Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Halloween a lo cubano o cierto más allá sin más acá

| 81
halloween

“Este tal Halloween made in Hollywood solo está desembarcando en ciertos espacios vacíos que paulatinamente nosotros mismos hemos creado”, dice el autor. Foto: La Jiribilla.

Alguna vez he dicho que la Autopista Nacional, la única de largo aliento que tenemos en Cuba, empieza en Taguasco y termina en La Habana. No confundo las jerarquías: si el tamaño de los pueblos se midiese por el grado de relación emotiva entre sus habitantes, un taguasquense medio suele conocer a muchas más personas en Taguasco, que un habanero en La Habana.

Y digo Conocer —así con mayúscula. Saber de cualquier paisano su nombre y apellidos, y el de los padres, y el de los primos; y donde estudió, y cómo se llamaba la primera novia que tuvo.

En las grandes ciudades, las vidas suelen ir por dimensiones paralelas: cada personas viaja en su ruta como por un laberinto de cristal, donde se puede ver al vecino, pero acaso distorsionado; ajeno de la intimidad. Hay algo en las grandes ciudades que difumina al individuo; lo empaña y lo hermetiza; lo torna extraño para el semejante. En La Habana, por ejemplo, pareciese que hay un solo chofer de guaguas: ese alguien que en realidad percibimos como un algo, como una cosa. La mayoría de las veces el guagüero es una suerte de sustancia secundaria, según la lógica aristotélica, una abstracción; cuántas veces no lo habremos visto como una contestadora automática que en cada parada repite: “No se amontonen delante; un paso atrás, por favor.

En cambio, palabras como “usuario”, “transeúnte”, “pasajero”, y demás bloques lingüísticos que cosifican al prójimo o lo reducen a un cometido, son impensables en los pueblos pequeños. En Taguasco no solo hay como 20 o 30 guagüeros, sino que quien está comprando en la tienda es Javier, la que viene por la acera es Tamara, y quien montó en la guagua es Analía.

Exagero, naturalmente… pero no tanto. Las grandes ciudades, tienen la virtud de ser cosmopolitas: puertas abiertas al mundo, mirada hacia delante, carrera en busca de la modernidad, expansión y síntesis del pensamiento; matriz donde lo extraño se junta con lo propio, para incorporar genes frescos a la cultura. En las ciudades grandes, lo ajeno concurrente se tamiza y amulata, hasta que un día llega a formar parte de la idiosincrasia.

Los pueblos pequeños, entretanto, son sustancia del mito, guardianes y carácter de la tradición; suerte de “anticuerpos” para prevenir invasiones culturales incompatibles. Ni Buenos Aires, ni Ciudad México, ni La Habana, podrían encarnar el espíritu de todo un continente. Sin embargo, esto puede hacerlo Macondo. “Si quieres ser universal, pinta tu aldea”, recomendaba Tolstoi. Quiero decir, para ser cosmopolita y mirar afuera, primero hay que ser universal y vernos por dentro. La cultura que somos es sobre todo el mito que somos: un “más allá” erigido sobre cierto “más acá” de costumbres y tradiciones consustanciales.

En fin, llegado a aquí me permito preguntar: ¿Qué argumentos de nuestros mitos, tradiciones y costumbres explicarían que de pronto un “más allá” de trasgos, banshees y zombis se sustituyan nuestro imaginario de güijes, santos y orishas? El Halloween, fiesta esencialmente norteamericana, es resultado del sincretismo de tradiciones cristianas y celtas: de una parte el Día de Todos los Santos, y, de otra, el Samhain, —en gaélico “fin del verano”— festividad con la que los celtas celebraban el fin de la temporada de cosecha y el comienzo de la estación oscura. ¡Caramba!: ¿Es que acaso empezaremos a celebrar el arribo al equinoccio de otoño, en un país donde ni siquiera hay otoños, sino períodos de seca y lluvia?

En Cuba solemos celebrar el Día de los Fieles Difuntos cada 2 de noviembre; ese día se limpian bóvedas y nichos fúnebres, y se colocan flores frescas a los familiares muertos —algunos prenden velas u ofrendan vasos espirituales—; pero qué particular percepción del mundo, o criolla cosmovisión, justificaría sincretizar esa tradición con el Samhain celta.

¿Acaso necesitamos protegernos de los demonios propios de la “estación oscura”, aquí, en los trópicos, donde la duración del día y la noche no establecen diferencias significativas ni en julio ni en enero? ¿Por casualidad para agradecer a los dioses por el éxito obtenido en la cosecha, justo cuando en Taguasco —en el arquetipo que representa Taguasco— los campesinos empiezan a sembrar los frijoles, y aún falta un mes y para que arranque la zafra azucarera?

Y qué dulces comeremos ese día ¿Acaso natillas criollas?, ¿arroz con leche o torrejas?, ¿o manzanas acarameladas en un país donde jamás ha florecido un manzano?

Septiembre, mes de las calabazas, se dice lo mismo en La Habana que en Taguasco cuando un siete aparece en la mesa del dominó. ¿Acaso ahora habríamos de decirlo cuando se coloque un ocho? Calabazas que, por cierto, tendríamos que importar o fabricar de plástico, porque las que suelen usarse como emblemas del Halloween, esas grandes, redondeadas, color naranja, cuyo nombre científico es Cucurbita máxima, no suelen cultivarse en Cuba, sino en países de clima templado.

Desde luego —y valga subrayarlo— esta tradición celta-católica sobre todo ha sido “sincretizada” a imagen y semejanza de Hollywood. En esencia significa un “más acá diseñado para divorciar a los pueblos de sus culturas y tradiciones, de modo que sus pautas de conducta y escalas de valores terminen coincidiendo con los intereses del mercado. En su “más allá”, tan solo reina la “santa” rentabilidad de unas “sacrosantas” trasnacionales.

En fin, el tema es complejo y polémico, por tanto sospecho que rebasa la prudencia de un artículo. Creo, eso sí, que este tal Halloween made in Hollywood solo está desembarcando en ciertos espacios vacíos que paulatinamente nosotros mismos hemos creado. Creo también que se alimenta con determinadas necesidades dialógicas sociales que no están siendo cubiertas: un dialogismo que, por cierto, hasta ahora ha permitido que quien camine por las calles de Taguasco, o entre a comprar en sus tiendas, todavía no sea llamado por el utilitario y genérico nombre de transeúnte o consumidor.

(Tomado de La Jiribilla)

Se han publicado 81 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alex dijo:

    Autor, se enredó usted demasiado y me perdí en varias ocasiones. El resumen es por qué en Cuba se celebra Halloween? Porque a la mayoría le gusta disfrazarse y ese día es el que nos llega. Invente usted un movimiento para el disfraz y vaya sumando adeptos para que vea como prospera.

    • ALBON dijo:

      Alex, es cierto que el autor divagó quizá demasiado antes de aterrizar, pero tambien es cierto que ese “show” del Halloween no es más que penetración cultural. Tambièn es cierto que a la gente le gusta disfrazarse, pero aquí para eso se hacía EN LOS CARNAVALES y no en Halloween. ¿No te has dado cuenta que tambièn se están poniendo de modas las famosas “payamadas” tomadas de las películas? ¿Cuándo aquí se hacían tales cosas?? Cada cual que haga lo que quiera, pero algunos llegan al ridículo.

    • Rudolph dijo:

      Nuestros carnavales, Alex, nuestros carnavales. O nuestras parrandas. Celebrar Halloween es como celebrar el Tranksgiving Day o Día de Acción de Gracias, que no tiene nada que ver con nosotros, descendientes de indios, peninsulares, africanos y chinos.

    • ATENEA dijo:

      Me pareció un artículo genial , quizás para otros, los que viven en las grandes ciudades, como usted dice, les pareció ” cantisflesco” o se” perdieron ” no me parece raro, se ha perdido la costumbre de leer e interpretar lo que se quiere decir , debe ser que como yo creci ahí, cerquita de Taguasco y soy de las que conocia el nombre de los guagueros, de todos los vecinos y de la mitad de mi municipio lo puedo entender completamente. Son tiempos dificiles donde tratar de rescatar nuestras tradiciones, costumbres e idiosincracia es casí como pelear contra molinos de viento..Me permito tomar prestadas unas palabras que lei en el perfil de un forista. ” Vivimos en un mundo, donde el funeral importa más que el muerto, la boda más que el amor y el físico más que el intelecto.
      Vivimos en la cultura del envase, que desprecia el contenidohhhhhVivimos en un mundo, donde el funeral importa más que el muerto, la boda más que el amor y el físico más que el intelecto.

      • bnadia dijo:

        La mejor de las definiciones del mundo actual en algunos de los sectores de la sociedad cubana esa que has dado

    • Eduardo dijo:

      No me incluya en su “mayoria” Tenemos muchas tradiciones propias del país para traer una en que solo se demuestra cuánto puedo invertir en un disfraz. Tal vez el autor del artículo debió escribírselo más claro, pero no diga que es una mayoría la que gusta disfrazarse por Hallowenn

  • Ben Hassain dijo:

    La labor subversiva y de penetración cultural la perfeccionó Obama con los Miles de potenciales espías que mandó a cuba.Uno de los requisitos para viajar es promover los valores del imperialismo.Empresarios, académicos y personas llegadas desde el imperio tienen esa misión.

    • Neilán Vera dijo:

      No estoy de acuerdo con eso de “los miles de potenciales espías” que Obama mandó. Quizá algunos puedan haberlo sido, pero ver a los norteamericanos que viajen a Cuba como enemigos es caer en un simplismo enorme. ¿Volvimos de nuevo a la época en que escuchar música en inglés estaba prohibido? Compañero, también muchos norteamericanos vienen a Cuba por curiosidad, por empatía, para hacer turismo; no necesariamente todos los que vengan aquí LO hacen con la intención de subvertirnos.

    • Mágico dijo:

      Entonces usted estará tan contento como Marco Rubio de que Donald Trump se esfuerce por no dejar venir a los espías.

      • Rudolph dijo:

        Sí hombre. Ingenuo el amigo.

  • CAVAFY dijo:

    …es la sutil invasión que aniquila el espiritu, igual pasa con los nombres en ingles de muchos negocios privados…esta tradicion no tiene nada que ver ni con nuestro pais, ni con ninguna nación de latinoamerica.
    además paracticada por personas …realmente muy superficiales…que hoy con evidentes desigualdades de poder adquisitivo se hace evidente…son los falsos burgueses de la Cuba de los dos miles

    • cosacam dijo:

      Los nombres en ingles no solo son de negocios privados sino tambien estatales. El mas evidente es PhotoService, surgido en el mismisimo periodo especial cuando nos querian ahogar con un superbloqueo desde casi todos lados. Si el tal nombre era buscando algo comercial, pegajoso, facil de recordar pudo haberse llamado ServiFoto, no?

      • Baphomet dijo:

        El PhotoService no es un invento cubano, existe en otros lugares del mundo. Lo que usted propone es como cambiarle el nombre a las redes inalambricas WiFi porque aquí se pongan en parques; ¿cómo se llamarían? ¿Conecti-Parques?

    • El buril dijo:

      CAVAFY: Hacre un tiempo estamos observando en nuestra sociedad personas que practican el islam, nada que ver con nuestra cultura, tradiciones, idiosincrasia, es posible que esto para usted sea una sutil invasión como menciona, que ataca al espíritu. Todas estas cosas a mi parecer tienen mucho que ver con el proceso que llamamos globalización. Por cierto su seudónimo me suena al árabe, de Siria probable, no creo en lo absoluto haya algo malo en eso, ni mucho menos una sutil invasión al espiritu suyo CAVAFY.

  • scubapro dijo:

    Lo que hace falta es dedicarse a escribir sobre la agricultura, que bien mal anda, lo demás es para entretenerse.

    • Pancho dijo:

      Muy de acuerdo. Siempre andando por las ramas y miedo a virar el catalejo. es como si alguien quisiera ganar más tiempo.

    • CAVAFY dijo:

      …no solo de pan vive el hombre…es importante beber de otras culturas, de hecho la nuestra surgió de ese afan..pero hay que beber lo que de hondura de alma y no la superflua imitación que nos deja vacio…algo dijo Marti al respecto ..es importante conocer como dijera el los arcontes de grecia ..pero sobre todo conocer la nuestra y amar la nuestra por ser más necesaria. Por demás hay espacio para el pan y la agriculturapero debatir esto es IMPRESCINDIBLE

  • Ma. Cristina dijo:

    Cierto es que el periodista envía su mensaje un poco “enredado”. Pero creo es muy válida su reflexión. Muchos pasados de la 3ra edad estamos sufriendo con estas manifestaciones desarraigadas de nuestra cultura. Es lástima que estos muchachos no lean este tipo de trabajo, porque ni conocen el origen de esas manifestaciones. Cierto es que existen vacíos que la ofensiva ideológica, que pretende desarraigarnos, no tarda en ocupar. No es el periodista el que tiene que crear esos espacios que antes ocupaban las fiestas de disfraces y otras actividades recreativas que han desaparecido. Lo felicito por tomar con este tema, algo que tanto duele.

  • Guajira Guantanamera dijo:

    Cubano, aterrice que nos ahogan con tanta transculturación. Alex, creo que a todos aquellos que le gusta disfrazarse podrían utilizar como buen pretexto sus cumpleaños, los carnavales, fiestas infantiles, fiestas entre amigos etc, motivos no faltan para justificar una fiesta de disfraces, y se han hecho en Cuba a lo largo de los años…. ¿ cuándo se ha visto en Cuba celebrar Halloween? ¿ o es que ahora ( según tu criterio) la “mayoria” descubrió que le gusta disfrazarse percisamente en noviembre? CUBA, QUE LINDA ES CUBA!!! NO QUIERO SUPERMAN, QUIERO A ELPIDIO VALDÉS.

    • manuel dijo:

      Pues que se haga un dia con el disfraz de los personajes de Padron (padre)

    • Yo.: dijo:

      Guajira guantanamera, concuerdo con usted 100% como dicen, o decían, las jabas de nylon “LO MÍO PRIMERO”

  • Carlos dijo:

    Nuestra cultura de mezcla cual ajiaco, definido por Don Fernando Ortiz respetuosa de las tradiciones de otros paises pero defiende los valores de nuestra cubania. No entiendo el por qué imitar a otros o será que desean tener su idiosincracia y nacionalidad. Dice un viejo refran que quien imita fracasa.

  • Bromero dijo:

    la agricultura anda mal, si, principalmente por los que no quieren trabajarla, por aquellos que sientes que es más fácil hablar de ella que producir… pero hablar de identidad, de transculturación, de valores perdidos tambien hace falta, porque no andan nada bien, ni aqui, ni allá

  • Ernesto dijo:

    Tiene mucha razón en casi todo lo que dice pero su visión supercrítica y negativa salta a la vista. Primero quisiera agradecerle el reporte y decirle que no es un tema nuevo, solo que en un largo período desde el triunfo de la Revolución hasta una fecha indefinida en el periodo especial existió una fuerte resistencia a la globalización y se intensifico el “rescate” de las raíces culturales (no es que esto se iniciara con el triunfo, claro, pero si fue más divulgado). Pero la visión “cosmopolita=alienante” es exagerada, y las fiestas de disfraces (por lo que sea) han existido siempre, el hecho de que los “personajes” sean extrangerisantes responde al consumo cultural moderno, ¿acaso no se promueven disfraces con tematicas etnicas en los circulos infantiles? Lo que está muy mal es la superficialidad y es lo que no devería promoverse, pero reconoscamoslo (ya sea Haloween y cualquier otra fiesta religiosa): cualquier pretexto es bueno para reunirse un grupo de amigos ¿o como llegaron en Taguasco a conocerse tan intimamente?

  • maría dijo:

    Bueno es muy cierto que estamos asumiendo otras celebraciones y tradiciones. El asunto es que antes, cuando había carnavales, las personas se disfrazaban, mi madre era una de ellas y le encantaba hacerlo pero eso lo prohibieron, como también prohibieron celebrar la noche buena y aramar arbolitos de navidad, el día de reyes, nos quitaron unas e impusieron otras, celebrábamos la revoluición de octubre y eso es ruso no? así que ahora el que quiera celebrar made in.. lo que sea y pueda que lo haga,. A nosotros todo se nos olvida y eso que dicen que no debemos olvidar la historia, pero cuál historia? la que les conviene a algunos?

    • rafael g dijo:

      maria yo estudie en una escuela religiosa la primaria era metodista el director un americano y en este mes realizaba el halloween que era netamente americano osea tenia un sentido politico mas que formativo ya que no tenia ninguna tradicion cubana eso me llevo a que un dia le dijera a mis padres que no queria seguir mas en esa escuela por eso y otras cosas que veia,eso no tiene nada que ver como antes en los carnavales se disfrasaban la gente. la moraleja de este escrito es que no debemos permitir penetracion yanky en nuestro pais , eso lo haran aquellos que quieren irse del pais pero no los que quedamos

  • Nelson R Toledo dijo:

    Hay personas, bastantes, que estan disociadas de lo que ocurre en Cuba y estan muy pendiente de lo que ocurre en Miami, sobre todo los que tienen familiares o vinculos con el turismo. Realmente resulta frustante a estas alturas presenciar la importacion de valores que muchos ni siquiera conocen. Halloween es mas que disfrazarse.
    La globalizacion lo acerca todo, desde la mediocridad hasta la excelencia. No se puede evitar que un segmento de la poblacion se sienta atraido por las banalidades sin medir las consecuencias. Aclaro, no me refiero a los jovenes.

  • Sergio dijo:

    Creo que no es un problema hacer “Jalowin” suempre y cuando las PARRANDAS de Remedios continúen, o las de Camajuaní, o las Charangas de Bejucal. Como tampoco creo que exista algun problema en ver SUPERMAN (por cierto es muy buena pelicula, y que casi a los 50 pudever que Marlon Brando trabaja en ella) si tenemos a Elpidio Valdes.

    En época anteriores era mas dificil, hoy en día, con todo el tema de las comunicaciones y las informaciones, aún en Cuba, es muvho más fácil.

    Lafortaleza se debe buscar en dar herramientas a la gente para que puedan valorar estos hechos en su justa medida. Con este texto me da la ligera impresión de que se quiere comenzar a hacer una “campaña”, algo que estamos cansado de ver, y que detrás vendría algun tipo de prohicion o algo por estilo. Por cierto, “la prohibicion” es una POLITICA totalmente ineficaz en todos los sentidos, y eso lo sabemos muy bien.

    Saludos,

  • noel dijo:

    por un errror involuntario y questiones de trabajo no pude culminar el texto y lo envie inconcluso;pero en pocas palabras:El dia de hallowen, no es parte de nuestra tradición cultural .Lo veo como una imitación de algo que no es lo cubano, lo criollo y no por ello dejo de reconocer que un dia especial para los que lo celebran en los EE.UU.Para el amigo que plantea que la gente lo hace porque le gusta disfrazarse,compadre eso es una transculturación y que poco a poco ha ido penetrando y hermano queriendo imitar lo de allá que en ocaciones ,se interpreta que es lo mejor y lo orignal, se cae en superficialidades y se olvida la indiosincracia .Por ese lado admiro a los chinos, ellos toman lo mejor del mundo ;pero jamás pierden su tradiciones ,su identidad cuiltural.

    • manuel dijo:

      Noel …….en china hay sectores de la poblacion que celebran el Halloween . Informese compadre.

    • vivi dijo:

      …su ejemplo no es el mejorcito…si pudiera darse una vuelta por China, lo comprobaría…Por otra parte, es verdad que el artículo emula con la jerigonza y trata un tema intrascendente (porque el % de cubanos que puedan o quieran tener una fiesta de Halloween se escribe con 0,000…. y por poco “tradicional cubano” que sea, están en su derecho y no le hacen dano a nadie)

  • Machete dijo:

    YA lo dijo quien lo dijo, demosle un tantico al capitalismo y acabara cogiendoselo todos , que HAllowen ni niño muerto esi delos disfraces es pura tonteria y superficiacidad, la apologia a lo extraño , la estupidez de parecer lo que no somos y nos ha costado tanto no ser por que no queremos .
    Tan fiestero que es el cubano ninguna necesidad de disfrazarnos para ser felices , disfracence de campesino o estibador y vaya al campo o al puerto a trabajar . al autentico cubano no le hace falta el difraz para divertirse , le basta una botella de ron y una mulata a y formar la gozadera . Pero bueno no seamos intolerantes hallowen es una fiesta de plasticos y snosb que si gustan de parecer lo que no son y sin temor a equivocarme son los que nfundan su cuerpo y su mente en pullover , licras y calzoncillos con forma de bandera americana . Pero al final una fiesta mas , que no creo que sea haga una fiesta tradicional ni mucho menos , como dijo alguien lo importante es que se mantega lo cubano auntentico, el fufuifui de la cornetica china del carnaval de santiago , el tatatatatat del comienzo de la entrada de una buena parraanda Remediana o de camajuani o vueltas caibarien chambas o la pasion dela parranda de zulueta o . la admiracion sincera y eterna de un joven cuando se para y ve la gitana tropical por primera vez y en fin la cultura cubana es demasiado grande para preocuparnos por 4 bobos en disfraces preguntando si quieren truco o caramelito de la Shoping
    Palla PAlla .

    • Neilán Vera dijo:

      Independientemente de si está bien celebrar Halloween o no, todas esas líneas que escribiste no son dignas ni de contestar. Trata de no ser tan grosero, escribe tu nombre real (sé valiente, Machete) y trata de entender que el hecho de que no te guste no te permite hablar así de quien sí desee celebrarlo.
      Saludos

    • Laura dijo:

      No confunda la idiosincrasia del cubano con el machismo y el alcoholismo, todos los cubanos no necesitan alcohol y mujeres para pasarla bien me decepciona y me entristece grandemente que haya personas que piensen y divulguen este tipo de comportamiento 11 millones de personas no se pueden encasillar ni siquiera en miles de características y comportamientos cada cual tiene el derecho de disfrutar a su manera sin hacer daño a nadie por supuesto, a todos nos gusta conocer y disfrutar de otras culturas ya sea usando ropa, celulares, viendo películas, series, probando platos tradicionales y porque no imitando comportamientos no hay nada malo en eso.
      Saludos

  • José Mastrapa dijo:

    Muy bueno el tema. Pero es innegable que hemos perdido la iniciativa en esta batalla sobre temas culturales. Muchos espacios vacíos se llenan de cosas no tan buenas y muy pronto infartarán algunos que no puedan hacer su Jalovuen, porque…
    La batalla de ideas no es una consigna, es una realidad, la nuestra como la del enemigo.
    pero la que hay que echar y ganar es la nuestra por la defensa de nuestra cubanía, nuestra idiosincracia, nuestra cultura tan rica. Poco a poco nos van convirtiendo y llevando a donde quieren y que nadie se crea que no hay mentes pensando en cómo ablandarnos y penetrarnos. La modernidad y lo foráneo no siempre es saludable ni las comparaciones con los que lograron un nivel de vida saqueando la humanidad. Nunca podremos llegar al consumo y la vida que nos llega por la TV y todo lo demás. Nuestro pueblo consume lo que produce e incluso lo comparte, no le roba a nadie y nuestras fiestas es con puerco, yuca, ron, música cubana y bailes cubanos y celebrando lo cubano.
    Cada cual es libre de imitar lo que quiera, pero que no agreda el derecho ajeno de hacerlo a lo cubano. Y el cubano es el ser más creador del mundo y no necesita imitar, por el contrario, muchos desean ser como nosotros y donde quiera que llegamos nos imponemos y gustamos porque tenemos para todo.
    Nuestra música, el ron, el tabaco, los deportistas, los artistas, nuestras mujeres, nuestro vestir, hablar, comportarnos, la comida, la historia, todo lo cubano es envidiable para muchos y un día los mismos norteamericanos vendrán en millones y nosotros les enseñaremos a vivir y gozar a lo cubano y se lo llevarán a su tierra y el Halloween lo harán con lechón asado y Habana Club.

  • Sara Santacruz V dijo:

    Que tenaz que también en Cuba penetre esa fiesta tan superficial que se imita en países de América latina y que por la novelería pega: no puedo creer que también empiece en Cuba como si no tuviera tantas maneras de mostrar su eterna alegría, ironía, juegos para expulsar sus fantasmas, etc. Duele. No lo puedo creer

  • el negro dijo:

    o soy bruto o entendi que criticas el Hallowen. mira, la universalizacion y la transculturacion no se puede negar en un mundo donde la comunicacion estrecha lazos q antes los separaba la distancia.
    de lo contrario no tuvieramos Virgen de la Caridad y seguiriamos adorando al dios de los tainos, o no tomariamos té porque provenía del Asia, ni vodka porque es de los rusos ni comieramos arroz frito, ni tuvieramos caballo porque lo trajeron los españoles. Europa no conociera el maiz ni la papa, en fin , creo q cada cual SIN HACERLE DAÑO AL PRÓJIMO se divierta como quiera.
    nunca entendí porqué prohibieron los bailes de disfraces en los carnavales, y que nadie me diga que es incierto, porque los q tenemos mas de 60 años sabemos que en los carnavales las personas se disfrazaban de cualquier cosa. ¿por que prohibieron esa diversión? ¿y la navidad? ¿por qué ahora SI se hacen arbolitos y en los 60 NO? y dejamos de usar el SEÑOR Y SEÑORA por CAMARADA.
    no lo sabemos, entonces…dejen a la gente que viva y sea feliz a su modo y ocupémonos de la salud y de la agricultura de nuestro querido país, como bien dice una forista, que problemas mas importantes q esas fiestecitas tenemos en las mesas de nuestras casas.
    acerca del que habla de los chinos que mantienen sus tradiciones ¿ha estado usted en China? pues mire, todos los anuncios estan en chino Y EN INGLES y ya no se hacen pagodas sino grandes rascacielos y tampoco se visten como antaño, por cierto , quizás se visten de manera mas occidental que usted y yo. si hay un pueblo q se ha occidentalizado y de que manera es China, los jóvenes escuchan rock , van a discotecas, se ponen jeans poolover con palabras en cualquier idioma,
    Cuidado cuando emitamos un criterio debemos de estar seguros con lo que decimos porque podemos hacer el ridículo

  • Pablo dijo:

    “La cultura como arma y escudo de la nación” siempre se dice eso, pero es sobre la cultura nuestra, mi arma es mi cultura, mi escudo es mi cultura; lo que hagan otros con la suya es su problema. Cuando son los carnavales de Taguasco? cuales son sus características? porqué Taguasco se llama así? Mira cuantas cosas desconozco de mi cultura mientras aprendo de las culturas celtas y norteamericanas.

  • cadillac dijo:

    oigame para leer esta articulo hay que estar mas que concetrado, me perdi como 3 o 4 veces, mejor hubiera sido un poc mas directo…la cuestion es porque aqui se celebra Halloween?…pues transculturacion, mas nada que eso…se hace alboroto por ello, es verdad… pero y que hacemos para frenarlo…¿estan a la altura de neustra cultura las opciones recreativas que tenemos???, se hace suficiente enfasis de manera ATRACTIVA, DINAMICA Y QUE CAPTE A LA JUVENTUD nuestras opciones culturales y festivas??? SE ANUCIA EN CIERTA MANERA, DA SEGUIMIENTO a manifestaciones y tradiciones como las nuestras???…cual fue el ultimo carnaval e que se dio, promovio y premio un concurso de disfraces???….han sacado cuenta cuantas tradiciones se han dejado morir para luego venir corriendo con gran alboroto a ¨rescatarlas¨ (por ejemplo las casi difuntas parrandas de Yaguajay) mientras estas dejan un vacio, que aprovechan y se llean con festividades como Halloween importadas….Y luegot ener que leer articulos como este…preguntandose, cuestionando porque la gente celebra Halloween….
    penetracion ideologica o descuido, poca divukgacion y dinamismo acorde a neustros tiempos de nuestras tradiciones?

  • Luis L dijo:

    Que bruto me estoy poniendo ! el tema pudo ser interesante pero lo volvió cantinflesco.

Se han publicado 81 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Antonio Rodríguez Salvador

Antonio Rodríguez Salvador

Es poeta, narrador, dramaturgo y ensayista cubano.

Vea también