Imprimir
Inicio » Especiales, Ciencia y Tecnología  »

¿Quién es el verdadero enemigo de la libertad en Internet, China, Rusia o los EE.UU.?

En este artículo: China, Estados Unidos, Google, Internet, Rusia
| 21 |

n

Por Evgueny Morozov.

Informes recientes de que China ha impuesto nuevas restricciones a Gmail, el servicio de correo electrónico, buque insignia de Google, no deberían realmente verse como una gran sorpresa. Mientras que los usuarios chinos no han podido acceder al sitio de Gmail desde hace varios años, todavía eran capaces de utilizar gran parte de sus funcionalidades, gracias a los servicios de terceros como Outlook o Apple Mail.

Esta laguna ha sido cerrada (aunque temporalmente – algunas de las nuevas restricciones parecen haber sido misteriosamente ya levantadas), lo que significa que los usuarios chinos han tenido que recurrir a herramientas de evasión más avanzadas. Los que no pueden o no están dispuestos a realizar cualquier tipo de acrobacias simplemente pueden cambiar a un servicio gestionado por una empresa china interna, que es precisamente lo que el gobierno chino quiere que hagan.

Tales interrupciones de corto plazo y largo plazo de las conexiones de Gmail son parte de los esfuerzos de China para proteger su soberanía tecnológica mediante la reducción de la dependencia de los ciudadanos de los servicios de comunicación estadounidenses. Después de que Corea del Norte vio su acceso a Internet temporalmente a oscuras por el alboroto de Entrevista – con poca evidencia de que el país realmente tenía algo que ver con la piratería masiva de Sony – el concepto de soberanía tecnológica está a punto de emerger como una de los más importantes y polémicas doctrinas de 2015.

Y no es sólo el chino: el gobierno ruso está llevando a cabo un programa similar. Una nueva ley que entró en vigor el pasado verano obliga a todas las empresas de Internet a almacenar datos de los ciudadanos rusos en los servidores dentro del país. Esto ya ha llevado a Google a cerrar sus operaciones de ingeniería en Moscú. El reciente éxito del Kremlin en conseguir bloquear una página de Facebook que pedía protestas en solidaridad con el acusado activista Alexey Navalny indica que el gobierno está restableciendo rápidamente el control sobre las actividades digitales de los ciudadanos.

Pero eso es una derrota global de Google: la compañía todavía está en expansión en otros lugares, construyendo infraestructura de comunicaciones que se extiende mucho más allá de los simples servicios de correo electrónico. Así, ya que los países de América del Sur comenzaron a explorar los planes para contrarrestar la vigilancia de la NSA con una red de fibra óptica propia que reduciría su dependencia de los EE.UU., Google abrió sus arcas para financiar un cable submarino de 60 millones de dólares que conecta Brasil a la Florida.

El objetivo es asegurar que los propios servicios de Google funcionen mejor para los usuarios en Brasil, pero es un poderoso recordatorio de que sacarse a sí mismo de las garras del imperio tecnológico de Estados Unidos requiere una estrategia multidimensional en sintonía con el hecho de que Google hoy en día no es solo una empresa de búsquedas y correo electrónico sino que también opera dispositivos, sistemas operativos, e incluso conectividad en sí.

Dado que Rusia y China no son conocidos por su compromiso con las libertades de expresión y de reunión, es tentador ver su búsqueda de la soberanía de la información como otra tentativa en la censura y el control. De hecho, aun cuando el gobierno mucho más benigno de Brasil jugó con la idea de obligar a las empresas estadounidenses para almacenar datos de usuarios a nivel local – una idea finalmente abandonada – fue ampliamente acusado de extralimitación draconiana.

Sin embargo, Rusia, China y Brasil están simplemente respondiendo a las tácticas extremadamente agresivas adoptadas por nada menos que los EE.UU.. Sin embargo, como de costumbre, Estados Unidos es completamente ajeno a sus propias acciones, en la creencia de que existe una cosa tal como una Internet neutral, cosmopolita… y que cualquier esfuerzo por alejarse de ello resultaría en su “balcanización”. Pero para muchos países esto no es balcanización en absoluto, sino simplemente desamericanización.

Las compañías estadounidenses han estado jugando un papel ambiguo en este proyecto. Por un lado, construyen infraestructura eficiente y altamente funcional que se afianza en otros países, creando dependencias a largo plazo que resulta difícil y costoso deshacer. Ellas son los verdaderos vehículos para lo que queda de la agenda global de modernización de los Estados Unidos. Por otro lado, las empresas no pueden ser vistas como meros sustitutos para el imperio estadounidense. Sobre todo después que las revelaciones de Edward Snowden demostraron claramente las acogedoras alianzas entre los intereses empresariales y estatales de Estados Unidos, estas empresas necesitan afirmar constantemente su independencia – ocasionalmente llevando su propio gobierno a los tribunales- aunque, en realidad, la mayor parte de sus intereses se alinean perfectamente con los de Washington.

Esto explica por qué Silicon Valley ha sido tan ruidoso en exigir que la administración de Obama haga algo acerca de la privacidad y la vigilancia en Internet: si las empresas de Internet fueran vistas aquí como partes comprometidas, su negocio se vendría abajo. Basta con mirar las desgracias de Verizon en 2014: por la incertidumbre sobre la distribución de datos entre Verizon y la NSA, el gobierno alemán se deshizo de su contrato con la compañía estadounidense a favor de Deutsche Telekom. Un portavoz del gobierno alemán dijo en ese momento: “El gobierno federal quiere volver a ganar más soberanía tecnológica, y por lo tanto prefiere trabajar con empresas alemanas.”

Sin embargo, para comprender el alcance total de la hipocresía de Estados Unidos sobre la cuestión de la soberanía de la información, hay que mirar más allá de la disputa en curso entre Microsoft y el gobierno de Estados Unidos. Se trata del contenido de correo electrónico -relevante para una investigación – almacenado en los servidores de Microsoft en Irlanda. Los fiscales estadounidenses insisten en que pueden obtener dicho contenido desde Microsoft simplemente con una orden de entrega como si no hiciera ninguna diferencia que el correo electrónico se almacene en un país extranjero.

Para obtenerla, Washington normalmente tendría que pasar por un proceso legal complejo que implica los tratados bilaterales entre los gobiernos involucrados. Pero ahora quiere dejar eso de lado por completo y tratar la gestión de estos datos como una cuestión puramente local, sin implicaciones internacionales. Los datos residen en el ciberespacio ¡y el ciberespacio no tiene fronteras!

El razonamiento del Gobierno es que el problema del almacenamiento es irrelevante; lo relevante es donde se accede al contenido, y se puede acceder por los empleados de Microsoft en los EE.UU.. Microsoft y otros gigantes de la tecnología están luchando contra el gobierno de Estados Unidos en los tribunales, con poco éxito hasta el momento, mientras que el gobierno irlandés y un puñado de políticos europeos están apoyando a Microsoft.

En resumen, el gobierno de Estados Unidos insiste en que se debe tener acceso a los datos independientemente de donde se almacenen el tiempo que estén a cargo de las empresas estadounidenses. Imagínense las protestas si el gobierno chino exigiera el acceso a cualquier dato que pase a través de los dispositivos fabricados por empresas chinas – Xiaomi, por ejemplo, o Lenovo – independientemente de si sus usuarios están en Londres o Nueva York o Tokio. Noten la diferencia crucial: Rusia y China quieren poder acceder a los datos generados por sus ciudadanos en su propio suelo, mientras que los EE.UU. quieren acceder a los datos generados por cualquier persona en cualquier lugar, siempre y cuando las empresas estadounidenses los manejen.

Al oponerse a los esfuerzos de otros países para reclamar un poco de soberanía tecnológica, Washington probablemente se encuentre con un problema que ya ha encontrado al promover su nebuloso programa “libertad de Internet”: sus acciones hablan más fuerte que sus palabras. Retóricamente, es muy difícil oponerse a la vigilancia digital dirigida por los gobiernos y el giro en línea en Rusia, China o Irán, cuando el gobierno de Estados Unidos hace probablemente más que todos estos países juntos.

Lo que motiva el deseo de Rusia y China de ejercer un mayor control sobre sus propiedades digitales – y sólo un ingenuo creería que no están motivados por la preocupación por el malestar interno – es que sus acciones son proporcionales a los esfuerzos agresivos de Washington para explotar el hecho de que gran parte de la infraestructura de comunicaciones del mundo está dirigido por Silicon Valley. La libertad de un hombre en internet es el imperialismo en internet de otro hombre.

(Publicado enThe Guardian, traducción de La pupila insomne)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • .Luis el Griego. dijo:

    UNO MISMO …. CREO YO , ES MI OPINION , MI CRITERIO , MI COMENTARIO , MI …

    • Tom Ridlle dijo:

      Lo mismo opino yo jajajajaa (RISA IRÓNICA) Mejor reirse

  • Ern dijo:

    He aquí un preámbulo para alejarnos más del Internet real. Muy sutilmente, y extrapolando esas situaciones a Cuba, nos van introduciendo el criterio de que estar conectados a al Internet real (que es lo mismo, contar con servicios de alguna empresa EEUU) es “malo”. No sé, es mi apreciación. Saludos

    • l1nk dijo:

      @Ern bueno si te fijas ese es un articulo publicado en “The Guardian” (Reino Unido), otros países toman sus medidas respecto a eso y no cualquier país chiquito (China, Rusia, Brazil); Si sumas que sus propios analistas (Edward Snowden) revelaron a la luz publica una parte de todo lo que hace EE.UU con el Internet incluyendo espiar a sus aliados… Seamos realistas y miremos los echos, por un capricho egoísta de querer Internet a full a todo precio nos cargamos nuestra soberanía. Si, yo quiero Internet a Full pero sin que NADIE me espíe lo que hago, si no es así bueno entonces me monto “mi server en casa y me envío correos con mi vecino”.

  • el marciano dijo:

    el enemigo del internet es nuestro mismo pais

  • undertaker dijo:

    etecsa que cobra 4.50 la hora

  • M&M dijo:

    claro, pasan de ser los otros quines puedan ver los datos de sus usuarios/ciudadanos, a ser solo ellos y poder controlarlos mejor. quien puede asegurar que esas empresas no hacen en China y Rusia, lo mismo que Google Microsoft Yahoo ectc en EEUU.
    y si, la internet debe ser global, super interconectada, abierta, neutral, libre, eso es lo que se debe lograr y mantener. si se empiezan a hacer redes regionales y medio desconectadas de ortras por miedo o control, desaparecerá el concepto de la internet

  • 1+ UCI dijo:

    En la UCI estamos = que en China sin poder acceder al gmail. Está bien que informen pero dejen a las personas elegir. Debemos dejar el autobloqueo

  • el jose dijo:

    je je…ta bueno eso 1+UCI…veremos qeu pasa de a poquito cuando arranquen los contratos en telecomunicaciones con EEUU….verás la pitadera y el miedo…no sé!!!espero vivirlo!!!

  • preocupado dijo:

    Es una tendencia normal de los todos gobiernos querer controlar las comunicaciones de su país, saber todo lo que se trasmite por ella en ambos sentidos por los email y hasta la web que se visitan, eso es un tema histórico (la información es poder y manejándola usted puede inducir a las masas a hacer lo que usted desee) y nunca se acabara mientras existan gobiernos, pero pienso que prohibir, no es la solución, al contrario, el fruto prohibido, siempre ha sido muy deseado (desde los tiempos de Adán y Eva), prohibale a cualquier persona algo y vera como se convierte en su obsecion, ahí tiene el caso típico de los americanos que pueden viajar el mundo, menos Cuba, entonces ellos se encaprichan en viajara a cuba (inmediatamente surge la pregunta ?porque no quieren que yo viaje a ese lugar? ?que hay ahí que no quieren que yo descubra? ?descubrire algún engaño?, la prohibición se convierte como en un reto para el ser humano a violarla. Lo mas adecuado seria que los países creen opciones nacionales competitivas con la de esos otros países extranjeros y con ventajas para los nacionales, por ejemplo si los chinos tienen un servicio igual a gmail (en velocidad, capacidad de almacenaje, servicios adicionales etc), pero que le cueste menos (por ser nacional) de seguro la gran mayoría utilizara el nacional, sin que nadie les prohíba usar el extranjero (la economía manda, el dinero no se vota), ahora si pasa como en cuba que una cafetera china es mas barata que la nacional, de seguro los cubanos compran la china, no porque sea extranjera, sino por ser mas económica y comparable en calidad.

  • Stein dijo:

    jeje, es gracioso los mecanismos para alejarnos más de la internet, estamos creando un tabú a la idea de la “internet para el pueblo”… no me gasto mucho con estas noticias ya q no lo lee nadie q tenga la potestad de cambiar algo realmente, al final, por más q protestemos, nada pasara, o al menos, no por nuestras protestas, esto cambiara cuando se decidan a cambiar, no cuando hace falta q cambie… o sea, dentro de unos añossss
    saludos

  • MARIO R dijo:

    la Internet no hace a nadie mas libre puede que si mas manipulado

    • Equipo Voltus dijo:

      Ya estas manipulado¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    • miron dijo:

      Jajajajaja….tipico comentario de un carnero manipulado. Que gran trabajo hicieron contigo!!

    • Tom Ridlle dijo:

      Yo imagino que este tenga internet y haya visto los muchos ´´ATRASOS´´ que tiene

  • FABIOMAXIMO dijo:

    SIMPLEMENTE PROHIBIR NO ES LA SOLUCION, ANTES DE HACERLO, HAY QUE DARLE A LOS USUARIOS UNA HERRAMIENTA SIMILAR PARA ACCEDER A LA RED. VEO BIEN QUE UN PAIS QUIERA PROTEGER SU INFORMACION Y SEGURIDAD, PERO NO NEGANDO EL DERECHO NI SATANIZANDO.

  • Tláloc dijo:

    A mi no me molesta el artículo.
    Hay dos grandes razones que se deben tener en cuenta. Por un lado los gobiernos deben y tienen derecho a protegerse en el ciberespacio de la injerencia externa y por otro, los ciudadanos debemos tener acceso libre a Internet. ¿Cómo se ha de conciliar esto? No tengo idea. Pero todo el que opine debería considerarlo.
    Además, pienso, que en nuestro país, han encrispado tanto a la gente con las excesivas limitaciones en el acceso a Internet (no siempre justificadas por limitaciones tecnológicas) y los ofensivos costos (en divisas) que impone el “monopolio” de ETECSA, que a la menor oportunidad se dispara el berrinche acumulado. ¿No lo notan en los comentarios? Fíjense que se refieren más a la relación de Cuba con la red que al contenido del artículo en sí.
    Se debería hacer una gran encuesta sobre esto y publicar los resultados.

  • Barrios dijo:

    A mí nunca me ha preocupado que me vigilen ¿Por qué? Porque no estoy en ´´na´´ Al final la tecnología de occidente se sigue desarrollando porque sus ciudadanos tienen toda la libertad del mundo para operar con ´´esas cosas´´ y lo países ´´preocupados´´ porque los vigilen o más que todo que les abran los ojos a sus ciudadanos, se siguen quedando atrás; al final se desarrollan sistemas que no vale la localización de sus sistemas para la penetración ´´enemiga´´. ¿No se vigilaran las comunicaciones de los EEUU? En ese caso no sé si ese país opta en cerrar en una cortina cibernética, o tratar de defenderse sin tener que optar por medidas ´´sospechosas ´´ que atente contra lo que ellos llaman libertad de información.
    ¿No espían a Alemania, y a cuanto país es aliado de EEUU? ¿Qué han hecho esos gobiernos, Limitar INTERNET? La vigiladera más preocupante en esos países es la de los ciudadanos por sus propios gobiernos. Ningún país progresa en la actualidad sin que sus ciudadanos tengan acceso a INTERNET. Esta no es solo una fuente de información (creo yo), sino de comunicación y solidaridad entre la gente y eso para algunos países se convierte en un peligro. No sé si Corea del norte tiene libre acceso a INTERNET y no sé tampoco si en Rusia o China hay acceso a esta valiosa herramienta. ! Qué casualidad! Mira quienes son los preocupados. Pero hay que olvidarse, al final: la tierra era redonda

  • Jorge dijo:

    Yo pienso que debemos abrir las murallas para el desarrollo y , ya que el mundo camina y no nos podes quedar atras, y tener la Internet a la mano es parte de eso.

  • Ivan Perez dijo:

    por lo menos los chinos tienen otras opciones de comunicacion e informacion. ¿ que hiciera yo si me quietaran el nauta?

    • Romulo dijo:

      El nauta ese me recuerda al primer navegador web que conoci, el mosaic. Jajajaja!

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también