Imprimir
Inicio » La Coletilla, Política  »

Inmigración y apostasía

| 4
La agencia federal que supervisa la inmigración legal a Estados Unidos y otorga visas y ciudadanías, ya no describe al país como una “nación de inmigrantes” en su declaración de misión. El cambio fue ordenado esta semana por Lee Francis Cissna, director del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de EEUU (USCIS). (Fuente: El Nuevo Herald.)
Guillermo Tell

La inmigración es una diana en manos de Trump. Foto: La Prensa.

Este cambio desató pronto una marea de críticas provenientes de organizaciones y grupos que defienden a los inmigrantes, hoy en la mira agresiva del presidente Donald Trump, a pesar de que ha formado familias con parejas de distintas nacionalidades de origen.

Y lo mismo sucede ahora con el funcionario Cissna, hijo de una peruana, a quien le toca cumplir con celo digno de mejor causa  una política que al decir popular cubano se expresa en que “no hay peor cuña que la del propio palo”.

La actual administración de la Casa Blanca, aunque esta vez no da la cara, y falta no le hace, indudablemente alienta el intento de cambiar la historia  de los Estados Unidos, borrar quienes y como formaron la nación. Y para dejarlo claro el USCIS declara que en lo adelante se ocupa de adjudicar de manera “eficiente e imparcial” las solicitudes de beneficios de inmigración, mientras “protege a los
estadounidenses”.

Así en tales términos, quedarán satisfechos quienes, como supremacistas blancos, y  apostatas de los comprobados aportes de los inmigrantes,  abogan por disminuir drásticamente su flujo en el paradójicamente  llamado país de las oportunidades.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • sobrio dijo:

    Hitler debe estar ya sintiendo orgullo de muchos dentro de esa administracion. Solo falta el Heil a un lunatico! ….Que por cierto, ya lo tienen.

  • EL VIEJO dijo:

    Adolfo Hitler comenzó con el odio a los judíos, después lo extendió a los eslavos, etc. y quiso acabar con todos ellos, para luego seguir con el exterminio de los negros, asiáticos y árabes, indios, etc…El Sr DT está haciendo lo mismo, disminuyendo la “coloración” de los inmigrantes ahora para luego terminar con los “coloreados” que ya son norte americanos., hasta los judíos “made in USA” deben preocuparse, pues hay que recordar que los judíos alemanes en le primera guerra mundial aportaron sus capitales, talento y sangre a favor de su patria Alemania pero a Hitler no le gusto sus naricitas y casi acaba con ellos. Recordar y actuar a tiempo es de sabio.

  • Nairovis dijo:

    Si es un país tan paradogicamente mal llamado de oportunidades por que desean ir hasta allí tantos y tantos seres humanos a trabajar y que se les pague por lo que hacen !! Ellos están equivocados ?? O quizan sean otros lo que lo están ??

  • Jose dijo:

    Pero si el mismo presidente es descendiente de emigrados: Trump nació el 14 de junio de 1946 en el barrio neoyorquino de Queens. Fue uno de los cinco hijos de Mary Anne MacLeod y de Fred Trump, que se casaron en 1936. Su madre era una inmigrante escocesa nacida en la isla de Lewis, en el norte de las Hébridas Exteriores​ y sus abuelos paternos eran inmigrantes alemanes. Su abuelo, Frederick Trump (de nacimiento Friedrich Drumpf), llegó de Alemania a Estados Unidos en 1885, y adquirió la nacionalidad en 1892.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Hugo Ríus

Hugo Ríus

Periodista de Prensa Latina. Msc profesor titular de la Facultad de Comunicación. Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Vea también