Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Denzil Douglas: Alba es el camino alternativo

| +
Denzil Douglas. Foto: Ricardo López Hevia/ Granma

Denzil Douglas. Foto: Ricardo López Hevia/ Granma

Discurso pronunciado por Denzil Douglas, primer ministro de la Federación de San Cristóbal y Nieves, en la XIII Cumbre ALBA-TCP, La Habana, Cuba,14 de diciembre de 2014, “Año 56 de la Revolución”. (Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Quiero agradecerle, Excelencia Presidente Raúl Castro Ruz, y reconocer también al Presidente Nicolás Maduro Moros;

Colegas jefes de Estado y de Gobierno, en particular mi hermano gemelo Keith Michell que ha ingresado hoy a esta asociación;

Distinguidos delegados, invitados;

Señoras y señores:

Esta es una ocasión muy significativa para la Federación de San Cristóbal y Nieves, y deseo agradecer a mis colegas que me precedieron como miembros de esta organización por considerar y aprobar nuestra solicitud para ser miembros de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América Latina y el Tratado de Comercio de los Pueblos, ALBA-TCP, especialmente en esta ocasión especial que conmemora el X Aniversario de esta organización.

Con cada día que pasa nuestro mundo se hace más pequeño y la interrelación en el mundo es mucho más numerosa y más rápida.  Esto, compañeros, se ve en los fabricantes de Venezuela, los estudiantes etíopes, los empleados cubanos, los agricultores alemanes y los constructores de mi país, San Cristóbal y Nieves.

En década reciente, estimados señoras y señores, se ha reducido la importancia del tratamiento a agrupaciones regionales y el ALBA es un ejemplo. Concebido por el fallecido presidente Hugo Chávez, de Venezuela, y el expresidente de Cuba Fidel Castro Ruz, el ALBA es una organización regional valiosa e importante que da testimonio de la importancia y el beneficio de expandir la cooperación y la colaboración entre las naciones de América Latina y el Caribe.

Los aquí reunidos podemos dar fe de los beneficios conque el ALBA ha contribuido a la región en aquellas esferas como la salud, la educación, la cultura y las finanzas, enseñándonos que existe una vía alternativa para el desarrollo humano.

Mi país ha estudiado la política y logros del ALBA durante todos estos años y reconocemos y agradecemos la importancia de esta institución para expandir la cooperación y la integración entre las naciones del Sur.

Hoy, nuevamente, expreso los sentimientos, me hago eco de lo que han expresado mis colegas de la OECO.  La OECO, como una familia, se encuentra realmente unida en esta asociación.  ALBA ha trabajado con varias naciones durante estos años para ofrecer beneficios tangibles a los pueblos de esta región y, por ello, nuestro compromiso debe ser que el ALBA continúe haciéndolo.  Antes de que San Cristóbal y Nieves fuese miembro del ALBA, el Banco del ALBA nos ayudó en una etapa crítica, cuando casi las finanzas colapsan, y hoy nuevamente el pueblo de San Cristóbal y Nieves expresa nuevamente su agradecimiento al ALBA por esa ayuda.  Es debido a eso que San Cristóbal y Nieves se complace tanto en unirse a aquellas naciones que ya son miembros del ALBA al ingresar hoy como miembro.

Para San Cristóbal y Nieves el ALBA es el medio mediante el cual los países de nuestra región continúan nuestra lucha por la sostenibilidad.  Es un medio más y uno muy importante, mediante el cual continuamos nuestra lucha por la estabilidad, la justicia y la prosperidad.

Los desafíos que enfrentan los países del Sur son similares, y la visión compartida, la disciplina sostenida y una colaboración continua serán claves para poder sobrepasar los obstáculos y retos para la estabilidad y el desarrollo.  ALBA es el camino alternativo.

La región de América Latina y el Caribe tiene muchos recursos y es necesario que identifiquemos, que aunemos, desarrollemos, intercambiemos y compartamos para bien de todos nuestros pueblos, de nuestra región tales recursos.  El ALBA proporciona una partida para hacer todo esto, y San Cristóbal y Nieves agradece esta oportunidad para participar en ese esfuerzo tan importante y vital.

Antes de convertirnos en miembros del ALBA, la Federación de San Cristóbal y Nieves tuvo el privilegio de beneficiarse de una de las iniciativas de desarrollo del ALBA, PETROCARIBE, que, como sabemos, les dio a un grupo de países caribeños acceso a suministros petroleros vitales a precios muy accesibles.

Como resultado, San Cristóbal y Nieves experimentó un gran alivio y pudo encontrar el espacio físico necesario que nos posibilitara los recursos que tan necesarios son para el desarrollo de nuestro país.

Hoy, gracias a Dios y gracias al ALBA, hemos salido a flote y tenemos un futuro más prometedor en San Cristóbal y Nieves (Aplausos).

Una vez más, agradezco al gobierno de Cuba y al gobierno de Venezuela por iniciar esta organización regional, cuyo propósito es facilitar la colaboración y la cooperación entre todos nuestros países en esta región.

Los pilares sobre los que se sustenta el ALBA continúan siendo los principios de Bolívar, de una región más viable, más integrada, más estable y consecuente con la lucha de todos los países para desarrollar alianzas más productivas con otras regiones.

Hoy nos honra unirnos a este augusto cónclave.

San Cristóbal y Nieves es un país pequeño, dependemos mucho de la cooperación con otros.  La cooperación que hemos mantenido con Cuba da fe de todo esto.

En un mundo cada vez más complejo y de mayores divisiones, entendemos la importancia de trabajar juntos para avanzar en los ideales de aumentar el entendimiento, la cooperación y la colaboración.

La nación que me honra representar es pequeña, pero conoce la importancia del sacrificio, la importancia de centrarnos y la importancia de la disciplina.  Entendemos la importancia de una administración cuidada de los recursos humanos y materiales que se ponen a nuestra disposición, y entendemos la importancia de vínculos fuertes entre países y fronteras nacionales.

Por eso estamos aquí, por eso somos parte de lo que el ALBA representa hoy.  El ALBA refleja y reafirma estos ideales y ha demostrado su intención y su capacidad para ser un factor de desarrollo para la transformación social, para la seguridad en toda región.

Por tanto, distinguidos Jefes de Estado y de Gobierno, jefes de delegaciones, agradezcamos a los gobiernos de Cuba y Venezuela, agradezcamos a Fidel y a Hugo, agradezcamos a Raúl y a Nicolás, una vez más, por su dirección y apoyo en tal sentido, y marchemos hacia adelante, a partir de este momento, comprometidos con la causa de continuar el trabajo que nos espera y mantenernos enfocados en lo que estos tiempos necesitan para poder garantizar el desarrollo de nuestros pueblos y de nuestras regiones progresistas (Aplausos).

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también