Imprimir
Inicio » Especiales  »

Pinar del Río no volverá a conocer los apagones

| +

Discurso pronunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en ocasión del aniversario 47 de su entrada en Pinar del Río, en el acto por la culminación del montaje de los grupos electrógenos en esa provincia. Pinar del Río, 17 de enero de 2006, “Año de la Revolución Energética en Cuba.”

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Queridos compatriotas:

No intentaré explicar cómo era la vida en la provincia de Pinar del Río. Pago forzado de renta hasta más del 30% del valor de los productos de los campesinos, latifundios, precarismo, desempleo, explotación despiadada del pueblo, analfabetismo, elevada mortalidad infantil, ausencia casi total de atención médica y educacional, falta de agua y de servicios públicos elementales. Hasta el triunfo de la Revolución era conocida como la Cenicienta de Cuba.

Siempre que vengo a esta tierra occidental de nuestro país un 17 de enero no puedo dejar de recordar las palabras emocionadas que pronuncié ese día en Artemisa y Pinar del Río hace hoy 47 años. Tan pronto arribé a ella, en el primer discurso, dije textualmente:

“Sé que hay muchos hombres necesitados” -dije entonces-, “sé que hay muchos enfermos sin hospitales, muchos niños sin escuelas, muchas familias pasando hambre; pero no resolveremos el problema de uno ni de dos; resolveremos el problema de todos.

“No les ofrezco sino que haremos todo lo que esté a nuestro alcance, que haremos más de lo que vayamos a prometer. Y no será en el acto, no será de inmediato.

“Por eso les digo que tengan fe, por eso les digo a todos los que quieren algo que no les vamos a resolver problemas a uno, a dos ni a tres ni a cuatro, sino que es el propósito de la Revolución resolverles el problema a todos; porque son cientos de miles los cubanos necesitados, y resolviendo el problema de diez o veinte no se resuelve nada, sino resolviendo los problemas de cientos de miles de cubanos.” Habría sido mejor decir de millones de cubanos.

“Tengo fe en el pueblo cubano, sé que la Revolución seguirá adelante, sé que la soberanía del país será respetada y sé que Cuba llegará a ser uno de los pueblos más prósperos, más justos y más felices del mundo.”

Entonces Artemisa, la que más combatientes aportó al Moncada y al supremo sacrificio de la vida, pertenecía a la provincia de Pinar del Río. Hoy pertenece a Pinar del Río, a La Habana y a Cuba. Hoy Pinar del Río -me atrevo a decirlo- pertenece también al mundo (Aplausos).

No puede menos que impresionarme un sencillo repaso de lo que hoy debe significar Pinar del Río para el mundo después de 47 años de criminal bloqueo imperialista, alevosas agresiones, invasión de Girón, Crisis de Octubre, miles de acciones terroristas contra nuestro pueblo, desintegración del campo de los que fueron nuestros aliados socialistas, desaparición de la URSS y el período especial.

Veamos algunos datos para comenzar por las cosas más sencillas:

La tasa actual de desempleo en Pinar del Río es solo de 1,1%, lo que en el mundo se califica de pleno empleo.

Existen 31 presas y 65 micropresas que embalsan más de mil millones de metros cúbicos de agua, todas construidas por la Revolución.

A casi todos los poblados con mayores o menores dificultades llegan las conductoras de este vital elemento.

Apenas hay viviendas, excepto los lugares apartados y de difícil acceso, donde no lleguen las líneas eléctricas.

La mortalidad infantil en el 2005 fue de 5,4, una de las más bajas registradas en la historia revolucionaria de la provincia. Mucho mejor índice que el de la capital de Estados Unidos.

El nivel de escolaridad es superior al noveno grado. Existen 44 591 graduados universitarios en una provincia que antes de 1959 solo contaba con 541, de los que 33 eran mujeres, 80 veces más graduados de nivel superior que entonces.

Existe un fuerte movimiento cultural, sobre todo en la plástica y la literatura. La práctica del deporte masivo se incrementa, y la representación de sus atletas en equipos nacionales y eventos internacionales es significativa.

Por sus bellezas naturales, Pinar del Río es un lugar privilegiado desde el punto de vista turístico, fundamentalmente por sus montañas y su extremo más occidental.

La provincia tiene dos reservas mundiales de la biosfera, que son la península de Guanahacabibes y la Sierra del Rosario. La zona de Viñales está declarada Patrimonio Natural de la Humanidad.

El 21 de agosto, con la presencia del Presidente Hugo Chávez, se inauguró Villa “Bolívar”, construida con la cooperación de Venezuela.

En el histórico Aló Presidente, que desde ese mismo lugar fuera trasmitido, los pinareños expresaron el amor entrañable de todos los cubanos hacia ese hermano país y su voluntad de llevar hasta la victoria definitiva la Alternativa Bolivariana para las Américas.

En Pinar del Río, junto al proceso inversionista, importantes programas en educación, salud, cultura, deporte y otras esferas de la sociedad se han ido desarrollando como parte de la Batalla de Ideas que libra victorioso nuestro pueblo.

El Curso de superación integral para jóvenes, iniciado en el año 2001, ha graduado a 4 985, otorgándoseles al 100% carreras universitarias. La matrícula actual es de 7 158 en 37 sedes.

El Curso de superación para trabajadores del MINAZ, iniciado en el 2002, cuenta con 1 748 estudiantes, distribuidos en ocho sedes: 2 en Bahía Honda, 5 en San Cristóbal y 1 en La Palma, donde están los centrales que tuvo la provincia.

Se han graduado 1 087 trabajadores sociales de los que 794 son mujeres y 936 son militantes de la UJC. El séptimo curso tiene una matrícula de 454 estudiantes, formándose en 138 casas de estudio.

En el Curso de formación de profesores generales integrales de secundaria básica se han graduado 1 771. Actualmente su matrícula es de 761.

Los pinareños están representados en la Universidad Nacional de Ciencias Informáticas, institución de creciente prestigio mundial, por 687 destacados estudiantes de todos los municipios.

Se han graduado 534 instructores de arte incorporados a la Brigada “José Martí”: 143 de música, 177 de teatro y 96 de danza. La matrícula actual es de 1 357.

El Curso de tecnología de la salud en la especialidad de optometría y óptica, iniciado en el año 2004, tiene una matrícula de 1 524 estudiantes.

Se han creado 33 videoclub. La asistencia promedio diaria es de 5 282 niños y 4 325 adultos, para un total de 9 607 personas.

Cuenta la provincia con 36 Joven Club de computación y electrónica, un palacio de computación y un móvil de computación, todos en su conjunto con 344 máquinas. La matrícula actual es de 6 489 estudiantes. Se han graduado en los últimos cinco años 37 548 alumnos.

El programa audiovisual posee 6 364 televisores y 2 526 videos instalados en 942 escuelas; de ellas, 163 con celdas fotovoltaicas.

El Curso de introducción a la computación en la educación primaria se desarrolla en las 689 escuelas primarias, con una matrícula de 66 719 estudiantes y 1 540 computadoras. La relación de alumnos por máquina en primaria es de 43,3; en secundaria básica, 36,7; en preuniversitaria, 23,1, y en la educación técnica-politécnica, 25,3.

El Curso de habilitación del INDER se inició en el 2004, graduándose 1 172; actualmente cuenta con 640 matriculados.

La universalización de la enseñanza superior ha permitido llegar a todos los municipios de la provincia con una matrícula general de 21 502 alumnos. En el curso regular diurno en las cuatro universidades estudian 536, elevándose la matrícula total de la enseñanza superior a 27 038 estudiantes, más del doble de estudiantes de nivel superior que los que había antes de la Revolución en todo el país.

Con el programa editorial Libertad se han recibido 122 253 ejemplares de 15 títulos bibliográficos y 22 418 de Historia de Cuba para los graduados de las distintas enseñanzas.

Estudian 339 estudiantes de la Escuela Latinoamericana de Medicina procedentes de 44 países en las especialidades de medicina general, terapia física y rehabilitación.

Como resultado de los programas de la Revolución en la batalla de ideas se han generado en los últimos años 42 429 nuevos empleos.

En el Programa de informatización de salud pública se instalaron 315 computadoras en bibliotecas, centros de genética y en los bancos de sangre.

En las áreas intensivas municipales han sido atendidos 8 796 pacientes con una supervivencia general de 97,9%. En los pacientes con riesgo de morir (6 023) se alcanza una supervivencia del 97,1%.

Funcionan 12 servicios de estomatología en policlínicos y han sido instalados 38 conjuntos dentales.

Funcionan 14 ópticas, de las cuales 8 han sido reparadas por el programa y 4 son nuevas construcciones.

De las 132 farmacias comunitarias existentes, 106 fueron reparadas y 26 son nuevas construcciones. Las 14 farmacias principales municipales están informatizadas y conectadas a la red.

Funcionan 35 servicios de radiología.

De 4 servicios de ultrasonido que existían solo en los hospitales provinciales, contamos hoy con 31 y con 43 equipos que dan cobertura total en policlínicos y hospitales. Se han capacitado 56 especialistas y 26 técnicos en ultrasonografía, atendiéndose a 33 523 pacientes con una elevada resolutividad en la atención primaria.

Se ampliaron los servicios de endoscopía a cinco policlínicos. Y progresivamente llegarán a todos, sin excepción. Estos existían solo a nivel de hospital provincial, beneficiándose -en los de los policlínicos- 3 121 pacientes. Han recibido diplomados de esta especialidad, 36 especialistas en Medicina General Integral y 24 enfermeros.

Se incrementa el servicio de laboratorio de alergia de 5 a 8. Han sido atendidos 10 933 pacientes.

Existen 14 servicios de cirugía menor: 10 de ellos en policlínicos y 4 en hospitales, realizándose 13 293 cirugías en los policlínicos (2 040 más que en el 2004).

En las 25 nuevas salas de rehabilitación distribuidas en todos los municipios, se brindan 12 servicios integrales y 167 000 pacientes han sido atendidos.

Veintinueve mil 502 pacientes en oftalmología y 7 985 en optometría se beneficiaron de este programa que brinda 23 servicios. Existen 17 residentes de oftalmología -futuros especialistas- (2 de tercer año, 1 de segundo y 15 de primer año). Se están preparando por miles.

Se crearon dos nuevos servicios de hemodiálisis en el hospital “Comandante Pinares”, de San Cristóbal, y en el “Augusto César Sandino”. Además, se amplió el existente en el hospital “Abel Santamaría”, recibiendo 23 riñones artificiales nuevos. Ciento treinta pacientes de toda la provincia son atendidos con esmero, reduciendo de 9 a 5,2 la relación pacientes por riñón artificial. La mortalidad es de 7,2% contra un 29% antes de iniciarse el programa.

Como aspecto que humaniza de manera sensible y notable la estancia de los pacientes aquejados de afecciones renales crónicas, fueron construidas y funcionan dos casas del nefrópata.

Han sido ingresados 1 665 pacientes en la sala de cuidados intensivos del corazón; de ellos, 672 con infarto agudo del miocardio y una mortalidad de 9,6%. En el período comprendido entre 1995 y el 2000, la mortalidad por infarto agudo del miocardio fue de 17,8%. En los pacientes que se les aplicó la trombolisis con la estreptoquinasa -producto cubano, desarrollado por nuestros centros científicos-, la letalidad es de 6,6%. La tercera parte de los que morían por esta enfermedad a finales de la década del 90.

Existen 43 equipos de electrocardiografía diseminados en todos los municipios de la provincia.

Asignado e instalado un mamógrafo, atendiéndose a 390 pacientes. La provincia carecía de esta técnica en los últimos siete años.

Asignado un equipo de Resonancia Magnética Nuclear para el hospital “Abel Santamaría”. Su proyecto está terminado, y listo el constructor para iniciar la obra civil.

Concluida la obra civil y en proceso de montaje el equipo de clima, para la instalación de Exímer Láser para operaciones de la vista.

Se estudian cinco carreras importantes para los servicios de salud: medicina, estomatología, licenciatura en enfermería, tecnología de la salud y psicología, en cinco filiales en los municipios de Sandino, Consolación, San Cristóbal y Pinar del Río. En todos los territorios funcionan las sedes universitarias con una matrícula de 7 490 estudiantes -área de medicina, o de salud.

Funcionan 9 policlínicos universitarios en 7 municipios, con 165 estudiantes de medicina -un nuevo programa- y 116 profesores facilitadores.

Como parte del perfeccionamiento de los recursos humanos, se han impartido 2 844 cursos donde han elevado su preparación 46 098 trabajadores del sector, en Pinar del Río.

Se trabaja en la reparación de 11 escuelas en el campo que se encontraban cerradas (municipio Sandino) -hoy por las edades de los jóvenes, de los adolescentes, el número de estudiantes que van a estos niveles es menos de la mitad de los que hubo en un tiempo; en Sandino solo había 34 escuelas de este tipo, las que en parte serán destinadas a la formación de médicos latinoamericanos. Tendremos 20 000 en Cuba a finales de este año, según cálculos. En estos días están llegando 3 479 jóvenes bachilleres venezolanos. Esperamos que lleguen aproximadamente a 10 000 este mismo año, más otros 10 000 latinoamericanos, aparte de la ELAM.

Con la imprenta digital Risso (desde el 2000) se garantiza el programa de ediciones territoriales publicando 170 títulos de 198 autores con 106 959 ejemplares. En cualquier municipio un joven con talento podrá escribir, no tiene que esperar 40 años o después de muerto para que se publiquen sus obras.

Todas las direcciones municipales de cultura cuentan con computadoras que les han permitido atender el programa de ediciones territoriales.

Principales misiones cumplidas por los trabajadores sociales en la provincia relacionadas con las medidas de ahorro energético que está llevando a cabo el país.

Pesquisaje de los equipos electrodomésticos en los hogares cubanos. Toda la población coopera, por supuesto, porque sabe lo benéfico que es para todo el pueblo esta revolución energética. Participaron 985 trabajadores sociales, visitando 208 127 viviendas.

Pesquisaje de los equipos electrodomésticos en los 8 120 centros de trabajo, en los que participaron 756 trabajadores sociales.

Cambio de bombillos incandescentes por lámparas de 18 watts, incorporándose 785 trabajadores sociales, quienes cambiaron gratuitamente 610 000 bombillos incandescentes por bombillos ahorradores.

Seminarios para enseñar a utilizar la olla multipropósito y el empleo de la electricidad como combustible doméstico; participaron 625 trabajadores sociales.

Estudio del recorrido que realiza el combustible en la empresa de tabaco en Consolación del Sur, participando 16 trabajadores sociales. Visitaron 46 unidades productivas, entrevistando a 22 presidentes, 846 campesinos, así como midiendo el consumo de 92 motores de riego, 39 tractores y 36 transportes de carga.

Distribución de equipos electrodomésticos a los núcleos familiares (ollas arroceras a las familias que cocinaban con gas licuado y las que dependen del queroseno; ollas multipropósito, hornillas eléctricas, calentadores, así como cambio de televisores en el municipio Sandino y ventiladores en todos los territorios), participando 2 426 trabajadores sociales y 2 342 estudiantes universitarios.

Cumplimiento de tareas sensibles a la población, como es la atención a casos sociales, a niños desnutridos, y otras tareas que, desde el surgimiento de este programa, les han sido asignadas.

Inicio en esta provincia de la extraordinaria lucha nacional de los trabajadores sociales contra el despilfarro, desvío y venta ilegal de combustible.

Realización de la tarea “Hablando con los tractores y camiones”, así como el seguimiento al itinerario de las pipas que distribuyen combustible.

Los trabajadores sociales, de conjunto con estudiantes universitarios posteriormente, han garantizado la distribución o cambio a las familias de los siguientes artículos -las condiciones en que se hace todo el pueblo las conoce, en algunos casos a la mitad de su costo en divisas y al cambio actual; en otros, el valor en divisas de ese artículo u objeto electrodoméstico, según el caso, condiciones de crédito, etcétera, etcétera, de las que no voy a hablar ahora y no las tengo escritas aquí-:

  • 240 308 ollas de presión convencional -la antigua, no eléctrica, pero muy útil por el ahorro de energía
  • 233 297 ollas arroceras
  • 228 017 ollas de presión eléctricas -las que el pueblo llama Reina, multipropósito, de milagrosos efectos ahorrativos de energía
  • 227 567 hornillas eléctricas
  • 96 455 calentadores de agua -y faltan alrededor de
    137 000, que dentro de unos días estarán por acá
  • Fueron cambiados 43 532 ventiladores y 1 757 televisores
  • Fueron sustituidas 85 986 juntas de refrigeradores y 8 380 termostatos
  • Fueron sustituidos 646 160 bombillos incandescentes (627 593 en el sector residencial y 18 567 en el sector estatal). Se revisan puntualmente algunos casos que pudieran quedar pendientes, fundamentalmente en viviendas cerradas

Además, se distribuyeron otros artículos no consumidores de electricidad que contribuyen al ahorro de energía, como son:

  • 236 141 juntas de ollas de presión
  • 318 744 juntas de cafetera
  • 84 074 fusibles de ollas de presión

Han sido recogidos artefactos rústicos en poder de la población en las cuantías siguientes:

  • 43 532 ventiladores
  • 8 556 ollas rústicas
  • 1 192 hornillas
  • 4 000 calentadores
  • Un total de 57 289 artefactos rústicos devoradores de energía eléctrica han sido recogidos en la provincia.

Para consolidar esta experiencia se ejecutan un grupo de acciones, entre las que se encuentra el programa de rehabilitación y mejoras de las líneas eléctricas, tarea en la que laboran actualmente 520 linieros en 6 municipios (290 son de otras provincias).

Se realiza el monitoreo del comportamiento de la demanda cada una hora y del consumo al cierre del día, lo que ofrece la posibilidad de conocer los datos de la provincia en su conjunto, precisándose la información de los municipios Pinar del Río, Consolación del Sur y Candelaria. Ello les permite a los cuadros de dirección política dirigir el desarrollo de los debates en aquellos lugares donde existe un mayor consumo de energía.

Es fundamental en esta tarea el trabajo sistemático de las organizaciones de masas casa a casa, la labor de los pioneros y de los medios de prensa en la educación de la población, tanto en la lectura de su metro contador como en hacer el máximo esfuerzo por salir del horario pico.

La revolución energética en Pinar del Río y las transformaciones en el sistema eléctrico nacional de Cuba.

Las serias dificultades enfrentadas por el Sistema Eléctrico Nacional en el 2004, analizadas en detalle en las mesas redondas de septiembre de ese año y en sucesivas reuniones, conllevaron, después de un estudio profundo de la situación y a partir de las experiencias del enfrentamiento a fuertes huracanes, a la puesta en práctica de nuevas concepciones para el desarrollo de un sistema electroenergético nacional más eficiente y seguro.

Las principales medidas adoptadas para la transformación del sistema han sido:

•Adquisición e instalación de equipos de generación más eficientes y seguros con grupos electrógenos y motores convenientemente ubicados en distintos puntos del país

•Intensificación acelerada del programa para incrementar el uso del gas acompañante del petróleo nacional en la generación de electricidad mediante el empleo del ciclo combinado

•Rehabilitación total de las redes de distribución anticuadas e ineficientes que afectaban el costo y la calidad del fluido eléctrico

•Priorización de los recursos mínimos necesarios para una mejor disponibilidad de las plantas del sistema electroenergético y su paso a conservación

•Un programa intensivo de investigación y desarrollo del uso de la energía eólica y solar en Cuba

Hasta el 15 de enero ya han sido instalados 205 grupos electrógenos con capacidad para generar 253 500 kilowatt/hora.

La nueva concepción de generación tiene las siguientes ventajas:

•Valores mínimos de consumo de combustible por kilowatt/hora generado: 210 gramos/kilowatt/hora como promedio de diesel o fuel oil, según el tipo de motor y su objetivo

•Valores de potencia unitaria cuya capacidad, en caso de avería, no tiene impacto significativo en la disponibilidad del sistema

•Distribución geográfica adecuada, lo cual contribuye a la protección del servicio eléctrico de la población y los objetivos económicos y sociales ante huracanes y averías

•Disponibilidad mayor de un 90% y muy por encima del 60% de las plantas termoeléctricas en nuestro actual sistema

Con la extracción del petróleo se generan importantes cantidades de gas. En los últimos años la equivalencia en petróleo del gas utilizado ha estado alrededor de 1 millón de toneladas.

•La generación de electricidad con gas es ya de 235,000 kilowatt/hora. Cantidades adicionales de gas se destinan a la cocción de alimentos en parte de la Ciudad de La Habana y a producir electricidad en dos de las unidades de la termoeléctrica de Santa Cruz del Norte, preparada para la quema simultánea de gas y crudo

•Próximamente entran en servicio otros 90 000 kilowatts producto de esa tecnología, y en proyecto 70 000 kilowatts de dos nuevas turbinas de gas y un ciclo combinado que sumará más de 200 000 kilowatts para un total de casi medio millón de kilowatts con esta fuente limpia y barata de energía

•Se inició un proceso de rehabilitación de las redes con el objetivo de reducir las pérdidas de distribución y los bajos voltajes

A fin de asegurar estos planes ha sido preciso incrementar la producción de cables y postes en el país, así como triplicar la producción de transformadores de distribución para llegar a la cifra de 15 000 anuales.

Para ejecutar estos trabajos se han activado brigadas de linieros en todo el país, principalmente en las provincias de Pinar del Río y Holguín. En estos momentos se adquiere transporte y equipos adicionales necesarios para garantizar el cumplimiento de sus misiones y sustituir viejos equipos altos consumidores de combustible que se utilizan hoy en estas actividades.

Existen en nuestro país 2 940 000 kilowatts de potencia instalada en termoeléctricas, gran parte de las cuales supera los 25 años de explotación, tienen una disponibilidad promedio del 60%, como ya se indicó, y grandes consumos de combustible por kilowatt/hora generado.

Este sistema que mencionaba de las termoeléctricas será sustituido paulatinamente por la nueva generación de motores, incluidos los de ciclo combinado, y se le dedican los recursos mínimos necesarios para mantener la disponibilidad de las unidades más eficientes. Otras unidades serán conservadas y estarán listas para trabajar cuando el sistema lo requiera, en tanto transcurra la primera fase de la transformación del actual sistema.

Como se conoce, la energía eólica es la fuente de energía renovable que mayor auge ha tenido en el mundo en los últimos años. Su costo de instalación es ya competitivo respecto a las fuentes tradicionales de energía.

Como línea estratégica de este desarrollo -el eólico- se someterán a prueba diversas tecnologías, incluyendo aquellas diseñadas para soportar los frecuentes huracanes que nos azotan.

Se han identificado ya como zonas de potencial eólico las siguientes zonas del país:

•Extremo occidental de Pinar del Río

•Isla de la Juventud

•Costa norte de las provincias de Holguín hasta Villa Clara.

•Noreste de la región oriental de Cuba. Está Pinar del Río entre los que están estudiando, ya se sabe lo que sopla el viento en el Cabo San Antonio, ya se está haciendo una prueba allí y en otros lugares.

Se ejecutan mediciones de la velocidad del viento a 50 metros de altura en puntos seleccionados de estas macrolocalizaciones, lo que permite la precisión de los sitios más idóneos, y se dan pasos para próximamente conocer las potencialidades de la energía eólica en todo el país.

Por otro lado, el país ha contratado un total de 4 158 grupos electrógenos de emergencia, que representan un potencial a instalar de 711 811 kilowatt.

Hasta la fecha, han arribado ya al país 3 003 de esos grupos electrógenos de emergencia, que representan el 72,2% del total contratado. Los de emergencia pueden arrancar también a una orden, liberan la energía que están consumiendo y no se arrancan; si hay un déficit de 100 000 y hay 100 000 instalados, arrancan con los 100 000 en esta hora pico. Así que estos están ahí de reserva, pero desempeñando una misión: en un hospital, en los frigoríficos, en los lugares donde se conservan los alimentos, donde hay industrias clave que no puede faltar la electricidad un segundo, todos nuevos.

Para instalar en hospitales de campaña en Paquistán, como parte de la ayuda médica cubana a ese país a consecuencia del terremoto, se enviaron 54 grupos electrógenos de emergencia.

Con la potencia instalada hasta la fecha, se garantiza protección, entre otros, para los centros e instituciones fundamentales siguientes:

•290 policlínicos

•191 hospitales

•241 otras instituciones de la salud, entre ellas: 17 bancos de sangre, 1 alojamiento hospitalario, 2 centros de retinosis pigmentaria, 89 clínicas estomatológicas, 101 hogares de ancianos, 17 hogares de impedidos físicos y mentales, etcétera

•128 centros de educación

•89 centros de comunicación gráfica, radial y televisiva

•54 estaciones meteorológicas, no se pueden quedar nunca sin electricidad, dependiendo de que le caiga o no un árbol; una planta eléctrica tiene que estar allí o nos quedamos sin información, que tanto necesitamos, de lo que pasa en el Turquino, en La Bajada, en el Escambray o en la Gran Piedra

•51 instalaciones del turismo

•37 centros de producción, conservación y elaboración de alimentos

•188 abastos de agua (bombeos, rebombeos y plantas potabilizadoras nuevas). Hay algunos ajustes que hacer, porque a algunos de estos motores les faltaba un equipo de compensación, como aquí el motor que abastece a “Manuel Lazo” y a otros puntos en Pinar del Río, cuya capacidad es de 70 kilowatts y necesita una capacidad eléctrica de 210 kilowatts para arrancar. Ese grupo electrógeno que está instalado allí vale alrededor de 40 000 dólares, y el compensador famoso vale unos 1 300 dólares. Con ese compensador el motor del “Manuel Lazo” tendría más que suficiente con un equipo de 35 kilowatts, y podríamos destinar el motor que hoy está instalado allí de más potencia, a otro punto como motor de emergencia.

Hay ordenados 500 compensadores para el sistema de abastecimiento de agua del país, y cada uno tendrá su motor; pero hay que revisarlos, hay más de 100 000 motores que mueven el agua, envejecidos en su inmensa mayoría, devoradores de electricidad. Por eso les decía que falta mucho por hacer todavía.

Hoy el agua se potabiliza, y algo más que eso: la hierve casi todo el mundo, todo eso está estudiado y las soluciones pertinentes, ya que el país gasta entre el 15% y el 20% del combustible de que dispone en calentar agua para bañarse y en hervir agua para beber. Hay muchas más cosas, no todo se va a decir aquí hoy.

•589 panaderías y otros centros que tendrán motores eléctricos, se acabará el diesel rodando, por casi 1 000 panaderías que hay en el país. ¿Qué tiene que ver el diesel con la harina y con el pan? Allí hay que llevar la electricidad

•22 en la industria químico farmacéutica. Esa no puede fallar

Quedan pendientes de instalar 1 934 grupos electrógenos del programa, estos son motores, porque hay otros grupos electrógenos que son varios motores, que significan -los que faltan por instalar- 569 274 kilowatts de potencia. Se realiza un especial esfuerzo en este momento y, sobre todo, en los próximos días, ya todo el mundo está movilizándose para eso.

Después de un inmenso esfuerzo constructivo y de montaje que ha permitido instalar 2 281 grupos electrógenos en solo 6 meses -los más pequeños llegaron antes-, hoy el esfuerzo principal es el aprovechamiento máximo de la capacidad instalada para utilizar eficientemente cada kilowatt. El ejemplo que cité de la bomba que abastece a “Manuel Lazo” lo explica todo muy bien. Hay que poner allí el motor que corresponda, eléctrico, de emergencia; la bomba que corresponda, y el compensador correspondiente, es una bobería lo que cuesta al lado de los costos de los otros equipos.

Especial esfuerzo se reconoce en el trabajo de las provincias y municipios que han tenido elevada responsabilidad en los avances alcanzados; particular mención merecen los compañeros de la provincia de Pinar del Río. Todos los organismos han tenido participación en este programa (Exclamaciones).

El nuevo sistema ha quedado instalado ya en la región pinareña. Me limitaré a decir que Pinar del Río no volverá a conocer ya los apagones (Exclamaciones). ¿Quién lo iba a decir? Independientemente del suministro nacional, 164 000 kilowatt/hora de nueva capacidad generadora para el sistema respaldan el servicio provincial y apoyan cuantas veces se requiera al servicio nacional (Aplausos). Podrá faltar la luz por un árbol que caiga en la red de distribución, un transformador que se afecte por cualquier causa, cada vez serán menos, cada vez habrá menos transformadores viejos, cada vez habrá menos problemas con esa red de distribución, un trabajo eléctrico que requiera interrumpir el suministro, un huracán obliga a apagar las luces, apenas el viento sopla a más de 70 hay que estar preparado, podrá faltar la luz por estas causas, pero no por falta de fluido en el sistema, algo que constantemente ha venido ocurriendo en los últimos tiempos (Aplausos). En ese caso, el núcleo familiar dispone del equipo y una reserva de gas líquido o queroseno para cocinar sus alimentos.

¿Está claro? Es muy importante, como se está haciendo aquí en Pinar del Río.

Muy pronto las provincias de La Habana, Matanzas y Holguín estarán en iguales condiciones que Pinar del Río
-aunque estamos adelantando medidas favorables a la población, a partir de las reservas que existan de electricidad, y habrá más reservas cuanto más rápidamente instalemos los medios que tenemos en nuestras manos. Aun antes de terminar el programa, que se prolongará indefinidamente hacia el futuro, a más tardar -escúchese lo que aquí afirmo, excepto que el enemigo quiera escenificar una gran provocación ante el éxito aplastante en el terreno económico y en todos los sentidos de nuestra patria (Aplausos)- el Primero de Mayo del presente año 2006, día glorioso de los trabajadores, el ciento por ciento de los núcleos cubanos que reciben electricidad, más del 95% del total de la población, no estarán consumiendo queroseno o gas licuado, salvo en los casos excepcionales señalados antes. Para esa fecha habremos alcanzado la capacidad de generar un millón de kilowatts/hora en los grupos electrógenos coordinados, equivalente a 3,3 termoeléctricas como “Antonio Guiteras”, cuyo costo total sería de alrededor de 1 700 millones de dólares en inversión y no menos de seis años para construirlas. A esta capacidad habría que añadir no menos de un millón de kilowatts/hora producto de las medidas de ahorro energético. El país dispondrá así de una capacidad de dos millones de kilowatts/hora por encima de la que disponía hace solo seis meses (Aplausos).

Se puede comprender mejor así la revolución energética: considerable ahorro del país en divisas convertibles, un combustible noble, seguro y sano -el combustible eléctrico que es el que tendrán todas esas casas-, sin llamas, sin gas, sin mal olor ni mal sabor, sin desvíos de recursos por el camino, sin robos ni fraudes, sin pesos que cargar por las escaleras, sin las odiosas molestias que en todos los sentidos ocasionan los apagones frecuentes e inesperados de un sistema y una concepción anacrónicos de suministros eléctricos.

Concluido este programa, en el que se trabaja aceleradamente, el país dispondrá cada año de 1 000 millones de dólares ahorrados.

Les he contado esto con sumo cuidado. Es algo realmente muy meditado. Los detalles técnicos y cada uno de los pasos son más complejos y precisos que lo que he contado, por razones de tiempo y por otras causas obvias.

La grandiosa revolución energética y su implicación social llevada a cabo en Pinar del Río en tan breve espacio de tiempo, no habría sido posible sin el papel del Partido y sus cuadros provinciales y municipales bajo la dirección de Carmita -como cariñosamente la llamamos todos-, su primera secretaria, una mujer pinareña ciento por ciento, pueblo trabajador manual e intelectual de esta provincia. Puedo hablar de su actividad porque casi día a día me comunicaba con ella, sobre todo en la última y decisiva etapa de la batalla, cuando dirigía las fuerzas políticas y sociales de su provincia, en especial al pueblo de Pinar del Río, con el apoyo de las organizaciones de masas y la cooperación de todas las estructuras del gobierno provincial y del nacional.

Muchas veces me pregunto cómo pudo hacerse lo que se hizo. Carmita no administraba; dirigía y coordinaba, solicitaba información, analizaba con profundidad cada detalle, comunicaba al nivel nacional los datos, la situación, los avances y los problemas, sus análisis y puntos de vista; cumplía disciplinadamente las orientaciones recibidas, trazaba la estrategia provincial correspondiente, confiaba en la victoria y transmitía su seguridad y optimismo a todos los demás. Su estilo y sus métodos sirvieron de ejemplo a los demás cuadros. Pudo verse la eficacia de la Revolución y la experimentada dirección política de los cuadros de varias generaciones en plena acción.

Me recordaban los días gloriosos de las batallas libradas tanto dentro como fuera de la patria: antaño por nuestros heroicos mambises; ayer en la lucha contra la tiranía batistiana; hoy contra los cobardes zarpazos del imperio impotente contra Cuba, en un mundo donde los pueblos se niegan a seguir siendo esclavos del coloniaje, el dominio y el saqueo imperiales (Aplausos).

Aquí, junto a los pinareños, están hoy líderes nacionales de las organizaciones políticas y de masas, altos representantes del gobierno nacional, y entre nosotros los líderes políticos y de gobierno de cada una de las provincias del país, allí donde se
libra ya sobre el terreno la batalla de toda la nación en este momento decisivo de nuestra historia. Nuestras gloriosas Fuerzas Armadas participarán también en ese titánico esfuerzo. Habrá un antes y un después de la revolución energética de Cuba, de la cual podrán derivarse lecciones útiles para nuestro pueblo y para los demás pueblos del mundo.

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!

(Ovación.)

Discurso pronunciado por Fidel Castro Ruz, Presidente de la República de Cuba, en ocasión del aniversario 47 de su entrada en Pinar del Río, en el acto por la culminación del montaje de los grupos electrógenos en esa provincia. Pinar del Río, 17 de enero del 2006.

Queridos compatriotas:

No intentaré explicar cómo era la vida en la provincia de Pinar del Río. Pago forzado de renta hasta más del 30 por ciento del valor de los productos de los campesinos, latifundios, precarismo, desempleo, explotación despiadada del pueblo, analfabetismo, elevada mortalidad infantil, ausencia casi total de atención médica y educacional, falta de agua y de servicios públicos elementales. Hasta el triunfo de la Revolución era conocida como la Cenicienta de Cuba.

Siempre que vengo a esta tierra occidental de Cuba un 17 de enero no puedo dejar de recordar las palabras emocionadas que pronuncié ese día en Artemisa y Pinar del Río hace hoy 47 años. Tan pronto arribé a ella, en el primer discurso, dije textualmente:

“Sé que hay muchos hombres necesitados, sé que hay muchos enfermos sin hospitales, muchos niños sin escuelas, muchas familias pasando hambre; pero no resolveremos el problema de uno ni de dos; resolveremos el problema de todos.

“No les ofrezco sino que haremos todo lo que esté a nuestro alcance, que haremos más de lo que vayamos a prometer. Y no será en el acto, no será de inmediato.

“Por eso les digo que tengan fe, por eso les digo a todos los que quieren algo que no les vamos a resolver problemas a uno, a dos ni a tres ni a cuatro, sino que es el propósito de la Revolución resolverles el problema a todos; porque son cientos de miles los cubanos necesitados, y resolviendo el problema de diez o veinte no se resuelve nada, sino resolviendo los problemas de cientos de miles de cubanos.” Habría sido mejor decir de millones de cubanos.

“Tengo fe en el pueblo cubano, sé que la Revolución seguirá adelante, sé que la soberanía del país será respetada y sé que Cuba llegará a ser uno de los pueblos más prósperos, más justos y más felices del mundo.”

Entonces Artemisa, la que más combatientes aportó al Moncada y al supremo sacrificio de la vida, pertenecía a la provincia de Pinar del Río. Hoy pertenece a Pinar del Río, a La Habana y a Cuba. Hoy Pinar del Río -me atrevo a decirlo- pertenece también al mundo.
No puede menos que impresionarme un sencillo repaso de lo que hoy debe significar Pinar del Río para el mundo después de 47 años de criminal bloqueo imperialista, alevosas agresiones, invasión de Girón, Crisis de Octubre, miles de acciones terroristas, desintegración del campo de los que fueron nuestros aliados socialistas, desaparición de la URSS y el Período Especial.

Veamos algunos datos para comenzar por las cosas más sencillas:

La tasa actual de desempleo en Pinar del Río es sólo de 1,1 por ciento, lo que en el mundo se califica de pleno empleo.

Existen 31 presas y 65 micropresas que embalsan más de mil millones de metros cúbicos de agua.

A casi todos los poblados con mayores o menores dificultades llegan las conductoras de este vital elemento.
Apenas hay viviendas, excepto los lugares apartados y de difícil acceso, donde no lleguen las líneas eléctricas.

La mortalidad infantil en el 2005 fue de 5,4, una de las más bajas registradas en la historia revolucionaria de la provincia. Mucho mejor índice que el de la capital de Estados Unidos.
El nivel de escolaridad es superior al noveno grado. Existen 44.591 graduados universitarios en una provincia que antes de 1959 sólo contaba con 541, de los que 33 eran mujeres, 80 veces más graduados de nivel superior que entonces.

Existe un fuerte movimiento cultural, sobre todo en la plástica y la literatura. La práctica del deporte masivo se incrementa, y la representación de sus atletas en equipos nacionales y eventos internacionales es significativa.

Por sus bellezas naturales, Pinar del Río es un lugar privilegiado desde el punto de vista turístico, fundamentalmente por sus montañas y su extremo más occidental.

La provincia tiene dos reservas mundiales de la biosfera, que son la Península de Guanahacabibes y la Sierra del Rosario. La zona de Viñales está declarada Patrimonio Natural de la Humanidad.

El 21 de agosto, con la presencia del Presidente Hugo Chávez, se inauguró “Villa Bolívar”, construida con la cooperación de Venezuela.

En el histórico “Aló Presidente”, que desde ese mismo lugar fuera trasmitido, los pinareños expresaron el amor entrañable de todos los cubanos hacia ese hermano país y su voluntad de llevar hasta la victoria definitiva la Alternativa Bolivariana para las Américas.
En Pinar del Río, junto al proceso inversionista, importantes programas en educación, salud, cultura, deporte y otras esferas de la sociedad se han ido desarrollando como parte de la Batalla de Ideas que libra victorioso nuestro pueblo.

El Curso de Superación Integral para Jóvenes, iniciado en el año 2001, ha graduado a 4.985, otorgándoseles al 100 por ciento carreras universitarias. La matrícula actual es de 7.158 en 37 sedes.

El Curso de Superación para Trabajadores del MINAZ, iniciado en el 2002, cuenta con 1.748 estudiantes, distribuidos en ocho sedes: 2 en Bahía Honda, 5 en San Cristóbal y 1 en La Palma.

Se han graduado 1.087 Trabajadores Sociales de los que 794 son mujeres y 936 son militantes de la UJC. El séptimo curso tiene una matrícula de 454 estudiantes, formándose en 138 casas de estudio.

En el Curso de Formación de Profesores Generales Integrales de Secundaria Básica se han graduado 1.771. Actualmente su matrícula es de 761.

Los pinareños están representados en la Universidad Nacional de Ciencias Informáticas, institución de creciente prestigio mundial, por 687 estudiantes de todos los municipios.
Se han graduado 534 Instructores de Arte incorporados a la Brigada “José Martí”: 143 de Música, 177 de Teatro y 96 de Danza. La matrícula actual es de 1.357.

El Curso de Tecnología de la Salud en la especialidad de Optometría y Óptica, iniciado en el año 2004, tiene una matricula de 1.524 estudiantes.

Se han creado 33 Videoclubs. La asistencia promedio diaria es de 5.282 niños y 4.325 adultos, para un total de 9.607 personas.

Cuenta con 36 Joven Clubs de Computación y Electrónica, un Palacio de Computación y un Móvil de Computación, todos en su conjunto con 344 máquinas. La matrícula actual es de 6.489 estudiantes. Se han graduado en los últimos cinco años 37.548 alumnos.

El Programa Audiovisual posee 6.364 televisores y 2.526 videos instalados en 942 escuelas; de ellas, 163 con celdas fotovoltaicas.

El Curso de Introducción a la Computación en la educación primaria se desarrolla en las 689 escuelas primarias, con una matrícula de 66.719 estudiantes y 1.540 computadoras. La relación de alumnos por máquina en primaria es de 43,3; en secundaria básica, 36,7; en preuniversitaria, 23,1, y en la educación técnica-politécnica, 25,3.

El Curso de Habilitación del INDER se inició en el 2004, graduándose 1.172; actualmente cuenta con 640 matriculados.

La Universalización de la Enseñanza Superior ha permitido llegar a todos los municipios de la provincia con una matrícula general de 21.502. En el curso regular diurno en las cuatro universidades estudian 5.536, elevándose la matrícula total de la enseñanza superior a 27.038 estudiantes.

Con el Programa Editorial Libertad se han recibido 122.253 ejemplares de 15 títulos bibliográficos y 22.418 de Historia de Cuba para los graduados de las distintas enseñanzas.

Estudian 339 estudiantes de la Escuela Latinoamericana de Medicina procedentes de 44 países en las especialidades de Medicina General, Terapia Física y Rehabilitación.
Como resultado de los programas de la Revolución en la Batalla de Ideas se han generado en los últimos años 42.429 nuevos empleos.

En el Programa de Informatización de Salud Pública se instalaron 315 computadoras en bibliotecas, centros de genética y en los bancos de sangre.

En las Áreas Intensivas Municipales han sido atendidos 8.796 pacientes con una supervivencia general de 97,9 por ciento. En los pacientes con riesgo de morir (6.023) se alcanza una supervivencia del 97,1 por ciento.

Funcionan 12 servicios de Estomatología en policlínicos y han sido instalados 38 conjuntos dentales.

Funcionan 14 ópticas, de las cuales 8 han sido reparadas por el programa y 4 son nuevas construcciones.

De las 132 farmacias comunitarias existentes, 106 fueron reparadas y 26 son nuevas construcciones. Las 14 farmacias principales municipales están informatizadas y conectadas a la red.

Funcionan 35 servicios de Radiología.

De 4 servicios de Ultrasonido que existían sólo en los hospitales provinciales, contamos hoy con 31 y con 43 equipos que dan cobertura total en policlínicos y hospitales. Se han capacitado 56 especialistas y 26 técnicos en Ultrasonografía, atendiéndose a 33.523 pacientes con una elevada resolutividad en la atención primaria.

Se ampliaron los servicios de Endoscopía a cinco policlínicos. Éstos existían sólo a nivel de hospital provincial, beneficiándose 3.121 pacientes. Han recibido diplomados de esta especialidad, 36 especialistas en Medicina General Integral y 24 enfermeros.

Se incrementa el servicio de Laboratorio de Alergia de 5 a 8. Han sido atendidos 10.933 pacientes.

Existen 14 servicios de cirugía menor: 10 de ellos en policlínicos y 4 en hospitales, realizándose 13.293 cirugías en los policlínicos (2.040 más que en el 2004).

En las 25 nuevas salas de Rehabilitación distribuidas en todos los municipios, se brindan 12 servicios integrales y 167.000 pacientes han sido atendidos.

Veintinueve mil 502 pacientes en Oftalmología y 7.985 en Optometría se beneficiaron de este programa que brinda 23 servicios. Existen 17 residentes de Oftalmología (2 de tercer año, 1 de segundo y 15 de primer año).

Se crearon dos nuevos servicios de Hemodiálisis en el Hospital “Comandante Pinares”, de San Cristóbal, y en el “Augusto César Sandino”. Además, se amplió el existente en el hospital “Abel Santamaría”, recibiendo 23 riñones artificiales nuevos. Ciento treinta pacientes de toda la provincia son atendidos con esmero, reduciendo de 9 a 5,2 la relación pacientes por riñón artificial. La mortalidad es de 7,2 por ciento contra un 29 por ciento antes de iniciarse el programa.

Como aspecto que humaniza de manera sensible y notable la estancia de los pacientes aquejados de afecciones renales crónicas, fueron construidas y funcionan dos Casas del Nefrópata.

Han sido ingresados 1.665 pacientes en la Sala de Cuidados Intensivos del Corazón; de ellos, 672 con infarto agudo del miocardio y una mortalidad de 9,6 por ciento. En el período comprendido entre 1995 al 2000, la mortalidad por infarto agudo del miocardio fue de 17,8 por ciento. En los pacientes que se les aplicó la trombolisis, la letalidad es de 6,6 por ciento.

Existen 43 equipos de Electrocardiografía diseminados en todos los municipios de la provincia.

Asignado e instalado un Mamógrafo, atendiéndose a 390 pacientes. La provincia carecía de esta técnica en los últimos siete años.

Asignado un equipo de Resonancia Magnética Nuclear para el hospital “Abel Santamaría”. Su proyecto está terminado, y listo el constructor para iniciar la obra civil.

Concluida la obra civil y en proceso de montaje el equipo de clima, para la instalación de Excimer Láser para operaciones de la vista.

Se estudian cinco carreras importantes para los servicios de salud: Medicina, Estomatología, Licenciatura en Enfermería, Tecnología de la Salud y Psicología, en cinco filiales en los municipios de Sandino, Consolación, San Cristóbal y Pinar del Río. En todos los territorios funcionan las sedes universitarias con una matrícula de 7.490 estudiantes.

Funcionan 9 policlínicos universitarios en 7 municipios, con 165 estudiantes de Medicina y 116 profesores facilitadores.

Como parte del perfeccionamiento de los recursos humanos, se han impartido 2.844 cursos donde han elevado su preparación 46.098 trabajadores del sector.

Se trabaja en la reparación de 11 escuelas en el campo que se encontraban cerradas (municipio Sandino), las que serán destinadas a la formación de médicos latinoamericanos.

Con la imprenta Digital Rizo (desde el 2000) se garantiza el programa de ediciones territoriales publicando 170 títulos de 198 autores con 106.959 ejemplares.

Todas las direcciones municipales de Cultura cuentan con computadores que les han permitido atender el programa de ediciones territoriales.

Principales misiones cumplidas por los trabajadores sociales en la provincia relacionadas con las medidas de ahorro energético que está llevando a cabo el país:

Pesquisaje de los equipos electrodomésticos en los hogares pinareños. Participaron 985 trabajadores sociales, visitando 208.127 viviendas.

Pesquisaje de los equipos electrodomésticos en los 8.120 centros de trabajo, en los que participaron 756 trabajadores sociales.

Cambio de bombillos incandescentes por lámparas de 18 watts, incorporándose 785 trabajadores sociales, quienes cambiaron gratuitamente 610.000 bombillos incandescentes por bombillos ahorradores.

Seminarios para enseñar a utilizar la olla multipropósito y el empleo de la electricidad como combustible doméstico; participaron 625 trabajadores sociales.

Estudio del recorrido que realiza el combustible en la empresa de tabaco en Consolación del Sur, participando 16 trabajadores sociales. Visitaron 46 unidades productivas, entrevistando a 22 presidentes, 846 campesinos, así como midiendo el consumo de 92 motores de riego, 39 tractores y 36 transportes de carga.

Distribución de equipos electrodomésticos a los núcleos familiares (ollas arroceras a las familias que cocinaban con gas licuado y las que dependen del keroseno; ollas multipropósito, hornillas eléctricas, calentadores, así como cambio de televisores, en el municipio Sandino y ventiladores en todos los territorios), participando 2.426 trabajadores sociales y 2.342 estudiantes universitarios.

Cumplimiento de tareas sensibles a la población, como es la atención a casos sociales, a niños desnutridos y otras tareas que, desde el surgimiento de este programa les han sido asignadas.

Inicio en esta provincia de la extraordinaria lucha nacional de los trabajadores sociales contra el despilfarro, desvío y venta ilegal de combustible.

Realización de la tarea “Hablando con los tractores y camiones”, así como el seguimiento al itinerario de las pipas que distribuyen combustible.

Los trabajadores sociales, de conjunto con estudiantes universitarios posteriormente, han garantizado la distribución o cambio a las familias de los siguientes artículos:

• 240.308 ollas de presión convencional

• 233.297 ollas arroceras

• 228.017 ollas de presión eléctricas

• 227.567 hornillas eléctricas

• 96.455 calentadores de agua

• Fueron cambiados 43.532 ventiladores y 1.757 televisores.

• Fueron sustituidas 85.986 juntas de refrigeradores y 8.380 termostatos.

• Fueron sustituidos 646.160 bombillos incandescentes (627.593 en el sector residencial y 18.567 en el sector estatal). Se revisan puntualmente algunos casos que pudieran quedar pendientes, fundamentalmente en viviendas cerradas.

Además, se distribuyeron otros artículos no consumidores de electricidad que contribuyen al ahorro de energía, como son:

• 236.141 juntas de ollas de presión

• 318.744 juntas de cafetera

• 84.074 fusibles de ollas de presión.

Han sido recogidos artefactos rústicos en poder de la población en las cuantías siguientes:

• 43.532 ventiladores

• 8.556 ollas rústicas

• 1.192 hornillas

• 4.000 calentadores

• Un total de 57.289 artefactos rústicos devoradores de energía eléctrica han sido recogidos en la provincia.

Para consolidar esta experiencia se ejecutan un grupo de acciones, entre las que se encuentra el programa de rehabilitación y mejoras de las líneas eléctricas, tarea en la que laboran actualmente 520 linieros en 6 municipios (290 son de otras provincias).

Se realiza el monitoreo del comportamiento de la demanda cada una hora y del consumo al cierre del día, lo que ofrece la posibilidad de conocer los datos de la provincia en su conjunto, precisándose la información de los municipios Pinar del Río, Consolación del Sur y Candelaria. Ello les permite a los cuadros de dirección política dirigir el desarrollo de los debates en aquellos lugares donde existe un mayor consumo de energía.

Es fundamental en esta tarea el trabajo sistemático de las organizaciones de masas casa a casa, la labor de los pioneros y de los medios de prensa en la educación de la población, tanto en la lectura de su metro contador como en hacer el máximo esfuerzo por salir del horario pico.

La Revolución energética en Pinar del Río y las transformaciones en el sistema eléctrico nacional de Cuba.

Las serias dificultades enfrentadas por el Sistema Eléctrico Nacional en el 2004, analizadas en detalle en las Mesas Redondas de septiembre de ese año y en sucesivas reuniones conllevaron, después de un estudio profundo de la situación y a partir de las experiencias del enfrentamiento a fuertes huracanes, a la puesta en práctica de nuevas concepciones para el desarrollo de un sistema electroenergético nacional más eficiente y seguro.

Las principales medidas adoptadas para la transformación del sistema han sido:

• Adquisición e instalación de equipos de generación más eficientes y seguros con Grupos Electrógenos y motores convenientemente ubicados en distintos puntos del país.

• Intensificación acelerada del programa para incrementar el uso del gas acompañante del petróleo nacional en la generación de electricidad mediante el empleo del ciclo combinado.

• Rehabilitación total de las redes de distribución anticuadas e ineficientes que afectaban el costo y la calidad del fluido eléctrico.

• Priorización de los recursos mínimos necesarios para una mejor disponibilidad de las plantas del Sistema Electroenergético y su paso a conservación.

• Un programa intensivo de investigación y desarrollo del uso de la energía eólica y solar en Cuba.

Hasta el 15 de enero ya han sido instalados 205 Grupos Electrógenos con capacidad para generar 253,500 Kw/hora.

La nueva concepción de generación tiene las siguientes ventajas:

• Valores mínimos de consumo de combustible por Kw/hora generados: 210 gr./Kw como promedio de Diesel o Fuel Oil, según el tipo de motor y su objetivo.

• Valores de potencia unitaria cuya capacidad, en caso de avería, no tiene impacto significativo en la disponibilidad del Sistema.

• Distribución geográfica adecuada, lo cual contribuye a la protección del Servicio Eléctrico de la población y los objetivos económicos y sociales ante huracanes y averías.

• Disponibilidad mayor de un 90% y muy por encima del 60% de las plantas termoeléctricas en nuestro actual sistema.

Con la extracción del petróleo se generan importantes cantidades de gas. En los últimos años la equivalencia en petróleo del gas utilizado ha estado alrededor de 1 millón de toneladas, es decir, el 25 por ciento de la actual producción anual del país en hidrocarburos.

• La generación de electricidad con gas es ya de 235,000 Kw/hora. Cantidades adicionales de gas se destinan a la cocción de alimentos en parte de la Ciudad de La Habana y a producir electricidad en una de las unidades de la Termoeléctrica de Santa Cruz del Norte, preparada para la quema simultánea de gas y crudo.

• Próximamente entran en servicio otros 90,000 Kw producto de esa tecnología, y en proyecto 70,000 Kw de dos nuevas turbinas de gas y un ciclo combinado que sumará más de 200,000 Kw para un total de casi medio millón de kilowatts con esta fuente limpia y barata de energía.

• Se inició un proceso de rehabilitación de las redes con el objetivo de reducir las pérdidas de distribución y los bajos voltajes.

A fin de asegurar estos planes ha sido preciso incrementar la producción de cables y postes en el país, así como triplicar la producción de transformadores de distribución para llegar a la cifra de 15,000 anuales.

Para ejecutar estos trabajos se han activado brigadas de linieros en todo el país, principalmente en las provincias de Pinar del Río y Holguín. En estos momentos se adquiere transporte y equipos adicionales necesarios para garantizar el cumplimiento de sus misiones y sustituir viejos equipos altos consumidores de combustible que se utilizan hoy en estas actividades.

Existen 2,940,000 Kw de potencia instalada en Termoeléctricas, gran parte de las cuales supera los 25 años de explotación, tienen una disponibilidad promedio, como ya se indicó, del 60% y grandes consumos de combustible por Kw/hora generado.

Este sistema será sustituido paulatinamente por la nueva generación de motores y se le dedican los recursos mínimos necesarios para mantener la disponibilidad de las unidades más eficientes. Otras unidades serán conservadas y estarán listas para trabajar cuando el Sistema lo requiera, en tanto transcurra la primera fase de la transformación del actual sistema.

• Como se conoce, la energía eólica es la fuente de energía renovable que mayor auge ha tenido en el mundo en los últimos años. Su costo de instalación es ya competitivo respecto a las fuentes tradicionales de energía.

Como línea estratégica de este desarrollo se someterán a pruebas diversas tecnologías, incluyendo aquellas diseñadas para soportar los frecuentes huracanes que nos azotan.
Se han identificado ya como zonas de potencial eólico las siguientes zonas del país:

  • Extremo Occidental de Pinar del Río.
  • Isla de la Juventud.
  • Costa Norte de las provincias de Holguín hasta Villa Clara.
  • Noreste de la región oriental de Cuba

Se ejecutan mediciones de la velocidad del viento a 50 metros de altura en puntos seleccionados de estas macrolocalizaciones, lo que permite la precisión de los sitios más idóneos y se dan pasos para próximamente conocer las potencialidades de la energía eólica en todo el país.

Por otro lado, el país ha contratado un total de 4,158 Grupos Electrógenos de Emergencia, que representan un potencial a instalar de 711,811 Kw.

Hasta la fecha, han arribado ya al país 3,003 de esos Grupos Electrógenos de Emergencia, que representan el 72,2 por ciento del total contratado.

Para instalar en Hospitales de Campaña en Pakistán, como parte de la ayuda médica cubana a ese país a consecuencia del terremoto, se enviaron 54 Grupos Electrógenos de Emergencia.

Con la potencia instalada hasta la fecha, se garantiza protección, entre otros, para los centros e instituciones fundamentales siguientes:

  • 290 Policlínicos
  • 191 Hospitales
  • 241 otras instituciones de la Salud, entre ellas: 17 Bancos de Sangre, 1 Alojamiento Hospitalario, 2 Centros de Retinosis Pigmentaria, 89 Clínicas Estomatológicas, 101 Hogares de Ancianos, 17 Hogares de Impedidos Físicos y Mentales, etcétera.
  • 128 Centros de Educación
  • 89 Centros de Comunicación Gráfica, Radial y Televisiva
  • 54 Estaciones Meteorológicas
  • 51 Instalaciones del Turismo
  • 37 Centros de Producción, conservación y Elaboración de Alimentos
  • 188 Abastos de agua (Bombeos, Rebombeos y Plantas Potabilizadoras)
  • 589 panaderías y otros centros
  • 22 en la Industria Químico Farmacéutica

Quedan pendientes de instalar 1.934 Grupos Electrógenos del Programa, que significan 569,274 Kw de potencia.

Después de un inmenso esfuerzo constructivo y de montaje que ha permitido instalar 2.281 Grupos Electrógenos en solo 6 meses, hoy el esfuerzo principal es el aprovechamiento máximo de la capacidad instalada para utilizar eficientemente cada Kw.
Especial esfuerzo se reconoce en el trabajo de las provincias y municipios que han tenido elevada responsabilidad en los avances alcanzados; particular mención merecen los compañeros de la provincia de Pinar del Río. Todos los organismos han tenido participación en este programa.

El nuevo sistema ha quedado instalado ya en la región pinareña. Me limitaré a decir que Pinar del Río no volverá a conocer ya los apagones. Independientemente del suministro nacional, 164,000 Kw/hora de nueva capacidad generadora para el sistema, respaldan el servicio provincial y apoyan cuantas veces se requiera al servicio nacional. Podrá faltar la luz por un árbol que caiga en la red de distribución, un transformador que se afecte, un trabajo eléctrico que requiera interrumpir el suministro, un huracán, pero no por falta de fluido en el sistema. En ese caso, el núcleo familiar dispone del equipo y una reserva de gas líquido o keroseno para cocinar sus alimentos.

Muy pronto las provincias de La Habana, Matanzas y Holguín estarán en iguales condiciones que Pinar del Río. Aun antes de terminar el programa, que se prolongará indefinidamente hacia el futuro, a más tardar el Primero de Mayo del presente año 2006, día glorioso de los trabajadores, el ciento por ciento de los núcleos cubanos que reciben electricidad, más del 95 por ciento del total de la población, no estarán consumiendo keroseno o gas licuado, salvo en los casos excepcionales señalados antes. Para esa fecha habremos alcanzado la capacidad de generar un millón de kilowatts/hora en los grupos electrógenos coordinados, equivalente a 3,3 termoeléctricas como “Antonio Guiteras”, cuyo costo total sería de alrededor de 1.700 millones de dólares en inversión y no menos de seis años para construirlas. A esta capacidad habría que añadir no menos de un millón de kilowatts/hora producto de las medidas de ahorro energético. El país dispondrá así de una capacidad de dos millones de kilowatts/hora por encima de la que disponía hace sólo seis meses.

Se puede comprender mejor así la revolución energética: considerable ahorro del país en divisas convertibles, un combustible noble, seguro y sano, sin llamas, sin gas, sin mal olor ni mal sabor, sin desvíos de recursos por el camino, sin robos ni fraudes, sin pesos que cargar por las escaleras, sin las odiosas molestias que en todos los sentidos ocasionan los apagones frecuentes e inesperados de un sistema y una concepción anacrónicos de suministros eléctricos.

Concluido este programa, en el que se trabaja aceleradamente, el país ahorrará cada año mil millones de dólares.

Les he contado esto con sumo cuidado. Es algo realmente muy meditado. Los detalles técnicos y cada uno de los pasos, son más complejos y precisos que lo que he contado, por razones de tiempo y por otras causas obvias.

La grandiosa revolución energética y su implicación social llevada a cabo en Pinar del Río en tan breve espacio de tiempo no habría sido posible sin el papel del Partido y sus cuadros provinciales y municipales bajo la dirección de Carmita -como cariñosamente la llamamos todos-, su primera secretaria, una mujer pinareña ciento por ciento pueblo trabajador manual e intelectual de esta provincia. Puedo hablar de su actividad porque casi día a día me comunicaba con ella, sobre todo en la última y decisiva etapa de la batalla, cuando dirigía las fuerzas políticas y sociales de su provincia, en especial al pueblo de Pinar del Río, con el apoyo de las organizaciones de masas y la cooperación de todas las estructuras del gobierno provincial y del nacional.

Muchas veces me pregunto cómo pudo hacerse lo que se hizo. Carmita no administraba; dirigía y coordinaba, solicitaba información, analizaba con profundidad cada detalle, comunicaba al nivel nacional los datos, la situación, los avances y los problemas, sus análisis y puntos de vista; cumplía disciplinadamente las orientaciones recibidas, trazaba la estrategia provincial correspondiente, confiaba en la victoria y transmitía su seguridad y optimismo a todos los demás. Su estilo y sus métodos sirvieron de ejemplo a los demás cuadros. Pudo verse la eficacia de la Revolución y la experimentada dirección política de los cuadros de varias generaciones en plena acción.

Me recordaban los días gloriosos de las batallas libradas dentro y fuera de la patria: antaño por nuestros heroicos mambises; ayer en la lucha contra la tiranía batistiana; hoy contra los cobardes zarpazos del imperio impotente contra Cuba, en un mundo donde los pueblos se niegan a seguir siendo esclavos del coloniaje, el dominio y el saqueo imperiales.

Aquí, junto a los pinareños, están hoy líderes nacionales de las organizaciones políticas y de masas, altos representantes del gobierno nacional, y entre nosotros los líderes políticos y de gobierno de cada una de las provincias del país, allí donde se libra ya sobre el terreno la batalla de toda la nación en este momento decisivo de nuestra historia.

Nuestras gloriosas Fuerzas Armadas participarán también en ese titánico esfuerzo. Habrá un antes y un después de la revolución energética de Cuba, de la cual podrán derivarse lecciones útiles para nuestro pueblo y para los demás pueblos del mundo.

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fidel Castro Ruz

Fidel Castro Ruz

Líder histórico de la Revolución Cubana. Nació en Birán el 13 de agosto de 1926 y murió en La Habana, el 25 de noviembre de 2016. Ha escrito numerosos artículos, reflexiones y libros sobre la situación mundial, la historia de Cuba y su actualidad.

Vea también