Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Raúl Castro: Esta Constitución deviene en un legado para las nuevas generaciones de cubanos

| 36 |

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel; el General de Ejército Raúl Castro y Esteban Lazo, Presidente del Parlamento cubano. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, en la Segunda Sesión Extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, con motivo de la proclamación de la Constitución de la República, en el Palacio de Convenciones, el 10 de abril de 2019, “Año 61 de la Revolución”.
 
(Versiones Taquigráficas-Consejo de Estado)

Compañero Esteban Lazo, Presidente de la Asamblea Nacional;
Compañero Miguel Díaz-Canel, Presidente de la República de Cuba –ahora es Presidente del Consejo de Estado y del Gobierno de la República de Cuba;
Compañeras y compañeros:

Constituye para mí un privilegio excepcional pronunciar las palabras centrales en esta sesión de proclamación de la Constitución de la República. Es la segunda ocasión que cumplo tan alta responsabilidad.

Hace algo más de 43 años, el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, antes de partir al exterior en cumplimiento de un ineludible compromiso internacional, me encargó sustituirlo en el acto solemne, celebrado el 24 de febrero de 1976, para la proclamación de la Constitución cuya vigencia culmina hoy.

La fecha escogida no es casual, hace 150 años, el 10 de Abril de 1869, los mambises reunidos en Asamblea Constituyente en Guáimaro acordaron nuestra primera Constitución, fruto de la unidad e institucionalidad que requería la naciente República en Armas.

La libertad y la independencia frente al colonialismo español serían parte de sus objetivos esenciales, unidos al reconocimiento de la igualdad entre todos los cubanos, sin fueros ni privilegios.

La Constitución que proclamamos hoy es continuidad de aquella primera, en tanto salvaguarda como pilares fundamentales de la nación la unidad de todos los cubanos y la independencia y soberanía de la patria.

Las constituciones de Baraguá, Jimaguayú y La Yaya, proclamadas con posterioridad en distintos momentos de la contienda insurreccional, son una expresión continuadora de la tradición constitucionalista revolucionaria de nuestra historia.

No es ocioso recordar que, a pesar de las campañas victoriosas de los mambises frente al colonialismo español, no se alcanzó la verdadera independencia nacional ni la instauración de la República democrática y progresista a que aspiraban los patriotas cubanos, la victoria le fue arrebatada a nuestro pueblo por la intervención del imperialismo norteamericano, sobre cuyo peligro habían alertado varios de nuestros próceres, en primer lugar José Martí.

En medio de la ocupación militar norteamericana se aprueba la Constitución de la República de 1901, a la cual se le impuso como un apéndice la Enmienda Platt, que subordinaba nuestra soberanía a los intereses de Estados Unidos.

Como expresara Fidel en el Informe Central al Primer Congreso del Partido en diciembre de 1975, después de la Guerra de Independencia a Cuba, (cito): “se le concedió la independencia formal el 20 de mayo de 1902, con bases navales norteamericanas y con la enmienda constitucional impuesta, que entre otras cosas daba a los Estados Unidos el derecho de intervenir en Cuba. Se instaura así la neocolonia yanqui en nuestra patria”. (Fin de la cita)

No olvidemos que aquella constitución fue puesta en vigor por una orden del Gobernador Militar yanqui.

Con posterioridad, la Constitución de 1940, resultado de un complejo proceso histórico devenido luego del derrocamiento de la dictadura machadista, consigue reflejar parte de los anhelos de nuestro pueblo en aquellos tiempos.

La coyuntura internacional en que se realiza la Asamblea Constituyente para esa Carta Magna, en el marco de la lucha mundial contra el fascismo y la activa participación de asambleístas con ideales progresistas, en particular los comunistas, influyeron en que se aprobara un texto constitucional de avanzada para la época pues establecía nuevos derechos sociales y económicos. Preceptuaba el rechazo a toda discriminación por razones de raza, color de la piel y sexo, la jornada laboral de ocho horas y la prohibición del latifundio.

Como es conocido, muchos de esos postulados quedaron en letra muerta, en algunos casos, por no tener un desarrollo legislativo ulterior y, en otros, porque era inviable su implementación en los marcos de aquella sociedad burguesa.

La vigencia de la Constitución de 1940 fue interrumpida con el Golpe de Estado orquestado por Batista en 1952 y la instauración de unos espurios estatutos constitucionales. Este acto se convirtió en catalizador del movimiento revolucionario encabezado por la Generación del Centenario, cuyo Programa Político se sintetiza en el alegato de defensa de Fidel al ser juzgado por los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, conocido como La Historia me Absolverá.

El triunfo de la Revolución, el primero de enero de 1959, rescató los postulados constitucionales del 40, que fueron atemperados a las circunstancias de un verdadero proceso revolucionario. Una de las primeras medidas en el orden jurídico, fue la promulgación de la Ley Fundamental el 7 de febrero de 1959, base constitucional de los nuevos desafíos.

No se podía hacer de otra manera, o deteníamos el proceso revolucionario para dedicarnos a hacer una nueva Constitución o hacíamos lo que, en definitiva, se decidió.

En materia de la configuración institucional, el cambio de mayor trascendencia fue definir al Consejo de Ministros como máximo órgano legislativo, ejecutivo y con facultad constituyente. Era una necesidad imperiosa para poder adoptar las medidas futuras con la celeridad que imponía ese momento histórico.

Bajo su amparo se hicieron realidad aquellos derechos reconocidos en el texto del 40 y, al propio tiempo, surgieron otros más profundos que alcanzarían a los más humildes.

En el primero de los casos fue cumplir lo que estaba establecido, pero al final, como leyes complementarias aboliendo el latifundio. Y esas leyes complementarias, pasaron los años y nadie se ocupó de que se cumplieran, hasta que llegaron la Revolución y Fidel y a los pocos meses del triunfo, el 17 de mayo de 1959, se acordó, en el corazón de la propia Sierra Maestra, la Reforma Agraria de la Revolución Cubana.

La Revolución fue fuente de derecho, fue ella quien les dio la tierra a los campesinos, la que garantizó el acceso gratuito y universal a la educación, la que puso la salud pública al servicio de los ciudadanos, la que garantizó la igualdad de los cubanos, la que nacionalizó con el respaldo popular las grandes propiedades en manos de compañías extranjeras que explotaban a nuestros compatriotas.

En el Informe Central al Primer Congreso del Partido, el compañero Fidel señaló (cito): “Hoy necesitamos una constitución socialista, en correspondencia con las características de nuestra sociedad, con la conciencia social, las convicciones ideológicas y las aspiraciones de nuestro pueblo. Una constitución que refleje las leyes generales de la sociedad que construimos, las profundas transformaciones económicas, sociales y políticas operadas por la Revolución y los logros históricos conquistados por nuestro pueblo. Una constitución, en fin, que consolide lo que somos hoy y que ayude a alcanzar lo que queremos ser mañana”. (Fin de la cita)

El período de provisionalidad se mantuvo hasta la proclamación de la Constitución de la República el 24 de febrero de 1976, resultado también de una amplia consulta popular y un referendo.

La Constitución de 1976 reafirmó el carácter socialista de la Revolución, proclamado por Fidel el 16 abril de 1961, instituyó aquellos derechos conquistados por el pueblo, fruto del proceso revolucionario, e instauró un sistema de gobierno sustentado en los órganos del Poder Popular.

Los acuerdos derivados del Cuarto Congreso del Partido, en 1991, unidos a las experiencias del proceso de rectificación de errores y tendencias negativas, la caída del campo socialista y la necesidad de perfeccionarnos en las circunstancias imperantes en nuestra sociedad y otras nuevas que se gestaban con la llegada del Período Especial, conllevaron una reforma parcial de la Constitución de la República en 1992.

En lo fundamental, se introdujeron modificaciones en el sistema económico, la organización y funcionamiento de los órganos del Poder Popular, se instauró la elección directa por el pueblo de los diputados a la Asamblea Nacional y los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular y fue ampliada la libertad religiosa.

Trascendente resultó también la Reforma Constitucional del año 2002, cuando Estados Unidos incrementaba sus amenazas contra la Revolución. A instancia de las organizaciones de masas y el respaldo mayoritario del pueblo, se consignó en la Constitución el carácter irrevocable de nuestro socialismo y del sistema político y social revolucionario. A ello se unió el pronunciamiento de que jamás podrían negociarse las relaciones económicas, diplomáticas y políticas con cualquier otro Estado, bajo agresión, amenaza o coerción de una potencia extranjera.

Los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados en el Sexto Congreso del Partido, en abril de 2011, y los acuerdos emanados de su Primera Conferencia Nacional, en enero de 2012, pusieron de manifiesto la necesidad de introducir modificaciones en el orden constitucional.

En consecuencia, en el año 2013, el Buró Político aprobó la creación de un Grupo de Trabajo con ese propósito.

El Séptimo Congreso, en abril de 2016, ratificó los acuerdos del Sexto Congreso y avanzó en la elaboración de documentos programáticos acerca del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, cuya materialización, igualmente, tendría un reflejo en el ámbito constitucional.

Durante los estudios que llevábamos a cabo, arribamos a la conclusión de que más que una reforma, se requería de una nueva constitución que no se limitara a actualizar el orden económico y social, sino que profundizara en los principios de la estructura del Estado, la ampliación de los derechos y garantías de los ciudadanos y otros aspectos relevantes; pensando no solo en el hoy, sino, sobre todo, en el futuro de la nación.

El 2 de junio de 2018 este Parlamento aprobó iniciar el proceso de Reforma Constitucional y con ese fin creó una Comisión de 33 diputados para la elaboración del Anteproyecto de la nueva Carta Magna. Considero oportuno hacer constar en esta sesión solemne el meritorio trabajo desplegado por los integrantes de esta comisión y sus cuatro asesores, no solo en la elaboración del texto inicial, sino a lo largo de todo el proceso.

La primera versión del proyecto de la nueva Constitución fue presentada al análisis por esta Asamblea los días 21 y 22 de julio de 2018, y luego de un amplio debate, se aprobó un nuevo texto y se dispuso someterlo a consulta popular.

Como ya fue informado, cerca de 9 millones de personas participaron en las más de 133 000 reuniones. Podemos afirmar que no se trató de una mera asistencia, sino que consciente, responsablemente y con absoluta libertad todos pudieron exponer sus criterios, lo que también contribuyó a elevar la cultura jurídica de los ciudadanos. Hubo más de 1 700 000 intervenciones de las que se derivaron unas 783 000 propuestas.

El pueblo con su participación se convirtió en el verdadero constituyente.  Bastaría reiterar que, como resultado del aporte popular, el proyecto tuvo variaciones en casi el 60 % de su articulado.

Encomiable fue la labor realizada por los encargados de la captación y procesamiento de las opiniones de la población. Con su trabajo en tiempo récord contribuyeron decisivamente a los éxitos de este proceso profundamente democrático.

En diciembre pasado la Asamblea Nacional aprobó la nueva Constitución de la República, y de conformidad con el mecanismo de reforma establecido, acordó someterla a Referendo, el cual se realizó el pasado 24 de febrero, ocasión en la que nuestro pueblo dio una muestra más de compromiso y apoyo a su Revolución y al Socialismo.

Es significativo que la mayoría de los cubanos que ejercieron el voto pertenecen a las generaciones nacidas con posterioridad al triunfo revolucionario, lo que refleja la fortaleza y continuidad de nuestros principios.

Los resultados del Referendo son una prueba inequívoca de esta afirmación.  Como ya también se informó, el 90 % de los ciudadanos con derecho electoral concurrieron a las urnas, y de estos, el 86,85 % votaron a favor, cifra que a la vez representa el 78,3 % del total de compatriotas con derecho al voto, con la cual quedó refrendada la nueva Constitución de la República.

Relevante resulta también el 95,85 % de las boletas válidas, y que solo el 9 % votó en contra. Con relación a este último dato, valoramos que en no todos los casos ello significa un rechazo al contenido general de la nueva Constitución, sino que obedeció a criterios contrarios sobre temas específicos.

Cuba demostró, una vez más, que desde mecanismos democráticos y basados en el derecho a la libre determinación es posible afianzar su sistema socialista como una alternativa viable en momentos de una escalada en la agresividad del imperialismo que intenta desacreditar opciones progresistas de desarrollo social.

La Constitución que hoy proclamamos garantiza la continuidad de la Revolución y la irrevocabilidad de nuestro socialismo. Sintetiza las aspiraciones de todos los que a lo largo de más de 150 años han luchado por una Cuba libre, independiente, soberana y de justicia social.

Esta ley de leyes es hija de su tiempo. Refleja las circunstancias históricas de la construcción de nuestra sociedad y tutela jurídicamente los cambios acaecidos con visión de futuro, en el propósito supremo de alcanzar un socialismo cada vez más próspero, sostenible, inclusivo y participativo.

Con este nuevo texto se institucionaliza y fortalece el Estado revolucionario, del que se demanda una actuación transparente y ajustada a la ley. Si algo en particular lo distingue, es el respeto a la dignidad plena de la mujer y el hombre, y la igualdad de los cubanos, sin ningún tipo de discriminación, y esos son, precisamente, los pilares en los que se cimienta esta sociedad.

El texto constitucional ha sido fruto del trabajo mancomunado de quienes tuvimos el privilegio de acompañar a Fidel en la lucha revolucionaria y los “pinos nuevos”, quienes paulatinamente vienen asumiendo las principales responsabilidades de la nación. Esta Constitución deviene en un legado para las nuevas generaciones de cubanos.

No basta con proclamarla, es necesario hacer efectivos sus preceptos. En ese empeño corresponderá a esta Asamblea una intensa actividad legislativa para cumplir las normas previstas en las Disposiciones Transitorias de la Constitución, tarea ya encomendada a varios grupos de trabajo.

En el día de hoy, una vez concluido este acto de proclamación, será publicado en la Gaceta Oficial de la República el texto íntegro de la Constitución, a partir de lo cual entrará en vigor.

Entre las tareas inmediatas que por mandato constitucional debemos acometer está la aprobación de una nueva Ley Electoral, en cuyo proyecto se trabaja, con el propósito de presentarla a la aprobación de esta Asamblea en su próxima sesión ordinaria.

Una vez en vigor la Ley Electoral, ha de elegirse por el Parlamento el Consejo Electoral Nacional y, de conformidad con la Segunda Disposición Transitoria de la Constitución, antes de los tres meses siguientes, la propia Asamblea elegirá a su Presidente, Vicepresidente y Secretario, a los demás miembros del Consejo de Estado, y al Presidente y Vicepresidente de la República.

Igualmente, ya elegido, el Presidente de la República, antes de los tres meses, presentará a la aprobación de la Asamblea Nacional el nuevo Gobierno, es decir, este Parlamento designará al Primer Ministro, a los Viceprimeros Ministros, al Secretario y demás miembros del Consejo de Ministros.

Trabajaremos para que todas estas acciones se materialicen antes de concluir el presente año.

A su vez, a inicios del 2020, correspondería la elección de los gobernadores y vicegobernadores provinciales, y la designación por las asambleas municipales de los intendentes.

Como era de esperar, los enemigos históricos de la Revolución han pretendido cuestionar la legitimidad de este amplio ejercicio constitucional.  No obstante, todas las infamias se desvanecen frente al hecho irrefutable del apoyo masivo de nuestro noble pueblo.

Hemos venido alertando sobre la conducta agresiva que el Gobierno estadounidense ha desatado contra la región de América Latina y el Caribe.  Lo hace en nombre de la Doctrina Monroe, con un arrogante desprecio macartista hacia el socialismo, la libre determinación de los pueblos y los derechos soberanos de los países de la región.

El 26 de julio de 2018, al conmemorar el aniversario 65 del Moncada, y el primero de enero del presente año al celebrar el aniversario 60 del triunfo de la Revolución, advertí sobre el escenario adverso que se había conformado y el resurgir de la euforia y el apuro de nuestros enemigos por destruir el ejemplo de Cuba.  En ambas ocasiones señalé la convicción de que se estrechaba el cerco del imperio en torno a Venezuela, Nicaragua y Cuba. Los hechos han confirmado aquella apreciación.

La región que Martí llamó Nuestra América había logrado en tiempos muy recientes afianzar la independencia regional, en un clima de paz, cooperación y armonía entre sus Estados miembros.

Con el precepto de alcanzar la unidad dentro de la diversidad, se avanzó sostenidamente hacia la integración, la complementariedad y el concierto entre todos para solucionar los problemas económicos y sociales de nuestros pueblos.

Se declaró a América Latina y el Caribe como Zona de Paz y se progresó también en el propósito de alcanzar una relación más respetuosa con los vecinos del norte.

El escenario hoy es otro. El actual Gobierno de los Estados Unidos y su ambición hegemónica hacia la región, plantean la amenaza más perentoria de las últimas cinco décadas a la paz, la seguridad y el bienestar de Latinoamérica y el Caribe.

En pos de los objetivos de dominación se orquestaron a lo largo de varios años golpes de Estado, en un caso militar y en otros de corte parlamentario, para despojar del poder a presidentes progresistas y, en evitación del ascenso de líderes de izquierda, se impidió su participación en las elecciones mediante campañas mediáticas y oscuras causas judiciales.  Precisamente, el pasado domingo se cumplió un año del injusto encarcelamiento del compañero Inácio Lula da Silva, cuya libertad demandamos.

Desafortunadamente, hay gobiernos y fuerzas políticas que de modo irresponsable acompañan al imperialismo en esta belicosa escalada.

El asedio incesante contra la hermana República Bolivariana de Venezuela, con el uso de métodos de la guerra no convencional y la asfixia económica, es el principal foco de agresión, sin embargo, la amenaza nos concierne a todos.

El Gobierno venezolano y el pueblo chavista están escribiendo páginas admirables de resistencia. En suelo bolivariano se define hoy si es verdad que las naciones latinoamericanas y caribeñas tienen derecho a la libre determinación, si el poder soberano descansa en el pueblo o en un gobierno extranjero, si resulta aceptable que un país poderoso determine quiénes son los gobernantes de un estado independiente, si las normas y principios por los que se rige la Organización de las Naciones Unidas tienen valor real o son letra muerta, si los pueblos de la región permanecerán pasivos ante el arrebato del poder soberano en una nación hermana o responderán en repudio al crimen.

Ratificamos desde este Parlamento la firme solidaridad y apoyo a la Revolución bolivariana y chavista, al presidente Nicolás Maduro Moros y a la unión cívico-militar de su pueblo.

A los más de 20 000 colaboradores cubanos, el 61 % de ellos mujeres, que se encuentran cumpliendo misión en Venezuela les trasmito nuestro profundo reconocimiento por su compromiso y consagración en la noble y profundamente humanitaria tarea que realizan al servicio de las familias de esa hermana nación (Aplausos).

El tono del Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba es cada vez más amenazador, al tiempo que se dan pasos progresivos para deteriorar las relaciones bilaterales.

Se culpa a Cuba de todos los males, usando la mentira en el peor estilo de la propaganda hitleriana. Jamás abandonaremos el deber de actuar en solidaridad con Venezuela.  No renunciaremos a ninguno de nuestros principios y rechazaremos enérgicamente toda forma de chantaje.

El incremento de la guerra económica, con el fortalecimiento del bloqueo y la continua aplicación de la Ley Helms-Burton, persiguen el viejo anhelo de derrocar a la Revolución Cubana por medio de la asfixia económica y la penuria. Esta aspiración ya fracasó en el pasado y volverá a fracasar (Aplausos).

Hemos hecho saber a la administración norteamericana, con la mayor claridad, firmeza y serenidad, por canales diplomáticos directos y de manera pública, que Cuba no teme a las amenazas y que nuestra vocación de paz y entendimiento está acompañada de la inconmovible determinación de defender el derecho soberano de los cubanos a decidir el futuro de la nación, sin interferencia extranjera.

El socialismo, sistema que denigra el Gobierno de los Estados Unidos, lo defendemos porque creemos en la justicia social, en el desarrollo equilibrado y sostenible, con una justa distribución de la riqueza y las garantías de servicios de calidad para toda la población; practicamos la solidaridad y rechazamos el egoísmo, compartimos no lo que nos sobra, sino incluso lo que nos falta; repudiamos todas las formas de discriminación social y combatimos el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo, la trata de personas y todas las formas de esclavitud; defendemos los derechos humanos de todos los ciudadanos, no de segmentos exclusivos y privilegiados; creemos en la democracia del pueblo y no en el poder político y antidemocrático del capital; buscamos promover la prosperidad de la patria, en armonía con la naturaleza y cuidando las fuentes de las que depende la vida en el planeta; y porque estamos convencidos de que un mundo mejor es posible.

Esperamos que la comunidad internacional responda con conciencia y sentido del deber ante tan peligrosa experiencia, y que no haya que lamentar cuando sea demasiado tarde.

Frente al turbulento escenario que se ha conformado, hemos definido como prioridades insoslayables la preparación del país para la defensa y el desarrollo de la economía nacional.  Ambas direcciones con igual importancia.

Como ha podido apreciar nuestra población, desde hace meses se acomete un conjunto de medidas en interés de reforzar la capacidad y disposición combativas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y todo el sistema defensivo del país bajo la concepción estratégica de la Guerra de Todo el Pueblo, como refrenda la Constitución de la República que acabamos de proclamar.

Al propio tiempo, se ha adoptado un grupo de decisiones para encauzar el desempeño de nuestra economía y resistir y vencer los nuevos obstáculos que nos impone el recrudecimiento del cerco económico y financiero, sin renunciar a los programas de desarrollo que están en marcha.

Para ello es necesario que estemos alertas y conscientes de que enfrentamos dificultades adicionales y que la situación pudiera agravarse en los próximos meses. No se trata de regresar a la fase aguda del Período Especial de la década de los años 90 del siglo pasado; hoy es otro el panorama en cuanto a la diversificación de la economía, pero tenemos que prepararnos siempre para la peor variante.

Es preciso redoblar los esfuerzos por incrementar las producciones nacionales, en particular la de alimentos, revisar todos los gastos para suprimir los no imprescindibles, elevar la eficiencia en el uso de los portadores energéticos, especialmente los combustibles, lo que incluye acabar con el robo existente y asumir el ahorro como una firme línea de conducta de los dirigentes desde la nación hasta la base y los compatriotas en general.

En 60 años frente a las agresiones y amenazas los cubanos hemos demostrado la férrea voluntad para resistir y vencer las más difíciles circunstancias. A pesar de su inmenso poder, el imperialismo no posee la capacidad de quebrar la dignidad de un pueblo unido, orgulloso de su historia y de la libertad conquistada a fuerza de tanto sacrificio. Ya Cuba ha demostrado que sí se pudo, sí se puede y siempre se podrá resistir, luchar y alcanzar la victoria (Aplausos). No existe otra alternativa.

Eso es todo por ahora,

Muchas gracias.

(Ovación).

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cienfueguero 100% dijo:

    Excelentes palábras de Raúl ! No hay otra opción que resistir y defender a Cuba .

    • melva Juana guille más Pedraza. dijo:

      Mi lema es y sera,resisistir y vencerás. No nos amedrantemo,nuestro enemigo;es un anciano decrépito.y no le tenemos miedo . Trump Coprofano. infeliz,ni todos tus millones va,hacer,que tu salga nuevamente de presidente.pena debería darte,con lo anciano qun esta,estar parado en una tribuna.carece hasta de aspecto;personal,eres tan indigno qué, para mi y mi País no vales nada,pero por educación,hay qué oír,todo el babeo que habrá. haveces no se te entiende nada.desiste,del poder anciano.y te trato con educación,porque; la enseñaza que me a dado mi Revolución,no porque tu te la merezca.te dejo porque ya me estoy acalorado y tengo temor,de expresar los improperios;qué tu te mereces.

  • DRosa dijo:

    B.Dias estamos de acuerdo con su discurso y todo el que robe combustible o lo que sea preso como ha planteado nuestro Presidente sea quien sea y que los jefesitos que se creen intocables k pasean con sus novias por lugares turísticos, k llevan a sus hijos a las escuelas, circulos y otros lugares turísticos, esto no venden el combustible pero lo derrochan en fuciones k no les han sido otorgadas con esos idem los k roban combustibles PRESOS y k paguen los años k sean en las carceles trabajando lo k les han robado al pueblo, seria saludale k nuestro pueblo conozca cuantos miles de litros se han perdido por estos delitos y cuanto se hubiera podido realizar con ese dinero, si en las TUNAS fueron 30 mil en el 2018 según planteo nuestro Presidente en su visita a esa provincia cuanto será en todo el pais k se busquen formulas como las piqueras en las entidades del estado y k todos jefes o no tengan k planificar sus salidas esto es una vía de control antes se hacia,slds pasen un buen dia

  • Darianna Oliva Gonzalez dijo:

    Como joven me siento representada con mi constitución y favorecida con todo lo que en ella expresa. SI POR CUBA , SI POR NUESTRA CONSTITUCIÓN.

  • Martha dijo:

    Soy de las convencidas de «que siempre se podrá resistir, luchar y alcanzar la victoria», solo que cuando ocurren cosas como las que escribiré, el esceptisismo me vuelve a rondar, hace hoy 10 días, incluido el domingo, que llevamos reportando a Etecsa que el telefono de mi hija está «anclado» en la casa de una vecina, quien a su ves supuestamente el miercoles 4 de abril le pusieron el telefóno, No 78676206, traslado según ellos, pues recien acaban de mudarse, pero increiblemente sigue recibiendo y saliendo por el No. de mi hija , 7866 6627, el martes 13, luego de todos estos reportes al fin llegaron dos compañeros de Etecsa, para terminar explicando que lo que sucedía era que tenía bajo el tono de llamada, sin embargo delante de ellos se realizó llamada desde el celular al 78666627 y siguió saliendo la contestadora de la otra casa, a lo que ellos decidieron irse sin explicaciones, y el Número sigue hasta el día de hoy «anclado» en esa otra casa, (en Cárdenas 77 vive mi hija, en Cárdenas 55 es donde aparece anclado) Hasta cuándo se puede resistir estos atropellos de una Empresa por demás poderosa y única de su tipo en nuestro país? a quién poder dirigirse que no sea mediante este sitio, para que de respuesta a estos desmanes, ya que Etecsa, mediante el 114, no lo hace? Hasta Cuándo?????? Podremos en verdad resistir, seguir luchando y alcanzar la victoria si la desidia continúa rondandonos y no pasa nada? Cuándo se pasará de la teoría a la práctica y comenzaremos los que trabajamos y vivimos de un salario, a volver a creer que esta revolución de los pobres y para los pobres los defiende y vela por sus derechos????? Gracias por que de alguna manera pude expresarme y aunque no lo publiquen, confío alguien lo lea y tramite.

    • Roberto Gil Ontivero dijo:

      Mire como usted puede entrar a las web nacionales, le recomiendo la sección acuse de recibo de juventud rebelde, o en Granma donde usted envia la queja, le aseguro que mucho mas rapido que lo que usted cree la contactaran, bueno las obras no son perefctas, pero sus imperfecciones apenas mellan la voluntad de seguir adelante y de reconocer que aun con problemas burocraticos la vida d4el pais sigue, mre hace unos días colocaron por la TV una entrevisata que le hizo una periodista de ABC de Estados Unidos al Comandante Ernesto Guevara donde hacia mucho incapie en la burocracia,y le pregunto que si la burocracia era un problema del socialismo, mire la Respuesta del Che, fue la burocarcia existe en el Capitalismo o en los Estados Unidos no hay burocracia y las respuestas a sus gente tambien es lenta, yo le puedo decir que nuestro joven proceso (1961) luchara contra ese vestigio y nuestros cuadros desde el arriba estaremos empeñado en desparecre esa practica.Asi que no se reinda y haga valer sus derechos y mas ahora que tenemos como dijo Nicolas Guillen , lo que teniamos que tener.Gracias

      • leo dijo:

        Se nota q es dirigente.¿ud cree q tenemos lo q debíamos tener?.
        En cuanto a la constitución,no se cual es el cacareo,porque siempre hemos tenido una lo q no tenemos es quien la haga cumplir los q deben velar son ciegos,sordos y mudos,ojala empiese a cambiar.¿A ud no le roban en la bodega,la carniceria,la tienda.Lo trajinan e n vivienda,las famosas oficinas de tramites,hasta en el consultorio?Me va adecir q la educacion es gratis y la salud.¿eso es lo unico q teniamos q tener?

  • Elys dijo:

    Como, Raúl nos tiene acostumbrados; un discurso conciso, diáfano, esclarecedor no solo sobre la nueva constitución sino sobre otros termas de mucho interés para la población.

  • Yoenis Pantoja Zaldívar dijo:

    Como en Guáimaro la historia
    una página escribió
    ayer Raúl reafirmó
    otra jornada de gloria
    en tributo a la memoria
    del Granma y de Baraguá
    dijo: «Cuba siempre tendrá
    la dignidad como escudo
    no hay miedo, Sí se pudo,
    sí se puede y se podrá».

  • Nicolás dijo:

    Se pudo, se puede y se podrá!
    Todos los cubanos unidos!

  • la verdad dijo:

    La Revolución cubana ya no es solo de Cuba, es del mundo.

  • Jorge Luís Guach Estévez dijo:

    100% de acuerdo con las palabras de Raúl. Ahora más que nunca unidad, defensa de la patria y trabajo responsable de todos.
    Guach

  • Gumersindo Acebo Nerey dijo:

    Precisas y claras las palabras de proclamación de la Constitución de nuestro General de Ejército Raúl Castro.
    Nadie puede estar enajenado del momento histórico en el cual vivimos y que se vuelve cada día más complejo.
    Cuba, aunque vuelva a quedar sola en el mundo que no pasará porque tenemos muchos amigos, tiene que estar preparada para responder con agilidad y con decisiones oportunas ante cualquier situación ya sea económica o militar que pueda ocurrir.
    La defensa de la Patria y el cumplimiento estricto de nuestros planes económicos, como expresó Raúl, tienen que ser rigurosamente controlados por la máxima dirección del país y por el pueblo. Tenemos que tener mucha sensibilidad política, mucha comprensión y apoyar las decisiones que nuestro Partido y nuestro Gobierno tengan que tomar.
    Hacer más con menos, planificar milimétrica mente y controlar rigurosamente tienen que ser principios estrictos a observar por todas las instituciones del país. No hay lugar para el descontrol.
    Mientras exista el criminal bloqueo de los Estados Unidos el pueblo cubano vivirá en período especial del cual tenemos que aprender y con el cual tenemos que convivir.
    Independientemente de lo que suceda en el futuro inmediato la Revolución Cubana continuará existiendo digna y soberanamente. El pasado nos ha enseñado lo suficiente para sobrevivir en el futuro.

  • la verdad dijo:

    La única forma de detener la locura que está viviendo el mundo a manos de los países imperiales y hegemónicos es apoyando a la WCPA (World Constitution and Parliament Association) volviéndonos ratificadores de la constitución para la Federación de la Tierra, con la creación de la Federación el mundo vera una verdadera esperanza para todos sus problemas ya que esta sustituirá a la ONU que ha demostrado servir poco o no servir nada a los verdaderos intereses de todos los pueblos y naciones, por eso creo que Cuba debería ser uno de sus principales promotores y ratificadores, ante el actual sistema mundial injusto y el no poder reformar a la ONU para que sea de todos y por el bien de todos y no de unos pocos, es imperante la creación de un nuevo orden mundial que garantice el derecho de todos los pueblos y naciones del mundo a vivir en paz, con justicia e igualdad, la creación de la Federación es la única forma de que la humanidad vea un rayo de esperanza frente al aumento de las guerras, las desigualdades, el cambio climático y el despilfarro de los recursos que solo nos llevan hacia la autodestrucción.

  • juan pablo dijo:

    el día de ayer ha sido histórico ,ahora nos toca a todos cumplir lo legislado y hacer realidad nuestros sueños de un mundo mejor , que realmente se logra trabajando y haciendo las cosas bien todos los días. creo que es urgente cerrar la llave del desvío de combustible y emplearlo en la agricultura, saquen la cuenta de los que no paran sin habilitar en los cupet y verán al año todo lo que podemos hacer con eso.

  • Agustin Lorenzo dijo:

    Contundente discurso del compañero Raúl, que viva la Revolucion por siempre.

  • Emilio B. Fuentes Gort dijo:

    Quiero descargarlo para mi teléfono
    VIVA CUBA SOCIALISTA
    ¡ADELANTE CUBANOS! Preparémonos en todos los sentidos incluyendo el militar para defender a la CUBA soberana, nuestra unidad, nuestras conquistas y nuestra IDENTIDAD.
    ¡LUCHEMOS CONTRA LOS ANEXIONISTAS y CONTRA LA CORRUPCIÓN!
    ¡No queremos ser norteamericanos, ya somos cubanos con mucha honra! ¡VIVA LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!

  • Jorge Cisnero Enamorado dijo:

    Los revolucionarios disfrutamos de la intervención de Raúl. A tiempos excepcionales, repuestas contudentes, seguimos apoyando a Venezuela, condenamos la ingerencia del imperio, continuaremos desarrollando la economía y fortaleciendo las acciones defensivas del país Y UNA SUGERENCIA POLÍTICA PARA QUE LOS GOBIERNOS QUE AÚN NO HAN DESPERTADO ANTE LOS NUEVOS TIEMPOS !QUE LO HAGAN!, ASÍ SE DEFIENDE LA PAZ.

  • martha i dijo:

    En realidad digo algo CUBA mi CUBA es muy grande y poderosa, y la defiendo hasta con los dientes si es preciso, pero muchas veces me disgusto cuando veo las cosas que se pueden hacer y no se hacen por ejemplo; el batey del central guiteras ( un central que aporta en cada zafra más de $ 500 000.00 pesos para el desarrollo del territorio; desde que se aplica este aporte) tenga que esperar que venga una visita al pueblo, digamos nuestro presidente que visito al central hace poco, o un ministro importante para que afalten la calle de entrada al pueblo; le pinten la fachada al policlino y no más; porque suceden esas cosas; eso no es bloqueo; eso entiendo yo que es mala organización y dirección tanto en el municipio como en la provincia; por favor tenemos que oir bien lo que nos dice Raúl y Diaz Canel tenemos que luchar con verguenza y dignidad y no vivir a costa de la verguenza y dignidad de otros, apollo por completo las palabra de nuestro Raúl Castro Ruz, gracias

  • Mágico dijo:

    El siguiente párrafo es bastante confuso para mí:

    Igualmente, ya elegido, el Presidente de la República, antes de los tres meses, presentará a la aprobación de la Asamblea Nacional el nuevo Gobierno, es decir, este Parlamento designará al Primer Ministro, a los Viceprimeros Ministros, al Secretario y demás miembros del Consejo de Ministros.

    Yo pienso que si el Presidente presenta a la Asamblea el nuevo Gobierno, es porque ya está elegido o designado. ¿Por qué se dice entonces que «este Parlamento designará al Primer Ministro… y demás miembros del Consejo de Ministros»? Además, me parece que la puntuación en el párrafo es deficiente.

  • jose antonio garcia remedios dijo:

    Hace falta que los primeros que cumplan la constitucion sea el estado y que no pongan leyes por gusto que despues no hacen cumplir, y que los jefes que tienen que dar respuesta a los trabajadores no se queden callado, y cumplan con el articulo 65 de la constitucion Matojo

  • Isabel María Calvo Sánchez dijo:

    El discurso de Raúl es una clase magistral de Historia de Cuba y de Derecho Constitucional cubano , lo que me resulta emocionalmente más significativo porque en pocas palabras expresa la filosofía de vida y de actuación del cubano es su planteamiento de SI SE PUIDO , SI SE PUEDE Y SI SE PODRA LUCHAR Y VENCER.
    Raúl como Fidel tiene toda la autoridad moral para ofrecer esa contundente lección histórica pues como él asaltó el Moncada, sufrió la Prisión Fecunda , vino en el Granma,protagonizó el Primero de enero de 1959 , el Triunfo de la Revolución y continúa adelante como mejpor y máz sagaz discípulo del único Comandante en Jefe que ha tenido la Revolución Cubana , de cuyo legado somos continuidad.

  • sira dijo:

    Excelente discurso, pero lo que más me gustó fue la imagen final que expresa la fusión de generaciones por un mismo ideal. Raúl, el fundador, Esteban Lazo, la generación que muy joven se incorporó a las tareas de la revolución: fundaron las Milicias, alfabetizaro, pusieron sus aspiraciones en función de las necesidades de la Revolución y el presidente Díaz Canel, la generación, nacida, crecida y educada en el espíritu de Fidel. Si tenemos continuidad porque lo anterior se repite en nuestras familias, las comunidades. Por eso enfrentaremos todos los desafios

  • Camilo Villena dijo:

    Excelente Discurso de Raul, como el acostumbra en estas ocasiones memorables.
    Pero como el menciona ahora hay una tarea titánica , la modificación de las Leyes sobre todo aquellas inadecuadas o antagónicas con la misma Constitución y que fueron expuestas en las Asambleas de discusión y menciono como por ejemplo el Titulo IV de Ciudadanía, donde en varios párrafos se menciona “lo establecido por la ley”.
    Somos ciudadanos cubanos donde quiera que estemos y es realmente denigrante que según la Ley 1312 los residentes en el exterior tengan que VISITAR Cuba en un término de 90 días como un turista extranjero cualquiera.
    Somos ciudadanos cubanos dondequiera que se resida en este planeta y al igual que se solicita el Pasaporte identificándonos nuestra entrada y estancia debe ser considerada también como ciudadano por el tiempo que se quiera.
    Los procedimientos de volver a residir en Cuba que actualmente se denomina REPATRIACION, palabra totalmente incorrecta porque no se pierde la Patria sino la Residencia. El cambio de residencia de los Ciudadanos Cubanos no debe tener ni el nombre señalado ni el complicado obligatorio tramite.
    Hay países que incluso estimulan a los retornados sobre todo a profesionales y personas calificadas, para residir nuevamente en el país.
    Esperemos que los planteamientos realizados con referencia no al texto sino a lo que no aparece que son las Leyes sean analizados sin perder tiempo no obstante ser un intenso trabajo como señalaba Raul.

  • Barbara dijo:

    Contundente y Perfecto discurso, nuestro Raul, pronuncia Sabias Palabras y Todos los que sentimos Amor a la Revolución, Los «AGRADECIDOS» , lo apoyamos y estamos a su lado siempre, porque no estamos de acuerdo con imperialistas, ni anexionista y a Nuestra Patria, a Nuestra Bandera y a Nuestra Revolución La defenderemos al precio que sea necesario.
    Todos los cubanos concientes que no queremos mercenarios en nuestro suelo patrio, estamos preparados y nos preparamos para lo que sea necesario, con el Ideal de Nuestro invicto Comandante.
    Abajo todos los oportunistas, los corruptos, los malversadores, los antisociales.
    Nuestra constitución, es el respaldo del futuro de todos los cubanos, de La Nación
    Y RESISTIREMOS!!, como lo hemos hecho siempre al lado de nuestros maximos líderes
    !Viva Raul!, !Viva Nuestra Revolucion Cubana y Socialista!!!.

  • cachorra-Alazana dijo:

    !SI por Nuestra Constitución!!!
    Contundente y Perfecto discurso, nuestro Raul, pronuncia Sabias Palabras y Todos los que sentimos Amor a la Revolución, Los «AGRADECIDOS» , lo apoyamos y estamos a su lado siempre, porque no estamos de acuerdo con imperialistas, ni anexionista y a Nuestra Patria, a Nuestra Bandera y a Nuestra Revolución La defenderemos al precio que sea necesario.Todos los cubanos concientes que no queremos mercenarios en nuestro suelo patrio, estamos preparados y nos preparamos para lo que sea necesario, con el Ideal de Nuestro invicto Comandante.
    Abajo todos los oportunistas, los corruptos, los malversadores, los antisociales.
    Nuestra constitución, es el respaldo del futuro de todos los cubanos, de La Nación
    Y RESISTIREMOS!!, como lo hemos hecho siempre al lado de nuestros maximos líderes !Viva Raul!, !Viva Nuestra Revolucion Cubana y Socialista!!!.

  • Router Gómez dijo:

    Hemos vivido muchos años duros, pero nada de que empesara dicho periodo dificil. En realidad nunca hemos salido del periodo dificil. Lo que si tenemos un pocos de avances tegnologico que lo disfrasa un poco ( internet, transporte y corriente) pero nada es mejor decir que la cosa se va acomplicar un poco mas de lo normal.

  • Paulina Hernández Mezonet dijo:

    La respuesta revolucionaria a este llamado de nuestro Primer Secretario del PCC será la que se aviene al momento como él mismo lo planteó: «redoblar los esfuerzos por incrementar las producciones nacionales, en particular la de alimentos, revisar todos los gastos para suprimir los no imprescindibles, elevar la eficiencia en el uso de los portadores energéticos» ( especialmente guerra contra el robo de combustible y contra todo hecho de corrupción que atente cntra nuestra economía en primer lugar) Tenemos que crecernos como siempre lo hemos hecho ante las dificultades.

  • Jesús Ramón Cardosa Griñán dijo:

    Aqui esta la juventud cubana, estamos contigo y con Fidel al frente. No existe ni existirá jamás ningun gobierno, por muy poderoso que este sea que pueda arrancarnos nuestra soberanía!!!

  • dino dijo:

    Buen discurso del general me gusto mucho

  • samuel dijo:

    exelentes palabras del compañero raulahy que vencer todas las dificultades

  • yusney dijo:

    Seguiremos en combate. #SomosCuba #SomosContinuidad, de eso no hay dudas.

  • Sam90 dijo:

    El agua recurso indispensable para la vida necesita llegar alguna vez a los hogares. Desde hace años, en la calle Pascual Martí, se carece abusivamente del vital líquido, sin explicación, ni proyectos que justifiquen su solución, la población del entorno pasa 20 días y más sin agua. Niños, enfermos y ancianos sufren las carencias, conllevado ello a una situación epidemiológica desfarovable. La familia en general, la ama de casa, la mujer trabajadora se sienten maltratados por las entidades de la llamada «Conaca» y en sentido general por la falta de preocupación, gestión y solución del problema por el Gobierno. ¿Hasta cuándo podremos esperar por una solución a esta terrible problemática en la Ciudad de Pinar del Río?

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Raúl Castro Ruz

Raúl Castro Ruz

General de Ejército y Primer Sercretario del Partido Comunista de Cuba. Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba (2008-2018). Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1959-2008). Líder guerrillero de la Revolución Cubana y Comandante del Ejército Rebelde.

Vea también