Imprimir
Inicio » Opinión, Educación  »

Antes de volver al aula

| 21

A este contingente de educadores se ha referido más de una vez la ministra de Educación, para reconocer su participación en la batalla contra la COVID-19. Foto: Universidad de Sancti Spíritus "José Martí Pérez".

El aprendizaje mediante las teleclases ha ocupado un lugar preponderante en la dinámica y el pensamiento de la familia cubana, desde que la COVID-19 comenzó a ser parte de nuestra realidad. Las opiniones acerca de la educación no han cesado, desde las que exigían el cierre de las escuelas por las lógicas inquietudes asociadas al contagio, hasta las que preferían que los alumnos estuvieran en las aulas y no desandando las calles.

El tema ha generado tanto interés y debate, que incluso los hacedores de falsas noticias (fake news) se aprovecharon de eso, a tal punto de que la propia ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez Cobiella, debió salirle al paso, pues circulaba en redes sociales un rumor que ubicaba el comienzo del curso en noviembre, y afirmaba que los alumnos solo irían a las escuelas a realizar pruebas. La Ministra aclaró a través de su cuenta en Twitter en esa ocasión que el reinicio de las actividades docentes en las instituciones depende de la situación epidemiológica en cada municipio del país.

Días después una información publicada en nuestro diario por la colega Margarita Barrios, en la cual informaba decisiones tomadas por el Ministerio de Educación (Mined), volvía a suscitar polémica en torno a las maneras en que el actual curso escolar terminará, y dejaba claro las mayores preocupaciones de las familias en este sentido.

La nota aseguraba que 'los estudiantes no van a perder el año, o sea, no van a repetirlo porque no tengan vencidos los contenidos'. Y explicaba que, si es preciso, 'se alargará el período lectivo', y que no está definido aún el cómo se realizarán las evaluaciones.

A raíz de esa información, muchos fueron los criterios publicados en redes sociales y en nuestro sitio web. La mayoría apuntó hacia el desacuerdo de agilizar el curso y acortar el calendario, pues consideraron que eso iría contra la calidad de los conocimientos. Nadie duda sobre lo complejo que debe ser tomar decisiones, pues en todo el país no ha transcurrido este proceso de la misma manera.

Padres y estudiantes agradecen y reconocen el esfuerzo del Mined por facilitar los contenidos mediante las teleclases, mas no por ello dejan de expresar sus inquietudes al respecto. Hay que tener en cuenta que no todos los educandos poseen las mismas capacidades cognitivas, ni similar disposición para el aprendizaje y la sistematización. Si es así con un maestro delante del aula, imaginemos entonces con un teleprofesor al que le es imposible controlar la atención y aclarar las dudas.

A ello se suma la desigual capacidad y posibilidad de los familiares para conducir estos procesos en los hogares, por diversas razones (de tiempo, de trabajo, de comprensión de los temas). Hay quienes están acompañando a sus hijos en asuntos tan complicados como aprender a leer y a escribir, mientras otros han optado por pagar a repasadores particulares para que les “ayuden” a los muchachos con las asignaturas básicas. Por tanto, el regreso a las escuelas será totalmente atípico, con lógicas diferencias en los conocimientos de los alumnos en una misma aula.

En general, las mayores preocupaciones radican en cómo se realizará la atención a las diferencias individuales; lo trascendental de los grados terminales o de las asignaturas que tienen pruebas de ingreso, y cómo se priorizarán unos temas sobre otros; de qué forma se evitará que los  “baches” que han ido quedando no afecten los grados posteriores; qué pasará con los temas especializados de las escuelas de arte que debieron impartirse durante este período; de qué forma se ajustarán los contenidos en cada una de las enseñanzas; y cómo se evaluarán los conocimientos.

Como mi colega Margarita Barrios, considero que la presencialidad es trascendental para lograr la consolidación del conocimiento, porque es bien sabido que la interacción permite expresar y resolver las dudas. Sin embargo, no creo que esté mal que se vaya pensando en cómo se afrontará el destino del curso escolar actual, aunque es pronto, en tanto no exista la certeza de cuándo volveremos a la nueva normalidad.

Cuando ocurra el regreso a las aulas será preciso valorar en qué condiciones se encuentra cada alumno, grupo, grado, escuela… y ahí decidir qué es lo mejor, pues lo más importante son los conocimientos sólidos de los educandos, y el cómo lograrlo debería ser una construcción colectiva, no solo desde el ente superior que es el Mined (en el cual depositamos total confianza), sino tomando en cuenta los criterios de maestros, estudiantes y familiares, pues como aseguró uno de los internautas que participó en los debates, es en las escuelas donde se verá la verdad.

Las mayores preocupaciones radican en cómo se realizará la atención a las diferencias individuales. Foto: Archivo Cubadebate.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • h dijo:

    Interesante. Ya no me acuerdo de dividir con fracciones.

    • Bístima dijo:

      Le hayas el recíproco a la segunda fracción, cambias el signo de división por el de multiplicación y multiplicas las fracciones normalmente.

  • ida dijo:

    Artemisa paro en proceso desde el 26 de febrero,las personas comentan que hasta septiembre, pienso que debería reiniciar por donde se detuvo sin mas cortes ni otros cambios y que se acabe cuando hsyan vencido todos los conocimientos.

  • Palmiche el original dijo:

    No sólo en las redes. Hay que prestar atención a las decisiones que se están tomando en las escuelas. Algunas en contradicción con lo planteado por la ministra.

  • Planeta dijo:

    Vamos a necesitar mucha ayuda los padres,porque baches van a haber !y bastantes!. Ojalá tengamos apoyo de los profesores,porque repito:el bache va a estar a pululu.

  • Daisy dijo:

    Muchos niños contagiados y eso q no hay escuelas
    Sin palabras !??

  • Zeyda dijo:

    Soy docente y creo, aunque parezca duro, que el mejor modo de suplir todas las lagunas q traen los alumnos del curso anterior y de este q apenas avanzó es repetir el año escolar. En septiembre deberíamos sentar a los niños en el mismo pupitre y mismo grado.

    • Liudmila dijo:

      Muy de acuerdo con usted, las teleclases son excelentes, pero a ellos la covid los ha hecho perder mucho interés

    • Realidades dijo:

      Es una decisión muy difícil de tomar o aceptar, pero creo que tiene toda la razón hay que empezar donde se quedo

  • Otro cubano mas dijo:

    Tengo una niña de 6 años en primer grado , somos de municipio Holguín,estamos en trasmisión autóctona limitada,la madre y yo nos hemos esforzado con las TELECLASES,pero no hemos tenido resultados satisfactorios,nos falta metodología y a la niña motivación ,confiamos en que se busque una solución acordé a cada grado ,de momento la cuidamos bien ,lo importante es salir de esta ,lo demás se resuelve , CUIDEMOS NUESTROS NIÑOS.

  • terec dijo:

    No entiendo a qué se refiere la periodista con las comillas en el ayuden. ¿O es que los padres que contratan a los repasadores no lo hacen para que ayuden (sin comillas) a los muchachos con las asignaturas básicas? Que conste, no soy repasadora ni mis hijos nunca tuvieron repasador, no tenían necesidad porque yo podía ayudarlos, pero no todos los padres tienen el tiempo, los recursos y los conocimientos para ello, por lo que, si pueden (tienen el dinero), recurren a los repasadores.

  • Beto dijo:

    Yo pienso que para cerrar el curso escolar se debe buscar una solución salomónica, que sea la menos injusta de todas.
    El curso en la Habana, se puede decir que no empezó, en casi todas las cabeceras municipales lleva meses detenido, pero en algunos municipios se ha seguido desarrollando. Entonces que se va a hacer, los que han estado sin clases presenciales se atrasarán un año o los los que han seguido dando clases tendrán que repetir lo mismo que ya dieron?
    Dentro de los que están sin clases presenciales hay padres que han puesto a sus hijos a copiar las clases y los han repasado para que cuando se reinicie el curso estén lo mejor preparados posible, pero otros niños no han copiado ninguna clase, y estos últimos son los que generalmente tienen un aprendizaje más lento, o sea que el nivel de ellos va a estar en cero o peor que cuando estaban antes de empezar el curso. Partiendo de la premisa que nadie va a desaprobar el año, que solución le van a buscar, porque declarar este curso nulo y repetir el curso escolar es como haberlo desaprobado.

  • Hey dijo:

    A los estudiantes de 12 grado no deberían hacerles pruebas de ingreso, mientras cursaban 11 el año pasado se decía que tenían culminado el 80% de los contenidos, en algunas escuelas no, y en el caso de matemáticas solo se dió el 60% del contenido, ahora en 12 no se ha dado ni papa, o sea, que van a hacer prueba de ingreso con 10 y alguito de 11, es bastante injusto realizarlas

  • Ernesto dijo:

    Aun con todo el esfuerzo que ha supuesto el seguir con el proceso docente mediante las teleclases, creo que no ha sido ni será satisfactorio. Si para Agosto como se espera más de la mitad de la población habrá recibido la vacuna y estará inmunizada; soy de los que piensa que el curso entonces empiece normalmente en septiembre como siempre, pero retomando todo este año perdido desde el momento inicial, si tienen que repetir todo el contenido de nuevo pues que se haga. Las teleclases (con reconocimiento incluido por el esfuerzo) no han cumplido con sus objetivos, no hay forma humana posible de poder medir y saber hasta dónde los estudiantes en su totalidad las siguieron, las entendieron, interiorizaron los contenidos, los sistematizado, eso es imposible saberlo. Amén de que no es lo mismo escuchar una teleclases de Geografía a tratar de entender una ecuación diferencial sin que puedas interrumpir al profesor 10 veces si es necesario para decirle que no entendiste.
    Debería en Septiembre simplemente volver a retomar todo desde cero. Los que si atendieron a las teleclases pues reafirman lo que vieron, los que no, pues reciben el contenido propiamente, y los que no entendieron o se quedaron a media rellenan sus baches.

  • Eva dijo:

    No es la primera vez que Cuba pasa por esto de acortar el curso lectivo, recuerdo en 1961 cuando se detuvo el curso porque maestros, adolescentes y jóvenes fueron a Alfabetizar, cuando en 1970 participamos los jóvenes en la zafra de los 10 millones, ese año el curso se prolongó hasta. Diciembre, y en el 1971 ya se normalizó pero duro 8 meses.
    Ahora es más atípico aún pues son dos años con el curso recortado, el anterior terminó con casi tres meses de menos donde quizá faltaron algunos contenidos, este curso tuvimos solamente un dos meses de clases presenciales.
    Las preocupaciones pasan de lo general a lo particular, coincido que lo más importante es el conocimiento y los hábitos y disciplina que se adquieren en los primeros grados.
    Todas las familias no son iguales ni tienen las mismas condiciones. Admiro a los maestros que han dado seguimiento, han situado a niños por separado o los han visitado para evaluarlos y resolver los problemas que van presentando con la familia. Otros maestros lamentablemente no han tenido esta iniciativa nos ha sido orientada y disfrutan de sus "largas vacaciones", con un día de guardia a la semana a la espera en que se retome el curso. Pienso que si esto se hiciera de forma ordenada, guardando las normas de bioseguridad sería bueno para niños y maestros sobre todo los de primaria que son los que viven más cercanos a las Escuelas. Ojalá algún directivo del MINED lea mi opinion

  • al tanto dijo:

    Estoy de acuerdo con el debate, pero considero que se debe recordar lo expresado por la Ministra en relación a que cada territorio debe asumir el inicio y continuidad en la media que lo permita la situación epidemiológica. Hay que seguir apoyando a los muchachos en sus teleclases, eso es mejor que nada. Si no sabemos, aprendemos con ellos. Otra cosa es especular y hacernos daño.. Piensen en el daño psicológico a un niño que no pase de grado, tenemos que esforzarnos más con ellos en casa y esperar. Paciencia compatriotas. Recuerden; hubo campaña de alfabetización, crisis de octubre, escuelas en el campo y al campo, destacamentos de profesores niños casi, periodo especial extendido, maestros emergentes e integrales, bloqueos y ahí esta la fuerza científica, laboral y patriótica del país...tengamos fé en las decisiones estatales.

  • Dayami Milan Leon dijo:

    Mi mayor preocupacion es para los estudiantes de las artes como el ballet que estudian fuera de provincia y las teleclases aunque son excelentes, necesitan las correcciones de los profesores porque los padres no podemos realizarlas.

  • Olguita dijo:

    Es, sin lugar a dudas un tema muy importante y que preocupa mucho a padres y familiares. Creo que el MINED ha hecho lo mejor que ha podido, que es válido el trabajo de los profesores que han enfrentado el reto de impartir clases solo mirando a una cámara y no a los ojos de los educandos, principal puente de comunicación en el aula. Este es el presente, pero sin lugar a dudas, es el futuro lo que más debe ocupar a las personas e instituciones decisoras, en lo que estoy segura que está centrado el interés de todos. Lo más importante son los CONOCIMIENTOS, sin ellos ¿cómo avanzar en la apropiación de ellos, por parte de los estudiantes para asimilar los contenidos posteriores?
    Coincido, como abuela y otrora docente, con Zeida, Liudmila, Realidades… Si el calendario del nuevo curso es necesario alterarlo, pues hacerlo. Aprovechemos al máximo lo que se está haciendo, pero no confiemos en que garantizará, de manera uniforme, el futuro de lo que deben conocer niños y adolescentes para llegar a adquirir las capacidades para su vida futura.

  • hhernandez dijo:

    El MINED y la dirección del país saben tomar las medidas más acertadas, de eso nadie puede toner dudas.Educación siempre ha tomado las medidas acertadas y el magisterio cubano siempre ha estado a la altura de todos los tiempos, confiemos en quienes nos dirigen y en especial en los educadores cubanos que daremos el máximo por superar la situación presentada este curso y convencidos que saldremos adelante una vez más.Ahora padres, familias, comunidad y escolares han comprendido bien y con mucha claridad cuan importante y valiosa es la labor del maestro.

  • Elio dijo:

    No estoy de acuerdo en que el curso se repita, si no que repitan los niños que realmente no tienen vencidos los conocimientos. Debe ser así, hay niños que han podido seguir las tele-clases y no han tenido dificultades. Repito eso no quiere decir que los que necesiten repetir no lo hagan. Es más abogo porque esos niños repitan para que no tengan dificultades en el futuro, pero no todos los niños. Soy padre y el esfuerzo que han hecho los padres como yo y los hijos (que son los más involucrados) para mantenerse al día, no puede ser desechado. Respeto la opinión de cada cual, pero no me parece prudente repetir un curso entero. Todos los niños no son iguales, ni han asimilado este proceso de la misma manera. Esto puede ser perjudicial para los más aventajados y ellos tampoco tienen la culpa de nada. A situaciones especiales se necesita soluciones especiales y no facilistas y lo más fácil sería repetir el curso.

  • beta dijo:

    Yo creo que una posible solucion es ajustar los contenidos y cuando inicie el curso siempre y cuando se pueda dar completo, es decir los 10 meses de clases, pues que se den de una vez los dos anos, es decir en cinco meses da el ano que dejo a medias y en los proximos 5 meses da el siguiente ano (igual puede ser en 4 y 6, o 3 y 7 teniendo en cuenta que mal bien o regular han recibido el contenido de las teleclases). Eso puede en algunos casos como en los grados donde hay un cambio de ciclo ser problematico, pero si se organiza bien puede ser una buena solucion con la que no se afecta nadie ni el nino avanado, ni el menos avanzado, ni los conocimientos que deben adquirir.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Liudmila Peña Herrera

Liudmila Peña Herrera

Periodista cubana. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba. Trabaja en el semanario Ahora, en la provincia de Holguín.

Vea también