Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Bases militares en Colombia son una reacción imperial a los cambios en América Latina, afirma Alí Rodríguez

| 1

ali-rodriguez_la-habana_6-noviembre-2006_2En entrevista para el programa Mesa Redonda que será transmitida la próxima semana, el ministro de Economía y Finanzas de Venezuela, Alí Rodríguez Araque, afirmó que las bases militares en Colombia son “una reacción imperial a los cambios que se están produciendo en América Latina”

“Han surgido nuevos liderazgos respaldados por los pueblos y sería una ingenuidad criminal creer que estos cambios se pueden producir sin reacciones”, añadió.

Alí, ex embajador de su país en Cuba, respaldó las palabras del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien en la más reciente Reflexión calificó de “anexión” el acuerdo a partir del cual Estados Unidos establece siete bases militares en Colombia.

“Las bases militares no son una especial forma de turismo. Se instalan armamentos con propósitos bélicos, con propósitos de guerra”, dijo en la entrevista a la que Cubadebate tuvo acceso, realizada por Arleen Rodríguez Derivet.

“Es una traición al pueblo colombiano y a América Latina. Como correctamente dijo Fidel, se trata de la anexión de un país”, recalcó Rodríguez.

Para el Ministro de Economía y Finanzas “las bases militares prueban los inmensos peligros a los que se expone el continente y hay que estar preparados”.

Sin embargo, aseguró que “Estados Unidos no tiene la fuerza de hace 10 ó 15 años. No puede imponer sus condiciones como en el pasado, ni podría perder 50 000 hombres una guerra, como ocurrió en Vietnam… Está mostrando sus propias debilidades en Afganistán, donde se ha lanzado en una guerra que no le está saliendo nada bien”.

Recordó que “hasta hace no mucho tiempo el mundo dependía de Estados Unidos; ahora es Estados Unidos el que depende del mundo”.

EL IMPACTO DE LA CRISIS EN VENEZUELA

Alí reconoció que el descenso de los ingresos petroleros impacta a Venezuela, cuyo presupuesto para 2009 se elaboró con una proyección de 60 dólares por barril, lejos de los 130 dólares que llegó a alcanzar en algún momento de 2008. En marzo tuvieron que hacer otro reajuste, cuando el precio de cesta petrolera venezolana llegó a una cifra inferior a los 30 dólares.

“Venezuela vive una realidad un tanto paradójica. Lo que representa un gran beneficio, también es una gran debilidad para el país: depender en alto grado de la renta petrolera, sometida a los vaivenes de los precios en el mercado internacional”, dijo el Ministro.

Son precios que no están determinados por una relación entre la oferta y la demanda: “No es la relación entre la oferta física del petróleo y la demanda tangible de este producto lo que determina el precio, como debería ser lo ‘normal’ en el mundo capitalista”, comentó.

Dijo que estos precios están determinados por el llamado “mercado del futuro”, que significa un altísimo grado de especulación. “No se negocian barriles físicos, sino barriles de papel: contratos”.

Es una paradoja muy grande que en algún momento habrá que resolver, porque la volatilidad de los precios, determinados por altos niveles de especulación en estos mercados, afecta tanto a productores como a consumidores, precisó.

“En el caso de Venezuela, pasamos de 87 dólares como promedio del precio de la cesta petrolera venezolana en el 2008, a una caída abrupta de poco menos de 30 dólares”, aseguró.

El presupuesto que había estimado el gobierno bolivariano, basado en un promedio de 60 dólares el barril, “tuvimos que ajustarlo en marzo a 40 dólares el barril. Eso, por supuesto, provocó un impacto en la economía nacional”.

El sector manufacturero, que vive fundamentalmente de las importaciones, se vio duramente afectado por la disminución de las divisas. La capacidad de compra externa del país se redujo, y en consecuencia “no tuvimos la misma fluidez para dotar de las divisas a los importadores, y eso afectó principalmente la importación de insumos, que disminiyó en un 8,5 por ciento. En este sector fue donde más afectó la desaceleración de la economía”.

Venezuela había vivido un récord de cinco años consecutivos creciendo por encima del 7 por ciento, y de pronto cayó en el primer semestre de este año al -1%.

“En estos momentos todo el esfuerzo del equipo económico está dirigido, por un lado a frenar la caída, y por el otro, a recuperar el ritmo de crecimiento económico. Nuestro estimado para este año es que terminemos en cero o con un crecimiento ligeramente por encima de cero, e irnos recuperando poco a poco hasta un 4%.”

LA JUSTICIA SOCIAL, LO QUE MÁS NOS INTERESA

Alí hizo énfasis en que Venezuela no está interesado en un crecimiento dramático, sino en mantener un nivel de crecimiento estable y sostener el desarrollo social, “que es lo que más nos interesa”.

Dijo que el gran logro del gobierno del Presidente Chávez “ha sido haber incrementado significativamente los índices de desarrollo humano, como lo revela el más reciente informe del Programa delas Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), así como los informes del Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA) que demuestran que Venezuela encabeza hoy en América del Sur los mejores niveles de redistribución del ingreso”.

Aseguró que el gobierno venezolano desea mantener a toda costa estos enormes logros y orientar el reimpulso de la economía nacional en cinco grandes sectores: incrementar vigorosamente la producción de alimentos, la construcción de viviendas, el desarrollo de infraestructuras necesarias para estos dos sectores, fuertes inversiones en el sistema eléctrico nacional y la reorientación del sector financiero.

Admitió que Venezuela ha tenido dificultades en el ámbito eléctrico, después de la larga sequía que padeciera el país por al fenómeno de El Niño, que puede extenderse posiblemente hasta abril del año próximo y “compromete la producción de electricidad por hidrogeneración. El 73 por ciento de nuestra electricidad depende del río Caroní, una maravilla, pero con este verano tan prolongado compromete la principal represa venezolana, el Guri.

“Afortunadamente, Venezuela cuenta con grandes recuersos energéticos y hemos ido resolviendo el problema sobre la base de termogeneración. Estamos en un proceso de reestructuración de todo el sector -se nombró a un nuevo Ministro y a un equipo para atender este frente-, de modo que esperamos poder equilibrar rápidamente la producción y transmisión de electricidad”, comentó.

El Ministro añadió que en el sector financiero se creó una corporación bancaria, “dirigida a resolver el problema del sector público e incrementar la intermediación financiera hacia la producción, lo que seguramente comprometerá al sector privado”.

Paralelamente, “estamos dando un fuerte impulso a la salud, la educación y la alimentación, no solo para consolidar lo alcanzado en  el ámbito social, sino para avanzar hacia nuevos escalones en este proceso”.

La decisión de mantener y mejores los servicios sociales, según Alí, obedece a “una razón elemental, y a mí me gusta explicar a partir de una frase de Carlos Marx, que va al grano de lo que queremos: ser radical es tomar las cosas por la raíz. Y para el hombre, la raíz es el hombre mismo. Para nosotros la raíz la representa el ser humano venezolano, y la humanidad en su conjunto”.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • donsimon dijo:

    Que surte la de venezuela y el gobierno del presidente Chaves, de contar con la capacidad inteligencia y conocimiento del senor ministro Ali Rodriguez.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arleen Rodríguez Derivet

Arleen Rodríguez Derivet

Periodista cubana y conductora del programa de la televisión cubana “Mesa Redonda”, que transmite una emisión especial para Telesur. Es coautora del libro “El Camaján”.

Vea también