Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Quería saber

| 18
 Quería saber, aunque no siempre comprendiera todo lo que yo quería saber.

Quería saber, aunque no siempre comprendiera todo lo que yo quería saber.

Quería saber,
y abrí los ojos bien temprano,
cuando se tocan con las manos
los luceros.

Quería saber
si iba a llegar a mi destino,
y no llevé para el camino
ni sombrero.

Quería saber,
y le di un beso a mi comarca,
y me subí a una vieja barca
de viajero.

Quería saber
si tras la línea que está lejos,
donde se despierta el sol,
sería grumete, marinero,
timonel o pescador.

Quería saber,
aunque no siempre comprendiera
todo lo que yo quería saber.

Quería saber.

Quería saber,
y puse proa al horizonte,
sabiendo que era de Caronte
pasajero.

Quería saber
cómo se dice firmamento
en el idioma de los vientos
y los fuegos.

Quería saber
la dimensión indescriptible
que transfigura lo imposible
en verdadero.

Quería saber
si tras la línea que está lejos,
donde se despierta el sol,
sería grumete, marinero,
timonel o pescador.

Quería saber,
aunque no siempre comprendiera
todo lo que yo quería saber.

Quería saber.

(Tomado de Segunda Cita)

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ramón Noa Vázquez dijo:

    Ese es mi Silvio, el inefable. El imprescindible.

  • saddam dijo:

    COMO SIEMPRE, GENIAL!!!

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Letra a lo Silvio. De una primera lectura se entiende solo una pequeña parte del mensaje; de una segunda lectura se entiende más de la mitad del mensaje; y de una tercera lectura se entiende casi todo el mensaje y surge la maravilla: todo se revuelve y dejamos de entender lo ya entendido, o nos iluminamos con nuevos pensamientos que nos convierten en sus cómplices dignos o en dignos de ser sus cómplices.

  • Dorita Águila Morejón dijo:

    Oh,Silvio,me fascinan tus letras,tus laberintos de ideas,esa urdimbre de consideraciones mucho más allá de la razón lógica,se me aproximan a mi comprensión y se fraternizan con mi entendimiento.Te entiendo porque te descubro desde otras latitudes del lenguaje y de esa cosmovisión que nos va atando a los que pensamos profundamente en todo lo circundante y lo que yace mucho más hacia allá,fuera de esas galaxias comunes.Te admiro grandemente,nunca podré abandonar lo que me tira en extasis,así mismo como la inigualable voz de Anabell.Soy de Cuba,pero aunque habite la cotidianidad,también habito otros universos en los cuales me topo con lo que realmente quiero saber como tu ser también lo requiere.Eres uno de los míos,de los que prefiero siempre.Tú serás en la constancia bienvenido a mi avidez por saber sobre todo lo que me rodea,estos idiomas cuando aparentemente nos sentimos solos,nos abrazan para donarnos enseñanzas y conocimientos.Te comprendo hasta en lo más inimaginable,porque pienso con todos mis respetos como tú.Con un inmenso cariño y alta consideración,Dorita,la seguidora más irreversible de Anabell López Domínguez.

  • Micubandera dijo:

    El trovador y poeta,como siempre…es un hombre grande en tiempos difíciles,sin embargo sus textos no son tan difíciles de entender,menos mal que existes.

  • LG dijo:

    Buenos días para todos, acabo de leer sobre una llamada y una referencia de una entrevista de un diario británico a Bob Dylan, no conozco su obra pero supongo merezca la distinción que le va a entregar la Academia Sueca de los premios Novel. Asumo que al igual que muchos de mis compatriotas, Silvio también merece tal distinción; tal vez contribuya a que este sueño se haga realidad si algún intelectual competente se dedicara a recopilar, procesar y proponer algunas obras literarias. Lo que más admiro en Silvio es la capacidad de asombrar a sus oidores o lectores con sus obras de arte.

  • mercedes dijo:

    Maravillosa síntesis de uno de los mayores problemas de nuestra época, gracias, Silvio, usted siempre ha sido fiel intérprete de su tiempo y de los futuros, a tanta gente, como yo, ha tomado de la mano para guiarle el camino, gracias por su poesía.

  • Diógenes dijo:

    De acuerdo con Silvio 100%, como casi siempre. No por gusto lo considero el poeta nacional. Pero otra cosa: sólo a veces leo lo escrito por M Mercado, porque ya al ver su nombre encabezando un comentario sé que reflejará –casi siempre en tono editorial- un país donde los pocos y leves errores que se han cometido a lo largo de 57 años están más que justificados, donde no hay corrupción alguna y donde quienes dirigen a cualquier nivel luchan cada día a brazo partido por mejorar la vida de los “de a pié”; por lo que ese ser “de a pié”, que menciona tanto, tiene que agradecer ciega, absoluta y devotamente el statu quo (y el “pasado quo” también) Eso, como opinión, es aceptable. Lo que sí creo que no califica dentro de un foro como este es su presunta y casi rabiosa tenencia de la verdad absoluta y las ¿veladas? amenazas y descarnadas descalificaciones contra quienes opinan –o recuerdan o valoran o interpretan los hechos- de manera diferente a él; esos que merecen tratamiento psiquiátrico o quizá algo más radical que espante esas opiniones de sus mentes.

    • YARU dijo:

      Magnífico poema de Silvio. Solo discrepo con él en que todavía quiero saber; no para arrastrar por sobre rocas, sino para tener los ojos bien abiertos, ¿mano o guante?
      Respecto a lo que dices amigo Diógenes de ese personajillo Mercado, también he leído algunas de sus kilométricas narraciones, llenas de odio, lacerantes hacia los cubanos de bien que solo ejercen su derecho a la crítica como ejercicio del criterio, sea cual sea su forma de pensar, si lo que dicen es pensando siempre en el bien de nuestros ciudadanos de a pie. Recordarle que la República es De Todos y para el Bien de Todos y el verdadero culpable de un delito no es el que lo comete, sino el que provoca a cometerlo, y eso lo dijo Martí. Quisiera decirle más, que: «Solo el amor engendra la maravilla», lo dijo Silvio y «El poder sin amor es peligroso y abusivo, el amor sin poder es sentimental y anémico. El mejor poder es el amor que implica la petición de justicia, y la mejor justicia es el poder que corrige todo lo que pone obstáculos al amor. » Lo dijo Martin Luther King.
      Ponerse un epíteto como Manuel Mercado, creo que es una arrogancia de su parte y me disculpe si realmente se llama así, pero hablar por un amigo de Martí es la misma forma de arrogancia que la de aquellos que utilizan el nombre del apóstol como bribones y no pensando o hablando, en y por los ciudadanos de a pie.
      Mis saludos. #Yo voto Vs Bloqueos.

      • Felicia DM Padron dijo:

        Con 12 como YARU, con certeza LLEGAMOS AL SOL!

  • Andrés dijo:

    Está bueno eso.

  • Eduardo González S. dijo:

    “Hay un grupo que dice que una canción/tiene que ser muy fácil para la razón” Esta línea lírico-irónica de una composición que Silvio escribió en los sesenta, ha sido siempre la norma en su quehacer poético. Si él no hubiera sido fiel a ese postulado, no nos haría ejercitar las células grises para ver unas imágenes cuyo número va aumentando según uno repita la lectura. Néstor tiene mucha razón y ha dado en el blanco con ese comentario.

  • el taxita dijo:

    querido silvio, tu cacion que dice:
    yo soy de donde hay un rio, de la punta de una loma, de familia con aroma a tiaerra tabaco y frio, es mi preferida y me ha hecho llorar varias veces, cuidate mucho, nos vemos en la calle.

    tu amigo
    ricardo 5 281 76 77

  • Uncubano dijo:

    Aquí tengo otra de Silvio:

    “Para no botar el sofá” (canción editorial)

    Qué feos se ven los cuadrados
    queriendo imponer su patrón,
    en nombre de lo inmaculado
    y de una sagrada razón.

    Sofismas, le llaman algunos;
    paquetes decimos acá.
    Y yo, que no creo en ninguno,
    les veo botar el sofá.

    “Silencio, porque llega el lobo
    y te devora;
    el enemigo acecha todo
    y a toda hora.”

    Y mientras se imaginan majos
    de la conciencia,
    la realidad es un relajo
    de ineficiencia.

    La juventud se fuga en masa
    y ellos se alteran
    porque una boca no es de raza
    o de su acera.

    Y, como el conyugue burlado,
    una mañana
    tiran lo menos complicado
    por la ventana.

    Qué poco favor a las luces,
    qué inútil y amargo disfraz,
    mientras lo prohibido seduce
    sin tener que usar antifaz.

    No quiero el abrazo con horma
    ni el beso como obligación,
    no quiero que vicios y dogmas
    dispongan en mi corazón.

    Los vi truncar publicaciones
    inteligentes
    y descalificar canciones
    por diferentes.

    Los vi cebando las hogueras
    de la homofobia,
    en nombre de falsas banderas
    y tristes glorias.

    Los vi, confiados y seguros
    lanzando dardos,
    aparentando jugar duro
    pero a resguardo.

    Los vi, y no es que lo quisiera
    o lo buscara;
    los vi en el parto de una era
    que se alargaba.

    Para pronunciar el nosotros,
    para completar la unidad,
    habrá que contar con el otro
    las luces y la oscuridad.

    Es grande el camino que falta
    y mucho lo por corregir.
    La vara, cada vez más alta,
    invita a volar y a seguir.

  • teoloko dijo:

    Grande Silvio, Poeta entre los poetas……..

  • con_todo_respeto dijo:

    grande SR

  • Arq. Armando López Gasca, Cuernavaca, Morelos, México dijo:

    Es un enorme placer leer un domingo por la mañana, esperando tener una buena semana, leer tu poesía. Silvio que Dios te bendiga y nos de Silvio por un gran tiempo.

  • Beatriz dijo:

    De pronto te levantas con el alas despiertas en el pecho y no sabes ni decirte a ti misma lo que sientes, hasta que tropiezas con una cancion de Silvio y encuentras palabras para tus sentimientos, gracias

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Silvio Rodríguez

Silvio Rodríguez

Músico y poeta cubano. Es fundador de la Nueva Trova y autor de canciones antológicas como “Unicornio”, “Ojalá”, “La era está pariendo un corazón”, y muchas otras.

Vea también