Imprimir
Inicio » La Coletilla  »

Cuestión de sistema

| 5
Millones de personas en todo el mundo podrían estar en riesgo de muerte prematura debido a un mal diagnóstico de diabetes o porque no están recibiendo tratamientos efectivos para la enfermedad.  (Fuente: BBC Ciencia)
Guillermo Tell

Cuba, SaludInevitablemente pienso en todos los que conozco que padecen de diabetes, bajo el control sistemático del médico de la familia e instituciones clínicas especializadas, en sus cuotas regulares de medicamentos y en las campañas educativas permanentes en los medios de comunicación dirigida a toda la ciudadanía.  Eso es pan nuestro de cada día en Cuba, a pesar del brutal bloqueo  que le ha impuesto el imperio, sin perdonar  la salud humana.

Pero al menos desde Washington, en la Universidad del mismo nombre, se le hace al país alguna justicia cuando su nombre no aparece entre los más expuestos por falta diagnósticos correctos, tratamiento y control de la enfermedad y sus riesgos, de acuerdo con una investigación divulgada por la Organización Mundial de la Salud.

En los propios Estados Unidos se encontró que casi  el 90% de los adultos con diabetes -más de 16 millones de adultos de 35 años o más- tienen glucosa en la sangre, presión arterial o colesterol en la sangre que no están siendo tratados de forma efectiva. En México, sólo reciben atención el uno por ciento, y en otros lugares citados como muestra, la inmensa mayoría de las personas diagnosticadas permanecen sin tratamientos médicos.

No es sólo cuestión de cifras reveladoras, sino de sistemas. O el de la solidaridad humana o el de la enfermedad como negocio especulativo más.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco A. Dominguez dijo:

    La atención médica privada universal es un fracaso. La mayoría del pueblo norteamericano lo entiende así y por eso favorece un seguro público. Esto no lo entienden los políticos, que están vendidos al lobby de las farmacéuticas y los seguros privados.

    El diabético necesita ser visto frecuentemente, sobre todo si está descontrolado. Eso no ocurre aquí porque los seguros controlan el número de visitas que el paciente puede tener en un periodo de tiempo determinado, por el mero hecho de que el paciente tiene que pagar parte de la visita, y otros métodos. Los seguros esencialmente están diseñados para que uno vaya al médico cuando no le quede más remedio, no para que el paciente se cure o controle su enfermedad. Mientras tanto el seguro cobra todos los meses.

    Y es simple: la industria de los seguros, y la filosofía económica en la que se basa, no es aplicable a la salud.

  • maria dijo:

    Soy diabética desde mis tres años de vida y me inyecto insulina todos los días desde hace 48 años, me cuido bien y siempre estoy bajo debido tratamiento, sin embargo mi medicación es muy costosa y sobre todo consumo medicamentos para proteger, todos y cada uno de los órganos de mi cuerpo, acompañada de una vida muy sana y libre de vicios. En este momento y desde que llagaron a mi país los médicos cubanos, ya la diabetes se está vigilando y se administra medicación gratuita a los pacientes en todas las comunidades. Aclaro que los medicamentos que yo consumo no los proporciona barrio adentro (ya por razones de marca e intolerancia) y por ello yo los compro, pero no por ello puedo desconocer que la salud en los pacientes diabéticos, antes de Chávez, desatendidos y muriendo sin medicación en las puertas de los hospitales (así ocurría) y bajo nuestro asombro, ya no ocurren más. Ahora no puedo dejar de preocuparme constantemente, por los diabéticos en los países muy pobres y en guerra o invadidos por los gringos. Toda persona que depende de un medicamento vital, sabe el trágico destino de los pacientes desasistidos del preciado elemento.

  • Lisandra dijo:

    Se habla de un tema tan sensible como la diabetes, mi mamá es diabética y todos los meses cuando hago mi aporte a la salud me alegra porque sé que estoy financiando su salud, sólo hay algo que me choca: ¿por qué no existe además de las medicinas para los diabéticos cubanos venta de edulcorantes en sustitución del azúcar que no pueden consumir? esto mejora su calidad de vida, y el país cuenta con edulcorantes que se ofrecen en los hoteles a los extranjeros.

  • Yoker dijo:

    El problema de diabetes (tipo II) está hundido debajo de muchas mentiras. Pero la verdad es simple: La causa real de diabetes es la enfermedad conocida como “lepra”. Para evitar los problemas de diabetes basta tomar un poco de alcool (1 copa de vino cada día por ejemplo). Esto – claro – no cura la lepra, pero bueno: Si tiene una enfermedad y NO tiene problemas – que le interesa?

    (En EE.UU. solamente(!) las operaciónes del cortar dedos y piernas a causa de diabetes costan unos 2 000 000 000 dolares CADA AÑO!!!!! Quiere Ud. que alguién le tome tanto dinero del bolsillo? NO? Ya entiende porque no hay ningún medicamento para curar diabetes?)

  • maria dijo:

    Cierto es que los alimentos especiales para diabéticos son necesarios para mejorar la calidad de vida de los que vivimos bajo esa condición, pero yo los comencé a injerir ya adulta, porque en Venezuela esos productos eran muy costoso; sin embargo me habitúe a mi dieta y me es mucho más grata que cualquier otro producto,no niego que el edulcorante para el café hace su sabor menos amargo y los chicos pueden disfrutar de los dulces. Lo más importante para la salud del diabético, además de la disciplina al comer, es la buena medicación que puede resultar muy costosa y que sólo en los gobiernos humanitarios es suministrada, espero Lisandra ustedes logren también que esos edulcorantes ,le sean facilitados y como sé que ustedes son como los Chinos para crear bienes de servicio, seguro pronto así será, pero al que no le entendí algo y me hizo reír(en buena lid) fue Yonker, ¿de dónde sacaste lo de la copa de vino y la lepra?

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Hugo Ríus

Hugo Ríus

Periodista de Prensa Latina. Msc profesor titular de la Facultad de Comunicación. Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Vea también