Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

#Londres2017: El triple cubano, la jabalina alemana y otro duelo fallido

| 1 |
Cristian Nápoles quedó cuarto.

Cristian Nápoles quedó cuarto.

A pesar de grandes problemas en el acercamiento a la tabla y un número excesivo de saltos nulos, los triplistas cubanos Cristian Nápoles y Andy Díaz lograron terminar la séptima jornada del XVI Campeonato Mundial de Atletismo entre los ocho finalistas de la prueba, firmar la mejor actuación colectiva del triple salto nacional entre mayores en la actual década y dejar a la Mayor de las Antillas entre los diez primeros países por puntos de la cita londinense.

En una final en extremo reñida, al punto de existir solo una separación de seis centímetros entre el medallista de bronce y el séptimo puesto, Nápoles logró terminar sus únicos dos saltos válidos en 17.16m y con ello conquistó un meritorio cuarto lugar en su primera participación mundialista en la categoría absoluta.

Andy Díaz, por su parte, padeció los mismos problemas que su coequipero y solo logró un único brinco válido de 17.13m, pero suficiente para anclar en un valioso séptimo lugar también en un similar debut en estas citas. Para ambos, lo más meritorio es lograr mejorar considerablemente sus mejores registros internacionales, y dado lo visto aquí, solo les falta mejorar la ansiedad y la presión que les impidieron un mayor número de oportunidades. Condiciones tienes, varios de sus fouls terminaron más allá de los 17 metros.

Lázaro Martínez, en cambio, no pudo emular su resultado de la clasificación y solo consiguió estirarse hasta unos discretos 16.25m que lo dejaron en la última posición entre los doce inscritos. Con un salto nulo en su salida inicial y otro de 16.09m en la tercera, el guantanamero quedó muy por debajo de sus registros del año y se confirmó como el más discreto en el equipo cubano.

En el resultado de nuestros triplistas existen varias lecturas interesantes. De un lado, resalta el logro de marcas cercanas a sus registros topes del año, una cualidad en ocasiones demasiado ausente en los saltadores del patio. Si Cristian Nápoles llegó a Londres con un mejor brinco de 17.27m, ahora terminó su competencia a solo 11 centímetros de esa cuota. Igualmente, resalta que en todas sus tentativas válidas, tanto de la clasificación como de la final, consiguió ir más allá de los 17 metros, algo que habla a las claras de su puesta a punto en el momento ideal.

Del otro lado, queda como elemento por mejorar la excesiva cantidad de fouls cometidos —9 de los 14 saltos—, pues si bien muchas veces es expresión de la búsqueda de grandes brincos, existe un límite muy fino entre la ineficiencia y la descoordinación y arriesgar en la competencia para mejorar el resultado. No obstante, dado lo visto aquí, solo les falta superar la lógica ansiedad y la presión del debut que les impidieron un mayor número de oportunidades válidas. Condiciones tienen, pues varios de sus nulos terminaron más allá de los 17 metros.

En un intenso duelo, los estadounidenses Christian Taylor y Will Claye confirmaron los pronósticos pre competencias y conquistaron los dos primeros puestos. El veterano portugués Nelson Évora —entrenado por Iván Pedroso— terminó con una excelente medalla de bronce.

Con este resultado, Cuba se coloca con 23 unidades entre los diez primeros países en la tabla por puntos y supera la cantidad de finalistas conseguidos en la edición precedente. Además, desde la edición de Berlín 2009 el triple salto cubano no lograba colocar a dos representantes entre los ocho primeros, aunque la mejor actuación cualitativa de los últimos años recae en las dos medallas plateadas conseguidas por Pedro Pablo Pichardo en las ediciones de Moscú 2013 y Beijing 2015.

Mientras tanto, en la otra participación cubana de la fecha, Rose Mary Almanza mantuvo su tradición en Campeonatos Mundiales y por tercera ocasión consecutiva logró avanzar a las semifinales de los 800 metros planos. Ahora, la camagüeyana compartió el tercero de los seis heats de la primera ronda con la sudafricana Caster Semenya (2:01.33), máxima aspirante a la medalla de oro, y entró a la meta solo por detrás de la gran favorita.

Con una marca de temporada de 1:59.11 y el puesto 14 en el ranking del año, la antillana realizó una carrera tácticamente bien y sin muchas exigencias marcó un tiempo de 2:01.43, el decimosexto entre las 24 que este viernes saldrán a las semifinales. En esa instancia, Almanza sí encontrará un rigor mucho mayor y deberá bajar con propiedad de los dos minutos para aspirar a incluirse por primera vez en una final al máximo nivel, aunque quizás su mayor desafío esté en realizar una correcta estrategia de carrera capaz de permitirle llegar a los metros finales en condiciones de disputar el sprint.

En la primera ronda, además de Semenya, igualmente avanzaron con buenos registros Francine Niyonsaba (1:59.86), Ajee Wilson (2:00.52), Margaret Nyairera Wambui (2:00.75) y Angelika Cichocka (2:00.86), en un evento donde las grandes noticias fueron la eliminación de la campeona actual Marina Arzamasova y la no presentación de la kenyana Eunice Jepkoech Sum, titular mundial en la edición de 2013.

Alemania lanza alarmas en la jabalina. Unos 200 metros sin Makwala…y sin van Niekerk

Alemania ratificó su potencia en la jabalina y clasificó a sus tres representantes para una final que se prevé de mucha calidad, con la presencia de cuatro hombres ubicados entre los diez mejores de todos los tiempos.

Alemania ratificó su potencia en la jabalina y clasificó a sus tres representantes para una final que se prevé de mucha calidad, con la presencia de cuatro hombres ubicados entre los diez mejores de todos los tiempos.

En el doble hectómetro, mientras tanto, el turco Ramil Guliyev volvió a protagonizar otra sorpresa en los grandes duelos de este mundial y conquistó una inédita medalla de oro con un discreto tiempo de 20.09s. El sudafricano Wayde van Niekerk (20.11s), aspirante a un doblete histórico, quedó a las puertas de la hazaña y conquistó su segunda presea en estos mundiales, para dejar en bronce al joven trinitario Jareem Richards. El gran rival del sudafricano, llegado a la prueba tras una reclamación de su país que le permitió clasificar a la final, solo terminó en un discreto sexto puesto.

En otra de las finales del día, la estadounidense Kori Carter desbancó a la campeona olímpica y líder del año Dalilah Muhammad (53.50s) y con un buen tiempo de 53.07s subió a lo más alto del podio por primera vez en su carrera. El bronce correspondió a la jamaicana Ristananna Tracey (53.74s), que desbancó en un soberbio remate a la titular mundial checa Zuzana Hejnová.

Ya en etapas previas, Alemania ratificó su potencia en la jabalina y clasificó a sus tres representantes para una final que se prevé de mucha calidad, con la presencia de cuatro hombres ubicados entre los diez mejores de todos los tiempos. Tanto los germanos Johannes Vetter (con unos extraordinarios 91.20m en una jornada de clasificación donde solo bastaba 83 metros) y Thomas Röhler (83.87m) —segundo y tercero de la historia—, como el kenyano Julius Yego (83.57m) y el finés Tero Pitkämäki (85.97m) —quinto y décimo—, avanzaron sin contratiempos a una pelea en la que también estarán con posibilidades el otro alemán Andreas Hoffman (85.62m) y el trinitario Keshorn Walcott (86.01m).

Otra prometedora batalla quedó lista luego de la semifinal de los 200 metros planos para damas, donde la bahamesa Shaunae Miller-Uibo (22.49s) tratará de conquistar un título que se le hizo esquivo este miércoles en la vuelta al óvalo. Aun con las notables ausencias de Elaine Thompson y Tori Bawie, excelentes corredoras como la campeona defensora Dafne Schippers (22.49s), Marie Josée Ta Lou (22.50s) y Deajah Stevens (22.71s) demostraron su clase y tratarán de interponerse en una final con la caribeña y la europea como principales aspirantes al título.

Los 5 mil metros entre las damas, por su parte, vivieron una ronda de clasificación tranquila y vieron llegar a la final a grandes favoritas como las etíopes Almaz Ayana (14:57.06) y Senbere Teferi (14:57.23), así como a la kenyana Hellen Onsando Obiri (14:56.70). Otras corredoras capaces de luchar por un puesto en el podio como la local Laura Muir, la holandesa Sifan Hassan y la estadounidense Shannon Rowbury también llegaron a la carrera decisiva.

Los 1500 metros planos para los hombres igualmente cumplimentaron la primera ronda con la única sorpresa en la eliminación del campeón olímpico Matthew Centrowitz, demasiado carente de potencia para el remate. Fuertes aspirantes al podio como los kenyanos Timothy Cheruiyot (3:38.41), Elijah Motonei Manangoi (3:45.93) y Asbel Kiprop (3:45.96) no vieron amenazado su pase a semifinales.

En el salto de altura para damas todo ocurrió según lo previsto y avanzaron sin problemas buenas competidoras como la lituana Airiné Palšyté, la estadounidense Vashti Cunningham y la española Ruth Beitia. No obstante ninguna parece con capacidad real para arrebatarle el título a la rusa Maria Lasitskene, una chica que este año ha intentado en par de ocasiones el récord mundial de 2.10m, logró una marca personal de 2.06m y posee otros diez saltos por encima de los 2 metros.

Yaimé Pérez y Denia Caballero: dos joyas cubanas para la octava jornada

yaime-perez

En la doble jornada de este viernes Cuba tendrá el inicio de Leonel Suárez en el decatlón y Rose Mary Almanza intentará llegar a una final inédita para ella. No obstante, la Mayor de las Antillas prestará especial atención al debut de las discóbolas Yaimé Pérez y Denia Caballero, sus dos mayores esperanzas para conseguir un título en lo que resta de Campeonato Mundial. Ambas llegan a Londres con la segunda y tercera marca del ranking del año, respectivamente, y tienen renombre suficiente para avanzar sin problemas entre las doce clasificadas y luchar en la final del domingo por incluirse en el podio de premiaciones.

En el caso de Yaimé, sus argumentos pasan por un mejor lanzamiento de 69.19m y la estabilidad conseguida en una temporada con otros cinco envíos por encima de los 65 metros. De hecho, desde el pasado 19 de mayo nuestra discóbola no termina una competencia oficial con un disparo por debajo de esa marca. Igualmente, en sus tres últimas salidas la santiaguera vio cómo su disco caía más allá de los 67 metros, un registro que de repetirlo en la instancia decisiva le garantizaría su primer metal en estos certámenes.

Denia Caballero, por su parte, llega con el aval del título mundial conseguido hace dos años en Beijing y el bronce en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Aunque este año no ha mostrado la misma estabilidad que su coequipera, sí resulta importante el logro de sus dos mejores registros (66.51m y 67.04m) a solo par de semanas de la competencia fundamental, una señal importante de su puesta a punto.

Con esa historia, las antillanas tienen armas suficientes para plantarle batalla a la croata Sandra Perkovic, la gran favorita para conquistar la medalla de oro. La doble campeona olímpica lidera el escalafón del año con un soberbio disparo de 71.41m y comparte el honor, junto a Caballero, de ser las únicas mujeres capaces de lanzar el disco más allá de los 70 metros en lo que va de siglo. No obstante, además de su excelente calidad técnica, Perkovic es una atleta muy competitiva y pocas veces termina una prueba sin conseguir resultados de nivel. Otras rivales de cuidado serán la australiana Dani Stevens (66.78m), la alemana Nadine Müller (65.76) y la veterana estadounidense Gia Lewis-Smallwood (65.78m).

En el caso del decatlón, Leonel Suárez llegará a su cuarto mundial tras varias temporadas con las lesiones como protagonistas. De hecho, desde los primeros días de la cita londinense su preparador Gabino Arzola ponía en duda la participación del mejor decatlonista cubano de todos los tiempos, aquejado otra vez de una molestia en una de sus piernas. Ante la situación, las cinco pruebas del primer día surgen como el primer desafío para el holguinero, que deberá ir paso a paso y sin arriesgar demasiado su salud.

Leonel aparece en el puesto 14 del ranking de la temporada con unos 8214 puntos en su único evento completo del año y todo depende ahora en primera instancia de superar su lesión. Si lo logra y compite sin mayores inconvenientes bien pudiera luchar por un puesto entre los ocho primeros, aunque dada la nueva circunstancia terminar la prueba sería un buen logro para él. Importantes animadores de los diez eventos serán el alemán Rico Freimuth (8663), el ruso Ilya Shkurenev (8661), el canadiense Damian Warner (8601) y el francés Kevin Mayer, sin decatlones oficiales este año pero con una marca personal de 8834 puntos y el subtítulo olímpico en el bolsillo.

En otros eventos del día, el potente equipo norteamericano de los 100 metros con vallas, encabezado por Kendra Harrison (líder del año con 12.28s y actual recordista mundial con 12.20s), iniciará la primera ronda de la prueba con la vista puesta en su objetivo de copar nuevamente el podio de premiaciones. La australiana Sally Pearson (12.48s) y la jamaicana Danielle Williams (12.56s) son dos de las pocas rivales capaces de impedírselo.

Igualmente, otros que verán acción por primera vez pero con la vista puesta en el podio serán el catarí Mutaz Essa Barshim (2.38m), el campeón defensor Derek Drouin (2.33m) y el ucraniano Bohdan Bondarenko (2.32m) en el salto de altura. Igualmente, los hombres de los 1500 metros tendrán su jornada semifinal y los polacos Pawel Fajdek y Wojciech Nowicki intentarán coronar con una medalla su dominio de todo el año en el lanzamiento del martillo.

Finalmente, en las restantes finales del día, la estadounidense Tianna Bartoletta buscará dejar otra vez en plata a su coterránea Britney Reese en el salto de longitud, la barení Ruth Jebet luchará por su primer título mundial en los 3 mil con obstáculos y la holandesa Dafne Schippers —ante la ausencia por lesión de Shaunae Miller-Uibo— tendrá el camino más despejado para alzarse con su segundo título mundial consecutivo en los 200 metros planos.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nelson dijo:

    Napoles debe concentrarse en el salto y dar de lado a payaserias y malas palabrotas, no gana nada con eso y nos deja mal vistos.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Licenciado de Periodismo en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Periodista en esa institución académica.

Vea también