Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Estamos en el deber moral de apoyar a los continuadores de Chávez

| 8
Venezolanos tomas las calles de Caracas en apoyo a la Revolución Bolivariana. Foto: AVN.

Venezolanos tomas las calles de Caracas en apoyo a la Revolución Bolivariana. Foto: AVN.

La lección de Chávez desbordó su país y contribuyó, junto con Fidel, a que muchos de nuestros países se sintieran unidos de nuevo en una causa común.

Cuando a fines del siglo pasado el extraordinario compañero Hugo Chávez asumió la presidencia de su país, este comenzó a vivir una época nueva, afirmada en la herencia de Simón Bolívar, como Fidel Castro había proclamado la de José Martí. Se trata de continuar la faena iniciada por los próceres de nuestra América, haciendo reverdecer a la altura de los nuevos tiempos el magno proyecto cuya realización es un irrenunciable deber.

La lección de Chávez desbordó su país y contribuyó, junto con Fidel, a que muchos de nuestros países se sintieran unidos de nuevo en una causa común. La muerte de Chávez no representa en forma alguna la de su contribución imperecedera. Su sucesor, el compañero Nicolás Maduro, lleva adelante un proceso revolucionario que, como era de esperar, está siendo combatido por el Imperio y sus amanuenses. Entre estos últimos se halla el actual Secretario General de la lamentable Organización de Estados Americanos, que merece el justo título de ministerio de colonias yanquis. Bien los sabemos los cubanos, ya que nuestro país fue expulsado de esa desprestigiada institución a principios de 1962.

Los criminales ataques que está sufriendo la Venezuela chavista no nos recuerdan solo el caso de Cuba, sino también el del Chile de Salvador Allende, cuyo noble gobierno fue combatido y finalmente destruido por órdenes del criminal de guerra Henry Kissinger y el abominable Richard Nixon.

Cuantos apreciamos las necesarias tareas que para bien de su pueblo acometen con valor los continuadores de Chávez, estamos en el deber moral de apoyarlos plenamente.

(Tomado del sitio de la Red En Defensa de la Humanidad-Cuba)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Enano dijo:

    Nuestro deber moral es la defensa inequívoca de los valores por los que murió Chávez incluso contra los seguidores que no los representan

  • Eilberto Sosa Rey dijo:

    Venezuela es la tierra de Simon Volibar,es la Tierra de Chavez,donde marti llego un dia y sin sacudirse el polvo fue a rendir honores al libertador,lei un libro CHAVEZ NUESTRO,eso hace ya un tiempo,y digo que a nuestra cuba y a venezuela nos unen lazos que jamas seran destruido,jamas seran mansillado,la voz de almagro dictador de la oea,jamas podra acabar con la revolucion volibariana,jamas podra contra el prestiguio moral y politico de la revolucion volibariana,hoy mas que nunca CAVEZ ES NUESTRO,mi apoyo incondicional y legitimo a la revolucion volibariana que preside el Comandante Maduro.

  • Jose R Oro dijo:

    Completamente de acuerdo con el gran Roberto Fernandez Retamar!

  • Luis dijo:

    Quien decide cuales son los continuadores de Chavez?

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    Ahora mas solidaridad con el Venezuela de Chavez y Bolivar!
    Articulo traducido http://www.cubainformazione.it/?p=22630

  • Carlos dijo:

    El unico que tiene que apoyar es el pueblo venezolano. Apoyos de otros se llama injerencia en asuntos internos de otra nación. Los problemas de Venezuala solo los resuelven ellos.

  • carlos dijo:

    Debemos seguir las pasos de nuestros Comandante Chávez y Fidel, nos legaron que debemos luchar por nuestra soberanía. Nuestro Presidente Nicolás Maduro Moro debemos protejerlo y cuidarlo, Dios le seguirá ayudando y bendiciéndo.

  • christian van der dys dijo:

    “Desde hace semanas, mientras en Venezuela sufrimos la más dura, desmedida y desvergonzada ola de de ataque mediático y sus correspondientes amenazas imperiales he monitoreado eventualmente páginas “revolucionarias” como Rebelion.org o Voltaire.net y otras a ver si aparece una justa y necesaria reacción en defensa de Venezuela en este momento de emergencia y peligro. “Esperanza inútil, flor de desconsuelo”, como diría el bolero. Apenas algunos artículos que esgrimen unas tímidas defensas de la Revolución Bolivariana, pero los más nos dan sus eruditas iluminaciones que al final sólo sirven para justificar que nos intervengan, porque según ellos “la culpa la tenemos nosotros mismos”, pero no por lo que debiera ser evidente para todos, o sea porque no nos da la gana de obedecer a Washington, sino porque “no hemos sido suficientemente revolucionarios”. ¿Cómo podemos traducir eso sino como complicidad con el imperialismo? Nos condenan porque no hicimos la Revolución que ellos querían que hiciéramos, la que ellos no pudieron hacer o no les dio la gana, sino la nuestra, la que con tanto sacrificio hemos podido levantar, incipiente e imperfecta. Más allá de lo razonadas o justificadas que puedan parecer estas críticas, el tono paternal, “sobrado” coloca a sus autores del mismo lado del imperialismo que dicen combatir porque ambos buscan el mismo objetivo: necesitan el cadáver de la Revolución Bolivariana para poder decir “¿Vieron que teníamos razón?”” – “Tela de Juicio: Ortodoxia, onanismo utópico, necrofilia revolucionaria y otras complicidades con el imperialismo” – http://teladejuicio.blogspot.com/2017/04/ortodoxia-onanismo-utopico-necrofilia.html

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Roberto Fernández Retamar

Roberto Fernández Retamar

Poeta cubano, Presidente de la Casa de las Américas. Es Premio Nacional de Literatura.

Vea también