Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Venezuela: Por ahora

| 16

venezuela-elecciones-580x386

No hubo derrota popular más dura que el 27 de febrero de 1989. Al rebelarse contra el Paquete Económico del Fondo Monetario Internacional, millares fueron asesinados en las calles, sin que izquierda ni oficialidad patriótica pudieran coordinar esfuerzos para defenderlos.

Casi tan grave como la precedente fue la derrota del 4 de febrero de 1992. Ni masas ni izquierda lograron organizar movilizaciones en su apoyo; decenas de militares patrióticos perdieron vidas o carreras; el triunfo de la derecha parecía definitivo.

Por ahora.

No nos engañemos. La disputa por el poder político en Venezuela es sólo un medio para el control de la quinta parte de los hidrocarburos del planeta.

En esa lucha la oposición acaba de obtener 112 de 167 escaños en la Asamblea Nacional. Tres de ellos corresponden a representantes indígenas, a quienes el bolivarianismo concedió más derechos que cualquier otro gobierno. Son más de las 2/3 y las 3/5 partes que la Constitución exige para medidas de gravedad extrema. No corresponden a un crecimiento de la derecha, que en la elección presidencial de 2013 obtuvo 7.363.980 sufragios y ahora junta 7.707.322, apenas un 4,22% más. Se trata de una abstención del voto bolivariano ante la inacción del gobierno contra corruptos, acaparadores y especuladores.

En Los cuentos del Arañero narra Hugo Rafael Chávez que Fidel le dijo: “Mira, una conclusión que he sacado, tú dijiste en el discurso…”. Y peló por el discurso, el discurso mío lo tenía completico, y un resumen, y analizado por su propia letra, notas y números. Me dijo: “Tú dijiste en tu discurso una frase, una cifra, que hace diez años había en Venezuela seiscientos mil estudiantes universitarios, hoy hay dos millones cuatrocientos mil”. Eso es cierto, un crecimiento de cuatrocientos por ciento. Pero él tenía una lista larga de avances en educación, de salud, todo lo que hemos logrado, los avances sociales en estos diez años. Y me dijo: “He sacado una conclusión, Chávez. Ninguna Revolución que yo conozca, ni la cubana, logró tanto por su pueblo en lo social, sobre todo en tan poco tiempo como la Revolución Bolivariana”. ¿Saben cuál es la segunda? Así me lo dijo: “He concluido que ustedes no quieren sacarle provecho político a estos avances sociales”.

Como en tantas otras cosas, Fidel tenía razón. En Venezuela arrastramos una tremenda carencia de formación ideológica. No ha habido experiencias consistentes de escuelas de formación de cuadros. Se ha entregado al pueblo todo: atención médica gratuita, alimentos, medicinas y combustible subsidiados y 900.000 viviendas equipadas en los últimos años, 350.000 pensiones, millares de taxis nuevos, computadoras para los cursantes de educación Primaria y tablets para los estudiantes de Educación Superior, la cual es casi toda gratuita. Por falta de una campaña educativa, una parte del pueblo ha llegado a creer que todo eso cae del cielo, que no presupone un arduo trabajo ni hay que defenderlo, que podrá superarlo el primer demagogo neoliberal que cambie promesas por votos.

A la abstención del gobierno de combatir corruptos, especuladores y acaparadores correspondió la abstención del pueblo de votar.

Pero la ultraderecha trabaja incesantemente con sus errores a favor de la izquierda. Falta un año para las elecciones de gobernadores y Asambleas Legislativas de los estados.

Durante ese año escaso la derecha proseguirá su ininterrumpida acción de 17 años para la destrucción del poder bolivariano. Alegará que la derrota de los bolivarianos es plebiscito que debe obligar a la renuncia del Presidente; convocará contra éste un referendo revocatorio; destituirá vicepresidentes y ministros mediante votos de censura; negará la sanción para la Ley de Presupuesto y créditos adicionales; derogará la Ley habilitante y todas las que consagren beneficios sociales; negará la autorización para celebrar contratos de interés nacional; negará permiso para designar a los jefes de las misiones diplomáticas permanentes. Nombrará nuevos miembros del TSJ, nuevos rectores del CNE y nuevos fiscal general, contralor y defensor del pueblo, en cuanto venza el período de los actuales titulares o éstos sean destituidos con cualquier pretexto. Legislará la restitución a sus cargos con salarios caídos de la Nómina Mayor de PDVSA que intentó destruir la empresa. Dispondrá la reprivatización de todas las empresas estratégicas nacionalizadas. Intentará destituir al Presidente con recursos que no detallamos para no darle ideas.

Pero en el año que falta para las elecciones de gobernadores y Asambleas Legislativas estadales, la derecha puede ahuyentar todos los votos que ha obtenido con engaño aplicando de nuevo las medidas neoliberales que le quitaron el poder y que no puede dejar de aplicar. Continuará subiendo los precios hasta hacerlos incosteables, acaparando, desapareciendo bienes, especulando. Oportunas leyes anularán las prestaciones sociales de los trabajadores, consagrarán los despidos a capricho del patrón y restablecerán los créditos indexados, con intereses sobre los intereses. Otras normas liberarán precios, alquileres, y tasas de interés, aniquilarán progresivamente la educación gratuita, eliminaran subsidios, dispondrán el fin de las Misiones y reformularán el Presupuesto para reducir en más de la mitad el 61% del egreso público que hoy se dedica a inversión social. Leyes de amnistía devolverán la libertad a terroristas, corruptos, sicarios, delincuentes bancarios y paramilitares. La parapolítica impune pasará a ocupar un sitio normal en el cuadro institucional, lista para crear el cuadro de confrontación violenta que sirva de pretexto para una intervención foránea.

La falta de sanción para corruptos, especuladores y contrabandistas de extracción puede así acarrear la pérdida de Venezuela y la de América Latina ¡Qué cara, qué incomparablemente costosa nos está saliendo la impunidad de esos compañeritos!

Antes que preguntarnos qué planea la derecha, resolvamos qué deben hacer las fuerzas progresistas. Primero que todo: ejercer el derecho de veto presidencial contra leyes que destruyan derechos sociales o instituciones indispensables para la soberanía. Segundo: terminar con la impunidad de corruptos, acaparadores, especuladores y contrabandistas de extracción, sancionándolos en forma ejemplar e implacable, para probar al electorado que se abstuvo que no hay complicidad entre esos delincuentes y el gobierno. Tercero, reformar el aparato comunicacional que está en su poder para explicar de manera eficaz al pueblo el verdadero sentido y las ventajas del socialismo, y hacerle patente lo que el neoliberalismo le arrebatará. Cuarto, poner en pie de lucha movimientos sociales, sindicatos y otras organizaciones contra la venidera arremetida neoliberal, que se traducirá en despidos masivos, retiro de derechos laborales y de pensiones. Quinto, hacer valer la disposición constitucional que pauta que las conquistas sociales son irreversibles. Sexto, extremar las medidas policiales y de seguridad contra el paramilitarismo, que ya se perfila como el brazo armado del neoliberalismo. Séptimo, iniciar una profunda reestructuración del Partido Socialista Unido de Venezuela y de otras organizaciones del Polo Patriótico, para corregir fallas, ineficiencias, burocratismos y usos ventajistas del poder. Octavo, desechar radicalmente la idea de pactos o componendas “pragmáticas” con el empresariado y la derecha, en vista de los resultados catastróficos de la convivencia hasta ahora aplicada. Noveno, reforzar la formación ideológica de los militantes, y la del pueblo en general. Décimo: predicar con el más convincente de los argumentos: el ejemplo.

(Tomado de La pupila insomne)

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raul Sobrino (el sofista) dijo:

    El provecho político al que nuestro líder se refirió todavía hay tiempo para tomarlo; todavía no se le ha escapado de las manos al pueblo venezolano. Eso se traduciría en que el pueblo se hiciera dueño de todos los medios de difusión; de que el pueblo se hiciera dueño de todos los medios de producción; de que el pueblo se organizara en un solo partido político y sindicato de trabajadores. Y a todo eso se le puede hacer un llamado al pueblo con la convicción de que responderá a la altura de su momento histórico.

  • CARLOS BÁEZ PUIG dijo:

    ME HA GUSTADO MUCHO EL ARTÍCULO DE LUIS BRITTO HASTA AHORA NO HE VISTO ALGO IGUAL. NO OBSTANTE ME GUSTARÍA CONOCER LOS NOMBRES DE LOS LEGISLADORES ELECTOS DE CADA PARTIDO ESTO COMPLETARÍA MIS INQUITUDES

  • PANCRACIO dijo:

    Hace horas puse un comentario, no hay otro y no lo acaban de poder y siguen diciendo que lo recibieron ; pero no lo usan , no se pùede ser tan lento , siempre el enemigo aprobecha nuestra lentitud para decir primero.

  • Leonardo Mario Ferraro dijo:

    Y ¿qué están esperando las autoridades del país para empezar ese proceso?

  • PANCRACIO dijo:

    LOS SINBOLOS, EL CEREBRO Y LAS TRIPAS
    Se dicen siempre conceptos filosóficos y se citan dichos por los más grandes filósofos, para explicar algo tan simple como la vida misma, que no pasa de ser una casualidad individual que se repite con tal regularidad que pareciera que se da con facilidad natural y no es así.
    Los procesos sociales son leídos con la creencia de que se repiten con regularidad y son también una casualidad, como la vida en cualquiera de sus formas, no se ven como un vaivén irregular de cualquier curva en la que si no se mantiene el control se pierde el ritmo.
    Casi siempre tratamos de explicarnos lo que pasa de manera lineal en procesos de acción y reacción en una sola e invariable o irrevocable dirección y sentido unidimensional.
    Aterricemos, en Venezuela para salir de las generalizaciones y tratar de aproximarnos a una muestra que no es ni única ni excepcional, si queremos entender que paso y partimos de los cánones de la conducta humana más común y casi natural, veremos una primera y suprema verdad, “los pueblos son lentos para aprender”, y nadie escarmienta por cabeza ajena, dice un refrán popular que se cumple con carácter de ley.
    Así las cosas apareció allí un líder, de “La nada” que era esencialmente el hambre, la miseria, las calamidades, como consecuencia de una triste historia de traiciones abandono, abusos y toda una lista de desmanes que puede parecer infinita porque, para parar hay que parar o no se acaba nunca de numerar razones.
    Ese que se llamó Tribilín, llego a ser un caballo que partió al medio la historia en corto tiempo y de forma sorpresiva como un parto con fórceps o natural según el ángulo en que sepamos o queramos mirar. Pero en fin se logró salvar la criatura de un nacimiento prematuro y más que casual, causal luego de un rotundo fracaso que paró en seco lo que por un momento pareció el fin del caos. Pero el caos siguió hasta hoy, porque solo contarlo desde el amor, nos lleva a la aproximación del equilibrio del caos.
    Con gran trabajo político y de movilización se convirtió en el líder supremo que no tenía competencia, en un pueblo agotado de sufrir desde la impotencia y la frustración, que tenía que salir por alguna vía a un cambio que les volviera a la vida, en un vivir viviendo que debía ser rápido, porque ya habían esperado demasiado y el que espera desespera.
    Fueron muchos los cambios para bien, pero una inmensa mayoría que en muchos casos vio como caídos del cielo los logros de sus derechos naturales, en una tierra donde todo se conseguía pagándolo y lo que se paga no se agradece; agradecer es uno de los sentimientos más simbólicos en la formación humana, más que en lo ideológico va después de la maduración en cualquier proceso social, desde lo individual y mucho más tarde en lo colectivo y social, amén de las mezquindades morales que se arrastran muchas veces allí como un grillete de por vida.
    Si alguien quiere verlo más próximo a su pellejo, mire con ojo crítico y sano a su propia familia no se sorprenderá de cuan natural e inexplicable son estos mismos procesos a esa menor pero más representativa escala, en una institución en las que las casualidades tiene un grado mayor de concepción previa y un mínimo de improvisación de voluntades.
    Vi y escuché decir “NO ES NO” a muchos pobres, fieles a sus amos que le pagaban un salario mínimo obligados por el gobierno, pero nunca sabían explicar ese eslogan.
    Vi a Chaves contar como un día detuvo el convoy presidencial al paso por un puente donde al principio de la revolución vivían muchos mendigos y desvalidos que poco a poco fueron a refugiarse en la Misión “Negra Hipólita”, al interpelar allí a un vagabundo y proponerle llevarlo con el a un centro donde ya se atendían miles de personas en situación de calle, este hombre le dijo:_ no se preocupe comandante que ya yo sé vivir aquí y no hace falta que se ocupen de mi. Recuerdo con cuanta pena lo contó y como aquella respuesta llevaba un reflejó de ambivalencia.
    Un día, la vida me puso a repartir gaceñigas a niños venidos con hambre en los huesos, que por demás estoy aún seguro de que eran los seres más buenos del mundo, y allí aprendí en unos minutos, que cuando las tripas mandan el cerebro obedece y los símbolos se pueden ir “al carajo” aunque luego se avergüencen. Ponían una mano, para recibir el bolo que les tocaba en la merienda y al más mínimo pestañazo del repartidor, aparecía la otra mano vacía y la primera se escondía detrás del cuerpo para binar, ese era uno de los pocos pecados que nadie repudiaba, ni era sancionado, todos comprendíamos clarito.
    Luego de pasado el tiempo el pobre se olvida, y se siente clase media y al final como dice el poema de Benedetti, es medio de todo pero al final no es nada. Y aspira a más pero a un ritmo más rápido porque no soporta esperar.
    El rico no soporta ver que otros repartan lo que siempre le fue a su alcance y que a su modo repartió, o acaparó y especuló dando empleo esclavo.
    Explicaciones teóricas del sectarismo, división e incomprensiones son validas también y allí se dan con fuerza. Corrupción, descuido , abandono del deber y otros males mas o menos objetivos y subjetivos presentes en una amalgama del caos también se dan, pero ojo que eso se da en los dos bandos y en el de los malos con más fuerza y tradición clonada, heredada, o mal copiada y sin embargo ganaron.
    Hablar del desgaste del gobierno chavista es también poco menos que injusto , porque ellos cada día han hecho más por los mas y frente a una mitad que parecieran ser los menos, que se han convertido en esperanza temporal, y el supuesto desgaste solo será el punto de partida para salvarlo todo definitivamente o perderlo todo definitivamente, dolor por medio.
    Solo el tiempo, lo resuelve todo, pero con muchas penas de por medio, y quien puede olvidar el tiempo que paso. Pero la mente se nubla, se ven espejismos y todas las fuerzas oscuras siempre al acecho, ahí tienen un caldo de cultivo fértil para hacer cresen todo tipo de parásitos.
    Llevará tiempo recuperar lo perdido, sangre por medio, angustias y penas para retomar el curso del legado del “bachaco zurdo”.
    Quien puede creer en la posible reconciliación de la diestra venezolana, con la izquierda revolucionaria.
    Será que hay algún líder de la MUD, que sea capaz de conducir a casi la mitad de ese país a comprender que los ricos podrán seguir siendo ricos en una Venezuela radicalizada, que podrán seguir explotando al pueblo humilde, como en los últimos doscientos años, y viviendo por la libre sin necesitar la protección y el respaldo de sus amos históricos, y con millones de pobres a los pies de sus amos. Quien sabe de un nombre capaz de lograr un concilio ecuménico de ideologías opuestas, que se imbriquen con decencia para hacer crecer “su patria”. No creo que exista hoy ingenuo que pueda creer que o KIKE (el vampiro lácteo) o el GUILLE (el zorro viejo) o la (golondrina) MARY CORI. No lo hay ni lo va a haber, son lo que son y no tienen regreso. Y ni hablar de los saltadores de cercas Ismael García, Chúo Torrealba, Henry Falcón, Andrés Velázquez, Dinorah Figuera, Carlos Berrizbeitia, Salas Romer, Capriles Radonski, Julio Borges, José Albornoz o Simón Calzadilla, que saltan más que unos chivos con bisulfuro debajo del rabo.
    No hay metamorfosis posible, son tan anexionistas como aquel Narciso López, que allí nació y por aquí paso con el rabo de paja, rumbo al norte a entregar el alma y el cuerpo, ¡allá van!
    Como soñar con un cambio a la paz, cuando ellos son la corrupción, el terrorismo en todas las modalidades modernas y no tanto, cuando le están diciendo que el socialismo los va a aplastar si no se están tranquilos .Si ellos no son los que se juegan el pellejo, sino sus acólitos en todas las instancias y dentro de los estratos más pobres de la sociedad, que aún no han aprendido a ver en ellos el camino al caos y la guerra civil, en un país donde no ha habido una guerra de masas desde hace más de siglo y medio. Nadie busque mucha explicación no es tan complejo, el tiempo de Chávez no fue suficiente para el aprendizaje de un pueblo, que nunca antes fue enseñado a ver y los pueblos son lentos para aprender. Aún así un poco más de la mitad ya aprendió bastante, pero falta todavía un número muy grande que no va a aprender tan pronto, hay allí mucha plata rodando por debajo y eso es como la candela en un campo de caña, camina por debajo de la paja y brota por el centro del campo y solo con una contra candela bien dada a tiempo y desde la guardarraya correcta sé limita el fuego, aunque siempre se pierde caña.
    Una guerra civil allí no tienen muchos candidatos, pero en la periferia si y un poco más allá también, para eso se han estado preparando y tienen posicionados a los más interesados en romper con el legado de, el último mejor amigo, entre zorros, sinvergüenzas, hp y una masa de ignorantes mal guiados, con la participación de oportunistas corruptos de adentro, y otros que han salido temporalmente, en un país cosmopolita en grandes cifras, si hay líderes capaces de impulsar al caos a una masa, que es seguidora del camino al desorden y creerse que con el apoyo de afuera pueden complacer a la MUD y sus dueños, así ven ellos el camino a la solución definitiva, para sacarse de encima el socialismo incapaz de hacerlos progresar y cumplir su sueños de ser clase media y luego ricos por el mismo camino que han visto transitar a los que especulan pero dan empleo. La realidad, o se identifica a tiempo y se atiende o te sorprende y el mal es peor.
    No hay espacio para la conciliación, la guerra ya está declarada por los facinerosos, saboteadores, asesinos, fascistas y terroristas que son una misma lista que todos conocen. Unos los repudian y otros se les unen. Ellos no se resignan a esperar y acomodarse al vivir viviendo de la mayoría.
    Escoja los nombres que usted quiera y haga una lista y luego diga quién de los malos allí, va a relegar sus ambiciones de poder y perder su estatus.
    Eso no puede parar en nada bueno, o se radicaliza ya o nunca ese país se podrá gobernar en paz. Por otra parte, el fin de un conflicto allí será después de muchos miles de muertos, qué hasta hoy se han evitado con las misiones, las acciones revolucionarias y el pulseo maestro del líder y su legado seguido por Nicolás y los más leales.
    Se necesita seguir llenando el morral de amor, pero con mano de hierro para repartir las flores a quienes les toquen y el plomo a quien le toque sin muchos miramientos, porque ellos no han de creer en nadie a la hora de matar, como ya lo han hecho en los propios años de revolución en el poder, sin mirar al pasado pre revolucionario cuando los números de víctimas son horripilantes y poca gente los recuerda como debieran todos, aún con una gran deuda de justicia.
    No hay mal que por bien no venga, ahora será el momento de ver que hace la MUD, además de mugir que es lo único que han hecho en los últimos 17 años, porque van a intentar desmontarlo todo, pero se pueden confundir y no percibir que los que se abstuvieron, están insatisfechos con el gobierno de Nicolás, pero ni remotamente los quieren a ellos que son un bando de partidos, que ya alguna vez los vimos en desbandada a los que todos conocen bien y los que se cruzaron de bando están buscando presionar a los dos lados, porque en el fondo quieren más de lo que le han dicho que es de ellos, pero lo quieren caído del cielo , porque a decir verdad no son de los mas trabajadores y si de los mejor pagados a pesar de que el dinero no les alcanza por la inflación inducida que ni la MUD podrá atajar porque además es allí un mal endémico que ni Chavez logró frenar.
    La ecuación que ha funcionado es: Las tripas mandan al cerebro una señal y este filtra los símbolos que pueden instalarse temporalmente o para siempre.”DAN PENA AJENA”
    glsf-a

  • Cubano con la Revolución dijo:

    Así es como hay que actuar, con firmeza y sin paternalismo. No se puede ser tan iluso, el igualitarismo, además de injusto con el que trabaja y lo da todo, cava la tumba del socialismo e impide el nacimiento del hombre nuevo.

  • Luis dijo:

    que ingratos los representantes indigenas!
    con razon maduro dijo que podia hacer ms casas pero probablemente no las haria porque les pidio apoyo y no se lo dieron

    • Raul Sobrino (el sofista) dijo:

      fue un muy grave error el haberse entrometido en la cultura de los indios. Y ponerse a ofrecerles casas modernas, vehiculos motorizados, rifles, alfabetizacion, libros y computadoras con internet satelital, eso fue una muy grosera intervención e injerencia en su cultura, lo que contamino a los jovenes, los que empesaron a preferir las pituzas a los tradicionales taparabos, asi como la musica de las sociedades enfermas a sus bailes y cantos generacionales. Eso los ancianos tribiales no se lo perdonaron a quienes les quitaron la paz de su cultura.

  • eadon dijo:

    El preclaro periodista venezolano Luis Britto Garcia ha escogido el pais idoneo para emitir su alerta sobre los peligros que se ciernen sobre la Revolucion Bolivariana con pasos concretos de accion y un llamado a dirigir con “el ejemplo”.
    Hago este comentario porque tengo la firme conviccion de que el Presidente Nicolas Maduro y el equipo de hombres y mujeres consecuentes con sus ideales que le acompanan sabran hacer lo correcto en el momento correcto sobre todo si cuentan con el apoyo y orientacion de quienes saben crecerse en los momentos de mayor peligro.

  • PANCRACIO dijo:

    “DE SUAVE NADA”
    Muchas veces, nos montamos sobre una denominación que nos regala cualquier cabeza mala, que nombra hechos y acontecimientos que tienen alcance infinito e impredecible, “GOLPE SUAVE”,¿ quien le puso ese nombre? a una perreta estérica y asesina, que nace en el imperio como fórmula para evitarse los muertos ellos y que otros sean los que llenen las fosas comunes si es necesario , para eso ellos son capaces hasta de donar las maquinas sepultadoras, que producen silencio temporal porque esos muertos que ellos van enterrando en todas partes del mundo, hasta sus propios muertos que con frecuencia, se preguntan bajo los tiros ¿y yo que hago aquí?, esos muertos retoñan en el tiempo algunas veces a miles de kilómetros de ellos, o en su propio territorio, porque bueno, es lo bueno pero en el tiempo es ya demasiado. Casi hay la misma cantidad de seres sobre la tierra, que los que las guerras ninguna imprescindible, han llevado bajo la tierra o se han secado al sol, porque nadie se ha ocupado de enterrarlos y mucho menos de honrarlos, aún cuando la mayoría se merece la gloria. Nicolás, corrigió el error y le puso “GOLPE CONTINUADO”, porque¿ cómo va a ser suave si corre aún la sangre por las calles del país?, lloran las madres , lloran los hijos , lloran todos los de dos bandos que no existen en la génesis humana sino que los ha fabricado la pobreza y la opulencia alimentada desde afuera , hagan las listas de los muertos en el tiempo y verán de que cama se levantó cada cual el día de su muerte, verán la pobreza en la alfombra sobre la que pisaron el día de su muerte, en un país donde los que especulan son los que dan empleo , y a los que emplean los usan para hacer la guerra , poniendo el pellejo . En esas listas no hay Zuloaga, Capriles, Ramos Ayud, Ledesma. Ninguno otro de los que tienen grandes sumas allí, o ya protegidas fuera del país solo dispuestos a ponerlas detrás los miserables, ninguno de ellos con nombre ni liderazgo, porque son solo la mano encapuchada de todos los nombres que desde hace mas de 2000 años allí fueron llegando y erigiéndose sobre la pobreza de un pueblo humilde y cosmopolita, donde el lema de Chávez de vivir viviendo nunca lo aplicaron, por eso Julio Borges, la Mari Cory y los muchos bacalaos que les rodean solo quieren ver como mueren miles, para ellos tener menos a quienes mirar en un supuesto futuro, luego de un golpe a sangre y fuego, que poco a poco querrán ir imponiendo

  • PANCRACIO dijo:

    “¡¿QUIEN VOTO POR LA MUD?!”

    En un mundo cada vez más pequeño, con todo al alcance de las altas y veloces tecnologías de la información y la desinformación, en tantos sentidos como los de la vieja rosa náutica, vista esta en tercera dimensión, donde el capital desesperado, anda en caos por el mundo corrompiendo almas y cuerpos, que en la desbandada por el temor a llegar tarde a este nuevo reparto del mundo por la guerra tecnológica de cuarta generación, nadie que respire profundo aún, quiere ser la próxima víctima, pero el asesino está al acecho en cada esquina.
    En una América que se integra rápidamente, aún con algunos súbditos del imperio que se resisten a la fuerza de la historia y se resisten a entregar el mango del sartén.
    En un país, donde el voto fue siempre interés de una minoría, y privilegio de una parte de la población; fueron logros progresivos, el voto de las mujeres, de los indios, los asimilados de varias razas y etnias, consideradas marginales, desclasadas, e invisivilizadas siendo mayoría. Donde los inmigrantes de los más diversos lugares de la tierra, son testigos de la democracia creciente que día a día se reproduce, en contraposición a lo que cada uno de ellos dejó en sus tierras, por alguna razón casi siempre económica, imbricada con algún sentimiento de rechazo político, marcados por diferencias ideológicas, con lo insoportable de sus situaciones autóctonas de desventaja o incredulidad, y donde por una razón u otra ellos perdieron la esperanza de prosperidad y arrancaron a correr mundo para mejorar. Allí en Venezuela, se han visto acogidos, reconocidos, asimilados y muchos ya nacionalizados.

    ¿Quienes votan por la oposición hoy, y por qué?

    Los ricos, que en número importante no han querido desprenderse de la teta que aún logran chupar, con la esperanza de que les sea eterna, ese siempre fue su sueño mayor, considérese que ellos en la inmigración no gozan de privilegios especiales y la plata no les rinde igual. Algunos con vestigios o vestiduras de patriotas, otros al descaro como los banqueros que van y vienen por el mundo con la plata de su pueblo en sus morrales, hasta tanto resistan porque les convenga el juego al escondido, o se lo permitan. Estos son los dueños además de la mayor parte de los medios de comunicación, y aunque cada día con más dificultad, por la participación contraria de los medios públicos que ha establecido la revolución bolivariana, hacen estrago en una parte importante de la opinión y el pensamiento humano. Muchos como dueños también del gran capital industrial con alto grado de concentración en pocas familias de abolengo pre chavista, que poseen mucho poder en el mercado interno, desde la producción hasta la distribución y venta mayorista de alimentos y bienes de consumo en el mercado de toda la geografía venezolana.
    Una clase media muy alta, que sueña aún con mantener su estatus como patrones, funcionarios, encargados, o administradores (economistas) de grandes negocios, burócratas de altura, profesionales de alcurnia, todos desde posiciones ventajosas incluso en instituciones del estado a todos los niveles, desde donde pueden mover las manos con impunidad temporal.
    Una clase media que no es dueña de nada, pero disfruta los beneficios que les ofrecen la tutela del gran capital y los que ahora ofrece el estado aún ingenuo, que no tiene todos los mecanismos de control para limitar la chupadera.
    La clase media baja, que es soporte de las clases más altas, aspirando siempre a crecer a cualquier costo, porque es la que en sus instalaciones y con la financiación de la alta clase capitalista, y desde posiciones de ventaja económica, mueven un volumen muy importante de recursos económicos y son por acumulación histórica, los portadores de la memoria corporativa de la economía del país y sin haber sido proletariado, han sido los sostenedores del gran capital por la explotación de las grandes masas de empleados , campesinos y obreros, siempre montados en el sueño de llegar a ser lo más pronto posible por cualquier medio, miembros de esa alta burguesía que odia a los de abajo, aun cuando los usa en su empeño de sumar números, aunque les aborrezca esa mezcla hasta en las fechas electorales, porque a la “chusma” solo para eso la usan, porque son los únicos capaces de crear disturbios y chocar sin pensar en que tienen que perder. Los ricos y otros menos ricos, los movilizan y acompañan a través de los medios de comunicación y les pagan no tan a escondidas, con billetes llegados de muchas partes y hasta de su propio sudor nunca antes remunerado, para seguirlos empleando como fuerza de choque.
    En un país que se ha sostenido desde hace más de un siglo, sobre la base de la renta petrolera que siempre fue alta, donde todos se sienten dueños de un pozo de petróleo, pero pocos lo saben administrar, donde las inversiones históricas en el sector público de servicios sociales, industrial y la agricultura han sido minoritarias hasta que llegó “TRIBILIN” al poder.
    Los que tienen calificación profesional se refugiaron históricamente en las estructuras de poder que enriquecían a muchos, muy rápido o bajo la tutela de las grandes empresas de servicio e industrias privadas o públicas. (Respetando las honrosas excepciones que allí son minoría bien identificada a la vista pública).
    Los comerciantes y dueños de medianos y pequeños negocios, participando a la vez de la inflación que establece el gran capital, que maniobra permanentemente en la especulación de bienes y capital dentro y fuera del país.
    En las pequeñas empresas y cooperativas que funcionan desde el gran capital, se agrupan, aún en número importante encargados ( Representante del dueño), personal administrativo, (casi siempre el de más calificación) y empleados u obreros según el perfil y el objeto social de cada entidad, en número entre los cinco y los doscientos, en dependencia de la ubicación en el país, considerando que algunos negocios funcionan como pequeños o medianos por su diseminación en el vasto territorio de todo el país; todos estos bajo la relativa tutela de quienes por mucho tiempo han sido sus empleadores, pero ellos no han aprendido a identificarlos como sus explotadores y les siguen ideológicamente, sumándose con fe casi ciega a los que en párrafos anteriores identifico como los que votan por Capriles y venden su alma al diablo por mantener su estatus anterior al chavismo, todo el tiempo que sea posible, al precio que les cueste. Así es como a pesar de ser minoría aún son muchos, porque cuentan temporalmente con un número grande de fuerzas que se dejan arrastrar, aunque no debemos considerarlos arrastrados porque son la consecuencia de un proceso histórico, que ha ido cambiando con prisa y sin pausa, para bien por la transformación de la mayoría, mostrando su fuerza creciente en los últimos años, donde siempre se ha impuesto la razón de los pobres.
    No faltan por haber de todo, quienes por ingenuos, holgazanes, apáticos, e ignorantes de las consecuencias que por su actitud paga el pueblo, no salen a votar, pero en cada evento son menos, aunque hoy las cifras no son despreciables. Y para colmo de haberes, desde dentro pueden verse, los que desde los dos bandos votan por la oposición, para obligar al gobierno a forzar la marcha en los beneficios al pueblo, que es el carro en que ellos van, ganando mejoras y así se sienten beneficiados en poco tiempo por lo que pudiera pasar en el futuro, en la creencia de un chavismo temporal.

    Así las cosa, allí todos saben que el final de la oposición que ahora se llama Capriles, hace mucho que es solo historia, porque hay muchas razones para que a pesar de posibles errores casi siempre locales, porque esa sociedad siempre ha reaccionado en lo inmediato según las soluciones a las necesidades fundamentales de la población a esas instancias por los gobiernos de turno, y por la dependencia económica de muchos empleados y obreros de sus “Patrones” históricos, entre los que la conciencia del papel que deben jugar en la decisión del futuro por el bien de todos, es aún una aspiración por alcanzar. Esta situación también cambia gradualmente con el despertar de las clases explotadas, que aunque parezca tardío es ya una realidad sin regreso y es al mismo tiempo la base de sustentabilidad del proceso progresivo, llámese como se llame en el tiempo.

    Por Capriles: ¿Quiénes votaran otra vez?

    En un próximo período, siguiendo el legado del líder histórico del Bolivarianismo, con su morral a cuestas en esa obra que tiene una inmensa lista de precursores, próceres, iniciadores y muchos buenos continuadores en la fe de hacer cada día una obra mejor, que atraiga no como votantes ciegos a cambio de nada a los humildes, sino como ejecutores conscientes de su obra, a los millones que aún votan a favor del engaño. La gente no se deja engañar todo el tiempo, y mucho menos en cifras tan altas, cuando la verdad se abre paso entre las mentiras e impone la razón sobre el fanatismo, la ignorancia, o la mala fe.
    La oposición se desvanece en el tiempo, cuando en el pequeño espacio que es El estado MIRANDA, el pueblo puede comparar la verdad de un lado y la mentira del otro, donde una gran masa de escuálidos facinerosos mantienen el control de un gobierno territorial, que oprime a una mayoría pobre a base del engaño, el soborno de todo tipo, impuesto desde la posición de los ricos y los mercaderes del alma, frente a un pueblo que despierta y no vuelve a dormir.
    Nadie querrá el morral de los abusadores, los ladrones, fascistas, opresores, explotadores del pueblo, y mucho menos el de los especuladores.
    Todos veremos pasar en el tiempo el cadáver político de cada uno de esos especímenes, que son el pasado y más temprano que tarde con mucha lucha, ésos diablos serán la prehistoria de un gran pueblo.
    Hay ahora un trecho por andar en el que habrán de forzar el paso, y avanzar definitivamente sobre el plano del no retorno, que será la posición en la que la caprilada se verá rendida, y aunque desde el pataleo no les quedará más remedio que ser la oposición, pero a partir de ahí sin más posibilidades que la extinción gradual en la medida en que sus acólitos se acomoden como las cerillas en su caja, y cada uno ocupe su lugar en la patria o fuera de ella, como parte del pulseo al que han obligado al pueblo para defenderse, en el que los pobres suelen alar más, por la acumulación de fuerzas de la razón.
    Cada día serán menos los ricos, los chupadores, los comprados, los engañados, los incrédulos, los confundidos, y así crecerá la cifra de los ya triunfadores.
    ¿Quién sabe, cómo se llamará el próximo candidato a la derrota?, que quizás sea el último en aspirar antes de la desbandada política, porque verán cómo sus sueños de regreso al pasado languidecen desde la escualidez mas paupérrima, serán la prehistoria política de ese pueblo llano que crece en su marcha, con el Chofer hoy al frente, y ¿quién sabe mañana? si un minero, un petrolero, o una de sus millones de mujeres, que en lugar de Miss. Universo sea electa presidenta del pueblo, para que ese pueblo se parezca más a su tiempo.

    GUILLERMO L SANABRIA F-A

  • PANCRACIO dijo:

    “¿QUE ES GOBERNAR EN VENEZUELA?”
    Gobernar en Venezuela es , tener en cuenta que hay un país lleno de gente venidas de todas partes , casi ninguno trajo en el equipaje dinero ni para un mes, sino que fueron llegando allí en el tiempo, con una mano delante y otra atrás, unos a trabajar otros a traficar, robar, especular, espiar, conseguir dinero fácil y así crecer sobre la base de la rentabilidad extrema de ese país, a partir del petróleo que brota a borbotones, de esa forma el juego, el vicio, la corrupción, y cuanta aberración sea posible, con la participación o tolerancia histórica de funcionarios y políticos.
    Así las cosas, pasó el tiempo y creció toda esa deformación, allí los medios de comunicación han participado siempre en la distorsión de los valores más sanos de la sociedad, porque son propiedad de los que más plata han reunido por los caminos del buen vivir, sin mirar los daños colaterales que no son saldo de la guerra moderna, y aún cuando hoy parece lo último en participación política, salvo poquísimas excepciones en ese país, los lideres y dueños fueron siempre los mismos bandidos, socios de los banqueros, los mánager del petróleo y las pocas industrias autóctonas.
    Quienes leen la prensa, y se enternecen con la malísima televisión que se ve allí, así como quienes asisten a espectáculos culturales siempre pagando muy caro; así como el aprender que incluye el selecto “Opus′ dei”, también tiene derecho al voto.
    Si quieres saber quiénes votan porque ya se han nacionalizado, o influyen sobre la mente de los que van a votar sin estar todo lo claro que deben, para hacerlo consientes de que el destino del pueblo está en sus manos, lee la tablita que sigue más abajo.
    Las listas de los inmigrantes extranjeros para los que también se gobierna allí, son muy interesantes:
    Colombia más de 4 200 000
    España más de 1 300 000
    Italia más de 1 000 000
    Portugal más de 1 000 000
    Los demás son el complemento, en una gama de más de 50 países donde los Cubanos de siempre, alcanzan la posición número 11 con más o menos 20 000. El total de busca vida, anda por los aproximadamente 8 000 000 de todos los orígenes y tendencias políticas, deben ser un cuarto de los que allí buscan alimento cada día y una buena parte de los que los distribuyen, especulan, desvían y acaparan, pero no los producen, poniendo en jaque al gobierno.
    Curiosidades, allí son por su ubicación social, su fuerza de opinión con sistema de organizaciones sociales de sus nacionalidades, en clubes, escuelas, sectores laborales y tendencias políticas, y para completar la democracia, hasta con periódicos que se emiten en sus idiomas originales, en muchos caso son segmentos poderosos por sus cifras y posición económica, que es la más disímil .
    Casi todos a pesar de los pesares, compran en grandes mercados pero van a Mercal, o Pedeval como el primero, porque sin duda allí hay de casi todo y siempre más barato, a eso nadie se resiste, van a los Centros de Diagnóstico Integral y los de alta tecnología, se atienden como el primero con la discreción que les impone el purito de ser de la “high life”.
    Venga Dios y vea cuán complejo es gobernar en ese inmenso país, donde los pueblos originarios reciben un estipendio igual al salario mínimo, por su merecida condición de ser oriundos naturales, y luego trabajan en lo que quieran o en nada, y usan los beneficios públicos en todo el país, y al final eligen a un Gobernador que no se ocupa de rehabilitar el hospital donde deben atenderse en mayoría, y por ser de la oposición al Gobierno Central, rehúsa coordinar con las instituciones estatales para mejorar la atención de sus congéneres étnicos,
    ¡Qué difícil entender!
    Esos grandes números de la tablita anterior , dejan ver a las claras cuanto tiene que hacer el gobierno, para movilizar a su favor con el desgaste político que implica la permanencia prolongada en el tiempo del chavismo en ese contexto ,donde el que no vota, es muchas veces el patrón del alma y el cuerpo de muchos cientos y hasta miles en algunos casos, donde las fuerzas sindicales y sociales, muchas corruptas y agotadas políticamente conviven en total tolerancia y filiación política, que permiten o promueven las peores aberraciones de los líderes sindicales , y a veces con la impotencia o inacción de las fuerzas revolucionarias por disímiles causas, las estructuras políticas y gubernamentales no les llegan con su acción .
    Las fuerzas más poderosas para actuar además del pueblo pobre, con esa mezcla cosmopolita incluida, son los militares y los jóvenes que son también mayoría en el país, muchos aún sin edad para votar, pero si para participar en las tareas y misiones revolucionarias, pero sin las experiencias acumuladas que le permitan defender en lo teórico y lograr influenciar en los medios, para movilizar a la mayoría. Será un proceso prolongado la lucha por imponer la verdad revolucionaria, a base de la solución de los intereses del vivir viviendo, que el líder histórico del pueblo identificó como la meta suprema, para que el pueblo llano viva en relativo equilibrio con el resto de la sociedad, que allí nunca será pueblo llano y estará siempre tirando de la cuerda a su favor a cualquier costo, excepto el de sus vidas, porque lo que sí está claro es que ellos personalmente no le tiran un hollejo a un chino, aunque son capaces de movilizar a cualquier facineroso asesino como ya lo han hecho, y ahora comenzarán a pagar largas penas los útiles de siempre, que dan la cara y pagan con su pellejo, por los “CAPRI de la MUD”, que ahora andan paseándose por el mundo con la plata de sus acólitos, y tomando distancia de los asesinos, como siempre han da hacer.
    Tienen que gobernar allí los chavistas, sobre la base de la unidad, la humildad, la dignidad, y todos los valores que Chávez les dejó en su morral, que son bastante y alcanzan para todos los que se dispongan a cargarlo, solo así lograran mantener a raya a los que más que adversarios, allí son enemigos dentro de la casa, que sin valores salvados, luchan en una rapiña miserable, no por repartir sino para repartirse, todo lo que sus tentáculos alcancen.
    Desde fuera, siempre hay algún personaje de cualquier origen, dispuesto a meterle ruidos al sistema en el vecindario, para cumplir con la tarea histórica de los sirvientes del imperio. Los nombres, pónselos tú al leer, para que me ayudes a hacer esto más corto.
    Un nuevo modo de gobernar en revolución, para seguir saliendo cada día del infierno de donde TRIBILIN los sacó y andar con el busetero por el camino que EL ARAÑERO les balizó ¡HASTA LA GLORIA DE LA VICTORIA!.

  • PANCRACIO dijo:

    Santos es un sinvergüenza, en Venezuela hay 4 200 000 colombianos la mayoría pobres, “que mal les debe ir”, son la mayor parte de la diáspora de ese país en el exterior, y solo 37 000 venezolanos viven en Colombia, una buena parte son los que se ha ido llevándose la plata robada pa ponerla a buen recaudo. Santos está preocupado porque algún día quieran regresar y quiere a la OTAN para que los aguante, en las fronteras. Otro tanto debe pasar con Ecuador y Panamá, como se diría en Colombia, es una idea “verraca”

  • PANCRACIO dijo:

    ¿Suave de qué?
    Como se llama el que después de un golpe que nunca podrá ser suave, hoy no existe en Venezuela alguien en quien se pueda creer desde dentro o desde fuera con un programa para hacerle mejor la vida a la mayoría , eso si allí nadie se la cala, aunque hay mucha gente humilde que ve sobre su cabeza una nebulosa y no logran distinguir en el horizonte , todo lo que puede venirles si luego de mucha sangre en las calles con muchas madres si hijos , hijos sin padres y cuanta gente tenga que morir con la metralla caída desde aviones cargados por fascistas, que descarguen su vomito sin listas de a quienes llegar con un mensaje de muerte de los que aspiran al dominio del oro negro.
    No hay tiempo que perder, se deben seguir movilizando y uniendo las fuerzas que solo imponiéndose con mucha inteligencia, justicia y todos los recursos que se deban aplicar para mantener al chavismo en el poder, que es aún más que sostener a NICOLAS en el poder, porque los hombres son un tránsito en el tiempo que siempre es menos duradero que las ideas a salvar, aunque al “TORO”, no podrán sacarlo del camino, porque es el espíritu del GIGANTE, reencarnado en el cuerpo de otro Titán forjado en la lucha a la sombra de sus ideas, logrando interpretar , reimpulsar y enriquecer las muchas causas que se reflejan en las misiones que se ocupan de todos desde hace ya el tiempo suficiente como para que el más lento para aprender se graduara al menos de la misión Rivas aprendiendo a leer y escribir, que ya es algo para continuar apoyando al sistema que los salvara de la esclavitud moderna de la tercerización y otros flagelos en todas las esferas de la vida donde CHAVEZ los encontró, hace ya tiempo suficiente para saber quién es quién con más comida o menos comida, con papel Toadle y falte lo que falte, lo que no le faltará a la mayoría será la dignidad, porque ya se encontraron con ella en el camino que “TRIBILIN EL GRANDE“ les mostró y se lo dejó como legado en su morral y no precisamente en el camino llano a la orilla del Guaire, sino en la pata del cerro en toda la patria desde lo más alto del Ávila o los Andes irán subiendo con calor, con frio, con hambre o a como den lugar los asesinos, para preservar la paz aunque sea a sangre y fuego si los obligan algún día ,¡que dios no lo quiera!.
    Allí estaremos juntos.

  • Elio Antonio dijo:

    Hola:-)

    Una exquisita lección de política es este artículo y sus comentarios. Ojala hasta nosotros los cubanos aprendamos.

    Saludos;-)
    http://elioantonio.cubava.cu/

  • cruz dijo:

    Soberbias reflexiones de Pancracio, ojalá los dirigentes bolivarianos las lean. Ninguna revolución pacífica sobrevivió para hacer el cuento dejando los medios de producción y distribución así como los medios de comunicación en manos de la burguesía. Y en nuestro país saquemos nuestras propias conclusiones, “el que tenga ojos que vea y el que tenga oidos que escuche”, no pequemos de ingenuos tampoco. El imperialismo nunca actuará de buena fé.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Britto García

Luis Britto García

Narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante, explorador submarino, autor de más de 60 títulos. En narrativa destacan “Rajatabla” (Premio Casa de las Américas 1970) y “Abrapalabra” (Premio Casa de las Américas 1969).

Vea también