Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La nueva Estrategia de Estados Unidos: proyecciones hacia Nuestra América

| 23

f0097139A menos de un año de asumir la Casa Blanca, el presidente Donald Trump divulgó  el 18 de diciembre de 2017 la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Al presentar el documento, el mandatario estadounidense señaló que su país ha entrado en una «nueva era de rivalidad», en la cual su liderazgo es amenazado por Rusia y China, aunque «tratará de construir buenas relaciones de cooperación con todos los países».

Este documento constituye la guía estratégica de la política exterior y seguridad que tendrá el gobierno estadounidense para los próximos años. Políticos, analistas y académicos de todo el mundo tratan de evaluar su contenido de 68 páginas, con el propósito de determinar las implicaciones que tendrá para sus países y regiones. La Ley de Seguridad Nacional de 1947 establece que estos informes tienen una versión pública y otra «clasificada».

Desde 1986 comenzó a divulgarse sin restricciones de acceso la versión pública, por lo que estamos en presencia de una Estrategia elaborada cuidadosamente que expone la visión que el gobierno de Estados Unidos quiere imponer al resto de las naciones. En esta ocasión se intenta definir una «doctrina Trump» para su política exterior y de seguridad, la cual tiene un marcado carácter imperialista. El documento presentado defiende su plataforma electoral nacionalista de

«Estados Unidos Primero», que ha significado en la práctica «El Complejo Militar-Industrial Primero» dirigido a retomar la hegemonía global.

LOS «CUATRO PILARES» DE LA ESTRATEGIA

Se identifican cuatro intereses nacionales vitales o «cuatro pilares» que tendrá Estados Unidos para los próximos años, que ratifican el rumbo militarista del actual gobierno. Según el documento se resumen en:

I. Proteger al pueblo, la patria y al estilo de vida estadounidense: Fortalecerán el control de las fronteras y reformarán el sistema inmigratorio para proteger al país y restablecer la soberanía. Confrontarán las amenazas antes de que lleguen a la frontera o puedan causar daño a la población.

II. Promover la prosperidad estadounidense: Renovarán la economía en beneficio de los trabajadores y las empresas del país, lo cual es necesario para restablecer el poder nacional. Trabajarán en pos de relaciones económicas libres, justas y recíprocas. Utilizarán su dominio en el área energética para garantizar que los mercados internacionales sigan estando abiertos.

Ambos pilares lo presentan con un enfoque aparentemente noble, pero con una fuerte carga demagógica. En su amplia argumentación en el documento, intentan justificar las políticas discriminatorias contra las minorías que contribuyen a la economía estadounidense, e instigan a las prácticas  y sentimientos de xenofobia que dividen a la sociedad de Estados Unidos.

III. Preservar la paz mediante el uso de la fuerza: Reconstruirán la fortaleza militar estadounidense para asegurar que no haya otra mayor. Emplearán todas las herramientas estatales en una nueva era de competencia estratégica —en el plano diplomático, de información, militar y económico— para proteger sus intereses. Modernizarán las fuerzas nucleares y su infraestructura.

IV. Impulsar la influencia estadounidense: Deberán seguir profundizando la influencia en el extranjero para proteger al pueblo estadounidense e impulsar la prosperidad. Las acciones diplomáticas y de desarrollo se esforzarán por alcanzar mejores resultados en todos los ámbitos —bilaterales, multilaterales y de la información— para defender sus intereses, encontrar nuevas oportunidades económicas y enfrentar a sus competidores.

En estos dos últimos intereses nacionales se reafirma que el uso de la fuerza mantendrá la preeminencia, combinado con su estrategia de «diplomacia pública». Resulta peligroso para la paz internacional el objetivo que se proponen de modernizar las fuerzas nucleares y su infraestructura. En la introducción del informe, Trump aseguró que «están haciendo inversiones históricas en el ejército», en correspondencia con la ley que firmó hace solo una semana que asigna 700 mil millones de dólares al presupuesto del Pentágono para el año fiscal 2018.

ENFOQUE HACIA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

La región se evalúa en la sección dedicada al «Hemisferio Occidental», concentrándose en las supuestas amenazas a la seguridad y atacar a Cuba y Venezuela. Se afirma que Estados «democráticos» vinculados por valores e intereses económicos compartidos lograrán «reducir la violencia, narcotráfico e inmigración ilegal que amenazan nuestra seguridad común, y limitarán oportunidades de adversarios para operar desde áreas de proximidad a nosotros», en referencia a Rusia y China, identificados en la Estrategia como las principales amenazas de Estados Unidos.

Precisan que permanecen desafíos como las organizaciones criminales transnacionales, que «perpetúan la violencia y la corrupción y amenazan la estabilidad de Estados centroamericanos, incluidos Guatemala, Honduras y El Salvador».

Referente a Cuba y Venezuela señalan que «los gobiernos se aferran a modelos autoritarios de izquierda anacrónicos que continúan fallando a sus pueblos». Añaden  que Rusia continúa apoyando a sus «aliados cubanos radicales, mientras Cuba continúa reprimiendo a sus ciudadanos» y que China y Rusia apoyan a la «dictadura» en Venezuela, en franca manipulación a las relaciones respetuosas y de colaboración que existen entre nuestros países.

Invitan además a construir junto a Estados Unidos, «un hemisferio estable y pacífico que aumente las oportunidades económicas para todos, mejore la gobernabilidad, reduzca el poder de las organizaciones criminales y limite la influencia maligna de las fuerzas no hemisféricas». También proyectan un grupo de acciones a priorizar en lo político, económico, militar y de seguridad en la región.

Proponen «aislar a los gobiernos que rehúsan actuar como socios responsables en avanzar la paz y prosperidad hemisférica», agregando el deseo de ver a Cuba y a Venezuela sumarse a «la libertad y prosperidad compartida» del resto del hemisferio. Refieren que Estados Unidos promoverá más reformas económicas basadas en el «libre mercado» y se continuarán apoyando esfuerzos para combatir la delincuencia.

Nuevamente tratan a sus países vecinos con desprecio, desconociendo los valores y cultura de sus pueblos. El documento es un verdadero recetario de «humildad» imperial al estilo de la época de la Doctrina Monroe y de la etapa de confrontación de la Guerra Fría. También se demuestra la poca prioridad que aparentemente le conceden a nuestra región, al dedicarle una sola página del informe. Sin embargo, no se puede subestimar la retórica agresiva e irrespetuosa contra Cuba y Venezuela, sin reconocer en lo más mínimo su contribución a garantizar la paz y seguridad regional, y mucho menos sus logros sociales.

Ante los riesgos y amenazas contemplados en la Estrategia, el pueblo cubano mantendrá su rumbo socialista y continuará defendiendo el pensamiento martiano y fidelista de una «América Nuestra» unida. Así lo señaló el General de Ejército Raúl Castro Ruz, el 21 de diciembre de 2017, en la clausura del X Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular: «los países de la América Latina y el Caribe tenemos el deber de avanzar hacia la integración política, económica y social de Nuestra América. Como he afirmado en diversos foros, trabajar por la “unidad dentro de la diversidad” es una necesidad impostergable».

En cuanto al retroceso de las relaciones con Estados Unidos, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, dejó bien claro que nuestro país no es el responsable y ratificó que «Cuba tiene la voluntad de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con los Estados Unidos, sobre la base de la igualdad y el respeto a la soberanía y la independencia de nuestro país, y proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés común con el gobierno estadounidense». No obstante, afirmó una realidad incuestionable: «La Revolución Cubana ha resistido los embates de 11 administraciones de los Estados Unidos de distinto signo y aquí estamos y estaremos, libres, soberanos e independientes».

(Tomado de Granma)

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Daniel Guerra dijo:

    Temprano en la mañana, mientras repaso los titulares de esta prestigiosa plataforma digital Cubadebate, me detengo y leo este excelente artículo del joven doctor Abel González Santamaría, y viene a mi mente el drama apocalíptico: “Los 100”, basado en la novela homónima de Kass Morgan (…) y, aunque la serie nos lleva a lo que ocurre con la civilización casi cien años después de que una guerra nuclear la haya devastado, lo que no me cabe la menor duda es que ante las formulaciones de estrategias de dominación imperial, hay que seguir resistiendo los desmanes de quienes apuestan por ejercer el poder y el control del mundo, cosa que no han de lograr jamás aferrándose a ese “Pragmatismo Calculado” del que hacen gala en aras de intentar consolidar su carcomida hegemonía. Como bien cita el artículo de Abel, recurren a una «nueva era de rivalidad» en la que para formular sus desmanes figuran en el horizonte cercano amenazas que “justifiquen” su apremio, ante naciones sabidas de sus agravios y que luchan por un mundo multipolar. Hoy día, para beneficio de la especie, son varios los gallos que cantan en este concierto de las naciones y le es más sugerente al imperio asumir la libertad, la justicia y la paz en el mundo mediante el consenso y no la barbarie: “pública o clasificada” que formulan, y de la que los hombres y mujeres dignos de este planeta no están ni ajenos ni inertes.

  • Pedro dijo:

    Nosotros; los cubanos revolucionarios estamos acostumbrados a la hostilidad del gobierno de EE.UU. Esa estrategia no nos quita el sueño. Como cubano voy a pasar el fin de año sin susto; con mi familia comiendo cerdo y tomando cerveza. Esperaré el nuevo año pensando en el Comandante; apoyando a Raúl; el socialismo y la Revolución. Que vengan los yanquis con sus estrategias que se encontrarán en Cuba un Avispero.

  • Ale dijo:

    Buen artículo. Hasta ahora no había tenido la oportunidad de leer algo escueto que te explicara el contenido de ese nuevo infortunio de Trump

  • katana dijo:

    Muy a tono este articulo, la epoca de W. Bush fue decisiva en el acercamiento de america latina pq enseño a muchos “indecisos” que el camino aseguir es la union entre los pueblos latinoamericanos. El indeseable de DT puede lograr lo mismo con sus politicas imperiales y su discurso fascista.

  • María Elena Ruiz Llera dijo:

    Hay que seguir luchando hasta destruirlo, hace mucho tiempo que pienso que somos seis mil millones y de ellos la inmensa mayoría sufre de alguna manera. Tenemos que unirnos todos los que amamos la paz y tenemos viosión de futuro para salvar la humanidad. Gracias Abel.

  • Arminda dijo:

    Estoy plenamente de acuerdo con su comentario Abel González. La decadencia imperial viene caminando hace años porque cada quien caba su propia tumba en los días que corren, cada hora es más inminente su depauperacion, pero ojo, que puede dar fuertes coletazos y anda un loco suelto sobre el lomo del dinosaurio.

  • Darien Bueno dijo:

    Los abuelos son sabios y el mío que pocas veces se equivoca y que a pesar de sus 80 años vive leyendo y analizando todo, dice que todos los grandes imperios de la humanidad han perecido. Y con este más tarde o más temprano también será así. Y nos dice: recuerden el Imperio romano, el español, etc… En tanto no pueden estar inactivos los defensores de la humanidad, y los pueblos continuar la lucha, permanente, no queda de otra.

    • Carlos dijo:

      Eso es más viejo que no sé que, nada que ver con tu abuelo o su sabiduría. Ley de la naturaleza, todo lo que sube baja. Salud para su abuelo.

  • Ennedys dijo:

    Reafirmo sin vacilaciones lo expresado por Raúl: «La Revolución Cubana ha resistido los embates de 11 administraciones de los Estados Unidos de distinto signo y aquí estamos y estaremos, libres, soberanos e independientes». Cuba no está dormida a las puertas del imperio.

  • lionel dijo:

    Queda claro el peligro al que se expone el mundo frente a un mandatario que irracionalmente promete hacer el arsenal nuclear estadounidense más utilizable, por lo que deja poco margen a las dudas de sus intenciones de usarlo en el corto plazo, en funciín de alcanzar sus objetivos e intereses nacionales. Si en algún momento existió una guerra fría, que no sabemos a ciencia cierta si ha terminado, por la prevalencia de métodos retrogados de aquellos días, hoy existe una guerra de amenazas y chantaje por parte de un magnate que quiere jugar a estadista.

  • gonzalo dijo:

    Sabia, precisa, concisa y profunda reflexión. Los gobiernos de EE.UU. han estado destinados a plantar su hegemonía en nuestras tierras y como pocos, Cuba ha defendido el postulado de que solo con la lucha unida, los pueblos dirán la última palabra contra ese demonio llamado Capitalismo. La humanidad se encuentra al borde, nuevamente, de una catástrofe nuclear. Solo espero que no sea demasiado tarde para impedirlo. Cociente estoy de que el Pueblo cubano defenderá hasta las últimas consecuencias sus conquistas.

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    Excelente artículo! Imperialismo EEUU = guerra
    Traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=28545

  • Xiao Long dijo:

    Probablemente cuando se extinga la humanidad y los marcionos investiguen cual fue la causa, descumbran que la culpa la tuvieron “las estrategias” de Donald Trump.Jjajaja.

  • LulyLou dijo:

    Debieran concentrarse mas en eliminar el hambre, la pobreza y el desempleo en vez de estar tramando estrategias para proteger al pais militarmente, cuando son ellos lo que constituyen la verdadera amenaza para el mundo.

  • Roberto Albellar Hernández dijo:

    Viernes 27 de diciembre del 2017
    Año 59 de la Revolución.
    Compañero Presidente: Raúl Castro Ruz
    Escribo esta carta comprendiendo hacerlo acogido al ejemplo de patriotismo y sacrificio de millones de cubanos, pues no pienso tener los méritos con los que acumularía un derecho individual para hacerlo; ese es el respeto de los cubanos hacia usted: nuestro presidente, y a usted: padre como Fidel de nuestras generaciones. Si hoy mis palabras le asaltan su humildad lo comprendo y por ella es, al escribirle, mi respuesta ante la monserga actual imperialista proponiéndose a sí misma como algarada, donde se profana a nuestra nación al pronunciarla con palabras intervencionista y desatinadas por parte de “otro” gobernante norteamericano; ante estos hechos, podríamos incluso invítalo a usted a tomar un café en nuestro barrio, y sé que sus responsabilidades no le permitirán tener tiempo para viajar hasta aquí y que lo hará como siempre junto a todo el pueblo cubano desde su puesto de combate. En Cuba, por enseñanza martiana, la revolución se continuará haciendo, al igual que el café, con el agua hirviendo. Felicidades por el nuevo aniversario del triunfo de la revolución.
    Roberto Albellar Hernández.
    San José de las Lajas. Provincia Mayabeque.

  • Mary dijo:

    Coincido con el artículo y sobre todo con el final que retoma las palabras de Raúl. Los neoconservadores están de nuevo en la Casa Blanca y nosotros ya estamos acostumbrados a sus ladridos y a que se cojan el rabo con la puerta. Viva Cuba independiente, soberana y fiel al legado de Fidel

  • Camilo Diaz Román dijo:

    Nada nuevo, el imperio y su filosofía de existencia es la misma, la lucha por el control de los recursos de este mundo cada vez en mayor decadencia los hará más desesperadamente agresivos, proporcionalmente a la visión de que su poderío económico y militar es alcanzado y amenaza con ser superado por una China que se agiganta aliada a la restablecida Rusia.
    Donald Trump se rasga el vestido como la patrona del prostíbulo que pierde clientes, prostituta que envejece poco tiene que ofrecer.
    Por desgracia para este mundo todo parece indicar que para el pragmatismo norteamericano las políticas de Trump le ofrecerán el voto popular en las elecciones por un segundo mandato, los puntos primero y segundo de esta estrategia le ofrecen al pueblo norteamericano garantizar posibles intereses nacionales que le pueden dar popularidad interna en sectores influyentes.
    Los puntos Dtres y cuatro de esta estrategia pueden desencadenar una galopante carrera armamentista y el latente peligro de nuevas ocupaciones de territorios.
    En peligro nuestras naciones americanas, los EEUU están haciendo ensayos de operaciones en el triangulo Brasil, Venezuela, Perú, que no es más que el diseño de invasión primero Venezuela con la mayor reserva de petróleo.
    Preparan gobiernos que les sean a fin, para eso rescatan los títeres, la OEA es un circo histórico, había perdido los actores y los rescatan con las manipulaciones donde logran los Macri, Temer, rescatan Chile, Roban Honduras, Chantaje en Guatemala, Colombia es su base, México un perrito faldero, Penetran en ecuador al Judas Moreno, amenazan Nicaragua, les queda Evo, Maduro y Daniel que junto a Cuba hacemos un frente vivo.

  • Mágico dijo:

    Para estudiar la historia de los imperios podemos empezar por el gran Imperio Romano en la antigüedad y después darle un vistazo a la España Imperial, donde nunca se ponía el sol, ya que le daba la vuelta al mundo, con posesiones en casi todos los continentes. Y esos imperios tuvieron enemigos encarnizados; pero no arriaron sus banderas a la primera amenaza, sino que lucharon denodadamente para mantenerse. Y mucha sangre costó erradicarlos definitivamente de la faz de la tierra. Estando casi derrotados y sin esperanzas de vida, siguieron luchando estos países, hasta que no fue posible ya hacerlo. Con el Imperio Norteamericano está ocurriendo exactamente lo mismo. Nosotros pensamos que se va a caer, porque no es la primera vez que hemos visto descalabrarse a una gran potencia. Los propios norteamericanos han de imaginárselo también. Pero no ceden y se aferran con uñas y dientes para mantener su poder. Además, conocen a sus enemigos; y es verdad que los principales, porque tienen mucho poder, son los rusos y los chinos. También ellos modernizan sus ejércitos todo lo que pueden y se preparan, que no quede duda, para enfrentar a los Estados Unidos en cualquier escenario, ya sea económico, ya sea militar. Y esto nos lleva también a otro razonamiento: siempre que ha desaparecido un imperio ha surgido otro.¿Quién puede, en esta etapa de la historia que vivimos, garantizarnos que cuando desasparezca el poder hegemónico de los Estados Unidos, no haya ya otro u otros países compitiendo por adueñarse del mundo, por repartirse el pastel que se quedó sin dueño? Y la historia también nos dice que nunca hubo uniones de pueblos débiles que se enfrentaran a los más poderosos y los derrotaran definitivamente. Y entonces, ¿se cumplirá el sueño de Bolívar? ¿Cuándo tendremos una América unida, fuerte, para oponerla a la otra, a la anglosajona? A veces ha parecido que va a ocurrir, pero al poco tiempo se aleja otra vez ese sueño. Pienso que la historia no camina por donde andan nuestros deseos, sino por la vía que le es más fácil transitar. Sin embargo especular y soñar es también permitido. Hágase.

  • osmel díaz dijo:

    La política exterior de USA está resultando increiblemente torpe, elefantes en la cristalería, y eso tiene su costo político, señal evidente, a pesar del chantaje en la ONU con el tema Jerúsalem el mundo se les reviró. a pesar de sus bravuconadas tienen que haber tomado nota de esta “galleta sin mano”.

  • José Francisco García Parrales dijo:

    Cuba. Tierra libre de américa, el imperio yanqui y sus descalificados traidores no podrán con el pueblo revolucionario de mi comandante Fidel. TODOS SOMOS FIDEL EN EMERICA Y EL MUNDO. Somos indestructible. Venceremos..

  • @ernestoanitacfg dijo:

    Estados Unidos de Norte América, mantendrá su desprecio sobre los países del Caribe, es un imperio y para mantenerse como tal, tiene que ejercer su hegemonía a la fuerzas. Tenemos que estar preparados y unidos.

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Abel González Santamaría

Abel González Santamaría

Es abogado cubano, Doctor en Ciencias Políticas y Máster en Relaciones Internacionales. Investigador de las Relaciones Interamericanas y Seguridad Nacional.

Vea también