Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuando los cruceros no llegan: Una lección de democracia

| 30

El crucero Empress of the Seas, el último en visitar Cuba luego de las medidas anunciadas por el gobierno de Estados Unidos, sale de la Bahía de La Habana. Foto: Fernando Medina Fernández/ Facebook.

Ochocientos mil es un número grande y si se trata de personas puede ser la cantidad de habitantes de una ciudad y hasta de un país, o la cifra de miembros de un movimiento social o político. Es de esperar que en una democracia, que se cancele abruptamente, por decisión unipersonal de un gobernante, algo que ochocientas mil personas se habían propuesto hacer, debería generar encendidas protestas en las calles y largos debates en los medios de comunicación y en el parlamento.

Pero si, además, es un secreto a voces que esa decisión unipersonal es el fruto de cabildeos en los que se complace a unos pocos políticos para obtener de ellos apoyo en un distrito que se juzga decisivo para una elección presidencial entonces en esa democracia modelo debería, como dice una antigua frase, “arder Troya”.

Sin embargo, debido a una decisión del presidente Donald Trump, ochocientos mil ciudadanos estadounidenses han perdido sus reservas para viajar como cruceristas a Cuba y todos felices.

¿Protestas de los afectados? Ninguna. ¿Debates en el Congreso federal? Ninguno. ¿Editoriales de los periódicos? Mucho menos.

Cuando el gobierno cubano puso un límite de precios a los transportistas privados para garantizar la accesibilidad de ese servicio y eso provocó desacuerdos entre choferes y dueños, muchos medios de comunicación estadounidenses siguieron día a día el tema, hablando de “protestas” y “huelgas” pero resulta que ahora que son sus ciudadanos los afectados, incluyendo los propietarios de 17 compañías, con 25 barcos, no ha sido lo mismo.

Si sólo el 1 por ciento de esos 800 000 afectados por la cancelación de los cruceros (equivalente a 8000 personas) le escribiera a su congresista, protestara frente a las oficinas federales en su estado, o hiciera llegar una carta a esos medios de comunicación cuyo servicio a las audiencias son el modelo para quienes aún creen en la llamada prensa libre, tendríamos alguna noticia al respecto, pero del uso de esos espacios para defender lo que el presidente Obama llamaba “valores universales” cuando se dirigía a los cubanos, no llegan ni señales de humo.

The New York Times está en guerra contra Trump, pero ya no escribe combativos editoriales pidiendo cambiar la política hacia la Isla, sino que hospeda una sección en que izquierdistas arrepentidos tratan de enterrar el cadáver de sus antiguas convicciones pasando por que escriben sobre la Revolución cubana.

Aquellas estrellas que viajaban a Cuba, hacían películas y video clips en las calles habaneras y disfrutaban del sol, la música y la simpatía de los cubanos ya no sólo no se se atreven a visitarnos. La libertad de expresión reinante en su país no les motiva a opinar sobre asunto tan nimio que afecta a ochocientos mil de sus conciudadanos, además de las decenas de miles de cubanos que tan amablemente, según propio testimonio, los pasearon en sus almendrones y los sirvieron en sus paladares.

Bueno, en definitiva poner un límite a viajar por placer no es para tanto y siempre el crucero puede ir a otro lugar, hay causas más importantes que en estos momentos movilizan a los estadounidenses como los temas migratorios, diría alguien. Pero es que hay cientos de miles de cubanos residentes en Estados Unidos cuyos familiares en la Isla ahora tienen, por las mismas decisiones unilaterales, enormes dificultades para visitarlos o emigrar y reunirse con ellos, además de sufrir los efectos de las medidas adicionales contra los viajeros norteamericanos a Cuba, pues no pocos están conectados con negocios privados allí dedicados al servicio turístico, y tampoco tenemos noticia de que se escuche su voz, excepto cuando los medios de comunicación cubanos le dan voz a la minoría no silenciosa que tiene el valor de desafiar la maquinaria político-mediática dominante en Miami.

¿Qué democracia es esa? ¿O es que ni los versos de un extraordinario soneto amoroso del gran poeta Nicolás Guillen —“silencio, nadie a mi dolor responde”— pudieran invocarse porque nada hay que responder cuando nadie pregunta?

(Tomado de Al Mayadeen)

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge Enrique Fontaine Verdecia dijo:

    Excelente comentario …eso demuestra la gran hipocresía q existe en este mundo …veremos en el futuro q pasa ..no hay mal q dure 100 años ni cuerpo q lo resista

  • Carlos dijo:

    Cuba no es de interés para el ciudadano corriente y común en USA. No le afecta el bolsillo, que el crucero no pase por Cuba no le quita el sueño a nadie. Así de sencillo…

    • Marcos dijo:

      Acertado su comentario… Lo he vivido y experimentado… Excepto en Miami no se habla de Cuba en ningún otro lugar…

    • sachiel dijo:

      Coincido, el ciudadano promedio norteamericano y los llamados cubanoamericanos, se preocupan más por su pellejo y beneficios personales, que por formar lios politicos allá en defensa de algo que no pueden inclinar, a menos que arrastren a todos a participar, o surja un lider prominente que se haga sentir en los 50 Estados. Y allí si se reprime de todas las maneras y metodos a quien disienta de las politicas enfiladas contra Cuba, Venezuela y demas paises «non gratos» al imperio..

      Hay honrosas excepciones, lo sé, y lo vemos aquí en las opiniones diarias, tambien hay quienes viven allí y no concuerdan del todo con el sistema cubano por H o por B, pero defienden a su pueblo de injerencias externas y de apatridas de triste recordación.

    • felix dijo:

      Tienes razón, Cuba no es destinó favorito para ciudadanos americanos, y que el crucero no llegué aquí no es nada, ellos tienen destinos de sobra y aquí en el Caribe tenemos a Dominicana muy pero muy popular entre los americanos.

    • roque dijo:

      Buen comentario que demuestra la falsedad de la tan cacareada democracia que impera en los EEUUA. Y el asunto no es, que a sus ciudadanos no les interese porque tienen otras opciones de visitar otros puertos. no, no es eso, se trata que se silencian las verdades y se margina a la opinion publica para que no puedan opinar ni exigir sus derechos,, pese a la tan careada y famosa «libertad de prensa»,,, sin dudas, toda una maravilla de la manipulacion,. De esa misma forma se mancilla y se denigra todo el esfuerzo que hacemos aca para que nuestroi proyecto social sea cada dia mas justo y mejor. Siento pena por esos ciudadanos a quienes le hacen pensar que viven en el mejotr lugar del mundo pero,,ni sus deseos ni sus opinionesl valen de mucho…

      • Carlos dijo:

        Silencian las verdades? Al parecer usted no lee o ve noticias de los medios de USA. No creo que en USA se silencien las cosas como usted lo dice. Que los cruceros no van a Cuba fue publicado en Washington Post y otros medios de importancia aquí. Lo que por Cuba al parecer no entienden es que al estadounidense, no hablo de Florida donde residen muchos cubanos, no le importa Cuba. A usted le importa el Reino de Burundi? No veo en los medios cubanos noticia de Burundi. Claro que no verá noticia de Burundi pues al cubano Burundi no le interesa o afecta en nada. Pues en USA pasa lo mismo con Cuba. El embargo afecta al cubsno pero no al estadounidense. Ojalá que algún día pronto se resuelva todo esto. La resolución será solo en base de diálogo y compromiso de ambas partes.

    • Arturo Lopez dijo:

      Sí comentario es muy acertado!!!

    • DeLeon dijo:

      800 mil reservas demuestran que si es de interes viajar a la isla por el motivo q sea

    • OBSERVADOR dijo:

      Su comentario es el mas acertado, pero siempre nos quieren hacer creer que lo que sucede relacionado con Cuba tienen un carácter universal cuando la realidad es totalmente diferente, a los pueblos del mundo les importa un comino lo que le sucede a Cuba y a los cubanos.

  • Daniel Torres dijo:

    Si la única licencia que está aprobada para viajar es la de visitas familiares , por que no aprovechar y flexibilizar aún más la política migratoria con los cubanos emigrados. Un buen ejemplo sería bajar el precio del pasaporte y eliminar las prórrogas.

  • Guille dijo:

    Sin contar el tan cacareado «derecho» a viajar a donde les venga en gana que les concede a los estadounidenses su Constitución, carta que no es entonces tan magna, que con esta medida veta una decisión gubernamental.
    Vivir para ver.
    A quien me hable de libertad de prensa y expresión en USA, me gasto una trompetilla bien sonada… por tonto.

  • Guido dijo:

    Patria o muerte venceremos nunca los yankees podrán con los cubanos jamás nos rendirán ni con bloqueo ni sin bloqueo

  • manolo dijo:

    EN EL PAIS «DE LA DEMOCRACIA Y LAS LIBERTADES» HAN LOGRADO QUE LAS PERSONAS SEAN «INSTRUMENTOS» DE TRABAJO Y SOLO SE PREOCUPEN POR SI MISMOS, POR ESO NO VES PROTESTAS EN U.S.A. LOS TIENEN VIEN «AMOLDADITOS» Y SI ALGUN GRUPO SACA EL PIE: PERROS Y PORRAZOS CON ELLOS !!! ASI DE FACIL LOS TIENEN «DORMIDOS» Y A ESTO SUMELE LA DROGA

  • Pedro Perez dijo:

    Mas de 5 empresas incluso alguna Europea presentaron propuestas de operar Ferrys desde el Sur de la Florida a la Habana y otros destinos para transportar basicamente cubanos residentes en USA a menor costo que los aviones.Ninguna fue autorizada. Hay un potencial cubano con sus familiares que quieren viajar a Cuba y no son afectados por las regulaciones de Trump. los altos costos de los pasaportes hace casi imposible para una familia de ingresos medios de padre madre y dos hijos gastar alrededor de 1800 dolares solo en pasaportes..reduzcanse esos costos y promuevase los viajes de cubanos..por ahora no se puede seguir contando con los americanos.

    • Jorge R 09 dijo:

      Y eso sin contar los altos costos a las prorrogas al pasaporte cada dos años.

  • Conrado dijo:

    No los queremos, no los necesitamos.

  • Nicolai dijo:

    Mas alla de si democracia o no; lo cierto es que Cuba no es, para nada, interes del cuidadano comun en USA. Los isleños tienden a pensar que son lo mejor del mundo y que este Gira en su orbita. Cuba no escapa a ese sentimiento muchas veces exacerbado por el «buen» periodismo d nuestros tiempos.Hace solo 3 años no habian cruceros y Ahora de pronto parece que los cruceros son mas importantes que el oxigeno que respiramos. Saludos

  • Ángel dijo:

    Exelente articulo.
    Así hay que trabajar cada una de las ideas que salgan del imperio.
    Demostrar su falsedad y «virarles la tortilla».
    Mientras más corto y contundente mejor.
    Ojalá y se haga presente en otros medios. trabajen para eso.
    Trinchera de Ideas.

  • Pablo dijo:

    Me parece que cuando a los ciudadanos americanos se les toca temas qie los afectan directa o indirectamente hacen protestas, marchas, etc… y esto se puede ver en las noticias tema migración por ejemplo. No protestaron por la medidad de los cruceros porque no les interesa venir a la Isla tanto como nos gusta creer. No tenemos la importancia que les gusta creer a muchos.

  • Rodney dijo:

    Si bien estoy de acuerdo con la esencia del artículo, pues va en el sentido de subrayar la ausencia de un proceso democrático respecto de la formulación de la política de EEUU hacia Cuba, vale acotar que sí hubo múltiples reacciones de rechazo en ese país a la decisión de eliminar las operaciones de cruceros, tanto de medios de prensa, viajeros, cubanoamericanos y políticos. Recomiendo el trabajo de Randy Alonso publicado en este propio sitio Cubadebate el 17 de junio http://www.cubadebate.cu/especiales/2019/06/17/rehenes-en-el-

  • Ernesto Rafael dijo:

    El capitalismo por su esencia es egoista, en EE.UU, país en fase superior del capitalismo (imperialismo), el gran % de sus ciudadanos lo es, condicionado por la dialéctica histórica de esa sociedad. A pesar de la perversidad de sus gobiernos, la mayoría los sostiene, porque asimilan con beneplácito la política de superioridad sobre los demás, por eso fue elegido el actual presidente y de seguro será reelegido.

  • Carlos BP dijo:

    No sé realmente pero alguna nueva alternativa tendrán cuando nadie ni los que hicieron las reservas ni las compañias ni los barcos protestaron a ellos no les ha dolido si les hubiese dolido habrian protestado, recuerdo el dicho niño que no llora no mama, lo que me hace pensar que no han tenido que llorar.

  • Rigoberto Taboada Rodríguez dijo:

    Buen artículo este de Iroel Sánchez como muchos otros. Esta vez su pluma se adentra en un fenómeno real, perceptible, sumamente dañino: la pasividad, el conformismo, la mediocridad de espíritu que inyecta a los ciudadanos norteamericanos su «multipreciado sistema» Este fenómeno sociológico, psicológico, político e ideológico cala my hondo en el «rebaño» siempre dócil y manipulado que constituye la población norteamericana. Soy del criterio de que las políticas del «sueño americano» entronizan falsos valores contra los cuales el «sistema imperial» se ha preocupado mucho por su potabilización e introducirlos bien a fondo de manera engañosa como una droga que paraliza la reflexión, el sentido crítico y el autocrítico del ciudadano promedio.
    Pienso que en las redes sociales se requiere dar algunos aldabonazos dirigidos al despertar de la conciencia ciudadana del pueblo norteamericano, pues de lo contrario, si mantienen su postura, más temprano que tarde serán arrastrados a una guerra, la cual nunca han sufrido en su territorio, que los machacará en cuerpo y alma.

  • Jorge R 09 dijo:

    En los Estados Unidos se protesta cuando hay un efecto acumulativo de varias cuestiones que perturban el ambiente político y sobre todo el ritmo de la vida de muchos. Como sucedió en la guerra de Viet Nam con los soldados muertos, pero no de los primeros muertos, sino cuando llegaron a miles y el dolor se extendió entre muchas familias por una guerra absurda. Todos los días matan un negro en los Estados Unidos pero no todos los días hay una sublevación de negros, todo depende de muchas cosas, los fenómenos sociales no funcionan así de sencillo. Hay de por medio muchos resortes a los que el imperialismo recurre para desviar la atención de algo injusto y en este caso del viaje de los turistas norteamericanos no se trata de violación flagrante y sistemática de algún derecho básico.

    Lo que puede motivar protestas desde el punto de vista nuestro por lo que nos está afectando económicamente no lo es para el estadounidense promedio porque se trata de un viaje de placer más. Estoy seguro todos se disgustaron y nadie compartió la decisión pero la vida sigue y ya veremos. Lincoln dijo que a un pueblo no se le puede engañar todo el tiempo y ya sabemos cuánto tiempo tuvo que esperar para abolir la esclavitud y al final eso le costó la vida. USA is not easy.

  • Jane dijo:

    Excelente reflexión. Con o sin entrada de cruceros los cubanos seguirmos en pié. Resistiremos y venceremos

  • Luis L dijo:

    La decisión de suspender los cruceros afecto grandemente a los cubanos trabajadores por cuenta propia (transportistas, cocheros , artesanos y dueños de restaurantes y cafeterías), hasta ahora solo he visto criticas a la acción del gobierno Norte americano pero nada se a hecho para ayudar a estos cubanos a palear su situación cuando tienen que seguir pagando altos impuestos.

  • LeoFG dijo:

    OHHH, Luis L, buen dedo en la llaga, ciertamente es algo que la ONAT no se ha proyectado, algo tan lógico como 2+2 =4, si no tienes ingreso, de donde vas a sacar para los impuestos. Nada, que es como cuando se te aplica una sanción administrativa del descuento del 25%(ejemplo), en el próximo pago de salario ya está descontado y sin embargo, cuando reclamas un impago, es probable que a los seis meses, nada todavía, o cuando pagas seguro, que llegas 1 año y no ves un peso……… Es algo para analizar, debatir y dar una respuesta concreta, rápida y eficiente.

  • LuisC dijo:

    Esa es la verdad. Es una arbitrariedad. Eso afecta la economía de Cuba, afecta al sector privado en Cuba, afecta negativamente a todos. Y esos mismos que se ufanan de haber logrado el incremento de todo tipo de sanciones y obstáculos, son los mismos que dicen: Miren como está Cuba, ahora sí que se está poniendo mala la cosa. Como si fuera culpa del gobierno cubano y no de ellos. Me refiero a los Marco Rubio, Díaz Balart y los medios de Miami que repiten lo que ese asqueroso grupito dice. Que los cubanos casi no puedan obtener visa para visitar este país, mejor, así piensan ellos, que haya apagones en Cuba, mejor. Todo lo malo lo desean a ver si logran hacerse con el poder un dia en Cuba e imponer su propia dictadura, con la «ayuda» de «los americanos». Se aprovechan de que Cuba es un tema de poca prioridad «a nadie le importa Cuba», para hacer sus fechorías. Trump les ha dado cabida y el peor de todos es John Bolton. En cuanto a como funciona la «democracia» en este país, pues lo has descrito bien.

  • yoani castellon dijo:

    No creo que Cuba sea de poco interes para los Norteamericanos si fuera asi entonces no se prohibieran los cruceros o los viajes

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también