Imprimir
Inicio » Opinión, Ciencia y Tecnología  »

La Ciencia: Otra Batalla de Ideas de Fidel Castro

| 23 |
Fidel Castro 1970. Foto: Liborio  Noval

Fidel Castro, 1970. Foto: Liborio Noval

Nos acercamos al 90 cumpleaños de quien ha sido una de las personalidades mayores de la Historia del Siglo XX en el mundo: Fidel Castro.

Sus ideas y sus acciones se proyectan en muchos campos de la existencia social humana. Estos apuntes son sobre uno de esos campos: el desarrollo científico y tecnológico.

Y de inmediato nos damos cuenta, al empezar a ordenar ideas, de que aunque estemos hablando de la historia, del pensamiento de Fidel en diferentes etapas de la historia revolucionaria cubana, este no es un debate sobre el pasado, sino más bien sobre el futuro al que ese pasado nos lleva y convoca,  porque el pensamiento de Fidel tiene todavía mucho que hacer y que influir en las tareas que tenemos por delante los revolucionarios cubanos, y en el presente y futuro de la América Latina, y de ese inmenso mundo de “los pobres de la tierra”.

Es cierto que fue en los años 90 cuando empezamos a utilizar ampliamente en Cuba la expresión “Batalla de Ideas”, pero cuando miramos en retrospectiva al pensamiento y la ejecutoria de Fidel Castro, ahora desde la distancia de sus nueve décadas, se nos hace evidente que es eso precisamente lo que Fidel ha estado haciendo toda su vida: DAR  BATALLAS DE IDEAS.

Hay tres planos en los que podemos emprender este análisis: las ideas y las acciones; los conceptos que se expresan a través de esas ideas; y finalmente las raíces éticas que nutren esos conceptos y que sustentan el pensamiento y la acción de Fidel.

Ello se pudiera sintetizar en tres expresiones de Fidel en momentos muy distintos:

• la primera en 1960, antes de la Campaña de Alfabetización, cuando en un país sin tradición científica, y enfrentado a muchas urgencias dijo: “El futuro de nuestra Patria tiene que  ser necesariamente un futuro de hombres de Ciencia, de hombres de pensamiento”.

• luego en 1991, cuando se desplegaba ya la crisis del campo socialista europeo y se planteaba la ingente tarea de defender nuestra soberanía expresó: “La independencia no es una bandera, o un himno, o un escudo. La independencia no es cuestión de símbolos. La independencia depende del desarrollo, la independencia depende de la tecnología, depende de la ciencia en el mundo de hoy”.

• Y después en 1993, año en que tocó fondo la crisis económica del periodo especial que siguió a la desaparición del campo socialista europeo y al reforzamiento oportunista del bloqueo norteamericano contra Cuba, Fidel re-tomó la idea de las funciones de la ciencia en la economía cuando expresó: “La Ciencia, y las producciones de la ciencia deben ocupar algún día el primer lugar de la economía nacional. Pero partiendo de los escasos recursos, sobre todo de los recursos energéticos que tenemos en nuestro país, tenemos que desarrollar las producciones de la inteligencia, y ese es nuestro lugar en el mundo, no habrá otro”.

Quienes vivimos esta etapa sabemos muy bien que no fueron solamente expresiones discursivas, sino que esas ideas fueron seguidas y respaldadas por acciones concretas.

Esas acciones que materializaron su pensamiento son muchas, imposibles siquiera de enumerar en estas breves notas. Ellas incluyen el  desarrollo educacional, la creación masiva de escuelas y universidades en todas las provincias, la edición de libros científicos, la formación de miles de científicos en Cuba y en el exterior, la construcción de una institucionalidad para la ciencia, la creación de centros científicos en varios organismos del estado (MINSAP, MINAGRI, otros), la Academia de Ciencias, el CITMA, el Fórum de Ciencia y Técnica, el Polo Científico de la Biotecnología, la Universidad de las Ciencias Informáticas, y muchas otras, que contaron todas con el impulso, el diseño estratégico y la presencia fundacional del mismo Fidel.

Destaca entre ellas el surgimiento del Sector Biotecnológico a partir de 1981, cuando la propia Biotecnología estaba apenas siendo inventada en los países de mayor avance tecnológico. De este esfuerzo emergió nada menos que un nuevo sector de la economía nacional y de la capacidad exportadora del país. Esta historia contiene el concepto de “CENTROS DE INVESTIGACION Y PRODUCCION”, una trascendental innovación organizacional, de la que surgieron instituciones que transitaron en un periodo sorprendentemente breve a la rentabilidad por sus propias exportaciones y se convirtieron en el embrión de LA EMPRESA SOCIALISTA DE ALTA TECNOLOGIA, hoy llamada a tareas superiores dentro de nuestro modelo económico.  La viabilidad y perspectiva del desarrollo de la biotecnología en Cuba fue una “batalla de ideas” de Fidel.

Esa historia de desarrollo científico tiene conexiones inseparables con el desarrollo educacional, y con el desarrollo de la salud pública: Desarrollo educacional basado en el concepto de acceso universal a la educación superior, y luego en las sedes universitarias en casi todos los municipios, que se convirtieron en muchos de ellos en el dispositivo principal de captación y circulación de conocimiento para el desarrollo local.

Sabemos que esos conceptos fueron polémicos en sus primeros momentos, y debieron ser ampliamente explicados y discutidos. Desde muy temprano Fidel defendió esas ideas expresando que: “no podemos renunciar al objetivo humano fundamental del socialismo… no podríamos resignarnos al principio de: siembra escuelas y te quedarás sin obreros agrícolas. Mas bien dirás: siembra escuelas y tendrás decenas de miles de científicos, siembra escuelas y tendrás decenas de miles de buenos cuadros”.

La implementación de esos conceptos en la educación, y especialmente en la educación superior, fue otra “batalla de ideas” de Fidel.

También tiene el desarrollo científico conexiones con el desarrollo de la Salud Publica, con el mismo concepto de que “no podemos renunciar al objetivo humano fundamental del socialismo…” que aquí se concretó en la aspiración (y el logro) del acceso universal y gratuito al sistema de salud, que comenzó desde 1959 con el Servicio Medico Social-Rural, y se desarrolló después con el Programa del Medico y la Enfermera de la Familia. Ello no se concibió nunca como un servicio masivo de bajo nivel técnico. Todo lo contrario, implicó la proliferación de universidades médicas en todas las provincias, el desarrollo de las especialidades médicas, y los institutos científicos de tercer nivel en el sistema de salud.   El diseño e implementación de ese Sistema de Salud que nos llevó a una mortalidad infantil por debajo de 5 y a una esperanza de vida de 78 años fue también, otra “batalla de ideas” de Fidel.

Tanto en la Educación como en la Salud Publica vemos la misma estrategia de combinar acceso masivo y alta calidad, comprendiendo que ni la masividad mediocre, ni la alta tecnología elitista pueden aisladamente producir impacto en la sociedad. La capacidad de trabajar simultáneamente sobre esos dos ejes ortogonales, de la extensión masiva y la profundidad, es lo que explica los resultados de la sociedad cubana en la educación y la salud.

Es ese concepto de extensión y profundidad simultáneamente, el que vemos en el desarrollo de la biotecnología, en la Universidad de las Ciencias Informáticas, en los “Joven Club de Computación”, en el acceso masivo a la cultura, y en muchas otras iniciativas de Fidel.

Nuestra generación de científicos, educadores, y profesionales de la salud en Cuba tuvo el privilegio de trabajar de manera muy cercana con Fidel en  esas tareas.

Todos los que vivimos esa experiencia tenemos decenas de anécdotas y experiencias personales que contar, sobre el pensamiento y la ejecutoria de Fidel, su capacidad de persuasión, de motivación y de transformación rápida de las ideas en acciones.

Anécdotas como la de aquella visita de 1989 a un pequeño grupo de científicos en un laboratorio quasiartesanal en el 4º piso de un hospital (Fidel mismo les llamó “los científicos de la buhardilla”), que apenas había acabado de obtener 30 gramos de anticuerpos monoclonales, y en la que Fidel indagó por las mayores empresas productoras de esos anticuerpos en el mundo y sus capacidades (que eran en ese momento 2000 veces superiores) para inmediatamente retar al grupo diciéndoles: “y ustedes ¿no piensan competir con esa gente?”.

O cuando se detuvo a explicarles personalmente a los obreros que sembraban plátano en el terreno donde se construiría un nuevo centro biotecnológico las razones por las cuales se debía demoler el platanal; explicación ésta que ilustra esa combinación de pensamiento estratégico, metas colosales y sensibilidad humana por los detalles, combinación que es muy rara en los políticos del mundo de hoy.

Quizás en otro espacio se cuenten en detalle estas y otras muchas anécdotas. Pero estas reflexiones de hoy, alrededor del cumpleaños 90 de Fidel, serían superficiales si se limitasen a la enumeración de anécdotas, o la compilación de datos.

Lo que es imprescindible hacer hoy es subrayar y trasmitir LOS CONCEPTOS que subyacen en cada una de esas interacciones, e intentar identificar  lo esencial que hemos aprendido de Fidel, precisamente para trasmitirlo a las nuevas generaciones y perpetuarlo.

Conceptos esenciales tales como:

1. El compromiso con el futuro, aun en medio de enormes dificultades inmediatas

2. El valor del conocimiento para la defensa de la soberanía nacional y la justicia social

3. El acceso masivo a los conocimientos y la cultura como derecho humano, y como pre-requisito para el desarrollo económico, no como consecuencia distal del crecimiento de la economía.

4. La confianza en las enormes potencialidades intelectuales y éticas del ser humano. Hay que decir, porque es la verdad, que Fidel siempre tuvo una percepción de lo que éramos capaces de hacer, más allá de la percepción que teníamos nosotros mismos.

5. La voluntad de plantearse metas cada vez más altas y más audaces. Gabriel García Márquez caracterizó una vez a Fidel como “un hombre de ilusiones insaciables, incapaz de concebir ninguna idea que no sea descomunal….”

6. El sentido de urgencia, captado en esa frase del propio Fidel, que dice: “milito en el bando de los impacientes, de los apurados…..”

7. La consagración al trabajo, como una expresión concreta de la ética del científico

8. La idea de una economía basada en la Ciencia y la Tecnología, como palanca principal de nuestro desarrollo.

Finalmente y en un plano más profundo, sustentando esas ideas, debemos identificar en Fidel Castro una actitud ética que pudiéramos llamar el sentido de  LA INMEDIATEZ DEL FUTURO. Esa idea de que el futuro es para hoy,  idea que vemos una y otra vez en el pensamiento de Fidel, en el propósito de eliminar el analfabetismo en un solo año, en la reforma agraria superando el minifundio e incluyendo formas más avanzadas de producción, en la universalización de la enseñanza universitaria aun más allá de la demanda laboral del momento, en el acceso masivo a la cultura, en el objetivo de potencia médica y esperanza de vida superior a 80 años, en la introducción de formulas comunistas de distribución dentro de la construcción del socialismo, y en tantos y tantos otros ejemplos.

Una ética del intelectual que Fidel ha aplicado en primer lugar a si mismo, y que exige que una vez que concebimos claramente una idea de cómo las cosas deben ser, con ello viene de inmediato el compromiso de luchar porque sean así, lo antes posible.

Compromiso con el futuro,  coherencia y audacia en la transformación de las ideas en acciones, eso es precisamente lo que la palabra “ética” quiere decir.

Si aprendemos eso, y lo integramos al alma colectiva del cubano, Fidel nos habrá dado poderosas herramientas con las que abrir nuestro Siglo XXI, con todas sus complejidades y desafíos.

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Casi dijo:

    Muy buen comentario justo y preciso.

  • Marilyn Pérez Ávila dijo:

    Esa es la inmensa obra de ideas brillantes y hechos de nuestro comandante que hacen que millones de cubanos lo sigamos.

  • Maigualida dijo:

    Excelente escrito por su contenido claro y didáctico para que jamas olvidemos quien es el Comandante Fidel Castro, no solo para los cubanos sino para los pueblos que luchan por su libertad y la justicia social en el mundo. Fidel un visionario, un hacedor, un revolucionario que jamas pidió nada para el sino que sigue dando a todos TODO lo que posee…su integridad intelectual y política.

  • Arturo Menéndez dijo:

    Análisis serio y profundo de alguien que con su pensamiento y acción ha demostrado ser uno de los mejores discípulos de Fidel. Cuanto necesitamos que muchos directivos sean capaces de razonar y actuar así. Cuanto necesitamos que esa ética fidelista, magistralmente descrita, conceptualizada y sintetizada por Lage, se generalice, que no sea mas una aspiración, sino componente esencial, integral, motor impulsor de la batalla de ideas, que no es otra cosa lo que estamos tratando de hacer y que hemos llamado “socialismo próspero y sostenible”.

    • Almeyda el Camagueyano dijo:

      Así mismo, Arturo:
      La creación del Movimiento del Fórum de Ciencia y Técnica es una de las cosas más hermosas que nuestro Fidel creo para bien, la posibilidad que los obreros aporten solucuones útiles y probada que garanticen el cumplimiento de los planes de producción y/o los servicios. Nos da la medida de su visión científica y cuantas de nuestras Empresas no tienen en cuenta la aplicación de la legalidad socialista en materia de Innovación y Ra cionalización. Sin esos aportes nuestras fábricas estarian paradas. Viva Fidel

  • David Otero Mendieta dijo:

    F iel luchador por las
    I deas
    D emocráticas y
    E mancipador por la
    L ibertad de los pueblos

    C ombatiente
    A ltivo
    S ocialista
    T riunfador
    R evolucionario
    O mnipresente

    R everendo
    U niversal
    Z enit a seguir

  • Eduardo dijo:

    Simplemente Fidel puso la varilla muy alta y ahora todos los que queremos y debemos continuar su obra, debemos de esforzarnos al máximo, es como el 2.45 de Javier Sotomayor. En la ciencia, Fidel impulsó el desarrollo científico del País en muchas ramas, sobre todo aquellas que impactaban directamente en la Población y en el desarrollo del País, pues nuestro País no cuenta con grandes fuentes de recursos naturales, pero con un sostenido desarrollo científico podemos lograr grandes cosas en beneficio del pueblo, eso lo demostró y lo realizó, continuar esa obra es nuestro deber. No podemos darle a los científicos ni a los deportistas grandes sumas de dinero, sin embargo Fidel logró que inspirado en el amor a la Patria, al pueblo y sus héroes, logren grandes resultados que al final forma parte de nuestras riquezas ¡Viva Cuba, Viva Fidel, Felicidades Comandante, Gracias por tu obra!

  • Almeyda el Camagueyano dijo:

    Profesor Lage:
    Pienso que desde su posición usted puede ayudar a que las leyes referentes a la aplicación de la Ciencia y la Técnica, tengan un marco regulatorio para que se exija su cumplimiento, porque eso desgana a muchos que cada dia dan sus aportes y las administraciones no cumplen ni con el reconocimiento moral ni pecuniario.

  • Maestre Sheratowm dijo:

    La batalla de ideas ha quedado en eso ,es un recuerdo de un momento histórico, ya ni se habla de tan brillante concepto, retomando el tema del esfuerzo inmenso hecho por nuestro Comandante en Jefe respecto al desarrollo de la ciencia y la técnica , puedo decir que eso logró que Cuba se elevara al nivel científico de algunos países desarrollados del planeta, Hoy quedan sectores como la medicina, la biotecnología, la informática y bien otras más , que por su interés económico continúan recibiendo parte de aquel apoyo y atención que tuvieran en la etapa que eran atendidas personalmente por Fidel, Lamentablemente la rama de la mecánica no ha corrido la misma suerte, el deterioro y desaparición progresiva de las maquinas herramientas y medios de medición , la falta de exigencia por la aplicación de los conocimientos científico-técnicos y la voluntad de trabajar mediante el control de la calidad acorde a los procedimientos, normas y procesos tecnológicos que esta especialidad exige, se ha perdido en casi todas las Empresas del país, La eliminación de los departamentos técnicos y los equipos de control de la calidad en la rama mecánica por reajuste de plantillas, han provocado la disminución del interés y el conocimiento técnico desde los obreros hasta los profesionales en muchos de estos, donde abunda la improvisación y las violaciones técnicas que al final se revierten en gastos millonarios para la economía del país. Se perdió la fuerza del concepto de la recuperación de piezas de repuestos por falta de estos conocimientos,Fidel al igual que Lenin en su tiempo, supo ver en el desarrollo del sector de la mecánica un elemento importante para el progreso industrial de una nación , el Che recalcó la importancia del concepto de calidad y apuntaba la importancia del conocimiento científico-técnico y su aplicación en la rama de la mecánica.Hoy hace falta se retome el pensamiento de estas grandes figuras y alguien comience a accionar para no tener que depender en un futuro de la colaboración extranjera para solucionar problemas que pueden ser resueltos por miles de graduados de nuestras universidades, técnicos medios y obreros calificados si se le prestara mayor atención y apoyo material a esta rama de la ciencia , No perdamos lo que con tan buena voluntad nos regalaron los científicos y profesores del antiguo campo socialista y que muchos desvelos costara al comandante en jefe desarrollar para que esta tierra fuera un país de hombres de ciencia también en la rama de la mecánica.Contamos con magníficos profesores e instituciones de sobrada experiencia y prestigio ,capaces de preparar profesionales del ramo con igual o calidad superior a muchos países , pero los egresados encuentran en nuestras empresas una verdadera negación al conocimiento , la anti-tecnica y el desinterés de sus directivos por las normas y procedimientos técnicos y de calidad.

  • Elpidio Valdez dijo:

    Honrar Honra!!!!
    Gracias Dr. Lage por su capacidad de reflejar tan inmensa obra.
    QUE ORGULLO PODER CONTAR CON LA GENIALIDAD DE NUESTRO INVICTO, INTELIGENTE, HONRADO, HONESTO, VISIONARIO Y VALIENTE COMANDANTE EN JEFE. FELICIDADES FIDEL!!!! QUIEN EN NUESTRO PAIS DIRIJA O EJECUTE ALGO SIN TENER PRESENTE SUS IDEAS NO SOBREBIBIRA AL FRACASO. HAY UN PUEBLO ENTERO QUE EXTRAñA SUS CONSEJOS. PERO SABE QUE USTED ESTA AHI CON LAS BOTAS PUESTAS.

  • Elpidio Valdez dijo:

    ES SOBREVIVIRA , DISCULPEN LA FALTA

  • EddySS dijo:

    Veo en Fidel el pensamiento del siglo XXI. Fidel no se puede atrapar en una frase, en una definición exacta de contemporaneidad, se escapa de la dimensión en que veo el futuro inmediato y busco en sus ideas las explicaciones de lo que aun no ha sido y de los aun está por hacerse en este mundo de contradicciones y avatares, es inconmensurablemente gigante, y desde la pequeñez de nuestro espacio corpóreo, solo atino a ver del gigante que es, al decir de José Martí: “La luz que ilumina y mata”, quizá por eso muchos querrán negarla para no morir por ella iluminados.

  • Salomon Espinoza dijo:

    La genialidad de Fidel está en combinar teoría y práctica simultaneamente. Se podría decirse que es un practico-científico o un cientifico-practico. Ver sus discursos. Ahora sabemos que la ciencia salvará a la humanidad. De las Ciencias Naturales, de la Matemática e Infomática nacen todas las tecnologías. De ellas también debe salir la Política.
    Fidel ya es del mundo. Nos sentimos felices con sus 90 años y muchos mas!

  • Luis A. Montero Cabrera dijo:

    Los cubanos, como cualquier pueblo del mundo, no somos ni mejores ni peores que nadie. Si hemos tenido mucha suerte con dos ideólogos que hemos producido y con políticas que han permitido su comunicación: Martí y Fidel. Cada uno en su momento y muy en concordancia con él nos ha traído ideas referenciales a las escuelas y a los medios para guiar nuestras mejores acciones. Una de las proezas ideológicas de Fidel es la de crear un movimiento importante por la ciencia, la tecnología y la innovación en un país donde el conocimiento como valor social se encontraba declinando, en caída libre, durante el período republicano. Nuestro deber hoy es el de mantenerlo, hacerlo avanzar y concientizarnos de que la ciencia, la tecnología y la innovación es deber de toda la sociedad: de científicos, de tecnólogos, de obreros, de campesinos, de empresarios, de decisores. La alta y productiva tecnología, la que genera riquezas y felicidad, se puede generar en cualquier escenario con un pueblo culto y concientizado, como Fidel lo ha promovido. Organicemos la economía para ello, porque ya tenemos todos los demás ingredientes gracias a sus ideas y sus políticas. Gracias, Agustín, por tu oportuno y atinado comentario.

    • Andrés dijo:

      Muy de acuerdo Dr. Montero.

  • Miriam Ruiz García dijo:

    FIDEL, siempre FIDEL, seguir su ejemplo es nuestro camino, no puede ser de otra forma, la inmensidad de nuestro COMANDANTE EN JEFE no nos permite que cedamos un ápice en nuestro empeño, nuestra meta inmediata es seguir luchando por nuestro SOCIALISMO, hacerlo próspero y sustentable, y seguro que lo lograremos, porque no podemos fallarle y no le fallaremos.

    Felicidades FIDEL en tu cumpleños, cuídate mucho que el mundo te necesita.

    Vivan FIDEL y RAÚL

    Hasta la victoria siempre

  • REFLEXIVO dijo:

    Magnífico Dr. Agustín Lage. Ud tiene, como los mejores techos, dos aguas, por un lado es un científico de lo más alto con que contamos y por el otro lado es un magnífico analista. El análisis de la vida y obra en conjunto de Fidel es absolutamente inabarcable. No nos alcanza el tiempo de vida ni la capacidad de los analistas y biógrafos para recoger esa vida y esa obra.
    Solo un comentario sobre algo que no depende ni de Fidel ni de los hombres de ciencia y es que no siempre los cientos de miles de profesionales, ya sean médicos, ingenieros, técnicos, científicos en fin, de las diferentes esferas, son bien utilizados, así como tampoco se ha hecho un aplicación sistemática de los logros de la ciencia en la vida, en la economía, en la producción, en la sociedad y eso depende de los funcionarios gubernamentales. No hace mucho, Díaz Canel dijo en la Asamblea Nacional del Poder Popular: “Tenemos que lograr que se apliquen los logros de la ciencia a la producción, a la economía” No son palabras exactas, no es la expresión exacta, pero es el sentido. ¿Entonces, eso no se ha estado haciendo con sistematicidad? ¿No se aplican convenientemente los resultados de investigaciones de la ciencia y más a estas alturas, cuando tenemos un sistema de gobierno bien organizado? ¿Fue eso, exactamente lo que quiso decir DC o es que fue una vuelta de tuerca para apretar?

  • cubana 100 x 100 dijo:

    Este magnífico artículo y la anécdota sobre los “científicos de buhardilla” me lleva instantáneamente a pensar que ha cambiado en nuestro País, donde hace 30 años a otro pequeño grupo Fidel, en su discurso un 4 de abril, les llamó los “guerrilleros de la meningo”. ¡Imposible siquiera imaginar acicate y honor mayor para aquellos que luchaban contra el tiempo para obtener una vacuna antimeningocóccica que revirtiera la situación epidémica por meningitis B que afrontaba el País! Por suerte se logró la primera vacuna eficaz contra este flagelo, patentada en Cuba en 1987. Numerosos reconocimientos nacionales e internacionales recibió el grupo, pero lo más importante fue haber eliminado las epidemias en Cuba primero y posteriormente en Brasil; no poder siquiera calcular cuántas vidas infantiles se habían salvado… Cada segundo de dedicación a ese esfuerzo, de separación de nuestras familias y amistades valió y se multiplicó.
    Hoy, cuando 30 años después, hace unos meses una gran transnacional con capital de las principales potencias se adjudica el logro de haber obtenido la primera vacuna eficaz contra la meningitis B en el mundo, en mi País he visto un solo artículo escrito por Flor de Paz en Juventud Técnica, replicado por Cubadebate y algunos otros sitios. Una vez más nos dejaremos arrebatar TODO. Una vez más la historia de C.J. Finlay… Recuerdo la primera vez que lo intentaron con la vacuna en 1987 al publicar en todos los medios internacionales que EE.UU. estaba realizando la primera prueba masiva de una vacuna contra la meningitis B en Chile y el esclarecedor comunicado de Granma del 30 de agosto de 1987, desmintiéndolo. Los cubanos sabían que era una maniobra para si la lograban declararse los primeros, pero también sabíamos bien que no la tenían.
    Hoy la vacuna cubana sigue “vivita y coleando”, pues forma parte del programa de inmunización infantil del País. Diría que más viva que nunca pues mantiene la incidencia de la meningitis B en 0.01 por 100 000 en el País.

    ¿Será que hoy no tenemos a nadie que desmienta lo que dicen los grandes medios de afuera? Como bien dice el Dr. Lage este también es campo de la Batalla de Ideas.

  • Raúl dijo:

    Muy buen ejercicio y llamado a la Ciencia y la Tecnología, pero pienso que ante todo a nosotros los cubanos comprometidos nos queda mucho por cambiar para acercarnos con seguridad al pensamiento visionario de Fidel. Si cada uno de nosotros hiciera un poco del pensamiento de Fidel seríamos mejores o colocáramos los conceptos en obra, si pensamos en Fidel y no hacemos sólo recordamos…; hay que vivir a la altura de este tiempo hacer de la Ciencia la tecnología y la Innovación la verdadera palanca para el desarrollo que no es vivir del pasado, el pasado nos enseña para evitar errores. En un futuro necesariamente cercano será que toda empresa pase a un escalón superior donde se genere Ciencia, se innove, se transite a empresas de alta eficiencia, empresas con estos departamentos o mecanismos creados en función de cambiar no sólo de salvar los planes productivos. ¿Qué tenemos hoy empresas productoras, la preocupación es sólo si se cumple el plan, los innovadores y Aniristas están en función de eso, con poca introducción de sus resultados algunos de ellos respaldados bien por la Ciencia. ¿Cuánta y cuanto han costado esos resultados que están hoy en las gavetas en el mejor de los casos; Cuantos premios CITMA de hoy son el futuro?. Lo que se obtenga en Ciencia o en Tecnologías debe contar con mecanismos para pasar de manera rápida a cambiar el presente para asegurar el futuro. Pensemos en Fidel cambiemos todo a la altura de este tiempo para situarnos en el futuro que de seguro será como el avizoró de hombres de Ciencia.

  • stalina santisteban dijo:

    Las vivencias que los profesionales de la salud tenemos de Fidel coinciden totalmente con los del profesor Agustin Lage Dávalos; y considero que su primera gran visión para poder construir este futuro de hombres de ciencia y conciencia la visualizó desde el moemnto que proyecto la Campaña de Alfabetización pues convivir junto con los campesino y obreros en lugares de dificil acceso nos permitió después valorar que como hombres de ciencia debiamos estar al lado de “los pobres de la tierra” . esto nos permitió asumir después las multiples misiones de trabajo desde el Servicio Social Rural hasta las labores diarias en dificiles momentos y la colaboración internacionalista.
    Fidel es el hombre del siglo XX y nuestra meta es que sus ideas nos sirvan de apoyo para continuar siendo un país digno y soberano.

  • Andrés dijo:

    Muy buen comentario Dr. Lage, En el asunto de la ciencia y la tecnología en Cuba, Fidel Castro se comportó como un verdadero visionario.

  • Carlos Manuel dijo:

    La grandeza y genialidad de Fidel está en ser un soldado de las ideas. En ser un hombre fiel a pie firme de sus ideas. En definir el concepto de revolución. En ser la figura cumbre de la historia revolucionaria cubana. En ser alguien tan querido por su pueblo, al que le deseamos muchas felicidades en sus 90 años. VIVA FIDEL

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Agustín Lage Dávila

Agustín Lage Dávila

Destacado científico cubano. Director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana.

Vea también