Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Steve Bannon, el mito detrás de los monstruos

| 11

Trump y Bannon, meses atrás. Foto tomada de BBC.

Un fantasma recorre la globalización neoliberal en descomposición, el fantasma del populismo de ultraderecha.

Esa sombra fantasmal, en un inicio más difusa, y hoy más nítida, tuvo su primer éxito con la victoria de Trump en Estados Unidos, y terminó de solidificarse con la llegada de Bolsonaro a Brasil. Un tercer vértice de este triángulo lo encontramos en la Europa de Matteo Salvini (Italia), Víktor Orban (Hungría), Marine Le Pen (Francia) y Vox (España).

Y como articulador de este fenómeno monstruoso, encontramos un nombre: Steve Bannon, quien fue durante 7 meses el jefe de estrategia y asesor presidencial de la Casa Blanca de Donald Trump.

¿Quién es Steve Bannon? Ex banquero, fue conocido por ser el director ejecutivo de Breitbart News, la web referencia de la ultraderecha anti establishment en Estados Unidos, desde donde se impulsó la creación del movimiento Alt-right (derecha alternativa, un eufemismo para nombrar al supremacismo blanco), y que lo catapultó para ser el jefe de campaña de Trump, y posterior hombre fuerte de la Casa Blanca hasta su dimisión en agosto de 2017.

Pero en realidad esa dimisión fue el momento de despegue para un Bannon que ha sabido leer y aprovechar muy bien el momento gramsciano donde lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. Un momento histórico de crisis terminal del capitalismo en un mundo multipolar donde el proyecto de globalización neoliberal de las élites económicas ha entrado en crisis, y donde surgen, en ese claroscuro, los monstruos.

Hasta entonces, Bannon había comenzado a testear algunas ideas mediante Cambridge Analytics, la consultora que succionó datos de 50 millones de usuarios de Facebook y los utilizó para manipular psicológicamente la elección que dio la victoria a Trump en EEUU.

Pero es un año después, en agosto de 2018, que Bannon se reúne con Eduardo Bolsonaro, actualmente el Diputado Federal más votado de la historia de Brasil con casi 2 millones de votos, y acuerdan colaborar para llevar a su padre, Jair Messias Bolsonaro, a la presidencia de Brasil.

El resultado es por todos conocido, y Bolsonaro representa el triunfo de un monstruo de ultraderecha en el país más grande de América Latina.

De nuevo otra red social, como sucedió en EEUU, en este caso whatsapp (propiedad también de Facebook), resultó determinante en la amplia ventaja que obtuvo Bolsonaro en primera vuelta, y en el resultado final de la segunda vuelta, creando todo un ecosistema de fake news que se transmitían por el sistema de mensajería, y mediante la micro segmentación y el uso del big data, terminaron deconstruyendo la realidad política al mismo tiempo que construían una paralela en el imaginario de la población.

Tanto en Estados Unidos como en Brasil, el mensaje que se iba alentando era similar (con las especifidades propias de cada país): la lucha contra el marxismo cultural y la ideología de género, además de un discurso crítico con los medios de comunicación masivos parte del establishment (sean estos CNN o Globo), apelando a los miedos y aspiraciones de los sectores populares.

A partir de esta ideología de ultraderecha, de la experiencia en Breitbart y como forma de articular y expandir la Alt-right, Bannon creó The Movement (El Movimiento) y puso su mirada en una Europa donde por mucho tiempo el único partido de ultraderecha con músculo político era el Frente Nacional de Marine Le Pen (que llegó a ganar unas elecciones europeas en Francia con el voto anti inmigrante de la clase obrera blanca).

The Movement nace en Bruselas, nada es casualidad, pues desde ahí opera su aliado Partido Popular Belga, y tiene su sede el Parlamento Europeo, el próximo objetivo de Bannon, que intentará crear un grupo de euroescépticos y populistas de ultraderecha, tras las elecciones europeas de mayo de este año.

Los primeros que conformarán este Eurogrupo son los partidos de los primeros ministros de Italia, Matteo Salvini, y Hungría, Víktor Orban, así como el partido ultraderechista español Vox, cuyo contacto con Bannon es Rafael Bardají, ex asesor de la fundación FAES de José María Aznar. Vox acaba de obtener el 10% de los votos en las elecciones en Andalucía (cuyo tamaño es similar al de Portugal), siendo decisivo para desbancar al PSOE y darle la presidencia al PP, y puede ser la gran sorpresa en las próximas elecciones europeas en España.

Pero, además, los tentáculos de The Movement ya tienen ramificaciones en Alemania (AfD), Austria (FPO), Polonia (PiS), Suecia (SD), Finlandia (Perussuomalaiset) o Reino Unido (Ukip).

El Eurogrupo que surja tras las elecciones de mayo podría ser el segundo más numeroso, con un programa radical de ultraderecha contra la migración, el islam y el feminismo, y en defensa de la seguridad y las fronteras.

Con este nuevo mapa político en la Unión Europea, junto con los Estados Unidos de Donald Trump y el Brasil de Bolsonaro, se conforma un trivote lleno de monstruos. Y detrás de estos monstruos, la figura de Steve Bannon crece, articulando una alternativa global de ultraderecha a la globalización neoliberal.

En nuestras manos está construir no solo una resistencia a este movimiento, sino enfrentarlo con propuestas y alternativas a este mundo fragmentado y en crisis en que nos ha tocado vivir.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Andrey dijo:

    El fantasma del fascismo recorre peligrosamente al mundo en momentos de crisis económica, política, ideológica y también crisis ética y moral de un sistema capitalista que no puede resolver los graves problemas que tiene la humanidad en la actualidad y en perspectiva. Lo que sucedió en la Europa de la década del 30 y 40 del siglo pasado podría volver a ocurrir pero con mayores pérdidas humanas si la fiera del fascismo toma las dimensiones de gobiernos y Estados enteros. Para contrarrestar tal pesadilla todas las fuerzas progresistas tienen el deber de unirse y hacer un eje común con aquellos Estados que se oponen a los gobiernos ultrarreaccionarios. ¿Será Rusia nuevamente, con China como aliado los que encabezarán el frente?…. Solo que en la actualidad la pesadilla de las armas nucleares pende sobre la propia existencia del ser humano… Vivimos tiempos complejos por los que vale la pena luchar…. Nosotros desde nuestra trinchera de ideas tenemos a dos pesos pesados inmortales que nos ayudan, a Martí y a Fidel.

  • Alejandro Fernandez Costa dijo:

    Escrito muy interesante.Estemos alertas.

  • Luis dijo:

    La realidad es que el mayor daño a la izquierda no ha venido de la alt right, si no de autodenominados izquierdistas que han robado, masacrado y mentido por años.

  • Vicem dijo:

    Desde hace tiempo la ultraderecha venia reorganizándose promovida por sectores reaccionarios dentro del capitalismo, se logró colocar en el principal país a D.T, y a partir de ahí como dice el periodista varios otros surgidos como lo que llama en estos momentos ultraderecha populista, con un discurso nacionalista, antimigrante, racista, y de supuesto rescate valores morales con su ataque homofóbico, pues a raíz de esta ultraderecha organizada, ha surgido un movimiento llamado Internacional Progresista, encabezado por Sanders y un exprimer ministro de economía griego, llamados “socialistas”, uno de los objetivos de esta organización es este señor Steve Bannon. Lo importante es que el mundo progresista se ha dado cuenta del peligro que esto representa y se comenzado a organizar para enfrentarlo, en Noruega los partidos progresistas con su unión lograron frustrar el ascenso al poder de estos tipos de personajes, la unión de las fuerzas de izquierda es una de las formas para neutralizar y liquidar esta oleada de derecha populista

  • Mágico dijo:

    Según el periodista, Steve Bannon es un monstruo, un monstruo joven, de dos años, porque su primera monstruosidad fue la creación de Donald Trump, cuyo gobierno tiene esa edad. Con sus mismas mañas Bannon habría creado su segundo monstruo, Jair Bolsonaro. Pienso que el autor del artículo trata con bastante simpleza los motivos del triunfo de estos dos presidentes, cargándole a la actuación de un simple mortal dos hechos que tienen raíces mucho más profundas. Supongo entonces, que tanto en la sociedad norteamericana como en la bresileña estaban creadas las condiciones para el triunfo de los presidentes que gobiernan ahora en aquellos países. En el caso de los Estados Unidos, la mayoría de los votantes, y los más disciplinados también en cuanto a ir a las urnas, son los blancos anglos. Son en general religiosos conservadores, antiinmigrantes, discriminadores de las minorías y se oponen al aborto. También este grupo ve con mucho recelo cómo los negros y los latinos se reproducen más que los blancos y cómo los Estados Unidos va perdiendo poder en el mundo, principalmente frente a Rusia y a China. Trump apostó por ese grupo mayoritario, dejó a un lado lo de navegar entre dos aguas, como los otros aspirantes republicanos y se definió exactamente con las características de este grupo, lo convirtió en su base electoral. Trump decidió arriesgarse, como buen empresario acostumbrado al riesgo, y triunfó. Por eso cada día gana más adictos, amplía su base y se fortalece, a pesar de que hace mucho tiempo que Bannon lo abandonó. Tal vez el estratega Bannon le enseñó a Trump que las redes sociales son el medio más barato y más eficaz para hacer política; y esto no es una gran monstruosidad entre empresarios capitalistas, que son duchos en maximizar las ganancias. Seguramente este descubrimiento fue aplicado en Brasil y por eso la campaña de Bolsonaro ganó invirtiendo menos dinero. Además, Bolsonaro se adueñó de importantes aspiraciones de los brasileños todos: desarrollo económico verdadero, lucha contra la delincuencia y reducción del estado burocrático. Por otra parte hay un gran consenso internacional en que una parte del voto a favor de Bolsonaro fue un voto de castigo al PT, que indiscutiblemente había desilusionado a los brasileños. Cuando pensamos que Bolsonaro aplicó las enseñanzas de Bannon y logró obtener mejores resultados con menos inversión en campaña, no debemos criticarlo, sino aplaudirlo, pues bastante mal se habla de las grandes cantidades de dinero que se invierten en las contiendas políticas. Y si Trump y Bolsonaro terminan sus derechistas períodos presidenciales y continúan con el apoyo de las mayorías, no hay nada de que quejarse, habría que aceptar que los grupos mayoritarios mandan, a pesar de que les duela a las minorías. De todas maneras, en caso de que norteamericanos y brasileños se sientan traicionados por sus presidentes, les pasarán la cuenta en próximas elecciones, como les pasaron la cuenta al Partido Demócrata y al Parrtido de los Trabajadores en su momento. Opinar en cuanto a lo que ocurre y ocurrirá en Europa es harina de otro costal, pues el tiempo y otros hechos irán conformando el futuro, me parece.

    • Sergio dijo:

      Exacto, pero en fin, el periodista cobra por estas cosas.

      Es como decir que la BOMBA ATOMICA explota porque tiene electones.

      Si yo le pregunto a este seño quier enra JAIR BOLSONARO hace tan sólo un año, no hubiese sabido responderme.

      Y este tipo de articulos, lejos de ayudar, lo que hacen es enturbiar aún más.

      Este fenomeno es creciente y peligroso, y no se resumen, ni por asomo, en la simpleza que el Sr. periodista le ha querido dar a su articulo. Yo se que es bastante complejo en las acutales condiciones de Globalizacion y por el USO de las TICs, este último, un elemento a tener en cuenta en cualquier anailsis, y dicho analisis recaba de la mayor seriedad y profundidad para dilucidar que es lo que está sucediendo.

      Quizás esto pudiera ser una ARISTA del problema, pero no es, ni remotamente, la escencia del mismo. Y es lo que hace falta.

      Pero bueno, cada cual tiene sus opiniones y criterios.

      Saludos,

  • eddy dijo:

    Y qué hacen o hacemos los que pensamos en el progreso humano, la solidadridad y la lucha por una sociedad mejor; se llama a la unidad pero ¿cómo lo hacemos? las fuerzas progresistas de Europa por su lado, America por el suyo; el medio Oriente con su guerra y Asia en la lucha comercial, además no es fácil teniendo la derecha los medios masivos de comunicación así como las tecnologías de comunicación e información en sus manos.
    Volvemos al documento de Lenín ¿Qué hacer? Hay tan pocos líderes de izquierda mundiales en estos momentos que la tarea no es fácil, Ya no hay Fidel, Chavez, Lula está preso; ni Nasser y en Europa los líderes están enfrascados por el poder como forma de luchar

  • James Early dijo:

    Este es un análisis importante, pero no aborda el tema de la raza como una identidad social históricamente evolucionada de esta ola pública capitalista neoliberal fascista que incluye grandes sectores de la clase obrera y partidos políticos. La raza es una relación económica de capitalismo económico, cultural y político transversal, construida socialmente y que debe ser abordada por los progresistas y los socialistas. Si no se identifica objetivamente y se evalúa en el cálculo ideológico y político de los movimientos sociales y políticos neoliberales conservadores, derechistas y fascista (y entre los progresistas y los socialistas), la democracia, la justicia y la transformacion sistémico será obstaculizado y engendrar fuerzas contradictorias. Debemos eliminar los puntos ciegos eurocéntricos y confrontarnos con la realidad. Ver a continuación el análisis realizado en 1953 por WEB DuBois:
    “…pero hoy veo más claramente que ayer que detrás del problema de la raza y el color, se encuentra un problema mayor que lo oscurece y lo implementa: y es el hecho de que tantas personas civilizadas están dispuestas a vivir en la comodidad, incluso si el precio de esto es la pobreza , la ignorancia y la enfermedad de la mayoría de sus semejantes; que para mantener este privilegio los hombres han librado la guerra hasta hoy la guerra tiende a convertirse en universal y continua, y la excusa para esta guerra continúa en gran medida a ser color y raza.”

  • Omar Jesús Fernández dijo:

    De acuerdo con Eddy, no hay un líder de izquierda que valga la pena, capaz de arrastrar y de unir con su ejemplo a los atomizados del mundo actual. Mientras las supuestas fuerzas progresistas se debaten en sus propias limitaciones, la derecha internacional es cada vez más homogénea y monolítica, con objetivos cada vez más claros y preocupantes. Estamos tan a la derecha de la izquierda que algunos se encomiendan a figuras como Putin y Xi, homófobo a más no poder el uno y expresión de un imperialismo blando el otro, con nada o casi nada de pensamiento izquierdista. Aquello de proletarios del mundo, uníos… es cada vez más una quimera al parecer inalcanzable.

  • Mario M. dijo:

    La foto me recuerda a Fausto y Mefistófeles.

  • Ni mágico ni estupido ni fascista dijo:

    Pudieramos decir que tambien hay neofascismo en algunos comentarios de foristas que tratan de meternos el deo en la boca con algunas de sus lineas.
    No leo en ningún momento que Bannon fue el Dios que hizo que se produjera todo. Ni la negación de otros factores muy obvios.
    Si veo un muy util y necesario llamado a darnos cuenta de que esa ola de ultraderechismo mundial está conectada y que uno de los conectores e impulsores es un tipo que fue la mano derecha del hombre más importante del planeta (así es considerado por su poder al presedente de EU) y el tuvo el poder de usar los millonarios datos de Cambridge…
    Si tenemos en cuenta los millones y millones de personas que tenían Trump y bolsonaro en contra en sus paises, entonces cobra suma importancia lo que nos cuenta el articulista para poder entender como el detalle de este diablo de bannon usando el poder de la información, la desinformación y las tecnologías actuales pudo inclinart la balanza y contribuir al exito de aquellos para ser elegidos presindentes.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Katu Arkonada

Katu Arkonada

Politólogo vasco. Ha coordinado las publicaciones “Transiciones hacia el Vivir bien” y “Un Estado muchos pueblos, la construcción de la plurinacionalidad en Bolivia y Ecuador”. Es miembro de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad.

Vea también