Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Lo que queda cuando se acaban las medicinas

Por: Pablo L. Orosa
| 28 |

Alrededor de 1,6 millones de personas mueren en África cada año a causa de enfermedades tratables como la malaria, la tuberculosis o el VIH.

Vincent no debería morir aún, pero lo más probable es que lo haga. Tiene 41,5 de fiebre, pero lo más importante es lo que nadie sabe: el origen de esa destemplanza que le cierra los ojos y le quita las ganas de ser niño. Vicent no corre desde hace tres días. Tampoco come, aunque en sus pocos años de vida tampoco ha comido demasiado. Su madre murió cuando era un bebé y su padre tiene que salir a trabajar. A veces no vuelve en semanas.

En Eastleigh, la barriada de Nairobi que es una metáfora de África en diminuto, con sus negocios informales pero boyantes, sus refugiados por miles, distribuidos como una pegada geológica de los conflictos que se van sucediendo en el continente, sus calles vibrantes y sus casas oscuras, apenas hay trabajo. Hay dinero, pero no hay trabajo.

Aquí los negocios generan un volumen anual de 24,5 millones de euros, casi un tercio de todo lo que se factura en Nairobi. Aquí está la sede compañías de autobuses y aerolíneas que viajan por todo el Cuerno de África. También algunos de los restaurantes indios más populares y las plazas que más facturan del capital: venden telas, maletas o incluso lo que la madre de un joven refugiado pueda necesitar en su país de origen. Aquí residen 200.000 somalíes. También buena parte de los 10.000 oromo que huyeron de Etiopía en este año. De unos meses aquí, los últimos en llegar han sido los yemeníes. Por eso, hay quien empieza a llamar al barrio ‘Little Saná’.

La diáspora marca la vida diaria en Eastleigh. Los hombres adultos salen a primera hora a revisar los transportes que viajan por toda la región: se envían mercancías, personas y dinero —este último a través del hawala, un sistema tradicional de envío de remesas al margen del sistema tradicional de bancos. Es el gran negocio del barrio. Para los que están al margen, los últimos en llegar o los desheredados de un ecosistema dirigido por el poder de los clanes familiares, quedan los negocios informales: la construcción o la venta ambulante. Es a lo que se dedica el padre de Vincent. A trabajar y a beber.

Más allá de Juja Road, la avenida que conduce al centro de Nairobi, los habitantes de Eastleigh no son bienvenidos. Es un fenómeno llamativo, señala una joven de pelo trenzado, gafas de sol y un negocio de venta de bolsos, “porque nosotros vamos habitualmente allí a comprar, pero no es un sitio para muzungus”, como se conoce aquí a los occidentales. El barrio tiene fama de peligroso, especialmente desde que Hollywood inmortalizó sus calles como un refugio de radicales de Al Shabab, el movimiento radical asociado a Al Qaeda que controla de buena parte de las zonas rurales del sur de Somalia. Los hay, pero son un grupo minúsculo, aseguran varios líderes vecinales que prefieren no ser citados.

Desde el ataque el Westgate, que dejó más de 70 muertos y 200 heridos en pleno epicentro comercial de Nairobi, la sociedad keniana vive bajo un síndrome de estrés postraumático: se han multiplicado los controles en las puertas de los centros comerciales, las detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales. “Todo está sometido a la ley de seguridad nacional, aprobada para combatir a Al Shabab, pero que en realidad se está usando para controlar a la disidencia interna”, alerta el famoso dibujante y activista Patrick Gathara.

Las fuerzas de seguridad entran por la fuerza en las viviendas de Eastleigh. Se llevan a los chicos, que al día siguiente son presentados por la prensa como delincuentes o potenciales terroristas. Algunos puede que lo sean. Muchos no. Esta campaña, ya denunciada por organizaciones como Human Rights Watch, no hace más que alimentar el estigma sobre el barrio. Condenarlo. Dejarlo sin medicinas es parte de esa condena.

El último envío de medicamentos, hace seis meses

El despacho del doctor Monari tiene la luz encendida. Es el único dispendio de una habitación sencilla, de paredes ocres, ventanas enrejadas y carpetas acumuladas por mesa y estantes. Afuera, en la sala de espera, hay una veintena de personas. Todas son mujeres o niños. Uno de ellos es Vincent.

Solomon Monari, que lleva tanto tiempo en Eastleigh como para conocer a sus pacientes sin sus historiales, le toma la temperatura. Sigue demasiado alta. 41,5. De una estantería de la sala de consulta toma una garrafa. La de color rosa. Le da una cucharada antes de volver a auscultarlo. A la mujer que lo sostiene en brazos, la vecina que trajo al pequeño a la clínica, le entrega un paquete. Son antibióticos. De los últimos que le quedan. “No recuerdo exactamente la última vez que recibimos medicamentos por parte del Gobierno. Hace más de seis meses, eso seguro”, denuncia sin alzar la voz, como se denuncian siempre las rebeliones que nacen de la conciencia.

La clínica Biafra está al final de la Primera Avenida, en pleno centro de Eastleigh, a pocos metros de un centro comercial y de un taller de motos. Para llegar a ella hay que atravesar una carretera con dos carriles cuya mediana está tapiada por la propia basura: hay varios hombres durmiendo ahí. El principal centro de atención primaria de Eastleigh se parece demasiado al resto de centros de atención primaria del país. Los que financia el gobierno no tienen grandes ventanales ni muchas veces equipos con los que realizar una analítica. Por no tener, habitualmente no tienen ni medicamentos. Lo que tienen, siempre, es mucha gente. Se estima que la clínica Biafra debe dar cobertura sanitaria a más de 100.000 personas. “Pero el problema es que la población aquí viene y va, se mueven a otros slums y es difícil hacer seguimiento”, señala Salomon.

Especialmente cuando se ha acabado todo. Hasta las cartillas médicas. “Las madres tienen que apuntar las vacunas recibidas en una libreta”, confiesa una de las enfermeras, mientras avanza en su ronda entre los pequeños. “La inmunización es la prioridad”: sarampión, difteria, tuberculosis, rotavirus y polio. “No queremos que ningún niño pierda su dosis”.

“Solo con la inmunización podemos evitar que enfermedades como la tuberculosis se conviertan en una pandemia”, retoma Monaria la palabra. Según un estudio de la ONUcada año mueren en África alrededor de 1,6 millones de personas a causa de malaria, tuberculosis o VIH, enfermedades que pueden ser prevenidas o tratadas con medicamentos. El continente africano importa el 70% de sus fármacos y el suministro que arriba es completamente insuficiente. “Muchos gobiernos africanos gastan una cantidad desproporcionada de sus escasos fondos en la búsqueda de medicamentos”, alertaba el pasado año el ex secretario ejecutivo de la comisión económica para África de la ONU, Carlos Lopes. Barriadas como la de Eastleigh, son el último lugar al que llegan las remesas de medicinas.

“Aquí siempre nos estamos quedando sin medicamentos, siempre necesitamos más”, alerta el doctor Monari. A Vicent lo está tratando con paracetamol y antibióticos. “No sé lo que tiene, lo estoy tratando a ciegas”.

Sin poder diagnosticar

El gran problema del sistema de atención primaria en África del Este es, en realidad, la falta de equipamiento que permita optimizar los tratamientos simplemente conociendo a qué enfermedad se enfrentan. “Aquí trabajamos en función de los síntomas, ¿qué otra cosa podemos hacer?”. De la mano de la ONG española Farmamundi, y de su socio local Hesed, han construido un laboratorio junto a la clínica. “Nos va a ayudar mucho”, sentencia Monari.

Hasta ahora, cuando necesitaban una prueba pedían a los pacientes que acudiesen a un centro privada a hacerlo. “La mayoría no volvían aquí y los que lo hacían a veces no traen las pruebas que les hemos pedido”. Una prueba simple de hemoglobina cuesta 4 euros, en un lugar donde el sueldo no suele superar los 3 euros diarios. Cuando hay sueldo. “Para ellos”, continúa el responsable de la clínica, “la prioridad no es la salud, lo es comer”.

Pese al apoyo de la cooperación —que realiza envíos periódicos de medicamentos—, la clínica no puede hacer frente más que a los casos mínimos. Esta misma semana tuvo que ser referido a otro hospital de Nairobi un paciente con neumonía. Como lo son cada mes los enfermos de diabetes. “Como médico me entristece. Si tuviéramos material adecuado podríamos tratarlos, pero así, ¿qué otra cosa puedo hacer?”.

Preguntas sin respuestas

“Hace unos meses”, continúa, “vino a la clínica una mujer embarazada. Tenía VIH y necesitaba varias medicinas y suplementos. No los teníamos y ella tampoco podía pagarlos. Desapareció, no la vi durante semanas, hasta que hará algo más de diez días la volví a encontrar. Ya no estaba embarazada ni tenía ningún bebé”.

Aunque en Eastleigh están acostumbrados a ver morir a los suyos, eso no hace que duela menos. Si no le baja la temperatura, Vincent también morirá. Su padre ha abierto la puerta de la sala, pero no se ha quedado a escuchar las recomendaciones de Solomon. Tenía que volver a salir. El pequeño lo sigue con la mirada cuando se marcha. Es la única vez que llora.

¿Y qué va a pasar con él?

“Es un niño muy fuerte. Lo normal es que en su estado tuviese convulsiones ya, pero por ahora está aguantando. Lo iré a visitar mañana a su casa. Si no le baja la fiebre lo referiré a otro hospital”. Otra cosa será que su padre lo lleve allí.

Pero eso es todo lo que el doctor Solomon puede hacer.

(Tomado de Público)

Se han publicado 28 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Graciela María Hernández Agüero dijo:

    Es tan triste ver la destrucción de seres humanos y especialmente niños por carencias de medicamentos y comidas para vivir, mientras la opulencia de unos pocos nos aprietan el corazón al ver tanta desigualdad y miseria. Es buena la publicación. Tendremos todos con la persistencia de la lucha en cada tribuna,ayudar a que el mundo sea un lugar donde todos podamos vivir en armonía y paz.. La madre África necesita de ello.

    • ALINA dijo:

      PODEMOS AYUDAR A ESAS PERSONAS CON LAS VACUNAS PARA ESE TIPO DE ENFERMEDADES, PROLONGAR MAS LA VIDA A LOS SERES HUMANOS QUE CONTRAEN EL VIH, LA TUBERCULOSIS, Y LA MALARIA, QUE HORROR, DEBEMOS COOPERAR AUN MAS PARA QUE ESOS NINOS NO SUFRAN Y ESAS PERSONAS POBRES, SOBRE TODO ESO LAS PERSONAS POBRES QUENO TIENEN CON QUE PAGAR UNA VACUNA. DEBEMOS AYUDARLES.

  • yamilet dijo:

    Que tirsteza…

  • Brayant dijo:

    Es terrible esto que pasan estos niños y así no s quejamos con las cosas de los Hospitales de acá con sus problemitas, pero eso no sucede en nuestra sociedad, Ojala la ONU se haga cargo d eso los Derechos y Cada Día los millonarios + ricos y los pobres + pobres

  • VIH+ Cubano 100% dijo:

    Buen artículo este, pero y por qué no lo hacen de nuestra propia tierra? Donde en Santa Clara hace más de 2 meses que no hay antirretrovirales para mi tratamiento???? (Trubada y Efavirenz). Pronto nos veremos como ese niño de la foto y la historia, pronto ese 1,6 millones será ajustado a la realidad cubana, un país que pregona ser la potencia médica del mundo, cuando no es así, desgraciadamente no es así, nos están matando poco a poco, porque esta escasez ya se ha vuelto común, no me lo dice nadie, lo estoy sufriendo en carne propia.

    • grissel dijo:

      VIH cubano 100%, es una pena tambien tu situacion y dolorosa pero de loq tu puedes estar seguro q no vamos a llegar a ese extremo de ese pais, ojala y pronto puedas obtener tus medicamentos, pero ese no s el caso esos gobienos no haran nada por salvar a sus ciudadanos, pero aqui bueno malo o regular tenemos una asistencia medica a la q podemos acudir porfavor no nos compares,sabes q nuestra esfera cientifica esta luchando x enconrtar una vacuna contra el VIH,y q se le sera suministarda ojala y no tarde, no s facil esa investigacion,te deseo q puedas seguir con tus tratamientos y cuidate

    • #Soy Cubano dijo:

      VIH+ Cubano 100%, yo tambien soy de Santa Clara y veo las irregularidades que existen con los medicamentos, pero realmente sabes tu porque no hay? Creo que porque se diga que Cuba es una potencia médica eso no significa que no tengamos problemas, esos retrovirales que necesitas con urgencia se fabrican en Cuba? o solo llega la materia prima necesaria para elaborarlos? Sabes de que pais viene? Si el estado cubano tiene o puede por las regulaciones vigentes adquirirlas? Imagino que su posicion puede ser dificil, pero conozco muchos pero muchos medicos muy buenos y con muy buena atencion y profesionalidad para con sus pacientes. Ultima pregunta, cuantas personas en el mundo puede regularmente acceder a esos medicamentos y cuanto cuesta? Espero mejore y que pueda resolver su situacion.

    • Lucifer dijo:

      VIH+ Cubano 100%:
      Debes cuidarte, estamos seguro de que el estado esta haciendo lo posible por resolver estos antirretrovirales, paciencia y confiar, recuerda que esto que necesitas te lo suministran gratis, preguntante si la situacion d eeste niño se parece en algo a la tuya

  • Maria Elena Alpizar Rancaño dijo:

    VERGUENZA DEBERIA DARLE A LA HUMANIDAD SABER QUE AUN MUEREN SERES POR LA CRUELDAD DE UNOS POCOS. PARA QUE TANTA TECNOLOGIA? PARA QUE TANTOS ESTUDIOS Y CIENCIA ?????????????????????? PARA QUE TODO QUEDE ATASCADO Y SOLO SE BENEFICIEN AQUELLOS QUE TENGAN DINERO O ACCESO? LOS MENOS, NO LOS MAS….COMO SIEMPRE, ES EL CICLO QUE VUELVE Y VA Y SE REPITE LO MISMO DESDE LA ANTIGUEDAD……..ES INJUSTO, MUY INJUSTO Y DOLOROSO PERO SI CON LOS SERES HUMANOS SOMOS CAPACES DE COMPORTARNOS TAN CRUELMENTE QUE ESPERAREMOS PARA CON LOS ANIMALES…CADA DIA SE VE MAS CRUELDAD CON ELLOS Y FORMA PARTE DE NUESTRO DIA A DIA. CRUELDAD + CRUELDAD ES IGUAL A VIOLENCIA, HUMILLACION, VANDALISMO, Y TODO LO MALO QUE CONLLEVA ESA PALABRA. NO SOY CREYENTE DE NINGUNA FE PERO PIDO AL SUPREMO, AL MAS ALLA O COMO SE LE QUIERA LLAMAR….. SABIDURIA, AMOR, TOLERANCIA PARA QUE ILUMINE A TODOS Y TERMINE EN NUESTRO MUNDO LA VIOLENCIA, LAS GUERRAS QUE ENGENDRAN MUERTE Y SUFRIMIENTO PARA TODOS AQUELLOS A LOS QUE LES DUELE DE CERCA Y DE LEJOS.

  • Señuelo dijo:

    Madre mía!!!! Que horror. Pobres niños, no… que digo niños, pobres personas todas. Esa verdad es muy dura. Y como se gastan millones de pesos en fabricar armas !!!! Si solo se utilizara una parte de ese dinero para enfrentar éstas cosas, la humanidad lo agradecería. Ese pobre niño de la foto no tuviera que pasar por todas las cosas que al pobre, le depara la vida

  • Kry dijo:

    Que tristeza ese niño como tantos otros con esa fiebre tan alta, sin embargo es fuerte, porque cuando el ser humano le sube la temperatura lo primero que coge es la cama sin embargo ni eso pueden hacer, no tienen a nadie que los ayude, como ese padre que prefiere trabajar y beber, que atender a su hijo enfermo, este mundo esta patas arriba y todavia hay cubanos que nos quejamos, debemos ver estos reportajes y mirarnos por dentro y que dios ayude a esas personas que pasan tanta necesidad y miseria.

  • José García Álvarez dijo:

    Con el presupuesto que EEUU,propuso y que le fue aprobado por el congreso para reforzar sus armamentos de guerra para matar y exterminar pueblos enteros ,podrian salvarse de la ambruna y otras calamidades que hoy vive la humanidad.Pero mientras haya un Imperio que solo intente explotar ,saquear los recursos para su bien y no para el prógimo seguiremos viendo semejante crimen en este mundo en que vivimos.
    Solo les resta a la los gobiernos actuales que poseen decoro y dignidad luchar contra el egoismo salvaje del Imperio y otras fuerzas que lo acompañan para mitigar el hambre y la pobresa.

    • manolo dijo:

      Por eso los rusos y los chinos donan parte del dinero de su armamento para combatir el hambre, pobreza, y enfermedades en el mundo…

  • juankarlito dijo:

    y saber que es el continente de más riqueza y el más explotado tambien. de que sirve tanta opulencia de algunos que con solo un chasquido de sus dedos, podrían aliviar esta situación. DIOS los ampare

  • cubana dijo:

    Que triste realidad la de este niño, que estado de miseria y desatención. Los pueblos africanos padecen siglos de abandono, hambre, pobreza y desigualdad, verguenza para este mundo nuestro donde unos tienen mucho y otros ni lo elemental.

  • Arturo Ramos dijo:

    Ocho personas tienen lo que más de tres mil millones de personas. D

  • pepetropical dijo:

    Hay humanidad!! Que sera de ti!

  • mel dijo:

    pobre niño, es muy triste oir que pasan estas cosas, tambien veo en canales internacionales que hay cosas peores, hace unos dia vi en fsbk un niño con un tumor en el oido y la madre estaba pidiendo ayuda de dinero para que pudieran operarar,, que dios bendiga a todos esos angelitos….
    tambien señalo que en nuestro pais hay muchas faltas de medicamentos y es muy lamentable, pero nunca, nunca e visto que sucedan esas cosas tan graves y dolorosas…

  • David DBG dijo:

    Lastima…duelen todas estas cosas…

  • Enano dijo:

    La historia de África no se resume en este artículo, incluso ni la historia de los últimos 20 años de Somalia la cual recomiendo estudiar sin pasiones, no hay nada que justificar en las causas de las desigualdades de causas provocadas y mas si estas causas son injustas, pero hay que revisar bien la responsabilidad de cada cual , y la historia de Somalia tiene mucho de injusticia colonial y de despojo , pero tiene mucho también de sectarismo y miseria humana extranjera y también local.

  • olicen dijo:

    la tristeza es más grande aún cuando vemos estos seres humanos sufrir de esta forma, por mucho que algunos critiquen nuestro sistema sigo diciendo que cuba es y será siempre un ejemplo a seguir en este mundo pata pa riba.

  • Sandra.CL dijo:

    Qué dolor! Qué tristeza tan grande ver cómo la humanidad voltea la cara a la crisis de África y de tantos lugares en el mundo! Y tanta tristeza da que muchos cubanos no aprecien y defiendan lo que tienen y estén más preocupados por la moda y por aparentar que por unirnos y seguir construyendo nuestro proyecto social, sin falsedades, sin hipocrecía, sin estar al acecho de la más mínima oportunidad para empujar al de al lado y hacer más dinero. Ojalá logremos sobrevivir a tal deshumanidad.

  • Tony22 dijo:

    Mas tristes es cuando encuentras la lista de las mujeres mas ricas de africa y alguna de ella no tiene como agradecerle a cuba lo que hizo por su pais

  • Noel Montes de Oca dijo:

    Es criminal. Sucede en África, pero también en América Latina y en Asia. En el Sur de forma general. Critico a cada rato el sistema de salud cubano, pero no las carencias objetivas, sino las subjetivas, aquella que se pueden arreglar con más organización, con más previsión, con más prioridad. Para los que quieren Capitalismo ahí lo tienen. Si, ese, ese es el que nos va a tocar si algún día destruimos esto que bien o mal tenemos. No se piensen que vamos al Capitalismo de Canadá, Bélgica, o Suiza. No cabe dudas,un mundo mejor es posible.

  • Mamayí dijo:

    ¡ Que verguenza! no se como los poderosos pueden dormir tranquilos, en cuento al caso de Villaclara, es lamentable imagino que el Ministerio de Salud Publica, este tomando medidas. Yos una poencia medica a pesar de todo, comenzando por los trabajadores del IPK que se desvelan por estos pacientes y muy especial a Jorge Pérez que tantos años de su vida lleva dedicado a eso.

Se han publicado 28 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también