Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Estado, pueblo y medios de comunicación: ¿nos entregamos?

| 31

El 15 de abril del 2009 el Jefe de la entonces Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba escribía en un cable que luego reveló Wikileaks “es improbable que el movimiento tradicional de disidentes reemplace al Go­bierno cubano”, añadiendo que “blogueros, músicos y artistas plásticos, no pertenecen a organizaciones de disidentes”, y adoptan “mucho mejor, posiciones rebeldes de gran impacto”.

Pero los nombres escogidos aparecían en las propias revelaciones de Wikileaks y en los reportajes de la agencia Associated Press que vinieron después, se desacreditaba así el nue­vo proyecto y se perdía lo más importante para su eficacia: la conexión con la sociedad cubana.

Sacar a alguien de Cuba, prepararlo, asignarle un financiamiento no proveniente directamente del gobierno de EE.UU., declarar transparencia en el origen y uso del dinero y proclamar preocupación por asuntos ciudadanos como el derecho a la información y los problemas de la comunidad insuficientemente atendidos por instituciones gubernamentales, organizaciones de masas y la prensa cubana, era el procedimiento; pero se necesitaban nombres sin pasado contrarrevolucionario y si estaban conectados con la academia, los medios de comunicación y la naciente comunidad de blogueros cubanos, mejor.

Cuba creó una plataforma nacional gratuita para blogs pero entonces, o tal vez por eso mis­mo, ya los blogs no interesaban y, oh ca­sualidad, tomaron auge los medios de co­mu­nicación privados, recogiendo las inconformidades de nuestra prensa, pagando lo que no pagamos y ocupando los vacíos que dejamos. Y el dinero hace maravillas: Quien en un medio cubano homenajeaba al Che, poco después lo irrespetaba allí donde pagan mejor.

Además, de acuerdo con las nuevas realidades, el dinero gubernamental se ramifica y terceriza de manera que es cada vez más difícil saber quién está detrás. El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció el 24 de diciembre del 2014 —exactamente una semana después de los acuerdos del 17D entre los gobiernos de Cuba y EE.UU.— que estaba buscando organizaciones estadounidenses o basadas en el extranjero interesadas en programas que “promuevan los derechos civiles, políticos y laborales en Cuba” para adjudicarles hasta $ 11 millones en subvenciones que van desde 500 000 a dos millones cada una, declarando que daría prioridad a las propuestas que “hagan hincapié en el papel de los interlocutores cubanos en el desarrollo y el logro de los objetivos programáticos”. Las actividades a financiar abarcan “capacitaciones, becas de corta duración, o de compromiso”, no en la misión diplomática de Washington en La Ha­bana sino en otros países, incluyendo EE.UU.

En el mundo entero la prensa privada es unánime a la hora de juzgar a Cuba y señalarnos el camino que debemos tomar, es unánime cuando se enfrenta como un solo partido político a los procesos progresistas en Amé­rica Latina y es unánime en coincidir con las estrategias de Estados Unidos en la región pero —va­ya paradoja— se nos dice que tenemos que tener prensa privada para ser plurales. Y si preguntas dónde la prensa privada (o peor, la gubernamental que se concentra exclusivamente en nosotros desde medios públicos de EE.UU. y Europa), defiende a los de abajo, dónde da voz a los sindicalistas y los desempleados, entonces eres extremista. Resulta que el extremo estaría no en la minoría que controla todo eso o en quien le sirve pidiendo “una purga calcinante” de los últimos 60 años de nuestra historia en el mejor estilo de los “tres días para matar”, sino en quienes lo denuncian.

Así se trate de medios gubernamentales con divisiones especiales dedicadas a la Isla, o de medios privados con gestores instalados al interior del país, la línea editorial que ocupa el centro de la prensa construida desde el exterior para conducir a Cuba al capitalismo es exhibir el éxito del individualismo frente al fracaso de lo colectivo. Pero para nuestros inteligentes consejeros eso no es propaganda.

En su vista panorámica de la autopista del capital no aparecen quienes se arrastran por sus márgenes, pero es más atractiva si junto al triunfador individual —“emprendedor” o emigrado— se colocan en primer plano los baches en el proyecto colectivo. Claro está, sin decir cuántos son fruto de las minas sembradas allí por quienes les pagan a quienes escriben el encargo.

Que se haga a través de la seducción ­mer­cantil no lo hace menos propaganda que la indicación explícita. Ya se sabe que para la CIA la “forma de propaganda más efectiva” es aquella en que el individuo actúa en la dirección en que se espera, por razones que cree son las suyas propias. En cuanto al uso de la censura, sobran los testimonios de que allí cuecen habas, pero es cierto que cuando manda el dinero hace menos falta porque como dijo el fundador del neoliberalismo, Milton Friedman:

“Cuanto más amplio sea el uso del mercado, menor será el número de cuestiones en las que se requieren decisiones expresamente políticas y, por tanto, en las que es necesario alcanzar un acuerdo”.

Mucho tiene que cambiar nuestra prensa para ser el instrumento de control popular, participación ciudadana y crecimiento espiritual que Cuba necesita y para aprovechar en ella todo el potencial de nuestros jóvenes periodistas y nuestros intelectuales, pero no es con la ayuda interesada de quienes han convertido a Noam Chomsky en un desconocido en su propio país y con su persecución llevaron a la muerte al joven activista por el libre acceso a la información Aaron Swartz, que lo lograremos.

¿O es gratuito que en esta estrategia esos medios promotores de la restauración capitalista coincidan con el planteamiento explícito del presidente Barack Obama en su visita a La Habana oponiendo el pueblo y el estado cubano, y atacando al Partido Comunista como garantía de ese poder? ¿Ha dejado alguna vez el estado revolucionario de luchar en beneficio de los intereses del pueblo cubano? ¿No es estatal la política de un medio privado que sirve a la estrategia de un estado extran­je­ro? ¿No son precisamente los que se han opuesto históricamente a los intereses de nues­tro pueblo los que necesitan, y financian, una prensa hostil a nuestro estado?

Si alguna duda hay de qué lado está cada cual, que se revise qué postura adoptaron unánimemente esos espacios cuando el estado, para proteger la alimentación del pueblo, adoptó medidas para detener la especulación con los precios de los alimentos.

Cómo se relacionan estado, Partido y me­dios de comunicación en el socialismo para servir mejor al pueblo y vencer en la lucha ideo­lógica frente al capitalismo es una cuestión no resuelta y donde se han cometido no pocos errores en muchas latitudes. Lejos estamos de haber hecho realidad lo planteado por Fidel en 1977 cuando expresó:

“En nuestro concepto, los periódicos y los medios masivos de divulgación pertenecen al pueblo. Y debe existir la más amplia libertad para que el pueblo utilice esos medios en favor de los intereses de la causa, en la crítica dura contra todo lo que esté mal hecho. Creo que mientras más crítica exista dentro del socialismo, eso es lo mejor…”

Pero el estado socialista al que aspiramos, cada vez más democrático y popular, y cuyo diseño discuten ahora mismo cientos de miles de cubanos en total libertad no es el problema, sino que puede ser la única solución para alcanzarlo. El gran periodista argentino Víctor Hugo Morales, que ha sufrido la censura, la persecución y el acoso de los medios privados en su país lo explica con claridad:

“El problema más serio de la democracia es la influencia de los medios de comunicación convertidos en partidos políticos, escudados en la libertad de expresión como un bien que está por arriba de todos los demás. La libertad real es la que está comprometida cuando los medios concentrados asfixian ese ideal.

“De todas las corporaciones es la más poderosa, porque se ubica al frente de ese ejército que combate al Estado como si este fuese el causante de los males, y no su remedio, o por lo menos, un paliativo dentro de este mundo rendido a los pies del capitalismo. Solo el Estado puede regularlo y adecentar la derrota de las mayorías, porque hace más grande y más profunda la discusión política.

“Fuera del Estado, para los más vulnerables no hay mundo, no hay dignidad, no hay nada que valga la pena. Y la guerra enmascarada en los valores de la libertad de expresión es impiadosa, constante, cruel y mentirosa. Sin Estado no hay democracia, porque es el que puede arbitrar en la despareja relación de las fuerzas en pugna”.

En esa guerra, donde nos jugamos el destino como Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, no tenemos derecho a entregar las armas de la comunicación a los ricos, por los ricos y para los ricos que son en definitiva quienes ya las controlan en la mayor parte del planeta.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Totalmente de acuerdo con Iroel. En otras ocasiones he opinado que el combate de hoy no es metidos en trincheras con armas de fuego esperando la llegada de invasores también armados lanzados en paracaídas o a bordo de fragatas artilladas.
    Los de ahora ya llegaron, se pasean por las calles metidos en i-phones, tablets, facebook, instagram, bellos seriales, filmaciones, en fin, aquí están.
    El terrorismo mediático se debe combatir con la verdad mediática sin miedos ni tapujos.
    La victoria depende solamente de la inteligencia con que enfrentemos el desafío. ¡Y tenemos que enfrentarlo!
    Conmigo no cuenten para entregarnos.

    • Pigmitri dijo:

      No sea tan radicalista el libre albedrio es de todos las conclusiones son porpias men

  • Jorge dijo:

    Estimado Iroel:

    ¿De “qué” o mejor “de quién” depende que nuestros medios sean como dijo Fidel con tanta claridad en 1977 y que Usted lo recuerda con esas palabras? Más recientemente, Díaz Canel ha hablado también públicamente con claridad sobre cómo debe aplicarse la política informativa. ¿Y entonces por qué siguen existiendo vacíos informativos? Sobre esto habló igualmente Raúl en el 7mo Congreso del Partido.

    O sea, la máxima dirección política y administrativa del país tiene clara cuál es la política a seguir (que coincide con lo que pide la gente en la calle: que se informe, se explique, se investiguen a fondo los problemas que nos afectan, se reconozca lo bien hecho y se paren delante de los medios los responsables a explicar). Pero, entonces: ¿por qué no se hace?

    El tema es muy importante, la gente sabe que la prensa cubana no miente, pero ¿cuántas cosas se dejan de decir? Un solo ejemplo: ¿Por qué hubo que esperar al llamamiento de Raúl al pueblo sobre el peligro del dengue y el zika, cuando desde hacía meses circulaban rumores sobre los ingresados en los hospitales? ¿Cómo la gente va a tener percepción del riesgo si no les decimos nada? Solo por decir un problema de salud.

    En mi opinión, lo primero es desterrar la idea de que la imagen que se trasmite en nuestros medios tiene que ser ideal y perfecta. Así los periodistas tendrán más seguridad al profundizar en un problema. Porque analicemos ¿qué es peor? ¿Hacer públicos los problemas que la gente conoce por otras vías o hacer como si no pasara nada? La gente tiene que confiar no solo en que nuestra prensa no miente, sino en que le dice todo. Y claro , el seguimiento. No solo es denunciarlo, hay que seguirlo hasta que las medidas rectifiquen el problema. En ese momento, se trasmite seguridad y confianza al pueblo.

    Bueno, ya lo dijo Fidel (y Usted lo recordó): “la más amplia libertad para que el pueblo utilice esos medios en favor de los intereses de la causa”. Después de esto, ¿qué queda por hacer? Cumplirlo, hasta llegar al que tiene que instrumentar esa política al revisar un trabajo periodístico y aprobarlo. Debiéramos imprimir en muchos lugares estas palabras de Fidel para que las tengan delante cuando les toca decidir. Y no entregarles las armas a los “otros medios” ni a las “otras vías”, esos tienen más dinero y sobre todo, más malas intenciones.

  • Cubano Cubano dijo:

    Es un buen artículo y concuerdo en varias cosas con el , lo que no me parece es que en Cuba haya una prensa verdaderamente comprometida con los intereses del pueblo , en los pocos medios de comunicación que hoy existen en la isla casi todo está perfectamente diseñado para hacernos creer en una realidad irreal. Disculpen por la crítica o por las molestias que mis palabras puedan ocasionar. En nuestros medios todos los días se habla de la Revolución y su historia , siempre hay algo que recordar , eso es claro, pero por qué tanta insistencia en la historia ,nadie la va a olvidar, olvidando a veces que hay un futuro inmediato que espera ser tomado por la juventud de este país que siente a veces que le cortan sus halas. Un ejemplo de parcialidad mediática es el de Telesur , el único medio internacional al que tenemos acceso. Sus instalaciones están en Caracas y nunca he visto que se haga una crítica dura que la lleva , a situaciones imperantes en ese país. ese no es un ejemplo de buen periodismo. EN nuestro país necesitamos mas medios de información , prensa escrita que haga críticas constructivas dejando atrás el secretismo y los miedos , de esa forma estaremos mostrando pasos hacia la verdadera democracia y a la libertad de expresión. Saludos

    • Sergio dijo:

      Esto lo publicarfon el otro día aquí,,, leelo, y verás,,,,

      http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/07/27/diez-recomendaciones-etico-sintacticas/

      Saludos,

    • Jorge dijo:

      Para Cubano Cubano:

      En mi opinión no hacen falta “más” medios. Si hay más, no me molesta, pero NO HACEN FALTA. Lo que sí hace falta es que los que tenemos (que no son pocos) cumplan con su papel. Y mi opinión es también de un Cubano bien Cubano.

    • edel dijo:

      Cubano Cubano, la historia no se puede olvidar, aquellos pueblos que han olvidado su historia el tiempo les ha pasado factura. Es importante recordarla todos los dias en todos los medios posibles. El articulo de Iroel es bueno pero al periodismo en Cuba le faltan articulos de denuncia a los corruptos, informar sobre delitos grandes cometidos, problemas sociales aun tenemos, sobre el burocratismo con ejemplos claros que los tenemos y no como un discurso politico. Los medios responden a la clase en el poder y en Cuba el poder es del pueblo y todo periodista que se oponga a este no pude ser publicado. la prensa libre o la libertad de expresion no existe en iningun lugar del mundo.

    • José Angel dijo:

      Con todos sus defectos, que tenga o pueda tener, Telesur es mi alternativa y la de muchos cubanos, a la información “plana” de los medios nacionales, sin embargo, cada día tiene menos espacio, le “recortan” porciones importantes que uno desea ver, desde hace un tiempo se trasmite el noticiero cultural y “la pupila” ambos programas buenos tambien, pero que no tenian que trasmitirse necesariamente por el mismo canal que se trasmite Telesur, con tanto relleno y reposición que hay en nuestros otros canales.

    • ValenciaCF dijo:

      100% de acuerdo con Cubano Cubano. Me alegro de que existan voces críticas a nuestros problemas, lo primero que se necesita para arreglar algo es reconocer que está roto y luego buscar la mejor solución.Solo así avanzaremos. no queremos olvidar el pasado , pero acaso no estaremos olvidando el presente? aparentando que todo está bien cuando no es real.
      Saludos y me alegro que cubadebate publique este tipo de comentarios.

  • Julio dijo:

    Es una lastima que en un artículo donde se analiza tan brillantemente el papel de las corporaciones mediaticas, y su fabricación de verdades a medida, se cometa un grave error: Victor Hugo Morales no es argentino, es uruguayo. La maquinaria mediatica argentina -hoy en el poder- nos tiene acostumbrados a los uruguayos a la transformación de todo lo nuestro en “rioplatense” para así apropiarse de nuestros nombres, llámense Gardel, Francesco lo o Natalie Oreiro. Por eso hemos aprendido que , como sabran, LA INFORMACIÓN ES PODER.

  • pancracio dijo:

    y la solucion cual es?????????????????????

  • Papiro dijo:

    Periodismo es decir y analizar lo que la gente no quiere saber. Lo demás son relaciones públicas .

  • Winston Smith dijo:

    Pero nada de lo que Iroel expone significa que los periodistas independientes o los blogueros con una línea editorial completaría a la gubernamental, sean el enemigo del pueblo. Un fenómeno debe mirarse y analizarse desde todas las aristas posibles, que haya un prensa que complemente, debata (y llegue a rebatir a) con la línea editorial de la prensa oficial no puede hacernos daño, al contrario, es muy necesaria. No podemos señalar de contrarrevolucionarios a todo el que no esté de acuerdo con la prensa cubana de hoy, porque sería una manera muy esquemática de mirarnos. No todo puede ser blanco y negro. Se conoce desde hace mucho tiempo que buena parte de nuestros medios sufren del divorcio con el pueblo

    • Jorge dijo:

      Estimado Winston Smith:

      Es que el propio término que Usted utiliza (periodistas “independientes”) hay que definirlo para coincidir con Usted o no. ¿Independientes de qué o de quién? Pueden tener un blog fuera de la plantilla de los periódicos oficiales, ¿pero son realmente independientes?.

      Si Usted no aclara este término, no se puede decir tan tácitamente que estos “independientes” no pueden hacer daño. De sobra tenemos ejemplos de periodistas y blogueros “independientes” cuyo único objetivo no es debatir sanamente, sino precisamente hacer daño. La prensa cubana debe mejorar mucho, pero ¿Usted de verdad cree que se puede ser tan ingenuo?

  • Reynaldo Feijoo dijo:

    Dentro del socialismo todo fuera del socialismo nada. La prensa y los medios de comunicación, como el arte y la educación son en principio clasistas y responder a la clase que está en el poder. Esos que hablan de neutralidad, apolítica y neutralidad sólo sirven a las fuerzas de la dominación imperialista. No existe un periódico de “importancia” en los EEUU o Europa que no responda a los intereses del capital y en contra de los movimientos y gobiernos progresistas. El imperialismo juega con los que hablan de libre albedrío y los usan para sus intereses dominantes. ¿Es que acaso existe libre albedrío para un comunista o simplemente progresista? La historia de los EEUU está llena de lo que sucede a los periodistas y artistas que ha adversado al sistema. Cuba no puede caer en la trampa de la “prensa libre”, claro libre de todo lo que se oponga al capital, ni “libertad de expresión” a lo capitalista. Nuestra libertad debe ser autóctona y defender la libertad de ser libres y soberanos como nación. Los medios de información, la educación, el transporte, la defensa y la salud deben ser parsimonioso de la nación y nadie puede intentar privatizarlas. El día que cuba lo haga no podrá llamarse socialista y pido que el pueblo se rebele en armas como prescribe la constitución socialista de 1976.

    • Ernesto dijo:

      Excelente el artículo, no cabe dudas, pero ud. ha apuntado algo que constantemente nos quieren hacer olvidar y que resalto: “La prensa y los medios de comunicación, como el arte y la educación son en principio clasistas y responder a la clase que está en el poder”..Lapidario para todos loos que convocan a la “neutralidad”, “el libre albedrío” y otras ingenuidades por el estilo..

  • Arturo Ramos dijo:

    Como siempre Iroel excelente. Una verdad de perogrullo. La política editorial de la prensa privada es la del criterio del dueño. Creer lo contrario es comer…. Por ello la prensa privada compra almas, prostituye en cuerpo y alma a sus asalariados. Si el periodista le va a la contraria a su empleador se queda sin dinerito, y para alimentar a sus hijos miente, tergiversa, calumnia, etc., con más o menos radicalismo según su dignidad natural. La prensa pública es por naturaleza más democrática. La censura en ella es más subjetiva. La prensa privada censura por su propia naturaleza. En Cuba no habrá prensa privada, al menos institucionalizada. No mientras haya REVOLUCIÓN. Saludos.

  • CARLOSCRESPO dijo:

    desde que existe las palabras existe la comunicación, En cuba es Raro ver un periodista haciendo u reportaje verdaderamente investigativo y que represente la realidad cubana, en cuanto a lo mal hecho.
    Hemos estado haciendo un periodismo de media información, solo decir que estamos bien, pero la realidad es otra estamos muy mal y tenemos muchos probelmas administrativos y de gestión que no cumple con la politica del estado.
    tenemos muchas trabas, leyes y resoluciones, como por ejemplo porque prohibir la navegación de las web .cu que no son extranjeras, sin embargo no la cujae no puede navegar en?, Infome, no puede abrir las web de la cujae, u asi un diverso de osbtaculo y no so del bloque de EEUU, es el bloqueo del borocratismo interno, que siempre he dicho, hace mas daño que el americano.
    una ves mas hay que revisar todas las leyes, y resoluciones negativas, por que estan en contradiccion con lo que está viviendo el pueblo en la realidad.
    No podemos pemitir que los contrarevolucionarios proclamen por las TV, o el peridismo, pero SI podemos permitir, que un peridista informe, denuncie, y haga información sobre los burocratas corruptos y lo mal hecho, eso si es revolucion, cambiar a los que no sirven y hacen daños al pais y al pueblo.
    Viva fidel siempre por enseñarnos a decir la verdad,
    muchas gracias

    • josé Alfonso Carabeo dijo:

      Muy bien, Carlos Crespo. Esa actitud periodísticas, creo, nos puede hacer mas fuertes. Recuerden las palabras de Fider en la Historia me Absolverá: “Nos casaron con la mentira y nos hicieron vivir con ella. Por eso nos parece que el mundo se hunde cuando oimos la verdad, como si no valiera la pena que el mundo se hunda antes que vivir en la mentira”. Que digan la mentira los enemigos de la Revolución. Aquí, aunque dura sea en algún momento, digamos la verdad, que ya este país no se va ha undir y menos después de los 90 de Fidel. !Felicidades, Comandante!

    • Jorge dijo:

      Para Carlos Crespo:

      ¿Usted de verdad cree que el bloqueo interno es más dañino que el externo? No justifico lo mal hecho internamente ni tampoco sus consecuencias, pero de ahí a afirmar categóricamente que eso hace “más daño que el bloqueo externo” es como si Usted no hubiera vivido aquí en Cuba. De hecho, 180 países votan cada año en la ONU contra lo que está considerado por la propia ONU como el principal obstáculo para el desarrollo de Cuba. Solo le propongo que piense en eso. Y si fuera así, le pregunto: ¿por qué los EEUU no lo han quitado y dejar que nos hubiéramos destruido solos? Si estamos hablando de buscar profundidad en la prensa cubana, hay que empezar por tenerla en nuestras propias palabras. Gracias.

  • ramon dijo:

    Correcto mientras la sociedad carezca de la suficiente autonomía económica será complejo afirmar que esta es dueña del poder político y las decisiones… es decir no creo que sea secreto para muchos que; para poder tomar decisiones de manera plenamente libre debemos contar 1ro con poder económico que permita satisfacer nuestras necesidades por medio del fruto, resultado de los esfuerzos y conocimientos y no por medio de regalías o de incluso eterna dependencia del subsidio… puesto que, la dependencia económica de un factor o sector puede terminar sometiéndose a los mismos a los intereses políticos de quienes les sostienen o subsidian…!!! Si a ello le agregamos el tema medios de comunicación y su realidad o sea el poco sentido critico denunciante, etc y las dificultades que persistentemente coexisten en contra del ejercicio protestante pueden ser sin dudas herramientas de sometimiento muy bien usadas por sectores realmente neoliberales

  • Antonio Molto dijo:

    Como es habitual el colega Ireol sanchez lanza una tema que mueve a la reflexión y aporta luz en zonas que algunos se empeñan en ensombrecer. Me refiero a los que aprovechan las “pasarelas” para “marcarse”, y lucir sus ansias de protagonismo, para ser diferentes pero iguales a los que por cualquier medio se empeñan en figurar como “alternativas” pero eso sí, sembrando el desanimo, la desilusión, la desesperanza. Y regalándonos propuestas de alternativas para una Cuba con modelo neoliberal, donde como en otros países de la región algunos medios de prensa son partidos políticos al servicio de la oposición. Otra cosa muy diferente es lo que hacia el interior de la sociedad cubana, periodistas, partido y pueblo damos todo porque nuestra Patria siga siendo libre para hacer un periodismo libre.

  • fontanero dijo:

    se trata de una prensa que informe al pueblo porque de todas formas con el avance de las comunicaciones el pueblo sabra lo que sucede aunque no lo diga lapensa oficial y entonces si caera esta en el descredito y se quedara dada como decia la sub directora de granma.el periodismo que se hace en cuba hoy va a la zaga de los blogs y de otros medios alternativos que circulan en cuba y que las personas leen.en eso el imperialismo yankee ha sido muy astuto y dinamita la sociedad desde adentro aprovechando las falencias de la prensa nacional que no son pocas.abajo el imperialismo yankee.socialismo o muerte.patria o muerte venceremos

  • jorgitin dijo:

    Cambiar todo, lo que debe ser cambiado y en Cuba la forma de hacer y presentar la información debe cambiar..Radio Bemba a veces es mas eficiente que aquellas instituciones que viven del presupuesto. Falta valentía, objetividad, centrarse en los problemas de la población, no parcializarse, oportunos etc.Contamos con medios de información muy pegados a lo oficial y a intereses administrativos….Tal vez sea la razón por la cual al menos yo no he encontrado un nombre de un corrupto en un articulo critico en Cuba. ¿Existen o no existen? ¿Hay corrupción o no hay corrupción? ¿ por que no se publican los casos? No se preocupen yo me entero por radio Bemba.

  • qbaneando.cubava.cu dijo:

    “Cuba creó una plataforma nacional gratuita para blogs” que debe cumplir las reglas semejantes a las impuestas a nuestro medios de comunicación o sea “no divergir”
    No creo que debamos tener prensa privada para ser plurales. Pero si necesitamos una prensa más denunciante, critica, oportuna y diversa que exponga las diversas opiniones de la sociedad toda y no de un sector único. Necesitamos de medios donde no sea obligación tildar a todo lo que diverge proentregista pro…

  • Roberto dijo:

    Al parecer este articulo tiene que ver con el divorcio entre la prensa-partido u otros terminos que se utilizan, a partir de inconformidades entre los periodistas y los que rigen las politicas informativas en el pais,no es menos cierto de que existe un vacio informativo, yo diria una inconformidad imparable en nuestros medios de prensa el cual pide a gritos cambios urgentes,no hace falta otro congreso de la UPEC para darnos cuenta, nose trata de hacer prensa amarilla, aunque esta tambien tiene sus lectores increiblemente, pero el poder informar a las claras lo que acontece en el pais sin tantos filtros, tanta burocracia y prohibiciones hace que la poblacion se divorcie no, rechaze casi radicalmente estar informado por nuestros periodicos oficiales , al menos eso percibo entre la poblacion mas joven, los milenials(un termino muy utilizado en USA, que se puede aplicar aqui a la poblacion nacida entre 1980 y 1990), si se hace una encuesta se puede decir que menos del 60 por ciento lee o se informa por nuestros periodicos oficiales: Granma, Juventud Rebelde, Trabajadores y demas.

  • jpuentes dijo:

    Por qué CUBADEBATE es hoy, en mi opinión, paradigma de participación y preferencias entre los jóvenes?. Por qué “Juventud Rebelde” a cedido preferencias entre los jóvenes a CUBADEBATE?. Por qué “Temas”, baluarte de la alta cultura en cuba, no es mas masiva?. Por qué “Revolución y Cultura” desaparece de los estanquillos?. Por qué “La Jiribilla”, “Caiman Barbudo”, “La Calle” tienen, ademas de portadas poco atractivas, también se pierden de los estanquillos?. “plan contra plan…”, pensamiento de acción martiana: hay que aplicarla en la prensa. Por qué a veces el lenguaje de algunos articulos son demasiado manidos para un nivel cultural y de instruución como el del cubano con mas de medio siglo de enseñanza universal y gratuita?. Por qué si nuestra prensa es honesta y verificadora de información por excelencia adolece de cierta incultura en algunos informes. Se necesita, Iroel una prensa cada vez mas culta y unos periodistas (profesionales y de oficio) cada dia mas cultos. Así podemos enfrentar lo que usted menciona, al estilo martiano: Plan contra plan.

    • Roberto dijo:

      Te puedo contestar desde mi opinion personal, Juventud Rebelde es el periodico oficial de la juventud comunista de Cuba, normalmente casi siempre lo compran personas mayores de edad para entersarse de alguna que otra noticia que Granma no publico y el mismo termino Juventud Rebelde provoca un rechazo casi automatico hacia el periodico.
      Cubadebate es un periodico digital, accesible a la poblacion sobre todo mas joven de esta era tecnologica, se puede opinar abiertamente independientemente de tu ideologia sin pasar algun filtro como un telefonazo o escribir al articulista, a mi personalmente Juventud Rebelde me asusta, ademas este medio como Cubadebate es el mas abierto de todos los que hay en el pais donde te enteras de diversos temas y puedes si cuelgan y tienes internet los videos de los acontecimientos, no es perfecto pero entre Juventud Rebelde y Cubadebate me quedo con el Debate ante la rebeldia.

    • jpuentes dijo:

      “Internet y los medios”, “Los medios y la opinión pública”. Son temas vinculantes con este articulo. Internet marca un hito en el periodismo y todo el mundo quiere estar presente en Internet y sobre todo los medios. Lo que cabe pensar que todo el mundo quiere que su opinión (entiendase articulo) esté en Internet y qué mejor para ello que los medios?. Es por eso que nuestra prensa debe luchar contra ese demonio: Opinión vs Analisis. Mas allá de lo academico y la alta cultura (algunos insisten que no existe la “alta cultura”, sino la “cultura”), la gente está ávida de leer sobre los mas disimiles temas. Pero en estos temas y contenidos, muchas veces, acaban sacrificando el analisis, la critica profunda e inteligente por la opinión manida, simple, que a estos niveles de instrucción en que se encuentran los cubanos de hoy, nada aporta. A veces argumentan una afirmación, como si no estuvieran escribiendo para el publico cubano: “el valle de viñales, situado en Pinar del Río, en la mas occidental de las provincias…”, qué cubano no sabe que el valle de viñales está en pinar del Río?. Un ejemplo de un discurso manido y simplista fueron los diversos articulos que vieron la luz con la visita de Obama que contrastaron con los articulos de Agustín Lage, Esteban Morales y Ambrosio Fornet, donde la opinión fué sustituida por el analisis y la critica inteligente. La sociedad cubana está inmersa en los procesos de cambio mas complejos y diversos que ha tenido su Historia en los ultimos 30 años, cuyos procesos se forman sobre la base de informaciones, datos, hechos que se han cuadriplicados y donde la gestión de toda esa información es esencial para el analisis y la opinión y solo se puede asimilar desde la cultura. La divulgación, la promoción, la difusión de esos procesos, de esos cambios y su convergencia con la cultura, es el gran reto que tiene hoy la prensa cubana y sus periodistas. La investigación, las referencias, las fuentes, la perspectiva del analisis serio es siempre relacionado con una prensa atractiva. Y cabe preguntarse: por qué no siempre es así?. La continuidad del Socialismo cubano, iniciado en lo ´60, modificado en los ´70, estancado en los ´80, resurgido en los ´90 y vuelto reiventar en los 2000, no solo pasa por la economía y la politica, sino también por la cultura, por la forma de pensar estas cosas nuevas en la que nos enfrentamos y nos dedicamos hoy día. Cuales son los objetivos que debe perseguir la prensa cubana para hacerse de un bastión cultural inexpugnable, ante los monopolios mediaticos?. Qué entendemos por deformaciones y errores de la prensa, a luz de los nuevos y modernos enfoques de la comunicación y la participación?. Hay un debate que subyace, aportador y constructivista en nuestra sociedad que aun no se refleja en los medios. Cuyo debate es el reflejo de la instrucción y de la educación de nuestro pueblo a lo largo de mas de medio siglo, que a veces no aprovechamos esa exepcional circunstancia y no vemos en ella una gran oportunidad, no solo para la opinion diversa, sino también para poder tratar de explicar la realidad cubana desde el pensamiento de su propia gente. Qué entendemos por cultura del debate? Hasta qué punto el pensamiento cubano actual se vincula e influye en esos procesos de cambio? Y en qué medida los cambios influyen en el pensamiento cubano?. Estimado Iroel y foristas: El papel de la prensa es esencial en la democracia: sus enfoques, sus estilos, su manera de contrarrestar a una prensa hostil e influyente. Y en medio de todo eso, definitivamnente, la cultura. O mejor dicho, sus periodistas, la gente que practica el oficio y su cultura. A eso tambien tenemos que aspirar: a un periodismo mas culto, mas diverso, mas participativo y no habrá arma capaz de hacer mella en lo nuestro. Creo siceramente en que estos problemas se entiende y se está al tanto no solo por los dirigentes de la nación, como es el caso de las declaraciones de Raul, de Abel y de varios intelectuales de prestigio y estudiosos de estos tema, sino también por los integrantes del gremio. Es mi opinión. Que no quiero que sea humilde, sino mas bien que me haya hecho explicar.

  • javierjuventus dijo:

    Una pregunta.. cuál es el periodico del pueblo cubano?
    Porque que yo sepa el Grtanma es el organo oficial del Partido Comunista de Cuba,
    Trabajadores el de los trabajadores, y Juventud Rebelde el de la juventud cubana (principalmente de la UJC)
    Es mentira.. el pueblo cubano no tiene medios en su poder…

    • Rubén dijo:

      Querido Javier, hay mucho que mejorar para que esos pueblos sean cabalmente del pueblo pero es posible hacerlo solo con socialismo, con capitalismo y medios privados sería imposible para siempre

      Saludos

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también