Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Cuba en Etiopía: Aniversario 40 de una hazaña internacionalista

Por: Vilma Thomas Ramírez
| 11

 

El 15 de marzo de 1978, Fidel, en el discurso por el centenario de la Protesta de Baraguá, informaba oficialmente al pueblo cubano y al mundo, la culminación exitosa de las operaciones conjuntas de las fuerzas militares etíopes y las tropas internacionalistas cubanas en Etiopía, que derrotaron la agresión somalí contra esa hermana nación.

El líder de la Revolución explicó entonces la peligrosa amenaza que se cernía contra ese país del Cuerno africano cuando a mediados de 1977 se produjo la agresión directa de Somalia a Etiopía, con un desproporcionado empleo de medios blindados, artillería, apoyo aéreo y fuerzas de infantería, en complicidad con gobiernos reaccionarios del área alentados por potencias occidentales, entre ellos Estados Unidos.

Etiopía, el único país africano que nunca fue colonizado, se vio no obstante, nuevamente, frente a una seria amenaza a su soberanía e integridad territorial.

Cuba, que ya desde hacía varios meses había suministrado cientos de médicos y personal de salud para atender al pueblo etíope y algunas decenas de asesores e instructores militares para contribuir al fortalecimiento de su defensa, fue lógicamente el país al que acudieron las autoridades de este país ante la crítica situación creada por los agresores.

El 25 de noviembre de 1977, el Comandante en Jefe Fidel Castro, dando respuesta positiva a la solicitud de las autoridades etíopes, firmó la orden que autorizaba la participación de las tropas cubanas en el enfrentamiento a la agresión somalí contra Etiopía. En mensaje de su puño y letra al entonces Ministro de las FAR y hoy Presidente de Cuba, General de Ejército Raúl Castro, Fidel escribió: “La Operación Internacionalista de apoyo a Etiopía recibirá el nombre de Baraguá, como digno homenaje al glorioso hecho cuyo centenario conmemoraremos el próximo año”.

Fidel se refería de esa forma, a uno de los más importantes y trascendentales acontecimientos de la historia de Cuba, la Protesta de Baraguá, protagonizada el 15 de marzo de 1878 por el valeroso general cubano descendiente de africanos, Antonio Maceo.

El ejemplo de Baraguá ha tenido una influencia decisiva en la formación de la identidad nacional cubana, en nuestro espíritu de lucha, de enfrentamiento a las adversidades, en nuestra dignidad y sobre todo en la convicción de no rendirnos nunca hasta alcanzar la victoria final. Que Fidel diera ese nombre sagrado a la Operación en la que se apoyaría al hermano pueblo etíope , fue una muestra fehaciente de su confianza en el triunfo, en la solidez del espíritu internacionalista de nuestros combatientes y en la valentía, la resistencia y el coraje de los soldados etíopes, capaces de combatir hasta el último aliento.

Las anécdotas de patriotismo, entereza y valentía protagonizadas por combatientes etíopes y cubanos, hermanados para siempre en la lucha, durante el enfrentamiento a la agresión, prueban la certeza de la visión de Fidel.
En siete semanas fue prácticamente liberado el territorio ocupado de Ogaden, que alcanzó más de 320 000 kilómetros cuadrados y decenas de localidades. Los agresores fueron obligados a retirarse.

Sobre la participación de nuestros combatientes en esta gesta dijo Fidel: “(…) Es admirable cómo hijos de nuestro pueblo fueron capaces de marchar a un lugar tan distante y combatir allí como si hubiesen estado combatiendo en su propia patria. ¡Ese es el internacionalismo proletario!.”

Su admiración hacia los combatientes etíopes también fue reconocida por el líder de la Revolución cubana en su intervención en marzo de 1978, cuando expresó: “Etiopía es un pueblo de combatientes. Ya a fines del siglo pasado habían derrotado a los italianos, que no pudieron apoderarse del país (… ). En 1935 el fascismo italiano, a merced la superioridad técnica, el empleo de numerosos medios y la complicidad del imperialismo, se apoderó de Etiopía. Los etíopes lucharon, durante los años de ocupación, muy duramente. Y una de las características del pueblo etíope es su valentía, su combatividad (…). Etiopía es un país grande, tiene una población numerosa, tiene soldados y muy buenos soldados (…). Podemos decir, además, que la infantería etíope está integrada por un soldado de grandes cualidades combativas, muy bravo, muy valiente. ”

“En realidad, la cooperación entre los etíopes y los cubanos fue magnífica, había unidades de artillería integradas por especialistas cubanos y personal etíope. En cuestión de unos días, mediante señas y números se entendían, y el grupo de artillería marchaba perfectamente bien. A pesar de la diversidad de idiomas, se produjo un gran clima de una gran confraternidad combativa, una gran confianza mutua, una gran hermandad .”

El hecho de que justo días antes del Centenario de la Protesta de Baragúa, el 15 de marzo de 1978, los agresores somalíes aceptaran su derrota y se retirarán incondicionalmente del territorio etíope, fue como vaticinó Fidel, un digno homenaje al legado de la Protesta de Baraguá.

En la gesta internacionalista en Etiopía ofrendaron sus vidas 163 combatientes cubanos, cuyo sacrificio se convirtió entonces y para siempre en cimiento para las relaciones de hermandad y solidaridad entre los pueblos cubano y etíope. Ellos, al igual que los miles de combatientes internacionalistas cubanos en Etiopía dejaron un legado imperecedero en la historia de este hermano pueblo, cuya gratitud de muchas formas expresadas, ha trascendido el tiempo y la distancia.

Hoy cuando se cumple el 40 Aniversario de la Victoria en el Ogadén etíope y de la culminación exitosa de la Operación Baraguá, junto al 140 aniversario de la gesta mambisa que le sirvió de inspiración, sirvan estas conmemoraciones para rendir eterno tributo a los combatientes internacionalistas cubanos, a nuestro héroes y mártires de esas gestas y al legado imperecedero de Fidel que nos enseñó que “Ser internacionalistas es saldar nuestra propia deuda con la humanidad”.

Addis Abeba, 12 de marzo de 2018

Médicos cubanos rinden homenaje en Addis Abbeba a los internacionalistas cubanos caídos en Etiopía. Foto: CubaDiplomática

Presidente de Etiopía, Mulatu Teshome Wirtu, rinde tributo a internacionalistas cubanos, durante su reciente visita a Cuba en enero de 2018. Foto: Roberto Garaicoa Martínez.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amaya dijo:

    Nuestro país escribio en Africa una de las mas bellas páginas de ayuda internacionalista desinteresada con lo cual contribuyo decisivamente a la independencia de los pueblos y paises africanos del colonialismo

  • Barroso dijo:

    Me honra y recuerdo con emoción el haber sido uno de los jóvenes cubanos que cumplió misión internacionalista en el hermano país de Etiopia, conocer y compartí con los valerosos soldados etíopes en la bella capital Addis Abeba, en Dire Dawa, Hárer y otras zonas del país, además de estar presente en el recibimiento del actual Coronel de las FAR y Héroe de la República de Cuba, Orlando Cardoso Villavicencio, al ser liberado del encarcelamiento en Somalia.

    • Andres M dijo:

      Felicidades combatiente, y gracias por su ejemplo, larga Vida.

  • Preocupao dijo:

    Por otro lado, salta a la vista la ausencia de un nombre en un texto que conmemora la MMI en Etiopía. Al César lo que es del César, ¿no?

    • angel dijo:

      Al preocupado debo de decirle que si, al cesar es lo que es del Cesar, entonces ese hombre por cuyo nombre abogas es el mismo que traiciono a sus comapañeros en angola, quien escribe esto tubo el triste honor de hacer guardia en el lugar donde esa persona y compañias llevaban a cabo sus fiestas y demas cosas mientras en en el sur los cubanos de pura sangre se batian contra la unita y las sadf y el ignoraba las ordenes de fidel, dime sobre quien esta la conciencia de los muertos del 14 de febrero en cuito, recuerdale ese nombre al teniente coronel ciro y sus hombres que murieron muchos de ellos, piensa en eso

      • Amaya dijo:

        Esclarecedora respuesta Ángel, Ciro Gomez Betancourt, es ese héroe de la epopeya que mencionas, lo único que no tiene perdon es la traición.

      • sachiel dijo:

        Angel, preguntemosle al Preocupao, si tuvo la ocasión de participar como nosotros en todas las misiones internacionalistas militares, al menos en una, vaya, y que hizo por ese pais y por Cuba… y que recuerde que jefes, hubieron, pero sin soldados no hubieran llegado muy lejos…

      • AlexJSK dijo:

        Lástima que las nuevas generaciones y las no tan nuevas como la mía no entendamos nada del cruce de palabras.

    • humano dijo:

      ¿Gateas o eres corto de pensamiento?

  • Holguinero dijo:

    Etiopía trae recuerdos entrañables. Era un niño de 8 años cuando mi papá fue enviado como reservista a la guerra en Etiopía. Entonces no sabía donde quedaba el país y conocía de Africa por la escuela. Aún recuerdo el breve encuentro con mi viejo y las palabras que me dijo, vísperas de la partida. Recuerdo el día que salieron en un camión Zil, y las lágrimas pugnando por salir de los azules ojos de mi abuelo, un hombre fuerte, guapo y sin miedo a nadie. Aquello me estremeció. Recuerdo las cartas y todas las historias que me hizo el viejo de DireDawa, Jijiga y otras que apenas podía localizar en un viejo mapa del viejo. Fue una etapa significativa y el viejo siempre fue fiel a sus ideales por los que estuvo dispuesto a dar la vida tan lejos de casa.

  • Marcelo ElProfe dijo:

    Soy miembro del primer grupo que restableció la colaboración con el hermano pueblo etiope en el 2001 y guardo muy bellos recuerdos de esa noble y valiente nación cuya interesante historia tuve la oportunidad de estudiar. Quiero desde aquí enviar un saludo a nuestro compañeros de Misión y al compañero A. Arzuaga que era el embajador en esos momentos.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vilma Thomas Ramírez

Embajadora de Cuba en Etiopía

Vea también