Inicio » Especiales, Política  »

El Pentágono encubre violaciones de soldados-mujeres

23 noviembre 2012 | 21

LaVena Johnson.

LaVena Johnson.

Noticia Censurada número 16

 

En 1970, las mujeres soldados representaban el 1 por ciento de todas las fuerzas armadas de Estados Unidos. Hoy ese número aumentó a aproximadamente el 15 por ciento, casi 200.000 en total. Como el número de soldados femeninos crecen, hasta el Pentágono reconoce en sus propios informes el creciente problema de las agresiones sexuales militares en zonas de guerra: aumentaron en 26 por ciento entre 2007 y 2008, y en otro 33 por ciento al año siguiente.

La muerte en 2005 de la mujer-soldado raso del ejército de Estados Unidos LaVena Johnson fue declarada oficialmente suicidio por el Pentágono (ministerio de Defensa, DoD, su sigla en inglés), pero continúa ejemplificando la violencia sexual que padecen las mujeres-soldado mientras sirven a su país. La autopsia de Johnson reveló heridas contradictorias con la versión oficial de “suicidio”, incluyendo abundantes quemaduras químicas que se cree fueron provocadas para destruir evidencia de ADN dejada por la violación.

El Pentágono ha intentado intimidar a reporteros y redactores que trabajaban historias sobre Jonson, uno más entre por los menos veinte casos en que soldados de sexo femenino han muerto bajo circunstancias sospechosas. Las muertes misteriosas coinciden con un aumento de la violencia sexual contra mujeres entre los militares.

Según el DoD, en 2010, hubo en total 3.158 informes de agresión sexual en los cuarteles militares, pero ese mismo ministerio estima que este número representa sólo el 13,5 por ciento de los asaltos reales, porque el número total de violaciones y agresiones sexuales militares sería superior a 19.000 al año.

El Proyecto Censurado desenterró esta noticia publicada originalmente por el periodista independiente John Lasker, de Columbus, Ohio, en Toward Freefom, 14 de julio 2011. El caso del “suicidio” en Irak de la mujer soldado de 19 años, descrita como “amorosa y feliz”, apunta a una desconocida historia, cobarde, abusiva, sórdida y mucho más amplia, imposible de ser conocida por la clientela de los grandes medios de información.

INTENTARÁN INVESTIGACIÓN INDEPENDIENTE

La decisión del Research Institute de Filadelfia (CCIRI, sigla en inglés) de investigar el caso, tal vez finalmente convierta en un hecho conocido para un público mucho más amplio la historia de Lavena y las muertes misteriosas de otras mujeres soldados negras mientras “servían a la patria” en bases en Afganistán e Iraq.

El CCIRI, que antes investigó los asesinatos de Tupac Shakur (desaparecida, caso de 1996) y Levy Chandra (pasante del Congreso, 2001), tiene sus propios peritos balísticos y forenses, más un psicólogo experto en suicidios, capaces de dar una buena mirada al archivo de la investigación militar y a fotos de la autopsia. Todos tienen serias dudas de que Lavena se haya quitado la vida.

“No hay duda [que la investigación y conclusión del suicidio] de los militares tiene problemas”, dijo Sheryl McCollum, directora del CCIRI. “Si hay cualquier signo de asesinato, no se puede invocar automáticamente un suicidio”.

MILITARES CONTROLAN LOS MEDIOS

Mientras el CCIRI tiene el coraje de enfrentar este potencial encubrimiento militar, medios importantes, como CBS News 60 Minutes y ABC News, intentaron informar sobre la muerte de Lavena, pero se echaron atrás con la transmisión de la historia, a pesar que CBS y ABC gastaron miles de dólares en el envío de varios equipos a la casa de los Johnson. 60 Minutos también pagó para que el cuerpo de Lavena fuera exhumado para una segunda autopsia, de acuerdo con su padre, el Dr. John Jonson, de St. Louis.

“Nadie va a tocar la historia de Lavena ni con un palo de tres metros”, dijo el Dr. Jonson, aludiendo a las empresas de los grandes medios de comunicación. El Pentágono tiene agarrada financieramente a la industria mediática con la amenaza de retirar la publicidad del ejército de los canales, explicó el padre de la mujer soldado.

“De seguro que los militares no querrán admitir que mujeres negras soldados son violadas y asesinadas, porque ya tienen dificultades para contratar y retener a las mujeres negras”, dijo a Toward Freedom. Sería devastador para el reclutamiento difundir historias en los medios de comunicación más importantes sobre mujeres soldados negros brutalmente violadas”.

El Pentágono ha tratado de intimidar a los reporteros y editores que trabajan historias sobre Lavena. El magazine Essence, por ejemplo, fue amenazado con el retiro de los dólares pagados por la publicidad militar si lanzaba al público una historia sobre Lavena. La revista cedió al Pentágono contando una historia aguada que los editores justificaron por la supervivencia del magazine que se inclinó para evitar la pérdida de la publicidad militar. Justamente, la publicidad busca más jóvenes reclutas como Lavena entre las mujeres negras.

“La familia de Lavena se esfuerza por crear conciencia acerca del caso de una hija que amaba a servir a su país y vivió para hacer la diferencia en ayudar a otros”, escribió Lasker . El ejército de Estados Unidos era su destino, dijo su padre. Ella era del ejército en tercera generación, así que su familia no se sorprendió cuando a la ex-violinista estudiantil de honor se le ordenó ir a Irak en 2005.

Según la versión del ejército, a pesar que Lavena siempre mantuvo una actitud positiva, el 18 de julio 2005 su espíritu dio un giro tremendo. Esa tarde, dicen los militares, su nuevo novio de dos meses rompió con ella por correo electrónico desde su casa en Kentucky. Bueno, lo que sigue en la versión castrense es fácil de imaginar: se metió en una tienda vacía de Kellogg Brown and Root (KBR), constructora filial de Halliburton, la incendió con aerosol y tranquilamente se suicidó con su M16 después de comprar varias botellas de gaseosa y a 24 horas de haber hablado con su madre por teléfono satelital para anunciarle que pasarían juntas la Navidad. “No decores el árbol sin mí”. Ésta fue la versión militar oficial. Caso cerrado.

VIOLACIONES A GRANEL

Pero hay otra historia encubierta. Dos expertos en balística, Donald Marion y Cyril Wecht, le dijeron a la familia que las heridas Lavena no eran consistentes con un M16 y la supuesta herida de salida de bala en la parte superior de la cabeza parece más una herida causada por una pistola de 9 mm.

La autopsia militar de Lavena reveló un labio partido, dientes rotos, marcas de arañazos en el cuello, pero no heridas graves. Sin embargo, en la segunda autopsia -pagada por CBS 60 Minutes-, nuevos rayos X revelaron que el cuello estaba roto.

Aún más extraño, la segunda autopsia mostró también que los militares habían retirado parte de la lengua, la vagina y el ano y no se lo dijeron a los Johnson, ni lo documentaron en la primera autopsia.

Por inverosímil y retorcido que parezca, la extracción de partes del cuerpo, en algunos casos el corazón o el cerebro, o ambos, se ha dado en otros cadáveres de mujeres soldados que perecieron por causas “no relacionadas con combate”.

El Dr. Johnson cree que los militares extrajeron partes del cuerpo de Lavena para ocultar lo que realmente le pasó a su hija: Trauma Sexual Militar o MST, eufemismo que es la designación oficial para las violaciones de milicos.

En otro caso, en julio de 2005, Jamie Leigh Jones, de 20 años, denunció que fue violada y golpeada por empleados de KBR y encerrada en un contenedor de transporte por los administradores, después que ella buscó a la policía. Jones y sus abogados, que perdieron una demanda federal civil contra KBR en julio 2011, dijeron que otras 40 empleadas mujeres KBR que trabajaban en Afganistán e Irak les contaron historias de violaciones, palizas y acoso sexual.

Además de la frialdad de los militares frente al caso, los Johnson dijeron que el Congreso casi no ha movido un dedo para ayudar. Un equipo de funcionarios quiso investigar la muerte de Lavena, pero no logró conseguir siquiera las fotos de la autopsia.

La ex coronel Ann Wright, retirada del ejército y ahora activista por la paz -navegó por el Mediterráneo con la Flotilla de la Libertad de Gaza-, dijo que hay muchas más muertes sospechosas de soldados femeninos y la versión de los militares simplemente no es creíble.

De hecho, dijo Wright, hay más de 20 muertes de soldados femeninos bajo escrutinio. Casi todos se han producido en bases de Afganistán o Irak. De estos 20, los informes militares de 14 dictaminaron suicidio, incluyendo a Lavena Johnson. Y al igual que los Johnson, muchas de estas familias se niegan a aceptar la explicación de los militares, creyendo que sus hijas murieron a manos de sus soldados-compañeros o contratistas.

Como las agresiones sexuales militares en zonas de guerra aumentaron en 26% entre 2007 y 2008, y en 33% al año siguiente, el incremento se debe a que los soldados varones saben que pueden salirse con la suya, dijo Wright. Una encuesta de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental 2008 encontró que el 50% de las militares víctimas de agresión sexual nunca reportaron el crimen porque sentían que sus oficiales al mando pasarían por alto los cargos o, peor aún, de alguna manera los silenciarían.

En una zona de guerra, el aire de intimidación a raíz de una violación puede adquirir connotaciones a otro nivel, simplemente porque la víctima está rodeada de violencia y confusión, dijo Wright. “Van a decirte: ‘¿Vas a estar muerta para mañana. Violarla a usted es sólo el costo de la guerra. Lo que haremos ahora simplemente será añadir (su asesinato) a la seguridad insegura’”.

(Tomado de Bandera Roja)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yanelsy dijo:

    muy buen artículo, estas son las cosas que pasan en el país que “más defiende” en el mundo los derechos humanos, acaso estas mujeres no tienen derechos? No merecen que sus historias queden archivadas y sus asesinos continúen haciedno daño a otras personas.

  • bpf dijo:

    Historias como esas siempre me han horrorizado … NO a la violencia en contra de las mujeres … por qué??? una y otra vez no importa la época estos cánones existen … es repulsivo …
    Pues que los militares encubran o no esas historias es lo de menos, lo de más es que no tomen medidas serias internas para evitar que siga pasando y pero aun que los culpables continuen libres e impunes.

    Solo otra de las “bendiciones” de las estúpidas guerras …. no se preguntan como en medio de esta era, con todo el conocimiento que existe sobre las repercusión de estas para el medio ambiente y la humanidad … aun hay lideres politicos que ven la guerra como una alternativa????? No existe justificación para acciones agresivas o militares, si yo fuera a votar por alquien mi pregunta sería ¿te crees capaz de inicar o responder a una guerra? … si su respuesta es si para mi no sirve, siempre existe otra forma, otro camino, rompamos la cadena del odio!!!!!!

  • Indignadote dijo:

    Para mí que no se suicidó, ¡la mataron a la pobre!
    Maldito ejercito gringo, ya sabemos como son de cínicos, siempre invaden donde les gusta y se la dan, perdónenme la expresión, se la dan de “muy perros”, digo, se sienten los grandes del mundo.
    ¿Qué pasó con la guerra 1847, que a los mexicanos nos quitaron casi más de la mitad de territorio?, ¿que siempre E.U.A. se mete en México, en donde no lo llaman?, ¿y la operación Cóndor?, ¿que mataron al ecuatoriano Roldós y al chileno Allende?, ¿que los gringos disponen de los recursos mexicanos siempre que se les da la gana?, ¿y el bloqueo por el que ustedes la sufren bien gacho (muy feo)?, ¿y cuando invaden Panamá?, ¿y el
    más reciente fraude del 2012, en los Estados Unidos Mexicanos?
    Y luego nos venden la idea de que son los redentores y la perfección del mundo.
    Ánimo Cuba, ¡todo cae por su propio peso!, pero, ¡hay un Dios que todo lo ve!
    Pronto el imperio acabará y los estadunidenses pagarán muy caro.

  • No a la Violencia contra la Mujer dijo:

    La Asamblea General de la ONU declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. A escasas horas de conmemorar la fecha, leemos conmocionados este artículo, uno de los tantos que el Gobierno de los Estados Unidos ha censurado dentro de la gran prensa norteamericana.
    El imperio y sus paradojas: por una parte intensifica la propaganda con el propósito de que la mujer se incorpore a las filas de su ejército invasor; por el otro, las viola y asesina, mientras impide el esclarecimiento de tales acciones, al amenazar a los medios de comunicación con el retiro de sus grandes sumas de dinero en publicidad.
    Porque la violencia contra las féminas, en sus diversas manifestaciones, es un fenómeno de múltiples rostros que no reconoce fronteras. El ejemplo del “suicidio” -más bien asesinato- de la soldado LaVena Johnson constituye una de las más crueles.
    Los esfuerzos desarrollados a todo nivel para erradicar conductas que impliquen violencia explícita o simbólica contra mujeres y niñas han sido claramente insuficientes. Las cifras de femicidios, lesiones, acosos, abusos, violaciones y torturas por razones de género, las cuales escalan en la mayoría de los países así lo demuestran.
    Es tan grave y profunda la huella de la VCM en la historia de la humanidad y en la vida de las mujeres, que resulta posible calificarla como un “gravísimo problema de salud pública”, como “una transgresión a sus derechos humanos universales”, y como “un factor negativo el cual impide a las mujeres y las niñas ser ciudadanas plenas, partícipes de los beneficios del desarrollo, colaboradoras activas del devenir social y político de sus países.
    Desde este espacio clamamos por la NO violencia contra la Mujer, y al esclarecimiento y publicación inmediatos de los casos de maltratos, asesinatos y violaciones sexuales al que someten a la mujer-soldado norteamericana.

  • Axel dijo:

    Como siempre el ejército de los buenos salvará al mundo del terrorismo violando y asesinando tanto a sus propias mujeres como a las enemigas, yo no dudo que se violen los soldados entre ellos para ver cuál es el más supermacho, porque hay que tener un alma muy degenerada y oscura para maltratar a los seres que con su belleza y dedicación nos iluminan cada día. Que sigan queriendo dormir al mundo con sus “buenos actos”, claro en palabras.

  • Dr. José Armando Arronte dijo:

    Pobre Lavena y pobrecitas tantas otras mujeres cuyas historias no se han publicado y han sido víctimas de violaciones en el ejército de ese país que se autoproclama ¨¨el mayor defensor de los derechos humanos¨¨. Por eso los cubanos de Fidel y Raúl, no creemos en la farsa del gobierno de los Estados Unidos.

  • arlena dama dijo:

    Y SE ATREVEN A HABLAR DE DERECHOS HUMANOS, CUANDO DENTRO DE SUS PROPIOS MILITARES SON CAPACES DE HACER ACTOS TAN REPUDIABLES COMO ESTOS, NO TIENEN EL MAS MINIMO SENTIDO DE LA DECENCIA O EL HONOR , DIGO, PUEDE PASAR EN CUALQUIER LUGAR, PERO SI HA LLEGADO AL PUNTO DONDE SE ENCUENTRA ES PORQUE NO TOMAN REALMENTE LAS MEDIDAS QUE PARARIAN ESTAS VIOLACIONES, SON TAN CULPABLES LOS ACTORES DIRECTOS DE LOS HECHOS COMO EL MISMISIMO OBAMA, PORQUE PIENSO QUE SORDO Y CIEGO NO ES PARA NO DARSE CUENTA NI OIR LO QUE ESTA PASANDO Y QUEDARSE DE BRAZOS CRUZADOS, SON TODOS DELA MISMA CALAÑA, LA PEOR

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    En el ejercito norteamericano hay posiblemente entre las mujeres una mayoría de lesbianas que están allí para tomar revancha y ensañarse con odio contra los hombres que sean hecho prisioneros, a los que las apasiona y excita en gran forma humillarlos y ridiculizarlos en las formas mas degradantes como hicieron en las prisiones de Afganistán y de Irak hasta que aparecieron en el internet fotografías de lo que allí ocurría. Para unos hombres que hormonalmente son machos, el ver a sus compañeras besuqueándose entre ellas y teniendo sexo en las barracas ocultas tras los mosquiteros, es algo muy difícil de tomarlo y asimilarlo con calma mientras que ellos tienen que masturbarse ante los quejidos, alborotos y alaridos de dos mujeres encendidas en una pasión sexual. De ahí que un día se de que algún soldado le reclame al menos una ocasión de estar con el después de múltiples veces el haber estado… no con una sino que con diferentes compañeras de las unidades. Es muy fácil hablar del respeto de las preferencias sexuales de las personas, pero cuando uno está entre mujeres que si disfrutan sexualmente mientras que los hombres están totalmente reprimidos de tener oportunidades sexuales con ellas, pues entonces suceden hechos como el de lo que estamos hablando, sobre todo si muchas veces esos mismos soldados las estuvieron especialmente protegiendo y arriesgando sus vidas por ellas durante algún combate.
    Por lo general, las mujeres soldados que están en le ejercito norteamericano no son nada santas. No están allí por patriotas (como tampoco lo están casi nadie) sino que entraron en el buscando oportunidades de carreras así como también en busca de poder para poder “disciplinar y castigar” a los perversos hombres machos, los que para las lesbianas son todos. Esas no son mujeres femeninas a las que les gusta ponerse ropas interiores delicadas diseñadas para los gustos de quien disfruta de ser hembra, sino que son mujeres que usan calzones de hombres y que odian cualquier delicadeza que pueda confundirlas con una mujer que busca atraer la masculinidad del hombre; todo lo cual se vuelve muy ofensivo para quienes tienen que soportar tanto desprecio directo de parte de alguien con quienes están conviviendo en las mismas barracas, llevando a algunos a reclamarles más respeto no ya solo con palabras de indignación sino que probando fuerza para que ella vea que también en la naturaleza humana no solo el macho que ella creó, crió y parió es un producto que puede dominarla y poseerla si se lo propusiera, sino que también se merece el que no se le ofenda constantemente.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    ¿”Sofista”?, de que vas?
    Con tu discurso quieres pretender enseñarnos algo burdo y falto de toda base.Tus trampas de verbo tratan de envenenar y apoyar lo más aborrecible que un hombre pueda cometer sobre una mujer, tratando de hacer fuerte la aberración de tal acto, intentas engañar con esas patrañas, de ocultar la verdad. Eres en verdad digno de tu alias.

  • P350 dijo:

    Rul SOBRINO, TAL VEZ DEL MAL,y tu seudonimo no te va.Justificar la violencia contra cualquier ser humano,aun contra el màs perverso,es solo idea de un aberrado y disculpa si quieres el calificativo;asegurar el lesvianismo o no de las victimas, no es cosa que venga al tema cuando no es el tema la inclinaciòn sexual de los efectivos del ejercito de EEUU,EL TEMA ES ASECINATO,y peor aun encubrimiento institucionalizado del mismo, asi de sencilo y el que lo justifica, una vez màs lo digo porque es mi criterio, o esta loco o es un aberrado

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    Amuris, es muy dificil que puedas entender mis argumentos sin leerte el tema “La violencia contra la mujer sale del closet” asi como el comentario que ahí dejé. Yo no defiendo la violencia ni la violación sexual a la mujer. Pero si los soldados varones del ejercito norteamericanos son asesinos de niños (y niñas) chiquitos, así como de mujeres embarazadas, pues no te crea tu que las lesbianas que forman parte de las mujeres-soldados de ese ejercito son muy mejores. ¿O es que para ti solo está bien que estalle una bomba debajo del transporte militar yanqui donde solo habian machos?

  • Leo dijo:

    Estos casos se estan dando hasta ahora a conocer,pero estas practicas son muy viejas,iniciaron casi desde el momento en que el ejercito de USA acepto a mujeres en sus filas.El Ejercito de la USA es una verguenza al tratar de ocultar estos hechos.

  • Libertad dijo:

    Raúl no entiendo tu discurso,no estamos hablando de preferencias sexuales, ?que es lo que te pasa?, eres un reprimido sexual o un macho que quiere justificar lo injustificable argumentando que tambien las mujeres pueden cometer violaciones y asecinatos?, esos crimenes tan sucios y bajos no tienen descriminación de sexos no importan quien los cometa, son sucios y yo particularmente los odio, tambien a los hombres los violan y los matan y no por eso deben quedar impune esos delitos por eso deben ser investigados y castigados esos malditos, en nuestras filas tambien hay mujeres y no por eso son lesvianas, solo tienen el deseo de defender su patria. Porque las vas a condenar por ser lesvianas o por pertenecer al ejército?, tambien a mujeres que están lejos de las filas del ejercito las violan y las maltratan y no solo en ese país tambien en el nuestro sucede con la diferencia de que aqui se hace justicia y con este artículo lo que se quiere es lograr eso !que se haga justicia!, pobres familias de esas victimas, sean lesvianas o no, son hijas, no importa. vuelvo a repetirte no comprendo tu mensaje de aprovación ?O es que alguna lesviana a abusado de tí despreciandote por otra mujer? se nota el desprecio por ellas y no por el hecho horroroso que se está divulgando para comentar.

  • Amable dijo:

    me veo en la obligación de aclarar que a los hombres no se violan por la naturaleza de su ser se les comete pederastía con violencia, aunque no dejo de reconocer que todo acto que atente contra la integridad tanto de mujeres com o de hombres es denigrante y por ello toda sociedad sanciona los delitos contra la sexualidad, coincido en parte con lo que expresa el solfista y le reitero a

  • marie dijo:

    una más de las tristes consecuencias de las guerras, y de la autodestrucción a la que el propio hombre somete a su raza….

  • Raul Sobrino (El sofista) dijo:

    Libertad: “Raúl no entiendo tu discurso, no estamos hablando de preferencias sexuales.”
    Yo tampoco estoy hablando de preferencias sexuales, sino que del por qué sucede lo que sucede dentro de las unidades del ejercito norteamericano, pero especialmente de las que están en el extranjero en operaciones de ocupación y de combate, ó, como se dice aquí, en zonas de guerra. O sea, que yo no digo que los asesinos de niños chiquitos deberían de violar sexualmente a las asesinas de niños chiquitos por cuanto entre criminales todo se vale; lo que estoy diciendo es que los soldados norteamericanos serian infinitamente mucho más respetuosos con las mujeres soldados si estas no los desafiaran besuqueándose entre ellas delante de sus compañero de combate; los mismos que ellas sexualmente desprecian aun cuando son estos los que tienen que lidiar con las operaciones militares más peligrosas, enfrentando en primera línea los peores combates, mientras que por lo general las mujeres son ordenadas a que se queden en las posiciones mas seguras donde corran con menos riesgos.
    En esos combates puede que mueran algunos soldados, soldados a los que les resulta muy ofensivo saber que ellos son los que más se exponen a los peligros de la guerra, no solo por el mismo sueldo que el de sus compañeras, sino que, además, lo están haciendo por mujeres que en las barracas se encienden en pasiones sexuales entre ellas detrás de los mosquiteros de sus camas, pasando luego delante de ellos riéndose y abrazadas sin la menor consideración hacia sus compañeros. O sea, que esa actitud de ellas causa que las violen y que las violen con rabia. No es que deban de ser violadas por lo que hacen, sino que por lo que hacen es que son violadas.
    Yo noto que cuando de defenderse se trata, las mujeres siempre están a la defensiva. Si yo digo que las fuerzas de ocupación israelíes les queman con fosforo blanco los genitales a los niños y niñas palestinos, inmediatamente sale alguna a decir que yo justifico los casamiento entre niñas y hombres adultos que se dan en la Franja de Gaza; sintiéndose insultadas por mi supuesto apoyo a esa practica; si yo digo que hubiera sido mejor tomar en combate la ciudad de Hiroshima y recibir como compensación a una japonesa para que le diera masaje en los hombros a los cansados soldados después de un largo y sangriento combate, esta sugerencia provoca que alguna salga en defensa de la integridad de la mujer y me diga que era cien veces preferible que le arrojaran la bomba atómica sobre la ciudad y que les achicharraran sus senos en vez de tener que cederlos para que alguien se los acariciara. ¿Será que yo no puedo opinar en nada sin que alguien me crea un degenerado?

  • tdl dijo:

    Sofista:

    Es increible que trates de justificar una actitud deleznable a través de la falta de pudor de lesbianas que incide en las mentes de los pobrecitos soldados norteamericanos. La violación es un acto repudiable se trate de quien se trate y contra quien se dirija. Si la soldado norteamericana quiere ser lesbiana es su problema, porq

  • Andrés R dijo:

    Por qué la prensa de este país no se hace eco de estos casos hasta su esclarecimiento aunque lo más importante es que hechos como este no sucedan en el mundo, las manos de los hombres solo deben ser para dar caricias a las mujeres no para maltratarlas y menos para quitarles la vida. Muchos casos como este han sucedido por tropas del ejército en otros países donde se encuentran bases militares de Estados Unidos.

  • Libertad dijo:

    Raúl no quiero entrar en discusión con usted, es la forma de expresarse que quizás otras personas al igual que yo le hayan criticado otros comentarios, por ejemplo ahora se expresa como si tuviera vivencias de lo que sucede realmente dentro del ejército de los estados unidos con las mujeres y de que si los hombres que se arriesgan más que ellas por no tener sexo con ellos las violan y las matan, si están ellos en el ejército es porque quieren y si tienen el mismo sueldo o no y se arriesgan menos o más, eso no le da derecho de asecinarlas y violarlas según usted porque no los desean, hace un recuento como si lo hubiera vivido, hasta describe los mosquiteros y el comportamiento de esas mujeres y eso es solo su imaginación a no ser que usted haya estado alguna vez en ese ejército.

  • Roberto dijo:

    La imaginación humana puede en ocasiones amparada en la buena voluntad justificar hechos tan aborrecibles como estos. Lo primario a mi modesto juicio está en el trasfondo del problema, un país corrompido hasta la medula que se vanagloria de ser el ejemplo ante el mundo en el respeto a los derechos humanos y crea engendros uniformados capaces de violar, vejar y hasta matar a sus semejantes. No importa cual sea la causa, ni por que están ellas allá, ni si duermen tras mosquiteros con quienes quieran, nada justifica obligar, asesinar, extorsionar, esconder la verdad. Hasta el más vil asesino merece un juicio honorable, e incluso hallándose culpable y condenado a la pena máxima se le debe respeto. Lo que debiera preocuparnos es lo que sucede allá en ese mundo al que el Sofista debe haber estudiado por vía satélite. Lo que ocurre es que la prepotencia de un país, ejército en mano, los va volviendo a su vez menos humanos, capaces de despreciar la vida y hasta a ellos mismos, tornillos y tuercas de una maquinaria tan ampliamente denigrada que, sería capaz de justificar la muerte de sus mujeres soldados si tuviera a ojos vista opiniones tan desacertadas como las de Raúl. La justeza y la justicia tienen su precio, el mundo tarde o temprano temblara ante ellas, tengamos fe.

  • Mostrando 20 de 21 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también