

      es solo un comentario de un fiel seguidor de sus palabras, un saludo para Ud.

      • Jose R. Oro dijo:

        Un gran saludo para usted, estimado Metamayo, concuerdo con usted, el contenido etico de la educacion es fundamental
        Un fuerte abrazo

    • Nestor del Prado Arza dijo:

      Excelente participación amigo Oro. Buen retorno.

  • Rodo dijo:

    Una muy querida amiga mía decía “es mejor y más facil dirigir a 100 estupidos que ser dirigido por un estupido”. Los ejemplos y situcaciones los buscaré después

  • Rodo dijo:

    Una muy querida amiga mía decía “es mejor y más facil dirigir a 100 estupidos que ser dirigido por un estupido”. Los ejemplos y situacaciones los buscaré después. (si me logro conectar porque esto está de truco), no sé que pasa hoy con las conexiones, no abre nada y ya casi no me quedan horas.

  • Marga dijo:

    1.Inteligentes: Los artistas, que con su arte se realizan y hacen de este mundo un lugar un poquito mejor.
    2.Desgraciados o incautos: Los ingenuos.
    3.Bandidos o malvados: Los revendedores.
    4.Estúpidos: Los que fuman en presencia de otras personas no fumadoras.
    La persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que existe, pues en general no cree que es estúpido, piensa que no lo es, y por tanto no oye a los que pudieran ayudarlo. Me recuerdan aquello de que:” En ocasiones es preferible callar y parecer estúpido que hablar y disipar las dudas”. Y por supuesto que es más peligroso que el malvado, pues este último hace el mal de forma consciente, pero el estúpido puede hasta estar convencido de que está actuando bien.

    Dos sugerencias para combatir el incremento de personas estúpidas en el mundo:
    -Educar en la utilidad de la virtud
    -Limitar el abuso de las nuevas tecnologías en detrimento del contacto humano…

  • Nestor del Prado Arza dijo:

    Rodo gracias por haber acudido a mi convocatoria de hoy. Extensiva mi gratitud a Marga

  • Marga dijo:

    1. Inteligentes: Los artistas, que con su arte se realizan y hacen de este mundo un lugar un poquito mejor.
    2. Desgraciados o incautos: Los ingenuos.
    3. Bandidos o malvados: Los revendedores.
    4. Estúpidos: Los que fuman en presencia de otras personas no fumadoras.
    La persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que existe, pues en general no cree que es estúpido, piensa que no lo es, y por tanto no oye a los que pudieran ayudarlo. Me recuerdan aquello de que:” En ocasiones es preferible callar y parecer estúpido que hablar y disipar las dudas”. Y por supuesto que es más peligroso que el malvado, pues este último hace el mal de forma consciente, pero el estúpido puede hasta estar convencido de que está actuando bien.

    Dos sugerencias para combatir el incremento de personas estúpidas en el mundo:
    – Educar en la utilidad de la virtud
    – Limitar el abuso de las nuevas tecnologías en detrimento del contacto humano…

  • María dijo:

    Ejemplos:
    -Inteligentes: benefician a los demás y a sí mismos.
    Los buenos maestros
    – Desgraciados o incautos: benefician a los demás y se perjudican a sí mismos.
    A muchos incautos le debemos mucho de lo que tenemos y no creo que tan si quiera se hayan sentido perjudicados y mucho menos desgraciados. El beneficio o perjuicio siempre es relativo, depende del cristal con que se mire. Lo que para mi criterio puede ser un beneficio para otro puede ser un perjuicio
    Así que quien beneficia a otros, consciente de que puede perjudicase a sí mismo, pero está dispuesto a ello, mas bien es un altruista .Ejemplos sobran
    Ahora bien, quien lo hace inconcientemente, digamos, quien entrega los resultados de un trabajo científico a otros sin patentarlo, permitiendo que se apropien del mismo y no siendo reconocido entonces por ello, es un buen ejemplo de un incauto en el sentido literal de la palabra.
    -Bandidos o malvados: perjudican a los demás y se benefician a sí mismos.
    Hay miles de ejemplo: ladrones, corruptos
    Pero aquí de nuevo el concepto ¨beneficio a sí mismo¨ es relativo y tiene que ver con el sistema de valores de la persona.
    Hay un tipo de bandido que hace mucho daño en nuestra sociedad y es sumamente peligroso: el mentiroso. Los mentirosos se benefician por tiempo de sus mentiras, hasta que se descubren…,pero nos hacen un daño !!!!!!
    -Estúpidos: perjudican a los demás y a sí mismos.
    Los autosuficientes no suficientes son clásicos estúpidos, si tienen poder, son extremadamente peligrosos. Ej:Trump
    2-Análisis
    La persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que existe.
    • El corolario de la ley dice así: El estúpido es más peligroso que el malvado.
    Demostración:
    Puesto que el malvadado hace daño pensando en su beneficio personal, tiene límites, se cuida, el estúpido no, no tiene fronteras.
    3-Para combatir incremento de personas estúpidas:
    -Desarrollemos la inteligencia, el análisis y la lógica desde edades tempranas.
    .-Potenciemos la eticidad y la coherencia que son valores a formar

  • RARJ dijo:

    -1-
    Esos personajes “gratos”
    Por los cuales se interesa,
    Si usted se acerca a una mesa
    De dominó, ve a los cuatro.
    Allí sabrá de inmediato
    Quien es el inteligente,
    Que es ese hombre prudente
    Que lleva todo el fichero
    Y el que ayuda al compañero
    Con un juego consistente.
    -2-
    También verá a uno parado
    “Sapeando” cada jugada,
    Del cual no digo más nada
    Porque ese es el desgraciado.
    El personaje malvado
    Es el que, para ganar,
    Hace trampas al contar
    Las fichas que alguien le entrega
    Y el estúpido es quien llega
    Borracho y quiere jugar.
    -3-
    Si analizan, el malvado
    Bien se pudiera enmendar,
    Pero ¿quién va a controlar
    A un hombre que está drogado?.
    Sugiero abrir Internados
    Que a este trabajo eche gana,
    y abogar por vida sana
    Sin droga y sin armamento,
    Que así bajará el porciento
    De la estupidéz humana.

    • Jose R. Oro dijo:

      Super genial RARJ!

  • Alejandro dijo:

    Buenos días profesor Néstor del Prado, como lo que se promete es ley, ya estoy de vueltas después de haber pasado 4 días de vacaciones en la base de campismo: Dos Hermanas, con mi familia y un grupo grande de amigos. Aquí fui victima de las manifestaciones de las dos últimas categorías del acertijo de esta semana. Trabajan muy mal las personas de la base y de la Dirección Provincial de Campismo, desde el transporte hasta el servicio, violando los derechos de los consumidores sin protección alguna, por supuesto ya expresé mi insatisfacción en la propia base y ahora a la Dirección mencionada. Bueno profe UD no tiene que sufrir lo que yo, además me alegro grandemente de su feliz estancia en Santa Clara, no es necesario que llore por lo que sufrí, aunque contemplé la naturaleza bella de nuestro país. Vamos a las respuestas.
    I-
    1- Inteligente que no es el sabio, aunque el sabio también goza de inteligencia. Tuve un compañero en la Universidad muy inteligente, aunque no muy estudioso, que lograba naturalmente su beneficio alcanzando excelentes calificaciones, a la vez que derramaba su caudal en el benficio común, consumiendo horas de su tiempo atendiendo diferenciadamente cada compañero, incluyéndome, con solicitud, entrega y paciencia.
    2-incautoo desgraciado, el denominado hombre escalera, que no aprovecha sus potencialidades para entretejer la vida, pero las declara para que otros suban y alcancen los méritos. Generalmente el altruista se suele ubicar en esta categoría, al no perseguir su bien sino el de los demás. No hay mayor amigo que aquel que pone su vida por el prójimo.
    3-bandido o malvado, los trabajadores del comercio y servicios que andan velando cómo pueden dañar al consumidor, violando todos sus derechos en aras de su mejora propia. Lobos en medio de la jungla moderna, vestidos con piel de ovejas. Viven la vida luchando a expensas de la propiedad ajena y el bien de los demás. Generalmente este se prolifera en tiempos de crisis.
    4-estúpidos los que se creen inteligentes sin serlo, los que se las saben todas y solo logran ver hasta sus narices no más allá, haciendo daño a los demás y a sí mismos con sus acciones y actitudes. El dirigente de Empresa que cree andar siempre en la última y no sale de la quiebra con su mente cerrada. Sócrates en humildad dijo: sólo sé que no sé nada, Newton: lo que conocemos es una gota , lo que ignoramos es un oceáno, y Einstein expresó su seguridad en el carácter infinito de la estupidez humana por encima del Universo. En una conversación, sobresale imponiendo su criterio, violando reglas de diálogo finalizando siempre con opositores, quedando en ridículo.
    II-
    Por mucho que nos detengamos en el análisis de las personas con quienes tratamos, subestimamos la cantidad de individuos estúpidos. En el mundo sobreabundan, pues la letra dota de conocimientos,pero no de sabiduría. A veces un iletrado se muestra más sabio que un académico, manifestando excelentes normas de educación, respeto y camaradería. Creerse cosa, ignorando lo demás es ser estúpidoy necio.Las mayores derrotas sufridas en la historia de la humanidad son causadas por la estupidez. Goliat era superior a David en casi todo, pero su estupidez lo llevó a la derrota, mientras David con su mansedumbre e inteligencia sonrió la victoria.
    III-
    Sugerencias para combatir la estupidez humana, que nunca acabará.
    1-Dejarlos chocar duramente con la realidad, después de ser advertidos.
    2-Darles clases de mansedumbre, humildad y templanza, como valores que ofrecen sabiduría, humanidad e inteligencia.

  • Jose Bryan dijo:

    El inteligente generalmente desarrolla valores humanos y los hace consciente, su visión del mundo es más objetiva y creativa desde luego, establece relaciones de amistad verdaderas y su código de ética es universal. Generalmente puede adaptarse a cualquier medio porque su inteligencia le hace comprender el por qué de las cosas y los reevalúa los resultados de su comportamiento. Los inacutos o desgraciados, generalmente por conductas aprendidas y tradición familiar, a veces quizas por mala percepción del bien o exageración del mal, llevan o cargan una culpa que los impulsa a actuar con mucha cautela y son capaces de aguantar una hora un pie pisado por temor a reclamar y ser injusto con la otra persona, lleva inherente un miedo adquirido con una autoestima muy baja. El perverso es peligroso porque busca ventaja en todo y tiene inteligencia para lograrlo pero es prudente y no arriesga hasta que lo tiene todo aparentemente planeado casi siempre sabe escoger a sus víctimas, generalmente a los desgraciados, cuando intenta joder al inteligente se cuida mucho más y lo piensa bien antes de hacerlo pero el estúpido si que es el más peligroso pues no tiene capacidad para disernir entre sus víctimas todo es aleatorio y sin un fin determinado, es una maldad intrínseca, geneticamente adquirida invariable y no modificable. Metamayo tiene razón en que los seres humanos transitamos por todas esas categorías en algún momento de nuestras vidas pero al final el conocimiento te lleva a identificar que anda mal, que debe ser cambiado o modificado, luego se estructura la personalidad en una de estas 4 categorías y ya no hay remedio al menos que un evento resetee el disco duro y comienza una nueva reepregramación.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      No recuerdo haberlo visto antes por estos lares; le doy la bienvenida. Me ha impresionado gratamente su capacidad de razonamiento buen humor al escribir. No se pierda.

  • Nestor del Prado Arza dijo:

    Sugiero leer la respuesta de Jose Bryan.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también