Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Roberto Fernández Retamar y la obstinada ilusión

| + |

Roberto Fernández Retamar. Foto: Archivo.

Los casi 90 años no habían quitado a Retamar ni la gracia de la poesía ni el sentido poético de la vida. Ambas lo habían traído hasta el espacio Catalejo, en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba, tras la asunción de la nueva presidencia de la Upec, a finales del año 2018. Le temblaba irresistiblemente el cuerpo, pero nada opacaba la serena y hermosa rectitud de sus anhelos y sus sueños.

Un periodista que se sentía a plenitud en la Casa de los Periodistas porque, como bien dijo con orgullo en aquel encuentro, la nuestra había sido siempre también su profesión.

Fue en aquel encuentro donde regresé por vez primera al recuerdo de la historia de una muchacha simbólica, siempre joven, en un cuento de Rubén Darío, que se pregunta: «¿Sabéis lo que es la ciencia y la inmortalidad de todo?: Un par de ojos azules… o negros…».

Con Retamar, la belleza de su poesía y la consecuencia honorable de su vida y de sus ideas, se asume que que no es posible vivir sin ideal, ni sensación de porvenir.

Este imprescindible de la cultura cubana, latinoamericana y universal había confesado mucho tiempo antes a la colega Maribel Acosta, que se sentía como un «Ariel, el obstinado de la ilusión».

referencia al ensayo de un prestigioso escritor argentino, que ha quedado como símbolo del intelectual enamorado de las mejores causas humanas.

Eso fue y será siempre Roberto Fernández Retamar: mitad Ariel, mitad Caliban —la indomable rebeldía—. O mejor, ambas cosas a la vez. En eso también se parece a los periodistas.

Nada puede llevar al entierro una vida de poesía.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Ronquillo

Ricardo Ronquillo

Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba. Premio Juan Gualberto Gómez. Fue subdirector editoral y columnista de Juventud Rebelde.

Vea también