Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Chile y la batalla entre dos modelos

| 3

Bandera en mano protestan frente a La Moneda, Santiago de Chile. Foto: AFP

Punto de giro en la patria grande. La heroica rebelión del pueblo chileno contra el modelo que los fundamentalistas de mercado proclamaban como la panacea del mundo ha hecho hundir al neoliberalismo irreversiblemente en el más profundo de los descréditos. Lo reafirma más aún la valentía con que jóvenes, mujeres, ancianos, el pueblo todo, se enfrentan a la represión pinochetista de Sebastián Piñera.

Las multitudes de participantes desarmados en las marchas pacíficas avanzan resueltamente hacia líneas de carabineros que disparan a mansalva gases lacrimógenos, balas de goma y perdigones que ya han ocasionado 3 mil 712 detenidos, 404 de ellos menores de edad, mil 233 heridos y pérdida de visión o lesiones oculares a más de 100 personas, mujeres y hombres agredidos sexualmente y torturados, a veces en plena calle.

Los esbirros disparan a la cara en busca del máximo terror. Hay 20 fallecidos pero las causas específicas no me quedan claras.

La batalla de Chile es parte fundamental de la de mayor alcance que se dirime en América Latina y el Caribe, y en el mundo, por la hegemonía política. De un lado, el modelo neoliberal; del otro, uno llamado a desmantelarlo, como hemos visto en Venezuela, Bolivia, en el primer gobierno kirchnerista, en los de Lula y Dilma, en Uruguay y Nicaragua. En Honduras con Zelaya y en Paraguay con Lugo hasta el derrocamiento de ambos.

Se trata de lograr la regresión del neoliberalismo cuanto más y hasta donde sea posible, según la correlación de fuerzas en cada país, considerando que aunque agoniza, es el patrón de acumulación por ahora hegemónico, al menos a escala del capitalismo occidental.

Un acontecimiento muy importante para el rumbo político progresista de la región fue la rotunda victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador con una agenda antineoliberal, de independencia, soberanía y dignidad nacional. El hecho puso en cuestión la insostenible fábula del fin de ciclo progresista. Mucho más al producirse en México, uno de los países más extensos, poblados, importantes económicamente e influyentes de nuestra América.

Pero se ve cada día más claro que en los estados donde gobiernos progresistas fueron derrocados o derrotados electoralmente, o en aquellos donde por años ha gobernado la derecha, caso de Colombia y Perú, al neoliberalismo no le va nada bien y es rechazado enérgicamente por crecientes luchas populares, como en Argentina, Brasil y Honduras.

En esas estábamos y en octubre de este año estalló el formidable levantamiento indígena y popular en Ecuador contra el paquetazo del Fondo Monetario Internacional (FMI); aunque no haya conseguido sus objetivos por ahora, demostró la capacidad ofensiva de las fuerzas populares ecuatorianas, que ahora enfrentan una nueva ronda de conversaciones con el gobierno del traidor Moreno.

La resonante victoria electoral de Evo Morales en los comicios del 20 de octubre confirma también la viabilidad de una América Latina antineoliberal, pese a las patadas de ahogado de Mesa y sus socios separatistas de Santa Cruz. La transparencia con que el gobierno boliviano ha abierto la elección a la observación internacional y las gigantescas muestras de apoyo popular a su favor pondrán punto final al intento oligárquico-imperialista de robarse las elecciones a costa del voto indígena.

Mientras, en Argentina, otro país de la mayor importancia regional por razones semejantes a México, el resultado de las elecciones del 20 de octubre, con la victoria del dúo Fernández-Fernández muestra un rechazo frontal al neoliberalismo 3.0 de Macri y el anhelo de retomar el camino de la dignidad de ser humano, la independencia nacional, la reindustrialización, el empleo y el derecho a la educación y salud.

De inmediato, se prevé un acuerdo sobre salarios que permita reactivar el mercado interno, que junto a una nueva fiscalidad permitirá avanzar en la agenda social. No le resultará nada fácil a Alberto y Cristina en un país saqueado y endeudado hasta el tuétano por los grandes capitales socios de Macri.

Ese mismo día ganaba Daniel Martínez, candidato del Frente Amplio la primera vuelta de la elección uruguaya. Será cuesta arriba, pero no imposible, ganar en segunda vuelta contra la derecha unida. No debe omitirse la derrota electoral del guerrerista y corrupto uribismo en las alcaldías de Bogotá y Medellín, un paso a favor de la paz.

En este contexto, la heroica resistencia y batalla por su desarrollo de Cuba y Venezuela, en muy difíciles condiciones de creciente y cruel guerra económica y de cuarta generación por parte de Estados Unidos, constituye una contribución excepcional para inclinar la balanza del lado de los pueblos y uno de los estímulos morales más importantes en este momento para el movimiento revolucionario y progresista latinocaribeño.

Éste, a la vez, tiene el sagrado deber de multiplicar sus esfuerzos solidarios con las revoluciones cubana y bolivariana, misión que debe colocar como prioridad máxima de su agenda.

Tomado de La Jornada

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Oos dijo:

    La memoria historica de los pueblos se impondrá,prevalecerá la justicia y la equidad,y nuestros pueblos serán prósperos con valentía e independencia,la Unión plasmada en solidaridad, es el Camino a la Libertad plena y la victoria sobre el neoliberalismo.

  • MARLENE AZOR HERNÁNDEZ dijo:

    LAS DEMOCRACIAS PUEDEN RESOLVER LOS CONFLICTOS SOCIALES, LAS DICTADURAS NO.
    ¿Pero cómo logró el gobierno francés contener lo que por momentos parecía un movimiento incontenible?

    Fue gracias a un gran debate nacional convocado por Macron tras nueve semanas consecutivas de protesta.

    En una carta abierta publicada en enero pasado a través de las redes sociales —las mismas que eran utilizadas para organizar las marchas— el mandatario galo propuso un "nuevo contrato para la nación".

    Por dos meses, entre el 15 de enero y el 15 de marzo, se realizaron unos 10.000 debates en todo el país, donde la gente podía opinar sobre los temas cruciales que querían cambiar.

    En abril, poco después del incendio de la catedral de Notre Dame, Macron presentó un paquete de medidas que buscaba responder a las demandas recogidas durante los debates.

    Pero para entonces, las protestas ya se habían apaciguado y el mandatario francés había recuperado los niveles de popularidad que tenía antes de que estallara el conflicto.

    Qué puede aprender Piñera
    El gobierno chileno ya dio señales de querer seguir la misma senda que tomó, con éxito, Macron. VER BBC MUNDO, ALFABETÍCENSE QUE NO ESTARÉ PARA SIEMPRE.

  • arturo@1975 dijo:

    Fuera risible lo que dicen de que Rusia, Cuba y Venezuela son los promotores de las manifestaciones en Chile, sino fuera por lo serio de la situacion. Segun ellos en ningun caso y me refiero a la extrema derecha y su mentirosa prensa, la subida de precios del pasaje en el metro, la exagerada violencia policial, el crudo neoliberalismo imperante, la mala situacion en la salud publica y la educacion publica, entre otros, no es la causa de las manifestaciones, los culpables son estos tres paises, omnipresentes y todo poderosos los causantes de las manifestaciones. No he escuchado al baboso de Almagro decir nada de la violencia policial en Chile y Ecuador, al parecer cuando se trata de sus aliados no hay violacion de los derechos humanos. Tampoco dice nada de los continuos asesiantos en Colombia, de la violencia desatada por sus compañeros de Bolivia, que no quieren reconocer la contundente victoria electoral en Bolivia.
    Espero una nueva victoria en Uruguay en esta segunda vuelta, aunque segun los panelistas de la Mesa Redonda, esta dificil la situacion para ganar. No obstante seguiremos venciendo, porque algun dia la verdad debe salir a flote y los pueblos se cansan de tanta explotacion y mentiras del imperio y sus alumnos aventajados.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también