Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuba: Presidente y pueblo constituyente

| 5

Patricia Villegas entrevista para Telesur a Miguel Díaz-Canel Bermúdez en La Habana. Foto: Rolando Segura/ Telesur.

La entrevista concedida a Telesur por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel es un modelo de buen periodismo, facilitado por un profundo conocimiento del entrevistado sobre el alma de su país y los problemas a los que se enfrenta.

En su plática con Patricia Villegas, Díaz-Canel nos muestra con sencillez esa Cuba raigalmente democrática, revolucionaria, generosa, solidaria y batalladora por la justicia social que los medios dominantes intentan invisibililizar. Cualidades que han permitido a los cubanos enfrentar durante casi sesenta años el bloqueo económico, financiero y comercial más prolongado de la historia contemporánea.

Solo un pueblo heroico y educado políticamente, un sistema democrático muy robusto y un liderazgo esclarecido, habrían podido, en un país pequeño y sin mayores recursos naturales, resistir tanto tiempo los rigores de una medida de fuerza asfixiante en grado sumo de la vecina mayor potencia mundial. Solo esa conjugación es capaz de gestar un dirigente de la talla y la sensibilidad del que vimos en la pantalla chica, que me hizo sentir orgulloso del presidente de mi país pero también dolido por tantos pueblos que deben sufrir a incultos, improvisados, mendaces y corruptos gobernantes y elites neoliberales.

No voy a contar la entrevista, imposible abarcarla en este espacio. Solo me centraré en una parte relacionada con el estilo de trabajo con el pueblo que promueve el nuevo presidente de Cuba.

Diaz-Canel, subrayó, con afectuosa gratitud, la valía del apoyo y la permanente comunicación que mantiene con Raúl Castro. Y es que el general de ejército ha sido el líder imprescindible del cambio en el modelo económico de la Revolución, de la incorporación de nuevos derechos civiles al proyecto de nueva constitución y el arquitecto de la estrategia de transferencia del poder a nuevas generaciones, de la preservación de las ideas y objetivos socialistas y de preparar a los nuevos dirigentes para los enormes desafíos del mundo actual.

Díaz-Canel detalló cómo a partir de varias ideas planteadas por Raúl a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), cuya médula es el ejercicio de un gobierno del pueblo y para el pueblo, el Consejo de Ministros había llegado a definir los pilares en el trabajo de los cuadros y dirigentes cubanos.

Uno, que además de ser ejemplos, deben estar en capacidad de rendir cuentas de su gestión a las instancias de gobierno, y, sobre todo, al pueblo. Dos, mantener un diálogo permanente con la población y estar presentes donde están los temas más complejos. Tres, que sean capaces de usar como instrumento de trabajo la comunicación social, para lo cual se está implementando una nueva política pública dirigida a ese fin y se va a actualizar no solo el sistema de medios sino la cultura comunicacional que necesita el país. Cuatro, que deben tenerse siempre, no una, sino varias alternativas de solución a los problemas, dado que los que hay por delante son muy complejos. Cinco, que la investigación científica convertida en innovación, y la informatización de la sociedad, sean también uno de los pilares de la actuación de cada dirigente. Ello ligado al gobierno electrónico que haga posible, a través de las nuevas tecnologías, la mayor participación popular en la toma de decisiones.

Es evidente que esta forma de relación de los cuadros con las masas sistematiza las ideas y la prática de Fidel y Raúl sobre el pueblo como protagonista principal de la Revolución y es precisamente lo que en este momento preside el ejercicio democrático único que está realizando el pueblo de Cuba. Al someter a debate popular más amplio, libre y desprejuiciado el proyecto de nueva constitución en 135 mil asambleas de base, la isla da un ejemplo de democracia participativa y protagónica inédito en el mundo. Pero no acaba allí, pues el proyecto resultante de este gran debate, una vez aprobado por la ANPP, será sometido a referendo mediante el voto directo y secreto de los electores.

Son formas democráticas muy refinadas y perfeccionadas, pero no arrancan de cero, ya que la consulta al pueblo de muchas de sus decisiones trascendentales ha sido una práctica común de gobierno en Cuba desde los primeros años de la Revolución. Práctica en la que se han apoyado todas las nuevas medidas adoptadas por los congresos del Partido Comunista de Cuba y el gobierno en los últimos años. Lo que está claro es que el pueblo cubano decidirá libre e informadamente el sistema político, el modelo económico y el régimen social que lo regirá por muchas décadas. Y que están siendo consultados también, mediante Internet, los cubanos residentes en el exterior. Vaya dictadura esa de La Habana.

Transcripción de la entrevista concedida por el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel a Telesur

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gumersindo Acebo Nerey dijo:

    Hay que dedicar tiempo a la política de cuadros del país. Hoy los cuadros que tenemos en la gran mayoría de las instituciones y empresas no cumplen con los requerimientos de nuestra sociedad. Muchos son monótonos y con pocas ideas y por consiguiente escasas acciones. Su preparación no es la necesaria.
    El hecho de que sean personas humildes y salidas del pueblo no justifica su incultura para dirigir menos en un país tan instruido como el nuestro.
    El país necesita dirigentes activos, capaces de encontrarle soluciones a los problemas, capaces de mantener una comunicación fluida y un intercambio inteligente con los ciudadanos, capaces de escuchar y de hacer suyas las ideas positivas planteadas por otras personas. necesitamos dirigentes unidos al pueblo y no enejenados de sus problemas. Necesitamos dirigentes que vayan a la bodega a comprar el pan, que vayan al consultorio a medirse la presión, que vayan a las tiendas a hacer la cola para comprar un producto nuevo y barato que entró, que vaya al merendero del trabajador por cuenta propia a comerse una piza y tomar refresco. Pero además necesitamos un dirigente que aproveche todos esos escenarios para compartir con el pueblo, para rendirles cuenta permanentemente de lo que está haciendo, para pedirles consejos.
    No necesitamos dirigentes divorciados de la vida diaria del pueblo, abducidos de los problemas, engordando detrás de un buró, viendo películas en la oficina, poniendo de pie a todos a su paso porque llegó el “jefe”. Esas conductas nos hacen mucho daño y nos diferencian. no por gusto se plantea el auge de la “clase dirigente” lo cual es inaceptable. La Revolución no puede permitir eso.
    Hay dirigentes que no son ejemplo ante sus compañeros de trabajo. Que dan malas contestas y le gritan a los subordinados y no tienen la más mínima ética. Hay que tener mucho cuidado también con los dirigentes jóvenes porque estos tienden a aprender rápido las conductas desformadas de los dirigentes más viejos.
    Es común escuchar a las personas afirmar que son cuadros sin ninguna humildad como si tuvieran derechos especiales por serlos y fueran invulnerables. Dirigentes con abuso de poder los hay en todos lados. No nos podemos dar el lujo de permitir estas conductas. Este es un país con todos y para el bien de todos. Lo primero que tenemos que tener es humildad y humanismo. Ese es el ejemplo que nos han legado Fidel y Raúl y todos estamos obligados a seguirlo por el bien de la patria.

    • Gumersindo Acebo Nerey dijo:

      En presidente Diaz-Canel es un excelente ejemplo para todos y todas los cuadros del país. No por gusto es que Raúl dijo en la sesión constitutiva de la actual legislatura de la Asamblea Nacional que él fue el único que pasó la prueba del tiempo de entre un grupo de cuadros escogidos para dar continuidad a la Revolución.
      Diaz-Canel proviene del pueblo pero además de eso por su trayectoria es una persona sumamente instruida lo cuál demostró brillantemente en la reciente entrevista concedida a la periodista Patricia Villegas, presidenta de Telesur. Diaz-Canel fue ministro de Educación Superior y además dirigió la UJC de ahí su identificación con los jovenes independientemente de que él es muy joven. Por muchos años dirigió el Comité Provincial del Partido en Villa Clara y en Holguín. De Holguín no puedo conozco mucho pero en Villa Clara se puede decir que es el mejor Secretario que hemos tenido. Recuerdo los tiempos del período especial y los tiempos de ciclones en los que Diaz-canel intercambiaba directamente con el pueblo. En las casas en tiempos difíciles solamente se nombraba a Fidel y a Diaz-Canel y también se nombraba mucho a Raúl. Recuerdo en particular el paso del Ciclón Lily cuando visitó al poblado de Isabela de Sagua el General de Ejército Raúl Castro y cuando visitó a Sagua la Grande el Primer secretario Diaz-Canel el cuál sobrevoló la ciudad en un helicóptero preocupado por el desbordamiento de la presa alacranes. En esas dos ocasiones el pueblo salió corriendo a saludarlos al igual que cuando nos visitó Fidel. Las personas lloraban y tenián toda su fe puesta en esos líderes. Gracias a ellos pudimos salir adelante y de aquello solo quedan recuerdos.
      Diaz-Canel es un digno heredero de Fidel y de Raúl. Él es hijo de la Revolución y en sus manos la Revolución estará segura siempre custodiada por el heróico pueblo cubano.
      Exitosa será su gestión al frente del país. Ojalá que como Presidente de la República de Cuba pueda ser también el jefe de la Asamblea Nacional y de su comisión de la Presidencia que es el Consejo de Estado. Exitosa también será su gestión cuando en los próximos años el Comandante Raúl Castro le entregue también la conducción del Partido.
      Se avecinan tiempos de desarrollo y de prosperidad que para nada serán fáciles pero si estaremos bien dirigidos por nuestro Presidente Diaz-Canel y por la generación histórica dirigida por Raúl. El futuro de la Revolución está garantizado, lo garantizan sus jóvenes para que nadie se equivoque ni dentro ni fuera de la isla.

  • ManuelB dijo:

    Es la continuidad de una Obra que comenzò hace 150 años. Lucha que comenzò en la Manigua,luego se mantuvo entre montes, Ciudades, Hogares,Clandestinidad. Se fue metiendo en el Corazòn de un Pueblo Generaciòn tras generaciòn. Se materializò un Primero de Enero y hoy camina firme y Segura acompañada por la Fortaleza de las IDEAS.LA BANDERA NUNCA HA TOCADO EL SUELO Y NO DEJAREMOS QUE CAIGA . SIEMPRE HABRÀ UN CUBANO DIGNO SOSTENIÈNDOLA.

  • JEBD dijo:

    Yo también siento orgullo de nuestro presidente. Es un hombre salido del pueblo, he dicho y repito que como la inmensa mayoria de los cubanos, estudió en nuestras escuelas: primaria, secundaria, pre, universidad; como cualquiera montó en guaguas, en bicicleta, fue a las conocidas “descargas” de jóvenes, bailó, hizo la cola en un cine, se tomó un refresco de coppelita, utilizó un baño público, fue maltratado por un equivocado, etc. En fin es como yo, como tu, como cualquiera. Nadie le puede hacer cuentos. El sabe como funcionan las cosas, las buenas y las malas. Tiene además conocimientos científicos que sabrá utilizar en función de su trabajo, siempre hacen falta. Pero cuenta además con las enceñanzas de dos grandes: Fidel y Raúl. ¿Se habrá equivocado algún día? Pienso que si, pero errar es de humanos. Entonces, yo, ciudadano de este mi amado país, tengo confianza en que Miguel Díaz-Canel Bermudez trabajará intensamente para hacer de Cuba el país que queremos. Viva Cuba.

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    Viva Cuba socialista!
    Articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=35816

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también