Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Venezuela: La mano visible del mercado

En este artículo: Economía, Guerra, Venezuela
| 15

GuerraEconomica

1

Insisto en comentar los medulares trabajos de Pasqualina Curcio Curcio, que no han sido tan divulgados como lo merecen. Sobre la escasez actual de bienes básicos mienten ciertos medios privados que se debería a la falta de otorgamiento de divisas preferenciales para la importación, y al control de precios, que impediría a los capitalistas obtener las exorbitantes ganancias que merecen.

2

Pero en “Desabastecimiento e inflación en Venezuela” demuestra Curcio con cifras y gráficos contundentes que “En el caso venezolano, desde 2003, los niveles de desabastecimiento no han guardado relación con los niveles de producción. Tanto la producción como la importación se han mantenido relativamente constantes. Por lo tanto, esa escasez, que se mide en los anaqueles de los establecimientos, está asociada a bienes que han sido producidos pero que no han sido colocados de manera regular, oportuna y en cantidades suficientes en los estantes de los establecimientos comercializadores. En este caso, el boicot no es en la producción, las acciones han estado dirigidas a alterar los mecanismos de distribución de estos bienes y obstaculizar el acceso oportuno y regular por parte de la población a estos mismos bienes”. Y ciertamente, desde 2002 hasta hoy cada intentona de la oposición de derrocar al gobierno por la violencia o electoralmente coincide con una situación de desabastecimiento. Es demasiada casualidad.

3

Cifra sobre cifra, gráfico sobre gráfico, sigue demostrando Pascualina Curcio que en varios bienes básicos, por ejemplo la harina de maíz precocida, tanto la producción (o la importación) como el consumo “en promedio, fue constante desde el primer trimestre de 2012 hasta el segundo de 2015”. Se me perdonará que abuse de las comillas, pero los argumentos de Pascualina no tienen pérdida: “Este comportamiento se repite para todos los alimentos que han registrado escasez y que han generado largas colas para su adquisición: el arroz, las pastas alimenticias, el aceite vegetal, la leche pasteurizada, la carne de res, la carne de pollo, huevos de gallina, queso blanco duro, mayonesa, azúcar, café, por mencionar algunos”. Entonces, sí hay producción e importación de bienes. Si no ¿de dónde saldrían los que negocian y renegocian los bachaqueros?

4

También la autora demuestra que las magnitudes de consumo son aproximadamente iguales. Curcio plantea que “Si los venezolanos hemos estado consumiendo en promedio la misma cantidad de los principales alimentos (ya sea que lo midamos en kilogramos o en kilocalorías), y por lo tanto, si los consumimos es porque han sido producidos o importados, cabe preguntarse qué ha estado ocurriendo entre la producción/importación y el consumo para que los productos no se encuentren en los anaqueles con la regularidad y en las cantidades necesarias. Por qué si la producción y la importación se han mantenido debemos hacer largas colas para adquirir algunos de estos alimentos, o debemos comprarlos en el mercado paralelo e ilegal a precios muy elevados (bachaqueo)”. La respuesta es obvia: “A partir de 2003, las estrategias adelantadas por sectores que hacen oposición al gobierno nacional para generar desestabilización política y social, han hecho uso de métodos de no cooperación económica, ya no por la vía de llamado a huelga, que requiere el concurso de diversos y múltiples sectores políticos, sino a través del boicot en el suministro de los bienes. Estas acciones se han intensificado a partir de 2013”.

5

Pero todos sabemos que no desaparecen de los anaqueles ni cerveza, ni refrescos, ni alimentos altamente elaborados no regulados. ¿Qué caracteriza a los bienes “desaparecidos”? Curcio contesta: “En primer lugar, son de alto consumo, imprescindibles en la dieta del venezolano, forman parte de la cultura del venezolano (la harina de maíz precocida, el café, el arroz, el azúcar, las carotas, las pastas alimenticias, los huevos de gallina). En segundo lugar, además de ser de alto consumo, su producción y distribución se encuentra en manos de pocos empresarios, por lo general son alimentos procesados por monopolios u oligopolios. Es por esta razón, que aunque la guayaba, el plátano y el jugo de naranja son de alto consumo, éstos no generan colas. Existen múltiples productores de estos bienes que no tienen la capacidad de cartelizarse para generar una alteración en la distribución. En tercer lugar son alimentos no perecederos o fáciles de conservar por un período relativamente largo de tiempo. La harina de maíz precocida, el arroz, la pasta, el café, las caraotas, la leche, la margarina, el aceite, por mencionar algunos, pueden conservarse hasta un año, no así los plátanos, ni la guayaba”.

6

En virtud de lo cual apunta Curcio, con toda razón, que “Como se observa, no es el hecho de que estén sometidos a regulación de precios lo que determina que estén escaseando algunos de los alimentos. Adicionalmente debemos decir que hay productos cuya logística de conservación es muy costosa y por lo tanto no son comercializados en los mercados ilegales (por bachaqueros), tal es el caso de la carne de pollo, la carne de res, el queso blanco duro y los huevos de gallina. Estos productos requieren de refrigeración para su conservación, son encontrados en los establecimientos donde se expenden alimentos, pero a precios superiores a los regulados, desacatando las normas”.

7

Concluye Curcio que “El ajuste de los precios no es la solución al problema del desabastecimiento, de las colas y del bachaqueo, porque no es la causa de estos fenómenos. La causa se centra en el boicot en el suministro y la alteración de los mecanismos de distribución, es por tanto su supervisión y regulación hacia donde debe dirigirse la política. Es la presencia de pocas, pero poderosas manos en el mercado, las que con intenciones políticas visibles han distorsionado los mecanismos de distribución y suministro de los bienes más necesarios para la vida del venezolano”.

8

En otras palabras, el gobierno ha entregado la llave de su marcapasos al adversario económico capitalista al confiarle 60.000.000 millones de dólares preferenciales o más para que los disipe en importaciones fantasmas o en bienes que luego acaparará o que impedirá que lleguen al público. De esta manera no llega al consumidor el enorme sacrificio que realiza el gobierno aportando dólares a tasa preferencial a los empresarios privados para que importen bienes básicos o insumos para producirlos, y éstos se quedan atascados en una purulenta mafia de intermediarios, en gran parte controlada por los monopolios y oligopolios del ramo. El ciudadano común nada puede contra este tapón que obstruye las políticas socialistas y corroe la adhesión del pueblo hacia su gobierno. Es necesaria la acción del Estado para importar directamente, controlar y sancionar. Kissinger y Nixon destruyeron el gobierno de Allende en Chile jurando que harían “llorar de miseria” su economía. De nosotros depende que destruyan o no la nuestra. Contra Guerra Económica, Contraofensiva Política.

(Tomado del blog del autor)

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Palax dijo:

    Esta historia me recuerda cuando Cárdenas en México le exigío a las compañias petroleras pagar una indemnización y estás últmas trataron de boicotear la economía mexcana, solo queda un camino, expropiación forzosa de los bienes por utilidad pública e interés social a quienes traten de debilitar la economía.

    • De todo un poco como los locos dijo:

      Palax, ciertamente no hay otra salida. La Revolución ha perdido demasiado tiempo en paños tibios con una oposición mañosa que siempre que se ha sentado a “conversar” ha terminado apuñaleando a sus interlocutores. Estuve un año, 13-14, por Venezuela, y daba grima ver los llamados casi diarios que Maduro hacia al dialogo. A mi humilde juicio se ha sido demasiado inocente y la posición ha sabido aprovechar muy bien tal exceso de candidez.
      Cuantas veces no se vio en la televisión estatal los almacenes inmensos repletos de alimentos, electrodomésticos, piezas de repuestos y un sinfín d cosas que faltaban en los anaqueles de las tiendas? Cuantas veces no se le oyó decir a Maduro que se iban a tomar medidas drásticas con los culpables de esos, decía, delitos económicos? Pero en concreta cuantos negocios fueron nacionalizados y puestos a producir para el pueblo? Las drásticas medidas anunciadas apenas si tocaron a 3 o 4 malhechores implicados. Me fue imposible entender porque a los dueños de la harina, la leche, los cereales, los cárnicos, a lo importadores de efectos eléctricos, etc, que se sorprendieron infraganti creando escasez artificial se les consideraba como delincuentes económicos y no como agresores de la Seguridad Nacional del Estado de la Republica Bolivariana de Venezuela?. El que es muy dulce corre el riesgo de que se lo coman las hormigas.

    • Preocupao dijo:

      Exacto. Tal vez peque de injusto, pero creo que el gobierno venezolano ha sido muy blandengue con esos poderes económicos que usan sus propiedades para hacer miserable la vida de los venezolanos. No conozco la realidad de ese país de priemra mano, ni como vería el pueblo una medida de ese tipo, pero un buen golpe merece otro, y en este caso no puede andarse por las ramas. El que use sus propiedades para sabotear la vida económica de la nación, lo que lleva es la expropiación forzosa de esas propiedades, y sin idemnización de ningún tipo. Los puntos 7 y 8 son muy ilustrativos.
      El que crea que el la revolución bolivariana puede llegar a un modus vivendi con esos elementos, es más ingenuo que la Caperucita Roja

  • Noemi dijo:

    A los amigos se defienden con valentía, si se equivocan se les advierte para que rectifiquen, si continúan por el mal camino se les critica y se les advierte de las malas consecuencias de sus actos y si continúan sencillamente se les olvida en el pasado. Así actúan los verdaderos revolucionarios comprometidos con su pueblo.

  • Jimenez dijo:

    Para mi van por mal camino, no se sostiene venezuela en estos momentos.

  • tom dijo:

    es imposible ocultar lo que esta ante nuestros ojos.

  • Henry. dijo:

    En verdad es una situacion muy tensa la que vive el hermano pueblo venezolano. Ojala y puedan salir de la crisis por el camino del socialismo

  • RT dijo:

    He aquí por qué hay que Nacionalizar.

    • De todo un poco como los locos dijo:

      Quizás hubiese bastado con procesar judicialmente por atentar contra el Estado a los dueños y confiscar todos los medios de producción y ponerlos en subasta para que otros los asumieran y que cumplieran los plazos de entregas de producción. Y si estos tampoco cumplían, volverlos a confiscar y venderlos nuevamente. También se podrían nacionalizar pero así, hasta se evitaban que los acusaran de comunistas, acusación que para un pueblo con una cultura política no muy fuerte podría hacer crear una reacción adversa al chavismo. Solo es una anécdota de varias, pero en una ocasión me dijo una señora de unos 50 que Capriles era un “coño e madre, pero que Maduro tampoco le gustaba por “el bigotón que tenía y porque no hablaba bonito”, me llego a decir que “los cubanos son bien chéveres, yo siempre voy a atenderme con ellos, pero no quiero que en Venezuela estemos como están ustedes allá” y lo más bonito era que nunca había estado “allá”.
      Ojala se logre salir de la crisis. Sería una lástima que todo lo logrado se perdiera y volviesen nuevamente los tiempos de la harina de perro.

    • figaro dijo:

      RT
      hay que nacionalizar por que ellos son dueños de muchas de esas compañías y las están utilizando en contra del gobierno elegido democraticamente lee el comentario que envió Noemi de esa forma se a actuado pero como no quieren entender pues hay que hacer lo que hizo Fidel ….. NACIONALIZAR…. sin miedo y preparar el pueblo

      • Rafael dijo:

        Aprovecho su comentario y al mismo tiempo tengo en cuenta el comentario de gomez.
        Pase varios años en Venezuela y vi grandes cosas hacer, ahora han habido nacionalizaciones que a quienes le dan la responsabilidad lo hacen pesimamente mal. Algo que habia estado funcionando hace un tiempo atras ahora es un desastre.
        Un dia fui a un negocio de empanadas y cachapas nacionalizado. Buen precio, mas menos bien, pero al otro mes ya los empleados se tomaban un tiempo largo para atenderte, fumaban delante de ti, la calidad del producto al piso. !!!!???? Preferia ir a un particular.

  • gomez dijo:

    Los niveles de producción no son constante,hay muchas tierras sin cultivar,y el 80% de la importación y distribución esta en manos del estado,el gran error ha sido darle esta responsabilidad a personas que pueden ser muy revolucionarias pero sin experiencia en economía,mucho daño le ha hecho a la economía de Venezuela los empresarios del maletín.

  • LCB dijo:

    Si no se actua con energía por el fantasma de la desestabilización que puedan desarrollar la derecha y los medios de difusión en sus manos, ellos se encargarán de la desestabilización por la inacción de los revolucionarios.

  • Corona dijo:

    Fígaro:
    Si se hace la nacionalización que usted plantea, entonces sí hay muchas posibilidades de una guerra civil en Venezuela. Ya no estamos en los años 50`s del siglo XX. De paso recordarle que lo que se hizo en Cuba, mayormente, no fue nacionalizar, fue expropiar sin pagarle nada a los legítimos dueños de entonces. Por eso es que con el restablecimiento de las relaciones entre Cuba- EE.UU, uno de los puntos del diálogo bilateral es el pago de esas deudas de aquel período (Claro, ellos también tienen que pagar por los daños causados en el período post-1959). No es gobernar por capricho sino con inteligência.

  • Miguelangel dijo:

    Para los que piden nacionalizar, las empresas nacionalizadas son las que peor estan, algunas han desaparecido

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Britto García

Luis Britto García

Narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante, explorador submarino, autor de más de 60 títulos. En narrativa destacan “Rajatabla” (Premio Casa de las Américas 1970) y “Abrapalabra” (Premio Casa de las Américas 1969).

Vea también