Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

¿Qué sería lo más grande por La Habana?

| 55

Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La Habana acaba de entrar en el año 500 de su existencia. Se anuncian celebraciones y numerosas obras por un aniversario que esperanzadoramente se ha planteado por las autoridades capitalinas como punto de partida, más que como meta.

Por La Habana, lo más grande” se ha proclamado como lema de la conmemoración. ¿Pero qué es exactamente lo más grande si de La Habana se trata? ¿Está entre los miles de obras que ya se han inaugurado y en la cifra aún superior que se ejecutará antes del 16 de noviembre de 2019?

Sin dudas, La Habana necesita un esfuerzo material gigantesco en sus deteriorados viales; en la creación de condiciones para recoger eficientemente los más de 23 mil metros cúbicos de desechos sólidos que genera diariamente; en la restauración de edificaciones de todo tipo, en primer lugar los cientos de miles de viviendas que necesitan algún tipo de reparación, por citar solo lo primero que salta a la vista y en lo que hay un peso indiscutible de carencias financieras donde el cerco económico sufrido por Cuba no es secundario. Es notable que las autoridades de la ciudad, con el apoyo imprescindible del gobierno central, están encabezando un colosal esfuerzo para solucionar muchos problemas acumulados en la infraestructura de la capital.

Pero todo ese esfuerzo se volverá agua y sal si no se aspira a una profunda transformación cultural que revierta el modo en que una minoría ha venido en los últimos años imponiendo, de modo prácticamente impune, comportamientos egoístas que atentan cotidianamente contra el bien común de los habitantes de la ciudad.

“Tenemos que luchar por una educación ciudadana. Por un comportamiento digno de vivir en esta ciudad (…) Somos enemigos mortales de los que pisotean los jardines, humillan las fuentes, los monumentos. Debemos asumir que vivimos una etapa superior de la historia, y como tal, debemos instar, no con la ridícula pretensión de ser ‘maestrillos’ de nadie, sino con el deseo modesto de que todo el mundo sienta que La Habana es suya.

“Me alegro de que hoy sea una ciudad más representativa, menos elitista, compartida por cubanos de toda la Isla que son bienvenidos; pero tenemos el solemne compromiso de explicar, desde la escuela y la familia, la importancia de la vida social en comunidad. Este es el desafío para el 500 aniversario”.

Son palabras del Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, que ha resumido acertadamente el alcance comunicacional que esa transformación implica.

Es que no hay derecho para permitir que cada centímetro que se avance se revierta poco después en fuentes a las que se le arrancan los mármoles y echan agua un día sí y otro no; luminarias y parques vandalizados; contenedores para la basura cuyas ruedas y tapas encuentran un destino ajeno a su función; zanjas en busca de agua o gas que hieren calles recién asfaltadas; televisores de pantalla plana en renovadas instalaciones gastronómicas y de salud que, lejos de promover cultura y modos de vida saludables, difunden materiales del peor gusto y al más alto volumen, o céntricas esquinas embellecidas en cuyos portales, y no solo allí, descansan personas en desventaja social y necesitadas de atención psiquiátrica que en un país como el nuestro deberían estar hospitalizadas y atendidas hasta poder reinsertarse en la sociedad.

Afortunadamente, la justificación con la escasez material no parece ser el centro de las reuniones del gobierno sobre La Habana que recoge la prensa. El combate al desvío de los recursos que se asignan para el transporte y la indisciplina laboral que afecta ese servicio, o la necesidad de velar por que lleguen a las manos de los necesitados los recursos para reparar las viviendas, son asuntos que hemos escuchado analizar desde esos espacios.

Se ha podido apreciar allí el énfasis crítico hecho por el primer secretario del Partido Comunista de Cuba en La Habana, Luis Antonio Torres, y por el propio presidente Díaz-Canel, en esos aspectos subjetivos pero con peso en la vida de los capitalinos y que producen un daño desmoralizador.

Ha sido visible a través de los medios de comunicación que prácticamente desde el día después de asumir su mandato, el presidente Díaz-Canel ha venido prestándole a la capital la máxima atención. La Habana fue la primera provincia que visitó el nuevo Consejo de Ministros, incluyendo lugares poco vistos pero decisivos en la vida de la capital como la Dirección Provincial de Servicios Comunales, donde precisamente sugirió un plan de comunicación -aún pendiente- para acompañar la solución material de la recogida de escombros, que es un problema en casi todas las esquinas de la ciudad y seguramente crecerá si, como se ha asegurado, se trabaja por incrementar la venta de materiales de construcción para la reparación de viviendas.

Invertir en soluciones materiales, sin invertir en comunicación para estimular su correcto funcionamiento y conservación, es muy probablemente asegurarnos el clásico “pan para hoy y hambre para mañana”.

Se necesita un debate popular que sirva como difusión y producción de consensos alrededor de las poco conocidas normas que deben castigar las frecuentes agresiones a lo común. Cierto que falta educación pero también coerción. ¿Alguien conoce cuántas multas se ponen por dañar el entorno citadino y de cuánto es su valor? ¿No sería útil que cada contenedor para los desechos sólidos mostrara información relacionada con ello y la vía por la que se puede coordinar la evacuación de los escombros antes de que lleguen a inundar una esquina?

Comunicar es también que el mostrador de un agromercado no sea más el asiento o el lugar para los pies de los dependientes que atienden al público mientras beben cerveza; que la caja de una tienda reparada y dotada con toda la tecnología deje de ser el primitivo escenario para airear en voz alta las peores groserías entre sus empleados; hacer saber -¿es muy difícil poner una pegatina que lo indique?- que los ómnibus urbanos no son el escenario para imponer a los demás nuestros gustos musicales.

La escuela, con su alcance universal en Cuba y su capacidad para enseñar a querer, puede aportar mucho. Ella y las  instalaciones ubicadas en la comunidad son escenarios que pueden marcar la diferencia, informando, educando y transformando la vida cotidiana.

Usar la comunicación como arma fundamental, junto con la capacidad y actitud para rendir cuentas, el debate y el diálogo permanente con el pueblo donde estén los temas más difíciles, y enfrentar las complejidades siempre con más de una alternativa, han sido los pilares que ha definido Díaz-Canel para el trabajo del gobierno.

Si en algún lugar eso es decisivo es en La Habana, donde las obras por los 500 años de su fundación no serán exitosas si no logran involucrar al pueblo, no solo en su ejecución, sino en el control de su adecuado funcionamiento y preservación, dotando a la ciudadanía de las vías y los espacios para ello y respaldándola con todo cuando participe en esa batalla, que no será fácil tras tanta desidia acumulada.

Una transformación cultural. Tal vez sea eso lo más arduo, y también lo más grande, que podría hacerse por los 500 años de La Habana.

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • sachiel dijo:

    Con la Habana estan acabando la corrupcion,la pobreza,la desigualdad,la falta de fondo habitacional,el pesimo funcionamiento del transporte,la doble moneda,la apropiacion privada de los medios de produccion y un largo etc.

    • sachiel dijo:

      Por favor editores, publiquen el comentario que hice a este falso post con mi nick, o voy a tener que pensar que efectivamente alguien me suplanta con plena capacidad ahi, aunque se ofenda el que se ofenda, como ya pasó con Juventud Rebelde en Acuse de Recibo. han publicado tres comentarios mios y ese no, ustedes saben que es muy fácil determinar quien es quien por el correo que pone. Una vez más, sachiel el real.

      • Cero tolerancia dijo:

        La verdad que ya no sé quién es quién, porque está súper motivado comentando!!

      • bible dijo:

        SACHIEL hace muchs comentarios. ¿cuál es su posición sobre la habana? Yo creo que es una ciudad mágica y que tienes espacios hermosos. ¿pero qué piensa el SACHIEL real? que las personas se potan mal? que alguien lo suplanta de complicidad con la moderación de comentarios.
        A lo mejor es doble personalidad… como nuestra capital que cambia tanto: una de día y otra de noche.

      • Uno dijo:

        Es cierto que utiliza su seudonimo y no es correcto, piense y utilice otro u otra variante, cuántas personas tienen el mismo nombre e incluso los mismos apellidos, me pongo en su lugar por lo disgustado que estuvo con la utilización de esa identificación, pero el comentario es atinado, no solo en La Capital Cubana, eso es una metastasis de todo el territorio nacional contra lo cual hay que acabar o nos acabará.

    • humano dijo:

      Tu deber es denunciar. Por cierto, el video clip que utilizan para promocionar el 500 aniversario de la fundación de La Habana, es irrespetuoso. Un llamado a la indisciplina social.

      Saludos.

    • Jose R. Oro dijo:

      Es una verguenza que usted (quien sea) escriba esas cosas aprovechandose de la identidad de uno de los mas destacados Cubadebatientes como es Sachiel. Denuncio esa practica de usurpar nombres como mezquina y poco etica. Como usted pretende tener razon en algo, si empieza por robar el nombre de otro, tontamente ademas, cualquiera que haya leido al Sacheil real, detecta de inmediato la falsificacion

  • Yo dijo:

    Que acaben de construir viviendas de calidad, que limpien la ciudad, que Real y Maravillosa tal parece que solo es el Capitolio, el Packard, el Kempinsky. Que la gente no bote basura en la calle, que cuide su ciudad, que tengan sentido de pertenencia.

  • sachiel dijo:

    Ajá… y cómo ya comenté ese mismo articulo en otra paret, vuelvo a preguntar: ¿quien le pone el casacabel a los gatos, quien reprimirá todas esas actitudes antisociales y anti habaneras de hoy? ¿Todos? No, eso no es tarea de todos, eso lleva nombre, apellidos y cargos.

    Al que vandalice, escandalice o de cualquier forma altere la ley y la tranquilidad ciudadana, la multa correspondiente aumentada, y la decision de, o realizar trabajo comunitario social, o ir a trabajo correcional con internamiento, ¿verdad?

    • Hirochi dijo:

      Muy de acuerdo con este planteamiento. Es hora ya de que la ley, la autoridad, la policía hagan valer su responsabilidad en el mantenimiento de la tranquilidad ciudadana- ¿Hasta cuándo?

    • Preocupao dijo:

      Bien dicho, y hago mías sus palabras. Para el trangresor, multa, y trabajo comunitario en una cuantía tal que nunca olvide lo que provoca su vandalismo. Y eso es tarea de la policía. No puede ser de otra manera, la cuidadanía carece de facultades, potestades, medios, preparación y recursos para hacerlo. Demonios! Que para eso, entre otras cosas más, es que se les paga a los agentes.

      • sachiel dijo:

        Gracias. Preocupao, la PNR es el “agente” de la autoridad facultada, en estos casos, le toca a la Fiscalía procesar y llevar a tribunales las conductas antisociales, de manera expedita y sin dilaciones o tecnicismos de ningún tipo.

        A la Policia le corresponde reprimir en el lugar, multar, decomisar y conducir a los infractores, para que se les haga la correspondiente denuncia por la violación que toque de acuerdo a la magnitud del hecho…

      • olegario dijo:

        la falta de acción oportuna, eficaz y coherente con los hechos es lo que está generando el estado de impunidad reinante. La PNR que no hace su labor preventiva-represiva cuando es necesario y la fiscalía y los tribunales tambien tiene parte de responsabilidad. Los organismos del estado en muchos casos generan situaciones de indisciplinas e irrespeto a la ley. Tenemos normas que regulan y tutelan todo tipo de irregularidad señalada. Si queremos asegurar el 500 y no el milenio es necesario actuar pero no solo en las grandes avenidad por donde transitan los jefes sino también por la periferia donde vive una parte importante del pueblo habanero que sufre estos desmanes y falta de preocupación por los ocupados del gobierno local y provicial.

    • humano dijo:

      ¡Si!

      Saludos.

  • Ernesto dijo:

    Que buen escrito, como nos tiene acostumbrado Iroel coincido 100% con lo expuesto por el fotorreportero es increíble la indsciplina laboral, tecnológica y social que existe en mi habana hasta que no concientizemos y capacitemos a ese mar de indiferentes las inversiones y los proyectos será como echar sal en un saco roto.
    La comunicación, debe ser la primera herramienta a utilizar en estos tiempos.

    • VICTOR KOZASKI dijo:

      SI NO HAY INCENTIVA DE CONSTRUIR Y UN SALARIO DECENTE NO HAY RAZON DE HACER NADA , EL QUE TRABAJA Y PRODUCE Y EL QUE ESTA VAGANDO POR LAS CALLES , GANAN POR IGUAL TIENEN TODOS LOS DERRECHOS , YO NO VEO LA RAZON DE TRABAJAR DE TODAS MANERAS VOY A RECIBIR POR IGUAL , AYI SON UNOS DE LOS PROBLEMAS NO TENEMOS EDUCACION DE TRABAJO , LOS ALEMANES Y LOS JAPONESES DE LA NADA LEVANTARON UNA ECONOMIA FUERTE . QUE PEDEN DAR TODOS LOS BENEFICIOS A SU PUEBLOS COMO LO DA CUBA , FALTA DE EDUCACION DE TRABAJAR Y CONSTRUIR , EL LEMA DE LENIN FUE EL MAS CORECTO TOMANDO POCECION DE LA REVOLUCION , DIJO QUIEN NO TRABAJA NO COME , OTROS TRABAJAN DURO Y OTROS VIVEN COMO ZANGANOS CHUPANDO LA SANGRE DE UN GRAN PUEBLO TRABAJADOR . TENEMOS HISTORIA DE SER BUENOS PRODUCTORES SABEMOS COMO LEVANTAR UNA NACION INDUSTRIALIZANDOLA , LO UNICO QUE NOS FALTA ES EDUCACION Y CONCIENCIA DE CLASE OBRERA , SI PODREMOS LLEGAR A TENER LO QUE CHINA A LLEGADO EN 30 ANOS , NOSOTROS SOMOS MUY EDUCADO TENEMOS COMNOCIMIENTOS AHORA NOS FALTA CONCIENCIA DE CLASES PARA LEVANTAR A NUESTRA TIERRA TAN LINDA , YO TODA MI VIDA E PRODUCIDO CON MIS MANOS Y NO HAY MAYOR PLACER QUE PRODUCIR Y VER EL FRUTO DE TUS PROPIAS MANOS HOY ESTOY YA RETIRADO , PERO MI MENTE NO DEJA DE TRABAJAR , ES PARTE DE MI LEGADO AL MUNDO SEGUIR TRABAJANDO PARA LAS FUTURAS GENERACION GRACIAS

  • Angela Leon dijo:

    Totalmente de acuerdo, un pueblo mas educado debe ser también una meta y como bien se plantea en el articulo la educación no se alcanza solo con divulgación y comunicación, sino multando a los infractores, pero con valores que sean de verdad ejemplarizantes

    • Sergio dijo:

      Pero no sólo a los ciudadanos. Los organismos del Estado y el Gobiernos deben ser MULTADOS y CONDEBADOS de la misma manera que debe hacer con los ciudadanos. TODO aquel que no “CUMPLA”, se persona JURIDICA o NATURAL, debe pagar por IGUAL.

      • sachiel dijo:

        Ahi coincido con usted, Sergio. La antigua Circular 12 del CECM se hacia cumplir bastante, y efectivamente, las entidades e instituciones tienen obligación y responsabilidad de cuidar su entorno exterior e interior, y no permitir el desorden social.

  • VladimirC dijo:

    Muy bien merecidas todas las reparaciones y nuevas obras que se han construido y se construyen en La Habana, capital de todos los cubanos, en la víspera de su 500 aniversario, felicitaciones para esa hermana provincia; pero me gustaría que las noticias y más que ellas los propios hechos, hablaran también del aniversario de Cienfuegos que el próximo año cumplirá sus 200 años de fundada y donde a pesar de los esfuerzos aun queda mucho por hacer para estar a la altura de dicha celebración. La brillantez del cumpleaños de la hermana mayor no debe opacar la fiesta de la menor. Somos hijos de la misma patria. Felicidades Habana. Felicidades Cienfuegos.

  • Pedro dijo:

    Creo que las autoridades del pais ya conocen los problemas lo que necesita la habana y cuba en sentido general es que se pase del debate a la accion, que se ejecuten acciones que arranquen de una vez lo mal hecho.

  • Luis dijo:

    Yo creo que cuando llegue al 600 aniversario ya van a estar resuelto casi todos los problemas.

  • Andrés dijo:

    Tienes toda la razón Iroel. Como cubano nacido y criado en La Habana he sido testigo de la devaluación material y moral que ha sufrido durante todo este tiempo. Pero si no debatimos abiertamente, si no activamos estrategias de comunicación creativas, entonces no vamos a conseguir sacar a la capital adelante. Creo que el presidente tiene en este asunto las cosas claras.

    Creo, además, que en asuntos específicamente problemáticos; como la absurda profusión de basura y escombros, la contaminación sonora o la escases de fondo habitacional; debemos introducir soluciones tecnológicas. Existen numerosas experiencias en el mundo sobre como lidiar, por ejemplo, con la recogida de escombros y la separación de basura, pero además sobre como controlar el buen cumplimiento de este tipo de reglamentos. Opino que deberíamos mantener un ojo constante en las mejores prácticas internacionales, para luego readaptarlas a nuestras circunstancias. Y hacerlo de modo que involucre a nuestros científicos y tecnólogos.

  • @adrielfcuban dijo:

    Que se retome la educación cívica desde el seno de la familia, poner de “moda” la educación y el buen trato, una mayor concientización social de lo nuestro

  • MARIA dijo:

    SI DECIDEN PONER CAMARAS DE CONTROL SERIA MUCHO MAS FACIL DETECTAR LAS INCIDENCIAS DE LA CIUDAD, UNA SOLA PERSONA CONTROLARIA TODO, EL TRABAJO DEL JEFE DE SECTOR SERIA MUCHO MAS FACIL, CUANDO LAS MULTAS SEAN DE 1000.00 PESOS POR ROMPER,TIRAR BASURA, HACER SUS NECESIDADES .EN LA CALLE, TALVES LAS COSAS MEJOREN.HACE FALTA CONTROL, DISCIPLINA Y ORDEN.

  • carlosvaradero dijo:

    La limpieza de la ciudad es fundamental, pero igual hace falta mejorar el transporte, acabar con las indisciplinas sociales en todos los ordenes, hay que mejorar la calidad de vida, no sólo del que vive en la habana, también de todos los ciudadanos de este país.
    El cubano pasa trabajo con todo y por todo, y hace falta buscar soluciones para que la vida fluya sin tantas trabas y la habana podría ser ejemplo de esto.
    Al que cometa un delito, al que cometa una indisciplina estoy de acuerdo en ponerle una multa, pero no una multa de 5.00 o 10.00 pesos, se reirán siempre de las autoridades, hay que multar de manera que se sienta el peso de la ley, de lo contrario seguiremos en las mismas y la habana como capital y con la densidad de población que tiene no puede darse el lujo de permitir esas indisciplinas y esos comportamientos.

    • Ruben Gonzalez dijo:

      Muy de acuerdo.
      Loa países de Europa, con toda su cultura y nivel educacional, aplican fuertes multas de centenas de Euros, por las indisciplinas sociales.
      La disciplina si tienen un contenido cultural pero la sanción es la que asegura su defensa.
      Sino acuérdense de la escuela.

      • Kmi dijo:

        Estoy muy acuerdo con lo criterios. No es solamente tomar el ejemplo de Europa y ver su cultura recicladora y de limpieza. Vayamos a las Capitales Provinciales y vean. Sí, verán cuánta limpieza y es muy digno de reconocer. Nuestra Habana por ser La Capital de todos los Cubanos tiene que sumarse. Solo nosotros los capitalinos lo lograremos. Cuántos de nosotros le ha llamado la atención alguna vez algún ciudadano que tira la latica, el papel del maní, la cajita de juguito? Lo hemos hecho? Estoy segura que no. Ahí es donde comienza la batalla. Hay que publicitar en nuestra prensa, en la TV, en la radio, acciones para alcanzar todo esto que estamos pidiendo. Comenzamos hoy? Los invito y me sumo.

  • Rodolfo Puente Zamora dijo:

    Los CDR, que sirven como debate para otros temas pueden contribuir con reuniones donde se les explique a los cederistas las normas a seguir para que la capital de todos los cubanos en su 500 aniversario y despues, luzca bella y organizada.

  • Prudencio dijo:

    Muy de acuerdo con Pedro y con todos los foristas.
    El cumplimiento de las leyes no se pide de favor en ninguna parte del mundo y Cuba no puede ser la excepción.
    La ley y la disciplina social se impone pero en ocasiones, los mismos que deben imponer y hacer cumplir esas leyes son los primeros indisciplinados o amiguísimos de los indisciplinados por lo cual pienso que lo primero que se debe hacer es una profunda clasificación y selección de las autoridades responsabilizadas en hacer cumplir la ley, de lo contrario la nueva Constitución se convertirá, al igual que la actual en letra muerta que nadie respeta, cumple ni hace cumplir.

    • DIOGENES dijo:

      Estoy totalmente de acuerdo con usted, la ley tiene que imponerse porque es la unica forma de que la sociedad funcione, por otra parte los castigos tienen que ser acordes al delito cometido, porque de otra forma lo que se gana es el irrespeto de los que delinquen, hacia las autoridades. El resultado lo tenemos bien palpable, la inmoralidad y el irrespeto a los derechos ajenos campean por su respeto en La Habana. Me parece que lo mejor para La Habana, ademas del rescate del patrimonio construido destruido, es el rescate de los valores que tambien han sido destruidos.

  • NICOLAS dijo:

    Una transformación cultural, tiene implicito tantas acciones que resulta dificil erradicar en tan poco tiempo, luego del resultado continuo de su desocupación, el deterioro es notorio, no solo visto en los multiples microvertederos, en las violaciones urbanisticas, en la indisciplina social, en la forma de vestir de nuestros conciudadanos, y otros por todos conocidos. Hoy pretendo en mi cuadra, muy humilde, un cronograma de actividades, sin embargo, el desbordamiento de aguas negras no esta en nuestras modestos esfuerzos subsanar, por lo continuaremos pareciendo o peor a la Roma de ANE, verguanza nuestra ante quienes nos visitan, por ello, resulta imprescindible la imntervencion estatal.

  • Ma. Cristina dijo:

    Buen trabajo periodístico, coincido con lo que plantea. Lo que mas me preocupa es que la cultura no se hace de un dia para otro y tanto se arraiga lo positivo como lo negativo. En la Habana como en otros lugares los niños se van acostumbrando a lo que ven. Y como esto va siendo un mal de años, los jóvenes actúan como se han criado. Coincido con los foristas en que la indisciplina hay que reprimirla precisamente para educar. No es lo que vemos cotidianamente y cada vez empeora la situación. Soy una persona de más de 70 años que sigo trabajando por esta Habana en la cual nací, ahí pegadito a la Bahía, y la que quiero mucho, mucho, es por lo que sufro mucho al ver cómo se maltrata.

  • Rodney dijo:

    ¨Por La Habana, lo más grande¨ seria dejar de comer tanta catibia gastando el dinero que no tenemos y por ejemplo: eliminar todos los vertederos que tanto daño estan causando en la salud de la población.

  • Ernesto dijo:

    Estoy muy de acuerdo con este artículo y digo algo mas: creo que hay que prestarle mas atención a los centros escolares, sobre todo a los de enseñanza primaria y secundaria, porque es en estas etapas de la vida y desarrollo de un ser humano que se pueden con mas facilidad “inyectar” valores éticos y morales que deberán acompañar al mismo en el transcurso de su vida ( y con esto no quier quitar ni un gramo el peso de la familia en la educación de sus hijos) y entre estos valores inculcar el respeto y cuidado del bien público, la estética y la apreciación de la belleza.Pero una escuela sucia, despintada, maltratada y en medio de un entorno sucio y feo no podrá “inyectar” y hacer crecer estos valores antes expresados y no hay mas que darse un recorrido por las escuelas de la Habana para precatarse del entorno adverso en el que están enclavadas muchas de ellas y pienso que este ambiente no favorece en nada al cultivo de la estética amor por la belleza de nuestros niños y adolescentes. Quiero expresar un pequeño detalle, los que estudiamos en instituciones educacionales militares conocemos de la “guardia vieja” y la aplicación de esta tarea en todas nuestras instituciones bien desde bien temprano pudiera constituir un pequeño granito de arena en la educación de nuestro futuros adultos y si se analizara la posibilidad de aplicación de tarea similar de forma obligatoria (inspección permenente mediante) en el entorno de todas las dependencias estatales y no estatales de la ciudad estaríamos todos, con coerción o voluntariamente ccoperando con el mantenimiento de la limpieza y orden en nuestra ciudad.

  • Anibal del Prado dijo:

    A mi me preocupa algo, el desabastecimiento que se ve, sobre todo en las tiendas de La Habana Vieja, el surtido ha disminuido en los mercados y hay centros que estan cerrados, por ejemplo, La Casa del Queso en Amargura y San Ignacio. Por una parte se restauran edificaciones antiguas y se construyen otras nuevas, se mejora el ornato publico, eso esta muy bien, pero por otra, las ofertas de productos van cada dia mas para atras, me preocupa que tengamos al final del dia un mercado nuevo, recien construido, pero vacio de productos

  • David dijo:

    Qué sería lo mas grande por La Habana ??? Que se recoja toda la basura … no solo la del Vedado, Miramar, Playa … te invito a Párraga, cerca de los Hospitales Julio Trigo y el Aballí … en todas las esquinas un basurero, quitaron los carretoneros porque los caballos ensuciaban la calle, pero ahora ”como no hay carros recolectores” la basura se amontona en todassssss las esquinas del municipio … esto es en Arroyo Naranjo, no quiero ver el Cotorro u otro de los municipios mal llamados perisfericos …. mejor que nos hagan una provincia aparte

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también