Opinión, Cultura  »

| 25
Osvaldo

Sí, el cubano actual se ríe más de lo que debiera. Con toda certeza lo digo. Se ha hablado muchísimo del choteo y de lo que es este como sentido evasivo de la realidad. Quizá las compuertas de la sociedad hacia el diálogo constante entre todos los actores de la misma, y la solución de esos problemas ha llegado a tal nivel de absurdo, que el cubano opta más por reír que por discutir o solucionar. Pero el público, u otras zonas del público, merecen reír también de otras cosas.