Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Precisiones sobre la lista de terroristas franceses en Siria

| 1
Foto: Jean-Christophe Marmara / Le Figaro

Foto: Jean-Christophe Marmara / Le Figaro

Bernard Squarcini, ex director del contraespionaje francés (ex DST y actual DCRI), reveló en entrevista concedida a la revista Valeurs actuelles que la República Árabe Siria lo contactó en 2012 para proponer al gobierno francés un listado de terroristas franceses que operaban en suelo sirio.

A cambio de la lista, Siria proponía una normalización de las relaciones entre los servicios de inteligencia sirios y franceses. Pero el entonces ministro francés del Interior –el hoy primer ministro Manuel Valls– rechazó la entrega de la información ofrecida por Siria, al parecer por razones ideológicas [1].

La mayoría de los comentaristas subrayan que de ser cierta esta revelación y si el gobierno francés hubiese aceptado la proposición de Siria, Francia habría estado probablemente en condiciones de prevenir los atentados perpetrados en París el viernes 13 de noviembre de 2015.

El diputado Olivier Marleix (consejero del ex presidente Nicolas Sarkozy en la época en que Bernard Squarcini dirigía el contraespionaje francés) está reclamando ahora la creación de una comisión investigadora parlamentaria para aclarar la verdad sobre estas alegaciones [2].

Es imprescindible la obtención de más detalles sobre las breves declaraciones del señor Squarcini. En 2012, Siria se había puesto, efectivamente, en contacto con el ex jefe del contraespionaje francés, con el que había mantenido buenas relaciones en el pasado, y también con un alto funcionario de la policía francesa todavía activo.

Las autoridades sirias propusieron entonces entregar toda la información que tenían sobre el conjunto de franceses que operaban en Siria, lo cual incluía tanto la información sobre los yihadistas franceses como la información sobre los soldados franceses que operaban en suelo sirio.

Las autoridades sirias solicitaban a cambio la retirada de los soldados franceses que cumplían misiones en suelo sirio y el restablecimiento de las relaciones entre los servicios de inteligencia sirios y franceses, sin exigir por ello el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Francia y la República Árabe Siria. El señor Squarcini transmitió el mensaje al entonces ministro del Interior, el hoy primer ministro Manuel Valls.

Ante el apresurado rechazo de Valls, las autoridades sirias, para demostrar su buena fe, entregaron una lista preliminar de los ciudadanos franceses muertos en Siria que habían logrado identificar. Sin embargo, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, se opuso resueltamente al acuerdo. El entonces primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, prohibió entonces a Manuel Valls concluir el acuerdo con la parte siria.

Ex director del contraespionaje francés, Bernard Squarcini formó parte, junto al prefecto Edouard Lacroix (ex director general de la Policía Nacional de Francia y posteriormente director de la oficina de Charles Pasqua) y bajo la dirección de Claude Gueant (ex director adjunto de la oficina de Charles Pasqua y posteriormente ministro francés del Interior), de un grupo que trató de oponerse a la guerra contra Libia, y más tarde a la guerra contra Siria.

En el momento de la liberación de Baba Amro por el ejército sirio –en febrero de 2012–, este grupo logró negociar la paz entre Francia y Siria [3]. El entonces presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, aceptó el acuerdo pero su sucesor se negó después a respetarlo.

En junio de 2012, el prefecto Edouard Lacroix fue asesinado por orden del nuevo presidente francés, Francois Hollande. El ahora ex ministro del Interior de Sarkozy, Claude Guéant, es actualmente objeto de una serie de investigaciones judiciales.

Por su parte, Bernard Squarcini se retiró de la política y creó Kyrnos Conseil (en griego, Kyrnos significa Córcega), una firma que se dedica a las labores de inteligencia económica, muy activa en el extranjero.

[1] «Bernard Squarcini : “Nous sommes entrés dans la terreur et le terrorisme de masse”», Louis de Raguenel, Valeurs actuelles, 20 de noviembre de 2015.

[2] «Tout n’a pas été fait depuis Charlie pour protéger les Français», Francois De Labarre, Paris-Match, 20 de noviembre de 2015.

[3] «Los periodistas-combatientes de Baba Amro», por Thierry Meyssan,Red Voltaire, 5 de marzo de 2012.

 (Tomado de Red Voltaire)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • granito de arena dijo:

    Basta con informarse algo para deducir que en esos atentados tienen mucha responsabilidad las autoridades del país, de la misma manera que Occidente está recibiendo el castigo a su desacertada política. Cría cuervos… y lamentablemente devorarán los ojos a los inocentes. Ojalá me equivoque —deseo, de verdad, equivocarme—, pero pienso que a los países europeos les esperan muchos más atentados de esta índole, porque son cosas relativamente fáciles de organizar, que no requieren de grandes recursos, solo de gentes dispuestas a inmolarse y a los terroristas les sobran, y ya se sabe cómo actúan. Además de tener en vilo a las autoridades con llamadas y amenazas de bombas en aeropuertos, metros, terminales, teatros, estadios… Eso era de esperar.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también