Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

El día que el Che gritó un gol de Di Stéfano al Real Madrid

| 19
Corría el año 1963, cuatro años después de la revolución que el argentino llevó adelante junto a Fidel Castro, cuando un grupo de futbolistas brasileños, el Club Madureira, llegó a Cuba, para realizar una gira. Allí, los recibió Guevara, por entonces a cargo del Ministerio de Industria.

Corría el año 1963 cuando un grupo de futbolistas brasileños, el Club Madureira, llegó a Cuba para realizar una gira. Allí, los recibió Guevara, por entonces a cargo del Ministerio de Industria.

Por Miguel Ángel Lara

El 6 de julio de 1952 el estadio Nemesio Camacho El Campín estaba repleto. Más de 50.000 personas iban a disfrutar del primero de los dos partidos que en solo tres días iban a enfrentar en el coloso de Bogotá al Millonarios de Di Stéfano y al Real Madrid. Los blancos se adelantaron a los 17 minutos con un gol de Olsen. A la hora del encuentro, el estadio estalló con el gol del empate, firmado por La Saeta Rubia. Entre todos los que gritaron ese tanto, un joven argentino de 25 años enloqueció. Su nombre, Ernesto Guevara, que pasaría a la historia como el Che.

A finales de diciembre de 1951 él y su amigo Alberto Granado habían partido desde Córdoba con dirección a Buenos Aires a lomos de la moto bautizada como La Poderosa II (una Norton de 500cc) para recorrer América Latina. Tras pasar mil peripecias, incluyendo la perdida de la motocicleta o cruzar a nado el Amazonas aprovechando las corrientes del gigante, a mediados de junio de 1952 pisan suelo colombiano. En una balsa que les regalan unos indígenas peruanos llegan a Leticia después de que por quedarse dormidos aparecieran en Brasil. Allí conocen al gerente del equipo local, el Independiente Sporting. A Ernesto y Alberto, a este de manera especial, el fútbol les encanta y convencen al club para entrar a trabajar con ellos. El equipo era bastante flojo y los directivos colombianos creyeron que al ser argentinos serían una buena ayuda, por eso los nombran entrenadores.

Empeñados en mejorar, insisten en el trabajo defensivo, en la marca al hombre y se convierten en jugadores-entrenadores al ver que “eran muy malos”, según palabras del Che. Con problemas de asma desde niño, Ernesto se coloca bajo palos mientras que Alberto se gana el apodo ‘Pedernerita’ por sus habilidades en el regate recordando a Adolfo Pedernera, otro de los grandes de River que formaba parte del ‘Ballet Azul’ de Millonarios de Bogotá. En el torneo que cada año esperaba el pueblo, tras empatar a cero, caen en los penaltis. Ernesto para uno, pero el delantero centro del equipo falla hasta tres lanzamientos.

Cubierta esa etapa y a pesar de que les ofrecen un buen dinero para seguir, lo venden todo y ponen rumbo a Bogotá en un hidroavión. La capital colombiana les recibe cargada de tristeza, de militares por las calles, de miedo y gente vestida de negro. A pesar de que habían pasado cinco años, Colombia seguía impactada por el asesinato el 8 de agosto 1948 del político de la izquierda-liberal Jorge Eliécer Gaitán, que esa misma tarde tenía una cita con un joven estudiante cubano llamado Fidel Castro. Fue el origen del Bogotazo. Colombia vivía días de fuego entre el gobierno de Roberto Urdaneta Arbeláez y la guerrilla.

Los dos argentinos iban a tardar poco en chocar con la policía colombiana, como narra Paco Ignacio Taibo II en su biografía del Che. Casi recién llegados a Bogotá son sorprendidos mientras Ernesto trazaba con un puñal un plano de la ciudad para orientarse. El cuchillo queda requisado y se inicia una disputa de días con la policía para recuperarlo lo que hace que sean detenidos y amenazados con la expulsión del país. El incidente iba a acabar con la decisión de abandonar Colombia y cruzar la frontera con Venezuela, lo que ocurre el 14 de julio.

Pero antes, y en medio de esa disputa policial, viven su mejor experiencia en Bogotá al conseguir entradas para el partido entre Millonarios, fortalecido por la fuga de estrellas argentinas tras la huelga de 1949, y un Real Madrid que no ganaba la Liga desde antes de la Guerra Civil (1933) pero que estaba poniendo las bases para convertirse en el gran gigante mundial.

De lo que pasó entre el 6 y el 9 de julio hay varias versiones. En unas, los dos aventureros sólo lograron estar en la tribuna más popular del estadio; en otras fueron capaces a través de un estudiante llamado Julián Córdoba de ver a Di Stéfano después del primer partido (lo ganó Millonarios 2-1 gracias a un gol de Pedernera a falta de cinco minutos), ‘matear’ con él y recibir de sus manos dos entradas para el partido en el mismo escenario con los mismos protagonistas para el Trofeo de la Cancillería (1-0 ganó Millonarios con gol de Báez). Y en una tercera, el encuentro con La Saeta Rubia fue previa al primer partido en un restaurante al que acudía a menudo Di Stéfano y en el que Ernesto y Alberto esperaron hasta que apareció el astro.

Di Stéfano, segundo por la izquierda, líder de la temida delantera de los Millonarios.

Di Stéfano, segundo por la izquierda, líder de la temida delantera de los Millonarios.

Para Ernesto Guevara, Di Stéfano era un grande, un ídolo a pesar de que él era seguidor de Rosario Central. Con apenas 11 años, igual que su hermano Roberto, recitaba de carrerilla en las calles de Alta Gracia los equipos de los grandes de Argentina. En esa localidad de la sierra cordobesa trataba su familia de mitigar los efectos del asma que sufría Ernesto. Eso hizo que la portería fuese su puesto elegido pues corría menos y tenía el inhalador a mano.

Al margen de admirar a Di Stéfano, el jugador por el que sentía devoción era el Chueco García, un extremo zurdo que jugó en Central y Racing, dos veces campeón de América con Argentina (1937 y 1941) y apodado ‘El poeta de la zurda’.

Al margen de la aventura colombiana, el fútbol estuvo presente varias veces en ese primer viaje del Che y su ‘hermano’ Granado por América del Sur. Él mismo dejó escritas esas vivencias. La primera en Chile, cuando en un camino se encontraron con unos obreros que en las pausas de su trabajo montaban partidos de fútbol: “Alberto sacó de la mochila sus alpargatas y empezó a dictar cátedra. El resultado fue espectacular: contratados para el partido del domingo siguiente; sueldo, casa, comida y transporte hasta Iquique. Pasaron dos días hasta que llegó el domingo jalonado por una espléndida victoria de la cuadrilla en que jugábamos los dos, y unos chivos asados que Alberto preparó para maravillar a la concurrencia con el arte culinario argentino”.

Y otra en las alturas incas del Machu Pichu: “En las ruinas nos encontramos con un grupo que jugaba al fútbol y tuve la oportunidad de lucirme en una que otra atajada por lo que manifesté con toda humildad que había jugado en un club de primera de Buenos Aires con Alberto, que lucía sus habilidades en el centro de la canchita”.

(Tomado de Marca)

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yopi dijo:

    wuao!!!!

  • snake dr. dijo:

    Oe esos shores parecen calsoncillos jajajajajaja.

  • fernando dijo:

    Me llena de gran felicidad y grandeza el haber tenido en nuestro país al gran ” CHE” a este hombre incomparable a este gran luchador que entrego su vida por la libertad de los pueblos. La fecha del asesinato de Jorge Eliecer Gaitan no fue el 8 de Agosto fue el 9 de Abril de 1948. Gracias CUBA DEBATE, un saludo fraternal a todo el pueblo de Cuba.

  • fernando dijo:

    Me llena de mucha alegría y de grandeza el haber tenido en nuestro país al gran “CHE” este hombre que entrego su vida por la libertad de los pueblos, un ejemplo de dignidad para toda latinoamerica. La fecha del asesinato de Jorge Eliecer Gaitan no fue el 8 de Agosto si no el 9 de Abril de 1948. Mil gracias a CUBA DEBATE, un abrazo fraternal al pueblo de Cuba.

  • KR2 dijo:

    esos no son canzoncillos esas son bombachas, como cambio el futbol la verdad

  • Patricia dijo:

    Excelente!! Casualmente ayer estaba compartiendo este escrito que encontré en Marca con algunos amigos.. y hoy lo veo aquí.! Genial que todos los cubanos puedan leerlo. Muy interesante.

  • InCR7ible dijo:

    El Che era del barca?? HALA MADRID 4 a 2 al Villarreal 2 de Benzema, Gareth Bale y Jese

  • Atenea dijo:

    Excelente artículo sobre el Che y Di stéfano,por cierto, ellos eran más o menos contemporáneos, ¿cuál era el mayor entre los dos?
    Si pueden me dan la información.
    un saludo a los foristas.

  • Chispa dijo:

    Ni en el fútbol coincido con el che

    • patrizia dijo:

      PQ SOS UN YANKY SUCIO Y REPRESOR

  • alejandro vilche dijo:

    bueno algo de esperar del gran (che) guevara, el tuvo la oportuida de estar tambien con otros iconos del deporte mundial como fue el caso del ajedresista (publiquen la historia para que todo el mundo la sepa)…. gracias….

  • Albertop dijo:

    El Che, El CHE, EL CHE….. que grande fue, es y seguirá siendo.
    Cuanta falta nos ha hecho en estos 56 años ¿verdad?
    Gloria eterna a nuestro CHE.

    • patrizia dijo:

      EL CHE INMORTALIZADO EN TODA LA GENTE DE BIEN, A FAVOR DE LA JUSTICIA DEL PROLETARIADO Y DEL TRABAJO DIGNO, ABAJO LAS OLIGARQUIAS APATRIDAS Y SALVAJES, VIVA POR SIEMPRE EL DEFENSOR DE LOS PUEBLOS:

      COMANDANTE CHE GUEVARA!!!!!-HASTA LA VICTORIA SIEMPRE-PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS!!!!

  • Salgado dijo:

    Se juega la primera temporada del fútbol cubana, entre 1911-1912, con la participación del Hispanoamérica.

    El 15 de diciembre de 1922, participa Julio Antonio Mella en un partido de fútbol americano contra el equipo de Camagüey, jugando para el equipo Caribes de la Universidad de La habana.

    El 28 de agosto de 1927: Debuta en La Habana, el equipo español de fútbol Real Madrid, con triunfo sobre el Juventud Asturiana, dos goles por uno.

    El 16 de junio de 1929, el club Juventud Asturiana, derrotó cuatro goles por dos, al Nacional de Montevideo.

    Se practicaba también el fútbol americano, debido a que cerca estaba el Club Atlético, donde uno de los jugadores era Pablo de la Torriente Brau.

  • fcb dijo:

    no hablen mas sandeces,que calzoncillos ni calzoncillos!!!…busquense una vida,les prometo que sera mejor que escribir estupidos comentarios(sin animo de ofender)

  • alva dijo:

    la muerte de gaitan fue el 9 de abril de 1948

  • Jorge Amezquita dijo:

    Hay que precisar sobre un error del texto el asesinato de Jorge Eliecer Gaitan fue el 9 de Abril de 1948

  • EDUARDito dijo:

    EDUARDO GALEANO…
    EL FÚTBOL A SOL Y SOMBRA
    JORGE ELIECER GAITAN… MURIO EL NUEVE DE ABRIL DE 1948. A LAS 13:05

  • PPPROFESIONAL dijo:

    de hecho nos haria falta un che, nos haria falta que gritara goooooooooooollllllllllllll, no, que lo echara, pq de verdad lo necesitamos, hasta siempre comandante.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también