Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Con novedades en el frente

| 1

Theresa May reitera que Reino Unido saldrá de la Unión Europea el próximo 29 de marzo de 2019. Foto: EFE.

Apenas silenciado el oropel o la “tormenta local severa” de las elecciones europeas, en la tamiz quedan varias piedras. Algunas son grandecitas y no atañen a un solo país. Si se mira con relativa preocupación que Marine Le Pen y Matteo Salvini hayan elevado los números de la ultraderecha, en Francia e Italia, todavía les gana la alargada sombra del brexit.

Las señales proporcionadas por los votantes en esos sitios, o por otros motivos, con similar resultado en Polonia y Hungría, quizás en algunos países nórdicos incluso, dan fe del auge en la ultraderecha, con un mayor nivel de aceptación ciudadana. Son significativos saldos donde se expresan parte de las ambivalencias, divisiones, males todos que está padeciendo el mundo en esta etapa, Trump mediante acrecentados, y tienen proyección propia en el Viejo Continente.

Alexis Tsipras convocó a elecciones anticipadas en Grecia, donde se abre otro paréntesis de dudas y grandes riesgos sobre los existentes. En tanto, Nigel Farage, jefe de la agrupación británica especialmente creada para salir pronto y a la brava de la Unión Europea, dijo apenas conocer su triunfo, que iba a participar del debate por el divorcio institucional, pero como no pertenece a las estructuras legislativas, no puede exigirlo.

La anunciada dimisión de la primera ministra británica, Theresa May, puede o no haber influido en los resultados, pero abandonar el cargo antes de tiempo complica, predispone, sin determinar en específico, que el voto mayoritario fuera hacia los extremistas impulsores, hace 3 años de romper con los 28 sin antes sopesar, encontrarle soluciones, a cada uno de los tantísimos enlaces y consecuencias de hacerlo.

Por eso los conservadores tories obtuvieron un magro resultado en estos comicios. Los ciudadanos parecen desconfiar de un partido tan fragmentado, pero pudieran encontrarse a las puertas de situaciones cerriles. No parece que se convoque, en este caso, a sufragios anticipados, sino la aplicación del mismo mecanismo con el cual ascendió al poder la primera ministra, relevando a David Cameron. Eso es, por medio de decisiones al interior de la formación política.

Entre los favoritos, según varios pronósticos está Boris Johnson, ex alcalde de Londres y después un ministro de exteriores con una imagen contraria a la famosa flema y tacto británicos. Es, además, uno de los partidarios optando por el retiro abrupto de la UE. No obstante, se quedan pendientes distintos sobresaltos. Los laboristas, aunque con crédito por encima  de los actuales gobernantes, tampoco fueron muy favorecidos, quizás debido a errores de cálculo en medio de un escenario con exceso de protagonistas y tramoya.

Como uno entre diferentes factores curiosos del certamen, aparecen los dígitos alcanzados por los Liberales y Los Verdes. Particularmente los ecologistas tuvieron éxito destacable en todos los países. Esas filas están nutridas sobre todo por jóvenes, inquietos ante el desgaste planetario, evidenciado por el deterioro climático. Les preocupa también las destemplanzas o limitaciones de los partidos tradicionales mayoritarios, hoy día cosechando desencanto y confusiones de proyección alarmante.

En la península ibérica se dieron expresiones muy contradictorias. En Portugal, donde una infrecuente alianza (Bloco de Esquerda) logró sacar al país de préstamos leoninos y arriesgados, bajo una implacable austeridad acompañada de recesión, hubo tan bajo porcentaje de votantes que resulta significativo tal abstencionismo. Hay signos de deterioro de la experiencia vivida en los últimos años bajo ese grupo al parecer atinado en importantes cuestiones, luego nos quedamos con las dudas de si fue apatía o seguridad exageradas en lo obtenido. Pese a todo, por voto registrable o por omisión, el Partido Socialista, estuvo por encima de los restantes en estas europeas y queda en carácter de posible ganador en la cercana cita nacional a urnas.

En España el PSOE fue ampliamente premiado lo mismo en las municipales y las autonómicas, convocadas en simultáneo con las del Parlamento Europeo. Se expuso, asimismo, la caída que viene padeciendo el Partido Popular y hubieran resultado sobrepasados por el no menos derechista Ciudadanos, si estos no estuvieran coqueteando tanto con VOX, la ultraderecha a la cual se le debe seguir la pista o mejor, cortarle cualquier camino de avance.

Las divisiones recientes dentro de Podemos se hicieron sentir en los corolarios que estamos referenciando. El grupo de Pablo Iglesias se ha dividido, provocando una baja en sus adeptos y dando pie a que desciendan las posibilidades de pactos con cierto rango en el nuevo gobierno de Pedro Sánchez.

Este ejemplo, y de similar forma en otros casos (el del Reino Unido es casi emblemático dentro del conjunto), hace suponer que quienes sufragaron para el predicho órgano del Pacto Comunitario, lo hicieron  pensado ante todo en sus asuntos locales o de nación, y no en ese mecanismo de la UE.

Justo una vez formadas las agrupaciones, según tendencia,  los nuevos eurodiputados deben dar su visto bueno a varios grandes asuntos.  En el orden financiero se debatirá sobre los presupuestos para la etapa 2021-2027, destinados a la Política Agrícola Común, con la cual se subsidia ese sector, los fondos para las distintas regiones y, entre varios más, algo que pudiera adquirir relevancia según prosperen o se retrotraigan las inclinaciones actuales. Es la defensa tras la cual está el propósito, muy animado por Francia, secundado por Alemania y bien vista por la mayoría de los miembros, mas no de todos de contar con un sistema defensivo propio y no depender tanto de Estados Unidos. Esta cuestión ha tenido y traerá no pocas gestiones,  avances y retrocesos.

Como se mantienen los temores sobre otra gran recesión (así lo vienen anunciado distintos economistas) la UE  prevé dispositivos que sirvan  para asegurar el sistema bancario de la zona euro, tras vivir la experiencia de la quiebra de algunos en momentos no tan lejanos.

Se hace necesario consensuar una política común sobre el asilo. Este será de los debates fuertes y hasta insolubles si se mantienen tendencias tan diferentes como las apreciadas en cuanto toca a la aceptación de  emigrantes o perseguidos, en medio de una xenofobia sólidamente instalada por las formaciones ultras y bajo tolerancia de las que no, por motivos de incierto lustre.

Son problemáticas relevantes, pero ante el brexit palidecen todas. La medida y daños por delante dependerán de si es suave o abrupto y las cautelas se supone adopten, los 27 restantes, incluidas estas de momento eufóricas bancadas de un parlamento que no decide pero sí influye.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • nany dijo:

    Excelente comentario sobre la actual situacion economica y politica de Europa , como ya es habitual en los y analisis y pronosticos que elabora de la periodista Elsa Claro. . Felicitaciones a Cubadebate por tenerla entre sus colaboradores.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elsa Claro

Elsa Claro

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también