Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Diplomacia médica para dar respuesta

| 7

Samuel (Sam) Loewenberg es un distinguido periodista norteamericano experto en temas de salud mundial. Sus artículos y fotos pueden verse en ilustres espacios informativos como Time Newsweek, Fortune, Forbes, The Guardian, The Economist, The New York Times, The Washington Post y The Lancet.

Fue en The Lancet, una de las revistas médicas más conocidas del mundo, donde él presentó, en la edición del 23 de enero de este año, un artículo relacionado con la medicina preventiva, que pudo haber llamado la atención de muchos científicos y médicos del orbe.

En el texto expresa que mientras los países desarrollados hacen muy poco y la ONU impone ambiciosos objetivos para reducir los estragos causados por enfermedades, por la mortalidad materna e infantil y otros problemas de salud, cierta duda aguarda por respuesta: ¿quién será capaz de enfrentar el trabajo que está por hacerse en pos del ser humano?

Loewenberg, antes de dar su respuesta a la interrogante, expone algunas realidades que vale la pena subrayar. De acuerdo con informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hoy, en los países en vías de desarrollo hay un déficit de más de siete millones de médicos, enfermeros y otros experimentados trabajadores de la salud. Cerca de la mitad de esta privación se localiza en el sudeste asiático; y otro cuarto, en el continente africano. Tal carencia de trabajadores sanitarios podría acrecentarse a unos 13 millones para el año 2035.

Según el analista, la respuesta a la interrogante planteada —al menos una salida parcial— puede encontrarse en el ejemplo de Cuba: mientras algunos países proveen ayuda financiera a países pobres, los cubanos han estado formando médicos nacionales y de otras naciones, los cuales han jugado trascendentales desempeños en el planeta.

La prevención siempre ha sido un precepto de la Medicina cubana. Con más médicos por habitante que cualquier otra parte del mundo, nuestra pequeña nación ha creado una nueva forma de relaciones internacionales: la diplomacia médica.

Sam resaltó que después del triunfo revolucionario de 1959, el país caribeño ha enviado miles de trabajadores de la salud —algunos de ellos con más de una misión internacionalista en su haber— a más de un centenar de naciones. Uno de los hitos más relevantes en estas labores ha sido el enfrentamiento a graves epidemias como cólera en Haití y ébola en el este de África.

Ya un editorial del diario norteamericano The New York Times había patentizado que «Cuba puede tener el papel más robusto entre las naciones del mundo que tratan de contener el virus (del Ébola). Su contribución es indudable y se ha ganado un prestigio internacional. Su ejemplo debe ser elogiado e imitado».

En solo siete meses, durante aquella ayuda humanitaria, los cubanos atendieron a cerca de 6 000 personas con ébola y consiguieron una mortalidad menor del 25 por ciento. De todos los doctores y trabajadores cubanos de la salud, solo uno fue infectado, el que se recuperó y regresó a la misión para concluirla.

Nos enorgullece que personas de otras partes del mundo, como el experimentado periodista estadounidense Sam Loewenberg, encuentren y divulguen al mundo los grandes logros que se alcanzan en esta pequeña Isla.

El final de su artículo resalta la formación de médicos de otras partes del mundo en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), donde no solo se pueden encontrar alumnos de América Latina que estudian la carrera de Medicina marcados por la ideología de la solidaridad, sino también los hay de África y de otras comunidades necesitadas del mundo, incluido el humilde barrio norteamericano de Brooklyn, en Nueva York.

Sam, en The Lancet, no pudo encontrar mejor título que el utilizado para coronar su texto hacedor de justicia: «Vale la pena el enfoque cubano de la medicina preventiva».

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hugo Nestor Pérez Aguilar dijo:

    Les escribo de mexico pidiendo ayuda para viajar a cuba a operarme del ojo derecho se desprendio la retina médio amo llevo no q perder la Vision del ojo derecho veo muy poco me dirigo por este médio al gobierno de cuba me ayuden com todo em operacion milagro em el hospital Ramon pando Ferrer me refiero cirugia tratamiento viaje redondo soy uma persona humilde no tenho recursos me dirigo al gobierno de cuba se raul castro y ministro relaciones esteriores de cuba de salud ayudenme se los pido de favor tenho todo lo q me hsn vecho em mexico pasaporte ta lo tengodonde me contacto com el gobierno de cuba les dejo mo correi hugonestorperezaguilar@hotmail.com

  • Artemen dijo:

    La formación de médicos y otros profesionales de la salud por parte de docentes cubanos no solo ha sido por la prestigiosa ELAM, Cuba ha fundado o ha contribuido significativamente en la fundación y desarrollo de escuelas y facultades en varias partes del mundo, Uganda, Guyana, Yemen, Gambia …, además del extraordinario programa nacional de formación de médicos integrales comunitarios en Venezuela.

  • luisito dijo:

    los reportajes son muy bueno creo que deben seguir haciendo estos trabajo politicos tan buenos

  • el médico dijo:

    Bajo el título Diplomacia Médica podrían escribirse incontables historias reales del actuar de nuestros profesionales de la salud en diferentes regiones de nuestro planeta. En algunos casos después de desatres naturales se han establecido relaciones diplomáticas y/o reabierto embajadas, como en Centroamérica y Asia. Con todos hemos compartido lo que tenemos , no los que nos sobra y en cambio hemos recibido el reconocimiento de los gobiernos, de las autoridades, y en especial de esos pueblos hermanos. Orgullosos nos sentimos también de las enfermeras, licenciados y médicos de otros países que se forman aqui, los que conviven y conocen las necesidades, virtudes y defectos del cubano y se apropian de nuestros principios, que luego constituyen los mejores divulagadores de la realidad cubana. Siempre recordaremos con sano orgullo los estudiantes y residentes de la Escuela Latinoamricana de la Salud que se presentaron en Haití tras el terremoto del 12 de enero del 2010 y fueron un influjo de oxigeno a la brigada médica cubana.

  • El Teje dijo:

    Uno de los elementos que más me llama la atención es el tema de la prevención de las enfermedades, el cual creo que es una de las causas fundamentales del problema, porque mientras la medicina siga ciendo un negocio y la salud una mercancía más en venta no es dificil darse cuenta que nunca podremos resolver el problema, el médico debe atender a pacientes y no a clientes, engatusandolos con estrategias de marquetin y epeculación. La atención médica gratuita debe ser un derecho de todo ser humano.

  • Viera Albuerne, médica de Cuba Socialista. dijo:

    Excelente artículo

  • Dra gina Cabrera dijo:

    «Vale la pena el enfoque cubano de la medicina preventiva».Exelente articulo, que a nadie le quepa duda que guiado por nuestro comandante FIDEL CASTRO RUZ, el enfoque de la medicina preventiva cubana es un ejemplo a imitar en el mundo, y podemos citar muchos ejemplos donde nosotros con nuestro actuar hemos puesto muy en alto los valores de nuestra medicina, es cierto que que tenemos muchas limitaciones de recursos y carecemos todo esto relacionado con el cruel bloqueo impuesto por mas de 50 años, y asi somos unico en el mundo.Muy claro y apoyo al comentario del Teje. Muchas gracias.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Julio César Hernández Perera

Julio César Hernández Perera

Médico cubano. Especialista de II Grado en Medicina Interna, Doctor en Ciencias Médicas, Profesor Titular.

Vea también