Imprimir
Inicio » Opinión, Ciencia y Tecnología  »

Del Clarín al Tuit

| 12

¡Al machete! Diseño: Edilberto Carmona/ Cubadebate.

“..Y si queremos saber cómo deben ser nuestros tanques en la hora del combate: ¡deben ser como la caballería camagüeyana de Ignacio Agramonte en el rescate de Sanguily!…”

Fidel Castro, en la velada por el centenario de la caída del Mayor

Máximo Gómez le enseñó al Ejército Libertador el uso del machete. Agramonte creó un cuerpo de caballería que causaba pavor a los españoles. Tal vez el rescate del Brigadier Sanguily sea el exponente más encumbrado de este tipo de guerra de guerrillas usando una caballería que se movía como un solo hombre y realizaba complicadas maniobras inesperadas para los españoles. El éxito de las complicadas y temerarias maniobras se basaba en una disciplina estricta, un entrenamiento exhaustivo y una ejecución instantánea de las voces de mando del Mayor. Poco se habla de la forma en que se transmitían las voces de mando a una caballería en medio del fragor del combate. El genial Juan Padrón lo explica de forma muy elocuente en su animado “El Clarín Mambí”.

El elemento clave en el medio del combate era el corneta, que traducía las voces de mando del jefe en toques del clarín. Sonidos breves, codificados, agudos, que llegaban a los oídos de cada jinete y de forma sintética mandaban a ejecutar una maniobra complicada, larga, perfectamente entrenada, y que ocasionaban una acción inesperada  y letal  para el enemigo. Pero bueno, como siempre divago, mis amables lectores saben que no soy historiador, lo mío son los radares meteorológicos.

¡Ah, si hubiésemos tenido Twitter aquella madrugada del 13 de marzo del 93!

Yo solía dedicarme solamente a la parte tecnológica de los radares meteorológicos. Fue el “monstruo Tomás” el que me convenció cuando me puso al frente de la actividad de radares que el asunto no terminaba en que el radar hiciera su trabajo y adquiriera la información, sino que debía seguir la cadena: Adquisición-Procesamiento-Distribución-Análisis-Interpretación-Divulgación de la información de los radares. Al terminar la automatización de toda la red y la informatización del sistema, en el 2006, obtuvimos también el acceso a Internet. Y con el Internet…las redes sociales. Hoy quiero referirme a una de las formidables herramientas actualmente disponibles: Twitter.

He escuchado a algunas personas (refiriéndose a Twitter) decir: Yo prefiero Facebook, como si una cosa tuviera que ver con la otra ¡Son dos plataformas diferentes! Twitter parece hecho a la medida de lo que necesitan los jefes: mensajes cortos y claros (140 caracteres nada más) que le permiten a un jefe, cuyos subordinados están dispersos por una extensa geografía (Ministros, Viceministros, Jefes de organismos centrales, directores de institutos…), ir enfatizando y explicando, más que su estrategia de dirección (que suele estar clara en informes y ser convenientemente explicada en consejos y reuniones), sus tácticas diarias, para ir sorteando obstáculos e ir implementando la estrategia. De este modo los subordinados van captando diversos aspectos que surgen en el día a día. El tuit explica situaciones, estimula, exhorta, propagandiza logros, reconoce méritos. Es cierto que nada mejor que el contacto personal del jefe con los subordinados; pero cuando el jefe tiene un alcance nacional, por más que trate de adquirir el don de la ubicuidad, no puede explicar todo en persona. El tuit lo ayuda a que las personas sientan al jefe cercano, cálido, humano y muy actualizado.

Fidel desde la Sierra se preocupó por divulgar a todo el pueblo el sentido de la lucha, los avances, para eso surgió Radio Rebelde. Después fueron los discursos en la Plaza de la Revolución, las comparecencias en la TV, las clausuras de eventos, hasta llegar a las Tribunas Abiertas y las Mesas Redondas. Largos o cortos, los discursos de Fidel son un ejemplo de oratoria. Su poder de síntesis lo habría hecho un tuiteador perfecto. Mírese nada más su discuros en la Cumbre de la Tierra en Río: cada una de las frases podría haber sido un tuit: “Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre.”  “Hágase más racional la vida humana. Aplíquese un orden económico internacional justo.”  “Cesen los egoísmos, cesen los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño. Mañana será demasiado tarde para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo.” Y qué decir de aquella frase que aún nos estremece “¡Cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!”.

Así pues me resulta muy grato leer a los ministros que ya emplean esta herramienta y nos actualizan de las prioridades, nos alertan de las dificultades y nos exhortan y alientan a ser cada día mejores.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cubano de Moa dijo:

    Corrección: son 280 caracteres en un tweet.

    • Orlando L. Rodriguez dijo:

      Gracias, lo anoto.

  • Orco Negro dijo:

    Impresionantes los enlaces que hace el autor de este articulo anónimo publicado en ciencia y tecnología pero cargado de historia… por cierto es historia que el twitter es de 140 caracteres, hace rato que es de 280…

  • Raider dijo:

    Es bien explicativo el artículo solo que el twit es efectivo cuando se tiene un receptor o lector activó que no es el caso del cubano que carece de la economía de acceder a esa plataforma social.

    • Orlando L. Rodriguez dijo:

      Ciertamente, aun la audiencia no debe ser muy grande. Ni siquiera todos los que se conectan a Internet, usan el Twitter, pero yo espero que eso vaya mejorando. Sé que aun algunos siguen aferrados a los murales, donde el que le toque actualizarse guinda un artículo publicado la semana pasada en un periodico y que nadie lee, pero los tiempos van cambiando, y las personas habremos de cambiar también.

  • jose Antonio dijo:

    Excelente enfoque, ojala que sea utilizado como herramienta constante de comunicacion con el pueblo y de conocer resultados instantaneos a distancias.

  • Informático dijo:

    No concuerdo en la interpretación que realiza el autor sobre twitter. Es una herramienta que nada tiene que ver con jefes y subordinados. Entre tantas razones, porque no se controla quienes estarán pendientes de tus publicaciones. Twitter es una plataforma para mostrar una imagen pública, tal vez tu forma de pensar y hacia donde se encaminan tus acciones a tu público, pero de la forma más inmediata y simple posible.

  • Jabao dijo:

    De los 12 millonees de cubanos que vivimos en nuestro pais, ¿cuantos tienen posibilidad de tener una cuenta en Twiter?

    • Orlando L. Rodriguez dijo:

      Realmente no sé cuantas personas tienen acceso a Internet, y cuantas de ellas usan twitter, ya sea para dar a conocer sus ideas o para seguir a alguien. Sean muchas o pocas, la idea es que Twitter es una herramienta más, que los dirigentes tienen a su disposición para divulgar sus ideas, como mismo hacen los artistas, los deportistas y otras personalidades pública. Solo eso.

    • Orlando L. Rodriguez dijo:

      Jabao, por supuesto que no son la mayoría, ahora con la qapertura del Internet en los celulares se amplía un poco más. Yo aun no puedo pagarme eso, al igual que muchos, no obstante la idea es que los dirigentes usen el tuit como herramienta, y lleguen a todos los que puedan. Cuando te explican una dificultad la soportas mejor, porque sabes por qué sucede y los esfuerzos que se hacen para resolverla, es importante saber que los dirigentes no están de espaldas a los problemas nuestros del día a día. Si logran llegar a un puñado con esos tuits, esos se encargan de diseminar la información. De eso se trata, de no desperdiciar la herramienta.

  • Aurelio dijo:

    Excelente artículo por contenido y forma. Desde el título tan original -que es un tuit en sí mismo- hasta su proyección techno-social…
    Muchas gracias al autor y al periódico, así como a los lectores que han comentado.

    • Orlando L. Rodriguez dijo:

      Gracias Aurelio, por la parte que me toca. La idea es que prenda la chispa de usar el clarín, perdón el Tuit, como herramienta para que la tropa (en el sentido más amplio el pueblo) se mueva al unísono con nuesytros dirigentes.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Orlando L. Rodríguez González

Orlando L. Rodríguez González

Ingeniero eléctrico, Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor Titular, Director del Centro Nacional de Radares del Instituto de Meteorología de Cuba.

Vea también