Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Los Puentes de Madison

En este artículo: Cine, Cultura, Estados Unidos, Sociedad
| 4

los-puentes-de-madiso04

Esta película, Los Puentes de Madison, se rodó en 1995, pero la acción se desarrolla en 1965. Está basada en la novela homonima de  Robert James Waller, escritor norteamericano. Busquemos algunas pistas para comprenderé mejor el filme. La protagonista, interpretada por Meryl Streep, es una mujer de origen italiano que vive en Iowa (Estados Unidos), esto es producto de que durante la segunda guerra mundial, el ejército norteamericano combatió en Italia. Al fin de la guerra, en 1945 algunos jóvenes soldados conocieron jóvenes italianas, de donde surgieron uniones que a veces terminaban en matrimonio. En todo caso se trataba de salir de Italia, un país destruido por la guerra, para ir a vivir a los Estados Unidos.

Es en estas circunstancias que Meryl Streep llega al Estado de Iwoa (zona de riqueza agropecuaria), y se adapta al modo de vida de una mujer solitaria. Sin embargo, por actuación, esta prodigiosa actriz, siempre deja la huella de que no es norteamericana, su gesticulación, su forma de caminar, y algunos aspectos de su sicología.

Su marido, ahora un hombre maduro, que la amó sin dudas cuando la trajo a los Estados Unidos, es un granjero algo próspero, pero en el campo al fin, es un buen padre de familia, con una esposa modelo. La vida en la granja es algo tediosa, pero el tiempo va pasando, la joven se va convirtiendo en una adulta a la que le queda ya poco de su juventud.

El filme comienza cuando el granjero Jim prepara unos ejemplares de ganado para mostrarlos en una Feria, saldrá de la casa por unos días, pero Francesca se queda en un ambiente confortable y campesino.

Franccesca (Meryl Streep) se encuentra atendiendo su pequeño jardín cuando un hombre para ella extraño (Clint Eastwood actor y director del filme) llega en una camioneta y le pregunta cómo llegar a los Puentes de Madison. La pregunta resulta curiosa,  pues para los lugareños se trata de unos puentes ordinarios. Ella le indica cómo llegar y como le sobra el tiempo se ofrece para acompañarlo.

El forastero es un fotógrafo que está haciendo un reportaje para la National Geographic Magazine, una publicación famosa sobre todo por las extraordinarias fotografías.

Después de visitar los Puentes y hacer las fotos, él la devuelve a su casa y se marcha, pero aquí comienza una de las más delicadas obras que sobre el amor, prohibido en este caso, han sido vistas en el cine.

La selección de la protagonista, la actriz Meryl Streep, considerada ya en ese momento una de las mejores actrices del cine, encarna aquí el difícil rol de una mujer en sus condiciones.

Lo que sigue a continuación en la trama puede ser previsible, pero la puesta en escena muy cuidadosa nos muestra poco a poco el desarrollo lento, suave y repentino que da al filme el director, y una vez más, la actriz convierte una relación amorosa frustrada, que pudiera ser banal, en una experiencia llena de humanidad y matices.

Ella va a estar sola durante cuatro días, después regresará el marido y volverá la rutina diaria, mientras el fotógrafo buscará nuevos horizontes. Pero el romance adopta otra perspectiva y se desarrolla con gran intensidad.

El propio complejo de culpa que la protagonista experimenta la hace sentirse atrapada por la realidad, mientras que él, un hombre solitario que cultiva la belleza (la fotografía artística), cree haber encontrado en esta mujer una belleza y una particularidad emocional prodigiosas que podrían llegar a ser el amor de su vida.

En medio de escenas de amor llenas de ternura, se evidencia en la pareja la necesidad que tiene el uno del otro. La soledad de una mujer casada en un país que no es el suyo, y el aislamiento de un hombre que por su trabajo acostumbra a relaciones fugaces. En este caso, tienen sólo cuatro días que para ellos pareció un  instante.

El granjero regresa feliz por haber ganado un Premio en la Feria y se produce el desenlace, como en toda la película, el estilo es tierno y  convincente. El granjero va de compras con su mujer al pueblo, cae una fina llovizna y a través del cristal del vehículo ella descubre que el fotógrafo Robert Kincaid (Clint Eastwood), conduce su camioneta justo detrás de ellos, hace señales de luces, ella, intenta abrir la puerta, sujeta con sus manos la puerta como si detuviera la libertad, no se decide, la camioneta del fotógrafo Kincaid sigue de largo en medio de la llovizna, ella queda sola en el auto familiar. Fin de la historia de amor.

Pero se trata de una obra mucho más compleja. Elipsis. Pasa el tiempo. Francessca está en labores cotidianas cuando el correo le lleva una caja enviada a su nombre. El paquete contiene las fotografías de los Puentes de Madison y una carta de despedida. Robert  Kindcaid ha muerto. Cuando termina de leer la carta Francesca comprende que este fotógrafo efímero no le mentía, y comienza a dudar, cree haber perdido la oportunidad de amar y ser amada.

Este final es para las grandes actrices, sólo Meryl Streep podía evidenciar el complejo de emociones que experimentó la protagonista. Sobre Clint Eastwood podemos decir que se consolida como uno de los más interesantes directores y actores del cine norteamericano.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Leonora dijo:

    Bella pelicula, espectacular!, una de mis favoritas junto con Lo que el viento se llevó

  • Anar dijo:

    magnífica película y las actuaciones ni hablar, la he visto dos veces, siempre vale la pena retomarla

  • amaranta dijo:

    Primero leí la novela y después vi la película, cuando leí el libro inmediatamente pasó a ser una de mis novelas preferidas, la carta incluso la copié (fue hace muchos años) y la película, aunque había perdido el encanto del descubrimiento de la historia, me pareció genial, coincido que nadie como Meryl Streep para ese personaje.

    • el niño dijo:

      amaranta no seas tan egoista, si tienes la carta y la copiaste reproducela en Cubadebate para los que no se acuerdan.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Torres

Miguel Torres

Miguel Torres, reconocido director de Cine y de televisión cubano, fue un connotado realizador del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Ha sido profesor de la Escuela de Cine y de Televisión, tiene en su haber varios largometrajes y decenas de documentales.

Vea también