Imprimir
Inicio » Política  »

The Economist: EEUU se va a la guerra, hablemos acerca de ese déficit

| 7

Cada misil Tomahawk. Foto: Ejercito de los Estados Unidos

Cada misil Tomahawk. Foto: Ejercito de los Estados Unidos

R.A
The Economist

Mark Thoma escribió atinadamente en un post recientemente publicado (y espero que me perdone la cita): “¿Tenemos suficiente dinero para costear una acción militar en Libia, pero no para la creación de puestos de trabajo?”

Es difícil no ser cínico respecto a la política gubernamental de EEUU, y este es el por qué. Olvídense de la estimulación fiscal por un momento. Hasta el presente, republicanos y demócratas coinciden en recortar el presupuesto gubernamental en el año fiscal en curso. Esos recortes son casi seguro que amenzan a los programas con resultados económicos positivos; programas de reconversión laboral están en la picota, por ejemplo.

Sin duda algunos pocos líderes partidistas están discutiendo seriamente nuevos gastos en programas con resultados económicos positivos. Estados Unidos tiene importantes necesidades infraestructurales – el gasto actual es insuficiente para mantener siquiera la infraestructura crítica en su estado actual- y aún las probabilidades de aprobar una ley de transporte para reemplazar la que estaba programada para expirar en 2009, pero que desde entonces ha sido prorrogada en varias ocasiones, bueno, están cerca de cero. ¿Por qué? Nadie puede ponerse de acuerdo sobre la manera de financiar el gasto de una nueva infraestructura

Libia no plantea ninguna amenaza para Estados Unidos. Está lejos de estar claro que la intervención norteamericana dará resultados positivos para los libios. Y sin embargo, aquí va América (EEUU), lanzando masivamente costosas incursiones, dejando caer masivamente costosas municiones. Y obviamente no se trata sólo de Estados Unidos, Gran Bretaña logró unirse a la lucha a pesar de su política de austeridad.

El punto aquí no es que el gasto del gobierno no se pueda restringir. Debiera ser, y es casi seguro que así sea si Estados Unidos desea prevenir una grave crisis fiscal en el futuro. Pero por mucho tiempo hasta ahora, muchos de los líderes oficiales de Washington – demócratas y republicanos, a tono con la política de los intelectuales y las páginas de opinión han actuado como si una crisis fiscal inmediata fuera una amenaza. Esto nunca fue cierto. Los niveles de deuda de EEUU pueden ser un problema a finales de la década, pero no ahora, y los déficits podrían descender de forma pronunciada para los próximos años. Los rendimientos de los bonos rara vez han sido más bajos. El problema fiscal es a largo plazo, no a corto plazo. Y, sin embargo terribles escenarios fiscales se han utilizado para vender dolorosos recortes a corto plazo, algunos de los cuales eran necesarios pero podrían haberse llevado a cabo más tarde, mientras que otros no eran necesarios en absoluto. Se les ha dicho a los estadounidenses, por parte del presidente de los Estados Unidos y sus antagonistas republicanos, que en tiempos difíciles el gobierno, como los hogares, debe apretarse el cinturón. Y luego viene lo de Libia a ponerle el cartel de mentira a todas estas afirmaciones.

Lo realmente preocupante de esto es que Washington casi seguramente ignora su inconsecuencia. Dudo que algún experto aproveche la oportunidad de observar que los líderes de Washington, al parecer, no creen que Estados Unidos se enfrenta de inmediato las restricciones fiscales. De hecho, yo no estaría sorprendido de escuchar el argumento de que la acción militar requiere una mayor probidad fiscal ahora.

Como ya he dicho antes, es difícil no ser cínico.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juan Castro dijo:

    Mambrú se fue a la guerra:

    USA como todos los países del mundo se encuentran en crisis, muchos trabajadores han perdido sus casas, créditos y hasta el trabajo; me parece una incongruencia la actitud belicista de algumos gobiernos, pero luego reflexiono: ES QUE LAS GUERRAS TAMBIEN SON NEGOCIOS.

    Con saludos
    Juan Castro
    Mexicano…

  • El Loco dijo:

    La guerra es un negocio que daja ganancias, usted vende armas, destruye un país y luego le pagan para que lo reconstruya, negocio cerrado

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    El negocio de gastar en guerras,( aparte del Complejo Militar Industrial que le es negocio que se disminuya las Santa Bárbaras (arsenales)para ellos construir y vender más medios bélicos), es que es una inversión con miras al futuro, de adueñarse o hacerse fuertes, posicionarse en áreas geográficas con importantes reservas de materias primas primordiales para el sostenimiento del imperialismo mundial en especial EUA.

  • LUIS ALBERTO TROMPETERA GIL. VENEZUELA dijo:

    POR SUPUESTO QUE LIBIA NO REPRESENTA UNA AMENAZA PARA EE.UU,ESTO ES CIERTO ,PERO EN TÉRMINOS ECONÓMICOS REPRESENTA UN ALICIENTE PARA SOLVENTAR EN PARTE ESE DÉFICIT QUE TIENE LA “GRAN POTENCIA MUNDIAL”, QUE TODO LO HACE EN GRUPO EN MACOLLA, SIEMPRE LLEVA ALCAHUETES COMO LOS EUROPEOS, POR LA SENCILLA RAZÓN QUE ESTÁN EN BANCARROTA Y QUIEREN SOLVENTAR LA CRISIS ECONÓMICA PROVOCADA POR EL PROPIO IMPERIO, ROBANDOLE O QUITANDOLE A LO JUAN CHARRASQUEAO, LOS RECURSOS NATURALES RENOVABLES Y NO RENOVABLES.

    ESTO LO ESTÁN HACIENDO CON LIBIA, LUEGO VENDRÁN OTROS PAISES ENTRE ELLOS ESTAMOS NOSOTROS, ENTONCES ¿QUIEN LE PONE EL CASCABEL AL GATO?.

    PATRIA GRANDE PATRIA SOCIALISTA, VIVA EL PUEBLO LIBIO.

  • victor dijo:

    saludos !!! soy un asidu lector de esta seccion .. !! pero me gustasria ver articulos de nuestra economia . cuba lo necesita !!! el resto es secundario !!!gracias !!!

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Los economistas no deben pecar de incautos.

    Las municiones están en cantidades obsoletas y abultando los inventarios y si aparece una forma de darle salidas hay que aprovecharla.

    Acaso se cree alguien que EE.UU. o sea las empresas que adminitran la producción, venta y consumo de los armamentos no cobran por ello.

    Si algo tiene el imperio bien definido son las cuentas. Todo lo que entra o sale está en el cálculo. Ellos tienen establecida la gestión por proceso, o es que alguien pueda pensar que nos vendan un producto antes de ellos haberlo puesto a prueba.

    La salida en valores debe ser superior a la entrada, de lo contrario el imperio hubiera muerto ya.

    Es posible que ellos tengan en cuenta en el consumo, hoy que un cuerpo no debe consumir mucha proteina porque tiene un alto envejecimiento y pudiera serle faltal, pero esto solo lo practican con meticulosidad para ellos y lo ocultan hasta cierta forma a los que tienen dinero para comprar lo suficiente.

    Es cuestión de acomodo. Pero las municiones, los recursos que están empleando en la guerra contra Libia, habrá que registrar los libros, esto no los está pagando EE.UU., posiblemente haya alguna cuenta especial de la OTAN, porque escuchen: lean los discursos de Obama, está traspasando todas las obligaciones a la OTAN.

    Las viariables de operaciones ninguna deberá llevar a hacer gastos extras y no hay porque mostrar la cara al enemigo: nunca se sabrá cómo financian las guerras porque si sacamos la cuenta por lo que se dice: en el tesoro imperial no debería haber un centavo. Sumen lo que destinan cada año al presupuesto de guerra, lo que destinan a los gastos de administración, a lo que prestan: las sumas solas son locuras. No comprendo como alguien medianamente instruido pueda entender nada de eso.

    Eso no está hecho para cerebros normales. Por las cuentas que saco no deberían tener ni para desayunar. De dónde sacan tanto dinero?.

    Hay una fórmula de gravamen que nadie entiende, pero que yo me he hecho el propósito de explicarmelo para mí. Si quieren que digan que estoy loco, más me da: cada niño cuando nace, en cualquier lugar del mundo donde nazca, está gravado con un impuesto imperial y cada grupo humano, familia, barrio, nación o continente tiene la obligación de contribuir con un porciento de lo que les toca consumir para vivir, a la causa imperial y debe descontarse de ese presupuesto individual que les es asignado y que, se puede calcular con precisión, dado los medios de que se dispone, para que el imperio “revuelto y brutal”, no se lo digan a nadie que se pueden echar tantos enemigos a cuestas, haga todas las guerras que necesite.

    Por ahora.

  • JoséM dijo:

    Hace poco lei el discurso pronunciado por Maikel Moore en la revueltas que había en Estados Unidos que se titulaba Estados Unidos no está en bancarrota y explica este comentario perfectamente. Pero no importa, el contribuyente sigue pagando.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también